11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
rinofima s. (1894-)
rinofima, rinofimia
Etim. Voz tomada del francés rhinophyma, atestiguada en esta lengua al menos desde 1880 con el significado 'acné hipertrófico de la nariz', en la obra Traité des maladies de la peau de I. Neumann, traducido del alemán al francés por G. y E. Darin (Paris, Adrien Delahaye, p. 243: “Acné rosacée […]. Cette affection s’observe à la face, principalement sur le nez, les joues, le menton, le front et, dans les cas intenses, envahit le cuir chevelu et le cou […]. C’est une hypéremie chronique de la peau […]. Dans les degrés le plus graves de cette affection, il se forme des protubérances lobulaires et rouges (rhinophyma), du volume du poing, contenant de nombreux comédons, qui sont pédiculées ou fixées sur une base largue”).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'enrojecimiento y engrosamiento progresivo y deformante de la piel de la nariz, que afecta principalmente a hombres de mediana edad, caracterizado por la hipertrofia de las glándulas sebáceas y la dilatación de los vasos sanguíneos', en 1894, en la Guía de Terapéutica general y especial de A. Auvard et alii,  traducida del francés al español por F. Carbó y Palau. En los repertorios lexicográficos, se consigna por primera vez en 1953 en el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA. Como muestran los testimonios recopilados, es una voz adscrita al ámbito de la medicina que, en algunos casos, presenta cierta vacilación en cuanto al género, por aparecer determinada tanto por el artículo masculino como por el femenino. La primera documentación con artículo femenino se atestigua con la variante rinofimia en 1942, en la sección titulada "Consultorio de belleza" de la revista Medina (Madrid). 

  1. s. m. o f. Med. Enrojecimiento y engrosamiento progresivo y deformante de la piel de la nariz, que afecta principalmente a hombres de mediana edad, caracterizado por la hipertrofia de las glándulas sebáceas y la dilatación de los vasos sanguíneos.
    docs. (1894-2018) 23 ejemplos:
    • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 21 Esp (BD)
      En el acné hipertrófico acentuado (Rinofima), las escarificaciones no dan, por así decirlo, resultado; es necesario practicar un descortezamiento de la nariz, ó bien acribillarla muchas veces de puntas de fuego, interesando todo el espesor de los tegumentos atrofiados, y practicándolo con la punta fina de electrocauterio ó del termocauterio. Cuando el volumen de la nariz sea reducido, se puede modificar con las escarificaciones.
    • 2018 Glz, L. F./ Herrera, H./ Motta, A. "Tratamiento electrocirugía rinofima" [01-01-2018] vol. 109, n.º 4, p. 25 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La vaporización con láser CO2 del rinofima ha sido ampliamente usada en rinofimas leves a severos con resultados estéticos satisfactorios. Sin embargo, el láser CO2 es una tecnología que necesita entrenamiento del especialista que lo aplica, mayor pericia en los parámetros usados según el equipo empleado y representa una alternativa quirúrgica de alto coste.
    • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 21 Esp (BD)
      En el acné hipertrófico acentuado (Rinofima), las escarificaciones no dan, por así decirlo, resultado; es necesario practicar un descortezamiento de la nariz, ó bien acribillarla muchas veces de puntas de fuego, interesando todo el espesor de los tegumentos atrofiados, y practicándolo con la punta fina de electrocauterio ó del termocauterio. Cuando el volumen de la nariz sea reducido, se puede modificar con las escarificaciones.
    • 1899 Anónimo "Acné rosáceo cara, L. Lpz Arrojo" (Reseña) [15-08-1899] Revista de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Esp (HD)
      En La Correspondencia Médica publica el Dr. D. Lucio López Arrojo el siguiente caso clínico: [...] Es el acné, o acmé, como quiere que se diga el Dr. Slócker, por no existir la palabra anke en la lengua helénica, y sí la de akmé, la erupción pápulo-pustulosa debida á inflamación de los folículos sebáceos. En el acmé rosáceo resalta el predominio de la fluxión y éxtasis consecutivo, con dilatación de los vasos capilares. El acúmulo de humor sanguíneo provoca mayor nutrición de los elementos anatómicos de la piel, aumentando el volumen de ésta y originando deformidades y amoratamiento de la nariz, que entonces se halla fría, con excrecencias de tejido conjuntivo gelatiniforme (rinofimia), todo esto en los grados avanzados de la dermatosis.
    • 1915 Olavide Torres, J. "Tratamiento eléctrico rinofima (acné hipertrófico), Bordier" (Reseña) [01-01-1915] p. 281 Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Ya sabemos que el rinofima consiste en una hipertrofia de las partes blandas de la nariz. Las partes afectas presentan un color rojo más ó menos oscuro, y algunas veces hasta violáceo […]. Ya Hardaway empleó la electrólisis para la destrucción de los nódulos acneiformes, valiéndose para ello de una aguja de platino, que introduce en los tegumentos, hasta ponerla en contacto con los vasos, deslizándola, si es posible, en el interior de los mismos; hecho esto, se pone en contacto con el polo negativo de una pila, y haciendo al enfermo que sostenga el positivo con una mano, se hace pasar la corriente hasta desorganizar los tejidos y se produzca una pequeña escara.
    • 1929 Álvz Sainz Aja, E. "Acné necrótico" [01-06-1929] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Pero últimamente, en 1928, nos encontramos frente a un caso extraordinario, tanto por lo intenso de su acné como por lo subintrantes de sus brotes y por su asociación a marcada rosácea facial y rinofimia incipiente […]. La enferma acudía a nosotros después de recorrer las consultas de varios y distinguidos colegas, y venía descorazonada. Pues bien: con suero antitiroideo Llorente (una ampolla por día), con adrenalina (XX gotas diarias), lavados jabonosos, fricciones con licor de Van Swieten y glicerina ictiolada al 40 por 100 hemos conseguido no sólo la cesación en los brotes de acné necrótico, sino la cura de la rosácea y la desinfiltración de la nariz; de una señora con facies abigarrada y tumefacta hemos hecho una cara normal de color y de proporción en facciones.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La eritrosis postprandial predispone al eczema de la cara, al acné rosáceo y al rinofima: enrojecimiento hipertrófico de la nariz, producido por la ectasia vascular y fenómenos de retención sebácea e inflamación secundaria, acneica; constituyendo la ridícula "nariz de pimiento".
    • 1971 Guidez, G. "Consideraciones sobre cirugía" [10-10-1971] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
      La forma de la nariz va evolucionando desde la infancia hasta la adolescencia, momento en que toma su aspecto definitivo. Hay que saberlo para no decidir una intervención precoz, que sería inútil. En fin, ciertas enfermedades como el rinofima pueden engendrar deformaciones importantes.
    • 1994 Cormillot, A. / Lombardini, J. C. Beber [1994] Argentina (CDH )
      En muchos alcohólicos aparece una inflamación del tejido subcutáneo de la cara, especialmente en la nariz, lo que se conoce con el nombre de rinofima.

      El consumo de alcohol empeora significativamente otras enfermedades primarias de la piel como psoriasis y eczema

    • 2012 Troncoso, A. et alii "Rinofima severo" [01-01-2012] vol. 64, n.º 2, p. 194 Revista Chilena de Cirugía (Santiago de Chile) Ch (HD)
      El Rinofima es un tumor benigno de crecimiento lento y progresivo con la capacidad de provocar severas alteraciones en la morfología nasal, afectando principalmente a hombres caucásicos entre la quinta y séptima década de vida […]. Clínicamente se caracteriza por una nariz bulbosa y lobulada que presenta un engrosamiento cutáneo por una hiperplasia sebácea, lesiones noduloquísticas de superficie irregular, eritema, fibrosis, telangectasias y orificios foliculares dilatados que pueden presentar taponamiento con sebo y/o queratina.
    • 2017 Delis Fdz, R. E./ Roque Schz, F./ Portal Fdz, W. "Rinofima" [01-01-2017] vol. 21, n.º 2, p. 174 Medicentro (Villa Clara) Cu (HD)
      El rinofima es una rara afección que altera el crecimiento de las estructuras que componen la pirámide nasal. Se afecta, principalmente, el dorso nasal y la porción de ambas alas en sentido lateral; ocurre una hipertrofia de la epidermis y la dermis, se afectan los tejidos conectivo, epitelial y glandular, así como el aparato pilosebáceo, y se produce un excesivo crecimiento de la nariz que daña la estética del paciente.
    • 2018 Glz, L. F./ Herrera, H./ Motta, A. "Tratamiento electrocirugía rinofima" [01-01-2018] vol. 109, n.º 4, p. 25 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La vaporización con láser CO2 del rinofima ha sido ampliamente usada en rinofimas leves a severos con resultados estéticos satisfactorios. Sin embargo, el láser CO2 es una tecnología que necesita entrenamiento del especialista que lo aplica, mayor pericia en los parámetros usados según el equipo empleado y representa una alternativa quirúrgica de alto coste.
    • 1894 Carbó Palou, F. Trad. Guía Terapéutica p. 21 Esp (BD)
      En el acné hipertrófico acentuado (Rinofima), las escarificaciones no dan, por así decirlo, resultado; es necesario practicar un descortezamiento de la nariz, ó bien acribillarla muchas veces de puntas de fuego, interesando todo el espesor de los tegumentos atrofiados, y practicándolo con la punta fina de electrocauterio ó del termocauterio. Cuando el volumen de la nariz sea reducido, se puede modificar con las escarificaciones.
    • 1899 Anónimo "Acné rosáceo cara, L. Lpz Arrojo" (Reseña) [15-08-1899] Revista de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Esp (HD)
      En La Correspondencia Médica publica el Dr. D. Lucio López Arrojo el siguiente caso clínico: [...] Es el acné, o acmé, como quiere que se diga el Dr. Slócker, por no existir la palabra anke en la lengua helénica, y sí la de akmé, la erupción pápulo-pustulosa debida á inflamación de los folículos sebáceos. En el acmé rosáceo resalta el predominio de la fluxión y éxtasis consecutivo, con dilatación de los vasos capilares. El acúmulo de humor sanguíneo provoca mayor nutrición de los elementos anatómicos de la piel, aumentando el volumen de ésta y originando deformidades y amoratamiento de la nariz, que entonces se halla fría, con excrecencias de tejido conjuntivo gelatiniforme (rinofimia), todo esto en los grados avanzados de la dermatosis.
    • 1901 Anónimo "Médicos Viena. Sesión 22 febrero 1901" [21-04-1901] Revista de Medicina y Cirugía Prácticas (Madrid) Esp (HD)
      Casos de rinofima (acné rosácea) tratados quirúrgicamente.— El Dr. Neumann: En seis casos de rinofima, procedimos, Gersuny en tres y yo en otros tres, á descortezar toda la piel de la nariz en la extensión en que estaba enferma, comprendiendo en la operación á las superficies ulcerosas. Después de una compresión muy breve de la superficie cruenta que daba muy poca sangre y de ligar un corto número de vasos en los bordes de la herida, se procedió, desde luego, á cubrir ésta cuidadosamente con colgajitos epidérmicos, según el método de Thiersch. La curación se consiguió en un plazo de cuatro á dieciséis días. El procedimiento se apoya en el hecho de que el rinofima ó acné rosácea vegeta en la nariz de un modo autóctono.
    • 1911 Anónimo "Libros recibidos" [20-03-1911] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Tratamiento de las dermatosis por el radium. Conferencias dadas en el Hospital de la Caridad de París, por el Dr. Masotti, recogidas por el Dr. Leopoldo Rodríguez F. Sierra, Médico en Santander y Ayudante del Doctor Masotti [...]. En este interesante libro se hacen constar los éxitos obtenidos por la aplicación del radium en las enfermedades que desafiaban á la terapéutica y que no cedían más que a operaciones cruentas y dolorosas, curándose hoy sin sufrimientos ni operación […]. Avaloran el libro del Dr. Rodríguez Sierra 88 fotografías obtenidas antes y después del tratamiento en casos de epitelioma, keloide, navi, angioma, lupus, leucoplasia, acné, rinofima y cloasma.
    • 1915 Olavide Torres, J. "Tratamiento eléctrico rinofima (acné hipertrófico), Bordier" (Reseña) [01-01-1915] p. 281 Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Ya sabemos que el rinofima consiste en una hipertrofia de las partes blandas de la nariz. Las partes afectas presentan un color rojo más ó menos oscuro, y algunas veces hasta violáceo […]. Ya Hardaway empleó la electrólisis para la destrucción de los nódulos acneiformes, valiéndose para ello de una aguja de platino, que introduce en los tegumentos, hasta ponerla en contacto con los vasos, deslizándola, si es posible, en el interior de los mismos; hecho esto, se pone en contacto con el polo negativo de una pila, y haciendo al enfermo que sostenga el positivo con una mano, se hace pasar la corriente hasta desorganizar los tejidos y se produzca una pequeña escara.
    • 1916 Oyarzábal, E. "Tratamiento acné" [01-01-1916] p. 129 Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Lámpara de cuarzo.— No es suficiente como método único; pero ayudada de otra terapéutica es útil, sobre todo en los casos recientes y todavía no muy infiltrados. Se harán radiaciones dos veces por semana, hasta que haya una reacción franca y descamación; en total, 10 ó 15 sesiones. En substancia, de lo que se trata es de ejercer una acción hiperhémica, y una exfoliación mediana, menos molesta de obtener que con las pomadas. Si después del tratamiento aparecen enrojecimientos, no importa; las lociones calmantes, una estancia á orillas del mar y el tiempo, acaban con ellos. En el acné rosáceo para llegar á obtener resultado, hacen falta fuertes reacciones, á fin de que haya grandes exfoliaciones. En las formas infiltradas, como, por ejemplo, en rinofima, el método de la compresión con la luz azul es el más indicado.
    • 1920 Sicilia, F. "Sifílides faciales" [20-05-1920] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Como también tiene dolores en piernas y no recuerda del comienzo de su sífilis a más de cuatro meses en que le pusieron inyecciones, es un conjunto de datos que demuestra la precocidad y el desarrollo marcado que tienen las erupciones sifilíticas, como en este caso en que parecen de período terciario, estando por todos los datos en los comienzos de la infección llamando la atención de los compañeros, pues he visto varios casos de sífilis y de psoriasis, así como de pitiriasis, que han adquirido estas localizaciones faciales y desarrollos insólitos, hasta parecer tuberculomas o tumores, por la misma razón que los grandes quistes y los enormes desarrollos cavernosos vasculares y glandulares del rinofima se presenta en las narices de los grandes y crónicos seborreicos.
    • 1925 Botey, R. Tratado otorrinolaringología (4.ª ed.) p. 236 Esp (BD)
      Fig. 228.— Un caso de acné hipertrófico (rinofima) elefantiásico (Colección Botey).
    • 1928 Sancho Ruiz-Zorrilla, M. "Rinofima tratamiento rayos X" [01-08-1928] p. 79 Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      En 1925, vista en el Dispensario Azúa, presentaba acné de nariz, y el Dr. Sicilia la prescribe distintas pomadas, con las cuales no obtiene ningún resultado (alquitrán, etc.). Durante todo este tiempo los elementos del acné se hacen más abundantes y persistentes, extendiéndose por nariz, labio superior, mejilla y parte alta del pecho y coincidiendo la aparición de nuevos elementos con la menstruación, que sigue siendo abundante y dolorosa. La nariz experimenta la hipertrofia, infiltración característica y permanente del rinofima.
    • 1929 Álvz Sainz Aja, E. "Acné necrótico" [01-06-1929] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      Pero últimamente, en 1928, nos encontramos frente a un caso extraordinario, tanto por lo intenso de su acné como por lo subintrantes de sus brotes y por su asociación a marcada rosácea facial y rinofimia incipiente […]. La enferma acudía a nosotros después de recorrer las consultas de varios y distinguidos colegas, y venía descorazonada. Pues bien: con suero antitiroideo Llorente (una ampolla por día), con adrenalina (XX gotas diarias), lavados jabonosos, fricciones con licor de Van Swieten y glicerina ictiolada al 40 por 100 hemos conseguido no sólo la cesación en los brotes de acné necrótico, sino la cura de la rosácea y la desinfiltración de la nariz; de una señora con facies abigarrada y tumefacta hemos hecho una cara normal de color y de proporción en facciones.
    • 1932 Massa, J. A. "Consultorio médico" [19-03-1932] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Scharapnels.— ¿Una nariz delicadamente espiritual? La felicito y que Dios se la conserve. Y se la conservará sin duda, porque los engrosamientos a que usted se refiere son fenómenos congestivos y pasajeros. A menos que no se trate (¡cruz diablo!) de cosas tan antipáticas cómo la cuperosis o el rinofima y cuyo diagnóstico no puede hacerse sin examinar su estimable apéndice.
    • 1942 Anónimo (Dr. Romero Flórez) "Consultorio belleza" [15-11-1942] Medina (Madrid) Esp (HD)
      En números anteriores de MEDINA hemos expuesto las manifestaciones antiestéticas a que puede dar lugar la seborrea, que recordamos en este. Los poros abiertos; el exceso de grasa, que en algunos casos da la sensación de estar la cara bañada en aceite; los comedones o espinillas; el acné, en sus diversas formas; la rosácea; la rinofimia o hipertrofia de la nariz.
    • 1943 Marañón, G. Manual diagnóstico etiológico [1943] España (CDH )
      La eritrosis postprandial predispone al eczema de la cara, al acné rosáceo y al rinofima: enrojecimiento hipertrófico de la nariz, producido por la ectasia vascular y fenómenos de retención sebácea e inflamación secundaria, acneica; constituyendo la ridícula "nariz de pimiento".
    • 1945 Quadros, M. "Plastic surgery, Bankoff" (Reseña) [01-03-1945] p. 166 Revista Española de Medicina y Cirugía de Guerra (Madrid) Esp (HD)
      En la segunda parte, dedicada toda ella a la cirugía plástica de la cara, hallamos primero una magistral exposición de los utilísimos datos que la observación y el examen atento de la cara nos proporciona. A continuación, van los siguientes capítulos dedicados a la nariz, con interesantes fotografías de los resultados estéticos en la nariz en caballete, en la nariz aguileña, en la rinofima y en los traumatismos con pérdida de sustancia.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      rinofima […] Med. Enfermedad local de la superficie externa de la nariz, que origina hipertrofia del tejido conjuntivo y de los vasos sanguíneos, lo que da aspecto lobular a dicho órgano.
    • 1971 Guidez, G. "Consideraciones sobre cirugía" [10-10-1971] El Informador (Guadalajara) Mx (HD)
      La forma de la nariz va evolucionando desde la infancia hasta la adolescencia, momento en que toma su aspecto definitivo. Hay que saberlo para no decidir una intervención precoz, que sería inútil. En fin, ciertas enfermedades como el rinofima pueden engendrar deformaciones importantes.
    • 1979 Garrido-Lestache Cabrera, R. Alcohol p. 50 Esp (BD)
      La congestión facial por vasodilatación periférica del alcohólico tiene su especial manifestación en la hiperplasia de las glándulas sebáceas del dorso nasal, acné rosáceo que se va exacerbando sucesivamente dando lugar al rinofima de características inconfundibles, lo cierto es que en el rinofima, propio del bebedor inveterado, influyen otros factores, edad, sexo, pues es propio del varón, y condiciones endocrinas que no son exclusivos del alcohólico, sin embargo, su incidencia en él queda plasmada en obras pictóricas de fama universal, recordemos los borrachos de Velázquez, etc.
    • 1979 Garrido-Lestache Cabrera, R. Alcohol p. 50 Esp (BD)
      El rinofimia se encuentra en pacientes que sufren trastornos gastrointestinales, pacientes con insuficiencia hepática, en la mujer es ciertamente raro.
    • 1994 Cormillot, A. / Lombardini, J. C. Beber [1994] Argentina (CDH )
      En muchos alcohólicos aparece una inflamación del tejido subcutáneo de la cara, especialmente en la nariz, lo que se conoce con el nombre de rinofima.

      El consumo de alcohol empeora significativamente otras enfermedades primarias de la piel como psoriasis y eczema

    • 2006 Hnz Weigand, P./ Glz Gimeno, M. J./Poch Broto, J. "Patología no traumática pirámide nasal" p. 151 Otorrinolaringología Esp (BD)
      Rinofima. Es una forma de acné rosácea que afecta a la piel del tercio inferior de la nariz dando un aspecto elefantiásico (Foto 1) a la pirámide nasal. Se da preferentemente en los varones entre 30 y 50 años y es debido a la hipertrofia masiva de las glándulas sebáceas de la piel nasal. No se conoce su etiología específica, se ha descartado su relación con el consumo de alcohol y se ha sugerido su asociación con la infección crónica por el demodex folicularum. El tratamiento es quirúrgico por exéresis con decorticación epiletial, que es seguida por reepitelización.
    • 2012 Troncoso, A. et alii "Rinofima severo" [01-01-2012] vol. 64, n.º 2, p. 194 Revista Chilena de Cirugía (Santiago de Chile) Ch (HD)
      El Rinofima es un tumor benigno de crecimiento lento y progresivo con la capacidad de provocar severas alteraciones en la morfología nasal, afectando principalmente a hombres caucásicos entre la quinta y séptima década de vida […]. Clínicamente se caracteriza por una nariz bulbosa y lobulada que presenta un engrosamiento cutáneo por una hiperplasia sebácea, lesiones noduloquísticas de superficie irregular, eritema, fibrosis, telangectasias y orificios foliculares dilatados que pueden presentar taponamiento con sebo y/o queratina.
    • 2017 Delis Fdz, R. E./ Roque Schz, F./ Portal Fdz, W. "Rinofima" [01-01-2017] vol. 21, n.º 2, p. 174 Medicentro (Villa Clara) Cu (HD)
      El rinofima es una rara afección que altera el crecimiento de las estructuras que componen la pirámide nasal. Se afecta, principalmente, el dorso nasal y la porción de ambas alas en sentido lateral; ocurre una hipertrofia de la epidermis y la dermis, se afectan los tejidos conectivo, epitelial y glandular, así como el aparato pilosebáceo, y se produce un excesivo crecimiento de la nariz que daña la estética del paciente.
    • 2018 Glz, L. F./ Herrera, H./ Motta, A. "Tratamiento electrocirugía rinofima" [01-01-2018] vol. 109, n.º 4, p. 25 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La vaporización con láser CO2 del rinofima ha sido ampliamente usada en rinofimas leves a severos con resultados estéticos satisfactorios. Sin embargo, el láser CO2 es una tecnología que necesita entrenamiento del especialista que lo aplica, mayor pericia en los parámetros usados según el equipo empleado y representa una alternativa quirúrgica de alto coste.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE