7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
requintamiento s. (1846-)
requintamiento
Etim. Derivado de requintar1 y -miento.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'falta de sencillez y de naturalidad en la elaboración o en la representación de una obra', en 1896, en el artículo titulado "La ciudad y la aldea", publicado en el diario El Guadalete (Jerez de la Frontera). Como 'exceso de entrenamiento, que causa falta de agilidad y el agarrotamiento de los músculos' se atestigua en 1922, en una crónica sobre peleas de gallos de la Gaceta de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife). Con la acepción 'sujeción con que se inmoviliza al rival' se registra en 1943, en un artículo sobre lucha canaria con el título "A mano metida", escrita por E. Rivero en 1943 (texto recuperado en La Gaceta de Canarias (Santa Cruz de Tenerife) en 1999). Como 'aumento excesivo [de los precios]' se documenta en 1978, en el Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife). Como sinónimo de enfado (es decir, con la acepción 'sentimiento que causa ira, disgusto o mala disposición contra alguien o contra algo, que surge generalmente como resultado de una acción inoportuna, molesta o perjudicial') se documenta en 1999, en un artículo de J. A. Alemán publicado en Anarda siglo XXI: Revista de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria).

Como 'el acto y el efecto de requintar y requintarse', se consigna en el Diccionario de nacional de Domínguez (1846).

  1. s. m. Falta de sencillez y de naturalidad en la elaboración o en la representación de una obra.
    docs. (1896-1994) 5 ejemplos:
    • 1896 Anónimo (G. F. de la R.) "Ciudad y aldea" [31-05-1896] El Guadalete (Jerez de la Frontera) Esp (HD)
      Líbreme Dios de querer establecer incompatibilidades entre el honesto disfrute de los breves goces de la vida, y el cumplimiento de los preceptos religiosos: pero —y este pero si que es delicado, como que recuerda aquella funesta manzana que nos hizo perder las dichas del Paraíso— necesario es convenir en que las costumbres del gran mundo, las exigencias del buen tono, los requintamientos del gusto, el prurito de la distinción y la elegancia, pueden llevar á limites por todo extremo peligrosos.
    • 1948 Risco, V. "Lírica gallega" [01-08-1948] Cuadernos Hispanoamericanos (Madrid) Esp (HD)
      La poesía medioeval gallega es sin duda, una lírica cortesana, sabia y refinada, pero no conocemos otra más antigua, ni poseemos nada realmente bárbaro. Y, con todo, hay en la de los Cancioneros, a pesar de su "requintamiento", cierto balbuceo ingenuo que nos ilusiona.
    • 1954 Montesinos, J. F. "Introducción" p. LXI Primavera Esp (BD)
      No sólo este revivir maneras de amor que se nos antojan de otros tiempos, da un tinte arcaico a algunas composiciones de la Primavera. [...] En el mismo caso están los núms. 85 y 95, y si el 54 parece también cosa vieja —quizá lo sea— no es sólo a causa de ese excesivo requintamiento, sino más aún por la forma dura y premiosa.
    • 1983 Mtz Cachero, J. M.ª "Novela española actual" [13-01-1983] Diario de Las Palmas (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Creo indudable que, como ha sucedido siempre, nuestro lector más típico busca primordialmente el entretenimiento o diversión y por eso aquellos libros que ofrecen abundante peripecia externa y no demasiada complicación [...]nica, requintamiento expresivo y densidad conceptual suelen ser los mayoritariamente preferidos.
    • 1994 Suñén, L. "Maestro y estrella" [01-05-1994] Scherzo: Revista de Música (Madrid) Esp (HD)
      El kapellmeister Sawallisch comenzó a dictar su lección con un Haydn claro y luminoso, a la vieja usanza, sin el conflicto ni el requintamiento conceptual de Hamoncourt semanas antes, pero con una honradez y un buen gusto inquebrantables.
  2. s. m. Exceso de entrenamiento, que causa falta de agilidad y el agarrotamiento de los músculos.
    docs. (1922-1926) 3 ejemplos:
    • 1922 Anónimo (Espuela y Botana) "Riñas" [22-03-1922] Gaceta de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Canobueyes los dos, de don Rafael Juan y con peso da 3 11 el del Puerto; de don José Cambreleng y peso de 3 10 el de Santa Cruz. Algo parado y tardío de pico el del señor Juan, quizás debido a una pequeña papada. Gana alguna ventaja el del señor Cambreleng, pero a causa del mucho requintamiento empieza a perder todas las batidas, sufre la pérdida de un ojo y es vencido por el del Puerto que le tumba de muslo a los seis minutos de riña y a pesar de hallarse éste despelado de la pata derecha y tener inutilizada la espuela izquierda.
    • 1925 Anónimo (Espuela y Botana) "Riñas gallos" [12-04-1925] Gaceta de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Desde los primeros revuelos dan lugar a una buena pelea estos dos bichos, aunque observamos el gran requintamiento del colorado, por cuya causa hiere poco a pesar de sus violentos tiros.
    • 1926 Anónimo (Un aficionado) "Riña gallos" [04-03-1926] La Gaceta de Tenerife: Diario Católico de Información (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Los gallos de Caballerito han mejorado bastante, ya que el requintamiento ha desaparecido en bastante proporción y, además, rindieron bien aunque creemos que los gallos de éste se entregan poco.
  3. s. m. Esp: Merid (Can) Lucha Sujeción con que se inmoviliza al rival.
    docs. (1943) Ejemplo:
    • 1943 Rivero, E. "Mano metida" [04-01-1943] La Gaceta de Canarias (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Tal es la trabazón que supone la mano metida que, cuando se trata de luchadores cortos de piernas y de brazos y largos de tronco, queda la liga tan requintada que, al agacharse y poner hombro con hombro, difícilmente se puede ejecutar un movimiento elegante y airoso. Únicamente es favorable este requintamiento para el luchador que ataque por el desvío, porque, quedando los hombros fuertemente requintados, este golpe resulta casi siempre eficaz.
  4. s. m. Aumento excesivo [de los precios].
    docs. (1978) Ejemplo:
    • 1978 Anónimo "Asociación provincial cosecheros" [10-01-1978] Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Tal política entendemos que ha dado lugar a la introducción en los mercados de producciones competitivas de otros orígenes que al amparo de este requintamiento de los precios, tuvieron opción a introducir sus productos a precios rentables inferiores a los de cotización de Canarias, con lo que se crea un pésimo precedente y estimulo a unas competencias extra-nacionales con las que hubiésemos acabado.
  5. s. m. Sentimiento que causa ira, disgusto o mala disposición contra alguien o contra algo, que surge generalmente como resultado de una acción inoportuna, molesta o perjudicial.
    Sinónimo: rechiflamiento
    docs. (1999) Ejemplo:
    • 1999 Alemán, J. A. "La Caja" [01-07-1999] Anarda siglo XXI: revista de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Pero volvamos a la observación de Camejo sobre el trasfondo de las declaraciones de Hernández. Pudieron mover a éste el requintamiento por los constantes ataques de Canarias7, que continúan todavía de forma tan sistemática que importa ya menos si son o no justos que su carácter obsesivo, sólo superado por los dispensados a Guillermo García-Alcalde, director general de Editorial Prensa Canaria, uno de los más significados monstruos del anacrónico imaginario garciano.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. "El acto y el efecto de requintar y Requintarse" (Domínguez, DiccNacional-1846).
    docs. (1846) Ejemplo:
    • 1846 Domínguez, R. J. DiccNacional, I Esp (BD)
      Requintamiento, s. m. El acto y el efecto de requintar y Requintarse [| Quintar por segunda vez, volver á quintar. || Pujar la quinta parte en los arrendamientos después de rematados y quintados. || Sobrepujar, esceder, aventajar mucho (Acad.) Figura poco en esta acepción. || Mús. Subir ó bajar cinco puntos una cuerda ó un tono].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE