1.ª Entrega (agosto de 2013)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
sablista s., adj. (1881-)
sablista
Etim. Derivado de sable e -ista.

Se documenta por primera vez, con la acepción de ‘persona que obtiene dinero mediante peticiones reiteradas y sin intención de reintegrarlo', en un artículo de Godino Moreno titulado "El casino" y publicado en El Liberal (Madrid), en 1881. Este vocablo ha disfrutado de mayor vitalidad que sus competidores sablacista (documentado desde 1880, pero que deja de atestiguarse a mediados del siglo XX) y sableador (usado fundamentalmente en las áreas chilena y rioplatense). Como adjetivo se registra en 1888, en una pieza breve publicada en Madrid Cómico. Desde 1907 se registra como 'persona que practica la modalidad de sable', tal como muestra un artículo publicado en La Última Moda (Madrid).

  1. >sable+–ista
    s. m. y f. coloq. Persona que obtiene dinero mediante peticiones reiteradas y sin intención de reintegrarlo.
    docs. (1881-2015) 26 ejemplos:
    • 1881 Moreno Godino, F. "El casino" [21-11-1881] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      —Sí, hija, voy al Casino; tengo una cita importante. —¡Pero hombre!—dice una esposa honrada—¿en dónde pasas toda la noche de Dios? —Pues nada, un el Casino charlando. Un acreedor ó un sablista (llamando á una puerta): —¿Esta D. Fulano? —No señor. —¿Pues no es ésta su hora de comer? —Sí; pero hoy come en el Casino. —Chico, ¿me prestas diez duros? —¡Imposible! anoche me petaron en el Casino.
    • 2015 Prada, J. M. "¿Qué me importa sufrir?" [26-12-2015] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Como había días que no lograba reunir el dinero que le permitía calentar las tripas horas, al llegar la noche amenazaba desgañitado y aterido con tirarse desde el Viaducto; y entonces siempre había alguna piculina romanticona que le daba una limosna […]. Convertido en un sablista profesional, Buscarini regaló algunas de sus mejores páginas a los grandes cronistas literarios de la época […].
    • 1881 Moreno Godino, F. "El casino" [21-11-1881] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      —Sí, hija, voy al Casino; tengo una cita importante. —¡Pero hombre!—dice una esposa honrada—¿en dónde pasas toda la noche de Dios? —Pues nada, un el Casino charlando. Un acreedor ó un sablista (llamando á una puerta): —¿Esta D. Fulano? —No señor. —¿Pues no es ésta su hora de comer? —Sí; pero hoy come en el Casino. —Chico, ¿me prestas diez duros? —¡Imposible! anoche me petaron en el Casino.
    • 1883 Anónimo "Chismes y cuentos" [16-12-1883] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Un sablista pedía todos los días una peseta para comer a un caballero.
    • 1896 Herrainz, G. Trat antropología [2003] (CDH )
      [El lujo y la moda] precisan desembolsos que más de una vez implican disminución de la propiedad familiar, empeños, tratos usurarios, golpes de hábil sablista, y menos mal si no enajenaciones cuyos testificantes se graban y exhiben en la conciencia [...].
    • 1899 Pardo, M. E. Todo un pueblo [1899] p. 79 Ve (BD)
      Así como el Café Indiano era el refugio obligado de toda aquella dorada, afeitada y empolvada juventud, la Plaza Central fue, por muchos años, el baluarte inexpugnable de todo lo desocupado e inútil de la indolente capital. Y de la misma guisa que fueron arrojadas ignominiosamente las recusadas de la Sociedad, fueron saliendo de allí los sablistas de oficio, los músicos ambulantes, los periodistas inservibles, etc.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )

      — Tú eres quien ha de dispensar. ¡Dos mil pesetas no puedo dártelas! A ver... ¿Con cuánto remedias lo más urgente?

      El sablista, palpitante, indicó:

      — Unas mil y cien... Menos de eso...

    • 1917 Unamuno, M. Abel [1995] (CDH )
      -Y muertos poco después los suegros del hoy aquí sablista, acudió éste a su hermano pidiéndole amparo y trabajo, y su hermano se los negó, y por no matarle, que es lo que le pedía el coraje, se ha venido acá a vivir de limosna y del sable.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Se llamaba Guillermo Soto, era alto y desgarbado, acababa de regresar de Heidelberg, donde había estado estudiando, y no se había enterado ni le interesaban las actuales inquietudes universitarias de sus amigos ("ya pasé por este sarampión"), que por su parte le consideraban un decadente y un sablista profesional.
    • 1991 Pitol, S. Vida conyugal [1991] Mx (CDH )
      El cambio, ¡y de qué magnitud!, se produjo el día en que al llegar a su casa encontró en la sala a Adrián, su hermano menor, un holgazán, un cero a la izquierda, un sablista, quien en los últimos tiempos pretendía ganarse la vida publicando de vez en cuando algún artículo insípido en un diario popular de la tarde; desde la adolescencia consideraba a su hermano Adrián como a un chico prepotente, confianzudo y pedigüeño, una combinación a todas luces desastrosa.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 28/04/1997 [1997] EU (CDH )
      En los medios diplomáticos se dice que "Robertico" pidió a los atribulados nipones una suma cercana a los 100 millones de dólares en créditos y otras ayudas, tras prometer que su jefe se encargaría de deshacer el entuerto de la embajada. [...] Cuando me disponía a escribir sobre el sablista y sus muchachos, dos llamadas telefónicas volvieron a cambiar el rumbo de esta accidentada columna.
    • 2015 Prada, J. M. "¿Qué me importa sufrir?" [26-12-2015] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Como había días que no lograba reunir el dinero que le permitía calentar las tripas horas, al llegar la noche amenazaba desgañitado y aterido con tirarse desde el Viaducto; y entonces siempre había alguna piculina romanticona que le daba una limosna […]. Convertido en un sablista profesional, Buscarini regaló algunas de sus mejores páginas a los grandes cronistas literarios de la época […].
    • 1881 Moreno Godino, F. "El casino" [21-11-1881] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      —Sí, hija, voy al Casino; tengo una cita importante. —¡Pero hombre!—dice una esposa honrada—¿en dónde pasas toda la noche de Dios? —Pues nada, un el Casino charlando. Un acreedor ó un sablista (llamando á una puerta): —¿Esta D. Fulano? —No señor. —¿Pues no es ésta su hora de comer? —Sí; pero hoy come en el Casino. —Chico, ¿me prestas diez duros? —¡Imposible! anoche me petaron en el Casino.
    • 1883 Anónimo "Chismes y cuentos" [16-12-1883] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Un sablista pedía todos los días una peseta para comer a un caballero.
    • 1892 Coll, L. "Cuadros costumbres sablistas" [18-03-1892] El Heraldo de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Sablista: el que maneja ó esgrime el sable; el que vive ejerciendo "la profesión" de sablear. Quedamos, pues, en que LOS SABLISTAS son los que manejan ó esgrimen el sable, en la acepción familiar, y hasta vulgar, de esta palabra.
    • 1896 Anónimo (Ese) "Honrado gremio sablistas" [24-05-1896] La Lectura Dominical (Madrid) Esp (HD)
      Al lado del sablista-plomo está el sablista relámpago, más temible si cabe que el anterior, pero de más modestas aspiraciones. Se le encuentra uno donde menos se le figura, acalorado, con el sombrero al cogote, la lengua fuera y los ojos espantados como si fuera á tragarse el mundo.
    • 1896 Herrainz, G. Trat antropología [2003] (CDH )
      [El lujo y la moda] precisan desembolsos que más de una vez implican disminución de la propiedad familiar, empeños, tratos usurarios, golpes de hábil sablista, y menos mal si no enajenaciones cuyos testificantes se graban y exhiben en la conciencia [...].
    • 1899 Pardo, M. E. Todo un pueblo [1899] p. 79 Ve (BD)
      Así como el Café Indiano era el refugio obligado de toda aquella dorada, afeitada y empolvada juventud, la Plaza Central fue, por muchos años, el baluarte inexpugnable de todo lo desocupado e inútil de la indolente capital. Y de la misma guisa que fueron arrojadas ignominiosamente las recusadas de la Sociedad, fueron saliendo de allí los sablistas de oficio, los músicos ambulantes, los periodistas inservibles, etc.
    • 1903 Cuenca, C. L. "Crónica política. Cosas" [09-03-1903] ABC (Madrid) Esp (HD)
      ¿Qué tienen gran destreza? Para nosotros, los diestros , por antonomasia, son los toreros. Las estocadas y los quites, en la plaza es donde más nos gustan. En el teatro aguantamos las comedias de capa y espada, pero á los espectáculos de espada sola les falta algo. En España, pese á la gloriosa tradición de la espada española, esta arma ha cambiado de sexo. Aquí lo que priva es el espada. Últimamente el sable nos preocupa un tanto, pero no mucho, Está uno tan habituado a los sablazos, que se los quita con gran facilidad. Lo decía en un arranque de sinceridad y melancolía un sablista de oficio: Se va poniendo tan malo esto de pedir, que el día menos pensado va uno á tener que meterse a trabajar.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] Esp (CDH )

      — Tú eres quien ha de dispensar. ¡Dos mil pesetas no puedo dártelas! A ver... ¿Con cuánto remedias lo más urgente?

      El sablista, palpitante, indicó:

      — Unas mil y cien... Menos de eso...

    • 1909 Pz Galdós, B. Caballero encantado [1977] (CDH )
      Y con ser Becerro un poco vesánico y sablista empedernido, Carlos le soportaba y aun le quería, mientras que al otro, hombre sesudo y de claro juicio, le odiaba con toda su alma.
    • 1917 Unamuno, M. Abel [1995] (CDH )
      -Y muertos poco después los suegros del hoy aquí sablista, acudió éste a su hermano pidiéndole amparo y trabajo, y su hermano se los negó, y por no matarle, que es lo que le pedía el coraje, se ha venido acá a vivir de limosna y del sable.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] (CDH )
      Las horas luminosas en aquella tertulia solían ser las de madrugada, cuando aparecía el sablista famélico, siempre cesante.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] (CDH )
      He sido perseguido por los sablistas. González Ruano, en un artículo, decía que yo recibía a los sablistas en mi casa, que los oía, y con lo que me contaban hacía un artículo y salía del paso dándole al sablista un duro, con lo cual las visitas me resultaban productivas.
    • 1952 Díaz-Cañabate, A. HTertulia [1978] (CDH )
      - Pues yo soy el abogado defensor del zapatero de Gelbes. Ya ve usted lo que es la vida. Ahora aquí, pidiendo un duro. [...] Yo cogí la cartera y, aprovechando la oscuridad, le di al sablista una peseta.
    • 1954 Asturias, M. Á. Papa Verde [1982] (CDH )
      Y a usted, Lino Lucero, no lo castigo, porque no es normal lo que dice, con sólo defenderlos, ya no digamos de la chusma, defenderlos de los sablistas, estafadores, mendigos y todos los que van a pedir ayuda caritativa.
    • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Esp (CDH )
      Se llamaba Guillermo Soto, era alto y desgarbado, acababa de regresar de Heidelberg, donde había estado estudiando, y no se había enterado ni le interesaban las actuales inquietudes universitarias de sus amigos ("ya pasé por este sarampión"), que por su parte le consideraban un decadente y un sablista profesional.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Ar (CDH )
      [...] nada que ver con nosotros, medio depravadito, uno fuera de serie, ya se confesaría in artículo mortis, un excéntrico, che, y hay que correrlo por donde dispare, bohemio con corbata Lavaliere, demasiado mimado por el padre y ahí tiene lo que nos salió, paranoico, borrón, no jode a nadie, opa, terminó en peronista y gafé le vamos a hacer, tipo pintoresco, aventurero, diablo montado en una caña, «playboy» «avant la lettre», degenerado y manguero, sablista en el peor sentido de la palabra, en toda familia tradicional usted se va a encontrar con un tipo así.
    • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Esp (CDH )
      Después, al cabo de un rato, cuando ya la vista empezó a acostumbrarse, el señor Suárez y Pepe, el Astilla, fueron viendo algunas caras conocidas, maricas pobres, descuideros, tomadores del dos, * sablistas de oficio, gente que siempre andaba dando tumbos como una peonza, sin levantar jamás cabeza.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] 22 Esp (CDH )

      [...] no las improvisadas y aleatorias, y por ello mucho más temibles, del sablista de profesión, del pobre vergonzante: al que hay que escuchar y compadecer, abrumado como está el infeliz por la prodigiosa sucesión de catástrofes de toda índole que sobre él se abaten y cruelmente se ensañan en la numerosa, desdichada familia [...].

    • 1984 Ayerra, R. Lucha inútil [1984] Esp (CDH )
      Y es que el riquillo, hijo de un botarate que perdió hasta la última perra y el último trozo de tierra en juegos, apuestas, vagancias y golfancias, pasando luego a la condición de pedigüeño, chupón, sablista y mangas tristes, así que pudo abrirse camino en lejanas comarcas y hacer un buen atijo de billetes, remató los negocios y volvió a Santa Inés [...].
    • 1985 Herrera Luque, F. Casa pez [1985] Ve (CDH )
      Y como Santiaguito es cada vez más rico y generoso, con el tiempo nadie lo importuna con preguntas reticentes y afirmaciones burlonas. Un coro de sablistas sigue su huella y no hay taberna ni tahona donde no sea recibido entre exclamaciones admirativas llamándole hermano.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] Esp (CDH )
      Lo que más les hacía sufrir, con todo, eran las visitas matutinas al Ministerio. El enjambre de zánganos y sablistas que parecía habitar en sus corredores y antesalas les había compuesto unas coplillas hirientes que oían tararear por doquier a su paso.
    • 1991 Pitol, S. Vida conyugal [1991] Mx (CDH )
      El cambio, ¡y de qué magnitud!, se produjo el día en que al llegar a su casa encontró en la sala a Adrián, su hermano menor, un holgazán, un cero a la izquierda, un sablista, quien en los últimos tiempos pretendía ganarse la vida publicando de vez en cuando algún artículo insípido en un diario popular de la tarde; desde la adolescencia consideraba a su hermano Adrián como a un chico prepotente, confianzudo y pedigüeño, una combinación a todas luces desastrosa.
    • 1997 Prensa El País, 21/04/1997 [1997] Esp (CDH )
      Los tres partidos que han superado el umbral del 4% y acompañarán a los dos grandes en la Asamblea de 240 escaños son la Alianza para la Salvación Nacional (que une a la minoría étnica turca y a grupos monárquicos), con un 7,5% (20 escaños); la denominada Euroizquierda, escisión socialdemócrata de los ex comunistas, con un 5,5% (14 diputados), y el Bloque Búlgaro de Negocios, del sablista y antiguo actor Georges Ganchev, que obtiene el 5% y 13 asientos.
    • 1997 Prensa El Nuevo Herald, 28/04/1997 [1997] EU (CDH )
      En los medios diplomáticos se dice que "Robertico" pidió a los atribulados nipones una suma cercana a los 100 millones de dólares en créditos y otras ayudas, tras prometer que su jefe se encargaría de deshacer el entuerto de la embajada. [...] Cuando me disponía a escribir sobre el sablista y sus muchachos, dos llamadas telefónicas volvieron a cambiar el rumbo de esta accidentada columna.
    • 2011 Prada, J. M. "Reino calderilla" [17-09-2011] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Ya metido a sablista, ¿no sería más eficaz que el Gobierno se dedicara a identificar a quienes chanchullean su patrimonio?
    • 2015 Prada, J. M. "¿Qué me importa sufrir?" [26-12-2015] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Como había días que no lograba reunir el dinero que le permitía calentar las tripas horas, al llegar la noche amenazaba desgañitado y aterido con tirarse desde el Viaducto; y entonces siempre había alguna piculina romanticona que le daba una limosna […]. Convertido en un sablista profesional, Buscarini regaló algunas de sus mejores páginas a los grandes cronistas literarios de la época […].
  2. adj. coloq. [Persona] Que obtiene dinero mediante peticiones reiteradas y sin intención de reintegrarlo.
    Sinónimo: sablacista
    docs. (1888-2016) 12 ejemplos:
    • 1888 Navarrete, F. C. "Chismes y cuentos" [15-12-1888] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Permítanme ustedes que copie otro par de líneas de los Avisos útiles de la Correspondencia: "Bien mío, estoy muy triste. Iré a verte si mandas dinero." ¡Pero, hombre, qué sablistas son todas esas damas misteriosas!
    • 2016 Martínez Pisón, I. "Dos novelas Barcelona" [22-04-2016] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En El cielo de los mentirosos, Juan Miñana traza un hilarante y al mismo tiempo conmovedor retrato de Peius: un hombre que se define como “un pensador y un científico con alma de artista” y cuya principal obra es él mismo, el propio personaje, ególatra, fabulador, sablista, un bon vivant desdeñado por unos e idolatrado por otros.
    • 1888 Navarrete, F. C. "Chismes y cuentos" [15-12-1888] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Permítanme ustedes que copie otro par de líneas de los Avisos útiles de la Correspondencia: "Bien mío, estoy muy triste. Iré a verte si mandas dinero." ¡Pero, hombre, qué sablistas son todas esas damas misteriosas!
    • 1899 Anónimo "Mucho cuidado" [22-10-1899] La Lectura Dominical (Madrid) Esp (HD)
      Escriben de Socuéllamos, que no ha mucho se presentó en aquella villa un pillastre sablista, vistiendo el hábito de Santo Domingo de Guzmán con el fin de hacer con más facilidad sus timos entre la gente piadosa.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (S) (NTLLE)
      Sablista [...] adj. fam. Que tiene por hábito sacar dinero á otros, ó comer, vivir ó divertirse á costa ajena. Ú. m. c. s.
    • 1905 Díaz Escovar, N. "Amigo generoso" [15-01-1905] La Alhambra (Granada) Esp (HD)
      Entre esos amigos, figuraba, ocupando el primer lugar, Paquillo el de las Tenazas, más vago, más sinvergüenza y más sablista que el mismo Niño del milagro.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Esp (CDH )
      El vate era tonto / vanidoso / charlatán / caprichoso / infantil / mentiroso / narcisista / miedoso / plagiario / tímido / supersticioso / sablista / pelmazo / quisquilloso / meticón / lameculos / robaperas / antipático / petulante / celoso [...].
    • 1993 Prensa El Universal, 21/04/1993 [1993] Ve (CDH )
      En toda concentración humana hay personas que no logran adaptarse a las reglas de la comunidad [...] Son vagos, maleantes, causan disturbios entre los ciudadanos, viven de pequeños hurtos, son sablistas y habilidosos para obtener con maña beneficios mal logrados.
    • 2008 Monzó, Q. "Estrategia bien planificada" [05-03-2008] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Lo remató diciendo que “los catalanes sois el amigo sablista, que da una pedalada y os esperáis a ver qué hacen los otros”.
    • 2016 Martínez Pisón, I. "Dos novelas Barcelona" [22-04-2016] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En El cielo de los mentirosos, Juan Miñana traza un hilarante y al mismo tiempo conmovedor retrato de Peius: un hombre que se define como “un pensador y un científico con alma de artista” y cuya principal obra es él mismo, el propio personaje, ególatra, fabulador, sablista, un bon vivant desdeñado por unos e idolatrado por otros.
    • 1888 Navarrete, F. C. "Chismes y cuentos" [15-12-1888] Madrid Cómico (Madrid) Esp (HD)
      Permítanme ustedes que copie otro par de líneas de los Avisos útiles de la Correspondencia: "Bien mío, estoy muy triste. Iré a verte si mandas dinero." ¡Pero, hombre, qué sablistas son todas esas damas misteriosas!
    • 1899 Anónimo "Mucho cuidado" [22-10-1899] La Lectura Dominical (Madrid) Esp (HD)
      Escriben de Socuéllamos, que no ha mucho se presentó en aquella villa un pillastre sablista, vistiendo el hábito de Santo Domingo de Guzmán con el fin de hacer con más facilidad sus timos entre la gente piadosa.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (S) (NTLLE)
      Sablista [...] adj. fam. Que tiene por hábito sacar dinero á otros, ó comer, vivir ó divertirse á costa ajena. Ú. m. c. s.
    • 1905 Díaz Escovar, N. "Amigo generoso" [15-01-1905] La Alhambra (Granada) Esp (HD)
      Entre esos amigos, figuraba, ocupando el primer lugar, Paquillo el de las Tenazas, más vago, más sinvergüenza y más sablista que el mismo Niño del milagro.
    • 1913 Castro, L. "Madrid se divierte" [03-09-1913] El Correo Español (Madrid) Esp (HD)
      La corte, durante los meses de verano, es un paraíso. Sin diputados cuneros, sin aristócratas sablistas y sin ministros cerriles, el espíritu se solaza [...].
    • 1937 Anónimo "Dar en hueso" [08-07-1937] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      Aquel sujeto, sablista y ratero, conocido en el mundillo taurino por “Clarito”, a quien en 1934 el viejo bandido Lerroux hizo inopinadamente ministro de Comunicaciones, en pago de servicios de baja tercería, reaparece ahora en Bilbao, felicitando a Von Franko y poniéndose a su incondicional disposición…
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Esp (CDH )
      El vate era tonto / vanidoso / charlatán / caprichoso / infantil / mentiroso / narcisista / miedoso / plagiario / tímido / supersticioso / sablista / pelmazo / quisquilloso / meticón / lameculos / robaperas / antipático / petulante / celoso [...].
    • 1993 Prensa El Universal, 21/04/1993 [1993] Ve (CDH )
      En toda concentración humana hay personas que no logran adaptarse a las reglas de la comunidad [...] Son vagos, maleantes, causan disturbios entre los ciudadanos, viven de pequeños hurtos, son sablistas y habilidosos para obtener con maña beneficios mal logrados.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      sablista. [...] adj. coloq. Que tiene por hábito sablear. U. m. c. s.
    • 2008 Monzó, Q. "Estrategia bien planificada" [05-03-2008] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Lo remató diciendo que “los catalanes sois el amigo sablista, que da una pedalada y os esperáis a ver qué hacen los otros”.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      sablista. adj. coloq. Que tiene por hábito sablear. U. m. c. s.
    • 2016 Martínez Pisón, I. "Dos novelas Barcelona" [22-04-2016] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      En El cielo de los mentirosos, Juan Miñana traza un hilarante y al mismo tiempo conmovedor retrato de Peius: un hombre que se define como “un pensador y un científico con alma de artista” y cuya principal obra es él mismo, el propio personaje, ególatra, fabulador, sablista, un bon vivant desdeñado por unos e idolatrado por otros.
  3. s. m. y f. Esgrim. Persona que practica la modalidad de sable.
    docs. (1907-2015) 7 ejemplos:
    • 1907 Madrid, J. "Mujeres esgrima" [18-08-1907] La última moda (Madrid) Esp (HD)
      Por regla general es considerado el sable como un arma brutal y no hay duda de que algunos sablistas le manejan con increíble violencia.
    • 2015 Anónimo "Medina: llega ver y perder" [15-08-2015] El Día (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El sablista italiano Aldo Montano dio ayer la sorpresa al conquistar la medalla de oro en categoría individual. Es cierto que el tirador deLivorno, séptimo del mundo esta temporada, tenía sus opciones de podio en Atenas
    • 1907 Madrid, J. "Mujeres esgrima" [18-08-1907] La última moda (Madrid) Esp (HD)
      Por regla general es considerado el sable como un arma brutal y no hay duda de que algunos sablistas le manejan con increíble violencia.
    • 1933 Glz-Alonso, L. "Olimpiadas universitarias Congreso Mundial Estudiantes" [28-09-1933] Ahora (Madrid) Esp (HD)
      Siete se inscribieron a la esgrima, en cuya clasificación por las tres armas (florete, espada y sable), España adjudicándose el quinto puesto, tras Inglaterra y ante Checoeslovaquia. En esta competición, los dos mejores nuestros fueron el floretista Ezquerra y el sablista Mendoza.
    • 1974 Anónimo "Esgrima. Campeonatos del mundo Grenoble" [28-07-1974] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Al haberse drogado un sablista del equipo de Rumania, medalla de plata del torneo por equipos de sable de los Campeonatos del mundo, ha sido descalificado
    • 1996 Anónimo "Esgrima" [22-07-1996] Diario de Avisos (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      Chappé y Castillejos caen en su primera ronda y el sablista español habla de "conspiración".
    • 2008 Agencia Efe "Araceli Navarro retira" [09-08-2008] El País (Madrid) Esp (HD)
      El sueño olímpico de la sablista Araceli Navarro quedó truncado de raíz a dos minutos del final del enfrentamiento contra la estadounidense Rebecca Ward, cuando se vio obligada a retirarse con una luxación en su maltrecho hombro izquierdo.
    • 2012 Iribar, A. "España, a medias" [17-04-2012] El País (Madrid) Esp (HD)
      Con él viajan a Bratislava Berta Peña (en la especialidad de espada, como él); María Mariño y Carlos Llavador (florete) y Araceli Navarro y Javier Martí (sable) que sabrán, entre el sábado y el domingo, si son olímpicos. Los sablistas y Pirri son los veteranos y los que más posibilidades tienen de llegar a Londres.
    • 2015 Anónimo "Medina: llega ver y perder" [15-08-2015] El Día (Santa Cruz de Tenerife) Esp (HD)
      El sablista italiano Aldo Montano dio ayer la sorpresa al conquistar la medalla de oro en categoría individual. Es cierto que el tirador deLivorno, séptimo del mundo esta temporada, tenía sus opciones de podio en Atenas

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE