9.ª Entrega (septiembre de 2020)
Versión del 30/09/2020
Familia Ver familia de palabras
silbar v. (1223-)
silbar, siblar, silvar, sylvar
Etim. Del latín sībilare; como se indica en el DECH (s. v.) para el étimo latino, esta "palabra parece procedente de una forma onomatopéyica sīfilare, que pasó a sībilare con arreglo a la fonética histórica latina".

Se documenta por primera vez, con la subacepción 'emitir [un animal] un sonido agudo' hacia 1223, en la anónima Semejanza del mundo; poco después se registra la subacepción 'producir [una cosa] un sonido parecido al silbido al rozar con el aire', atestiguada antes de 1284, en la quinta parte de la General Estoria de Alfonso X. La acepción 'producir [alguien] un sonido agudo al expulsar el aire con cierta fuerza por la boca a través de los labios fruncidos o con los dedos colocados en ella de manera adecuada' se localiza en una de las composiciones poéticas de A. de Villasandino recogida en el Cancionero de Baena; este autor fallece en 1425. Ya en el siglo XVI se registran las subacepciones 'emitir [un animal] un sonido agudo', 'producir un sonido agudo [con un silbato o con un instrumento musical' y 'producir [el aire] un sonido agudo'.  La subacepción 'producirse [en los oídos] [de una persona] un zumbido o un sonido agudo y continuo que no procede de una fuente exterior' se atestigua en 1884, en Cleopatra Pérez, de J. Ortega Munilla. Y ya en el siglo XX se documentan los primeros testimonios de la subacepción 'producir [un instrumento] un sonido agudo'.

Por otro lado, con el valor 'hacer burla o mofa [de algo o de alguien]' se atestigua desde finales del siglo XIII o primeros años del siglo XIV, en la traducción al castellano de la Vulgata latina que se conserva en la Biblia escurialense I-j-8. Con la acepción 'llamar [a una persona o a un animal] mediante silbidos' se atestigua en el Libro del caballero Cifar 1300-1305). Con el valor 'pronunciar [algo] con una especie de silbido' se registra en 1516, en el Memorial de pecados y aviso de la vida cristiana de P. Covarrubias. Como 'entonar [una melodía] con silbidos' figura en Coloquios de Palatino y Pinciano (c1550) de J. de Arce Otárola. En la acepción 'manifestar burla o desaprobación [de algo o de alguien] con silbidos u otras demostraciones ruidosas' se documenta en 1604, en la Segunda parte de la vida de Guzmán de Alfarache de M. Alemán. Con el significado 'decir [algo] a gritos' se atestigua en 1874, en El sombrero de tres picos de A. Ruiz de Alarcón. Asimismo, con el valor 'decir [alguna cosa] en voz baja' se emplea desde 1950, como muestra Lola, espejo oscuro, de D. Fernández-Flórez. De ese mismo año (1950) data el primer testimonio de la acepción 'tocar [un silbato o un instrumento musical de viento]', localizado en Giraluna, de A. E. Blanco. Como 'tocar [una melodía] con un instrumento musical de viento' se atestigua ya en Merlín y familia de Á. Cunqueiro, obra publicada en 1957. También está atestiguado el uso de este verbo con el valor 'manifestar agrado, admiración o aprobación [de algo o de alguien] con silbidos o expresiones ponderativas', documentado en 1970, en Un mundo para Julius de A. Bryce Echenique. Con la acepción 'hacer cumplir el reglamento en algunas competiciones deportivas' se atestigua en 1996, en una crónica futbolística publicada en El Informador (Guadalajara); con este valor el verbo se circunscribe al español de México. Por último, con la acepción 'emitir [un mensaje] mediante silbidos que reproducen las características de la lengua hablada para comunicarse a distancia' se registra en 2005, en el artículo de prensa "Acerca de lo local y lo universal en el silbo gomero (1)" de E. Morera, publicado en El Día (Santa Cruz de Tenerife); es un uso propio de Canarias (España).

Por otro lado, algunas acepciones de silbar solo se documentan en algunos repertorios lexicográficos. Como sinónimo de 'hender' se recoge en El castellano en Galicia (1927) de Cotarelo Valledor. La acepción 'hacer ruido los intestinos vacíos' se consigna, en 1985, en El habla de la provincia de Córdoba, de Cantinelli. Como 'zumbar el zancudo' figura en el Glosario lexicográfico del atlas lingüístico-etnográfico de Colombia (1986) de Montes Giraldo et alii. Con la acepción 'beber, emborracharse' se registra, en 1989, el Léxico de la borrachera de Suárez Blanco. Como 'cantar la perdiz' se consigna en el Diccionario diferencial del español de Canarias (1996) de Corrales Zumbado et alii. Con la acepción 'despedir mal olor alguien' figura como uso propio de Honduras en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE.

Además, varias unidades pluriverbales incluyen la voz silbar. Así, estar silbando se recoge con el valor 'carecer de dinero' en el Diccionario de bolivianismos (1964) de Fernández Naranjo. Irse silbando bajito presenta dos acepciones en el Nuevo diccionario de argentinismos (1993) de Haensch y Werner: 'retirarse de un lugar con naturalidad, sin llamar la atención' y 'retirarse cohibido de un lugar, sin poder replicar o responder ante una situación planteada'. La locución adverbial silbando bajito se define como 'con discreción, sin llamar la atención' en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE, con marca de Uruguay y Argentina. A su vez, silbando, en combinación con verbos que implican movimiento, como alejarse o salir, adquiere el valor de 'a toda prisa', según atestigua, en 1970, la novela Un mundo para Julius, de A. Bryce Echenique. La locución silbando en la loma se registra con la acepción 'esperando algo que no ocurrirá y que se desea o se pretende' en 1953, en Hombres de maíz de M. Á. Asturias; por otra parte, con la acepción 'sin dinero o sin recursos' se consigna en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE, con marca de Honduras. Silbar iguanas se recoge en 1946, en el Diccionario de americanismos de Malaret, con el valor 'distraerse, silbando, de una preocupación', circunscrito a Venezuela. Silbar la balinera, con la acepción 'despedir mal olor alguien, generalmente de los pies', figura, como hondureñismo, en el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE.

  1. ac. etim.
    v. intr. Producir [alguien] un sonido agudo al expulsar el aire con cierta fuerza por la boca a través de los labios fruncidos o con los dedos colocados en ella de manera adecuada.
    Sinónimos: chiflar; chiflear
    Esquema sintáctico
    docs. (1223-2019) 124 ejemplos:
    • 1379-a1425 Villansandino, A. Poesías [1993] 98 Canc Baena Es (CDH )
      10 La mi voluntat se farta / quando aquí fazen sus bodas, / que las veo juntas todas / con don Queria e doña M'arta. / El garçón que se aparta / a baillar es engañado / con Migu ela, *qu'es forçado, / silva ndo *a todos enart a. *
    • 2019 Osorio Gumá, M. Otro lado Mx (CORPES)
      En Gregorio la idea surgió así, repentina. Una idea pura: un motor que mueve al cuerpo sin pedir más que su ejecución instantánea. Goyo emitió aquel silbido agudo; se lo había aprendido a Mamá Lochi. En cuanto resonaba, solían asomarse las pequeñas cabezas de las serpientes desde sus nidos. Cuando chifló, el animal se alzó aún más hacia él. Tomó aire y volvió a silbar. Impulsado por el mismo motor, se fue acercando.
    • 1379-a1425 Villansandino, A. Poesías [1993] 98 Canc Baena Es (CDH )
      10 La mi voluntat se farta / quando aquí fazen sus bodas, / que las veo juntas todas / con don Queria e doña M'arta. / El garçón que se aparta / a baillar es engañado / con Migu ela, *qu'es forçado, / silva ndo *a todos enart a. *
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Es (CDH )

      E Ysach amaua a Ysau por quanto comia de su caça.(354)

      El testo ebrayco non dize saluo que lo amaua, por / quanto auia caça en su boca. Algunos dizen que tanto queria dezir como que bien sabia a los omnes caçar con las lisonjas e blanduras de su boca. Otros dizen por que auia caça en su boca, se entiende que lo que caçaba que era con su boca siluar e ssones fazer como se vinia la caça a el.

    • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Es (NTLLE)
      silvar. exibilo, as, aui, por silvar a otro; exibilatio, onis, por aquel silvar; insibilo, as, aui, por silvar mucho; sibilo, as, aui, por silvar; sibilatio, onis, por aquel silvar; sibilus, a, um, por cosa que silva.
    • 1494 Encina, J. Égloga Amores [1991] 163 Es (CDH )
      / Sacude tu caramillo, / tu hondijo y tu cayado; / haz que aballas el ganado, / silva, hurria, da gritillo.
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Es (NTLLE)
      sibilo, las [...], sibilaui, por siluar [...].
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Lo primero era silvar, metiendo el dedo menor doblado en la boca.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,143 Co (CDH )
      Y porque dixe que les hazian señas con silvos, es çierto y averiguado que con çierta manera de silvar con el hueco que de entranbas manos juntas hazen, hablan todo el lenguaje, de tal suerte que se entienden y oyen de mucha distançia de camino apartados, con mas facilidad que con la voz natural.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Es (CDH )
      No dudéis que la lengua hebrea es la primera del mundo y no inventada por los hombres, sino infusa por Dios a Adán y Eva, porque, si ellos la hobieran de inventar, hobieran menester mucho tiempo para irse acostumbrando a cherriar o silbar y después a formar palabras bien articuladas, y no es creíble que supieran inventar lengua tan sentenciosa, en siendo criados, por más sabio que haya sido Adán; y notad de paso con Aristóteles que las vocales formamos con la voz en la garganta, y las consonantes con la lengua y labios o dientes o paladar.
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] fol. 447v Es (CDH )
      Pero en las Morenas, dize Licinio Macer, que no ai machos, sino solamente hembras, y que conciben de las serpientes; y que quando las quieren coger silvan los pescadores, y acuden a los silvos, y desta manera las cojen, y pescan.
    • 1663 Carvajal Saavedra, M. Navidades [1993] Es (CDH )
      Y espantados de verle herido, le dijeron que por qué no había silbado para llamarlos.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      SILBAR. v. n. Formar el silbo. Viene del latino sibilare.
    • 1769 Anónimo Chasco perro [1932] Tonadillas teatrales Es (CDH )
      Paco. / Las doce han tocado / y es hora que venga / a ver a Juanita, / que aquí me citó. / Cerrado está todo. / Yo llamo a la reja. / (Silba.) / (Chi, chi, chi, chi.) / Mas ya siento ruido. / Sin duda me oyó.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Con el aviso que desde aquí tuvieron los Iquitos de su antiguo misionero, venían á bandadas por el río, unos en caonillas, otros nadando como si fueran peces nacidos en el agua, todos gritando, ó silbando de alegría y contento por ver á su padre y saber que venía á vivir entre ellos.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      SILBAR, formar un sonido agudo por medio del aire, haciéndole salir por un conducto estrecho. Fr. Sifler. Lat. Sibilare , mittere sibila. It. Fischiare, sibilare, zufolare.
    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Es (CDH )
      Remedan sobre todo con más perfección las escaramuzas de los infieles y Charrúas a caballo, pintándose como ellos los cuerpos desnudos de varios colores y figuras, adornándose cabeza y cintura de penachos de plumas largas de avestruz y capacetes de cuero, y corriendo en pelo, silbando y acometiendo los unos a los otros con las chuzas, con tal celeridad, tendidos sobre el caballo, y haciendo con el cuerpo varios quites, que admiran.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
      — Más de una hora estuve escuchando, repuso el montañés que ya comenzaba a impacientarse con tantas objeciones, y no oí ni cantar, ni rezar, ni silbar, ni ruido de armas o de pasos.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      — ¿Qué indios? —le pregunté.

      — Los de la Jarilla.

      — ¿Y por qué silban?

      — Nos han de haber sentido y no saben lo que es.

    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Aguijada por la curiosidad, volvió la muchacha a silvar como lo había hecho antes; le contestaron desde la ventanilla moviendo la cortina blanca, y acudió al punto; pero en vez de su querida amiga Cecilia, sólo encontró a la abuela.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 351 Es (CDH )
      El estrépito era infernal; todos hablaban a gritos, todos reían, unos silbaban, otros cantaban.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      A lo lejos se percibía el dejo triste de algún cinco, y tal que otro arriero, silbando con agudeza penetrante y restallando el mandador tras el arria de mulas perezosas, avanzaba poco a poco por el camino real.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Es (CDH )
      Silba en la tapia cuando llegues, para que yo te arrime la escalera.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 347 Pe (CDH )
      Iba el zorro por un camino silbando como de costumbre: fliu, fliu, fliu... Soplaba encantado de la vida: fliu, fliu, fliu... La perdiz, de pronto, salió volando por sus orejas, a la vez que piaba del modo más estridente: pi, pi, pi, pi, pi... El zorro se asustó abriendo tamaña boca: ¡guac!, y al romperse la costura quedó sin poder silbar.
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] 362 Py (CDH )
      Una vez oculto entre los bananos, silbó dos veces.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      «Es increíble lo fuerte que silbo», pensó Oliveira, deslumbrado.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] 266 Ni (CDH )
      Le enseñó cómo debía silbar en caso de que sospechara algún movimiento anormal.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )

      El fiero rostro de quien se interpuso entre ellos y la puerta de entrada se iluminó al oír eso; silbó de cierta manera; quienes los interceptaban fueron a abrir la puerta. Los dos jóvenes entraron a la vivienda, comieron algo y durmieron hasta la tarde. Con el crepúsculo siguieron camino, guardando las mismas precauciones de antes, hasta Montes Verdes, donde también llegaron al amanecer.

    • 2014 Villoro, J. ¿Vida Tierra? Mx (CORPES)
      Cuando el hombre llegó a la luna, yo tenía doce años y no sabía silbar. Podía soplar un débil sonido, pero anhelaba el contundente chiflido de los arrieros o los entrenadores de fútbol.
    • 2019 Osorio Gumá, M. Otro lado Mx (CORPES)
      En Gregorio la idea surgió así, repentina. Una idea pura: un motor que mueve al cuerpo sin pedir más que su ejecución instantánea. Goyo emitió aquel silbido agudo; se lo había aprendido a Mamá Lochi. En cuanto resonaba, solían asomarse las pequeñas cabezas de las serpientes desde sus nidos. Cuando chifló, el animal se alzó aún más hacia él. Tomó aire y volvió a silbar. Impulsado por el mismo motor, se fue acercando.
    • 1379-a1425 Villansandino, A. Poesías [1993] 98 Canc Baena Es (CDH )
      10 La mi voluntat se farta / quando aquí fazen sus bodas, / que las veo juntas todas / con don Queria e doña M'arta. / El garçón que se aparta / a baillar es engañado / con Migu ela, *qu'es forçado, / silva ndo *a todos enart a. *
    • 1379-a1425 Villansandino, A. Poesías [1993] 98 Canc Baena Es (CDH )
      * / 11 Pascual e doña Susaña, / Justa e Marta Membrillo, / Endireço * del Campillo, / doña Cruz, que bien se apaña / a silvar por la mañaña.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Es (CDH )

      E Ysach amaua a Ysau por quanto comia de su caça.(354)

      El testo ebrayco non dize saluo que lo amaua, por / quanto auia caça en su boca. Algunos dizen que tanto queria dezir como que bien sabia a los omnes caçar con las lisonjas e blanduras de su boca. Otros dizen por que auia caça en su boca, se entiende que lo que caçaba que era con su boca siluar e ssones fazer como se vinia la caça a el.

    • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Es (NTLLE)
      silvar. exibilo, as, aui, por silvar a otro; exibilatio, onis, por aquel silvar; insibilo, as, aui, por silvar mucho; sibilo, as, aui, por silvar; sibilatio, onis, por aquel silvar; sibilus, a, um, por cosa que silva.
    • 1494 Encina, J. Égloga Amores [1991] 163 Es (CDH )
      / Sacude tu caramillo, / tu hondijo y tu cayado; / haz que aballas el ganado, / silva, hurria, da gritillo.
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Es (NTLLE)
      sibilo, las [...], sibilaui, por siluar [...].
    • 1505 Alcalá, P. Vocabulista Es (NTLLE)
      Siluar. niçaffár, çaffárt, çaffár.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 141 Pe (CDH )
      El cristiano veía que caían piedras por el aire y silbaban; y viniendo del pueblo de los cristianos un hermano de un Juan Pacheco, vecino de la misma villa, que a la sazón estaba en ella en lugar del Gómez Hernández, que había salido a lo que dicen de Caramanta, se juntó, con el otro, y veían que el Tamaracunga estaba muy desmayado y maltratado de los demonios, tanto, que en presencia de los cristianos lo traían por el aire de una parte a otra, y él quejándose, y los demonios silbaban y daban alaridos.
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Es (CDH )
      Quando ya es tiempo de començar, siluan ocho o diez hombres muy rezio, y luego tocan los atabales muy baxo, y no tardan a venir los bayladores con ricas mantas blancas, coloradas, verdes, amarillas, y texidas de diuersíssimos colores; y traen en las manos ramilletes de rosas, o ventalles de pluma, o pluma y oro; y muchas vienen con sus guirlandas de flores, que huelen por excelencia, y muchos con papahígos de pluma o carátulas, hechas como cabeças de águila, tigre, caymán y animales fieros.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Es (CDH )
      Ya que era [hora] de comer, como apercibiendo a los que habían de bailar, después de la comida silbaban ocho o diez hombres muy recio, tocando los atabales muy recio; venían luego los bailadores que, para hacer sarao al gran señor, habían de ser todos señores, caballeros y personajes principales, vestidos cuanto cada uno podía riquísimamente, cubiertos con mantas ricas, blancas, coloradas, verdes, amarillas y otras texidas de diversos colores; traían en las manos ramilletes de rosas o ventalles de pluma, o pluma y oro; muchos venían por manera de gala y bravosidad, metidas las cabezas por cabezas de águilas, tigres y caimanes y otros fieros animales; llevaban o sobre el brazo derecho o sobre los hombros alguna devisa de oro, plata o ricas plumas.
    • 1562-1569 Timoneda, J. El sobremesa Es (CDH )
      —¿Y sabéis silbar?
    • 1562-1569 Timoneda, J. El sobremesa Es (CDH )
      Diciendo que sí, importunáronle que silbase, por ver qué silbo tenía.
    • 1562-1569 Timoneda, J. El sobremesa Es (CDH )

      Ya que hubo silbado, dijo el uno de ellos:

      —¿Qué?, ¿no tenéis más recio silbo que éste?

    • c1575 Aguilar, P. Cancionero [1875] 219 Es (CDH )
      A él le quiere mucho otra pastora, / Le llama y da favores cada dia, / Y aquéste que tan triste ser solia, / En lugar de silbar se rie agora. /
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 10 Es (CDH )
      Y luego mandaron poner fuego a los carrizos y comenzó de arder, y se fueron los papas callando sin más nos hablar, y los que estaban apercibidos en los escuadrones empezaron a silbar y a tañer sus bocinas y atabalejos.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Lo primero era silvar, metiendo el dedo menor doblado en la boca.
    • c1573-1581 Aguado, P. HSta Marta [1916-1917] II,143 Co (CDH )
      Y porque dixe que les hazian señas con silvos, es çierto y averiguado que con çierta manera de silvar con el hueco que de entranbas manos juntas hazen, hablan todo el lenguaje, de tal suerte que se entienden y oyen de mucha distançia de camino apartados, con mas facilidad que con la voz natural.
    • a1536-1585 Padilla, P. Poemas Cartapacio de Francisco Morán de la Estrella Es (CDH )
      La dulçe consonanzia y melodía / de ruyseñores, que por aquel vado / con sus harpadas lenguas a porfía / cantavan con dulçor enamorado, / ni el canto de otras aves que allí avía / este triste pastor an alegrado. / Sólo con lamentar la muerte implora / y en lugar de silvar suspira y llora. / A veçes despertava estando echado / riveras del gran Duero sus dolores / pensava de contino, en su mal hado, / y vee que si los calla son peores, / y más en quien está tan lastimado / que creçen más y más, y son mayores. / Con esto su dolor templó a la ora / y así soltó al rabel su voz sonora. /
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Es (CDH )
      No dudéis que la lengua hebrea es la primera del mundo y no inventada por los hombres, sino infusa por Dios a Adán y Eva, porque, si ellos la hobieran de inventar, hobieran menester mucho tiempo para irse acostumbrando a cherriar o silbar y después a formar palabras bien articuladas, y no es creíble que supieran inventar lengua tan sentenciosa, en siendo criados, por más sabio que haya sido Adán; y notad de paso con Aristóteles que las vocales formamos con la voz en la garganta, y las consonantes con la lengua y labios o dientes o paladar.
    • 1600 Liñán de Riaza, Pedro Romance de Riselo 242 Poesías Es (CDH )
      / Querrás que mil noches, / mojado o enjuto, / tus rejas me hablen, / que son hierros duros; / que silbe tres veces, / mostrando que acudo / al incierto plazo / a que Amor me trujo; / y al darme recaudo / o billete alguno, / llore tu fregona / y yo quede sucio; / que a tu dueña compre / antojos y junco / porque vuelva humano / ese pecho turco; / que vaya a la iglesia / y quede sin pulsos / en ver que te hablan / don Sancho y don Hugo; / que mis coplas sean / novelas del Cuzco, * / flores de esperanzas / y de olvidos, frutos.
    • c1604 Mendieta, J. HEclesiástica indiana [1973] I, 79 Mx (CDH )
      Ayuntadas las huestes, la batalla cuasi siempre se daba en el campo, entre términos de los unos y de los otros, y en viéndose cerca, daban una espantosa grita y alarido que ponían la voz en el cielo; otros silbaban, y otros aullaban que ponían espanto a cuantos los oían.
    • 1606 Ledesma, A. Conceptos espirituales II [1969] Es (CDH )
      SIlbad discreto zagal, / y dalde sal al ganado, / que yo lo doy por guardado / con tal silbo y con tal sal.
    • 1615 López, C. Declaración emblemas Alciato [2003] fol. 447v Es (CDH )
      Pero en las Morenas, dize Licinio Macer, que no ai machos, sino solamente hembras, y que conciben de las serpientes; y que quando las quieren coger silvan los pescadores, y acuden a los silvos, y desta manera las cojen, y pescan.
    • c1608-1620 Ruiz Alarcón, J. Cueva Salamanca [1957] Mx (CDH )
      Lucía : Las diez son. / ¿Quieres acostarte?Doña Clara : Sí. / (Silban dentro.)Desnuda... Pienso que oí / un silbo. Lucía : Estos silbos son / de Zamudio.Doña Clara : Hablalle quiero. / ¿Está mi padre acostado?
    • 1626 Quevedo Villegas, F. Buscón [1980] Es (CDH )
      Empezaron a silbar dos dellos, y otro a dar sogazos.
    • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] 633 Es (CDH )
      / Juntando las ovejas / tuerce la honda y silba, / porque el redil nudoso / temprano las reciba.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 419 Es (CDH )
      / Parece una montería / su calle en anocheciendo, / pues ladran, laten y silban * / para hacer seña al terrero.
    • 1663 Carvajal Saavedra, M. Navidades [1993] Es (CDH )
      Y espantados de verle herido, le dijeron que por qué no había silbado para llamarlos.
    • 1676-1692 Juana Inés de la Cruz Villancicos [1952] Mx (CDH )
      / No, no, no os mováis; / no, no, no silbéis / quedito, pasito, / que duerme José.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      SILBAR. v. n. Formar el silbo. Viene del latino sibilare.
    • 1769 Anónimo Chasco perro [1932] Tonadillas teatrales Es (CDH )
      Paco. / Las doce han tocado / y es hora que venga / a ver a Juanita, / que aquí me citó. / Cerrado está todo. / Yo llamo a la reja. / (Silba.) / (Chi, chi, chi, chi.) / Mas ya siento ruido. / Sin duda me oyó.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Con el aviso que desde aquí tuvieron los Iquitos de su antiguo misionero, venían á bandadas por el río, unos en caonillas, otros nadando como si fueran peces nacidos en el agua, todos gritando, ó silbando de alegría y contento por ver á su padre y saber que venía á vivir entre ellos.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      SILBAR, formar un sonido agudo por medio del aire, haciéndole salir por un conducto estrecho. Fr. Sifler. Lat. Sibilare , mittere sibila. It. Fischiare, sibilare, zufolare.
    • a1790 Alvear, D. Rel provincia Misiones [2003] Es (CDH )
      Remedan sobre todo con más perfección las escaramuzas de los infieles y Charrúas a caballo, pintándose como ellos los cuerpos desnudos de varios colores y figuras, adornándose cabeza y cintura de penachos de plumas largas de avestruz y capacetes de cuero, y corriendo en pelo, silbando y acometiendo los unos a los otros con las chuzas, con tal celeridad, tendidos sobre el caballo, y haciendo con el cuerpo varios quites, que admiran.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
      — Más de una hora estuve escuchando, repuso el montañés que ya comenzaba a impacientarse con tantas objeciones, y no oí ni cantar, ni rezar, ni silbar, ni ruido de armas o de pasos.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Pero eso sí, su persona honrada se ha de estar quieta como un estantillo, sin estornudar, ni cantar, ni silbar, ni cortar palitos con el cuchillo, ni conversar si pasa alguna estanciera, aunque sea la más bonita de todas las perillanas; y para no estornudar, no se meta el tabaco por las narices; más bien masque a dos cachetes como yo masco, y si gusta, aquí tengo, en la chuspa unos chicotes que me regaló Melchora.
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      Es estar sujeto a las órdenes de un miserable, órdenes que se reducen a privarme de la libertad de silbar, de estornudar, etc., etc. Es decir que mi libertad natural está restringida por una pasión vil, que me dará por resultado un par de cafuches.
    • 1860 Arenal, C. Visitador [1993] Es (CDH )
      Si vais a visitarla, los perros os ladrarán, sin que su amo los llame; las mujeres no se apartarán de donde están sentadas; los hombres silbarán desdeñosamente en vez de saludaros, y los niños procurarán echaros agua, o tierra, o piedrecillas, por los agujeros de la ruinosa escalera.
    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Oyóse un eco semejante al que saldría de las entrañas de la tierra si los que descansan en eternal reposo exhalaran gemidos desgarradores de profunda desesperación.

      Se repitió varias veces.

      Unas veces parecía venir de atrás, otras de delante, ya de la izquierda, ya de la derecha.

      El camino daba interminables vueltas, buscando el terreno menos guadaloso y evitando los lugares más tupidos.

      — Es una voz de hombre —me dijo Camilo.

      — ¿Se habrá perdido alguien?

      Silbaría, señor.

      — ¿Y entonces? ¿Será algún indio?

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Los gritos misteriosos no resonaban ya.

      Mandé silbar; lo hicieron varios a una.

      No contestaron.

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      Viendo que no lo hallaban y que el capitán Rivadavia y otros no parecían, mandé quemar el campo, no se pudo por la humedad y falta de sebo; se dieron voces, nadie contestó; silbamos, silencio profundo.

    • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )

      — ¿Qué indios? —le pregunté.

      — Los de la Jarilla.

      — ¿Y por qué silban?

      — Nos han de haber sentido y no saben lo que es.

    • 1871 Fdz Glz, M. Francisco Estevan [1871] Es (CDH )

      — Esperad dos aquí, dijo uno de los hombres, y el otro que vaya á situarse al otro lado de la callejuela.

      En cuanto me oigais silbar, á mí.

      Se oyeron los sordos pasos de un hombre que se alejaba.

    • 1871 Fdz Glz, M. Francisco Estevan [1871] Es (CDH )

      — ¡Y ama á ese terrible Francisco Estévan, al invencible, y quiere vengarse! ¡Oh! ¡oh! si Francisco Estévan supiese... sí, sí, puede ser que algun dia el secreto que poseo me sirva para defender mi cabeza... y ella está loca, loca por él... tiene razon, hombres como Francisco Estévan han nacido para volver locas de amor á las mujeres y para que todos los hombres los respeten: bien, la serviré: no podrá vengarse... la veré á lo menos todos los dias... veré cómo se desespera... ¿pero qué hago yo aquí? yo tambien estoy loco.

      Pedro Lopez silbó.

      Inmediatamente acudieron á la carrera los hombres que le habian guardado las espaldas.

    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Es (CDH )
      Silba un granuja, grazna un remendón, relincha un carretero, aúllan por simpatía los perros vagabundos, lánzase a los novios de acá un chiste, de allá una grosería y del otro lado una indecencia, y sin duda porque la boda es de pro, confúndense en este pastel horripilante la burda chaqueta y el elegante gabán, la camisa remendada y los guantes de cabritilla, el luengo ropaje del sexo débil y la estirada librea del que peina barbas y hace las constituciones y los bandos de orden y buen gobierno; que en ciertas ocasiones y para determinados actos, la humanidad no gasta remilgos ni para mientes en grados de alcurnia ni de posición social: sola se exhibe con sus tendencias ingénitas, con sus resabios esenciales, y ni la calidad ni el corte del vestido le imponen deber alguno: entonces es nieta de Caín y nada más.
    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] 289 Ec (CDH )
      Le gusta el mar en leche que brilla cual espejo donde refleja la luz del Infinito: lo gusta el mar bravío que se levanta rugiendo en cólera sublime: le gusta contemplar el águila que permanece inmóvil en un risco del monte Athos: lo gusta el leon que sale de su selva lamiéndose las fauces con su lengua encendida: silba con los vientos, suspira con las sombras, gime con las almas atribuladas, calla con la tumba:
    • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] Cu (CDH )
      Aguijada por la curiosidad, volvió la muchacha a silvar como lo había hecho antes; le contestaron desde la ventanilla moviendo la cortina blanca, y acudió al punto; pero en vez de su querida amiga Cecilia, sólo encontró a la abuela.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] I, 351 Es (CDH )
      El estrépito era infernal; todos hablaban a gritos, todos reían, unos silbaban, otros cantaban.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      Anselmo silbaba en el patio, acariciando un gato de Angora, su único amigo.
    • 1885 Rubén Darío Rhin [1950] Cuentos Ni (CDH )
      Inmediatamente se abrió la ventana del castillo, y a lo largo del muro se extendió una escala de seda; por ella subió el que había silbado y después bajó con una carga preciosa que depositó en la embarcación.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      A lo lejos se percibía el dejo triste de algún cinco, y tal que otro arriero, silbando con agudeza penetrante y restallando el mandador tras el arria de mulas perezosas, avanzaba poco a poco por el camino real.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      D. Jacinto Sandoval (y esto lo murmuraban sotto voce) cojeaba igualmente de ese pie, con la circunstancia agravante de que gozaba de grandes simpatías entre las chicas del lugar, porque era desprendido, enamorado y zalamero; de todo eso se conversaba allí con ruido, en tanto que el pulpero, por lo mucho que vendía en razón de la afluencia de la gente, no cabía en sí de gozo, silbaba como un pájaro y repicaba las chancletas en el suelo.
    • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
      A las doce regresaba con su azadón al hombro, con los calzones arrollados, chorreando de sudor y silbando de alegría como el pájaro en la selva.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Es (CDH )
      Silba en la tapia cuando llegues, para que yo te arrime la escalera.
    • 1914 Trigo, F. Jarrapellejos [1991] Es (CDH )
      Silbó el Gato, que hubo de encontrarlo; acudieron los dispersos, y el inseguro Saturnino, resbalándose esta vez, fue a parar al agua de bruces.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
      Entonces fue cuando el patrón silbó con su silbido famoso, ese silbido autoritario y sonoro que baja los cogotes más altos, como la gravitación de un yugo, y que tiene un no sé de inapelable.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
      Cinco segundos más tarde, y en momentos en que Bibiano recoge apresuradamente unos cascotes para cazar un chingolo que ha venido a posarse en el linde del patio, don Pancho silba desde lejos, y el muchacho, arrojando sus proyectiles, va hacia allá a la carrera, a través de los yuyos.
    • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
      — ¡Qué muchacho del... —murmura, y antes de entrar en el escritorio silba, llamando a Bibiano.
    • 1918 Vallejo, C. Heraldos [1985] Pe (CDH )
      / Van tres mujeres... silba un golfo... Lejos / el río anda borracho y canta y llora / prehistorias de agua, tiempos viejos.
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] Pe (CDH )
      El chorro que no sabe a cómo vamos, / dame miedo, pavor. / Recuerdo valeroso, yo no avanzo. / Rubio y triste esqueleto, silba, silba.
    • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] 149 Ch (CDH )
      / Eres una y eres tantas / que te tomo y que te pierdo, / y guiñas y silbas, burla, / burlando, y hurtas el cuerpo, / carcajeadora que escapas / y mandas mofas de lejos... / Y no te mueves, que tienes / los pies cargados de sueño... / Se está volteando el indio / y queda, pecho con pecho, / con la tierra, oliendo el rastro / de la chilla y el culpeo.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 347 Pe (CDH )
      Iba el zorro por un camino silbando como de costumbre: fliu, fliu, fliu... Soplaba encantado de la vida: fliu, fliu, fliu... La perdiz, de pronto, salió volando por sus orejas, a la vez que piaba del modo más estridente: pi, pi, pi, pi, pi... El zorro se asustó abriendo tamaña boca: ¡guac!, y al romperse la costura quedó sin poder silbar.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 347 Pe (CDH )

      Luego, según lo convenido, el zorzal dio las lecciones necesarias. Y desde entonces, el zorro, muy ufano, se pasaba la vida silbando. Olvidó que tenía que comerse al conejo porque la venganza se olvida con la felicidad. Se alimentaba con la miel de los panales.

    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 347 Pe (CDH )
      Un zorzal llegó piando y le suplicó: "¡No los mates! ¡Son mis hijos! Pídeme lo que quieras, pero no los mates"... Entonces el zorro pidió que le sacara las lapas y le enseñara a silbar.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 347 Pe (CDH )
      Iba el zorro por un camino silbando como de costumbre: fliu, fliu, fliu... Soplaba encantado de la vida: fliu, fliu, fliu... La perdiz, de pronto, salió volando por sus orejas, a la vez que piaba del modo más estridente: pi, pi, pi, pi, pi... El zorro se asustó abriendo tamaña boca: ¡guac!, y al romperse la costura quedó sin poder silbar.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Es (CDH )

      — ¿No quiere usted cantar con nosotros?

      El poste no contestó.

      — Seguramente —insistió el pino, inclinando su copa en una cortesía— su voz es delicada y armoniosa, y a todos nos agradará que se una a las nuestras.

      El poste silbó malhumorado.

      — ¿Y a qué viene eso? ¿Qué cantan ustedes?

      — Imitamos a un tren remoto.

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      — ¡Silbó con desprecio en la cara de un vigilante!
    • 1952 Casaccia, G. Babosa [1991] 362 Py (CDH )
      Una vez oculto entre los bananos, silbó dos veces.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Es (CDH )
      El ratón brincaba por todo el palacio, y lo dejaban ir y venir, que cuando lo daban por perdido me llamaban, y entonces yo le silbaba de cierta sabrosa manera, y el ratoncillo, oyéndome, venía de nuevo a su dueña, que estaba enjugándose, no más que con oírme silbar, las lágrimas de sus asombrados ojos azules.
    • 1950-1959 Paz, O. Laberinto soledad [1993] Mx (CDH )
      Durante esos días el silencioso mexicano silba, grita, canta, arroja petardos, descarga su pistola al aire.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      "Y ahora se sentará, se pondrá a respirar como un caballo o como un perro, la baba le chorreará por el pescuezo, sus manos se volverán locas, se le cortará la voz, quita la mano asqueroso, dará patadas en el aire, silbará con la lengua entre los dientes, cantará, gritará, se revolcará sobre las hormigas, las cerdas le caerán en la frente, saca la mano o te capamos, se tenderá en la tierra, hundirá la cabeza en la hierbita y en la arena, llorará, sus manos y su cuerpo se quedarán quietos, morirán."
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Fue hasta la esquina de Ocharán y Juan Fanning y silbó.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 269 Pe (CDH )
      "Sí, le dije. Un poco." "Yo también, me contestó. No te preocupes. Todos tenemos miedo." Un momento después, silbaron.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Después de cruzar la avenida Petit Thouars se detuvo en la segunda casa y silbó.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Si tardo mucho podés Silbar, a Talita le divierte tu silbido.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      — No se silba en el hospital.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      — Me pongo un sombrero tejano, salgo silbando y enlazo a todo el mundo —propuso Oliveira entusiasmado—.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 246 Ar (CDH )
      La idea de conocer la clínica de la mano de un loco era sumamente agradable, y lo primero que hizo Oliveira fue sacar cigarrillos para su compañero, muchacho de aire inteligente que aceptó un pitillo y silbó satisfecho.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Oliveira silbó con todas sus fuerzas como para detener a Traveler, pero ya no habla nadie en la ventana.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 195 Ar (CDH )
      Para peor el sol empezaba a dar de lleno en la pieza (era la luna sobre las estepas cubiertas de nieve, y él silbaba para azuzar a los caballos que impulsaban su tarantás), a las tres no quedaría un solo rincón sin nieve, se iba a helar lentamente hasta que lo ganara la somnolencia tan bien descrita y hasta provocada en los relatos eslavos, y su cuerpo quedara sepultado en la blancura homicida de las lívidas flores del espacio*.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 194 Ar (CDH )

      Desde el piso de abajo, donde había un clandestino con tres mujeres y una chica para los mandados, alguien lo parodiaba con un contrasilbido lamentable, mezcla de pava hirviendo y chiflido desdentado. A Oliveira le encantaba la admiración y la rivalidad que podía suscitar su silbido; no lo malgastaba, reservándolo para las ocasiones importantes. En sus horas de lectura, que se cumplían entre la una y las cinco de la madrugada, pero no todas las noches, había llegado a la desconcertante conclusión de que el silbido no era un tema sobresaliente en la literatura. Pocos autores hacían silbar a sus personajes. Prácticamente ninguno. Los condenaban a un repertorio bastante monótono de elocuciones (decir, contestar, cantar, gritar, balbucear, bisbisar, proferir, susurrar, exclamar y declamar) pero ningún héroe o heroína coronaba jamás un gran momento de sus epopeyas con un real silbido de esos que rajan los vidrios. Los squires ingleses silbaban para llamar a sus sabuesos, y algunos personajes dickensianos silbaban para conseguir un cab. En cuanto a la literatura argentina*silbaba poco, lo que era una vergüenza.

    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 194 Ar (CDH )
      Pocos autores hacían silbar a sus personajes.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] 194 Ar (CDH )
      Los squires ingleses silbaban para llamar a sus sabuesos, y algunos personajes dickensianos silbaban para conseguir un cab.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      «Es increíble lo fuerte que silbo», pensó Oliveira, deslumbrado.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Cada vez que conseguía enderezar a medias un clavo, levantaba la cabeza en dirección a la ventana abierta y silbaba para que Traveler se asomara.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 311 Es (CDH )
      Con pasos cansados pero sin prisa —en la carretera apareció otro que silbó y agitó los brazos para llamarlo— fue levantando los cadáveres con la punta de la bota para darles la vuelta y pasar sobre ellos con cuidado de no pisarlos, apartando las piedras de los muros demolidos —casi transparente, ese primer color virgen del día que tras doce horas de descanso nocturno acierta a despejarse del polvo milenario.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] Es (CDH )
      Los demás cruzaron corriendo y silbando entre sí, como colegiales que iban a repetir con el fusil lo que en las calles de su niñez habían aprendido a hacer con la pelota, la piedra o la intención.
    • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 42 Ar (CDH )

      En la platea había poca gente;alguien silbó en una de las filas de delante y el cono de luz de una linterna lo buscó en la oscuridad.En la pantalla volvió a aparecer ese hombre rodeado de sus ministros y varios aplaudieron.Alguien chistó.Yo me froté las manos en la ropa;las tenía sudadas, busqué un pañuelo y me descubrí una especie de lapicera sobre el pecho:yo nunca llevo esas cosas encima, me palpéy advertí que se trataba de un termómetro.

    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Sí, yo también, a veces, en la noche, oigo los pasos de la Damiana rondando la Casa, silbando para que me asome al balcón, pero no me asomo, no me quiero ir con ella.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      El señor pasa, silba otra vez, se queda en la otra esquina un instante y al regresar hacia la avenida y pasar frente a ellas las viejas te dicen, ya, anda, y la Iris avanza a trabajar así es que es seguro que seguirá de puta, claro viejas, claro que seguirá de puta, qué otro destino puede tener una muñeca de cartonpiedra con la cabeza vacía si no es que la desgarren y despedacen los hombres hambrientos como ese que se la lleva, le ofrece un cigarrillo y se pierde con ella, adiós, Iris, adiós, no fumís, Iris, estai muy chica, en fin si vai a ser puta mejor que fumís, ya está, es un destino, capaz que hasta lo pases bien porque dicen que la vida de las putas es harto regalada levantándose tarde y todo, y una la tonta que a los trece años cuando se murió mi paire entré a trabajar en una casa de ricos y tenía que levantarme al amanecer, harto tarde le llegó la regla a esta cabra, pero es diabla la chiquilla, mira cómo aprovechó de que se estuvo hinchando y trató de engañarnos para que creyéramos que era un embarazo milagroso... sí, Rita, no llore, si le va a ir bien, ese señor tenía cara de bueno y se la llevó en taxi así es que no puede ser malo y seguro que le consigue otro empleo porque no puede ser nada de agradable pasárselo haciendo la cochinada con gente que una ni conoce aunque a una le paguen, pero como la Iris es gordita le va a ir bien porque son las gorditas las que les gustan a los hombres: sí, ellos dicen nos gustan las mujeres que tienen harto de donde agarrarse... qué querrá decir eso, ni siquiera el idioma que hablan los hombres entendemos nosotras las viejas, es como si hablaran en chino algunas veces, y cuando una se va poniendo más y más vieja, menos y menos va entendiendo lo que hablan los hombres.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Allá, por las maciegas, silbaba yacyi-yateré, el duende niño de los besos fatales.
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] 132 Es (CDH )
      Hablar solo, silbar, cantar, llorar, por las calles negras de una ciudad, a primera hora de la noche.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 714 Mx (CDH )
      A propósito de colores, puedo decirte que en los planetas flacos, y debido a la escasez de oxígeno, nuestro hijo tendría unos pulmones muy grandes, lo que no quiere decir que fueran muy anchos, sino todo lo contrario, muy largos; pero el aire que nuestro hijo expulsara por la boca al silbar estaría tan concentrado que su silbido sería azul y por la poca gravedad se iría muy lejos, y sería entonces una serpentina azul y diáfana que se le enredaría a papá Eduardo en los pies cuando viniera por la calle saltando en cámara lenta y cantando bajo la lluvia y lo haría caer de rodillas ante su adorada Clementina.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 713 Mx (CDH )
      Allí, sí tú silbas, tu silbido va mucho más lejos.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] 124 Pe (CDH )
      Apenas el director-actor hacía la señal indicada —una vibración magisterial del índice en el aire cargado de diálogos, de ayes y suspiros—, Batán, caminando sobre el tablón a un ritmo sabiamente decreciente hacía que los pasos de los personajes se acercaran o alejaran, y, a otra señal, orientando el ventilador a distintas velocidades sobre el platino hacía brotar el rumor de la lluvia o el rugido del viento, y, a otra, metiéndose tres dedos en la boca y silbando, inundaba el estudio con los trinos que, en un amanecer de primavera, despertaban a la heroína en su casa de campo.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
      Era ella quien mandaba los mensajeros que silbaban por las noches al pie de la ventana.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
      Silba fuerte el niño cuando pasa por la puerta del cementerio.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )

      — Yo leí a Nietszche y ustedes no saben nada —ataca Canarinho.

      Está pequeñito y flaco y solo y muy borracho. Le sale un silbido del buche al final de cada frase. Un silbido de canarito.

      — No podemos parar de hablar —dice, y silba.
    • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )

      — Y vamos a hablar siempre. ¿Se creen que nos van a hacer callar la boca? ¡No, no! ¡Cobardes!

      Canarinho silba.

      — ¡Son todos jóvenes! ¡Ellos odian a los jóvenes!

      Y silba.

    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Pe (CDH )
      Silbé un aire alegre y escuché el aire alegre que estaba silbando, lo cual probaba que no sólo me salía el silbido al silbar, y alegre además, sino también que en Barcelona, a diferencia total de Bilbao, en realidad no había ningún problema.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Pe (CDH )
      Como el tren, el cartero silbó tres veces aquel día, por ser las tres cartas certificadas y urgentes, y tres veces también, el suspiro fue enorme, dije God bless his boots, pensando en mi profesora particular de idiomas y autores trascendentales, allá en el Perú, hace siglos, pero ella había muerto sin que nos volviéramos a ver jamás, tras haberse pasado años enviándome direcciones útiles para mi vida en París, en preciosas cartas, y sin que yo me hubiese atrevido a decirle nunca, al responderle, nada de eso existe ya, Merceditas, por haber sido probablemente Merceditas la mujer más fina que conocí en mi vida, y porque para qué, pobrecita, si allá en Lima, cuando recibía mis cartas, ella siempre le bendecía las boots al cartero, sin imaginar un solo instante que los chimpunes del cholo más que bendición de Dios seguro necesitaban un buen remiendo.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )
      Reiteróse el trompeteo; silbó afinadamente Dindi, y así se inició el desafío.
    • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] Ar (CDH )

      Dindi estaba detrás de la valla que definía el perímetro del campo; desde allí, con silbidos modulados y repetidos, dirigía por control remoto al Amarillo y al Rojo. Brotaban de las tribunas los aplausos y vítores, a cada éxito de Godofredo y de Sagramour, y los abucheos y siseos con los cuales desacreditaban cada tanto a favor de Gog y de Magog. De cualquier manera, se sabía desde antes del principio, en quiénes recaería la victoria. Pero súbitamente el duende dejó de silbar.

    • 1982 Pitol, S. Juegos florales [1985] 116 Mx (CDH )
      Salió con el niño a la terraza, se lo sentó en el regazo al lado de sus jaulas y trató de enseñarle a silbar igual que un pájaro.
    • 1983 Pombo, Á. Héroe Mansardas [1990] 164 Es (CDH )
      Pero gracias a Dios contaba la gobernanta con el sospechoso más sospechoso de todos los sospechosos reales o posibles: la gobernanta contaba con Julián, quien sin saberlo aún, por culpa de su salida nocturna la misma noche en que Kus-Kús oyó silbar en la cocina y llavines de nadie abrir y cerrar puertas, había sido visto en el Parque de las Adoratrices, en el Parque Agüero, en circunstancias comprometedoras, por el mismo individuo, el mismo colega del hotel que le había sobresaltado y hecho huir desconsideradamente meses atrás, una noche lluviosa, mucho antes de que el presente cataclismo se iniciara.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Silbando, curioseando los escaparates, revolviéndole el pelo a algún niño y cediendo el paso a las señoras, llegó a una plaza y tomó un autobús hacia el centro.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 368 Es (CDH )
      Levantarse al amanecer, irse silbando detrás de las ovejas, tumbarse en la hierba a ver correr las nubes, ir a pescar alguna vez... Una vida hermosa como no puede haber otra.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Y por la tarde, cuando otros se desgañitaran en el humazo de las tertulias, él silbaría a la sombra, cojonudo y lunático, o contaría su propio y plural pasado, ya indiferente a los errores, al menguado auditorio de un hortelano y un cabrero.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      En el pasillo se cruzó con Paquita y le guiñó un ojo, sin dejar de silbar, y silbando bajó las escaleras y salió sin prisas a la calle.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Es (CDH )
      Y silbaba, silbaba progresivamente con más fuerza, hasta que los círculos concéntricos que salían de sus labios ocuparon todo el restaurante y provocaron las miradas interesadas de otros comensales.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] 266 Ni (CDH )
      Le enseñó cómo debía silbar en caso de que sospechara algún movimiento anormal.
    • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] 26 Ni (CDH )
      La miraban al pasar, haciendo alarde en abandonar el cemento y silbar o dejarle ir un «adiós mamacita».
    • 1995 Britton, R. M. No pertenezco [1995] 222 Pa (CDH )
      Silbó con cuidado, como Madame le había indicado y por fin abrió con disimulo la puerta que daba a la pequeña huerta en donde lo esperaba una de las criadas.
    • 1995 Montero, M. Tú Oscuridad [1995] Cu (CDH )
      Tan pronto como empezaban a subir al monte, los pwazon rat evitaban llamarse por sus nombres y apenas hablaban entre sí, pero en cambio se ponían a silbar.
    • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 161 Es (CDH )

      Cuando Durand hablaba de Voltaire, don Lorenzo decía: ¿No puede usted olvidar a sus nefastos parientes, caballero? Eran dos mascarones. La realidad puede y suele olvidarse gracias a ellos. Cerca vivía asimismo un médico, amigo del pañero Segati, al que Byron se aficionó mucho. El tal señor (he olvidado su nombre) tenía tres hijas, muy bellas y muy adolescentes. El Lord quería que les diese clases de inglés. El padre —hombre muy dinámico, muy vivo— nunca pareció sospechar que el eros silbaba en todas sus visitas. ¿O quizá, como a buen veneciano, no le importaba ni le inquietaba del todo ese silbido?

    • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )
      Reza en voz bajita, como silbando.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] 42 PR (CDH )
      Al otro lado de la puerta número 7, alguien ronca, silba, ronca otra vez.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )

      El fiero rostro de quien se interpuso entre ellos y la puerta de entrada se iluminó al oír eso; silbó de cierta manera; quienes los interceptaban fueron a abrir la puerta. Los dos jóvenes entraron a la vivienda, comieron algo y durmieron hasta la tarde. Con el crepúsculo siguieron camino, guardando las mismas precauciones de antes, hasta Montes Verdes, donde también llegaron al amanecer.

    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )

      «Papá ¿por qué nos sigue la luna?», le había preguntado a los cuatro años, una noche al volver del campo. Nunca he sabido recordar qué me respondió, sin embargo recuerdo que su respuesta me dejó en paz. Tampoco recuerdo cuándo se hizo la noche de aquel lunes, en que un pedazo de luna me acompañó abusiva cuando volví del hospital con la certeza de que el resto de mi vida mis preguntas, mis desfalcos y mis deseos tendría que vivirlos sin aquella voz con respuestas. Quién sabe qué tendría su voz, pero yo recuerdo que siempre me dio paz.

      Mi padre silbaba al volver del trabajo. Adivinar por qué silbaba. Volvía de un trabajo extenuante y mal pagado, silbando como si volviera de una feria y entrara en otra. Yo lo escuchaba llegar y corría escalera abajo.

      Ahora estoy envejeciendo y aún me estremece la memoria de aquellas manos en mi cabeza. Para todo lo que tiene que ver con recordarlo, tengo cinco, diez, catorce años inermes. Sin embargo, lo recuerdo casi siempre con alegría y conseguí sobrevivir al abismo de perderlo.

    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      Luego bajó a tierra de un brinco y silbó hacia lo alto de la colina, donde se apacentaba el rucio.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      silbar [...] intr. Dar o producir silbos o silbidos. U. t. c. tr.
    • 2014 Villoro, J. ¿Vida Tierra? Mx (CORPES)
      Cuando el hombre llegó a la luna, yo tenía doce años y no sabía silbar. Podía soplar un débil sonido, pero anhelaba el contundente chiflido de los arrieros o los entrenadores de fútbol.
    • 2018 Vilas, M. Ordesa Es (CORPES)
      Casi no recuerdo a mi padre diciendo el nombre de mi madre. Cómo pronunciaba su nombre, cómo fue cambiando la manera de decirlo. Sí recuerdo algo maravilloso: mi padre inventó una forma de silbar.
    • 2019 Osorio Gumá, M. Otro lado Mx (CORPES)
      En Gregorio la idea surgió así, repentina. Una idea pura: un motor que mueve al cuerpo sin pedir más que su ejecución instantánea. Goyo emitió aquel silbido agudo; se lo había aprendido a Mamá Lochi. En cuanto resonaba, solían asomarse las pequeñas cabezas de las serpientes desde sus nidos. Cuando chifló, el animal se alzó aún más hacia él. Tomó aire y volvió a silbar. Impulsado por el mismo motor, se fue acercando.
    1. v. intr. Emitir [un animal] un sonido agudo.
      Esquema sintáctico
      docs. (1223-2005) 99 ejemplos:
      • c1223 Anónimo Semejanza mundo (BNM 3369) [1995] fol. 139r Es (CDH )
        En esta partida ha / vna vestia otrosi / que ha nonbre mantigora / e esta vestia a la faz / como omen e a enla voca / tres ordenes de dientes e / ha cuerpo de leon e ha la color / como escurpion e ha muy mala / catadura e ha los ojos / verinejos e enbueltos en sangre / e silua como serpiente / e come carne de omen muy / de grado / e esta vestia da bezes / de muchas maneras e corre / mas que aue podria volar / e en[e]sta partida a otrosi vnos / buys que an tres cuernos / e an pies como caballos [...]. /
      • 2005 Cardenal, E. Versos Pluriverso [2005] 31 Ni (CDH )
        / El tordo que ante el gavilán silbó alertando a los demás / mejor hubiera estado callado... / Muggeridge preguntó a O. Wilson / si la biología podía explicar a Madre Teresa.
      • c1223 Anónimo Semejanza mundo (BNM 3369) [1995] fol. 139r Es (CDH )
        En esta partida ha / vna vestia otrosi / que ha nonbre mantigora / e esta vestia a la faz / como omen e a enla voca / tres ordenes de dientes e / ha cuerpo de leon e ha la color / como escurpion e ha muy mala / catadura e ha los ojos / verinejos e enbueltos en sangre / e silua como serpiente / e come carne de omen muy / de grado / e esta vestia da bezes / de muchas maneras e corre / mas que aue podria volar / e en[e]sta partida a otrosi vnos / buys que an tres cuernos / e an pies como caballos [...]. /
      • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 174r Es (CDH )
        & siblauan & echauan uenino por las Bocas & sacauan la lenguas yradas & empos esto metio aquella Thesiphone la mano a su cabesça & tiro dos serpientes de medio de los cabellos & echo las apriessa con so mano enpoçonada contra Yno & atamant.
      • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 343 Es (CDH )
        / »Dixole el ortolano: "¡Vete de aqueste lugar!, / ¡non fagas aquí dapño!" Ella fuese ensañar: / abraçólo tan fuerte, que lo queria afogar, / apretándolo mucho, cruelmente a silvar.
      • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Es (CDH )
        Ya començava la invocaçión / con triste murmuro y díssono canto, / fingiendo las bozes con aquel espanto / que meten las fieras con muy triste son, / ora silvando como dragón / e como tigre faziendo estridores, / ora ladridos formando mayores / que forman los canes que sin dueño son.
      • 1499 Anónimo HOliveros y Artús [1995] Es (CDH )
        Y después empeçó a sacudir la cola y derribar árboles con ella, y silvando, que parescía que todo el valle se fundía, tendió sus alas y se alçó en el aire y fue para el buen cavallero, que bien quisiera estar en su reino o a lo menos escusar la batalla que esperava.
      • 1526 Anónimo Polindo [2003] Es (CDH )
        Y vio cómo de una pequeña puerta que a un jardín hermoso salía salían muchas e diversas animalias, donde tigris indomados roncan, leones rugendo, pardo melondo, serpientes con gran estruendo silvaban, lovos aullando, perros ladrando, toro bramando, fieros ossos.
      • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] 249 Mx (CDH )
        Y fuese por el camino aquella mujer, y luego [se] encontró en el camino con una águila que era blanca, y tenía una berruga grande en la frente, y empezó el águila a silbar, y a enherizar las plumas, y con unos ojos grandes que decían ser el dios Curicaueri, y saludóla el águila, y díjole que fuese bien venida, y ella también le saludó, y díjole: «Señor, estés en buen hora.» Díjole el águila: «Sube aquí, encima de mis alas, y no tengas miedo de caer.»
      • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 187 Es (CDH )
        Digamos ahora las cosas infernales que hacían cuando bramaban los tigres o leones y aullaban los adives y zorros y silbaban las sierpes: era grima oírlo, y parecía infierno.
      • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 749 Es (CDH )
        / Llegó con tanto fuego y alboroto, / dando a Nereida los maternos brazos, / que vieron del trinquete el árbol roto, / y el bauprés dividido en dos pedazos; / huye el grumete, escápase el piloto, / y entrambos con recíprocos abrazos / al carro suben y a la nave dejan, / las sierpes silvan que azotando aquejan.
      • a1688 Espinosa Medrano, J. Amar muerte [1972] Pe (CDH )
        / ¿Viste el rayo brillar, sierpe de llamas / que, silbando, abortó trueno sonoro, / que ostentando centellas por escamas / dejó entre nieve y nieve la piel de oro; / al fresco almendro, que en sus verdes ramas / de diamantes logró blanco tesoro, / hiriéndole con estallido ronco / le hace pavesas de la copa al tronco? / Pues así, de este alfanje al corvo rayo / asolaré feroz tus flores vanas, / si, almendro al decrépito desmayo / en vez de blanca flor, brotaste canas.
      • 1703 Garau, F. Sabio instruido [2003] Es (CDH )
        Bueno es que aia Leones, y pardos en el monte de la tentación, pues a rabias de su despecho, nos están labrando la corona: Veni coronaberis. Cant. 4. 8. Essas serpientes, que silvan para escupirte el veneno, te fabrican el collar, y arrancadas, que te adornan: Murenulas aureas faciemus tibi. Cant. Y notalo bien que la Esposa, de aquel monte de los Leones, con quien combate, sale tan linda, que tiene en un cabello bastante flecha, para erirle a su Esposo el corazón: Vulnerasti cor meum soror mea, in uno crine tolli tui. Cant. 4. 9. Bellíssima ija es de pardas nubes el Iris; como de las espinas la rosa.
      • 1762 Bueno, C. Arte volar [1878] Pe (CDH )
        El arte ha hecho serpientes que silvaban, pájaros que cantaban i palomas que volaban.
      • 1784 Arroyal, L. Epigramas [1784] Es (CDH )
        Aunque la culebra arrastra, / si la pisan, silba y muerde: / ¡quantos humildes del mundo / obran de la misma suerte!
      • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 278 Ec (CDH )
        / Ya entre golfos de estrellas navegando / monstruo escamado gira sin sosiego, / ya los astros embiste centelleando, / fuego sus ojos, sus narices fuego, / ya las garras afila, ya silbando / su informe cresta la tremola, y luego / un golfo escupe de veneno adusto, / terror del orbe, de la esfera susto.
      • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Es (CDH )
        un olor sulfúreo y betuminoso se extiende al rededor de él, resuena el ayre horrorosamente, le parece que oye perros que ahullan, gatos que maullan, lobos que gritan, osos que riñen, toros que braman, cuervos que graznan y vívoras que silvan.
      • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] 435 Es (CDH )
        / Hiere la lira cada vez más fuerte, / El sueño con su impulso deshaciendo, / Como tronante horrísono estampido / Suena en su corazon el rudo estruendo; / Creyendo despertar para la muerte, / Gira en torno los ojos aturdido; / Timoteo encendido / Grita: «Venganza, sí, venganza; mira, / Mira las Furias sierpes agitando, / Con cuello erguido, con furor silbando; / Su vista rutilante, y cuál respira / El pecho un volcan de ira, / Con antorchas en una y otra mano.
      • 1840 Blanco White, J. M. Voluntariedad [1994] Poesías Es (CDH )
        / Silbando cual serpientes / Engendradas del mar, vuelen las naves, / Que, de hálitos ardientes / Animadas, superan a las aves.
      • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
        Con la velocidad de la carrera se inflamaban más y más las teas y semejando ondeadas sierpes de fuego, silbaban y chisporroteaban, y sus reflejos multiplicados en las infinitas ondas de las agitadas aguas y confundidos con los millones de fragmentos de luna que en ellas parecía moverse, sacudirse, saltar, chocar, hundirse, reaparecer, formaban un abismo de llamas y centellas cubierto por el abismo del estrellado cielo.
      • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Es (CDH )
        Siguió un diluvio de culebras y alcranes, que caían silbando y enroscándose.
      • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 124 Pe (CDH )
        A veces, ante el ímpetu bravío / de la tribu guerrera, se abre un flanco / de la montaña y se descuelga un río, / que va á estrellarse al fondo de un barranco; / á veces, sobre el grupo, un ancha nube / rasga su abrigo de flotante seda, / la lluvia cae, la neblina sube, / el rayo se disloca, el trueno rueda; / á veces, desde el seno del boscaje / un alarido la extensión espanta, / una encina sacude su ramaje, / una culebra silba, un ave canta; / y por en medio, así, de la aspereza, / avanza, uno tras otro, el grupo entero, / sin inclinar la indómita cabeza, / resuelta la actitud, el gesto ufano, / un brazo firme en el broquel de cuero / y un hacha erguida entre la diestra mano...
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        Silban las perdices entre los pastos.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Toco el Sur, desemboco / en la arena, veo la planta seca y negra, todo raíz y roca, / las islas arañadas por el agua y el cielo, / el Río del Hambre, el Corazón de Ceniza, / el Patio del Mar lúgubre, y donde silba / la solitaria serpiente, donde cava / el último zorro herido y esconde su tesoro sangriento / encuentro la tempestad y su voz de ruptura, / su voz de viejo libro, su boca de cien labios, / algo me dice, algo que el aire devora cada día.
      • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
        El Teniente oyó silbar en alguna parte a un canario.
      • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )
        El mar, serpiente que se desliza en torno del planeta, silba en la noche y luce en el día sus escamas de acero.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 180 CR (CDH )
        "¡Acudid! ¡Acudid! ¡Acudid! Dadme señales, Árboles, crujid. Niños, llorad. Perros, ladrad. Serpientes, silbad. Lobos, aullad. Vacas, mugid. Caballos, relinchad Toros, bramad. Vientos, silbad. Puertas, rechinad. Brasas, chisporrotead. Truenos, retumbad. Tempestades, reventad " (Otro silbido). /
      • 2005 Cardenal, E. Versos Pluriverso [2005] 31 Ni (CDH )
        / El tordo que ante el gavilán silbó alertando a los demás / mejor hubiera estado callado... / Muggeridge preguntó a O. Wilson / si la biología podía explicar a Madre Teresa.
      • c1223 Anónimo Semejanza mundo (BNM 3369) [1995] fol. 139r Es (CDH )
        En esta partida ha / vna vestia otrosi / que ha nonbre mantigora / e esta vestia a la faz / como omen e a enla voca / tres ordenes de dientes e / ha cuerpo de leon e ha la color / como escurpion e ha muy mala / catadura e ha los ojos / verinejos e enbueltos en sangre / e silua como serpiente / e come carne de omen muy / de grado / e esta vestia da bezes / de muchas maneras e corre / mas que aue podria volar / e en[e]sta partida a otrosi vnos / buys que an tres cuernos / e an pies como caballos [...]. /
      • 1240-1250 Anónimo LAlexandre [2007] 525 Es (CDH )
        / Silvan por las riberas muchas malas sirpientes, / están días e noches aguzando los dientes, / assechan a las almas, non tienen a al mientes, / por esto peligraron los primeros parientes.
      • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 174r Es (CDH )
        & siblauan & echauan uenino por las Bocas & sacauan la lenguas yradas & empos esto metio aquella Thesiphone la mano a su cabesça & tiro dos serpientes de medio de los cabellos & echo las apriessa con so mano enpoçonada contra Yno & atamant.
      • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 178r Es (CDH )
        Et querie fablar pora querellar sus auenturas & sus quebrantos & siblaua.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] Es (CDH )
        [...] començo de yr siblando por medio del palacio por alli do el rey philippo comie.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] Es (CDH )
        & passandol deland siblaua tan espantosamient que muy grand pauor metio en todos quantos alli eran.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 34r Es (CDH )
        & respirauan estas serpientes & siblauan.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 75v Es (CDH )
        & fueras end mi. non a otra mas daqui adelant. como es tornada en desierta couil de bestia. tod aquel que passa por ella; siblara & moura su mano.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 98r Es (CDH )
        & siblara sobre las sus tierras. como es destroyda Sodoma & Gomorra & sus uezinas sera esta. dizelo el sennor. non morara y uaron. nin la labrara fijo de omne.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 207v Es (CDH )
        començo a siluar & yendo siblando fue al lecho de la Reyna.
      • c1280 Alfonso X Gral Estoria IV [2002] fol. 207v Es (CDH )
        & començo a siluar & yendo siblando fue al lecho de la Reyna.
      • 1320 Alfonso de Valladolid LTres creencias [1995] fol. 34v Es (CDH )
        / Pues las criaturas dan de si trinjdat & / las anjmalias brauas & mansas en qual / qujer dellas ay tres cosas cuerpo & / spiritu & boz si es aue con que grita & silua & canta si es / oueja o cabra boz con que balla & si es buy(n) boz con / que Rebudie si es vestia cauallar boz con que Relyncha / & si es mular o asnal boz con que Rebuzne / & de todas las otras cosas segun(n)t su semeiante/.
      • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 343 Es (CDH )
        / »Dixole el ortolano: "¡Vete de aqueste lugar!, / ¡non fagas aquí dapño!" Ella fuese ensañar: / abraçólo tan fuerte, que lo queria afogar, / apretándolo mucho, cruelmente a silvar.
      • c1400-c1421 Schz Vercial, C. LExemplos [1961] Es (CDH )
        E poso alli aquella noche, e casi a la media noche el obispo, estando en su cama folgando, vino el diablo e començo a blamar commo leon, e balar commo oveja, e rroznar commo asno, e silvar commo serpientes, e grunir commo puercos, e fazer commo gatos por poner miedo al obispo santo, ca el mucho trabaja por poner miedo a los ombres, ca el sabe que es gran rremedio para estas temptaçiones la segurança de los coraçones segun se prue va por este emxenplo.
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Es (CDH )
        E avn en el ebrayco a lo que yo: en el calcañal le feriras romançe, dize: en el calcañal le siluaras, e esto se entiende auer serpientes que antes que muerden siluan.
      • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Es (CDH )
        Ya començava la invocaçión / con triste murmuro y díssono canto, / fingiendo las bozes con aquel espanto / que meten las fieras con muy triste son, / ora silvando como dragón / e como tigre faziendo estridores, / ora ladridos formando mayores / que forman los canes que sin dueño son.
      • 1425-1450 Rdz Padrón, J. Bursario [1984] Es (CDH )
        E después desto, vyno el velable dragón orrible, con escamas sonantes con grand rruydo, silvando y trastornando la tierra con tuertos pechos, que guardava las riquezas doctadas a la reyna Creusa.
      • a1467 Anónimo Trad Mapa Mundi [2000] fol. 7r Es (CDH )
        En esta partida ha, otrosi, otra bestia que a nonbre Mantigora e esta bestia a la faz como ome e ha en la boca tres ordenes de dientes e ha cuerpo de leon & ha la cola como escorpion & ha muy mala catadura, ca ha los ojos verdes & bueltos en sangre, e silva como sierpe e come carne de ome muy de grado & esta bestia da bozes de muchas maneras & corre mas que ave, puede bolar.
      • 1499 Anónimo HOliveros y Artús [1995] Es (CDH )
        Y después empeçó a sacudir la cola y derribar árboles con ella, y silvando, que parescía que todo el valle se fundía, tendió sus alas y se alçó en el aire y fue para el buen cavallero, que bien quisiera estar en su reino o a lo menos escusar la batalla que esperava.
      • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Es (CDH )
        La manera del reclamo es que se ase el indio de una bedija de cabellos de encima de la fruente, quasi de a par de la coronilla o más cerca de lo alto de la cabeça, e tira y afloxa d'ella meneando la cabeça, e con la boca haze un cierto son que es quasi silvando, de la misma manera que aquellas perdizes cantan, e vienen a este reclamo e caen en los lazos que les tienen puestos de hilo de henequen —del qual hilo se dixo largamente en el capítulo X—, e assí las toman, e son muy excelente manjar assadas perdigándolas primero, e assí d'ésta manera como cozidas o de qualquier forma que se coman.
      • 1526 Fdz Oviedo, G. Sumario historia Indias [2000] Es (CDH )
        Estos sapos cantan de tres o quatro maneras e ninguna d'ellas es apalzible, algunos como los de acá, e otros silvando, e otros de otra forma.
      • 1526 Anónimo Polindo [2003] Es (CDH )
        Y vio cómo de una pequeña puerta que a un jardín hermoso salía salían muchas e diversas animalias, donde tigris indomados roncan, leones rugendo, pardo melondo, serpientes con gran estruendo silvaban, lovos aullando, perros ladrando, toro bramando, fieros ossos.
      • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] 249 Mx (CDH )
        Y como subiese la mujer, levantóse el águila con ella, y empieza a silbar, y llevóla a un monte, donde está una fuente caliente, que hay en ella piedra zufre, * y llevóla, por aquel monte volando con ella, y era ya quebrada el alba, cuando la llevó al pie de un monte muy alto, que está allí cerca, llamado Xanoato-hucatzio, y, levantóla en alto, y vió aquella mujer que estaban asentados todos los dioses de las provincia, todos entiznados [...].
      • c1541 Anónimo Rel cerimonias indios Mechuacán [1989] 249 Mx (CDH )
        Y fuese por el camino aquella mujer, y luego [se] encontró en el camino con una águila que era blanca, y tenía una berruga grande en la frente, y empezó el águila a silbar, y a enherizar las plumas, y con unos ojos grandes que decían ser el dios Curicaueri, y saludóla el águila, y díjole que fuese bien venida, y ella también le saludó, y díjole: «Señor, estés en buen hora.» Díjole el águila: «Sube aquí, encima de mis alas, y no tengas miedo de caer.»
      • 1542 Anónimo Baldo [2002] Es (CDH )
        Acabando de dezir esto Plutón, se levanta muy ligeramente la furia Megero, con los ojos ardientes, la cara negra, los cabellos de bívoras silvando.
      • 1549 Urrea, J. Trad Orlando Ariosto [1988] 716 Es (CDH )
        / Cual nómada pastor que ve entre avena / huir silbando a la feroz serpiente / que al hijo que jugaba en el arena / muerto le ha con venenoso diente, / alza el bastón, rabioso por su pena: / así la dura espada, bravo, ardiente, / aprieta airado el gran señor de Anglante, / y al primero que topa es Agramante.
      • 1549 Urrea, J. Trad Orlando Ariosto [1988] 180 Es (CDH )
        / Otra, que fue entre todas bienandante, / silbando entre la hierba va emboscada.
      • 1549 Urrea, J. Trad Orlando Ariosto [1988] 723 Es (CDH )
        / El monstruo se apercibe al fiero asalto, / bien parece maestro de la guerra: / silba la sierpe venenosa en alto, / después, contra Renaldos brava cierra.
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] II, 872 Es (CDH )
        Harto es que he estado dos horas velándoos el cuerpo y esperando el plazo, oyéndoos roncar como lirón y silbar como serpiente, que ha sido harta paciencia.
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Es (CDH )
        Quién creerá lo que cuenta Aristótiles de las estatuas o trípodes de Vulcano y Dédalo, que dice Homero que se movían y andaban y peleaban como vivas; y las otras que en el banquete de Yarlas, ginosofista, sirvieron de mastresalas; y las maravillas que cuenta Casiodoro de la estatua de metal de Diomedes, que tañía una corneta y la culebra que silbaba.
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Es (CDH )
        Siendo cónsules Lucio Eurio y Claudio Apio, un mancebo, tribuno militar, que se llamaba Valerio, viendo que un capitán francés, soberbio y bravoso y grande, blandiendo la pica, con gran menosprecio desafiaba al ejército romano uno a uno y no había quien osase salir a él, pidiendo licencia a su capitán, salió al francés armado lo mejor que pudo; y comenzando a combatir con él, súpitamente se le puso un cuervo en el almete y comenzó a picar en los ojos y rostro al francés, y a silbarle y turbarle con las alas y uñas, de tal manera que con su ayuda Valerio le venció en presencia de ambos ejércitos, y le mató.
      • 1552 Hnz Villaumbrales, P. Peregrinación [2003] Es (CDH )
        Las unas silvaban y otras las mordían y emponçoñaban.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Es (CDH )
        Duerme todo el día, si no le recuerdan para darle a comer, e vela toda la noche sin parar, buscando que coma, y anda silvando.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Es (CDH )
        Todo el día duerme sin despertar, si no le recuerdan para darle, de comer, e toda la noche vela e no cesa de andar buscando que comer, e anda silvando en un tono bajo.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] II, 431 Es (CDH )
        Todo el día duerme sin despertar, si no le recuerdan para darle a comer, y la noche toda vela, e no cesa de andar e buscar de comer, e anda silbando.
      • c1550-c1570 Anónimo Poesías Cancionerillos Praga Es (CDH )
        / Vi que vna ascorosa sierpe / corriendo tras mi venia, / batiendo viene la lengua, / vn rezio siluar traya, / vna cresta colorada / enla cabeça tenia, / el pico y arpas sangriento / de aquella carniceria, / los ojos bueltos en fuego, / que grande espanto ponia, / amarillas las escamas, / con que gran estruendo hazia, / conla cola haziendo roscas / otras vezes la cogia, / otras vezes, dando bueltas, / della su cuerpo ceñia.
      • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 187 Es (CDH )
        Digamos ahora las cosas infernales que hacían cuando bramaban los tigres o leones y aullaban los adives y zorros y silbaban las sierpes: era grima oírlo, y parecía infierno.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
        Gritan y silvan; cocan.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
        Los que caçan, cuando las avientan, allí en lugar donde se levantaron, tienden la red, y la que quedó ascondida, desque se va el caçador, comiença a silvar, llamando a las otras, y luego ellas buelven, y ansí ellas cayen en la red y las caçan.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
        En viendo que están abscondidos, luego buelan, y dende un poco silva para que sus hijuelos vayan adonde está ella pie a tierra.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 821 Mx (CDH )
        Gorjea algunas vezes; da silvos otras vezes; parla o gorjea como si muchas aves [es]tuviessen juntas; y cuando gruñe como ratón, es señal de enojo y tómase mal agüero de este chillido; y los que le oyen dizen: "Chilla contra nosotros el chiquimolli . Mirad, id con aviso que algún mal nos ha de acontecer." Y cuando silva, toman señal que está alegre.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] 821 Mx (CDH )
        Y los caminantes que le oyen dizen: "Silva el chiquimolli . Alguna buena aventura nos ha de venir."
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
        Tiene escamas y silva.
      • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
        Los que son avisados, cuando oyen que silva esta culebra, escuchan si la responde otra codorniz, y si no la responde otra, ella torna a silvar o cantar en el mismo lugar que de antes, entienden que es esta culebra çolcóatl y guárdanse de ella.
      • c1560-a1578 Aldana, F. Poesías [1985] 171 Es (CDH )
        / Quien primero sintió la recia llama * / del frío Setentrión las Osas fueron, / que al insólito ardor, que al fuego extraño, / dentro el profundo mar somurgujarse / mil veces intentaron vanamente; / la Sierpe que vecina a nuestro polo / vive durmiendo, al caso extraño y nuevo / su natural pereza despertando, / con terrible silbar toda se enrosca; / bien que ocioso y tardío, bien que ocupado / en largo trabajar, huyó Boote.
      • a1536-1585 Anónimo Poemas 193 Cartapacio Morán Es (CDH )
        / O en venenosas sierpes ponçoñosas / y por los riscos siempre ande silvando / o esté en cuevas o choças encantado.
      • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 750 Es (CDH )
        / Entran volando por la cueva adentro, / sin que brame animal, o silbe o ladre; / con varias luces salen al encuentro / ministros fieros de su horrenda madre.
      • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 955 Es (CDH )
        / Silba la fiera sierpe, saca y vibra / fiera y veloz la lengua de saeta; / el diestro rey de su furor se libra, / y a traición la abrazó con una treta, / y cual si fuera delicada fibra, / la costilla más dura que le aprieta, / la desmenuza y rompe; el lomo suena, / la sala tiembla brama el alma en pena.
      • 1604 Vega Carpio, F. L. Rimas II [2003] 204 Rimas Es (CDH )
        / En fin, cuantos por el campo / mugen, saltan, ladran, corren, / relinchan, rugen y gruñen, / balan, silban, pacen, roen.
      • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 749 Es (CDH )
        / Llegó con tanto fuego y alboroto, / dando a Nereida los maternos brazos, / que vieron del trinquete el árbol roto, / y el bauprés dividido en dos pedazos; / huye el grumete, escápase el piloto, / y entrambos con recíprocos abrazos / al carro suben y a la nave dejan, / las sierpes silvan que azotando aquejan.
      • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )

        El ignorante vulgo es de casta de perro de aldea, que halaga al saphiomal vestido, y ladra y muerde al caballero bien ataviado que pasa de camino, no teniendo otra causa deste mal acierto que su natural ignorancia y el no tener trato ordinario con los de hábito semejante. Así el vulgo ignorante, como no conoce ni sabe qué cosa es una discreción en hábito peregrino, a vulto ladra a la fama del autor, y aun si puede morder, se ceba asaz.

        Culebra tenéis, papel mío; defendeos. Si a lo grave que tenéis os perdieren el respecto, silbades, y aprovechaos de que tenéis culebra, y tenéis de pícaro lo que yo de pícara. Y si prohidiaren, morded, que los dientes no se hicieron para echar melecinas.

      • 1605 Rey Artieda, A. Discursos Artemidoro [1955] 102 Es (CDH )
        / Más el deleyte del venéreo día / el sábado siguiente le pagamos, / pues Circe, convirtiéndose en harpía / y en conchas sus brocados y recamos, / tanta ponçoña en nuestras almas cría / que silvando los pechos arrastramos, / con la figura tan amarga y triste / como en mi pocas horas ver podiste.
      • 1612 Vega Carpio, F. L. Pastores Belén [1991] Es (CDH )
        / Pintados tigres blandamente llaman / su semejante a dulce compañía, / las sierpes silvan y los toros braman.
      • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 13 Es (CDH )
        / No son cristales los que al viento arroja / el barquero feroz la vez que oprime / el tosco remo que, soberbio, aloja / en turbias ondas donde brama y gime; / el agua fresca que los aires moja / cuando el basto Carón la pala esgrime, / negras serpientes con que da Aqueronte, / silvando por el cóncavo horizonte.
      • 1592-a1631 Argensola, B. L. Rimas [1951] 293 Es (CDH )
        / Del cual, (como se vió desvanezido, / i a Miguel que su furia proseguía, / o fuesse la desgracia de su estado, / o pensar que con fraudes libraría / su causa del peligro conozido), / súbito, de sus artes ayudado, / en vn dragón horrible transformado, / silvando se retira impetuoso; / monstruo diverso en sí tres lenguas bibra, / i, a su opinión, del venzedor se libra; / como Aqueloo de Alcides fabuloso, / que se burló animoso / de sus formas i espantos, con los cuales / hizo sus venzimientos inmortales.
      • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] I, 347 Es (CDH )
        " / Acabó de tronar, y con la mano / remesando la barba yerta y cana, / y exhalando la boca del Tirano / negro volumen de la niebla insana, / dejando el trono horrendo e inhumano, / que ocupa fiero y pertinaz profana, / dio licencia a la viva cabellera / que silbe ronca y que se erice fiera.
      • 1651 Gracián, B. Criticón 1.ª parte [1993] Es (CDH )
        El vulgo de las aves le recibió con salvas de armonía, si ya no fue darle la vaya, silbándole a porfía el Céfiro y Favonio, que él lo tuvo todo por donaire.
      • c1649-1656 Enríquez Gmz, A. Sansón Nazareno [1999] Es (CDH )
        La serpiente de Can se desenrosca, / y silbando entre rayos se retira.
      • a1672 Barrios, Miguel de Contra la verdad no hay fuerza [1962] Es (CDH )
        ) / que si en vez de silbar llora, / porque la juzgues de perlas / muestra que tiene conchas.
      • a1688 Espinosa Medrano, J. Amar muerte [1972] Pe (CDH )
        / ¿Viste el rayo brillar, sierpe de llamas / que, silbando, abortó trueno sonoro, / que ostentando centellas por escamas / dejó entre nieve y nieve la piel de oro; / al fresco almendro, que en sus verdes ramas / de diamantes logró blanco tesoro, / hiriéndole con estallido ronco / le hace pavesas de la copa al tronco? / Pues así, de este alfanje al corvo rayo / asolaré feroz tus flores vanas, / si, almendro al decrépito desmayo / en vez de blanca flor, brotaste canas.
      • 1703 Garau, F. Sabio instruido [2003] Es (CDH )
        Bueno es que aia Leones, y pardos en el monte de la tentación, pues a rabias de su despecho, nos están labrando la corona: Veni coronaberis. Cant. 4. 8. Essas serpientes, que silvan para escupirte el veneno, te fabrican el collar, y arrancadas, que te adornan: Murenulas aureas faciemus tibi. Cant. Y notalo bien que la Esposa, de aquel monte de los Leones, con quien combate, sale tan linda, que tiene en un cabello bastante flecha, para erirle a su Esposo el corazón: Vulnerasti cor meum soror mea, in uno crine tolli tui. Cant. 4. 9. Bellíssima ija es de pardas nubes el Iris; como de las espinas la rosa.
      • c1754 Delgado, J. J. HGral islas Poniente [1892] Fi (CDH )
        Otra especie de gorriones hay que llaman mayas, * y éstos son de la misma calidad, aunque más pequeños y de color acanelado: tienen un silbido y canto agradables, y como son siempre muchos en cada bandada, y todos silvan á un tiempo, es gusto el oirlos y mayor todavía el comerlos, porque estas mayas y pogos tienen unas pechugas muy gordas y saborsas, y así son estimados, y les suelen coger los indios con una caña larga y meterlos en jaulas.
      • 1762 Bueno, C. Arte volar [1878] Pe (CDH )
        El arte ha hecho serpientes que silvaban, pájaros que cantaban i palomas que volaban.
      • 1784 Arroyal, L. Epigramas [1784] Es (CDH )
        Aunque la culebra arrastra, / si la pisan, silba y muerde: / ¡quantos humildes del mundo / obran de la misma suerte!
      • a1786 Aguirre, J. B. Suma poética [1963] 278 Ec (CDH )
        / Ya entre golfos de estrellas navegando / monstruo escamado gira sin sosiego, / ya los astros embiste centelleando, / fuego sus ojos, sus narices fuego, / ya las garras afila, ya silbando / su informe cresta la tremola, y luego / un golfo escupe de veneno adusto, / terror del orbe, de la esfera susto.
      • 1791 Anónimo Mágica blanca [1792] Es (CDH )
        un olor sulfúreo y betuminoso se extiende al rededor de él, resuena el ayre horrorosamente, le parece que oye perros que ahullan, gatos que maullan, lobos que gritan, osos que riñen, toros que braman, cuervos que graznan y vívoras que silvan.
      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )
        Canta bastante bien, silbando como todos, y vuela como Tordo: bien que se separa algo en el pico algo corvo en toda su longitud, en la calva, chaflan y respiradero; como tambien en ser algo mas tranquilo, y en lo abultado de cuello, hace bastante daño arrancando el maiz quando brota, y no tiene diferencia sexual.
      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )
        Igualmente canta con freqüencia, silbando con fuerza y sin variedad; y si alguno coge una Lombriz, se la disputan sus compañeros.
      • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] 435 Es (CDH )
        / Hiere la lira cada vez más fuerte, / El sueño con su impulso deshaciendo, / Como tronante horrísono estampido / Suena en su corazon el rudo estruendo; / Creyendo despertar para la muerte, / Gira en torno los ojos aturdido; / Timoteo encendido / Grita: «Venganza, sí, venganza; mira, / Mira las Furias sierpes agitando, / Con cuello erguido, con furor silbando; / Su vista rutilante, y cuál respira / El pecho un volcan de ira, / Con antorchas en una y otra mano.
      • 1799-1815 Conde de Noroña Poesías [1871] Es (CDH )
        En los horrendos antros de las rocas / Penetro, adonde el avestruz se oculta / Y las fantasmas y los trasgos silban, / Y en una noche lóbrega, cargada / De espesas nieblas, cual las negras sombras / Del Seyan, apiñadas y tenaces, / Los paso miéntras en sopor profundo / Mis compañeros yacen por el suelo, / Como los ramos de khirió cargados.
      • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] II, 63 Es (CDH )
        / Mas ya triunfa tu dulzura, / Bella Amalia, ya no lidia / Con las sierpes de la envidia / Que silbaban á tus pies.
      • 1840 Blanco White, J. M. Voluntariedad [1994] Poesías Es (CDH )
        / Silbando cual serpientes / Engendradas del mar, vuelen las naves, / Que, de hálitos ardientes / Animadas, superan a las aves.
      • c1840-1844 Rivera Indarte, J. Poesías [1846] Ar (CDH )
        Desde aquel día en que cayó a mis plantas, / Bañado en sangre mi infeliz rival, / Una vision horrible me persigue, / Y ni un momento ceso de penar. / Temblando Elvira me estrechó en su seno, / Pero al querer mi triunfo coronar, / Sobre el purpúreo lecho damasquino / Ví una negra lechuza revolar / [...] De mi patria a la playa me volví, / Salté al esquife, y circular mi frente / Al ominoso pájaro yo ví. / Llega la noche, y si mis tristes ojos / Plácido sueño llegan a gozar, / Tres veces silba el monstro que me asedia, / Y la bóveda cruza sin cesar. /
      • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Es (CDH )
        Oíase el viento soplar en diferentes tonos, como una Hidra cuyas siete cabezas estuviesen silbando a un tiempo. *
      • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 93 Cu (CDH )
        / Yo he de oír las guacamayas / Cantando en los yamaqueyes, / Veré volar los cateyes / Sobre las praderas rasas, / Y oiré silbar las yaguasas / En montes y babineyes.
      • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
        Con la velocidad de la carrera se inflamaban más y más las teas y semejando ondeadas sierpes de fuego, silbaban y chisporroteaban, y sus reflejos multiplicados en las infinitas ondas de las agitadas aguas y confundidos con los millones de fragmentos de luna que en ellas parecía moverse, sacudirse, saltar, chocar, hundirse, reaparecer, formaban un abismo de llamas y centellas cubierto por el abismo del estrellado cielo.
      • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
        No se pasan dos segundos cuando silba, rasgando el aire, una como negra sierpe que atraviesa el paño y queda vibrando clavada al tronco.
      • 1839-1882 Villaverde, C. Cecilia Valdés [1992] 423 Cu (CDH )
        Todos a una zumbaban, silbaban o trinaban entre el sombrío ramaje o la espesa yerba y hacían concierto tal y tan armonioso como no podrán jamás hacerlo los hombres con la voz ni los instrumentos músicos.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 323 Es (CDH )
        El carpintero silbaba; el tordo, el mejor tordo de la provincia, que Quintanar llevaba de habitación en habitación, silbaba también colgada de un alambre su jaula.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
        "— Gracias que no llevo mis pájaros a la catedral para que canten el Gloria cuando celebro de Pontifical. Cuando yo era párroco de las Veguellinas, jilgueros y alondras y hasta pardales cantaban y silbaban en el coro y era una delicia oírlos."
      • 1897 Pz Galdós, B. Misericordia [1993] Es (CDH )
        Siguió un diluvio de culebras y alcranes, que caían silbando y enroscándose.
      • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 124 Pe (CDH )
        A veces, ante el ímpetu bravío / de la tribu guerrera, se abre un flanco / de la montaña y se descuelga un río, / que va á estrellarse al fondo de un barranco; / á veces, sobre el grupo, un ancha nube / rasga su abrigo de flotante seda, / la lluvia cae, la neblina sube, / el rayo se disloca, el trueno rueda; / á veces, desde el seno del boscaje / un alarido la extensión espanta, / una encina sacude su ramaje, / una culebra silba, un ave canta; / y por en medio, así, de la aspereza, / avanza, uno tras otro, el grupo entero, / sin inclinar la indómita cabeza, / resuelta la actitud, el gesto ufano, / un brazo firme en el broquel de cuero / y un hacha erguida entre la diestra mano...
      • 1906-1910 Barrett, R. Dolor paraguayo [1987] Py (CDH )
        Deseo reclinarme en el suave mar de los juncos, tocar el fresco lodo donde los sapos silban y dormir, como un centauro agobiado de fatiga, el más largo e inerte de los sueños.
      • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
        ¡Libre concierto de picos, fresco y sin fin! La golondrina riza, caprichosa, su gorjeo en el pozo; silba el mirlo sobre la naranja caída; de fuego, la oropéndola charla, de chaparro en chaparro; el chamariz ríe larga y menudamente en la cima del eucalipto; y, en el pino grande, los gorriones discuten desaforadamente.
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        Silban las perdices entre los pastos.
      • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
        Silbar: intr. Emitir algunos animales, como la serpiente, una voz aguda y penetrante semejante á un silbo. U. t. c. tr.
      • 1924-1945 Gabriela Mistral Ternura [1996] Ch (CDH )
        / La ronda asusta a ratos / del resplandor que da, / y silba la Anaconda / en plata y en timbal.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Toco el Sur, desemboco / en la arena, veo la planta seca y negra, todo raíz y roca, / las islas arañadas por el agua y el cielo, / el Río del Hambre, el Corazón de Ceniza, / el Patio del Mar lúgubre, y donde silba / la solitaria serpiente, donde cava / el último zorro herido y esconde su tesoro sangriento / encuentro la tempestad y su voz de ruptura, / su voz de viejo libro, su boca de cien labios, / algo me dice, algo que el aire devora cada día.
      • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] 55 Cuentos Ho (CDH )
        Las lechuzas silbaron temprano y pusieron una nota de cabalístico recogimiento en el espíritu de todos, y en medio del concierto monocorde de la lluvia, don Teófilo y el mozo seguían adelante su labor de remoción del piso.
      • 1953 Carpentier, A. Pasos [1985] Cu (CDH )
        Era, alguna vez, un cargamento de mariposas, o pieles de lagartos, sacos llenos de plumas de garza, pájaros vivos que silbaban de extraña manera, o piezas de alfarería antropomorfa, enseres líricos, cesterías raras, que podían interesar a algún forastero.
      • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Es (CDH )
        En la jaula de vidrio silbaba el cornudo, y de la redoma del bálsamo de Fierabrás goteaba, por la billa de boj dorado Monterroso, en el vaso de plata, el rojo y perfumado licor.
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] 25 Es (CDH )
        Una serpiente asfaltada, lívida a la cruda luz del amanecer, negra y caliente y olorosa al atardecer, roza la entrada lateral del Parque Güell viniendo desde la plaza Sanllehy y sube por la ladera oriental sobre una hondonada llena de viejos algarrobos y miserables huertas con barracas hasta alcanzar las primeras casas del barrio: allí su ancha cabeza abochornada silba y revienta y surgen calles sin asfaltar, torcidas, polvorientas, algunas todavía pretenden subir más en tanto que otras bajan, se disparan en todas direcciones, se precipitan hacia el llano por la falda Norte, en dirección a Horta y a Montbau.
      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 271 Ar (CDH )
        Otro atardecer —silbaban los grillos y alguna bala de rebote— se cruzan de a caballo con el jefe de la ciudad sitiada; están solos y son argentinos proscriptos, se saludan, hablan un poco del tiempo, demasiado de Garibaldi y, apenas de Oribe, lamentando que Byron sea irlandés y esté con el tirano.
      • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
        El Teniente oyó silbar en alguna parte a un canario.
      • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 633 Es (CDH )
        Y tampoco se daban cuenta de muchas otras señales, sobre todo, al entrar en la Cueva, de que las estatuas de las paredes presentaban modificaciones extrañas: los pechos de la Venus de Milo estaban rotos, y de su interior salían enredaderas entre las que zumbaban moscones, silbaban sierpes; la cara de la Dama de Elche se había quebrado como la cáscara de un huevo, y en su interior anidaban gallinas; en las nalgas de Venus Callipigia, un arquitecto ignorado había abierto ventanas a las que asomaban torsos de vecinas vociferantes; pero lo más grave era que de la entrepierna de esta misma señora salía un chorro de agua viva que grandes muchedumbres se apresuraban a beber, atraídos probablemente por el rótulo que decía: La Fuente de la Vida.
      • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] Ch (CDH )
        Se encaramaba a un árbol de la calle y, desde las más altas ramas, silbaba o trinaba como sus amados pájaros natales.
      • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )
        El mar, serpiente que se desliza en torno del planeta, silba en la noche y luce en el día sus escamas de acero.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 180 CR (CDH )
        "¡Acudid! ¡Acudid! ¡Acudid! Dadme señales, Árboles, crujid. Niños, llorad. Perros, ladrad. Serpientes, silbad. Lobos, aullad. Vacas, mugid. Caballos, relinchad Toros, bramad. Vientos, silbad. Puertas, rechinad. Brasas, chisporrotead. Truenos, retumbad. Tempestades, reventad " (Otro silbido). /
      • 2005 Cardenal, E. Versos Pluriverso [2005] 31 Ni (CDH )
        / El tordo que ante el gavilán silbó alertando a los demás / mejor hubiera estado callado... / Muggeridge preguntó a O. Wilson / si la biología podía explicar a Madre Teresa.
    2. v. intr. Producir [una cosa] un sonido parecido al silbido al rozar con el aire.
      Sinónimo: chiflar
      Esquema sintáctico
      docs. (1284-2019) 90 ejemplos:
      • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 24v Es (CDH )
        Ca los marineros maestros de las flotas de gujssa aujen su parte del mjedo que njngunt rruydo non fezieron njn lo osaron fazer njn bolujendo las cuerdas de las naues quanto deujen por que non sonase el ayre en ellas que suena y commo qujen silua quando las mucho mueuen & el viento es grande.
      • 2019 Zabala Serna, V. "Terrorífica cornada" [10-06-2019] El Mundo (Madrid) Es (CORPES)
        Román apretó la mandíbula, brindó a Emilio de Justo en televisión -por la sustitución y su recuperación, ya ves, el sino- y se dispuso a apostar la vida a pelo. En cada embroque volaba un cuervo negro. Santanero I se lo pensaba antes de acometer con un nido de ametralladoras en los ojos: las balas silbaban como las guadañas de Hitler.
      • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 24v Es (CDH )
        Ca los marineros maestros de las flotas de gujssa aujen su parte del mjedo que njngunt rruydo non fezieron njn lo osaron fazer njn bolujendo las cuerdas de las naues quanto deujen por que non sonase el ayre en ellas que suena y commo qujen silua quando las mucho mueuen & el viento es grande.
      • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] Es (CDH )
        Trobo encara lira, en aquesta manera trobo una couarca de una bestia muerta o, segunt de otros, de una au muerta, los nerujos de la qual, secos e tirantes, por el moujmjento del ayre, feridos suaument, siulauan, a semblança de los quales trobo lira e diola a Orfeu.
      • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
        El cristiano veía que caían piedras por el aire y silbaban; y viniendo del pueblo de los cristianos un hermano de un Juan Pacheco, vecino de la misma villa, que a la sazón estaba en ella en lugar del Gómez Hernández, que había salido a lo que dicen de Caramanta, se juntó, con el otro, y veían que el Tamaracunga estaba muy desmayado y maltratado de los demonios, tanto, que en presencia de los cristianos lo traían por el aire de una parte a otra, y él quejándose, y los demonios silbaban y daban alaridos.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Es (CDH )
        De aqueste pueblo salían muchos caminos para la tierra adentro, e halláronse allí flechas de las que van silvando por el aire, cuando las tiran.
      • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] 285 Es (CDH )
        Y es cosa de admiración que yendo cayendo el indio, iba flechando furiosamente, que hacía ir casi la flecha silbando por entre las hierbas y cortándolas.
      • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Es (CDH )
        La razón es porque, en el primer tiro, halla el ayre quieto y para romper la pelota, por este cuerpo espesso y sossegado, halla en él mucha resistencia que le haze remitir alguna parte de su furia, como consta del ruydo que muchas vezes sucede sentirse al passar de la bala, pues va silvando y rompiendo por este impedimento que halla, lo qual cessa en el segundo tiro, pues halla ya el ayre quebrantado y deleznable.
      • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Es (CDH )
        Quando, pues, se offresciere un caso semejante, tendrase la mira algún tanto sobre viento, para dar justamente en la señal que se pretende, y ésta es la causa por que la bala va silvando, es a saber, el viento, y no lo que el Tartalla dize.
      • c1650 Solís Valenzuela, P. Desierto prodigioso [1977-1985] I, 508 Co (CDH )
        / La deshonesta yedra aquí se enreda / Con el olmo lascivo; el terebinto / De oloroso sudor el cuello raya / Y el zéfiro da vaya / Con verdes lenguas árboles silvando / Y un arroyo que corre murmurando, / Y de la vaya sale tan corrido, / Que, entre yervas perdido, / Corrido corre, y aun con ser corriente, / Se va corrido manifiestamente.
      • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        SILBAR. Vale assimismo por alusion agitar el aire, y herir alguna cosa con violencia, de que resulta un sonido como el silbo. Lat. Sibilare.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        Silbar, se dice también del ruido agudo que hace el viento, ó una bala, ó una flecha , ó cosa semejante. Fr. Sifler, ronfler. Lat. Sibilare, sibilum edere. It. Sibilare, fischiare, soffiare.
      • 1807 Gallego, J. N. Obras poéticas 1807 54 Obras poéticas Es (CDH )
        / Trábase yá la desigual pelea / Y del fiero enemigo el paso ataja / Furioso el español; cruza silbando / El plomo; inexorable se recrea / Sus víctimas la Parca contemplando; / Crece la confusion; al cielo sube / El humo denso en pavorosa nube, / Y al bronco estruendo del cañon britano, / Que muertes mil y destruccion vomita, / Impávido el esfuerzo castellano / Lluvias arroja de letal metralla.
      • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Es (CDH )
        — ¡Ése es quien va! —respondió Hernando lanzando su venablo, el cual fue recto a clavarse, silbando por el aire, en el pecho del faccionario, que cayó por tierra sin voz y sin aliento.
      • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
        Con sus ojos acostumbrados a los acechos nocturnos comenzaron a registrar las matas y peñascos, y entre una quiebra formada por dos de ellos y medio cubierta por los arbustos, tardaron poco en divisar los barrotes de hierro de la reja; pero no bien se habían acercado cuando una flecha salió silbando de la obscuridad e hirió de soslayo a uno de ellos en un brazo.
      • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
        Su espada silba en el aire, su brazo se retrae, y la punta de ese acero mortífero se abre paso por la garganta del que encuentra, y sale por la nuca un palmo.
      • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
        Arma su arco, silba la flecha certera y va a herir en el ijar al cruel felino, que lanza un rugido pavoroso.
      • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 168 Pe (CDH )
        l contemplaros, / se abrían á manera de grandes ojos claros... / El Magdalena hacía sus eses como un boa, / doblándose piadoso bajo la audaz canoa; / y el Capitán, gozando de tánta maravilla / que un cuerno de abundancia vació sobre la orilla, / no se curaba nunca ni del caimán membrudo, / ni de la araña infame, ni del mordaz zancudo... / Y, en tanto, en las montañas, que parecían muertas, / jaguar adolorido lanzaba sus alertas; / y una culebra, á veces, al fondo del boscaje, / silbaba como silba la flecha de un salvaje... / Tal fué.
      • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
        Porque si pretendes darle la espalda a tu palabra empeñada por mí —no por ti, pongamos las cosas en su punto— para con la revolución y quizá, quizá, como nada de extraño tendría que acabara de ocurrírsete, denunciarme ante el gobierno para hacer merecimientos y detener o desviar las averiguaciones judiciales que se estén haciendo en San Félix, y hasta coger cola * sin rifarte el pellejo ante las balas —que pueden inspirarse cierta aprensión, ya que todavía no las has oído silbar por encima de tu cabeza, dicho sea de paso— o no me conoces bien todavía, José Francisco, o estás jugando con la carnada. *
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Una coriquinga buscaba su alimento volteando la bosta, silbaban las pajas y los lejanos picachos hurgaban el cielo azul.
      • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Es (CDH )
        Porque estos líos son peligrosos, que yo bien que escuché silbar las balas y bien que pudimos quedarnos allí, en aquella negrura, fríos como dos pajaritos.
      • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Pe (CDH )
        Trujillo no es uno de esos gobernantes que dejan el poder cuando silban las balas.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        Y fue ahí, en el mismo instante en que la flecha silbaba hacia mi pecho, cuando vi un rayo de sol asomarse por entre las nubes.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        silbar [...] intr. Dicho de una cosa: Agitar el aire produciendo un sonido como de silbo.
      • 2019 Zabala Serna, V. "Terrorífica cornada" [10-06-2019] El Mundo (Madrid) Es (CORPES)
        Román apretó la mandíbula, brindó a Emilio de Justo en televisión -por la sustitución y su recuperación, ya ves, el sino- y se dispuso a apostar la vida a pelo. En cada embroque volaba un cuervo negro. Santanero I se lo pensaba antes de acometer con un nido de ametralladoras en los ojos: las balas silbaban como las guadañas de Hitler.
      • a1284 Alfonso X Gral Estoria V [2002] fol. 24v Es (CDH )
        Ca los marineros maestros de las flotas de gujssa aujen su parte del mjedo que njngunt rruydo non fezieron njn lo osaron fazer njn bolujendo las cuerdas de las naues quanto deujen por que non sonase el ayre en ellas que suena y commo qujen silua quando las mucho mueuen & el viento es grande.
      • 1385-1396 Anónimo Obra Crón SIsidoro [2003] Es (CDH )
        Trobo encara lira, en aquesta manera trobo una couarca de una bestia muerta o, segunt de otros, de una au muerta, los nerujos de la qual, secos e tirantes, por el moujmjento del ayre, feridos suaument, siulauan, a semblança de los quales trobo lira e diola a Orfeu.
      • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
        El cristiano veía que caían piedras por el aire y silbaban; y viniendo del pueblo de los cristianos un hermano de un Juan Pacheco, vecino de la misma villa, que a la sazón estaba en ella en lugar del Gómez Hernández, que había salido a lo que dicen de Caramanta, se juntó, con el otro, y veían que el Tamaracunga estaba muy desmayado y maltratado de los demonios, tanto, que en presencia de los cristianos lo traían por el aire de una parte a otra, y él quejándose, y los demonios silbaban y daban alaridos.
      • a1554 Anónimo Lazarillo [1994] 68 Es (CDH )
        Quisieron mis hados, o, por mejor decir, mis pecados, que, una noche que estaba durmiendo, la llave se me puso en la boca, que abierta debía tener, de tal manera y postura, que el aire y resoplo que yo durmiendo echaba salía por lo hueco de la llave, que de cañuto era, y silbaba, según mi desastre quiso, muy recio, de tal manera que el sobresaltado de mi amo lo oyó y creyó sin duda ser el silbo de la culebra, y cierto lo debía parescer.
      • a1554 Anónimo Lazarillo [1994] 69 Es (CDH )
        Y con mucha priesa fue a buscar lumbre, y, llegando con ella, hallóme quejando, todavía con mi llave en la boca, que nunca la desamparé, la mitad fuera, bien de aquella manera que debía estar al tiempo que silbaba con ella.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] III, 314 Es (CDH )
        Algunas varas déstas van silbando en el aire, a causa que les hacen, cerca del extremo, cierta oquedad o poma redonda, e por la oquedad de aquélla e agujeros que tienen, así como la echan y es tocada del aire, así va luego por lo alto, con ruido, silbando.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] III, 314 Es (CDH )
        Algunas varas déstas van silbando en el aire, a causa que les hacen, cerca del extremo, cierta oquedad o poma redonda, e por la oquedad de aquélla e agujeros que tienen, así como la echan y es tocada del aire, así va luego por lo alto, con ruido, silbando.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Es (CDH )
        De aqueste pueblo salían muchos caminos para la tierra adentro, e halláronse allí flechas de las que van silvando por el aire, cuando las tiran.
      • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] III, 314 Es (CDH )
        Y estas tales que silban, usan dellas en las fiestas, cuando bracean por gentileza, e no en la guerra, porque las tales, con aquel sonido o silbato avisan al enemigo, e cuando en la guerra, de un real a otro las tiran, o de noche, es como en caso de menosprecio de los contrarios.
      • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] 285 Es (CDH )
        Y es cosa de admiración que yendo cayendo el indio, iba flechando furiosamente, que hacía ir casi la flecha silbando por entre las hierbas y cortándolas.
      • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Es (CDH )
        La razón es porque, en el primer tiro, halla el ayre quieto y para romper la pelota, por este cuerpo espesso y sossegado, halla en él mucha resistencia que le haze remitir alguna parte de su furia, como consta del ruydo que muchas vezes sucede sentirse al passar de la bala, pues va silvando y rompiendo por este impedimento que halla, lo qual cessa en el segundo tiro, pues halla ya el ayre quebrantado y deleznable.
      • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Es (CDH )
        Y, por abreviar, digo que, venidas a las islas las barcas, hizo relación la gente de la última de ellas, que bien era verdad que havían oýdo por el ayre passar la bala que, como suelen hazer, yva silvando, pero que no pudieron ver ni atinar a dónde fue a morir el tiro.
      • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Es (CDH )
        Quando, pues, se offresciere un caso semejante, tendrase la mira algún tanto sobre viento, para dar justamente en la señal que se pretende, y ésta es la causa por que la bala va silvando, es a saber, el viento, y no lo que el Tartalla dize.
      • 1631 Quiñones Benavente, L. Loa Lorenzo Hurtado [2001] Jocoseria Es (CDH )
        Bernardo No me deis cordelejo silbando / a quien de pensallo temblándoos está.
      • c1650 Solís Valenzuela, P. Desierto prodigioso [1977-1985] I, 508 Co (CDH )
        / La deshonesta yedra aquí se enreda / Con el olmo lascivo; el terebinto / De oloroso sudor el cuello raya / Y el zéfiro da vaya / Con verdes lenguas árboles silvando / Y un arroyo que corre murmurando, / Y de la vaya sale tan corrido, / Que, entre yervas perdido, / Corrido corre, y aun con ser corriente, / Se va corrido manifiestamente.
      • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
        SILBAR. Vale assimismo por alusion agitar el aire, y herir alguna cosa con violencia, de que resulta un sonido como el silbo. Lat. Sibilare.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        Silbar, se dice también del ruido agudo que hace el viento, ó una bala, ó una flecha , ó cosa semejante. Fr. Sifler, ronfler. Lat. Sibilare, sibilum edere. It. Sibilare, fischiare, soffiare.
      • 1807 Gallego, J. N. Obras poéticas 1807 54 Obras poéticas Es (CDH )
        / Trábase yá la desigual pelea / Y del fiero enemigo el paso ataja / Furioso el español; cruza silbando / El plomo; inexorable se recrea / Sus víctimas la Parca contemplando; / Crece la confusion; al cielo sube / El humo denso en pavorosa nube, / Y al bronco estruendo del cañon britano, / Que muertes mil y destruccion vomita, / Impávido el esfuerzo castellano / Lluvias arroja de letal metralla.
      • 1829 Quintana, M. J. Canción [1969] Poesías Es (CDH )
        / Arde y estalla; el plomo silba, caen, / y el eco suena en torno.
      • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Es (CDH )
        — ¡Ése es quien va! —respondió Hernando lanzando su venablo, el cual fue recto a clavarse, silbando por el aire, en el pecho del faccionario, que cayó por tierra sin voz y sin aliento.
      • 1837 Bretón Herreros, M. Muérete ¡y verás! [1975] Es (CDH )
        ¡Mire usted que ya en el cielo / leyendo estoy una página / sangrienta! ¡Ya en mis oídos / está silbando la bala / matadora! ¡Ay infeliz! / En vez de bélica palma, / tu generoso ardimiento / va a buscar... ¡una mortaja!
      • 1810-1837 Heredia, J. M. Poesías [1988] 130 Cu (CDH )
        / ¡Desolación inmensa! El obelisco, / Cual roble anciano, se levanta al cielo / Con triste majestad, y el cardo infausto, / Brotando en grietas del marmóreo techo, / Al viento sirio silba.
      • p1843 Díaz, N. P. D. Diego León Navarrete [1996] Es (CDH )
        Entrado en el camino, lucieron unos fogonazos en la oscuridad, y las balas silbaron en derredor.
      • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
        Con sus ojos acostumbrados a los acechos nocturnos comenzaron a registrar las matas y peñascos, y entre una quiebra formada por dos de ellos y medio cubierta por los arbustos, tardaron poco en divisar los barrotes de hierro de la reja; pero no bien se habían acercado cuando una flecha salió silbando de la obscuridad e hirió de soslayo a uno de ellos en un brazo.
      • 1828-1849 Díaz, N. P. Poesías [1866] Es (CDH )
        Cuando hice resonar mi voz primera / Fué en una noche tormentosa y fria: / Un peñon de la cántabra ribera / De asiento me servia: / El aquilon silbaba; / La playa y la campiña estaban solas; / Y el Oceäno rugidor sus olas / A mis pies estrellaba.
      • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Es (CDH )
        El fragor del viento y de la lluvia hacía silbar y temblar las encinas, de entre cuyas ramas lanzaban los capachos prolongados gemidos.
      • 1850 Coronado, C. Jarilla [2001] Es (CDH )
        Una flecha, silbando con fuerza, vino a clavarse en su frente, y Regío cayó brotando un manantial de sangre.
      • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] 91 Cu (CDH )
        / El cuje en mi diestra mano / Silbará como saeta, / El viento mi chamarreta / Arrollará en dos por tres, / Y crujirán en mis pies / Los zapatos de vaqueta.
      • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
        Silbaban las flechas y venablos; crujían las rodelas golpeadas por las fuertes mazas; traqueaba el frágil maderamen de las chozas que los morenas quisieran derribar, cual batidas por las olas de un aluvión; y el tunduli no dejaba de sonar ni un instante; y había gritos de rabia infernal, denuestos y blasfemias, y quejidos de los que caían, crujidos de dientes, palabras inconexas de moribundos, ayes angustiosos, suspiros postrimeros... La luna, que parecía huir al ocaso por no presenciar tan espantoso cuadro, reflejaba su luz en arroyos de sangre, en lágrimas de despecho y en ojos que se torcían de ira y dolor antes de cerrarse para siempre.
      • 1879 León Mera, J. Cumandá [1998] Ec (CDH )
        Vuelve la maza de Yahuarmaqui a desviar los arcos, y las saetas pasan silbando y como una exhalación, rasando la cabeza de la heroína y llevándose algunas hebras de cabello enredadas entre las plumas.
      • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
        Su espada silba en el aire, su brazo se retrae, y la punta de ese acero mortífero se abre paso por la garganta del que encuentra, y sale por la nuca un palmo.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        El caballo se incorporó en el acto dando un corcovo, cuando silbaban las boleadoras que encontraron el vacío, y de las que una piedra dio en la cabeza de la criolla con la violencia de una bala.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        Silbaban todavía por aquella ladera las boleadoras.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        Silbaban a esa altura un enjambre de boleadoras.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        y una bala de tercerola pasó silbando por un claro de la fila, hiriendo a un hombre de la reserva.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        El plomo seguía silbando a todos los rumbos y a intervalos el cañón mezclaba su voz al fragor del combate.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        pero en uno de los instantes que la alzó para acelerar la carrera, despejado el terreno por su frente, silbó el «lazo», y fue cogida por el cuello.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        De pronto Ismael, que se había conservado impasible, hizo arrancar su caballo con marcial estridor de estribos; y ganado lo suficiente del campo sobre la res, aventuró su tiro de bolas, las que atravesaron silbando sobre el novillo, para caer por delante como una culebra de tres cabezas y trabar sus miembros en apretados anillos, al punto de obligarle a doblarlos y hundir sus cuernos en tierra.
      • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
        De un momento a otro podía silbar en el aire el mortífero proyectil del revólver.
      • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Es (CDH )
        Silbaban los guijarros entre las ramas, haciendo caer una lluvia de hojas y rebotando contra troncos y ribazos;
      • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Es (CDH )
        Y apenas se dijo esto, salió de entre las cañas una recta y fugaz lengua de fuego, una flecha roja, que al disolverse produjo un estampido, y algo pasó silbando junto a una oreja de Batiste.
      • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Es (CDH )
        Sonaban a lo lejos, como una tela que se rasga, los escopetazos contra las bandas de golondrinas que volaban a un lado y a otro en contradanza caprichosa, silbando agudamente, como si rayasen con sus alas el cristal azul del cielo; zumbaban sobre las acequias las nubes de mosquitos casi invisibles, y en una alquería verde, bajo el añoso emparrado, agitábanse como una amalgama de colores faldas floreadas, pañuelos vistosos.
      • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
        Y apenas lo hubo dicho, cuando sentí silbar junto a mi cabeza el más vigoroso par de coces que cuadrúpedo alguno haya tirado nunca, y en seguida una loca, una furiosa carrera por las piedras de la loma.
      • 1898 Payró, R. J. Australia argentina [2003] Ar (CDH )
        Arma su arco, silba la flecha certera y va a herir en el ijar al cruel felino, que lanza un rugido pavoroso.
      • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 168 Pe (CDH )
        l contemplaros, / se abrían á manera de grandes ojos claros... / El Magdalena hacía sus eses como un boa, / doblándose piadoso bajo la audaz canoa; / y el Capitán, gozando de tánta maravilla / que un cuerno de abundancia vació sobre la orilla, / no se curaba nunca ni del caimán membrudo, / ni de la araña infame, ni del mordaz zancudo... / Y, en tanto, en las montañas, que parecían muertas, / jaguar adolorido lanzaba sus alertas; / y una culebra, á veces, al fondo del boscaje, / silbaba como silba la flecha de un salvaje... / Tal fué.
      • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 168 Pe (CDH )
        , al contemplaros, / se abrían á manera de grandes ojos claros... / El Magdalena hacía sus eses como un boa, / doblándose piadoso bajo la audaz canoa; / y el Capitán, gozando de tánta maravilla / que un cuerno de abundancia vació sobre la orilla, / no se curaba nunca ni del caimán membrudo, / ni de la araña infame, ni del mordaz zancudo... / Y, en tanto, en las montañas, que parecían muertas, / jaguar adolorido lanzaba sus alertas; / y una culebra, á veces, al fondo del boscaje, / silbaba como silba la flecha de un salvaje... / Tal fué.
      • a1914 Agustini, D. Inéditos [1993] Poesías Ur (CDH )
        Silba la fusta al azotar, la espuela / Muerde con furia en el ijar ardiente, / Brusco el caballo la cerviz enarca / ¡Vibrando al golpe que su sangre enciende! / Sueltas las crines, con furor salvaje / Rudo sacude la imperial cabeza, / Mueven los flancos epilepsia de ira, / ¡En sus pupilas un volcán rojea! / Tascando el freno en estrujar de rabia / Rechinaron los dientes marfileños.
      • 1916 Azuela, M. Abajo [1991] Mx (CDH )
        Pasó silbando una bala.
      • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
        Todo un mundo de seres vive, rebulle y aletea en aquellos islotes que se elevan a veces hasta dos metros sobre el nivel del agua tranquila, y que en los días de viento silban y ondulan como los juncos de los bañados.
      • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
        Una bala de winchester pasó silbando por la picada.
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        Entonces uno de los cabos desligóse de la cintura su látigo rematado en la punta por una porra de estaño y comenzó la azotaina, haciendo silbar su cuerda con fruición y hasta con entusiasmo.
      • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
        Porque si pretendes darle la espalda a tu palabra empeñada por mí —no por ti, pongamos las cosas en su punto— para con la revolución y quizá, quizá, como nada de extraño tendría que acabara de ocurrírsete, denunciarme ante el gobierno para hacer merecimientos y detener o desviar las averiguaciones judiciales que se estén haciendo en San Félix, y hasta coger cola * sin rifarte el pellejo ante las balas —que pueden inspirarse cierta aprensión, ya que todavía no las has oído silbar por encima de tu cabeza, dicho sea de paso— o no me conoces bien todavía, José Francisco, o estás jugando con la carnada. *
      • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
        Oyéndolas silbar por encima de su cabeza, Arteaguita se volvía todo piernas y cual si algunas de éstas se le hubiesen desprendido del cuerpo y lo siguiesen, a poco huir sintió que en pos de él otras tamborileaban por la sabana, y con esto acabó de perder el poquísimo dominio de sus nervios que en aquellas angustias pudiese quedarle.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Una coriquinga buscaba su alimento volteando la bosta, silbaban las pajas y los lejanos picachos hurgaban el cielo azul.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Estallaban tiros y silbaban las balas.
      • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Es (CDH )
        Al entrar en los pinares que circundan la aldea de Vos, la noche se hizo más espantosa, porque los pinos silbaban y se entrechocaban como si se estuviesen batiendo.
      • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
        Lo había dicho apenas, cuando el remo del hombre de proa cayó silbando sobre la cabeza parlante que volvió a hundirse: burbujas gaseosas afloraron desde el fondo a la superficie, y el hombre de la caña lanzó nunca supe si una risa o un graznido.
      • 1950 Alonso, D. Poesía española [1993] Es (CDH )
        y nos encontraríamos con la más copiosa condensación de materia, en cinco versos, en una ordenación afilada y veloz, como una flecha, que va desde las alimañas del viento y del bosque a toda la amplitud del pensativo campo, y que luego asciende silbando a lo delgado, a lo sutil e inaprensible, para clavarse trémula en la pavorosa alerta de la noche profunda.
      • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Es (CDH )
        Porque estos líos son peligrosos, que yo bien que escuché silbar las balas y bien que pudimos quedarnos allí, en aquella negrura, fríos como dos pajaritos.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 42 Ch (CDH )
        / Palpitó cada escama de la piedra, / sintió el pavor caído / como una invasión de insectos, / recogió todo su poderío, / hizo llegar la lluvia a las raíces, / habló con las corrientes de la tierra, / oscuro en su vestido / de piedra cósmica inmovilizada, / y no pudo mover garras ni dientes, / ni ríos, ni temblores, / ni meteoros que silbaran / en la bóveda del reinado, / y quedó allí, piedra inmóvil, silencio, / mientras Beltrán de Córdoba dormía.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 109 Ch (CDH )
        / A veces vuelve el látigo enterrado / a silbar en el aire de la cúpula / y una gota de sangre como un pétalo / cae a la tierra y desciende al silencio.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 250 Ch (CDH )
        / Vendrán los que lucharon desde Pedro / hasta los nuevos héroes que asombraron la tierra / y harán de sus medallas pequeñas balas frías / que silbarán sin tregua desde toda / la vasta tierra que hoy es alegría.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Mi casa, las paredes cuya madera fresca, / recién cortada huele aún: destartalada / casa de la frontera, que crujía / a cada paso, y silbaba con el viento de guerra / del tiempo austral, haciéndose elemento / de tempestad, ave desconocida / bajo cuyas heladas plumas creció mi canto.
      • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
        Por todas las calles de las que había sido retirado el anémico fluido eléctrico, silbaban las balas y resonaban las voces y los ruidos de los caites de la soldadesca que gritaba:
      • 1955 Cortázar, J. Trad Memorias Adriano [1982] 196 Ar (CDH )
        Silbaba una flecha, apenas más importuna que el mosquito que me fastidiara en mi tienda; me acodaba a los sacos de arena del parapeto.
      • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 15 Es (CDH )

        Hablo de las luces que andaban por los caminos, por el camino real viniendo de Meira, y por el camino de Quintás, y por el camino viejo, que se ahoga en la laguna de los Cabos, y también por la laguna. Y corrían y se cruzaban, y de cuando en cuando se juntaban tres o cuatro, que hacían como una pequeña hoguera en el corazón de la oscura noche. Caballos galopando debían de llevarlas, tal corrían. Y si alguna tomaba el camino de Miranda y venía hacia mí, y hasta parecía, tan viva venía, que silbaba, prendía el miedo en mí como alfiler en el acerico, y sin desnudarme me metía en el catre, y me tapaba hasta la cabeza con la manta: una manta a fajas verdes, que por ambos lados tenía escrito en letras coloradas: DAVID.

      • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
        El zumbayllu saltó silbando en el aire; los alumnos que estaban de pie se echaron atrás; le dieron campo para que cayera al suelo.
      • c1940-a1966 Amaya Amador, R. Cuentos [1997] Ho (CDH )
        Mira el humo que sale de varios puntos en el cuartel y en los edificios y oye el tétrico silbar de los proyectiles.
      • 1967 Benet, J. Región [1996] 11 Es (CDH )
        Sin embargo, la realidad debe ser algo distinta porque aun cuando a la gente le consta que un cierto número de personas ha tratado de subir allí, no se sabe de nadie que haya vuelto: se dice que es un país tan salvaje y desierto que sólo quien se prepare a una aventura arriesgada puede concebir esperanzas de llegar a él: porque los farallones infranqueables, los elevados e interminables desiertos donde silba el tártago, los cañones cortados a pico donde cantan los arroyos de montaña bajo el manto de una vegetación lujuriante y hostil (bosques de helecho gigante y fosos infranqueables rellenos de acebo, viburno y hierbabuena) no representan ni con mucho las mayores dificultades de la excursión.
      • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Ar (CDH )
        Pérez extrajo una fusta y la hizo silbar en el aire.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Hasta Basilio, tan parco en ponderaciones, contaba que nunca saludó a las balas, es decir, que jamás encogía la cabeza cuando pasaban silbando aguijones candentes.
      • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] Es (CDH )
        El propio don Acisclo las oía silbar, escuchaba su paso haciéndole la silueta, contemplaba su brillo rápido como si fueran cuchillos que le clavasen al respaldo del sillón.
      • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
        Silbaron las balas.
      • 1973 Aguilera Malta, D. Secuestro [1973] Ec (CDH )
        La bala de la carabina pasó silbando cerca del oído del joven.
      • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
        Una bala disparada por el sargento silbó por encima de la cabeza del justiciero, pero no aflojó la presión hasta que el Silencioso, saltando sobre él casi desde el caballo, lo rechazó violentamente.
      • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Es (CDH )
        silbar las balas sobre mi cabeza, pero no me moví, paralizado como estaba por la sorpresa.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
        La brisa hace silbar las copas de las casuarinas.
      • 1992 Posse, A. Atardecer caminante [1992] Ar (CDH )
        En el silencio de una noche en que sólo se escuchaban los pasos y los trabajos de cubierta (gualdrapeos; escotas que silban con el viento que arrecia antes del amanecer, algún relincho trasnochado de algún caballo insomne), en la bodega de proa se empezó a escuchar el persistente canto del grillo.
      • 1994 Boullosa, C. Duerme [1994] 94 Mx (CDH )
        Las balas silban cerca de mí.
      • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
        Corría veloz pero doblado, con la barbilla clavada en el pecho, presintiendo hipnóticamente que uno de esos dardos, uno de esos venablos, una de esas jabalinas que por momentos silbaban sobre su cabeza —o él sentía que silbaban sobre su cabeza— le estaba destinada, que corría hacia ellos, y que uno de esos cuchillos de pedernal lo aguardaba para poner fin a su fuga desbocada, vergonzante.
      • 1994 Solares, I. Nen [1994] Mx (CDH )
        Corría veloz pero doblado, con la barbilla clavada en el pecho, presintiendo hipnóticamente que uno de esos dardos, uno de esos venablos, una de esas jabalinas que por momentos silbaban sobre su cabeza —o él sentía que silbaban sobre su cabeza— le estaba destinada, que corría hacia ellos, y que uno de esos cuchillos de pedernal lo aguardaba para poner fin a su fuga desbocada, vergonzante.
      • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] PR (CDH )
        El campo pasa silbando como una película en avance rápido.
      • 1997 Prensa La Época, 05/11/1997 [1997] Ch (CDH )
        "Afuera los cables eléctricos silbaban, en medio de la gran polvareda que se levantó. La gente salía a la calle dando gritos de pánico y terror", recordó nerviosa.
      • 1997 Prensa Clarín, 17/02/1997 [1997] Ar (CDH )
        Las balas silbaban por todos lados.
      • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Ar (CDH )
        Venía la bomba sin silbar y cincuenta metros antes de tocar el suelo explotaba y soltaba miles de cablecitos de acero trenzado.
      • 2000 Vargas Llosa, M. Fiesta Chivo [2000] Pe (CDH )
        Trujillo no es uno de esos gobernantes que dejan el poder cuando silban las balas.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        Y fue ahí, en el mismo instante en que la flecha silbaba hacia mi pecho, cuando vi un rayo de sol asomarse por entre las nubes.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        Gilles de Rais se agacha y la espada pasa silbando por sobre su cabeza haciendo un limpísimo corte en el cuello del paje.
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        silbar [...] intr. Dicho de una cosa: Agitar el aire produciendo un sonido como de silbo.
      • 2019 Zabala Serna, V. "Terrorífica cornada" [10-06-2019] El Mundo (Madrid) Es (CORPES)
        Román apretó la mandíbula, brindó a Emilio de Justo en televisión -por la sustitución y su recuperación, ya ves, el sino- y se dispuso a apostar la vida a pelo. En cada embroque volaba un cuervo negro. Santanero I se lo pensaba antes de acometer con un nido de ametralladoras en los ojos: las balas silbaban como las guadañas de Hitler.
    3. v. intr. Producir un sonido agudo [con un silbato o con un instrumento musical].
      Esquema sintáctico
      docs. (1553-2017) 14 ejemplos:
      • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] fol. 60v Es (CDH )
        Hizieron grandíssimo ruydo aquella noche con atabales, caracoles, cornetas, huessos hendidos, con que siluan muy rezio.
      • 2017 Toscana, D. Olegaroy Mx (CORPES)
        Se metió al campo a la altura de la media cancha. Justo entonces un defensa de Colchones Barrera interrumpió el ataque de Mueblerías González. Despejó el balón hacia el círculo central. Allá corrió Olegaroy, tomandose el pantaloncillo para que no se le bajara. El árbitro silbó y los jugadores se detuvieron. Esto dio tiempo a Olegaroy para hacerse del balón.
      • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] fol. 60v Es (CDH )
        Hizieron grandíssimo ruydo aquella noche con atabales, caracoles, cornetas, huessos hendidos, con que siluan muy rezio.
      • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Es (CDH )
        Aquella noche hubo muy gran ruido de atabales, caracoles, cornetas, huesos hendidos con que silbaban muy recio; cantaron muchas canciones; créese por cierto que en ellas, como suelen, trataron de la rebelión que luego hicieron.
      • 1588 Virués, C. HMonserrate [1851] 526 Es (CDH )
        / Más truenos, más relámpagos, más viento, / Mayor oscuridad, mayor ruido, / Más cansancio, más pena, más tormento, / Y mayor turbacion, grita y gemido, / La fiera noche con rigor violento / Consigo trajo al cómitre afligido, / Cuyo mandar, ó sea silbando ó sea / En voz, no llega al fin que se desea.
      • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Es (CDH )
        / De su fuerza se despide / Confuso y desesperado, / Y siendo libre, se hizo / De un moro sujeto esclavo; / El cual le llevó cautivo / A Argel, do fué rematado / Tres veces en almoneda, / Hasta ser del Rey comprado; / Y el cómitre silba y dice: / "Leva, leva;" / Y los de la fortaleza, / "Guerra, guerra, / Dispara apriesa una pieza.
      • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 248 Es (CDH )
        / Más vale un bullicio tuyo / que cuantas metamorfosias / en las cañas flautas silban / y en las abubillas roncan.
      • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Es (CDH )
        Una plantica de flor azul cuyo remate para en la figura de un chiflito o «asuvío» con que los niños silban.
      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] Es (CDH )
        La pobre Lucia se sentó en la silla que le estaba preparada para cuando desfalleciese de dolor; la escena por parte de los actores se quedó muda, y por parte del público tomó nuevo incremento la algazára, silvando no ya con los labios solo, sino con chiflatos, y aun con trompetillas que para estos casos preparados llevan.
      • 1902 Azorín Voluntad [1989] Es (CDH )

        La gente sube y baja; una vendedora de pitos, con una larga pértiga en que van clavados, silba agudamente; un vendedor de vasos los hace tintinear golpeándolos; chocan, en las tiendas, con ruido metálico, los pesos contra el mármol.

      • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
        En la colina, que la hora morada va tornando oscura y medrosa, el pastorcillo, negro contra el verde ocaso de cristal, silba en su pito, bajo el temblor de Venus.
      • 1950 Blanco, A. E. Giraluna [1973] Ve (CDH )
        Amolador, amuela, / silba tu silbato, silba / hasta que silbar te duela, / hasta que estén amolados / el silbo de tu silbato / y el filo de mis tijeras.
      • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 26 Es (CDH )
        Los cómitres silbaron, / los remos se metieron en las olas / y apuntaron las proas / al horizonte oscuro, ensangrentado, / donde el sol acaba de ponerse. /
      • 2017 Toscana, D. Olegaroy Mx (CORPES)
        Se metió al campo a la altura de la media cancha. Justo entonces un defensa de Colchones Barrera interrumpió el ataque de Mueblerías González. Despejó el balón hacia el círculo central. Allá corrió Olegaroy, tomandose el pantaloncillo para que no se le bajara. El árbitro silbó y los jugadores se detuvieron. Esto dio tiempo a Olegaroy para hacerse del balón.
      • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] fol. 60v Es (CDH )
        Hizieron grandíssimo ruydo aquella noche con atabales, caracoles, cornetas, huessos hendidos, con que siluan muy rezio.
      • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Es (CDH )
        Aquella noche hubo muy gran ruido de atabales, caracoles, cornetas, huesos hendidos con que silbaban muy recio; cantaron muchas canciones; créese por cierto que en ellas, como suelen, trataron de la rebelión que luego hicieron.
      • 1588 Virués, C. HMonserrate [1851] 526 Es (CDH )
        / Más truenos, más relámpagos, más viento, / Mayor oscuridad, mayor ruido, / Más cansancio, más pena, más tormento, / Y mayor turbacion, grita y gemido, / La fiera noche con rigor violento / Consigo trajo al cómitre afligido, / Cuyo mandar, ó sea silbando ó sea / En voz, no llega al fin que se desea.
      • 1588 Virués, C. HMonserrate [1851] 513 Es (CDH )
        / Al céfiro esperado desplegaron / Las velas del trinquete los proeles, / Y sin que las hinchese, navegaron / Bogando algunas millas á cuarteles; / Pero ya que en el alto golfo entraron, / Avivando el favonio los pineles, / El cómitre silbando luego ordena / Levar los remos y amainar la entena.
      • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Es (CDH )
        / De su fuerza se despide / Confuso y desesperado, / Y siendo libre, se hizo / De un moro sujeto esclavo; / El cual le llevó cautivo / A Argel, do fué rematado / Tres veces en almoneda, / Hasta ser del Rey comprado; / Y el cómitre silba y dice: / "Leva, leva;" / Y los de la fortaleza, / "Guerra, guerra, / Dispara apriesa una pieza.
      • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 248 Es (CDH )
        / Más vale un bullicio tuyo / que cuantas metamorfosias / en las cañas flautas silban / y en las abubillas roncan.
      • 1745-1746 Sarmiento, M. Viaje Galicia [1975] Es (CDH )
        Una plantica de flor azul cuyo remate para en la figura de un chiflito o «asuvío» con que los niños silban.
      • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] Es (CDH )
        La pobre Lucia se sentó en la silla que le estaba preparada para cuando desfalleciese de dolor; la escena por parte de los actores se quedó muda, y por parte del público tomó nuevo incremento la algazára, silvando no ya con los labios solo, sino con chiflatos, y aun con trompetillas que para estos casos preparados llevan.
      • 1902 Azorín Voluntad [1989] Es (CDH )

        La gente sube y baja; una vendedora de pitos, con una larga pértiga en que van clavados, silba agudamente; un vendedor de vasos los hace tintinear golpeándolos; chocan, en las tiendas, con ruido metálico, los pesos contra el mármol.

      • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
        En la colina, que la hora morada va tornando oscura y medrosa, el pastorcillo, negro contra el verde ocaso de cristal, silba en su pito, bajo el temblor de Venus.
      • 1950 Blanco, A. E. Giraluna [1973] Ve (CDH )
        Amolador, amuela, / silba tu silbato, silba / hasta que silbar te duela, / hasta que estén amolados / el silbo de tu silbato / y el filo de mis tijeras.
      • 1950 Blanco, A. E. Giraluna [1973] I, 624 Ve (CDH )
        / ¡Mira, amolador que silbas, / mira, amolador que amuelas, / mira ese chorro de fuego / que está soltando la piedra!, / ¡mira que es un colibrí, / cómo brilla, cómo vuela, / cómo chupa, cómo arde, / espántalo de la piedra, / mira que se está bebiendo / el agua de mis tijeras! / Domador de colibríes, / amolador, amuela, / mira que vienen los niños / montados en las cigüeñas.
      • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 26 Es (CDH )
        Los cómitres silbaron, / los remos se metieron en las olas / y apuntaron las proas / al horizonte oscuro, ensangrentado, / donde el sol acaba de ponerse. /
      • 2017 Toscana, D. Olegaroy Mx (CORPES)
        Se metió al campo a la altura de la media cancha. Justo entonces un defensa de Colchones Barrera interrumpió el ataque de Mueblerías González. Despejó el balón hacia el círculo central. Allá corrió Olegaroy, tomandose el pantaloncillo para que no se le bajara. El árbitro silbó y los jugadores se detuvieron. Esto dio tiempo a Olegaroy para hacerse del balón.
    4. v. intr. Producir [el aire] un sonido agudo.
      Sinónimo: chiflar
      Esquema sintáctico
      docs. (1580-2017) 85 ejemplos:
      • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Es (CDH )
        / ¿Qué dones no serán mucho menores / que lo que a versos tales es devido, / tales que no es possible ser mejores? / Que a mí no me deleita assí el sonido / del viento, que silbando se avezina, / ni las costas heridas con rüido, / las costas donde azota la marina, / ni el río sonoroso ansí me agrada, / que en valles pedregosos va y camina.
      • 2017 Bande Fuentes, J. et alii MUNCYTX100 Es (CORPES)
        Cuenta Ovidio en un pasaje de Las Metamorfosis que la ninfa Siringa, perseguida por el dios Pan, pidió auxilio a sus hermanas las náyades en la orilla del río Ladón. Para protegerla del dios sátiro, estas la transformaron en un cañaveral. Pan se percató de que el viento silbaba de manera muy hermosa al pasar por las cañas y supuso que se trataba de los lamentos de la ninfa, optando por construir la siringa -instrumento musical de origen griego al que recuerda este aparato-, para retener así el recuerdo de la náyade.
      • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Es (CDH )
        / ¿Qué dones no serán mucho menores / que lo que a versos tales es devido, / tales que no es possible ser mejores? / Que a mí no me deleita assí el sonido / del viento, que silbando se avezina, / ni las costas heridas con rüido, / las costas donde azota la marina, / ni el río sonoroso ansí me agrada, / que en valles pedregosos va y camina.
      • 1607 Góngora Argote, L. Poesías 1607 [2000] Poesías Es (CDH )
        / Ved cuán milagrosa y cuánta / es su fuerza, pues la espera / con voluntad una fiera / y con respeto una planta; / dulcísima fuerza y tanta, / que herido della el viento, / silba cada vez contento, / deseando que a porfía / cien veces lo fleche al día, / por tener heridas ciento.
      • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] 672 Es (CDH )
        » / No te anuncien las aves / tempestades terribles, / ni el ver que entre las ramas / airado el viento silbe.
      • a1678 Sánchez, V. Lira poética Lira poética VS Es (CDH )
        Los tres . Pues al puerto volad, / que nos vamos a pique si llega / el aire a silbar.
      • 1683 Sigüenza Góngora, C. Triunfo parténico [1945] Mx (CDH )
        En roscas de cristal conchas desmiente / sierpe espumas vestida / silbando cierzos, Notos exhalando / contra Delos, que sólida, valiente / al Circo le convida / sus procelosos ímpetus burlando; / no es isla apenas, cuando / torbellinos revoca / opuesto escollo e inmovible roca.
      • 1777 Meléndez Valdés, J. Poesías 1777 482 Poesías Es (CDH )
        / Los vientos silban, se oscurece el cielo, / cruje frágil el leño; y donde miro / encuentro de la noche el negro velo.
      • 1795 Quintana, M. J. Ariadna [1969] 168 Poesías Es (CDH )
        / Brama el mar, silba el viento, y dicen: "Muerte".
      • 1798 Quintana, M. J. Al mar [1969] 230 Poesías Es (CDH )
        / ¿No me oyes, no? ¿Y violento / te ensoberbeces más? Ya desatado / el horrendo huracán silba contigo.
      • 1808 Quintana, M. J. Al armamento [1969] 331 Poesías Es (CDH )
        / Así resiste la robusta encina / al temporal; arrójanse silbando / los fieros huracanes, / en su espantoso vértigo llevando / desolación y ruina; ella resiste.
      • 1814 Meléndez Valdés, J. Poesías 1814 405 Poesías Es (CDH )
        / Aquí será nuestra patria: / lejos aquí de la envidia / un nuevo Edén plantaremos / para los tres de delicias, / un Edén do inaccesibles / a las viles arterías, / de la traición, al engaño / que cuando halaga asesina, / respiremos ya dichosos, / y en inefable armonía / la inocencia y paz gocemos / de que los hombres nos privan...» / Acercábanse las sombras; / y él, ambas manos tendidas / a abrazarlas cariñoso, / recibiéndolas corría; / empero al querer tocarlas, / horrísono el viento silba, / las sombras desaparecen, / y la ilusión se disipa.
      • 1833 Larra, M. J. Planta nueva [2000] Fígaro Es (CDH )
        cuando el viento pasa por entre las cañas silba; pues cuando pasa por entre facciosos habla; he aquí el origen del órgano de la voz entre aquella especie.
      • a1860 Gmz Avellaneda, G. Bella Toda [1981] Novelas Cu (CDH )
        Esos rojos celajes, que borran las huellas del astro del día, parecen de sangre; el viento, que se levanta silbando, imita lastimeros gemidos.
      • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
        Y siempre el eterno concierto... Alguna ráfaga silbando al agitar la arboleda, el incansable lamento del río formando remolinos y limando pedruscos;
      • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] 35 Es (CDH )
        A ambos lados los tabiques de dos cuartos, construídos con cañas y barro, como toda la barraca, y por encima de estos tabiques, que sólo tenían la altura de un hombre, todo el interior de la techumbre negro con capas de hollín, ahumado por el fuego de muchos años, sin otro respiradero que un orificio en la montera de paja, por donde entraban silbando los vendavales de invierno.
      • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
        Un aire campesino atraviesa las calles y se achata en las fachadas; pasa sobre los edificios sin silbar, el viento mudo de la pampa.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Cuando el viento comenzó a silbar entre los pajonales y a rezongar entre las rocas, las miradas de Augusto, dirigidas hacia lo lejos, algo notaron.
      • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
        Un viento frío venía de la cordillera y silbaba sordamente entre las cañas.
      • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )
        El viento silbaba en las ventanas.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 180 CR (CDH )
        PARA DOMINAR A UNA PERSONA Y OBTENER DE ELLA LO QUE SE QUIERA... copiamos del célebre grimorio del s. XVII La "Magie Notabile Infernale". / Entre las once y las doce de una noche tempestuosa, pondrás a la intemperie un fogón de barro cocido, que deberá estar lleno de leña bien seca de algarrobo, olivo, pino y sarmientos y de las plantas siguientes: mejorana, verbena y caléndula [...]. / " (Al llegar aquí debes dar un fuerte silbido natural o por medio de un silbato). Luego añadirás: / "¡Acudid! ¡Acudid! ¡Acudid! Dadme señales, Árboles, crujid. Niños, llorad. Perros, ladrad. Serpientes, silbad. Lobos, aullad. Vacas, mugid. Caballos, relinchad Toros, bramad. Vientos, silbad. Puertas, rechinad. Brasas, chisporrotead. Truenos, retumbad. Tempestades, reventad " (Otro silbido). /
      • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
        Una vez afuera, ni el frío, ni el viento silbando sobre sus orejas la arredraron ante el espectáculo que se le ofrecía.
      • 2017 Bande Fuentes, J. et alii MUNCYTX100 Es (CORPES)
        Cuenta Ovidio en un pasaje de Las Metamorfosis que la ninfa Siringa, perseguida por el dios Pan, pidió auxilio a sus hermanas las náyades en la orilla del río Ladón. Para protegerla del dios sátiro, estas la transformaron en un cañaveral. Pan se percató de que el viento silbaba de manera muy hermosa al pasar por las cañas y supuso que se trataba de los lamentos de la ninfa, optando por construir la siringa -instrumento musical de origen griego al que recuerda este aparato-, para retener así el recuerdo de la náyade.
      • c1550-1580 Luis de León Trad clásicas [1990] Poesías Es (CDH )
        / ¿Qué dones no serán mucho menores / que lo que a versos tales es devido, / tales que no es possible ser mejores? / Que a mí no me deleita assí el sonido / del viento, que silbando se avezina, / ni las costas heridas con rüido, / las costas donde azota la marina, / ni el río sonoroso ansí me agrada, / que en valles pedregosos va y camina.
      • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] 267 Es (CDH )
        Y luego se desamarró otra fragata, y volviendo a desbocar el angostura, a la mitad de ella nos encontró la marea, que otra vez entraba y crecía, y era tan recia, que con llevar el trinquete dado toda la noche, no pudimos romper medio cuarto de legua, con viento que silbaba en la vela.
      • 1607 Góngora Argote, L. Poesías 1607 [2000] Poesías Es (CDH )
        / Ved cuán milagrosa y cuánta / es su fuerza, pues la espera / con voluntad una fiera / y con respeto una planta; / dulcísima fuerza y tanta, / que herido della el viento, / silba cada vez contento, / deseando que a porfía / cien veces lo fleche al día, / por tener heridas ciento.
      • 1608 Balbuena, B. Siglo Oro selvas Erífile [1821] 211 Es (CDH )
        y lo que sobre todo mayor deleite ponia era el agradable ruido con que los altivos álamos, silbando en ellos un delgado viento, sobre nuestras cabezas se movian, cuajados sus tembladores ramos de pintadas avecillas que con sus no aprendidos cantares trabajaban de remedar los nuestros, donde la solitaria tortolilla con tristes arrullos vieras llorar su perdida compañía, ó al amoroso ruiseñor recontar la no olvidada injuria del fementido Teréo.
      • a1610 Mosquera Figueroa, C. Poesías [1955] 126 Es (CDH )
        / El rostro sostenido / de la piadosa mano se recrea / y con blando sonido / el aire lisonjea / y silbando los árboles menea.
      • 1632 Vega Carpio, F. L. Dorotea [1998] 672 Es (CDH )
        » / No te anuncien las aves / tempestades terribles, / ni el ver que entre las ramas / airado el viento silbe.
      • a1678 Sánchez, V. Lira poética Lira poética VS Es (CDH )
        Los tres . Pues al puerto volad, / que nos vamos a pique si llega / el aire a silbar.
      • 1683 Sigüenza Góngora, C. Triunfo parténico [1945] Mx (CDH )
        En roscas de cristal conchas desmiente / sierpe espumas vestida / silbando cierzos, Notos exhalando / contra Delos, que sólida, valiente / al Circo le convida / sus procelosos ímpetus burlando; / no es isla apenas, cuando / torbellinos revoca / opuesto escollo e inmovible roca.
      • 1777 Meléndez Valdés, J. Poesías 1777 482 Poesías Es (CDH )
        / Los vientos silban, se oscurece el cielo, / cruje frágil el leño; y donde miro / encuentro de la noche el negro velo.
      • a1780 Meléndez Valdés, J. Poesías a1780 287 Poesías Es (CDH )
        / Si el aquilón se enoja, / por más que airado silbe, / al cabo calma y deja / que el céfiro suspire.
      • 1795 Quintana, M. J. Ariadna [1969] 168 Poesías Es (CDH )
        / Brama el mar, silba el viento, y dicen: "Muerte".
      • 1798 Quintana, M. J. Al mar [1969] 230 Poesías Es (CDH )
        / ¿No me oyes, no? ¿Y violento / te ensoberbeces más? Ya desatado / el horrendo huracán silba contigo.
      • 1797-1803 Quintana, M. J. Cervantes [1852] Es (CDH )
        Silvando recio y descargando el aire, / Otro libro llegó de rimas solas, / Hechas al parecer como al desgaire.
      • 1808 Quintana, M. J. Al armamento [1969] 331 Poesías Es (CDH )
        / Así resiste la robusta encina / al temporal; arrójanse silbando / los fieros huracanes, / en su espantoso vértigo llevando / desolación y ruina; ella resiste.
      • c1798-1809 Álvz Cienfuegos, N. Poesías [1980] 114 Es (CDH )
        / ¡Cuál silban en las ramas combatiendo / hijos de obscuridad los roncos vientos, / vedando a Ceres su vigor fecundo! / Brama el mar, y los ríos, con estruendo, / arrastran los torrentes violentos / en turbias ondas con horror profundo.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] Es (CDH )
        / Cabe la pura fuente estoy sentado; / Los vientos silban en la verde encina; / Un árbol susurrar oigo agitado.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 156 Es (CDH )
        / Hijo del tiempo alado, / ¿Á qué levantas ¡ay! el torreado / Palacio? vendrá día / Que del desierto el huracán furioso / Soplando le derrueque; ¿ya espantoso / No le escuchas aullar en tu vacía / Sala, y silbar por entre los gastados / Escudos de los años horadados? / Mas venga cuando quiera / El torbellino rugidor, mi nombre / Vivirá eternamente, y el renombre / De mi diestra guerrera / Dirá la voz del bardo pregonera.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 158 Es (CDH )
        / Escura es la edad hierta, / Como la claridad de luna incierta / Que brilla entre vapores nebulosos, / Y entre rotos nublados: con violento / Soplo del Norte el viento / En la llanura silba, y temerosos, / Su curso suspendiendo, / Los peregrinos oyen el estruendo.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] Es (CDH )
        / Ora en las salas del banquete crece / El cardo, el viento silba meneando / El musgo y el raposo va mirando / Por las ventanas, la alta yerba mece / Su cabeza á los vientos: desolada, / Moyna, está tu morada; / Tu palacio paterno / Yace sumido en el silencio eterno.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 149 Es (CDH )
        / ¿Pero quién es aquella / Que, cual rayo de luz en la llanura, / Ornada de hermosura / Va, cual la luna del Otoño bella, / Como el sol que en el cielo se pasea / Después de tempestad, y el monte orea? / Sobre las altas rocas / Vienes, Vinvela amada, / Pero ronca es tu voz y fatigada / Como de las montañas / La brisa va silbando por las cañas.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] Es (CDH )
        / ¿Cuál, di, es de tu reposo / El sitio delicioso? / ¿Duermes tú cabe la fuente, / Ó junto al raudo torrente, / Que del monte con estruendo / Baja rugiendo? / El viento que se embravece / Silbando los juncos mece, / Y la niebla huye volando / La colina despejando.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 110 Es (CDH )
        / Oscar con pasos lentos la colina / Trepa; los meteoros de la noche / Parecen á su vista en la maleza; / Un torrente lejano suena sordo; / De un huracán el soplo interrumpido / Silba por entre los ancianos robles.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 109 Es (CDH )
        / Marchitado está el césped, y la brisa / Oigo que silba aquí; cerca murmura / La fuentecilla, y corren hacia el Balva / Sus aguas; aquí quiero reposarme, / Que es medio día: el sol está en el campo.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 105 Es (CDH )
        — / Cánticos murmurando, Ryno parte; / Oscar alza el clamor cual el estruendo / De la caverna, cuando de Togorma / Se agita el mar cercano, y en sus árboles / Silban los vientos rápidos; los héroes / De Arvén le oyeron, y se aunaron súbito: / Tal después de las lluvias los torrentes / Se precipitan raudos de los montes / En el orgullo de su curso.
      • c1789-p1810 Marchena, J. Poesías [1892] 117 Es (CDH )
        / Las velas ya despliegan, y los vientos / Silban en las correas de los mástiles.
      • 1814 Meléndez Valdés, J. Poesías 1814 405 Poesías Es (CDH )
        / Aquí será nuestra patria: / lejos aquí de la envidia / un nuevo Edén plantaremos / para los tres de delicias, / un Edén do inaccesibles / a las viles arterías, / de la traición, al engaño / que cuando halaga asesina, / respiremos ya dichosos, / y en inefable armonía / la inocencia y paz gocemos / de que los hombres nos privan...» / Acercábanse las sombras; / y él, ambas manos tendidas / a abrazarlas cariñoso, / recibiéndolas corría; / empero al querer tocarlas, / horrísono el viento silba, / las sombras desaparecen, / y la ilusión se disipa.
      • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 64 Es (CDH )
        / Silvia, tu nombre, Silvia, el pecho bronco / En la orilla del mar al aire daba: / Silvia, al estruendo de las olas ronco / En la ribera opuesta el son acaba: / Silvia, tu nombre crece con el tronco / En que mi mano trémula le graba: / Silvia, el aire silbando entre las cañas; / Silvia, repite el eco en las montañas.
      • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 2ª, 29 Es (CDH )
        / "Si el triste marinero, á quien oprime / Soberbia tempestad, cuando mas fiera / Brama la mar, el viento silba, y gime / El encorvado mástil en que espera: / Cuando ya no hay remedio que le anime, / Á la luz de un relámpago se viera / Surto dentro del puerto en salvamento, / No igualára su gusto á mi contento.
      • 1833 Larra, M. J. Planta nueva [2000] Fígaro Es (CDH )
        cuando el viento pasa por entre las cañas silba; pues cuando pasa por entre facciosos habla; he aquí el origen del órgano de la voz entre aquella especie.
      • 1837-1840 Zorrilla, J. Poesías [1943] 177 Es (CDH )
        / Silba el cierzo entre las ramas / de los árboles sin hojas, / y con espejos de hielo / Esgueba sus aguas orla: / ostenta el campo escarchado / trémula, alumbrada alfombra, / que a veces parece el alba / y agua a veces silenciosa / que allá en la sombra confusa / humeando se evapora: / se oye el murmullo del río / que por la pesquera rota / se filtra tornando el agua / en espuma bulliciosa.
      • 1842 Calderón, Fernando Hermán, o la vuelta del cruzado [1902] Mx (CDH )
        — Sí, Ana, sí; cuando los vientos / Silban sobre las murallas / De este castillo, y las nubes / Rayos á la tierra lanzan, / Y oigo el trueno que retumba / En las vecinas montañas, / Me parece que ese ruido / La voz del dolor acalla, / Que en mi pecho á todas horas / Contra mi quietud se alza: / Cuando escucho esa armonía / Salvaje, pienso que me habla / Dios mismo, que me recuerda, / Que El existe, y que mis ansias / Tendrán término algún día, / Ante su presencia santa.
      • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
        Mis pensamientos me han servido como las alas al águila para levantarme de la morada de los hombres; pero como ella he tenido que vivir en las quiebras de los peñascos donde silban los vientos.
      • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] 266 Es (CDH )
        ¡Miserable inestabilidad la de las cosas humanas! En tan corto espacio de tiempo aquella madre cariñosa había pasado a las regiones de la eternidad: su valor no había alcanzado a defenderla contra la mano de hierro del destino; su libertad había caído en holocausto de su generosidad delante de un hombre manchado de delitos; su salud se había consumido, disipádose su hermosura; don Álvaro había salido del sepulcro sólo para morir de nuevo y para siempre a los ojos de su esperanza, y por último, en vez de aquellas arboledas frondosas, de tantos trinos de pajarillos y de las auras suaves de mayo, los vientos del invierno silbaban tristemente entre los desnudos ramos de los árboles, los arroyos estaban aprisionados con cadenas de hielo y sólo algunas aves acuáticas pasaban silenciosas sobre sus cabezas o graznando ásperamente a descomunal altura.
      • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] 280 Es (CDH )
        La principal ardía delante de la tienda del conde, sobre la cual estaba enarbolada la bandera de los Castros, que también azotaban las ráfagas nocturnas, silbando por entre las rocas y árboles.
      • 1851 Gmz Avellaneda, G. Montaña [1981] Novelas Cu (CDH )
        Marchitas aparecían ya las herbosas faldas de sus magníficas cordilleras; oíase silbar incesantemente al ábrego en el fondo de sus románticas grutas —haciendo mugir en otras partes los espumosos torrentes, que debían convertir en breve los ricos cambiantes de sus argentadas ondas en enormes columnas de deslumbrante hielo—; y se precipitaba prematuramente por las laderas de sus montañas copiosa lluvia de reciente nieve, la cual, a manera de vellón, alfombraba el seno de muchos de sus más fértiles valles.
      • 1851 Gmz Avellaneda, G. Montaña [1981] Novelas Cu (CDH )
        — ¡Qué agradable es, dijo el ganadero, oir caer el agua y silbar el viento, estando al abrigo de un robusto techo y al calor confortable de una buena chimenea!
      • a1860 Gmz Avellaneda, G. Bella Toda [1981] Novelas Cu (CDH )
        Esos rojos celajes, que borran las huellas del astro del día, parecen de sangre; el viento, que se levanta silbando, imita lastimeros gemidos.
      • 1869 Altamirano, I. M. Clemencia [1959] Mx (CDH )
        silba el viento de la tempestad en la llanura desierta; se estremece el espacio a cada instante con el estallido del rayo, y el valle todo aparece magníficamente ceñido con una corona de tormentas.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Llovía a cántaros, silbaba el viento, eléctricos fulgores resplandecían en el cielo a distancias inconmensurables, haciendo llegar hasta nuestros oídos el ruido sordo del rayo.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        Son como el rugido del mar cuando, silbando el viento, azota encrespado la pedregosa orilla.
      • 1870 Mansilla, L. V. Indios Ranqueles [1957] Ar (CDH )
        el viento silbaba, giraba, calmaba, volvía a soplar y remolineaba, azotando con ímpetu fragoroso el bosque umbrío.
      • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] 380 Es (CDH )
        Cuando oyen aplaudir a los demás, ellos silban como cien huracanes, no porque desaprueben los aplausos, sino porque el silbido es la gran expresión de su entusiasmo, lo mismo en el teatro que en la plaza.
      • 1863-1873 Hostos, E. M. Peregrinación [1939] Cu (CDH )
        Este peligro, que se ve, que se acerca lentamente, y en un momento, cuyo fin nadie alcanza, atrae, fascina, devora; este peligro que apenas amenaza, que ni silba ni brama ni sumerge, como el viento y las olas, me da miedo: más que miedo, repugnancia.
      • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Ur (CDH )
        Formó una bocina con las manos y gritó... todos los nombres de los compañeros de la cuadrilla... Esperó ansioso... El viento silbaba y la arena al moverse hacía un ruido sordo.
      • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
        Y siempre el eterno concierto... Alguna ráfaga silbando al agitar la arboleda, el incansable lamento del río formando remolinos y limando pedruscos;
      • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] 35 Es (CDH )
        A ambos lados los tabiques de dos cuartos, construídos con cañas y barro, como toda la barraca, y por encima de estos tabiques, que sólo tenían la altura de un hombre, todo el interior de la techumbre negro con capas de hollín, ahumado por el fuego de muchos años, sin otro respiradero que un orificio en la montera de paja, por donde entraban silbando los vendavales de invierno.
      • 1907 Agustini, D. LBlanco [1993] Poesías Ur (CDH )
        «Era un viejo castillo... Afuera silbaba el viento...» / Y surgieron en la noche los mirajes formidables / De la remota leyenda.
      • 1907 Agustini, D. LBlanco [1993] Poesías Ur (CDH )
        / «Era en un viejo castillo... Afuera silbaba el viento...» / ¿Por qué la voz de la abuela llegaba a mí como un eco?
      • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
        Después de las doce, el viento silba, brama, ruge, sacude las puertas, descuaja árboles, derriba casas.
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        Su saya de burda lana oscilaba al viento que silbaba su eterna melopea en los pajonales crecidos entre las hiendas de las rocas, y era el solo ruido que acompañaba el largo balido de las ovejas.
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        El viento seguía silbando.
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        El viento silbaba entre los pajonales y aullaba lastimeramente en las hiendas de las rocas.
      • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Ar (CDH )
        Afuera silbaba el viento, y en mi frente se ahondó más el signo de la atención.
      • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Ar (CDH )
        El viento removía los follajes resecos de los eucaliptus, y cortándose en los troncos y los altos hilos del telégrafo, silbaba ululante.
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        El viento silba en los oídos, el pajonal se abre y se cierra en seguida, el juncal chaparrea y corta las carnes; pero el cuerpo no siente golpes ni heridas.
      • 1933 Mtz Estrada, E. Radiografía Pampa [1991] Ar (CDH )
        Un aire campesino atraviesa las calles y se achata en las fachadas; pasa sobre los edificios sin silbar, el viento mudo de la pampa.
      • 1934 Storni, A. Mundo [1990] 340 Ar (CDH )
        / Troncos extraños, / de luminosas copas, / se agitan indudablemente / movidos por un viento / que no silba.
      • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
        Vacilaron las innumerables columnas, crujieron las verdes cúpulas, se arremolinaron las lívidas tinieblas, se unieron arriba los bordes del huracán desmelenando la fronda intrincada y la vertiginosa espiral penetró en el bosque, levantó una tromba de hojas secas, giró en derredor del hombre desnudo, silbando, aullando, ululando y luego se rompió en cien pequeños remolinos que se dispersaron en todas las direcciones.
      • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] 137 Ch (CDH )
        / Mis costados coge enteros, / por cosa de su donaire, / y mis ropas entregadas / por casales... / Silba en áspid de las ramas / o empina los matorrales; / o me para los alientos / como un Ángel.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Un viento cortante, de tenaz acometida, silbaba lúgubremente entre los pajonales.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
        Cuando el viento comenzó a silbar entre los pajonales y a rezongar entre las rocas, las miradas de Augusto, dirigidas hacia lo lejos, algo notaron.
      • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] 270 Pe (CDH )
        Sólo un vientito quería silbar entre las pajas y liclic pasó gritando y velay que a un caballo se le ocurre dar un relinche y otro le contesta.
      • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
        Y adivinando en la mía cierta piedad indecible, realizó un gesto que le valió más tarde no pocas alabanzas: volvió a desatar el pico del homoglobo, silbó el aire al escapar de su envoltura, y el Personaje se desinfló para siempre, no sin esbozar una sonrisa beata.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] 286 Ch (CDH )
        Es hermoso / como cuando la cólera del viento / desencadena su vestido afuera / y están el pan, el vino y el fuego con nosotros, / dejar que aúlle el vendedor de furia, / dejar que silbe el que pasó entre tus pies, / y levantar la copa llena de ámbar / con todo el rito de la transparencia.
      • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
        Seguía silbando el viento enfurecido.
      • 1961 Onetti, J. C. Astillero [1995] 108 Ur (CDH )
        (Era una luz gris y desanimada, una luz que llegaba vencida después de atravesar nubes gigantescas de agua y frío; el tiempo se había descompuesto, un viento indiferente entraba silbando por todos los agujeros del edificio.)
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Es (CDH )
        Subían a lo alto, donde silba el viento, a lanzar cometas de tosca fabricación casera, hechas con pasta de harina, cañas, trapos y papel de periódico: durante mucho tiempo temblaron, coletearon furiosamente en el cielo de la ciudad, fotografías y noticias del avance alemán en los frentes de Europa, reinaba la muerte y la desolación, el racionamiento semanal de los españoles, la miseria y el hambre.
      • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Es (CDH )
        La calle, al cerrar de la noche, va tomando un aire entre hambriento y misterioso, mientras un vientecillo que corre como un lobo, silba por entre las casas.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Afuera silbaba el viento.
      • 1971 Castro Bastos, L. Paisajes Perú [1971] Pe (CDH )
        Se estremecen los suelos, se abren grietas y fisuras por el trajín tumultuoso de las ondas sísmicas; se descuelgan los peñascos colgados de los taludes montañosos; las aguas tranquilas de las lagunas costaneras se salen; las del mar se encrispan e invaden las playas; los árboles remecen sus ramajes; las arenas movedizas ascienden al espacio, y el viento cual torbellino silba, golpea y desgaja árboles, enturbia con polvareda el cielo.
      • 1973 Edwards, J. Non grata [1973] Ch (CDH )
        El viento silbaba afuera, envolviendo los apagones frecuentes de la luz eléctrica en cierto clima dramático, y las olas invernales arrasaban con el malecón.
      • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
        Un viento frío venía de la cordillera y silbaba sordamente entre las cañas.
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
        Y mamá sin embargo era tan pequeña, tan liviana, que Palinuro se sintió como quien lleva en brazos a un compañero ametrallado y escucha cómo el aire silba por las heridas del cuello y siente cómo la sangre le empapa las manos.
      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 54 Ar (CDH )
        De esa suerte, a la carrera, pues la tormenta insistía en sus arrebatos coléricos, desembocamos en la aldea de los artesanos, y entramos en la casuca que los muchachos compartían con su abuelo, como trascendió de lo que se dijeron en el camino, mientras el viento no paraba de silbar.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Lector de la Doctrina, se remontó al Génesis: Dios hizo las aguas y las culebras, por imitación de las estrellas nacieron los peces, el aire silbaba tanto que salieron pájaros, la tierra se llenó de fieras y lombrices y de entre la espesura surgió el hombre expulsado, con los ojos brillantes de voluntad y experiencia.
      • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
        El viento silbaba entre las rotas tejas.
      • 1992 Roa Bastos, A. Vigilia Almirante [1992] Py (CDH )
        A través de los agujeros del techo en los que silba el viento, el ojo luminoso contempla al viejo marinero que muere en una cama.
      • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
        El viento, en las terrazas, silbando entre las arecas.
      • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] 341 Ch (CDH )
        ¿Cómo resonarían sus pasos en esos recintos todavía flamantes, hediondos a pintura y yeso y desuso? ¿Y las ventoleras que silbaban en esos ventanales, que aún no hallaban un buen ajuste? ¿Cómo hacer un plato de charquicán en esa cocina del porte de una catedral? ¿Cómo comerlo en ese refectorio con tal cantidad de sillas que parecía una sala de consejo? Y los dos salones y la biblioteca y los cinco increíbles dormitorios y los porches y las terrazas y las escaleras escondidas por un panel giratorio, para alcanzar por allí los sótanos... no, no, no, no, no.
      • 1995 Villena, L. A. Burdel Byron [1995] 220 Es (CDH )
        Piensa en mí, que ya no quiero nada, y nunca he dejado de querer ser un dios. Silba un viento áspero que debía ser cálido, pero es frío y húmedo. No sé lo que ocurre. Lukas duerme aquí, desnudo. He retirado la manta para verlo. El frío le hace encogerse. Voy a avivar el fuego. Todo es una ciénaga. Y con todo —pese a todo— el oro existe. Como en las galas de antaño, sigo besando el dedo de tu pie sublime.
      • 1996 Bayly, J. "La Prensa" [1996] Pe (CDH )
        El viento silbaba en las ventanas.
      • 1998 Souza, P. Mentira fauno [1998] 24 Pe (CDH )
        La gente sigue hablando de la milicia mientras el viento silba por esas calles.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] 180 CR (CDH )
        PARA DOMINAR A UNA PERSONA Y OBTENER DE ELLA LO QUE SE QUIERA... copiamos del célebre grimorio del s. XVII La "Magie Notabile Infernale". / Entre las once y las doce de una noche tempestuosa, pondrás a la intemperie un fogón de barro cocido, que deberá estar lleno de leña bien seca de algarrobo, olivo, pino y sarmientos y de las plantas siguientes: mejorana, verbena y caléndula [...]. / " (Al llegar aquí debes dar un fuerte silbido natural o por medio de un silbato). Luego añadirás: / "¡Acudid! ¡Acudid! ¡Acudid! Dadme señales, Árboles, crujid. Niños, llorad. Perros, ladrad. Serpientes, silbad. Lobos, aullad. Vacas, mugid. Caballos, relinchad Toros, bramad. Vientos, silbad. Puertas, rechinad. Brasas, chisporrotead. Truenos, retumbad. Tempestades, reventad " (Otro silbido). /
      • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
        Una vez afuera, ni el frío, ni el viento silbando sobre sus orejas la arredraron ante el espectáculo que se le ofrecía.
      • 2017 Bande Fuentes, J. et alii MUNCYTX100 Es (CORPES)
        Cuenta Ovidio en un pasaje de Las Metamorfosis que la ninfa Siringa, perseguida por el dios Pan, pidió auxilio a sus hermanas las náyades en la orilla del río Ladón. Para protegerla del dios sátiro, estas la transformaron en un cañaveral. Pan se percató de que el viento silbaba de manera muy hermosa al pasar por las cañas y supuso que se trataba de los lamentos de la ninfa, optando por construir la siringa -instrumento musical de origen griego al que recuerda este aparato-, para retener así el recuerdo de la náyade.
    5. v. intr. Producir [una cosa] un sonido parecido al silbido.
      Sinónimo: chiflar
      Esquema sintáctico
      docs. (1605-2019) 41 ejemplos:
      • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )
        Ya te estará silbando la lengua, como a rezadora escrupulosa, porque te diga cómo me hube y cómo despaché la vieja que me dio el manto, con que mi vergüenza se desvergonzó a ser envergonzante de asiento.
      • 2019 Inzaurralde, L. E. "Reglamento AUF" El Observador (Montevideo) Ur (CORPES)
        Era un deslumbramiento, una revelación, un amour fou. Era un idilio, una enormidad, una caída del caballo. Era una vida nueva, alegre, acelerada, elemental; ya no de letras y cifras, de horarios, de abstracciones, sino de tocar con las manos y besar con los labios, de oler a leche y a caca, de abrazar piel contra piel; una vida nueva de baños espumosos, patos de plástico amarillos, biberones calientes, elefantes rosas que al apretarlos silban, almohadones mullidos, lámparas musicales. Mi hija (mía, mía, la había fabricado yo) era suavísima, delicada y perfecta, como una rosa.
      • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )
        Ya te estará silbando la lengua, como a rezadora escrupulosa, porque te diga cómo me hube y cómo despaché la vieja que me dio el manto, con que mi vergüenza se desvergonzó a ser envergonzante de asiento.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        Silbar, se dice del ruido que hace el mar, las olas ó tempestades. Fr. Ronfler, mugir. Lat. Ronchos emitiere, buccinare, sibilare. It. Russare, muggire, strepitare. Pero hablando del mar por lo común se dice en Cast. bramar. V
      • 1798 Quintana, M. J. A Fileno [1969] 223 Poesías Es (CDH )
        / Y de repente, al espantoso estruendo / de la tronante pólvora silbando, / salió el plomo mortífero; un gemido / dio el viento en derredor; volvió los ojos / azorada la tórtola a su amado, / que abierto el bello seno y moribundo, / la miró y expiró.
      • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 2ª, 51 Es (CDH )
        / Opuesto alli á los bárbaros Marruecos, / De Ceuta las murallas abrigando, / Á mi pecho asestados vi los huecos / Bronces que escupen el metal bramando: / ¡Mísera humanidad! en mí tus ecos / El fanático honor estaba ahogando, / Y mil globos de muerte despedidos / Sentí pasar silbando en mis oídos.
      • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 112 Es (CDH )
        Por lo mismo y tal antipatía, nada era de extrañar que a tiempo o a deshora se estremeciese, despeluznara y conturbase al oír por las esquinas y cantones del barrio el pito del castrador, o silbar por los zaguanes y antepatios la piedra aguzadera que a fuerza de rueda y agua mordía el acero de los cuchillos y tijeras, todo por obra y manufactura de los labios, patas y manos de algún auvernés o picardo. *
      • 1825-a1853 Caro, J. E. Poesías [1973] Co (CDH )
        / ¡Ay! tal vez cuando ya cielo y aguas no más contemplemos, / Brame ronco huracán, silbe el rayo, y abriéndose en dos / Contra oculto peñón, estrellada la barca, entreguemos / Nuestros cuerpos al mar, nuestras almas amantes a Dios.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
        En el gabinete contiguo Ana escribía con pluma rápida y que parecía silbar dulcemente al correr sobre el papel satinado.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        La pieza de artillería da un ronquido, silba con ruido estridente un tarro de metralla haciéndose cien fragmentos al rozar en un muro, y derriba por el suelo ensangrentado a Manuel Artigas!
      • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Ch (CDH )
        Estira el brazo, el vapor empuja los émbolos y silba al escaparse por las empaquetaduras, la bobina enrolla acelerada el hilo del metal y la aguja del cuadrante gira aproximándose velozmente a la flecha de parada.
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        Los chaparrales oponían, acá y allá, una desesperada resistencia; pero se precipitaban sobre ellos las llamas, girando y silbando enfurecidas, se encrespaban en la refriega, se empenachaban de negras humaredas, resonaba el tiroteo del estallido de los bejucos y cuando ya aquel núcleo de resistencia había desaparecido, el fuego victorioso volvía a cerrar filas y proseguía el avance rápido, amenazando rodear las casas.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Machado en Cuba arreó su Isla / con máquinas, importó tormentos / hechos en Estados Unidos, / silbaron las ametralladoras / derribando la florescencia, / el néctar marino de Cuba, / y el estudiante apenas herido / era tirado al agua donde / los tiburones terminaban / la obra del benemérito.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 120 Co (CDH )
        En el cuchitril oloroso a telaraña alcanforada se encontró con una especie de iguana polvorienta cuyos pulmones silbaban al respirar.
      • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )
        Se sentían casi seguros, cuando un disparo silbó al lado de Lavinia.
      • 2001 M. Reverte, J. Gálvez (CORPES)
        La última ese silbó en sus labios como si se tratara de la amenaza de una serpiente. Apunté el dato en el reverso de una de las notas que me había dado Socorro para no disgustarla. A mí lo de los diamantes se me antojó un tema sin importancia por lo que se refería a Matador.
      • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
        "Caballeros, por favor, —su voz silbaba por el miedo y la indignación— no deben provocar a la tropa. Salgan a otro ambiente".
      • 2019 Inzaurralde, L. E. "Reglamento AUF" El Observador (Montevideo) Ur (CORPES)
        Era un deslumbramiento, una revelación, un amour fou. Era un idilio, una enormidad, una caída del caballo. Era una vida nueva, alegre, acelerada, elemental; ya no de letras y cifras, de horarios, de abstracciones, sino de tocar con las manos y besar con los labios, de oler a leche y a caca, de abrazar piel contra piel; una vida nueva de baños espumosos, patos de plástico amarillos, biberones calientes, elefantes rosas que al apretarlos silban, almohadones mullidos, lámparas musicales. Mi hija (mía, mía, la había fabricado yo) era suavísima, delicada y perfecta, como una rosa.
      • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )
        Ya te estará silbando la lengua, como a rezadora escrupulosa, porque te diga cómo me hube y cómo despaché la vieja que me dio el manto, con que mi vergüenza se desvergonzó a ser envergonzante de asiento.
      • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
        Silbar, se dice del ruido que hace el mar, las olas ó tempestades. Fr. Ronfler, mugir. Lat. Ronchos emitiere, buccinare, sibilare. It. Russare, muggire, strepitare. Pero hablando del mar por lo común se dice en Cast. bramar. V
      • 1798 Quintana, M. J. A R. Moreno [1969] 219 Poesías Es (CDH )
        " / Y al belísono acento enfurecida, / la muchedumbre intrépida se arroja: / salta, acomete, y el horror y el fuego, / y la muerte espantosa, que silbando, / del dardo y lanza en el acero vuela, / nada son a su ardor; lucha, porfía; / a sus pies los soberbios baluartes / húndense, y el laurel de la victoria / ciñe la patria a su robusta frente.
      • 1798 Quintana, M. J. A Fileno [1969] 223 Poesías Es (CDH )
        / Y de repente, al espantoso estruendo / de la tronante pólvora silbando, / salió el plomo mortífero; un gemido / dio el viento en derredor; volvió los ojos / azorada la tórtola a su amado, / que abierto el bello seno y moribundo, / la miró y expiró.
      • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 2ª, 51 Es (CDH )
        / Opuesto alli á los bárbaros Marruecos, / De Ceuta las murallas abrigando, / Á mi pecho asestados vi los huecos / Bronces que escupen el metal bramando: / ¡Mísera humanidad! en mí tus ecos / El fanático honor estaba ahogando, / Y mil globos de muerte despedidos / Sentí pasar silbando en mis oídos.
      • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] 112 Es (CDH )
        Por lo mismo y tal antipatía, nada era de extrañar que a tiempo o a deshora se estremeciese, despeluznara y conturbase al oír por las esquinas y cantones del barrio el pito del castrador, o silbar por los zaguanes y antepatios la piedra aguzadera que a fuerza de rueda y agua mordía el acero de los cuchillos y tijeras, todo por obra y manufactura de los labios, patas y manos de algún auvernés o picardo. *
      • 1825-a1853 Caro, J. E. Poesías [1973] Co (CDH )
        / ¡Ay! tal vez cuando ya cielo y aguas no más contemplemos, / Brame ronco huracán, silbe el rayo, y abriéndose en dos / Contra oculto peñón, estrellada la barca, entreguemos / Nuestros cuerpos al mar, nuestras almas amantes a Dios.
      • 1863-1873 Hostos, E. M. Peregrinación [1939] Cu (CDH )
        Ya el vapor ruge en sus calderas, ya silba al suspirar, ya anda: desde lejos, es pintoresca la ciudad; como todas las ciudades; desde lejos.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
        "Pero el tren huía de Vetusta, silbaba, le silbaba a él; y él no tenía el valor de arrojarse a tierra, de volver al pueblo... iba a tardar más de doce horas en ver el caserón, ¡aplazaba su venganza más de doce horas...!"
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
        En el gabinete contiguo Ana escribía con pluma rápida y que parecía silbar dulcemente al correr sobre el papel satinado.
      • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Ar (CDH )
        Semejante a algún animal enorme y monstruoso algo a la vez como de serpiente y de ballena, escupiendo entre las sombras altos chorros de vapor, un tren cruzaba, silbaba, se arqueaba, crujía en la brusca curva de la plaza, al penetrar en la estación.
      • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
        La pieza de artillería da un ronquido, silba con ruido estridente un tarro de metralla haciéndose cien fragmentos al rozar en un muro, y derriba por el suelo ensangrentado a Manuel Artigas!
      • 1899 Picón-Febres, G. Sargento Felipe [2003] Ve (CDH )
        El cual ardía, devorando con sus lenguas de oro la chamiza retostada por el sol y cantando con su chisporroteo el himno del trabajo, a tiempo que Gertrudis molía sobre la piedra las arepas, que la múcura silbaba sobre las topias del fogón, que el gato dormía arrellanado en el blando cojín de la ceniza, y que Encarnación iba y venía de la cocina al corredor, lavando escrupulosamente y acomodando en los rodetes de junco las jícaras redondas para servir el desayuno.
      • 1907 Lillo, B. Sub Sole [2001] Ch (CDH )
        Estira el brazo, el vapor empuja los émbolos y silba al escaparse por las empaquetaduras, la bobina enrolla acelerada el hilo del metal y la aguja del cuadrante gira aproximándose velozmente a la flecha de parada.
      • 1926 Villaurrutia, X. Reflejos [1966] Poesías Mx (CDH )
        La luz se va con el tren / silbando, enrollada en humo, / apenas si en las colinas / unta un brillo.
      • 1926 Villaurrutia, X. Reflejos [1966] Poesías Mx (CDH )
        La luzse va con el tren / silbando, enrollada en humo, / apenas si en las colinas / unta un brillo. / ¡Ay! Y nos vamos pensando / lejos, con el tren silbando, / sin movernos ni cansarnos. /
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        Los chaparrales oponían, acá y allá, una desesperada resistencia; pero se precipitaban sobre ellos las llamas, girando y silbando enfurecidas, se encrespaban en la refriega, se empenachaban de negras humaredas, resonaba el tiroteo del estallido de los bejucos y cuando ya aquel núcleo de resistencia había desaparecido, el fuego victorioso volvía a cerrar filas y proseguía el avance rápido, amenazando rodear las casas.
      • 1929 Parra. T. Memorias Mamá Blanca [1991] Ve (CDH )
        Pero tanto las frases de entusiasmo como las de censura, al pasar silbando por sus labios movían de vez en cuando sus cuatro dientes postizos, ¡pobre primo Juancho!, y después de declarar: «No se debe nunca hablar de edad», sin darse cuenta indicaba la suya de continuo al narrar el menor suceso.
      • 1935 Gallegos, R. Canaima [1935] Ve (CDH )
        Una curiara que pasa silbando raudal abajo y se pierde en la noche hacia donde corren las aguas tormentosas bajo el resplandor lunar.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Machado en Cuba arreó su Isla / con máquinas, importó tormentos / hechos en Estados Unidos, / silbaron las ametralladoras / derribando la florescencia, / el néctar marino de Cuba, / y el estudiante apenas herido / era tirado al agua donde / los tiburones terminaban / la obra del benemérito.
      • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
        Cuál es el dios que pasa? Mirad su barba llena de gusanos / y sus calzones en que la espesa atmósfera / se pega y muerde como un perro náufrago: / y tiene peso de ancla maldita su estatura, / y silba el piélago y el aquilón acude / hasta sus pies mojados.
      • c1928-a1952 Fernández, M. Museo Eterna [1993] Ar (CDH )
        Procede como las pavitas de agua puestas a calentar que aprenden de nuevo a silbar cada vez que las ponen al fuego; notas disminuídas saltan con gran intervalo después de largo silencio y un tímido silbido largo, y por fin de nuevo el tema.
      • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
        El monólogo de Pedro silbaba entre las peñas.
      • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] 139 Py (CDH )
        La cabeza en el cepo silbaba penosamente a través de la boca rota por una patada del comisario durante los primeros interrogatorios.
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Es (CDH )
        Los cohetes silbaban en lo alto.
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Es (CDH )
        Mientras bajaba por la ladera oía silbar y estallar en lo alto, en el límpido cielo azul de la tarde, los cohetes sobrantes de alguna verbena de la víspera.
      • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] 120 Co (CDH )
        En el cuchitril oloroso a telaraña alcanforada se encontró con una especie de iguana polvorienta cuyos pulmones silbaban al respirar.
      • 1970 Aguinis, M. Cruz invertida [1970] Ar (CDH )
        El auto viró bruscamente, se oblicuó silbaron sus ruedas sobre el pavimento, esquivo al otro auto, pero le golpeó un guardabarros.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Cuando empezó a silbar el agua, llenó el mate y fue a sentarse a la sombra de los árboles, mirando hacia el cañadón.
      • 1973 Edwards, J. Non grata [1973] Ch (CDH )
        Mientras sus pulmones roncaban y silbaban en forma alarmante, observaba con ojos escépticos, postrado en un sofá, nuestras manifestaciones de alegría.
      • 1975 Gala, A. Ulises [1994] Es (CDH )
        Se hincha el lienzo, el hervor de la espuma silba bajo la quilla.
      • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
        Los golpes caían sobre él y él sobre los golpeadores; sentía el bárbaro placer de los huesos descalabrados y sus músculos tensos golpeando como si sus puños fueran de hierro y la carne contraria el caliente metal que se retorcía, y María y Jorgelina González hipando de miedo eran empujadas protegidas, y la gran vidriera de cristales opalizados estallaba en la terrible confusión; un disparo silbaba hacia las estrellas y el Siútico, con su rostro amarillento de brujo ancestral, ponía en marcha la camioneta y adoraba el instinto de sus razas mezcladas, pero llenas de sabiduría: ¿chino?, ¿japonés?, ¿araucano?, y al fin los gritos quedaban atrás y los cuatro se alejaban de la muerte, y el mayor Pitaut maldecía, y Godoy tropezaba con las hembras embriagadas, y un áspero olor de semen caliente, vino y sangre revueltos envolvía a todos, a Fichel primo y primo y al escocés y a Lupe Guevara, desprendiéndose del abrazo de otro de sus casuales amantes, mientras se tapaba el sexo lastimado, gimiendo: «¡Dios mío! ¡Dios mío!».
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] 87 Ur (CDH )
        Siento a mucha gente, conocida o inventada silbándome en la cabeza.
      • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] RD (CDH )
        Cuando Curibamgó subió al tope de los cerros con la mano en las narices, la diarrea avícola había desaparecido totalmente, y Mimilo se secaba como una momia en el medio del humfó, en donde silbaba y volaba con gran sigilo de sepulturero el alma de Alfredo el cernícalo.
      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 230 Ar (CDH )
        Sonaba el espadón de Giovanni contra las losas, silbaba el asma de Donna Pia Morosini; Lung y los esclavos chinos se arrodillaban, como si los adorasen.
      • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )
        Los disparos silbaban por todos lados.
      • 1992 Belli, G. Mujer habitada [1995] Ni (CDH )
        Se sentían casi seguros, cuando un disparo silbó al lado de Lavinia.
      • 1993 Sarduy, S. Cantantes [1967] Cu (CDH )
        Los trenes como estelas de fuego en la noche, silbando, repitiendo ¡Mor-tal-Pé-rez!
      • 2001 M. Reverte, J. Gálvez (CORPES)
        La última ese silbó en sus labios como si se tratara de la amenaza de una serpiente. Apunté el dato en el reverso de una de las notas que me había dado Socorro para no disgustarla. A mí lo de los diamantes se me antojó un tema sin importancia por lo que se refería a Matador.
      • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
        "Caballeros, por favor, —su voz silbaba por el miedo y la indignación— no deben provocar a la tropa. Salgan a otro ambiente".
      • 2019 Inzaurralde, L. E. "Reglamento AUF" El Observador (Montevideo) Ur (CORPES)
        Era un deslumbramiento, una revelación, un amour fou. Era un idilio, una enormidad, una caída del caballo. Era una vida nueva, alegre, acelerada, elemental; ya no de letras y cifras, de horarios, de abstracciones, sino de tocar con las manos y besar con los labios, de oler a leche y a caca, de abrazar piel contra piel; una vida nueva de baños espumosos, patos de plástico amarillos, biberones calientes, elefantes rosas que al apretarlos silban, almohadones mullidos, lámparas musicales. Mi hija (mía, mía, la había fabricado yo) era suavísima, delicada y perfecta, como una rosa.
    6. v. intr. Emitir [un animal] un sonido de amenaza [para alguien].
      Esquema sintáctico
      docs. (1610-2016) 16 ejemplos:
      • 1610 Caxes, J. Dos primeros hermanos [1901] Es (CDH )
        [...] Muestrale el leon las uñas, / amenazale sin miedo / dientes el lobo, y colmillos, / el bravo toro los cuernos, / ya le silvan las serpientes / y dan aullidos los perros; / todo le esta dando guerra / hasta el cielo y elementos: / el sol le abrasa con rayos; / con la variedad de tiempos / y sus eclipses, la luna / le causa males diversos; / los planetas son contrarios / y sus contrarios efetos / causan en el destemplanza / atormentando su cuerpo [...]. /
      • 2016 Bolaño, R. Pista hielo Ch (CORPES)
        El pabellón estaba lleno de estudiantes de EGB (los habían llevado sus maestros) y cuando Nuria hizo acto de presencia aquello se convirtió en un manicomio. ¡Todos gritaban y aplaudían! ¡Mequetrefes de diez años silbando y dando hurras por Nuria! Nunca vi nada semejante. La explicación, obviamente, no era una afición generalizada y repentina por el patinaje artístico, deporte minoritario, como todos saben. Algunos niños, sobre todo algunas niñas, habían seguido la retransmisión televisiva del evento y por supuesto habían visto patinar a Nuria.
      • 1610 Caxes, J. Dos primeros hermanos [1901] Es (CDH )
        [...] Muestrale el leon las uñas, / amenazale sin miedo / dientes el lobo, y colmillos, / el bravo toro los cuernos, / ya le silvan las serpientes / y dan aullidos los perros; / todo le esta dando guerra / hasta el cielo y elementos: / el sol le abrasa con rayos; / con la variedad de tiempos / y sus eclipses, la luna / le causa males diversos; / los planetas son contrarios / y sus contrarios efetos / causan en el destemplanza / atormentando su cuerpo [...]. /
      • 1610 Caxes, J. Dos primeros hermanos [1901] Es (CDH )
        [...] Muestrale el leon las uñas, / amenazale sin miedo / dientes el lobo, y colmillos, / el bravo toro los cuernos, / ya le silvan las serpientes / y dan aullidos los perros; / todo le esta dando guerra / hasta el cielo y elementos: / el sol le abrasa con rayos; / con la variedad de tiempos / y sus eclipses, la luna / le causa males diversos; / los planetas son contrarios / y sus contrarios efetos / causan en el destemplanza / atormentando su cuerpo [...]. /
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Tránsito Soto me condujo a una habitación anodina, pero limpia, cuya única extravagancia eran unos frescos eróticos mal copiados de los de Pompeya, que un pintor mediocre había reproducido en las paredes, y una bañera grande, antigua, algo oxidada, con agua corriente. Silbé admirativamente.

      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Tránsito Soto me condujo a una habitación anodina, pero limpia, cuya única extravagancia eran unos frescos eróticos mal copiados de los de Pompeya, que un pintor mediocre había reproducido en las paredes, y una bañera grande, antigua, algo oxidada, con agua corriente. Silbé admirativamente.

      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Silbó Gil, admirado de aquella enormidad, y Gregorio aprovechó para explicar que era precisamente aquella enormidad, junto a la falta de inspiración, el infernal vacío, la araña del miedo, la mortadela del tedio, la duda pavorosa sobre la utilidad del arte y de la vida —que le había inspirado un canto de desesperación desde el umbral mismo de la muerte—, lo que había provocado la crisis.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Silbó Gil, admirado de aquella enormidad, y Gregorio aprovechó para explicar que era precisamente aquella enormidad, junto a la falta de inspiración, el infernal vacío, la araña del miedo, la mortadela del tedio, la duda pavorosa sobre la utilidad del arte y de la vida —que le había inspirado un canto de desesperación desde el umbral mismo de la muerte—, lo que había provocado la crisis.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        La gente aplaude, grita y silba hasta el delirio mientras el Padre Glu-teens toma al señor conde de Rais de la mano y lo pasea por el escenario.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        La gente aplaude, grita y silba hasta el delirio mientras el Padre Glu-teens toma al señor conde de Rais de la mano y lo pasea por el escenario.
      • 2016 Bolaño, R. Pista hielo Ch (CORPES)
        El pabellón estaba lleno de estudiantes de EGB (los habían llevado sus maestros) y cuando Nuria hizo acto de presencia aquello se convirtió en un manicomio. ¡Todos gritaban y aplaudían! ¡Mequetrefes de diez años silbando y dando hurras por Nuria! Nunca vi nada semejante. La explicación, obviamente, no era una afición generalizada y repentina por el patinaje artístico, deporte minoritario, como todos saben. Algunos niños, sobre todo algunas niñas, habían seguido la retransmisión televisiva del evento y por supuesto habían visto patinar a Nuria.
      • 2016 Bolaño, R. Pista hielo Ch (CORPES)
        El pabellón estaba lleno de estudiantes de EGB (los habían llevado sus maestros) y cuando Nuria hizo acto de presencia aquello se convirtió en un manicomio. ¡Todos gritaban y aplaudían! ¡Mequetrefes de diez años silbando y dando hurras por Nuria! Nunca vi nada semejante. La explicación, obviamente, no era una afición generalizada y repentina por el patinaje artístico, deporte minoritario, como todos saben. Algunos niños, sobre todo algunas niñas, habían seguido la retransmisión televisiva del evento y por supuesto habían visto patinar a Nuria.
      • 1610 Caxes, J. Dos primeros hermanos [1901] Es (CDH )
        [...] Muestrale el leon las uñas, / amenazale sin miedo / dientes el lobo, y colmillos, / el bravo toro los cuernos, / ya le silvan las serpientes / y dan aullidos los perros; / todo le esta dando guerra / hasta el cielo y elementos: / el sol le abrasa con rayos; / con la variedad de tiempos / y sus eclipses, la luna / le causa males diversos; / los planetas son contrarios / y sus contrarios efetos / causan en el destemplanza / atormentando su cuerpo [...]. /
      • 1610 Caxes, J. Dos primeros hermanos [1901] Es (CDH )
        [...] Muestrale el leon las uñas, / amenazale sin miedo / dientes el lobo, y colmillos, / el bravo toro los cuernos, / ya le silvan las serpientes / y dan aullidos los perros; / todo le esta dando guerra / hasta el cielo y elementos: / el sol le abrasa con rayos; / con la variedad de tiempos / y sus eclipses, la luna / le causa males diversos; / los planetas son contrarios / y sus contrarios efetos / causan en el destemplanza / atormentando su cuerpo [...]. /
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Tránsito Soto me condujo a una habitación anodina, pero limpia, cuya única extravagancia eran unos frescos eróticos mal copiados de los de Pompeya, que un pintor mediocre había reproducido en las paredes, y una bañera grande, antigua, algo oxidada, con agua corriente. Silbé admirativamente.

      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )

        Tránsito Soto me condujo a una habitación anodina, pero limpia, cuya única extravagancia eran unos frescos eróticos mal copiados de los de Pompeya, que un pintor mediocre había reproducido en las paredes, y una bañera grande, antigua, algo oxidada, con agua corriente. Silbé admirativamente.

      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
        — Ven por aquí —dijo Ludo y cogiéndola del brazo avanzó entre los borrachos, que alargaban hacia ella sus hocicos, silbaban, estiraban manos obscenas.
      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
        Ludo las esquivó para verse envuelto en una pandilla de colegiales que andaban tras ellas silbando.
      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
        — Ven por aquí —dijo Ludo y cogiéndola del brazo avanzó entre los borrachos, que alargaban hacia ella sus hocicos, silbaban, estiraban manos obscenas.
      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
        Ludo las esquivó para verse envuelto en una pandilla de colegiales que andaban tras ellas silbando.
      • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] PR (CDH )
        En el Cafetín Dos Hermanos, en la esquina, los hombres se asomaban a las puertas para silbar y gritarle, de vez en cuando, "Mami, que buena estás".
      • 1986 García Ramis, M. Felices días [1995] PR (CDH )
        En el Cafetín Dos Hermanos, en la esquina, los hombres se asomaban a las puertas para silbar y gritarle, de vez en cuando, "Mami, que buena estás".
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Silbó Gil, admirado de aquella enormidad, y Gregorio aprovechó para explicar que era precisamente aquella enormidad, junto a la falta de inspiración, el infernal vacío, la araña del miedo, la mortadela del tedio, la duda pavorosa sobre la utilidad del arte y de la vida —que le había inspirado un canto de desesperación desde el umbral mismo de la muerte—, lo que había provocado la crisis.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Silbó Gil, admirado de aquella enormidad, y Gregorio aprovechó para explicar que era precisamente aquella enormidad, junto a la falta de inspiración, el infernal vacío, la araña del miedo, la mortadela del tedio, la duda pavorosa sobre la utilidad del arte y de la vida —que le había inspirado un canto de desesperación desde el umbral mismo de la muerte—, lo que había provocado la crisis.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        La gente aplaude, grita y silba hasta el delirio mientras el Padre Glu-teens toma al señor conde de Rais de la mano y lo pasea por el escenario.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        La gente aplaude, grita y silba hasta el delirio mientras el Padre Glu-teens toma al señor conde de Rais de la mano y lo pasea por el escenario.
      • 2016 Bolaño, R. Pista hielo Ch (CORPES)
        El pabellón estaba lleno de estudiantes de EGB (los habían llevado sus maestros) y cuando Nuria hizo acto de presencia aquello se convirtió en un manicomio. ¡Todos gritaban y aplaudían! ¡Mequetrefes de diez años silbando y dando hurras por Nuria! Nunca vi nada semejante. La explicación, obviamente, no era una afición generalizada y repentina por el patinaje artístico, deporte minoritario, como todos saben. Algunos niños, sobre todo algunas niñas, habían seguido la retransmisión televisiva del evento y por supuesto habían visto patinar a Nuria.
      • 2016 Bolaño, R. Pista hielo Ch (CORPES)
        El pabellón estaba lleno de estudiantes de EGB (los habían llevado sus maestros) y cuando Nuria hizo acto de presencia aquello se convirtió en un manicomio. ¡Todos gritaban y aplaudían! ¡Mequetrefes de diez años silbando y dando hurras por Nuria! Nunca vi nada semejante. La explicación, obviamente, no era una afición generalizada y repentina por el patinaje artístico, deporte minoritario, como todos saben. Algunos niños, sobre todo algunas niñas, habían seguido la retransmisión televisiva del evento y por supuesto habían visto patinar a Nuria.
    7. v. intr. Producirse [en los oídos] [de una persona] un zumbido o un sonido agudo y continuo que no procede de una fuente exterior.
      Sinónimo: chiflar
      Esquema sintáctico
      docs. (1884-1986) 6 ejemplos:
      • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] 130 Cu (CDH )
        Un día, al entrar en el taller, vio Valentín que el oficial primero estaba hablando muy íntimamente con la criada del maestro, y le dio un vuelco el corazón y empezaron a silbarle los oídos.
      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )
        Me silban los oídos y un poco de rock no me va a venir mal.
      • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] 130 Cu (CDH )
        Un día, al entrar en el taller, vio Valentín que el oficial primero estaba hablando muy íntimamente con la criada del maestro, y le dio un vuelco el corazón y empezaron a silbarle los oídos.
      • 1887 Cambaceres, E. Sangre [2003] Ar (CDH )
        Y, con esa insistencia grosera y desmedida que comunica el vino, urgido, apremiado a gritos por sus compañeros, sin saber qué excusa dar, ni qué decir, ni qué hacer, como rompiéndosele a pedazos en medio de la algazara, el corazón le latía, le silbaban los oídos como en un tiro a quemarropa, confusas, revueltas, enmarañadas sus ideas, semejantes, en el brusco agolpamiento de su sangre, a las piezas de una máquina que acabara de estallar.
      • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] 133 Ve (CDH )
        Les silbaban los oídos y veían temblar los troncos de los árboles como a través de las llamas.
      • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] 330 Gu (CDH )
        Le silbaban los oídos.
      • 1973 Gorodischer, A. Jubeas [1973] Ar (CDH )
        Me llaman, tienen un megáfono, sé que hemos dejado atrás los límites, me silban los oídos y sueño con el agua.
      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )
        Me silban los oídos y un poco de rock no me va a venir mal.
    8. v. intr. Producir [un instrumento] un sonido agudo.
      Sinónimos: chiflar; resilbar
      Esquema sintáctico
      docs. (1914-1945) 2 ejemplos:
      • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Es (CDH )
        Vibra el soplo estridente de la máquina que desaloja vapor, cruje con recio choque una portezuela, algunos pasos vigorosos repercuten en el andén, silba un pito, tañe una campana, y el convoy trajina, resuella y huye, dejando la pequeña estación muda y sola, con el ojo de su farol vigilante encendido en la torva oscuridad de la noche.
      • 1924-1945 Gabriela Mistral Ternura [1996] Ch (CDH )
        / Silbaban quenas, ardían / dos mil fuegos vivos.
    9. v. intr. Producir [una cosa] un sonido parecido al silbido [cerca de los oídos de alguien] al rozar con el aire.
      Esquema sintáctico
      docs. (1919-1962) 3 ejemplos:
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        El otro día Pedro me hizo silbar los perdigones en las orejas... A las doce todos aquí, para el almuerzo.
      • 1931 Uslar Pietri, A. Lanzas [1993] Ve (CDH )
        En la carrera una bala le silbó cerca del oído.
      • 1962 Fuentes, C. Muerte Artemio Cruz [1962] 177 Mx (CDH )
        No podía sentir orgullo cuando las primeras balas le silbaban cerca del oído y esa vida milagrosa se imponía cada vez que el proyectil perdía el blanco: entonces sólo podía sentir asombro ante la sabiduría ciega de su cuerpo para esquivar, para levantarse o agacharse, para esconder el rostro detrás de un tronco de árbol; asombro y desprecio, cuando pensaba en la tenacidad con que el cuerpo, más veloz que la voluntad, se defendía a sí mismo.
  2. v. tr. Hacer burla o mofa [de algo o de alguien].
    Sinónimos: chiflar; rechiflar
    Esquema sintáctico
    docs. (1300-1975) 25 ejemplos:
    • c1414 Anónimo Trad Lanzarote Lago [1999] fol. 153v Es (CDH )
      La donçella se fue a lançarote e dixole el mandado dela Reyna e lançarote tomo vna lança que su escudero traia e fue a vn cauallero que fallesçio en su golpe e el cauallero le fue dar vna gran lançada e lançarote se fue tornar sobre las armas del cauallo e fizo semejante que se no podia leuantar e estonçe se torno al torneo e quando queria façer grandes golpes abraçaua la çeruiz del cauallo e façia semejante de caer e desde estonçe no quiso atender golpe de caballero ante foya al golpe quando lo via venir asi extremeçia la cabeça quanto mas podia e por cosa que le dixese no tornaba e façia tan mal que todos le siluaban e le escarneçian e el escudero que andaua conel fue ende mas espantado que todos los otros asi andaba lançarote enel torneo todo el dia e quando se dende partio quantos de ante lo tubieron por bueno obieron ende muy gran verguença e tubieron se ende por muy engañados [...].
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )

      Sé que dentro de mí hay un hombre solemne, como dentro de todo escritor, de todo político, de todo intelectual. El hombre solemne ha querido hacer su aparición en algún momento, dominar la situación, elegir sombreros de fino orillo. Pero se ha retirado a tiempo. Hay en mí, también, un golfo callejero que le ha silbado.

    • c1414 Anónimo Trad Lanzarote Lago [1999] fol. 153v Es (CDH )
      La donçella se fue a lançarote e dixole el mandado dela Reyna e lançarote tomo vna lança que su escudero traia e fue a vn cauallero que fallesçio en su golpe e el cauallero le fue dar vna gran lançada e lançarote se fue tornar sobre las armas del cauallo e fizo semejante que se no podia leuantar e estonçe se torno al torneo e quando queria façer grandes golpes abraçaua la çeruiz del cauallo e façia semejante de caer e desde estonçe no quiso atender golpe de caballero ante foya al golpe quando lo via venir asi extremeçia la cabeça quanto mas podia e por cosa que le dixese no tornaba e façia tan mal que todos le siluaban e le escarneçian e el escudero que andaua conel fue ende mas espantado que todos los otros asi andaba lançarote enel torneo todo el dia e quando se dende partio quantos de ante lo tubieron por bueno obieron ende muy gran verguença e tubieron se ende por muy engañados [...].
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Es (CDH )
      Donde, como salió a vista de todos y como el género de los aldeanos sea burlado en las ciudades, como estavan ociosos teniendo materia de reír, comiençan a silvar a Baldo y a dezir palabras inominiosas.
    • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] I, 240 Es (CDH )
      Pues considera ahora tú que te llamas cristiana, que profesas la ley de Dios, que dices que crees el Evangelio; haz cuenta que te sacan a una gran plaza, a donde caen muchos ventanajes, y todos llenos de gente [...] y veas que todos los que lo oyen se miran unos a otros pasmados de que fueses tan otra de lo que de ti pensaban, y que te silban y mofan y burlan de la hipocresía con que los engañabas [...].
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] 376 Es (CDH )
      ¿Qué decimos á esto nosotros, que queremos ser cristianos á poca costa, que no dura más nuestra virtud de cuanto no se atraviesa alguna persecución, y no son menester adobes de Egipto, ni leones de Babilonia, ni malas voluntades de Judea, ni tormentos ni muertes de todo el mundo, sino una ligera pérdida de nuestro pundonor, gusto ó interés nos hace desdecir de lo justo? Diréisle al otro: Hermano, perdonad la injuria, que lo manda Cristo.– ¿Pues mi honra? Quedo cargado que me silbarán cuantos me conocen.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 398 Es (CDH )
      / Ya no; que todas le precian, / madre y hijas juntamente, / y a mí, por pobre y paciente, / me silban y menosprecian.
    • p1613-c1640 Saavedra Fajardo, D. República Literaria [1985] Es (CDH )
      Apuleyo, en un asno alazán, se paseaba por la ciudad, no con poca risa del pueblo, que, corriendo tra él, unos le silbaban y otros le llamaban cuatrero, porque era fama haberle hurtado.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Es (CDH )
      La necesidad me araña, la pobreza me silba, la suerte me escupe, y el olvido me enmohece.
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Es (CDH )

      Esta era una tiranía de la locucion, una esclavitud de las palabras, unos grillos injustos, sobre pesados, de las voces: ya nos hallamos libres de este manantial perenne de solecismos, y así, sin incurrir en la mas lijera culpa contra la buena gramática, ni exponernos á que nos silben los chulos ó nos gruñan los académicos, teniéndonos por vizcaínos recien trasladados del vascuence, podemos decir sin rubor, con grandísima entereza: «Vuestra merced, señor latino, no sabes lo que te pescais, porque haces usted una mezcla de lenguaje, que es para alabar á Dios, y vos nos causas risa, como quiera que las simplezas de vos muevan á desprecio de tí.»

    • 1768 Cruz, R. Teatro por dentro [1915] Es (CDH )
      Paula .Déjele usté al pobrecillo.Chinica .Vaya á la escuela el mozuelo, / y deje cosas que sólo / pertenecen á hombres hechos.Pepe . Pues yo le aseguro á usted / que se acuerde de mí; luego / le he de silbar.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 330 Es (CDH )
      / »Pero, ¿qué? Cuando logren miserable / hacer mi vida entre pobreza dura, / daño más que sus obras tolerable, / »¿Mejorará por eso la basura / de sus fétidos pliegos? ni a mi mente, / ¿podrán vedar que silbe su locura? / »En tranquilo retiro, en inocente / penuria, las riquezas despreciando, / mofaré al charlatán impertinente / »Y, azote eterno del pedante bando, / por el gustazo sólo de silbarle / renunciaré al favor, al oro, al mando.
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] 522 Poesías Es (CDH )
      / Como un sórdido rico, que en Aténas, / «Me silba, decía, el pueblo... y ¿qué cuidado? / Yo me aplaudo al mirar mis arcas llenas.
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 235 Es (CDH )
      / Ardua palestra en Francia es el teatro, / En delicados críticos fecunda; / No logra autor allí fáciles palmas; / Siempre halla bocas á silbarle prontas: / Si necio ó charlatan le llama alguno, / Es fuero que al entrar compra á la puerta.
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )

      Sé que dentro de mí hay un hombre solemne, como dentro de todo escritor, de todo político, de todo intelectual. El hombre solemne ha querido hacer su aparición en algún momento, dominar la situación, elegir sombreros de fino orillo. Pero se ha retirado a tiempo. Hay en mí, también, un golfo callejero que le ha silbado.

    • c1414 Anónimo Trad Lanzarote Lago [1999] fol. 153v Es (CDH )
      La donçella se fue a lançarote e dixole el mandado dela Reyna e lançarote tomo vna lança que su escudero traia e fue a vn cauallero que fallesçio en su golpe e el cauallero le fue dar vna gran lançada e lançarote se fue tornar sobre las armas del cauallo e fizo semejante que se no podia leuantar e estonçe se torno al torneo e quando queria façer grandes golpes abraçaua la çeruiz del cauallo e façia semejante de caer e desde estonçe no quiso atender golpe de caballero ante foya al golpe quando lo via venir asi extremeçia la cabeça quanto mas podia e por cosa que le dixese no tornaba e façia tan mal que todos le siluaban e le escarneçian e el escudero que andaua conel fue ende mas espantado que todos los otros asi andaba lançarote enel torneo todo el dia e quando se dende partio quantos de ante lo tubieron por bueno obieron ende muy gran verguença e tubieron se ende por muy engañados [...].
    • c1414 Anónimo Trad Lanzarote Lago [1999] fol. 153v Es (CDH )
      [...] e entonçe llego vna donçella ael e conosçio lo ca aquella hera la que le lleuara el mandado dela Reyna e fue enpos el e pues ella le vio poner el yelmo fue adelante dando muy grandes vozes agora viene quien dara çima al torneo e quando los del torneo le vieron Començaronle a silbar e a rreyr e a escarnesçer del e el se fue meter en medio del torneo e començo a derribar Caualleros e a fazer tales marauillas que todas se ende marauillaban. e Gran pieça duro el bien façer de lançarote fasta que le ymbio Dezir la rreyna Que fiçiese como la otra vez [...].
    • c1414 Anónimo Trad Lanzarote Lago [1999] fol. 343v Es (CDH )
      [...] e Començaron de andar porel torneo e de vna parte y derribababan caualleros e cauallos e fizieron tanto por su caualleria y por su ardimiento que los otros no pudieron sufrir su esfuerço y los de fuera començaron de fuir por medio delos prados y las gentes començaron entonçes delos siluar y escarneçer y las dueñas y las donzellas deçian alos vençidos son y quando bores vido fuir aquellos que les auia de ayudar mostroles a don lançarote y dixole señor vaiamosles ayudar que me paresçe que an menester a nuestra ayuda tiempo es ya de oy mas dixo don lançarote entonçes torno al Rey bandemagus y dixole señor seguid me ca bien se que mucho tardamos y dixo el Rey a don lançarote ya yo de vos no me partire.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Es (CDH )
      Donde, como salió a vista de todos y como el género de los aldeanos sea burlado en las ciudades, como estavan ociosos teniendo materia de reír, comiençan a silvar a Baldo y a dezir palabras inominiosas.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Es (CDH )
      El aldeano, no aviendo hallado quien le dixesse de aquél por quien preguntava, lo uno porque no me avían visto, lo otro porque a tal género de hombres luego les silvan los ciudadanos, pero como los no hallasse, tornó a entrar por la casa por no perder su asno; pero ya estava puesto a recaudo.
    • 1588 Malón Chaide, P. Conversión Magdalena [1930] I, 240 Es (CDH )
      Pues considera ahora tú que te llamas cristiana, que profesas la ley de Dios, que dices que crees el Evangelio; haz cuenta que te sacan a una gran plaza, a donde caen muchos ventanajes, y todos llenos de gente [...] y veas que todos los que lo oyen se miran unos a otros pasmados de que fueses tan otra de lo que de ti pensaban, y que te silban y mofan y burlan de la hipocresía con que los engañabas [...].
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] 376 Es (CDH )
      ¿Qué decimos á esto nosotros, que queremos ser cristianos á poca costa, que no dura más nuestra virtud de cuanto no se atraviesa alguna persecución, y no son menester adobes de Egipto, ni leones de Babilonia, ni malas voluntades de Judea, ni tormentos ni muertes de todo el mundo, sino una ligera pérdida de nuestro pundonor, gusto ó interés nos hace desdecir de lo justo? Diréisle al otro: Hermano, perdonad la injuria, que lo manda Cristo.– ¿Pues mi honra? Quedo cargado que me silbarán cuantos me conocen.
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] 376 Es (CDH )
      Judas le vende, Pedro le niega, los apóstoles huyen, todos se escandalizan; los amigos se encogen, los magistrados y jueces le condenan, los sayones le silban y escupen su rostro, el pueblo le desconoce; San Juan y su madre allí llorosa callando (que el hablar no convenía entonces); y él toma por toda la iglesia la mano, y no teniendo libre más que la lengua, reprehende al compañero, publica la inocencia de Cristo, la injusticia del juez y de los acusadores; llámale rey, pídele memoria para cuando esté en su reino.
    • 1602 Mateo Luján de Saavedra Guzmán de Alfarache 2.ª parte [2001] Es (CDH )
      Grande trabajo es el del mentiroso, pues todos le silban y huyen dél como de perro con maza; que la mentira es como la traición, que gustan della, pero no del autor; pero al día [de] hoy con la verdad todos se atufan, luego les echan por alto, y por no oír lo que los conviene, dicen que se les pierde el respeto: ponerles una verdad en los oídos es darles pimienta a las narices, que al punto estornudan y saltan contra el autor.
    • c1550-a1606 Alcázar, B. Obra poética [2001] 398 Es (CDH )
      / Ya no; que todas le precian, / madre y hijas juntamente, / y a mí, por pobre y paciente, / me silban y menosprecian.
    • 1609 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Apuntes Reforma [1999] Es (CDH )
      Pero díganme por charidad, si estas pruebas se hicieran a un hombre que tiniendo mucha virtud tenía grande simplicidad como virtud, ¡qué de veces le cogieran, qué de veces le silbaran, qué de ratos le burlaran y qué de golpes le dieran! Déjolo para Dios.
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Es (CDH )
      Rióse el conde Filipo muy de veras de esta embajada, y no le dió otra respuesta más de saludarle con la artillería y silbarle desde los muros.
    • 1620 Salas Barbadillo, A. J. Sagaz Estacio [1924] Es (CDH )

      Sánchez .De otro cualquier miembro se manda mejor, que en ese tiene ciertos estorbos y embarazos; unos achaques son particulares, no reumas ni corrimientos, porque aunque muchas veces le han silbado jamás se ha corrido.

    • 1620 Salas Barbadillo, A. J. Sagaz Estacio [1924] 217 Es (CDH )
      Pero paréceme que ya que están aquí los demás testigos, pues no se pierde nada, entren y digan lo que supieren, porque cierto que cuando no camináramos al fin principal se podía hacer esta diligencia por oir cuentos de mucho entretenimiento y gusto, que tales son los que deste hombre se refieren, y si todos tienen el buen aire de la señora que acaba de deponer, habrá sido esta plática muy digna del aplauso que hoy se da en los teatros, porque el buen Estacio, cuando de allí saliera silbado, no por eso corrido.
    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] 1129 Es (CDH )
      / Mirad, no deis empellón, / que os silbará el pueblo entero; / que vois no sois caballero / bueno para valentona.
    • p1613-c1640 Saavedra Fajardo, D. República Literaria [1985] Es (CDH )
      Apuleyo, en un asno alazán, se paseaba por la ciudad, no con poca risa del pueblo, que, corriendo tra él, unos le silbaban y otros le llamaban cuatrero, porque era fama haberle hurtado.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 436 Es (CDH )
      / El hombre güero de vista, / que tiene por niñas pollos, / se burla del derrengado / cuando le silban los cojos.
    • 1727-1728 Torres Villarroel, D. Visiones [1991] Es (CDH )
      La necesidad me araña, la pobreza me silba, la suerte me escupe, y el olvido me enmohece.
    • 1732 Isla, J. F. Cartas de J. Encina [1850] Es (CDH )

      Esta era una tiranía de la locucion, una esclavitud de las palabras, unos grillos injustos, sobre pesados, de las voces: ya nos hallamos libres de este manantial perenne de solecismos, y así, sin incurrir en la mas lijera culpa contra la buena gramática, ni exponernos á que nos silben los chulos ó nos gruñan los académicos, teniéndonos por vizcaínos recien trasladados del vascuence, podemos decir sin rubor, con grandísima entereza: «Vuestra merced, señor latino, no sabes lo que te pescais, porque haces usted una mezcla de lenguaje, que es para alabar á Dios, y vos nos causas risa, como quiera que las simplezas de vos muevan á desprecio de tí.»

    • 1768 Cruz, R. Teatro por dentro [1915] Es (CDH )
      Paula .Déjele usté al pobrecillo.Chinica .Vaya á la escuela el mozuelo, / y deje cosas que sólo / pertenecen á hombres hechos.Pepe . Pues yo le aseguro á usted / que se acuerde de mí; luego / le he de silbar.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 29 Es (CDH )
      Decía que en un concilio, v. gr., como el de Trento, en que se ventilasen los mayores intereses de las naciones cristianas y en un congreso o dieta en que se tratase, por ejemplo, de pacificar la Europa y sostener los derechos de los príncipes, no pueden intervenir sino letrados de consumada erudición y de elocuencia consumada, y una nación, donde no haya letrados de esta especie, no sólo hará papel sumamente ridículo y borrical en tales congresos, sino que, por falta de la ciencia conveniente en los que vayan destinados a sostener sus intereses y derechos, se pondrá a riesgo de ir por lana y volver silbados y trasquilados.
    • c1788-c1796 Forner, J. P. Exequias Leng cast [2000] 330 Es (CDH )
      / »Pero, ¿qué? Cuando logren miserable / hacer mi vida entre pobreza dura, / daño más que sus obras tolerable, / »¿Mejorará por eso la basura / de sus fétidos pliegos? ni a mi mente, / ¿podrán vedar que silbe su locura? / »En tranquilo retiro, en inocente / penuria, las riquezas despreciando, / mofaré al charlatán impertinente / »Y, azote eterno del pedante bando, / por el gustazo sólo de silbarle / renunciaré al favor, al oro, al mando.
    • c1790-a1820 Arjona, M. M. Poesías [1871] 522 Poesías Es (CDH )
      / Como un sórdido rico, que en Aténas, / «Me silba, decía, el pueblo... y ¿qué cuidado? / Yo me aplaudo al mirar mis arcas llenas.
    • c1790-1823 Arriaza, J. B. Poesías [1822-1826] I, 1ª, 235 Es (CDH )
      / Ardua palestra en Francia es el teatro, / En delicados críticos fecunda; / No logra autor allí fáciles palmas; / Siempre halla bocas á silbarle prontas: / Si necio ó charlatan le llama alguno, / Es fuero que al entrar compra á la puerta.
    • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )

      Sé que dentro de mí hay un hombre solemne, como dentro de todo escritor, de todo político, de todo intelectual. El hombre solemne ha querido hacer su aparición en algún momento, dominar la situación, elegir sombreros de fino orillo. Pero se ha retirado a tiempo. Hay en mí, también, un golfo callejero que le ha silbado.

      Acepción en desuso
    1. v. intr. Hacer burla o mofa acerca [de algo o de alguien].
      Sinónimos: chiflar; rechiflar
      Esquema sintáctico
      docs. (1400-1433) 5 ejemplos:
      • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 78r Es (CDH )
        [...] & yo uaziare el / conssejo de juda & de jerusalem en aqueste logar / & lançar los he en cuchillo delante los / ssus enemjgos & en poder de los que les / buscan las almas & dare las sus cadaueras / comjdas de aues de los cielos & bestias / de la tierra. & porne esta cibdat en / dissipaçion & ssiluos es de ssaber que quantos / por ella passaren sse maraujllaran & siluaran / de sus tantas llagas. & fare que / coman ssus fijos & ssus fijas & que cadavno / coma la carne del ssu proxjmo en çerca / & en angustia que les angustiaran los ssus / enemigos & aquellos que las ssus anjmas / les buscan. & quebrantaras la / botja a ojo de quantos fueren contigo. /
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
        quantos por ella pasaren se marauillaran e siluaran de sus tantas feridas.
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )

        De parte de la saña del Señor inhabitabile sera, e quedara en soledat toda ella; quantos por ella passaren se marauillaran e siluaran de las / sus tantas llagas.

      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
        Los mercadores de los pueblos sobre ti siluaran; en turbaçiones te porne, tanto que nichel s eras fasta en perpetuo.
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
        Atanto que los omnes fieren sobrel las sus palmas, e siluan sobrel los de su logar.
      Acepción en desuso
    1. v. En uso absoluto.
      docs. (1300-1598) 8 ejemplos:
      • a1300 Anónimo Biblia (Esc I-j-8) [1995] fol. 117r Es (CDH )
        el que pasare por ella espantar / sea & siluara & dira porque lo fizo asi dios aesta tierra / & a esta casa? [9] & Recudra porque desenpararon su / dios que saco sus padres de tierra de egipto & siguieron / los dios agenos & adoraron & guardaron los / & por esto les echo dios de suso todo aqueste mal / [10] et conplidos .
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )

        E diran: esta era la gloriosa çibdat, aquella que a fiuza habitar solia; aquella que en el su coraçon dezir solia: yo so, e otro non, ¡o como es agora deserta, cama de bestias! quantos por ella passaren siluaran e las sus manos moueran.

      • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Es (CDH )
        E pasando ya toda la gente del real çerca de un lugar que se llama Benalmadana, como los moros vieron que no paresçia mas gente, salvo catorze o quinze onbres darmas e çinquenta o sesenta peones de Sevilla, que venian en la reçaga del real, començaron a sylvar e hazer burla de los christianos.
      • 1554 Granada, L. LOración [1994] Es (CDH )
        Pues, ¿qué será, sobre todo esto, si al cabo se da por sentencia que seas para siempre condenado? ¿Qué angustias serán aquellas para tí, y qué día de fiesta para tus enemigos? Cómo se cumplirán entonces aquellas palabras del profeta, que dicen: Abrieron su boca sobre tí tus enemigos; silbaron, y regañaron con sus dientes, y dijeron: Tragaremos, éste es el día que esperábamos: hallámoslo, vímoslo. *
      • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] Es (CDH )
        "Abrieron sobre ti ¡oh manso cordero! sus horribles bocas aquellos crueles leones tus enemigos, silbaron y regañaron sus dientes contra ti y dijeron: Tragaremos. Este es el día que esperámoslo, hallámoslo, vímoslo".
      • a1300 Anónimo Biblia (Esc I-j-8) [1995] fol. 117r Es (CDH )
        el que pasare por ella espantar / sea & siluara & dira porque lo fizo asi dios aesta tierra / & a esta casa? [9] & Recudra porque desenpararon su / dios que saco sus padres de tierra de egipto & siguieron / los dios agenos & adoraron & guardaron los / & por esto les echo dios de suso todo aqueste mal / [10] et conplidos .
      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba I [1920-1922] Es (CDH )

        Iten, este templo que yo santifique en mi nonbre, yo enbiare de sobre mis fazes e quedaran Israhel por proberbio e fabla en todos los pueblos, e este templo que alto e enaltesçido seer deuia, qualquier que çerca el passare se marauillara e syluara e diran: ¿por razon qual el Señor a esta tierra e a este templo esto asy fizo?

      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )

        E sera Edom deserta; quantos por ella pasaren se marauillaran e siluaran veyendo las sus tantas llagas.

      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )

        E diran: esta era la gloriosa çibdat, aquella que a fiuza habitar solia; aquella que en el su coraçon dezir solia: yo so, e otro non, ¡o como es agora deserta, cama de bestias! quantos por ella passaren siluaran e las sus manos moueran.

      • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
        quantos por los caminos passan siluan e mueuen las sus cabeças sobre la fiia de Ierusalem, diziendo asy: esta es la çibdat por la qual dezir solian que perfecta en fermosura ser solia, e gozo de toda la tierra.
      • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Es (CDH )
        E pasando ya toda la gente del real çerca de un lugar que se llama Benalmadana, como los moros vieron que no paresçia mas gente, salvo catorze o quinze onbres darmas e çinquenta o sesenta peones de Sevilla, que venian en la reçaga del real, començaron a sylvar e hazer burla de los christianos.
      • 1554 Granada, L. LOración [1994] Es (CDH )
        Pues, ¿qué será, sobre todo esto, si al cabo se da por sentencia que seas para siempre condenado? ¿Qué angustias serán aquellas para tí, y qué día de fiesta para tus enemigos? Cómo se cumplirán entonces aquellas palabras del profeta, que dicen: Abrieron su boca sobre tí tus enemigos; silbaron, y regañaron con sus dientes, y dijeron: Tragaremos, éste es el día que esperábamos: hallámoslo, vímoslo. *
      • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Cuaresma [1906] Es (CDH )
        "Abrieron sobre ti ¡oh manso cordero! sus horribles bocas aquellos crueles leones tus enemigos, silbaron y regañaron sus dientes contra ti y dijeron: Tragaremos. Este es el día que esperámoslo, hallámoslo, vímoslo".
    2. Acepción en desuso
    3. inf-nom. Infinitivo nominal.
      docs. (1400) Ejemplo:
      • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 250r Es (CDH )
        & falssificaras & non engendraras / & lo que engendrares a espada dare / Tu sembraras & non segaras; tu / trillaras azeytunas & no ternas / azeyte njn mosto njn beueras vjno / & guardaron se los fueros de / ambri & toda la obra dela casa de / acab & anduuistes en sus conseios por / que yo te diese por asolaçion de sus moradores / para siluar & uituperio de mj pueblo / leuaredes.
    4. v. En pasiva perifrástica.
      docs. (1618-1948) 3 ejemplos:
      • 1618 Deza, L. Agricultura [1991] Es (CDH )
        Pregunto yo, supuestas estas dos pasiones de cualquier suerte, ¿no sería menos mal que padeciese cada uno lo que es conforme a su estado, que no se trocasen las suertes, que el pobre fuese envidiado y silbado el rico? pareceme a mi que si, y que a cada uno le estaría menos mal lo que le es anexo y propio.
      • 1790-1796 Jovellanos, G. M. Memoria policía [1997] Es (CDH )
        Un teatro, en fin, donde no sólo aparezcan castigados con atroces escarmientos los caracteres contrarios a estas virtudes, sino que sean también silbados y puestos en ridículo los demás vicios y extravagancias que turban y afligen la sociedad: el orgullo y la bajeza, la prodigalidad y la avaricia, la lisonja y la hipocresía, la supina indiferencia religiosa y la supersticiosa credulidad, la locuacidad e indiscreción, la ridícula afectación de nobleza, de poder, de influjo, de sabiduría, de amistad; y, en suma, todas las manías, todos los abusos, todos los malos hábitos en que caen los hombres cuando salen del sendero de la virtud, del honor y de la cortesanía por entregarse a sus pasiones y caprichos.
      • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
        "Ciertamente —reflexionaba yo—, ante las desfiguraciones humanas que nos han derivado de la injusticia primera, el hombre sólo debería compadecer o reír: compadecer, en el sentido literal de padecer con las criaturas que se nos asemejan en la forma y en el destino; o reír, siempre que la risa sea otra imagen de la compasión. Encasquetarse una aureola falsa, esgrimir endebles rayos de latón y parodiar el gesto de Dios en trance de manejar la balanza, es exponerse a dar en el sacrilegio y a ser silbado por la galería."
  3. v. tr. Llamar [a una persona o a un animal] mediante silbidos.
    Sinónimo: chiflar
    Esquema sintáctico
    docs. (1305-2008) 54 ejemplos:
    • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Es (CDH )

      Y tan escura noche fazía que no se podían ver el uno al otro. & el Cavallero Amigo començó de andar quanto más pudo, pensando que era mucha gente, & el cavallero Gamel pensó que el cavallo iva suelto & començólo de llamar & de silvar, según el uso de aquella tierra.

    • 2008 Anónimo "Anemia goles" El Comercio (Quito) Ec (CORPES)
      "¿Dónde lo encontraste?" -"En un camino de cabras" -"¿Y acaso es que él es arriero?" -"No, iba buscando un atajo, él era el dueño de la lechería" -"¿Y qué "Primero me silbó para que lo viera" "¿Y después?" -"Me dijo que tenía mal aspecto" -"¿Y te habló de la mercancía?" -"Antes me preguntó por lo que me gustaría hacer" -"¿Y qué te hubiera gustado hacer?"
    • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Es (CDH )

      Y tan escura noche fazía que no se podían ver el uno al otro. & el Cavallero Amigo començó de andar quanto más pudo, pensando que era mucha gente, & el cavallero Gamel pensó que el cavallo iva suelto & començólo de llamar & de silvar, según el uso de aquella tierra.

    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 345 Es (CDH )
      / "En mi joventud caça por pies non se me iva, / a mi señor la dava quier muerta o quier biva: / estonçes me loava, ya viejo me esquiva: / quando non le trayo nada non me falaga nin me silva.
    • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 7v Es (CDH )
      & alçara pendon alas / nasçiones desde lexos & siluar[a] a el desdel / extremo de la tierra & ahe que en breue / ligero uerna.
    • c1509 Encina, J. Égloga Cristino [1991] Es (CDH )
      / ¿Cómo podrás olvidar / y dexar / nada destas cosas todas, / de bailar, dançar en bodas, / correr, luchar y saltar? / Yo lo tengo por muy duro, / te lo juro, / dexar çurrón y cayado, / y de silvar el ganado / no podrás, yo te seguro.
    • 1548 Tejeda, G. Memorial crianza [1910] Es (CDH )
      / Pos yo digo, quenaluarda / la muger al mas letrado, / y aun despues questa cinchado / le silua quando se tarda.
    • 1600-1604 Anónimo Romances II, 600 Romancero general Es (CDH )
      / Puesto en la calle, mirando / A la ventana de arriba, / A su dama reconoce, / Que le cecea y le silba: / Y entonando la garganta, / Suspiros y voz caminan / Al aire y á quien tambien / Le escucha muerte de risa.
    • p1644 Conde de Bornos Reglas de torear [1947] 82 Es (CDH )
      Holgaré no alargarme más que en la suerte pasada, pues he de hablar en ésta del garrochón, socorro de caballeros y peones, y parte de la espada, que siéndolo la pluma con dificultad se rendirá a la mejor; entran estas suertes con la conveniencia de ser vistas de toda ella y de poderlas hacer en toro fresco; en la plaza de Madrid no solamente no es culpable andar aprisa, sino casi forzoso, por ser grande y apartarse el toro mucha distancia en poco tiempo: así podrá el caballero ser diligente, y en llegando cerca del toro, ajústese como está dicho y váyase a él despacio, poniendo la cama derecha del freno que cubra (a la vista) la punta derecha del toro, y en este punto se han de tomar las suertes que se pudiesen, y si el toro no le embiste más aprisa, que dé otro: que no se le dé él a su caballo, porque mientras más despacio, es más segura la puntería del garrochón, que puesto y cargado el caballo como está declarado en el capítulo de la entrada, dará lugar el toro para que pase derecha la cara del caballo por junto a la cola del toro, y siendo así, en reconociendo que dejó atrás la de su caballo a la del toro, vuelva sobre mano derecha, y el pedazo de asta que quedó en su mano, si hay lacayo cerca, désela; si no le hay, no la arroje en alto; mas déjela caer, apartándola algo sobre mano derecha, y nunca el caballero hable ni silbe al toro, que hurta el oficio de otra gente, ni consienta que algún lacayo le ponga la mano en el estribo, mochila o cadera del caballo ni en parte alguna de él, y si se le hiciese, no ha de alzar el lacayo la cola para ver la herida.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      "Pero el tren huía de Vetusta, silbaba, le silbaba a él; y él no tenía el valor de arrojarse a tierra, de volver al pueblo... iba a tardar más de doce horas en ver el caserón, ¡aplazaba su venganza más de doce horas...!"
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Es (CDH )
      Más allá de los puentes, al través de sus arcos de piedra, veíanse los rebaños de toros, con las patas encogidas, rumiando tranquilamente la hierba que les arrojaban los pastores, o andando perezosamente por el suelo abrasado, sintiendo la nostalgia de las frescas dehesas, plantándose fieramente cada vez que los chicuelos les silbaban desde los pretiles.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )
      Algunas veces, conmovido por un relámpago pasajero de actividad, el tabernero silbaba á la Centella, una perra vieja, de cabeza enorme, famosa en todo el lago por su olfato, y metiéndola en su barquito, iba á los carrizales más próximos para tirar á las pollas de agua.
    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
      ¿Qué podía hacer Yaguaí solo? Fue al rozado, acariciando al fox-terrier, y silbó a sus perros; pero apenas los rastreadores de tigres sentían los dientes de las ratas en el hocico, chillaban, restregándolo a dos patas.
    • 1953 Mutis, Á. Elementos desastre [1992] 34 Maqroll Co (CDH )
      Un desocupado la silba desde la acera del frente y ella estremece sus flancos en respuesta al incógnito llamado.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      En el corredor se detiene a silbarle a sus cuatro perros negros... claro, por eso permanecía impune la perra, porque ellos, sus cuatro perros nobles, quedaron encerrados en el patio dormitando debajo de los naranjos.
    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] Ch (CDH )
      Mario asintió, puso los labios tensos, como si fuera a silbarle a un gato, y después se pasó sobre ellos la rasante uña del pulgar.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
      Si uno enciende la pasión por las palabras no puede andar perdiéndolas cada vez que le silba la curiosidad, cada vez que Florencia se pinta en el horizonte o Portugal aparece como una tentación desconocida y Madrid como la puerta a los amigos que no ha visto, a la sopa de almejas con azafrán, a las noches iluminadas y larguísimas.
    • 2008 Anónimo "Anemia goles" El Comercio (Quito) Ec (CORPES)
      "¿Dónde lo encontraste?" -"En un camino de cabras" -"¿Y acaso es que él es arriero?" -"No, iba buscando un atajo, él era el dueño de la lechería" -"¿Y qué "Primero me silbó para que lo viera" "¿Y después?" -"Me dijo que tenía mal aspecto" -"¿Y te habló de la mercancía?" -"Antes me preguntó por lo que me gustaría hacer" -"¿Y qué te hubiera gustado hacer?"
    • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Es (CDH )

      Y tan escura noche fazía que no se podían ver el uno al otro. & el Cavallero Amigo començó de andar quanto más pudo, pensando que era mucha gente, & el cavallero Gamel pensó que el cavallo iva suelto & començólo de llamar & de silvar, según el uso de aquella tierra.

    • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Es (CDH )
      — ¿Por qué queríades mi cavallo, que nunca vistes ni conocistes, & viniédesle silvando, que bien vos digo que quando yo oí el roído de vuestro cavallo que venía en pos de mí & vos silvando & llamando a mi cavallo, como si vos lo oviérades criado, que yo me maravillé mucho qué podría ser & fue muy espantado, pensando que era algund diablo que me quería espantar, que la noche era tan escura que no vos podía ver? & dígovos que si vos ferí, que lo fize más con miedo que con esfuerço.
    • 1300-1305 Anónimo LCifar [2003] Es (CDH )
      — ¿Por qué queríades mi cavallo, que nunca vistes ni conocistes, & viniédesle silvando, que bien vos digo que quando yo oí el roído de vuestro cavallo que venía en pos de mí & vos silvando & llamando a mi cavallo, como si vos lo oviérades criado, que yo me maravillé mucho qué podría ser & fue muy espantado, pensando que era algund diablo que me quería espantar, que la noche era tan escura que no vos podía ver? & dígovos que si vos ferí, que lo fize más con miedo que con esfuerço.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 345 Es (CDH )
      / "En mi joventud caça por pies non se me iva, / a mi señor la dava quier muerta o quier biva: / estonçes me loava, ya viejo me esquiva: / quando non le trayo nada non me falaga nin me silva.
    • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 7v Es (CDH )
      & alçara pendon alas / nasçiones desde lexos & siluar[a] a el desdel / extremo de la tierra & ahe que en breue / ligero uerna.
    • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 271v Es (CDH )
      & potente(s) fare la / casa de juda & la casa de josep saluare / & tornar los he ca los apiade & / seran como non los haya aborresçido / ca yo so el señor su dios que los Respondere. / & sera commo potente effraym / & alegrar se ha su coraçon como con / vjno & sus fijos ueran & alegrar se / han gozara su coraçon enel señor / siluar los he & ayuntar los he ca los rredemj / & multiplicaran commo multiplicaron / & sembrar los he en los pueblos & en / las lexedumbres se me membraran & biujran / sus fijos & tornaran.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
      E sera en aquel dia siluara el Señor a la mosca, la qual esta en fin de los flumines de Egipto, a a la abispa que esta en tierra de Siria.
    • c1422-1433 Guadalfajara Trad Biblia Alba II [1920-1922] Es (CDH )
      En aquel dia siluara el Señor a la moça, etc.
    • c1509 Encina, J. Égloga Cristino [1991] Es (CDH )
      / ¿Cómo podrás olvidar / y dexar / nada destas cosas todas, / de bailar, dançar en bodas, / correr, luchar y saltar? / Yo lo tengo por muy duro, / te lo juro, / dexar çurrón y cayado, / y de silvar el ganado / no podrás, yo te seguro.
    • 1513 Herrera, G. A. Agricultura [1995] fol. 161v Es (CDH )

      [...] y antesqueles dena comer reposenvn poco y denlesvn poco a comer paraquebeuanconbuenagana y lleuenlos abeuer y tornenlosa dar biendecomer por toda la noche, o si handepascer ayancomido algo como he dicho y beuido y vayansobre ello apacer. beuendemejor gana si quandobeuenlos siluany demejor gana beuenagua clara limpiafria quela contraria.

    • 1548 Tejeda, G. Memorial crianza [1910] Es (CDH )
      / Pos yo digo, quenaluarda / la muger al mas letrado, / y aun despues questa cinchado / le silua quando se tarda.
    • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] Es (CDH )
      Bien lo pudiera acebtar sin la carga del estudio, que ya los obispos han prescripto por costumbre que no sean obligados a saber ni estudiar, sino a residir en la Corte, y de allí silbar el ganado.
    • a1604 Ariño, F. Sucesos Sevilla 1592-1604 [1873] Es (CDH )
      En jueves 1º de Junio de dicho año se hizo la procesion solemne del Santisimo Sacramento en la collation de la Magdalena donde hubo tanto que ver, que para referilla fuera poco una mano de papel y entre las demas curiosidades que hubo fué un arco hecho en la calle de Catalanes de diversas cosas con muchas fuentes de diversos manjares que puestas las gallinas asadas y rellenas y pavos y capones, pasteles, queso, aceitunas y ensalada, cayó todo el mantenimiento boca abajo de suerte que parecia que estaba todo en el aire y dentro del arco mucha música y á la puerta de las brabas estubo hecha una portada muy curiosa toda con sus pilares de plata y un San Juan encima de la puerta sobre terciopelo negro todo de perlas y piedras de gran valor que fué mucho de ver y en la plazuela de la Iglesia que cae al pié de la torre se hizo un estanque del tamaño de la plaza lleno de agua con mucho pescado y una peña con una hermita y la bendita Madalena de bulto haciendo penitencia y en el estanque muchos pastores y ovejas y pescadores que con sutil arte silvaban á las ovejas y ellas balaban y los pescadores pescaban que fué mucho de ver, y en la fiesta que se hizo en San Salvador hubo en la calle de los Portugueses hecho un arco muy artificioso con las figuras de la ley nueva y vieja y por mandado de los señores inquisidores estubo puesto mas de ocho dias y se entendió tuvieran algun castigo.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Es (CDH )
      Poco le duró el contento / A aquel capitan gallardo; / Pues que en trueque del rescate / Se le llevó el renegado / A su bella esposa un dia, / Cuando vió que asegurado / De su gran traicion vivia, / Y ella salió por el campo. / De que la metió en su fusta, / Con silencio y con recato / A los marineros dice: / "Alza el ferro, ó corta el cabo."Y al cómitre silba y dice: / "Leva, leva;"Y los de la fortaleza, / "Guerra, guerra, / Dispara apriesa una pieza."
    • 1600-1604 Anónimo Romances II, 600 Romancero general Es (CDH )
      / Puesto en la calle, mirando / A la ventana de arriba, / A su dama reconoce, / Que le cecea y le silba: / Y entonando la garganta, / Suspiros y voz caminan / Al aire y á quien tambien / Le escucha muerte de risa.
    • 1612 Góngora Argote, L. Fábula Polifemo Galatea [2000] 342 Es (CDH )
      / Arde la juventud, y los arados / peinan las tierras que surcaron antes, / mal conducidos, cuando no arrastrados, / de tardos bueyes, cual su dueño errantes; / sin pastor que los silbe, los ganados / los crujidos ignoran resonantes / de las hondas, si en vez del pastor pobre / el céfiro no silba o cruje el robre.
    • a1613 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Diáls Dios y Alma [1995] 413 Es (CDH )
      El buen toreador dende fuera silba al toro, le echa la capa y lo divierte para que cese la furia que tiene contra la tal persona.
    • a1613 Juan Bautista Concepción (Juan García López) Recogimiento [1995] Es (CDH )
      En entrando en la calle por donde habíen de ahilar al corral del encierro y donde ya con grande dificultad se habíen de tornar, los silbaban, daban gritos y los hacíen mal, para que con esto no se pudiesen divertir para echar por una u otra parte, sino ir su calle derecha.
    • 1614 Salas Barbadillo, A. J. Caballero puntual I [1909] 36 Es (CDH )
      Y mire ante todas cosas por la honra de la casa en que vive, que por Dios que me silbasen como á toro, los demás de mi oficio, que están repartidos por esta comarca, si supiesen que recojo huéspedes en mi posada, como vucé, que parece todo muñeca, desde los pelos del copete hasta las cintas de los zapatos.
    • 1621 Vega Carpio, F. L. Filomena [2003] 147 Es (CDH )
      / El Toro que pasó la bella dama, / por quien agora Europa nombre tiene, / no sólo tiene toros de más fama, / pero con plaza igual os entretiene; / aquí los corre, silba, grita y llama; / aquí el novillo al herradero viene, / y como vos sois sol, con verlos sólo / les dais más luz que al Toro en marzo Apolo.
    • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] 224 Es (CDH )
      / Puesto en la calle, mirando / a las ventanas de arriba, / a su dama reconoce, / que le cecea y le silua, / y, entonando la garganta, / suspiros y voz caminan / al ayre, y a quien también / le escucha muerto de risa: / «Afora, afora, Rodrigo, / el soberbo castejano, / acordársete deueira / daquel tempo ja passado / quando te armé caualeiro / no altar de Santïago, / miña mai te deu las armas, / miño pai te deu el cauallo.
    • p1644 Conde de Bornos Reglas de torear [1947] 82 Es (CDH )
      Holgaré no alargarme más que en la suerte pasada, pues he de hablar en ésta del garrochón, socorro de caballeros y peones, y parte de la espada, que siéndolo la pluma con dificultad se rendirá a la mejor; entran estas suertes con la conveniencia de ser vistas de toda ella y de poderlas hacer en toro fresco; en la plaza de Madrid no solamente no es culpable andar aprisa, sino casi forzoso, por ser grande y apartarse el toro mucha distancia en poco tiempo: así podrá el caballero ser diligente, y en llegando cerca del toro, ajústese como está dicho y váyase a él despacio, poniendo la cama derecha del freno que cubra (a la vista) la punta derecha del toro, y en este punto se han de tomar las suertes que se pudiesen, y si el toro no le embiste más aprisa, que dé otro: que no se le dé él a su caballo, porque mientras más despacio, es más segura la puntería del garrochón, que puesto y cargado el caballo como está declarado en el capítulo de la entrada, dará lugar el toro para que pase derecha la cara del caballo por junto a la cola del toro, y siendo así, en reconociendo que dejó atrás la de su caballo a la del toro, vuelva sobre mano derecha, y el pedazo de asta que quedó en su mano, si hay lacayo cerca, désela; si no le hay, no la arroje en alto; mas déjela caer, apartándola algo sobre mano derecha, y nunca el caballero hable ni silbe al toro, que hurta el oficio de otra gente, ni consienta que algún lacayo le ponga la mano en el estribo, mochila o cadera del caballo ni en parte alguna de él, y si se le hiciese, no ha de alzar el lacayo la cola para ver la herida.
    • c1650 Solís Valenzuela, P. Desierto prodigioso [1977-1985] I, 229 Co (CDH )
      / Hasta el corderillo tierno / tal vez, aunque con su enojo / escandalize las selvas, / echa mano a dos abortos / de su frente y eclipsando / las luzes de entrambos glovos, / los esgrime contra el viento / que le silva como a toro.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      "Pero el tren huía de Vetusta, silbaba, le silbaba a él; y él no tenía el valor de arrojarse a tierra, de volver al pueblo... iba a tardar más de doce horas en ver el caserón, ¡aplazaba su venganza más de doce horas...!"
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Es (CDH )
      Más allá de los puentes, al través de sus arcos de piedra, veíanse los rebaños de toros, con las patas encogidas, rumiando tranquilamente la hierba que les arrojaban los pastores, o andando perezosamente por el suelo abrasado, sintiendo la nostalgia de las frescas dehesas, plantándose fieramente cada vez que los chicuelos les silbaban desde los pretiles.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] 229 Es (CDH )
      Eran burgueses de Valencia, con altas polainas y grandes fieltros, como guerreros del Transvaal, contoneando fieramente su blusa de innumerables bolsillos, silbando al perro y exhibiendo con orgullo su escopeta moderna dentro del estuche amarillo pendiente del hombro; labradores ricos de los pueblos de la provincia, con vistosas mantas y la canana sobre la faja, unos con el pañuelo arrollado en forma de mitra, otros llevándolo como un turbante ó dejándolo flotar en largo rabo sobre el cuello, delatando todos en el tocado de su cabeza los diversos rincones valencianos de que procedían.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )
      Cuando Tonet conseguía arrancar algunos duros á su abuelo, silbaba alegremente á Sangonera, y de taberna en taberna iban hasta Valencia, pasando varios días de crápula en los bodegones de los arrabales, hasta que la ligereza de los bolsillos les obligaba á volver á la Albufera.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )
      Sangonera estaba al acecho como un perro mientras cazaba Tonet, y al ver con su aguda mirada de vagabundo la aproximación de los enemigos, silbaba á su compañero para ocultarse.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )
      Desde entonces, sólo de tarde en tarde vieron en el pueblo al nieto del tío Paloma con la escopeta al hombro, silbando cómicamente á Sangonera, que marchaba tras de sus pasos con la cabeza baja, mirando astutamente á todos lados por si había algo aprovechable al alcance de sus zarpas.
    • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )
      Algunas veces, conmovido por un relámpago pasajero de actividad, el tabernero silbaba á la Centella, una perra vieja, de cabeza enorme, famosa en todo el lago por su olfato, y metiéndola en su barquito, iba á los carrizales más próximos para tirar á las pollas de agua.
    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
      ¿Qué podía hacer Yaguaí solo? Fue al rozado, acariciando al fox-terrier, y silbó a sus perros; pero apenas los rastreadores de tigres sentían los dientes de las ratas en el hocico, chillaban, restregándolo a dos patas.
    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
      Fernández se encogió de hombros, y silbó a los capataces.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )
      Si la niña Griselda está con los perros, bastará silbarlos.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )

      — Pipa, llama a esos cachorros, que aúllan como viendo al diablo.

      Y los silbé lúgubremente.
    • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )

      Las almas en pena que recogen sus malos pasos por los sitios donde los dieron: la Llorona, fantasma de las orillas de los ríos, caños o remansos y cuyos lamentos se oyen a leguas de distancia; las ánimas que rezan a coro, con un rumor de enjambres, en la callada soledad de las matas, en los claros de luna de los calveros, y el Ánima Sola que silba al caminante para arrancarle un Padre Nuestro, porque es el alma más necesitada del purgatorio [...].

    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Le silbó Schultze, metiéndose los dedos en la boca; pero el hombre no dio señales de haber oído.
    • 1953 Mutis, Á. Elementos desastre [1992] 34 Maqroll Co (CDH )
      Un desocupado la silba desde la acera del frente y ella estremece sus flancos en respuesta al incógnito llamado.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Es (CDH )
      El ratón brincaba por todo el palacio, y lo dejaban ir y venir, que cuando lo daban por perdido me llamaban, y entonces yo le silbaba de cierta sabrosa manera, y el ratoncillo, oyéndome, venía de nuevo a su dueña, que estaba enjugándose, no más que con oírme silbar, las lágrimas de sus asombrados ojos azules.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 124 Es (CDH )
      Pero en una de estas fiestas el ratoncillo no acudió a mi silbo, corrí todo el palacio sorprendido, y estaba mismo silbándole en el salón del trono, cuando me llegó aviso de que lo vieran en el jardín.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 124 Es (CDH )
      Salí a silbarle al medio de los tulipanes, y lo vi salir por puertas, y silbándole crucé los estrechos y la Grecia, y como venían correos que lo vieran en Mostar y en Salzburgo, seguí camino y entré a Roma, que lo habían visto pasar el Tíber por la puente donde está el castillo del Papa.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 68 Ar (CDH )
      Nos asomábamos de tanto en tanto y veíamos las siluetas oscilantes de los hombres de la escolta, sus emplumados birretes, las picas enhiestas y los estoques de arzón; veíamos el grupo lujoso, palaciego, de mi padre, que conversaba con algunos camaradas, viejos guerreros como él; la grácil figura de Girolamo, que iba y venía, silbando a los lebreles, harto de nuestra ceremoniosa lentitud; y, a lo lejos, veíamos, como en un sueño, fogatas, cipreses y oscuros campanarios.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Te estuve silbando media hora.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Oliveira le silbó bajito, pero Talita siguió mirando el chorro de agua, y hasta acercó un dedo experimental y lo mantuvo un momento en el agua.
    • 1967 Benet, J. Región [1996] 251 Es (CDH )
      Habían salido después de cenar, a tomar el fresco bajo los olmos de la carretera; recuerda el Doctor que fue una de las primeras noches que la tomó del brazo para hablarle de un tema que conocía muy bien, una meditación quizá comenzada bajo el sol africano, en una trinchera del Rif; le estaba diciendo en qué —a su parecer— se diferenciaba el amor propio del orgullo, dos sentimientos muy parecidos respecto a todas las cosas propias y que sólo —si degeneran en dolencia— se pueden curar con fracasos; el primero es el que se cura, el segundo el que se agrava porque el fracaso viene a demostrar al hombre que aquello propio que tanto quería, hasta hacerle perder la lucidez, no era digno de tal amor; mientras que el orgullo prefiere negarse esa evidencia y, antes que poner en entredicho el amor a lo propio, prefiere atribuir las causas de su fracaso a los errores ajenos que no a sus propios desatinos... cuando en esto alguien le silbó, una sombra que columbró más atrás —al otro lado de la carretera— escondida tras un tronco.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      La silbaban, decían rica, mamacita, hacían muecas obscenas Las fábricas sucedían a callejones, los callejones a fábricas, y por encima de las cabezas Queta veía las fachadas de piedra, los techos de calamina, las columnas de humo de las chimeneas.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      En el corredor se detiene a silbarle a sus cuatro perros negros... claro, por eso permanecía impune la perra, porque ellos, sus cuatro perros nobles, quedaron encerrados en el patio dormitando debajo de los naranjos.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )

      La Rita y la Dora se arrebozan en sus chales y como tienen que obedecerle al niño te sacan a la calle: así, flanqueada por esos dos cuerpos andrajosos Inés se va de la Casa encarnada en una muñecona artificial y pintarrajeada igual al Gigante. Ya, vamos, no te quedís parada ahí como tonta que tenís que trabajar y buscarte tu vida, las viejas la empujan, ella obedece mi perentoria orden de irse para siempre, se meten por callejones desiertos, cruzan plazoletas sin árboles rodeadas de ventanas con todos los postigos cerrados, recorren callejuelas sin faroles para que nadie las reconozca como si alguien pudiera reconocer a un par de viejas igual a todas las viejas miserables que recorren las calles, atraviesan un sitio baldío y llegan a la avenida donde fingen examinar los carteles de un cine bajo la marquesina de pobres luces. La gente entra y sale del cine, y pasa gente por la calle sin mirarlas, la Iris está tan atontada que no se da cuenta de que este es un cine por fin, artistas, bailables, señoritas que cierran los ojos cuando las besan, nada, eres envoltorio puro, andas en el vacío siguiendo a las viejas que se apartan de ti un poco para que la gente crea que estás sola. Un señor de traje oscuro pasa y te silba. Las viejas se dan cuenta, te agarran y te meten por una bocacalle hacia el fondo de la cuadra mal iluminada, mira, el señor nos viene siguiendo. Las tres se esconden en un portal. El señor pasa, silba otra vez, se queda en la otra esquina un instante y al regresar hacia la avenida y pasar frente a ellas las viejas te dicen, ya, anda, y la Iris avanza a trabajar así es que es seguro que seguirá de puta, claro viejas, claro que seguirá de puta, qué otro destino puede tener una muñeca de cartonpiedra con la cabeza vacía si no es que la desgarren y despedacen los hombres hambrientos como ese que se la lleva [...].

    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Tomó su máuser, silbó a su perro, y echaron a andar hacia la Casa Grande.
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      — Si encuentra algo bien, me silba —rezongó el sargento, alejándose indignado.
    • 1975 Gasulla, L. Culminación [1979] Ar (CDH )
      Atrás, desde la puerta de la guardia, un gendarme salió a contemplar el paso del vehículo, lo estuvo observando hasta que se detuvo, y silbando a su perro se metió de nuevo en el local.
    • 1981 Veloz Maggiolo, M. Sombra Castañeda [2005] RD (CDH )
      La primera noche que salió del agua, con varios peces en una mano, me silbó con un silbido maldito.
    • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] Ch (CDH )
      Mario asintió, puso los labios tensos, como si fuera a silbarle a un gato, y después se pasó sobre ellos la rasante uña del pulgar.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
      Si uno enciende la pasión por las palabras no puede andar perdiéndolas cada vez que le silba la curiosidad, cada vez que Florencia se pinta en el horizonte o Portugal aparece como una tentación desconocida y Madrid como la puerta a los amigos que no ha visto, a la sopa de almejas con azafrán, a las noches iluminadas y larguísimas.
    • 2008 Anónimo "Anemia goles" El Comercio (Quito) Ec (CORPES)
      "¿Dónde lo encontraste?" -"En un camino de cabras" -"¿Y acaso es que él es arriero?" -"No, iba buscando un atajo, él era el dueño de la lechería" -"¿Y qué "Primero me silbó para que lo viera" "¿Y después?" -"Me dijo que tenía mal aspecto" -"¿Y te habló de la mercancía?" -"Antes me preguntó por lo que me gustaría hacer" -"¿Y qué te hubiera gustado hacer?"
    1. v. En uso absoluto.
      docs. (1550-1986) 7 ejemplos:
      • c1550 Anónimo Égloga nueva [1913] Es (CDH )
        Pastora Reniego de todo el hato, / que assi anda desparzido, / que de vello tan perdido / no descanso solo vn rato; / o mal fuego lo quemasse! / que cordero no dexasse, / que no lleuasse de robo, / comido sea de lobo / porque vn rato descansasse! / Rauia en casta tan maldita! / que no vale acarreallas, / ni esparzillas, ni apartallas, / ni siluar, ni darles grita, / que al tiempo del descansar, / la cabra empieça a balar, / apartadas delos chiuos; / con trabajos tan esquiuos, / como es possible holgar? / O reniego de mi vida / con tanta pena y cordojo, / que mil vezes con enojo / no me hanzio por nascida! / Y han a ratos requestada, / muy querida y festejada / de garçones palaciegos, / tanto que con mil reniegos, / ando siempre aperreada.
      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )

        Oyó que alguien llamaba desde la orilla y avanzó a ciegas guiado por los silbidos. Cuando hizo pie, gritó hasta que volvió a oír la señal. Eludió una fila de juncos y fue a reunirse con los negros en una playa de piedras. Chemir, cubierto de hollín y hojas amarillentas, lloraba entre los brazos de Quomo y le estrujaba la camisa empapada.

        — ¡Volvimos, Michel! —sollozaba— ¡Volvimos! —y no atinaba a decir otra cosa.

        Quomo le puso una mano sobre la cabeza y Lauri vio en su mirada un fulgor que no conocía.

        — Ya estamos —susurró—, ya estamos en casa.

        En la otra orilla, el fuego había ganado el follaje y podía verse brotar la llovizna de las nubes.

        — ¿Dónde está el sultán? —preguntó Quomo y buscó con la mirada en el río.

        En ese momento el avión estalló y la fuerza del viento los arrojó contra el bosque. Pedazos de acero encendido pasaron sobre sus cabezas y fueron a perderse entre la espesura. El paisaje se iluminó y entonces vieron al sultán que salía del agua, catapultado como un corcho de champagne. Chemir se acercó a la costa arrastrando la pierna y le hizo señas.

        — ¡Acá! ¡Bienvenido a Bongwutsi, camarada! —gritó y silbo imitando a Quomo.

      • c1550 Anónimo Égloga nueva [1913] Es (CDH )
        Pastora Reniego de todo el hato, / que assi anda desparzido, / que de vello tan perdido / no descanso solo vn rato; / o mal fuego lo quemasse! / que cordero no dexasse, / que no lleuasse de robo, / comido sea de lobo / porque vn rato descansasse! / Rauia en casta tan maldita! / que no vale acarreallas, / ni esparzillas, ni apartallas, / ni siluar, ni darles grita, / que al tiempo del descansar, / la cabra empieça a balar, / apartadas delos chiuos; / con trabajos tan esquiuos, / como es possible holgar? / O reniego de mi vida / con tanta pena y cordojo, / que mil vezes con enojo / no me hanzio por nascida! / Y han a ratos requestada, / muy querida y festejada / de garçones palaciegos, / tanto que con mil reniegos, / ando siempre aperreada.
      • 1765 Cruz, R. Escala otro [1915] Es (CDH )
        Blas . Silbo, á ver si salen.
      • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )

        La perra seguía ladrando lejos, muy lejos, con expresión desesperada, pero sin aproximarse. El Cubanosilbó.

        — ¡Aquí, Sentella, aquí!......

      • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] Ar (CDH )
        Me dijeron que cumpliera con la misión que me había encargado mi jefe, pero que no silbara cuando viera venir a los agentes.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
        Pero aquella noche nadie silbó y Aurelio no golpeó la puerta.
      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )

        Oyó que alguien llamaba desde la orilla y avanzó a ciegas guiado por los silbidos. Cuando hizo pie, gritó hasta que volvió a oír la señal. Eludió una fila de juncos y fue a reunirse con los negros en una playa de piedras. Chemir, cubierto de hollín y hojas amarillentas, lloraba entre los brazos de Quomo y le estrujaba la camisa empapada.

        — ¡Volvimos, Michel! —sollozaba— ¡Volvimos! —y no atinaba a decir otra cosa.

        Quomo le puso una mano sobre la cabeza y Lauri vio en su mirada un fulgor que no conocía.

        — Ya estamos —susurró—, ya estamos en casa.

        En la otra orilla, el fuego había ganado el follaje y podía verse brotar la llovizna de las nubes.

        — ¿Dónde está el sultán? —preguntó Quomo y buscó con la mirada en el río.

        En ese momento el avión estalló y la fuerza del viento los arrojó contra el bosque. Pedazos de acero encendido pasaron sobre sus cabezas y fueron a perderse entre la espesura. El paisaje se iluminó y entonces vieron al sultán que salía del agua, catapultado como un corcho de champagne. Chemir se acercó a la costa arrastrando la pierna y le hizo señas.

        — ¡Acá! ¡Bienvenido a Bongwutsi, camarada! —gritó y silbo imitando a Quomo.

      • c1550 Anónimo Égloga nueva [1913] Es (CDH )
        Pastora Reniego de todo el hato, / que assi anda desparzido, / que de vello tan perdido / no descanso solo vn rato; / o mal fuego lo quemasse! / que cordero no dexasse, / que no lleuasse de robo, / comido sea de lobo / porque vn rato descansasse! / Rauia en casta tan maldita! / que no vale acarreallas, / ni esparzillas, ni apartallas, / ni siluar, ni darles grita, / que al tiempo del descansar, / la cabra empieça a balar, / apartadas delos chiuos; / con trabajos tan esquiuos, / como es possible holgar? / O reniego de mi vida / con tanta pena y cordojo, / que mil vezes con enojo / no me hanzio por nascida! / Y han a ratos requestada, / muy querida y festejada / de garçones palaciegos, / tanto que con mil reniegos, / ando siempre aperreada.
      • 1765 Cruz, R. Escala otro [1915] Es (CDH )
        Blas . Silbo, á ver si salen.
      • 1902 Blasco Ibáñez, V. Cañas [1902] Es (CDH )

        La perra seguía ladrando lejos, muy lejos, con expresión desesperada, pero sin aproximarse. El Cubanosilbó.

        — ¡Aquí, Sentella, aquí!......

      • 1970 Borges, J. L. Informe Brodie [1986] Ar (CDH )
        Me dijeron que cumpliera con la misión que me había encargado mi jefe, pero que no silbara cuando viera venir a los agentes.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
        Se quedaba con nosotros hasta que alguien, allá abajo, silbaba tres veces.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
        Pero aquella noche nadie silbó y Aurelio no golpeó la puerta.
      • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )

        Oyó que alguien llamaba desde la orilla y avanzó a ciegas guiado por los silbidos. Cuando hizo pie, gritó hasta que volvió a oír la señal. Eludió una fila de juncos y fue a reunirse con los negros en una playa de piedras. Chemir, cubierto de hollín y hojas amarillentas, lloraba entre los brazos de Quomo y le estrujaba la camisa empapada.

        — ¡Volvimos, Michel! —sollozaba— ¡Volvimos! —y no atinaba a decir otra cosa.

        Quomo le puso una mano sobre la cabeza y Lauri vio en su mirada un fulgor que no conocía.

        — Ya estamos —susurró—, ya estamos en casa.

        En la otra orilla, el fuego había ganado el follaje y podía verse brotar la llovizna de las nubes.

        — ¿Dónde está el sultán? —preguntó Quomo y buscó con la mirada en el río.

        En ese momento el avión estalló y la fuerza del viento los arrojó contra el bosque. Pedazos de acero encendido pasaron sobre sus cabezas y fueron a perderse entre la espesura. El paisaje se iluminó y entonces vieron al sultán que salía del agua, catapultado como un corcho de champagne. Chemir se acercó a la costa arrastrando la pierna y le hizo señas.

        — ¡Acá! ¡Bienvenido a Bongwutsi, camarada! —gritó y silbo imitando a Quomo.

    2. Acepción en desuso
    3. inf-nom. Infinitivo nominal.
      docs. (1843) Ejemplo:
      • 1843 Zorrilla, J. La oliva y el laurel [1852] Es (CDH )
        / Y en remedar me divierto / Por los valles á deshora / De la bella labradora / Los suspirillos de amor; / Y en imitar me complazco / Entre los ásperos cerros / El ladrido de los perros / Y el silbar del cazador.
  4. v. tr. Pronunciar [algo] con una especie de silbido.
    Esquema sintáctico
    docs. (1516-1988) 5 ejemplos:
    • 1958 Fuentes, C. Región [1968] Mx (CDH )
      Ixca silbaba las palabras entre los dientes, brillantes, esculpidos, que se alargaban fuera de la boca rígida.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Es (CDH )
      —No hace falta, no hace falta..., ya entiendo lo que no te atreves a decir —silbaba las palabras y me miró con odio—.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )
      Hablé tan alto ahora que estaba gritando cuando me mandaron a callar, que alguien silbó chis, sonido inusitado viniendo del público.
    • 1986 Cabrera Infante, G. Habana [1993] Cu (CDH )

      Pero con su dolor de yodo, aumentado en contraste con su pelo oxigenado, era Kali manoteante, en una de sus cuatro manos una espada fulgurante. Silbaba como una olla de presión:

      — ¡Sssssiteinteresssssasssassscosasss entra a buscarlassss de una sssssantissssimavesss!

    • 1988 Mutis, Á. Ilona [1988] Co (CDH )
      Al pronunciar las eses las hacía silbar como es costumbre en las monjas.
      Acepción en desuso
    1. v. En uso absoluto.
      docs. (1516-1745) 3 ejemplos:
      • 1516 Covarrubias, P. Memorial pecados [1516] Es (CDH )
        ¿Rezáys en la yglesia silvando, en manera que estorváys a otro, especialmente al sacerdote?
      • 1595 Ángeles, J. Diálogos Conquista Reino Dios [1946] 258 Es (CDH )
        En la Misa es más peligrosa esta batalla, y aun más en el tiempo de la consagración, porque arremeten algunos con las primeras palabras della con un furioso ímpetu, y corriendo por las medias quedan silbando con las postreras.
      • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
        Usan lenguaje propio difícil de aprender, porque al hablar mas parece que silban, ó hacen algun murmullo dentro de la garganta, que no que forman voces.
  5. v. tr. Entonar [una melodía] con silbidos.
    Sinónimos: chiflar; silbatear
    Esquema sintáctico
    docs. (1550-2020) 120 ejemplos:
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )

      NÚM. CCCCXXXV. DEL CARA BLANCA.

      No lo he visto en el Rio de la Plata; pero abunda en el Paragüay casi tanto como todos los demas juntos, y es estacionario. Vive en sociedades que á veces pasan de doscientos, y suelen estar tan juntos, como que Noséda mató diez y seis de un tiro y veinte de otro. Es muy volador, y se oye pasar á todas horas de la noche, silbando bi bi bi, en línea de batalla, que á veces encorva en media luna.

    • 2014 Bruzzone, F. Chanchas Ar (CORPES)
      El animalito torea cuando encuentra algo en el piso, medio enterrado, y lo saca con la trompa y se lo come. Se lo ve contento. Un privilegio estar así, lejos del chiquero apestoso, y tan bien tratado. Walter y el chico le dan palmadas en el lomo y hacen bromas y silban alguna canción mientras van y vienen.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )

      NÚM. CCCCXXXV. DEL CARA BLANCA.

      No lo he visto en el Rio de la Plata; pero abunda en el Paragüay casi tanto como todos los demas juntos, y es estacionario. Vive en sociedades que á veces pasan de doscientos, y suelen estar tan juntos, como que Noséda mató diez y seis de un tiro y veinte de otro. Es muy volador, y se oye pasar á todas horas de la noche, silbando bi bi bi, en línea de batalla, que á veces encorva en media luna.

    • 1843-1844 Alcalá Galiano, A. Lecciones Derecho Político [1984] Es (CDH )
      pullas de las lanzadas a cada paso en Francia contra los individuos del cuerpo allí idéntico (el cual, dicho sea de paso, como compuesto de gente tibia en el amor a la libertad, aguanta estos golpes que los amantes apasionados de la misma libertad no le escasean y que por esta licencia de autor cómico, cuyos fueros suelen ser tan extensos y privilegiados, el mismo ingenioso autor, tras de oír silbar su composición, calamidad no corta para un poeta, perdió su grado en la milicia, corrió peligro en su persona y padeció tal persecución que hasta fue privado del empleo que servía bajo el Gobierno, empleo en establecimiento literario para el cual era idóneo y del que le despojó la quisquillosa intolerancia de los milicianos nacionales, quitando el sustento a su familia y dando al mundo el espectáculo vergonzoso de un hombre de talento maltratado por harto liviano motivo.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Cuando abrí la ventana me arrepentí de haber enviado al negrito, quien silbando y tarareando bambucos iba a internarse en la primera mancha de bosque.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      Se acercaba a la mesa, después de respirar fuerte, silbaba la marcha real, y fingía echar un vistazo a los periódicos.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      Montesa, cuando navegaba, silbó mil veces en lejanos mares la melodía nativa.
    • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
      Da una palmadita y me dice que a cada uno le concede Dios lo suyo; que si yo escribo en los diarios... él, con ese oído que tiene, es capaz... —Ya v'osté, don Juan, loj platiyo... El ijtrumento más difísi... El uniquito que ze toca zin papé... —Si él quisiera fastidiar a Modesto, con ese oído, pues silbaría, antes que la banda las tocara, las piezas nuevas.
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Es (CDH )
      No era una noche "secreta", como deben ser las verdaderas noches, sino una noche espectacular, de las que silban una canción de cabaret y no saben andar en puntillas.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Es (CDH )
      Era menos alto que una aguijada, y su traje roto y manchado de barro mostraba por más de un sitio la tierna carne infantil; agujereada en el centro, la boina dejaba asomar los cabellos; al tropezar con los guijarros las zuecas sonoras, rimaban su caminata, y silbaba tan hórridamente un estribillo inventado por él, que hasta los mismos cuervos lo desaprobaban.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Py (CDH )
      La boca desdentada se encogió, parecía silbar la muerta melodía.
    • 1995 Giardinelli, M. Imposible equilibrio [1995] Ar (CDH )
      — The world is one and only —dice para sí mismo y, silbando una marchita de John Souza, enfila hacia la placita alambrada.
    • 2001 Aridjis, H. Zona Silencio [2005] Mx (CORPES)
      —Ayer en el balcón silbé la tonadilla de una canción que no conozco. Con los pies y las manos llevé su ritmo. Soy el catálogo vivo de los vicios de Rebeca Villa.
    • 2003 Benavides, J. E. Rompí contigo Pe (CORPES)
      Movió la cabeza afirmativamente y se dedicó a mirar la pista de baile, las luces rojas y verdes que se alternaban sobre las siluetas danzantes pensando que, como hacía mucho tiempo no le ocurría, necesitaba fumarse un tronchito. Empezó a silbar muy bajo algo de Sting.
    • 2014 Bruzzone, F. Chanchas Ar (CORPES)
      El animalito torea cuando encuentra algo en el piso, medio enterrado, y lo saca con la trompa y se lo come. Se lo ve contento. Un privilegio estar así, lejos del chiquero apestoso, y tan bien tratado. Walter y el chico le dan palmadas en el lomo y hacen bromas y silban alguna canción mientras van y vienen.
    • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )

      NÚM. CCCCXXXV. DEL CARA BLANCA.

      No lo he visto en el Rio de la Plata; pero abunda en el Paragüay casi tanto como todos los demas juntos, y es estacionario. Vive en sociedades que á veces pasan de doscientos, y suelen estar tan juntos, como que Noséda mató diez y seis de un tiro y veinte de otro. Es muy volador, y se oye pasar á todas horas de la noche, silbando bi bi bi, en línea de batalla, que á veces encorva en media luna.

    • 1843-1844 Alcalá Galiano, A. Lecciones Derecho Político [1984] Es (CDH )
      pullas de las lanzadas a cada paso en Francia contra los individuos del cuerpo allí idéntico (el cual, dicho sea de paso, como compuesto de gente tibia en el amor a la libertad, aguanta estos golpes que los amantes apasionados de la misma libertad no le escasean y que por esta licencia de autor cómico, cuyos fueros suelen ser tan extensos y privilegiados, el mismo ingenioso autor, tras de oír silbar su composición, calamidad no corta para un poeta, perdió su grado en la milicia, corrió peligro en su persona y padeció tal persecución que hasta fue privado del empleo que servía bajo el Gobierno, empleo en establecimiento literario para el cual era idóneo y del que le despojó la quisquillosa intolerancia de los milicianos nacionales, quitando el sustento a su familia y dando al mundo el espectáculo vergonzoso de un hombre de talento maltratado por harto liviano motivo.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Sr Bembibre [1989] Es (CDH )
      Dicho esto se encaminó a la cuadra silbando una tonada del país, y se puso a enalbardar la yegua con toda diligencia, en tanto que la mujer, contagiada enteramente de la resolución de su marido, decía a su hermana con cierto aire de vanidad:
    • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
      — José silba cuanto le manden, y sabe los toques de corneta.
    • 1867 Isaacs, J. María [1995] Co (CDH )
      Cuando abrí la ventana me arrepentí de haber enviado al negrito, quien silbando y tarareando bambucos iba a internarse en la primera mancha de bosque.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] 485 Es (CDH )
      Tío Ginojo, por ejemplo, porque se le oye dar en la calleja una en los morrillos y ciento en las pozas con sus almadreñas; el Polido, porque las que calza, no teniendo clavos y siendo muy viejas y desiguales entre sí, suenan a madera rota; Pólito, que las gasta con tarugos, porque cuando pisa con ellos, sus golpes parecen de mazo de encambar, Silguero, por las tiranas que entona; Mari Juana, por los golpes de tos «que la ajuegan»; Gorio, por las dianas que silba, etc., etc.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] Cu (CDH )
      Cuando se acabó este espectáculo, siguió mirando a la calle, por hacer algo, y silbando los mismos aires que Elizondo tecleaba.
    • 1884 Ortega Munilla, J. Cleopatra [1993] 113 Cu (CDH )
      Rodolfo, meditabundo, silbaba maquinalmente un aire marcial... Doña Leticia quiso saberlo todo.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Es (CDH )
      Se acercaba a la mesa, después de respirar fuerte, silbaba la marcha real, y fingía echar un vistazo a los periódicos.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Es (CDH )
      Don Pedro volvió a bajar la escalera rápidamente silbando una riveirana, y el capellán al pronto, se quedó inmóvil.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Púsose el uno a pasar entre los dedos los nudos de su cordón blanco, y el otro a mirar el techo silbando entre dientes un toque de guerrilla.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] 161 Es (CDH )
      Sama tampoco se había metido en muchos dibujos, porque no los conocía, y se había achantado, muy calladito, en un rincón, donde se entretenía en dar vueltas a la gorra entre sus manos, mientras silbaba, casi mentalmente, una sopimpa * de allá.
    • 1885-1888 Pereda, J. M. Sotileza [1991] 231 Es (CDH )
      Sentado a media nalga, delante del atril, crujía la banqueta a cada rasgo de su pluma; y mientras los rizos brillantes de su pelo negro se le bamboleaban delante de los ojos, su boca no cesaba de murmurar alguna palabra, o de silbar muy bajito los aires más corrientes.
    • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Ur (CDH )
      Pero ir á Chanita con lo que hoy llamamos dragoneos amorosos, era lo mismo que silbarle tonaditas á la luna.
    • 1894 Zeno Gandía, M. Charca [2002] PR (CDH )
      Montesa, cuando navegaba, silbó mil veces en lejanos mares la melodía nativa.
    • 1902 Valle-Inclán, R. M. Sonata otoño [1996] Es (CDH )
      ¿No sabe que los quiere para echarlos a volar? La señorita desearía que silbasen la riveirana sueltos en el jardín, pero ellos se van lejos.
    • 1902 Valle-Inclán, R. M. Sonata otoño [1996] Es (CDH )
      En su jaula de cañas, colgada sobre la puerta del mirador, silbaban una vieja riveirana los mirlos que cuidaba Florisel.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 530 Es (CDH )
      Cuando por casualidad las medadoras (en vez de lanzar ojeadas a los fornidos canteros que silbaban tonadillas como para asociarse al canticio) * se volvían hacia la terraza, donde yacía, recostado, aquel señorito de cara de cera, a cuyos pies se tendía un perrazo de pelo color de humo, su voz se volvía más baja, apagada con sordina de respeto y compasión.
    • 1905 Pardo Bazán, E. Quimera [1991] 547 Es (CDH )
      ¿Por qué ni hablaban, ni juraban, ni silbaban sus tonadillas irónicas, lo mismo que cuando, colgados en el espacio, sobre la estadía, izaban enorme sillar para asentarlo?
    • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
      Da una palmadita y me dice que a cada uno le concede Dios lo suyo; que si yo escribo en los diarios... él, con ese oído que tiene, es capaz... —Ya v'osté, don Juan, loj platiyo... El ijtrumento más difísi... El uniquito que ze toca zin papé... —Si él quisiera fastidiar a Modesto, con ese oído, pues silbaría, antes que la banda las tocara, las piezas nuevas.
    • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
      Metióse las manos en los bolsillos, y miró detenidamente aquella inextricable maraña, silbando débilmente aires truncos.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
      Silbaba una tonadilla triste y en los intervalos de silencio fumaba un cigarrillo;
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
      Un hombre alto y corpulento había surgido casi de repente al otro lado del cerco, y avanzaba por el camino silbando una tonada alegre.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] Es (CDH )
      Todo se lo decían con balbuceos y quejumbres, mientras el bravo silbaba una temblorosa tonadilla de taberna.
    • 1921 Miró, G. SDaniel [1988] 181 Es (CDH )
      Se frotaba sus manos de señora silbando una frase de Moraima, * con un silbo que aun siendo muy frágil le hacía toser.
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] Pe (CDH )
      / Alguien silba valor de lado, / y hasta se contaría en par / veintitrés costillas que se echan de menos / entre sí, a ambos costados; se contaría / en par también, toda la fila / de trapecios escoltas.
    • 1924 Rivera, J. E. Vorágine [1995] Co (CDH )
      Una mañana desperté alegre y me di a silbar un aire de amor.
    • 1929 Espina, A. Luna copas [1929] Es (CDH )
      No era una noche "secreta", como deben ser las verdaderas noches, sino una noche espectacular, de las que silban una canción de cabaret y no saben andar en puntillas.
    • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] 140 Ch (CDH )
      / Silbaste el silbo subterráneo / a la gente color del ámbar; / te desatamos el mensaje / enrollado de salamandra; / y de tus tajos recogemos / nuestro destino en bocanada.
    • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] 170 Ch (CDH )
      / Cantan sus muros de fábulas locas; / cuando se duerme, más alto le cantan; / toda canción que cantaron los hombres / ellos las tienen, las silban, las danzan; / van por los muros en aves o gnomos; / y si ella duerme a la cara le bajan / el Siboney y la india Guarina, / el Mar Sargasso y el Barco Fantasma.
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Es (CDH )
      Era menos alto que una aguijada, y su traje roto y manchado de barro mostraba por más de un sitio la tierna carne infantil; agujereada en el centro, la boina dejaba asomar los cabellos; al tropezar con los guijarros las zuecas sonoras, rimaban su caminata, y silbaba tan hórridamente un estribillo inventado por él, que hasta los mismos cuervos lo desaprobaban.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Gu (CDH )
      Éste se detuvo a acariciar al gato que dormía sobre la tilichera, ensayando a silbar un aire alegre.
    • 1933-1946 Asturias, M. Á. Señor Presidente [2000] Gu (CDH )
      Mas del descubrimiento al hecho, ella no supo si olía o si mordía cuando ya, para terminar la temporada, la besó en la boca el primo que hablaba de las vistas del movimiento y sabía silbar el tango argentino.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      Cuando mañana es la partida, ya no quieren ver ni hablar: se contentan con ser oídos, con ser sentidos, y golpean los pasos y silban tonadas en las aceras resonantes.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] 198 Mx (CDH )
      Lucas Macías no quiere dejar de oír, que nunca supo de modo tan directo y natural el estilo y costumbres de sus héroes remotos: esto es lo que se usa en las fiestas de palacios y barrios, esto es lo que se oye tocar en las calles, lo que silban las gentes al pasar, lo que mueve los corazones a la hora de ahora en Guadalajara, y en México, y en Querétaro, y en Puebla, y en Guanajuato, y en San Luis: idioma de la música torpemente imitado por la algazara de los estudiantes.
    • 1947 Yáñez, A. Filo Agua [1992] Mx (CDH )
      Ensayó silbar lánguidamente una canción que Micaela cantaba.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      En aquel instante profirió Del Solar su grito de alarma, y en ese punto fue donde Pereda comenzó a silbar el tango "La Chacarita", señal de cuidado en él, ya que lo silbaba pocas veces y sólo cuando recorría las calles nocturnas de La Paternal o de Villa Soldati, meditando en las futuras encarnaciones del taita porteño.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      En aquel instante profirió Del Solar su grito de alarma, y en ese punto fue donde Pereda comenzó a silbar el tango "La Chacarita", señal de cuidado en él, ya que lo silbaba pocas veces y sólo cuando recorría las calles nocturnas de La Paternal o de Villa Soldati, meditando en las futuras encarnaciones del taita porteño.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      El viento que mece las azucenas de su jardín calza chapines de agua y silba los preludios de Debussy.
    • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
      Montaba un macho rocío cuyos cascos sacaban chispas de los empedrados de la calle principal y era seguido, como a tres cuadras de distancia, por cuatro mulas y un arriero; las mulas cargando ocho pesados cofres de cuero y el arriero, cargado de algunos aires musicales nuevos que interpretaba silbándolos al tiempo que lanzaba groseras interjecciones contra el cansino paso de las acémilas.
    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] Es (CDH )
      Y desde que me destinaron a ese pueblo melancólico y llorón que, afortunadamente, está cerca de éste, mi única alegría ha sido pasar aquí un mes todos los años, y ver a mi novia y bañarme en el mar, y comprar avellanas, y dar vueltas los domingos alrededor del quiosco de la música, y silbar en la alameda Las princesitas del dólar...
    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] Es (CDH )
      Hasta mañana, carita de madreselva. / (Hace una reverencia. Sale. Cierra la puerta. Dionisio cierra las maletas, mientras silba una fea canción pasada de moda. Después se tumba sobre la cama sin quitarse el sombrero. Mira el reloj.)
    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] 77 Es (CDH )
      Pues yo tampoco entro, Paula. / (Se sientan en la cama, uno a cada lado de Dionisio, que también se sienta y que cada vez está más azorado. Buby empieza a silbar una canción americana, acompañándose con su ukelele. Paula le sigue, y también Dionisio. Acaban la pieza. Pausa.)
    • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] Es (CDH )
      ¿Quieren ustedes que silbemos otra cosita? También sé Marina.
    • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )
      Un joven operario entró de la calle silbando el vals de «La viuda alegre».
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Es (CDH )
      Vino el enano, digo, y traía una carta con bula colgada de una cinta verde para mi amo Merlín, y siempre que venía el enano de los condes a Miranda, subía a hacerle el paripé a doña Ginebra, a hablarle de las condesitas y del perrillo pitisú que tenía madama la condesa, y a quien el señor Merlín, por hacer una gracia, enseñara a silbar una alborada.
    • 1960 Roa Bastos, A. Hijo hombre [1977] Py (CDH )
      La boca desdentada se encogió, parecía silbar la muerta melodía.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      De día andaba contento y silbaba tangos mientras cebaba mate o leía, pero Talita no podía cocinar sin que él se apareciera cuatro o cinco veces con pretextos diversos y hablara de cualquier cosa, sobre todo del manicomio ahora que las tratativas parecían bien encaminadas y el Director se embalaba cada vez más con las perspectivas de comprar el loquero.
    • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
      Una pasada, otra, Traveler en camiseta y pantalón de piyama silbaba prolongadamente La gayola y después proclamaba a gritos: «¡Música, melancólico alimento para los que vivimos de amor!», y dándose vuelta miraba agresivo a Talita que ese día desplumaba el pato y era muy feliz porque los canutos salían que era un encanto y el pato tenía un aire benigno poco frecuente en esos cadáveres rencorosos, con los ojitos entreabiertos y una raja imperceptible como de luz entre los párpados, animales desdichados.
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Ar (CDH )
      Sin ganas silba un tango mientras se aparta de la ventana abierta, busca el pulóver en el armario y empieza a ponérselo delante del espejo.
    • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Ar (CDH )
      Después que se fue Lila yo me empecé a aburrir con Hugo y mi hermana que hablaban de orquestas típicas *, y Hugo había visto a De Caro * en un cine y silbaba tangos para que mi hermana los sacara en el piano.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      Estuvo rondando la casa varias horas, silbando claves privadas, hasta que la proximidad del alba lo obligó a regresar.
    • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Es (CDH )
      Sube por Alcalá a paso picado, silbando la Madelón.
    • 1970 Bryce Echenique, A. Julius [1996] 465 Pe (CDH )
      Pero ya sabes como es daddy, dale con ir a traer la carroza y después furioso porque en el camino le silbaron tres veces esa cosa de hojita de té... Y ahí no termina la aventura, darling: daddy insiste en que fue el eje el que sonó, pero bien clarito que se oyó la pedrada que nos tiraron en Lince.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Y seguiste rondando por la oscuridad, segura, sin miedo, obligándome a ir detrás, eso es lo que querías, que te siguiera, que hiciera lo que tú hacías, que nos detuviéramos para escuchar a alguien que, muy tarde, regresaba a su casa silbando una canción.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Larry, en su cargo de jardinero jefe, por suerte había descuidado podar la yedra, que en este lugar caía como una cascada, ofreciendo una posibilidad de disimulo si el paseo seguía lento y si lograba hacer que Humberto silbara el adagio, porque cuando lo hacía cerraba los ojos y ella podía aprovechar para rascarse un poquito.
    • 1970 Goytisolo, J. Reivindicación [1973] Es (CDH )
      "A las 11 horas 17 minutos de la mañana de hoy, el gran Séneca abrió de par en par la ventana de su gabinete de trabajo y, acodado meditativamente en el antepecho, silbó con inigualable maestría los primeros compases de la marcha de "El puente sobre el río Kwai" en medio de los aplausos de los estoicos que, como de costumbre, aguardaban su aparición para..."
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Después, con miedo, apurarían el paso silbando polcas que las alondras llevarían de valle en valle.
    • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
      Un momento después, el policía secreto se encogía de hombros y se mandaba a mudar silbando el «pajarillo».
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      Mientras yo desenterraba platos, cazos y cucharillas de aquel yacimiento de vajilla pringosa, desenroscó la cafetera, me dio una palmada, quiso silbar algo y se quedó sentada en un taburete, con las piernas separadas y las rodillas juntas, en la posición de quien ha hecho ya todo lo imaginable para que no le guillotinen y ve engrasar la cuchilla.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      Con el ceño engurruñado, acodado en la ventanilla, Satur aplicó su sistema respiratorio a silbar, vengativamente, machaconas armonías y a advertirme el semáforo, peatón, curva o cruce, que yo había advertido unos segundos antes.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      — Qué reumatismo vais a pillar, hermosos... —Bert silbó incesantemente un vals criollo, que interrumpió para incitarnos—.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      — No, no creo —Pablo silbó unos compases de gregoriano—.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] 221 Es (CDH )
      Con los detritus de saliva que se me pegaban en el paladar, arranqué, en molto vivace, a silbar algo que quizá pertenecía a la «Heroica».
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
      Realicé dos o tres numeritos de mera ostentación con las pocas fuerzas que me quedaban y me fui, silbando marcha triunfal, a la ducha.
    • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] 297 Es (CDH )
      Andrés no había contado ningún chiste de loros, no regresábamos de ninguna fiesta en honor del anciano Profesor Dupont, nadie silbaba polonesa alguna, pero el puñetero poder de sugestión de la literatura me tuvo un buen rato mascando habano y sin poder sustituir en mi memoria visual el rostro de Betty Kerton por el verdadero de Tub.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 63 Es (CDH )
      Ahora, no hay más que poner en el gramófono la Marcha Turca de Mozart, y el loro comienza la perorata, y como yo, al leérselo, imitaba a Castelar, pues resulta una pieza de gran valor histórico." Todos admitimos que había sido una idea muy ingeniosa, por lo que fue felicitado, y el señor Reboiras, propicio aquella noche a la confesión intermitente, nos contó que le había costado verdadero trabajo y muchas noches en vela, él leyendo el discurso y el gramófono tocando a Mozart, porque, al principio, el loro se aprendía la música, y la silbaba.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 207 Es (CDH )
      Pero don Perfecto Reboiras sonreía, y su loro no hacía más que silbar la Marcha Real, si no es algunas tardes que cantaba "La Violetera" con tal delicadeza y ternura, que mismamente parecía Raquel Meller.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 245 Es (CDH )
      Fue una noche de pesadillas, sólo comparable a aquella otra en que no pude dormir tampoco a causa de la insistencia con que se repetían en mis oídos las palabras del discurso que don Emilio Salgueiro no había podido pronunciar en su defensa y que yo había escuchado del loro de don Perfecto, el cual se interrumpía a veces y silbaba con entusiasmo militar fragmentos de la Marcha Turca.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 275 Es (CDH )
      Aquella Partita la silbaba su loro excepcionalmente, la silbaba con esa intuición para lo musical que se atribuye con fundamento al diablo, y don Acisclo la escuchaba en su interior como puro silbido recordado, y la iba trasladando al violín.
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 350 Es (CDH )
      Y el cura, después de escuchar de otras personas diferentes versiones de la noticia, comprendió, con su aguda inteligencia crítica, que cierta verdad inicial se había modificado al ir de boca en boca; silbó unos compases de El barbero de Sevilla y siguió averiguando hasta dar con el origen, es decir, con el número de la revista francesa de divulgación científica que Merlín había leído ante La Tabla Redonda cierta noche memorable [...].
    • 1973 Azuela, A. Tamaño infierno [1985] Mx (CDH )
      Luis Felipe le da una palmada a Evangelina, sonríe con indiferencia y empieza a silbar Viva Mi Desgracia.
    • 1973 Gorodischer, A. Jubeas [1973] Ar (CDH )
      Después de tocar el timbre varias veces, cada vez durante más tiempo y apoyando el dedo con mayor fuerza sobre el botón, desprendió una hoja del formulario, anotó la hora y el nombre del destinatario, deslizó el papel por debajo de la puerta y fue a llamar el ascensor: se prendió una lucecita roja, el muchacho se apoyó en la pared, puso el telegrama en el bolsillo y entró a silbar el estribillo de El Adiós del Marinero mientras esperaba que el ascensor subiera.
    • a1973 Pablo Neruda Confieso [1993] 338 Ch (CDH )
      Apenas llego salgo solo por las calles, contento de respirar, silbando cuecas.
    • 1975 Carballido, E. Cartas Mozart [1994] Mx (CDH )
      Porque aquí, no hablan más que de Fígaro, nada se toca, se canta o se silba sino Fígaro. Ninguna ópera tiene las entradas que Fígaro. Nada, nada sino Fígaro.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Es (CDH )
      Iba muy contento, silbando un cuplé, cuando, al abrir la puerta, una siniestra vaharada me hizo retroceder hasta el otro extremo del descansillo.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 426 Mx (CDH )
      [...] mamá, mientras sacudía y barría las recámaras de los huéspedes de Altagracia, comenzaba, como si nada, a silbar una canción.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 420 Mx (CDH )
      A mamá le gustaba silbar las arias famosas como la plegaria de Orfeo, y lo hacía con las ventanas abiertas, de manera que todo el vecindario se enteraba de la muerte de Eurídice.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 420 Mx (CDH )
      Entonces la canción que mamá silbaba se desbordó por los balcones y caminó a la sombra de los muros rojos del Palacio de la Inquisición entre los puestos de frutas y las casas de empeño, y la gente se detenía y se preguntaba de dónde venía esa canción, quién la estaba silbando: el carnicero se quedaba a punto de destazar una cola de buey, el saltimbanqui en el aire a la mitad de un salto inmortal; las sirenas de las fábricas dejaban de pitar y las vitrolas y las ambulancias se callaban mientras la canción seguía su camino y cruzaba las avenidas [...].
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 420 Mx (CDH )
      Entonces la canción que mamá silbaba se desbordó por los balcones y caminó a la sombra de los muros rojos del Palacio de la Inquisición entre los puestos de frutas y las casas de empeño, y la gente se detenía y se preguntaba de dónde venía esa canción [...].
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 48 Mx (CDH )
      Ella era alta y tenía los ojos azules como tú, Estefanía, o como el cielo de su tierra, Castilla. De ella heredó tu madre Clementina el don de silbar como un ángel las arias de Don Juan y del Baja Selim. Qué digo como un ángel: como Emilia Leovalli, como Diana Durbin, como Al Jolson.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 420 Mx (CDH )
      Mamá se puso tan contenta que comenzó a silbar una canción para ahuyentar las penas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 53 Mx (CDH )
      Alguien siguió silbando una canción y con el aire las hojas de las novelas y los cuentos se transformaron en pájaros rosados que se fueron volando.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 53 Mx (CDH )
      Alguien silbaba una canción y el aire hacía pasar las páginas.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
      El tío era capaz de silbar un concierto brandemburgués cuando incineraba las heces de las letrinas.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] 380 Pe (CDH )
      En el viaje de vuelta a Chincha —todos íbamos alegres y al mismo tiempo sosegados— Javier estuvo intentando catastróficamente silbar la Marcha Nupcial.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Pe (CDH )
      Silbé un aire alegre y escuché el aire alegre que estaba silbando, lo cual probaba que no sólo me salía el silbido al silbar, y alegre además, sino también que en Barcelona, a diferencia total de Bilbao, en realidad no había ningún problema.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Pe (CDH )
      Silbé un aire alegre y escuché el aire alegre que estaba silbando, lo cual probaba que no sólo me salía el silbido al silbar, y alegre además, sino también que en Barcelona, a diferencia total de Bilbao, en realidad no había ningún problema.
    • 1981 Bryce Echenique, A. Martín Romaña [1995] Pe (CDH )
      Era una manera de joder a medio mundo en París, pues en esta ciudad está permitido hablar solo, bajito y furioso, pero silbar o tararear una alegre canción es un abuso de confianza que se permiten los negros y, desde el 68, los latinoamericanos, un abuso de salud mental, de buen humor, en fin, una verdadera provocación tercermundista, porque muy a menudo se interrumpe la caquita que está haciendo un bichito monstruoso en la vereda, acompañando a y acompañado por un señor o una señora que le conversa amablemente pero con prisa.
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] 80 Ar (CDH )
      Bertoldi encendió un cigarrillo y empezó a silbar un tango tristón.
    • 1986 Soriano, O. Rendido león [1987] Ar (CDH )
      Podía oír, mientras el avión se metía entre las nubes, la melodía del minué sin final que él mismo estaba silbando por lo bajo.
    • 1987 Muñoz Molina, A. Invierno Lisboa [1995] 64 Es (CDH )
      Biralbo no se había movido de la cama: estaba fumando y ni siquiera me miraba, comenzó a silbar una lenta canción al mismo tiempo que expulsaba el humo.
    • 1988 Millás, J. J. Desorden [1994] Es (CDH )
      El domingo pasado estuvo Laura en mi apartamento; comimos, hicimos el amor y, finalmente, asesiné a mi pájaro, que en el momento más inoportuno se había puesto a silbar «La Internacional».
    • 1988 Millás, J. J. Desorden [1994] Es (CDH )
      Un barrendero pasaba por la acera un enorme cepillo al tiempo que silbaba una canción.
    • 1988 Millás, J. J. Desorden [1994] Es (CDH )
      — Disculpe, qué es eso que silba —preguntó.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] Es (CDH )
      Y, acomodándose en el asiento, se puso a silbar una tonadilla de moda.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Intentó silbarla y le salió un soplido sin música, una especie de pobrísimo reclamo que convertía el ridículo en un mero caso de piedad.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 131 Es (CDH )
      Después de las diez se asomaba al balcón y se ponía a silbar como loco, siempre lo mismo, canciones de guerra.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Inútilmente comenzó a silbarla, y tampoco pudo rescatar del olvido los nombres de entonces, como por ejemplo el santo y seña que había ideado para huir a su isleta o el seudónimo poético que le había puesto a Alicia.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Se sentó en la cama y durante mucho tiempo silbó la habanera.
    • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
      Barruntó el prestigio, la sabia entidad de silbar un bolero a media mañana, mientras medio mundo bregaba en oficinas y talleres.
    • 1991 Valenzuela, L. Novela negra [2004] Ar (CDH )
      Roberta se pone a silbar bajito la canción que Edouard nunca cantó para ella.
    • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] 59 Ch (CDH )
      Conversaban en murmullos; alguien silbaba trozos de una canción trivial, ya casi olvidada, o tarareaba las barras de una melodía de moda.
    • 1995 Giardinelli, M. Imposible equilibrio [1995] Ar (CDH )
      — The world is one and only —dice para sí mismo y, silbando una marchita de John Souza, enfila hacia la placita alambrada.
    • 1996 Santiago, E. Sueño América [1996] PR (CDH )
      Nunca se ha montado en un tren, y la imagen que tiene ha sido formada por las locomotoras de hierro de las películas del Oeste americano, del tipo que entra a la estación resoplando, que silba un luctuoso chu-chu.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
      Tiene una toalla anudada en el pecho, el pelo húmedo; se viste silbando una canción de Héctor Lavoe.
    • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
      Había comenzado a silbar una de Pedro Infante cuando sintió el llamado a sus espaldas.
    • 2001 Aridjis, H. Zona Silencio [2005] Mx (CORPES)
      —Ayer en el balcón silbé la tonadilla de una canción que no conozco. Con los pies y las manos llevé su ritmo. Soy el catálogo vivo de los vicios de Rebeca Villa.
    • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Ar (CDH )
      Alguien cantaba en francés y mi madre y mi padre silbando la melodía.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      Nunca, nadie, pudo explicarle cómo aquel día, cayó del árbol un clarinete tocando la melodía que tantas veces había oído silbar a Calixto.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      Al llegar voy a silbar: "Y al negro ogro de Román"... Para que me identifiques.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      También sé que atraías a los pájaros con una tonada que silbabas... pero ahora ya no tienes el mismo poder; te has secado por dentro.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      El niño, entonces, se puso a silbar la melodía; sonaba diferente, pero atrajo a las aves que por allí revoloteaban.
    • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )
      Cosa extraña, cuando ellos la silbaban, las aves no acudían.
    • 2003 Benavides, J. E. Rompí contigo Pe (CORPES)
      Movió la cabeza afirmativamente y se dedicó a mirar la pista de baile, las luces rojas y verdes que se alternaban sobre las siluetas danzantes pensando que, como hacía mucho tiempo no le ocurría, necesitaba fumarse un tronchito. Empezó a silbar muy bajo algo de Sting.
    • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
      Aquí lo vio Daniel mi hermano dibujar con tinta verde unas letras perfectas como las líneas que él ahora dibuja, mientras silba despacio una canción que sólo ellos comparten.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      «Son cinco minutos, la vida es eterna en cinco minutos», había cantado Víctor jara en Te recuerdo, Amanda, y ésa fue la melodía que durante toda la tarde Ángel Santiago silbó entre dientes.
    • 2003 Skármeta, A. Baile Victoria [2003] Ch (CDH )
      Cuando se agoten, la vieja va a tener que silbarles las composiciones.
    • 2010 Arévalo, C.A. Aquí vivo yo Gu (CORPES)
      El programa tan esperado ese día era Titanes en el Ring, Sara y hermanos sabían las canciones con las que se presentaba cada luchador, estaban La Momia, Pepino el Payaso, Martín Karadagián, Caballero Rojo, Yolanka, Don Quijote y Sancho Panza, El Vikingo, David el Pastor y muchos otros. Después dé Titanes pasaban una película mexicana. Pero al salir, los patojos iban tarareando o silbando la canción de Martín Karadagián, que era muy contagiosa.
    • 2014 Bruzzone, F. Chanchas Ar (CORPES)
      El animalito torea cuando encuentra algo en el piso, medio enterrado, y lo saca con la trompa y se lo come. Se lo ve contento. Un privilegio estar así, lejos del chiquero apestoso, y tan bien tratado. Walter y el chico le dan palmadas en el lomo y hacen bromas y silban alguna canción mientras van y vienen.
    1. v. intr. Entonar una melodía con silbidos [para alguien].
      Esquema sintáctico
      docs. (1948-1982) 2 ejemplos:
      • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
        ¡Irma! Era Irma que, desertando la calle Monte Egmont, trepaba la escalera entre un escándalo de baldes y un meneo de escobas: Adán la oyó silbarle al canario marchito, alabar al gato prudente, reírse del cepillo calvo, maldecir al plumero rabón: luego reconoció el vaivén de sus chancletas en el escritorio, y por fin el agrio lamento de los muebles que Irma castigaba sin piedad.
      • 1982 Pitol, S. Juegos florales [1985] Mx (CDH )

        Le encanta relatar ese momento. La halló sentada en medio de un cerco de jaulas. Se estaba deshaciendo de sus pájaros. Les silbaba, como si fuera uno de ellos, a los canarios, gorriones y cardenales que vendía. Los pájaros le respondían en el mismo lenguaje. La conversación parecía muy animada. Se le quedó mirando, hechizada ante la extrañeza de la escena. Madame contemplaba a sus pájaros con mirada de loca. Cuando la saludó, aquella india de cabello amarillento y ojos verdes abandonó su charla ornitológica, la miró con ojos húmedos, y le dijo que la noche anterior había decidido vender sus animalitos; ya no los necesitaba porque estaba a punto de irse de Jalapa y en el viaje sólo le servirían de estorbo.

    2. v. tr. Entonar [una melodía] con silbidos [para alguien].
      Esquema sintáctico
      docs. (1957-2019) 5 ejemplos:
      • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 124 Es (CDH )
        Yo mismo lo vi en Florencia, en la plaza, y aún me hizo una gracia por debajo del rabico, y siguiéndole atravesó Francia y España, y por noticias de unos peregrinos que lo vieran en un queso en Villalón de Campos supe que venía a Compostela, y ayer fue mi grande gozo volverlo a ver comiendo una castaña al arrimo de un árbol en la orilla de vuestro río, y estaba el pobre flaco y sin el lustre aquel que daba a su pelo la pomada de leche de Armenia de mi princesita, y le silbé otra vez la tonada de nuestro juego, que ya, acordándome del dolor de mi lejana señora —de la que, ¿por qué no decirlo?, hasta andaba yo algo enamorado—, en vez de alegre fiesta me sonaba a responso funeral, y el ratoncillo me oyó y se me acercaba como en otros tiempos, jugando, y en el juego pegó un brinco, resbaló y cayó al río, y el remolino que hay junto a aquellos sauces se lo tragó.
      • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
        Mi tía tocaba La Payanca, si querés te la silbo, es de una tristeza...
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Miguelí, agazapado como un grillo, les silbó el pitogüé.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Alguien silbaba el pitogüé.
      • 2019 Osorio Gumá, M. Otro lado Mx (CORPES)
        Encendida la leña, Mamá Lochi dio fuego a la pipa de carrizo en la que solía fumar. —cuéntame algo del cuento que andas leyendo, Emilia —dijo, y removió con una vara un leño que se andaba yendo de lado—. O invéntate uno. De a tiro sílbame una cancioncita, de esas que luego andas chiflando.
    1. v. En uso absoluto.
      docs. (1550-2020) 109 ejemplos:
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] I, 432 Es (CDH )
        Yo no sé más de un cuento de un clérigo gallego que, habiendo consagrado, nunca quiso alzar la hostia hasta que tañesen las esquilillas, y estuvo un rato hasta que le dijeron que estaba la soga quebrada, y entonces comenzó a silbar y chiflar, y alzóla, paresciéndole que aquello bastaría por música.
      • 2020 Algaba Mansilla, D. "No somos los mismos" [05-06-2020] Hoy (Badajoz): hoy.es Es (HD)
        Ya no soy aquel ingenuo y confiado que iba silbando y canturreando por la calle a pesar de que la calle vuelve a recuperar el tráfico de los que van al trabajo como ocurría antes del 14 de marzo, aquel día que nos metieron en casa, en el chabolo diría un preso, para parar el virus.
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] I, 432 Es (CDH )
        Yo no sé más de un cuento de un clérigo gallego que, habiendo consagrado, nunca quiso alzar la hostia hasta que tañesen las esquilillas, y estuvo un rato hasta que le dijeron que estaba la soga quebrada, y entonces comenzó a silbar y chiflar, y alzóla, paresciéndole que aquello bastaría por música.
      • 1657 Gracían, B. El Criticón 3.ª parte [1940] Es (CDH )
        Allí vieron los bailetes franceses, haziéndose pieças los mismos monsiures bailando y silvando, los toros y cañas españolas, los banquetes flamencos, las comedias italianas, las músicas portuguesas, los gallos ingleses y las borracheras septentrionales.
      • c1768-1771 Cadalso, José Defensa de la nación española contra la carta persiana LXXVIII de Montesquieu [1970] 16 Es (CDH )
        No dudo que un hidalgo de la Montaña haciendo una vida retirada, llevando un vestido modesto, tratando solamente con su familia y ostentando una suma frialdad, no dudo, vuelvo a decir, que sea un ente muy grave comparado con un petimetre francés que hace diez cortesías en un ladrillo, silba, canta, declama, baila, ríe, llora, / se sienta, se levanta, entra, sale, pregunta,—responde, se mira al espejo, inspecciona su figura de pies a cabeza y hace otras mil maniobras en menos tiempo del qúe he gastado en escribir esta superficialísima frase.
      • 1782 Anónimo Nombres trocados [1932] Tonadillas teatrales Es (CDH )
        Verbigracia, aquellos entes / que Abates el mundo llama, / desde hoy deberán llamarse / Candeleros de las damas. / Asimismo aquellas niñas / con nombre de Petimetras, / según afeitan a muchos, / deben llamarse Barberas. / Al marido que a menudo / entra en su casa silbando, / se le podrá dar el nombre / de Perro del hortelano. * / Este es el mundo / este es el cuento; / unos comen la carne, / y otros el hueso; / y la mejor muchacha / tiene su pero, / y por último, nadie / nos conocemos. /
      • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] 214 Es (CDH )
        El tordo flautista / Era un gusto el oir, era un encanto, / A un Tordo gran flautista; pero tanto, / Que en la gaita gallega, / O la pasión me ciega, / O a Misón le llevaba mil ventajas. / Cuando todas las aves se hacen rajas / Saludando a la aurora, / Y la turba confusa charladora / La canta sin compás y con destreza / Todo cuanto la viene a la cabeza, / El flautista empezó: cesó el concierto / Los pájaros con tanto pico abierto / Oyeron en un tono soberano / Las folías, la gaita y el villano. / Al escuchar las aves tales cosas, / Quedaron admiradas y envidiosas. / Los jilgueros, preciados de cantores, / Los vanos ruiseñores, / Unos y otros corridos, / Callan, entre las hojas escondidos. / Ufano el Tordo grita: "Camaradas, / Ni saben ni sabrán estas tonadas / Los pájaros ociosos, / Sino los retirados estudiosos. / "Sabed que con un hábil zapatero / Estudié un año entero: / Él dale que le das a sus zapatos, / Y alternando, silbábamos a ratos. / En fin, viéndome diestro / Vuela al campo, me dice mi maestro, / Y harás ver a las aves, de mi parte, / Lo que gana el ingenio con el arte."
      • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
        José silbaba, doña Patrocinio daba palmaditas, y la pareja partió como un relámpago recorriendo un lado de la sala.
      • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] Cu (CDH )
        / Como yo aquí, mi cubana, / Con negro afán nunca lucho, / Me levanto cuando escucho / El toque de la campana; / A las seis de la mañana / El café suelo tomar, / Y silbando sin cesar / Lo mismo que un clarinete, / Arrebato mi machete / Y me voy a trabajar.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 323 Es (CDH )

        Por lo demás, actividad, industria y arte... mucha comedia, mucha caza, y mucho martillazo. ¡Zas, zas, zas, pum! ¡Viva la vida!"Así pensaba don Víctor, ceñida al cuerpo la bata escocesa, y clava que te clavarás, en su nuevo taller, en un cuartucho del piso bajo, con puerta al patio. El sol llegaba a los pies de Quintanar arrancando chispas de los abalorios y cinta dorada de las babuchas semiturcas. El carpintero silbaba; el tordo, el mejor tordo de la provincia, que Quintanar llevaba de habitación en habitación, silbaba también colgada de un alambre su jaula.

      • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 155 Es (CDH )
        Por entre estos residuos de pasada grandeza andaba el último vástago de los Ulloas, con las manos en los bolsillos, silbando distraídamente como quien no sabe qué hacer del tiempo.
      • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Es (CDH )
        Al tomar ambas una de las cuatro calles en el cruce, un zagal se aparece por la otra, silbando, con la cabeza gacha y el andar perezoso.
      • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] 97 Es (CDH )
        Después iba Antonio, que se había quedado desmejorado por el incidente del río, y detrás entró Angel, con las manos en los bolsillos, cargado de espaldas, silbando.
      • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] Es (CDH )
        Pasó el resto del día silbando, haciendo borradores, y, por último, presentó su solicitud en forma por la vía jerárquica.
      • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
        Me estoy atando los zapatos, contento, silbando, y de pronto la infelicidad.
      • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
        La hermana silbaba contenta, intentando traspasar optimismo al Superior, pero él parecía tan absorto como siempre en la lectura de anuncios clasificados y de cines, o en las ofertas de empleo.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        Le lanzó un beso final con la mano y se alejó silbando, con la ropa mojada escurriéndole por el cuerpo.
      • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
        Volvía de un trabajo extenuante y mal pagado, silbando como si volviera de una feria y entrara en otra.
      • 2020 Algaba Mansilla, D. "No somos los mismos" [05-06-2020] Hoy (Badajoz): hoy.es Es (HD)
        Ya no soy aquel ingenuo y confiado que iba silbando y canturreando por la calle a pesar de que la calle vuelve a recuperar el tráfico de los que van al trabajo como ocurría antes del 14 de marzo, aquel día que nos metieron en casa, en el chabolo diría un preso, para parar el virus.
      • c1550 Arce Otárola, J. Coloquios Palatino y Pinciano [1995] I, 432 Es (CDH )
        Yo no sé más de un cuento de un clérigo gallego que, habiendo consagrado, nunca quiso alzar la hostia hasta que tañesen las esquilillas, y estuvo un rato hasta que le dijeron que estaba la soga quebrada, y entonces comenzó a silbar y chiflar, y alzóla, paresciéndole que aquello bastaría por música.
      • 1647-p1649 Palafox Mendoza, J. Memoriales [1968] Mx (CDH )
        Y así vemos que unas veces velan los pastores y otras silban; otras descansan y otras apacientan sus ovejas, y otras las traen en sus hombros, va van a buscar y reconocer aquello que les conviene; otras también se retiran y ausentan.
      • 1657 Gracían, B. El Criticón 3.ª parte [1940] Es (CDH )
        Allí vieron los bailetes franceses, haziéndose pieças los mismos monsiures bailando y silvando, los toros y cañas españolas, los banquetes flamencos, las comedias italianas, las músicas portuguesas, los gallos ingleses y las borracheras septentrionales.
      • c1768-1771 Cadalso, José Defensa de la nación española contra la carta persiana LXXVIII de Montesquieu [1970] 16 Es (CDH )
        No dudo que un hidalgo de la Montaña haciendo una vida retirada, llevando un vestido modesto, tratando solamente con su familia y ostentando una suma frialdad, no dudo, vuelvo a decir, que sea un ente muy grave comparado con un petimetre francés que hace diez cortesías en un ladrillo, silba, canta, declama, baila, ríe, llora, / se sienta, se levanta, entra, sale, pregunta,—responde, se mira al espejo, inspecciona su figura de pies a cabeza y hace otras mil maniobras en menos tiempo del qúe he gastado en escribir esta superficialísima frase.
      • 1782 Anónimo Nombres trocados [1932] Tonadillas teatrales Es (CDH )
        Verbigracia, aquellos entes / que Abates el mundo llama, / desde hoy deberán llamarse / Candeleros de las damas. / Asimismo aquellas niñas / con nombre de Petimetras, / según afeitan a muchos, / deben llamarse Barberas. / Al marido que a menudo / entra en su casa silbando, / se le podrá dar el nombre / de Perro del hortelano. * / Este es el mundo / este es el cuento; / unos comen la carne, / y otros el hueso; / y la mejor muchacha / tiene su pero, / y por último, nadie / nos conocemos. /
      • 1781-1784 Samaniego, F. M. Fábulas [1988] 214 Es (CDH )
        El tordo flautista / Era un gusto el oir, era un encanto, / A un Tordo gran flautista; pero tanto, / Que en la gaita gallega, / O la pasión me ciega, / O a Misón le llevaba mil ventajas. / Cuando todas las aves se hacen rajas / Saludando a la aurora, / Y la turba confusa charladora / La canta sin compás y con destreza / Todo cuanto la viene a la cabeza, / El flautista empezó: cesó el concierto / Los pájaros con tanto pico abierto / Oyeron en un tono soberano / Las folías, la gaita y el villano. / Al escuchar las aves tales cosas, / Quedaron admiradas y envidiosas. / Los jilgueros, preciados de cantores, / Los vanos ruiseñores, / Unos y otros corridos, / Callan, entre las hojas escondidos. / Ufano el Tordo grita: "Camaradas, / Ni saben ni sabrán estas tonadas / Los pájaros ociosos, / Sino los retirados estudiosos. / "Sabed que con un hábil zapatero / Estudié un año entero: / Él dale que le das a sus zapatos, / Y alternando, silbábamos a ratos. / En fin, viéndome diestro / Vuela al campo, me dice mi maestro, / Y harás ver a las aves, de mi parte, / Lo que gana el ingenio con el arte."
      • 1802-1805 Azara, F. HPájaros Paraguay RPlata [1992] Es (CDH )

        NÚM. CCLXVI. DEL CHOCHÍ.

        Todos le conocen en el Paragüay por este nombre, que él se ha impuesto; porque lo canta silvando clara y tristemente, y se oye de una milla, repitiéndolo cada 8 segundos de tiempo buena parte de los dias y de las noches en tiempo de amor; pero quando no le hay canta poco, y creo que la hembra carece de voz, porque jamas he notado que se correspondan. Suele oirse muchos días en el mismo parage como si no mudase de lugar.

      • c1858 Díaz Castro, E. Manuela [2003] Co (CDH )
        José silbaba, doña Patrocinio daba palmaditas, y la pareja partió como un relámpago recorriendo un lado de la sala.
      • 1840-a1862 El Cucalambé Poesías [1974] Cu (CDH )
        / Como yo aquí, mi cubana, / Con negro afán nunca lucho, / Me levanto cuando escucho / El toque de la campana; / A las seis de la mañana / El café suelo tomar, / Y silbando sin cesar / Lo mismo que un clarinete, / Arrebato mi machete / Y me voy a trabajar.
      • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] II, 323 Es (CDH )

        Por lo demás, actividad, industria y arte... mucha comedia, mucha caza, y mucho martillazo. ¡Zas, zas, zas, pum! ¡Viva la vida!"Así pensaba don Víctor, ceñida al cuerpo la bata escocesa, y clava que te clavarás, en su nuevo taller, en un cuartucho del piso bajo, con puerta al patio. El sol llegaba a los pies de Quintanar arrancando chispas de los abalorios y cinta dorada de las babuchas semiturcas. El carpintero silbaba; el tordo, el mejor tordo de la provincia, que Quintanar llevaba de habitación en habitación, silbaba también colgada de un alambre su jaula.

      • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 155 Es (CDH )
        Por entre estos residuos de pasada grandeza andaba el último vástago de los Ulloas, con las manos en los bolsillos, silbando distraídamente como quien no sabe qué hacer del tiempo.
      • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Es (CDH )
        Al tomar ambas una de las cuatro calles en el cruce, un zagal se aparece por la otra, silbando, con la cabeza gacha y el andar perezoso.
      • 1916 Jiménez, J. R. Platero [1987] Es (CDH )
        Da una palmadita, un salto, y se va silbando, un guiño en los ojos con viruelas, no sé qué pasodoble, la pieza nueva, sin duda, de la noche.
      • 1916 Lynch, B. Caranchos [1984] Ar (CDH )
        Don Panchito debe estar muy alegre, porque silba y canta, allá arriba, mientras ajusta las tuercas, esas grandes tuercas enaceitadas que ponen en sus dedos manchas retintas, y porque bromea de cuando en cuando con Bibiano, nada tranquilo al parecer, en la eminente posición que ocupa.
      • 1918 Quiroga, H. Cuentos Amor [1993] Ur (CDH )
        Se sentaron en la borda, silbando despacio, con la vista perdida a lo lejos.
      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )

        — ¿Le decimos algo?

        — ¿Para qué? No nos dejaría vivir en paz —opinó Pantoja, sombrío.

        Fueron a su encuentro. Valle púsose a silbar desaforadamente en tanto que borraba la sangre de sus ropas; Ocampo reía con nerviosa carcajadas; Pantoja limpiaba la culata de su fusil cuidadosamente, cual si tuviese empeño en borrar una huella delatora; Aguirre iba serio y triste.

        — ¡Salieron al fin con su gusto! —les reprochó Suárez al descubrir el estado en que venían.

      • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
        Pantoja había fruncido las cejas, y silbando, miraba el cielo azul.
      • 1929 Gallegos, R. Doña Bárbara [1997] Ve (CDH )
        Luego mientras allá, en torno a los corrales, rondan por turno los veladores, cantando y silbando continuamente, porque todavía el ganado está inquieto, venteando la sabana libre, y un barajuste repentino puede llevarse las palizadas; aquí, bajo los caneyes, la otra velada bulliciosa: el cuatro y las maracas, el corrido * y la décima.
      • 1929 Mejía Nieto, A. Relatos nativos [1929] 31 Ho (CDH )
        Se volvió a sentar inconscientemente y trató de silbar, luego quiso cantar; pero finalmente, en vez de esto, palabras de protesta salieron de sus labios.
      • 1929 Mejía Nieto, A. Relatos nativos [1929] Ho (CDH )
        Silbaba de un modo especial al no más llegar a la puerta y Carmen venía a encontrarlo un poco melosa y tratando de fingir confianza (cosa muy difícil para ella, pues era demasiado tímida) él le daba un beso en la frente y ella bajaba los ojos ruborizada y tratando de contener aquella ola de fuego, que la quemaba como llama.
      • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] 97 Es (CDH )
        Después iba Antonio, que se había quedado desmejorado por el incidente del río, y detrás entró Angel, con las manos en los bolsillos, cargado de espaldas, silbando.
      • 1930 Arconada, C. Turbina [1975] 175 Es (CDH )
        Se puso de pie encima de ella como un lobo sobre su víctima, y se quedó absorto mirando la luz, silbando...
      • 1940 Bioy Casares, A. Invención Morel [1984] Ar (CDH )
        Dio un paseo corto, con las manos en los bolsillos, silbando rudimentariamente.
      • 1944 Casona, A. Dama [1996] Es (CDH )
        (Sale silbando alegremente.)
      • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] Es (CDH )
        Pasó el resto del día silbando, haciendo borradores, y, por último, presentó su solicitud en forma por la vía jerárquica.
      • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] Es (CDH )
        salí silbando de la casa y pasé ante el zapatero pisando fuerte; bajé la calle, me dirigí hacia el centro, fui a tomarme una cerveza, puse un tango y eché la moneda en el gramófono eléctrico, miré el programa de los cines y, desde luego —para celebrar la liberación de mi ánimo; pues ¡buen peso se me había quitado de encima!—, resolví obsequiarme aquella noche con alguna pequeña expansión.
      • 1952 Cáceres Lara, V. Humus [1995] Cuentos Ho (CDH )
        Los hombres hablaban de sus trabajos en la cima de la montaña, de su necesidad de llegar temprano a las milperías, y el último de la fila, casi un niño, silbaba con un yugo terciado a las espaldas.
      • c1928-a1952 Fernández, M. Museo Eterna [1993] Ar (CDH )
        Quizagenio avanza silbando a la conquista de Petrona.
      • 1932-1952 Mihura, M. Sombreros [1993] 118 Es (CDH )
        Yo sólo sabía pasear silbando junto al quiosco de la música...
      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] 223 Gu (CDH )

        Como chiflón de aire caliente pasaron unos fleteros. A Hilario Sacayón se le alborotó la gana de regresarse con ellos. Le dijeron adiós. Silbaban. Cuesta creer que haya gente que se esté sólo echada, o sentada, o moviéndose en un solo lugar.

      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )

        Un silbido insistente, insinuante, incisivo, como si en el aire quedaran los dientes delanteros vibrando. La noche, sin haber llovido, parecía mojada. Las ramas de bambú, balanceadas por el viento mocetón, barrían con escobas de rumor más suaves que plumeros, el silencio del monte, en las orillas de la población, hacia el camposanto.

        — Se me hizo *que eras vos; tu silbido...

        — Y tardaste...

        — ¡Qué bárbaro, si estás todavía con la boca húmeda de silbar; dame un besito y dejate de embromar! ¡Qué sabroso decirte «vos»; se me hace tan extraño tenerte que llamar «usté», ante los muchachos! *

      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )

        Un coyote le salió al paso, entre las rondas de los pinos que no trepan hasta arriba. Lo vio muy cerca, lo tuvo casi enfrente, para perderlo de vista en seguida entre vaho de lluvia y chiriviscos *que parecían de hule, elásticos, fáciles de doblar, irrompibles. Tras el coyote oyó el chorrear de una cascada con poca agua.

        Silbó. Extrajo de sus huesos todo lo metálico para dar aquel timbre de ocarina. Estaba fuera de peligro, en una campiña de dalias encendidas, pasturas verdes, chopos friolentos, menudas flores de ciénagas, ovejas en rebaños hondos, pajaritos rojos, patos silvestres y casucas con humo de cocina en los costados.

      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )
        Sin dejar de silbar, se arrancó de la papada el barbiquejo mojado que lo venía ahorcando y se acordó del rosario del padre Valentín y del puro de don Deféric.
      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )

        Tres hombres con cara de trasnochados hediendo a sudor apestoso a cebolla, llegaron al puesto. Café, café, café, pidieron. ¿Tocaron anoche?, les preguntó la que despachaba, plantándoles en fila tres pocillos humeantes. El más gordo, alto, zambo, con los ojos muy negros, contestó: Serenata, pero ahora a las nueve de la mañana quieren que empiece la marimba, día y noche va a ser de un solo viaje. *¿Cambiaron instrumento?, preguntó aquélla. No, contestó el que antes había hablado, buscándole la oreja al pocillo, para no quemarse. Otro de los marimberos se sacó un pañuelo de la bolsa del pantalón y se sonó al tiempo de estornudar. ¡Ya hora usté me va a despertar al muchachito; manera de estornudar, pior si así toca la marimba! El niño empezó a llorar y antes que soltara el chillido lo tiró hacia adelante, con el perraje que le servía para cargarlo a la espalda, y de la camisa se sacó un seno lleno de leche. La Fauna podía vender café con leche, dijo otro de los tres marimberos. Ella contestó: Y tu casera aquella también, sólo que entonces no sería café con leche, sino café con porquería.

        Un medio italiano se acerco silbando. El cuello del saco levantado. Lo acompañaban varios perros de cacería. Desde el campanario de la iglesia cercana, le gritó el sacristán: Fauna, mi café...¡Qué pronto van a llamar misa!, *exclamó ella levantando la cabeza. Los marimberos y el hombre de los perros se alejaban conversando.

      • 1949-1953 Asturias, M. Á. Hombres maíz [1992] Gu (CDH )
        Quizás por el antecedente, no le gustaba ver tras la mampara de vidrio que daba a la reja de un balcón, a los que hacían los santos, fumando, escupiendo, silbando, y a los santos que los rodeaban, sin ropa, sin canillas, puros bastidores sin corazón.
      • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Es (CDH )
        Silbaba mientras venía.
      • 1956 Schz Ferlosio, R. Jarama [1994] Es (CDH )
        los miraba silbando y hacía girar y sonar el llavero en su dedo índice.
      • 1958 Martín Gaite, C. Visillos [1958] Es (CDH )
        Si no, no hay cocina. / Se volvió al Hotel silbando.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
        Cuando se oye el desfile de los batallones hacia el comedor, el cabo silba despacito, al compás de la marcha.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
        Había dejado de silbar pero la punta de su lengua asomaba entre los labios, como una culebrita rosada.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
        Silbaba ahora furiosamente.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
        El enfermero, silbando con más entusiasmo, empapó un algodón con yodo.
      • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
        Siempre silbando entre dientes, el enfermero salió del cuarto.
      • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
        A esta hora silba como loco para festejar la partida de Gekrepten.
      • 1963 Cortázar, J. Rayuela [1991] Ar (CDH )
        Me estoy atando los zapatos, contento, silbando, y de pronto la infelicidad.
      • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] Ar (CDH )
        Parecería que no lo es porque apenas la lana del pulóver se ha pegado otra vez a la tela de la camisa, la falta de costumbre de empezar por la otra manga dificulta todavía más la operación, y aunque se ha puesto a silbar de nuevo para distraerse siente que la mano avanza apenas y que sin alguna maniobra complementaria no conseguirá hacerla llegar nunca a la salida.
      • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] 26 Ar (CDH )
        En la repentina penumbra azul que lo envuelve parece absurdo seguir silbando, empieza a sentir como un calor en la cara aunque parte de la cabeza ya debería estar afuera, pero la frente y toda la cara siguen cubiertas y las manos andan apenas por la mitad de las mangas, por más que tira nada sale afuera y ahora se le ocurre pensar que a lo mejor se ha equivocado en esa especie de cólera irónica con que reanudó la tarea, y que ha hecho la tontería de meter la cabeza en una de las mangas y una mano en el cuello del pulóver.
      • 1945-1964 Cortázar, J. Final juego [1995] 133 Ar (CDH )
        Además yo estoy acostumbrado a andar por las calles con las manos en los bolsillos del pantalón, silbando o mascando chicle, o leyendo las historietas mientras con la parte de abajo de los ojos voy adivinando las baldosas de las veredas que conozco perfectamente desde mi casa hasta el tranvía, de modo que sé cuándo paso delante de la casa de la Tita o cuándo voy a llegar a la esquina de Carabobo.
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Es (CDH )
        El día que, silbando y con las manos en los bolsillos, se acercó a la "roulotte" de los Moreau para ofrecer sus servicios como guía y, al mismo tiempo, advertirles que si se instalaban en las afueras de la ciudad tuviesen cuidado de quincalleros y vagabundos, Manolo Reyes era todavía el hijo del marqués de Salvatierra; pero ya no lo era una semana más tarde, o más exactamente, ya no le interesaba: una semana más tarde, por degradante que el cambio pueda parecer en relación con un marquesado, Manolo Reyes era estudiante en París, huésped y futuro yerno de los Moreau.
      • 1966 Marsé, J. Teresa [1996] Es (CDH )
        Y se alejó por la carretera en dirección al bar Delicias, con las manos en los bolsillos y silbando.
      • 1967 Benet, J. Región [1996] 263 Es (CDH )
        Apenas vestida correrá escaleras abajo, romperá las cerraduras y los cristales, aporreará las puertas y atravesará todos los pasillos hasta que de improviso (el eco del abandono se ha extendido por doquier) la mitad cuerda se encuentra encerrada en la nueva crisálida gaseosa del desamparo mientras la otra mitad, indiferente y sarcástica, ensaya los pases de baile al compás de su propio silbar.
      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 474 Ar (CDH )

        En seguida viene Waiting (at the end of the road). La última le gusta más; podría haber dicho que lo conmueve como si hubiera sido una señal secreta. Frankie, hello, Frankie. Pero cuando ese garfio de robot se levanta con un ruido lento y solitario para depositar otro disco con los Wawanco, por primera vez se descubre inquieto: ahí delante brillan esos botones niquelados y se esfuerza en pensar en su padre: Nada menos que antiguo vocal de la Comisión Directiva del club Boca Juniors. Vocal, se repite. Comisión Directiva. Pero toda esa ciudad es como pararse al borde de un mar bajo la noche. Cuando sale, ya ha empezado La pollera coloró. Ysigue repitiéndose. Tengo que irme; qué se habrán creído que soy. Si es necesario me quedo toda la vida aquí; cualquier cosa, le mando una carta a tía y le digo que se venga conmigo. En todas partes del mundo necesitan a un empleado de Documentos al Exterior que sepa manejar Underwood eléctrica; y mucho más en países como éstos donde llega un argentino y es un rey. Todo tiene un límite. Desde hace meses que me hice el más firme propósito de no tener problemas con nadie; pero tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe; y uno tiene su dignidad. Irse, irse, ya se había ido, y a mí no me agarra nadie y menos en una ciudad como ésta, continúa pensando como si silbara. Pasa un auto con un cartel que anuncia Lince y Breña, y él intenta tararear esa melodía de Frankie Laine que ha escuchado.

      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 225 Ar (CDH )
        Cuando le tocaba guardia y entraba a nuestro dormitorio y el que tenía la cama junto a la puerta se cuadraba rápidamente gritando ¡Atención!, él se detenía un poco, nos miraba a todos silbando bajito y avanzaba entre las camas:
      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 306 Ar (CDH )
        La hilera de soldados se ha recompuesto, Baleira silba aunque no lo hace demasiado bien, pero hay que dejarlo.
      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] 546 Ar (CDH )
        llegaba generalmente de mañana, silbando, y golpeaba la ventana del dormitorio con la fusta o tirándole piedritas;
      • 1967 Viñas, D. Hombres [1967] Ar (CDH )
        Caminaron lentamente; Emilio silbó un poco, pero no le gustó el tono.
      • 1951-1969 Cela, C. J. Colmena [1986] Es (CDH )
        No faltó nada para que se pusiera a silbar, se dio cuenta a tiempo.
      • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
        El lustrabotas ha terminado con Norwin y ahora embetuna los zapatos de Santiago, silbando.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Hasta el propio Daniel, tan serio como era, empezaba silbando despacito para luego largarse con un vozarrón que parecía sonar dentro de un balde.
      • 1970 Rivarola Matto, J. B. Yvypóra [2003] Py (CDH )
        Roberto el Pyragüé merodeaba la casa haciéndose un hilo para esconderse detrás de los naranjitos de la calle y pasaba silbando con las manos en los bolsillos, mirando para otro lado.
      • 1972 Bareiro Saguier, R. Ojo [2003] Py (CDH )
        El Doctor tamborileaba satisfecho sobre el bulto de su cartera, de nuevo cerrada, silbando por lo bajo.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Silbar.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        — ¿Qué haces ahí, silbando?
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Sagrario silbaba.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Julia volvió a silbar, en sordina.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        — Ya —dije cuando Julia examinaba sus uñas, se abrazaba las rodillas, giraba la cabeza hacia la chimenea, silbaba en sordina, parecía escuchar la caída del whisky primero sobre el vidrio, sobre el whisky luego—.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Sagrario aún silbaba, mientras, sumergida en el butacón con los pies en alto, consumaba un crucigrama.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Era un tipo cuarentón, que silbaba bajito, mientras trabajaba, y daba las órdenes al aprendiz en un andaluz imposible.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] 476 Es (CDH )
        Me retiré unos pasos, silbé a las encajonadas estrellas, fingí examinar el brillo de mis zapatos, oteé las tinieblas del prohibido portal.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Se puso en pie, con una restallante flexión de piernas, y, acomodándose los tirantes del bañador, se alejó hacia el ajetreo que Pablo, sin dejar de silbar, se traía en las proximidades de la tienda de campaña.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        — Anda, hombre, sube —junto a José María, silbaba Pablo en sordina, los ojos cerrados y la nuca apoyada en el respaldo—.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] Es (CDH )
        Acabé en soledad y, ya vestido, silbando, llegué al living.
      • 1972 García Hortelano, J. Mary Tribune [1999] 525 Es (CDH )
        Instintivamente, me puse a silbar en sordina, con esa aérea disposición de los sentimientos desiertos.
      • 1975 Umbral, F. Mortal y rosa [1995] Es (CDH )
        El hombre del Metro sueña una ciudad de sol y ocio a la que nunca sale, la ciudad de las estatuas y los bares es una pesadilla del hombre de allá abajo, del viajero hundido, del que va en el Metro, tú, yo, asiento reservado para caballeros mutilados, todos caballeros mutilados, las madres terribles con la bolsa de la compra abultada, como otro embarazo, y la chica leyendo un libro gordo, y el de los recados silbando en el Metro y el sembrado de cabezas que tengo debajo de mí, una calva con mapas, una pelambrera con brillos, los cuatro pelos sobre un cráneo blanco y lechoso, la huella de las tenacillas en un pelo gris de mujer, como una ceniza en olas tenues de resignación, y el maíz violento de un pelo de muchacha, cebada adolescente que perfuma e ilumina.
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 420 Mx (CDH )
        Entonces mamá dejó de silbar y las ventanas se cerraron, las cortinas de papel de cobre se quedaron quietas, el alma de mamá se escapó por un hilo de saliva y Palinuro se hincó a su lado y lloró las Navidades en que mamá encendía las velas del árbol y papá llegaba a la casa con una botella de brandy y el tío Esteban con bolsas de higos de Esmirma y pasas de Corinto y lloró sus primeros patines, las bodas de cristal, las fiestas de fin de año y los faroles chinos que iluminaban el corredor de la casa de sus abuelos, y lloró su escuela, y lloró las siestas y los suicidios falsos de mamá Clementina.
      • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] Mx (CDH )
        Y el Oldsmobile comenzó a trepar y bajar por la carretera de pespuntes blancos, a serpear al subir por la sierra, a deslizarse de bajada como en un tobogán, y la falda de Estefanía se infló como un globo, y después llovió y las sombras de las gotas de agua de los cristales le pintaron en la cara más pecas de las que siempre tuvo, y el tío Esteban comenzó a silbar y el parabrisas se empañó con sus canciones tenebrosas y papá Eduardo encendió un cigarrillo y el parabrisas se empañó aún más y a Palinuro comenzó a darle sueño, y pasaron por túneles donde jamás en la vida había llovido y Palinuro se preparó a su primer encuentro con el mar: el mar vislumbrado en las conversaciones del abuelo Francisco; el mar visto en todas sus dimensiones batientes en las láminas estereoscópicas de su abuela Lisandra; el mar escuchado en los múrices y en los turbantes nacarados que los reyes de Escandinavia montaban en plata para escanciar sus vinos y que la tía Adelaida usaba para detener las puertas del comedor, y mientras el Oldsmobile se deslizaba como una flecha amarilla por la planicie y le ganaba una carrera a la niebla y otra al ferrocarril, el limpiaparabrisas, como un metrónomo en andante, llevaba el ritmo de las canciones del tío Esteban y modulaba el prodigio salado de una visión en la que el mar, volcada su melena apacible sobre la playa, perseguía las huellas de su prima en la arena, las llenaba de espectros y regresaba a sus soledades.
      • 1978 Galeano, E. Días [1979] Ur (CDH )
        Entonces los presos se pusieron a silbar, suavecito, como soplando paredes.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
        Él iba silbando.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
        Pedro García vio al patrón salir silbando camino al establo y movió la cabeza inquieto.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
        Pedro García, el viejo, lo vio salir silbando camino al establo y movió la cabeza inquieto.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
        La subieron en una camioneta junto al hombre que la había golpeado y otro que manejaba silbando.
      • 1982 Allende, I. Casa espíritus [1995] Ch (CDH )
        En la estación las esperaba Pedro Segundo con el coche y Blanca se sorprendió al oírlo silbar durante todo el trayecto hasta Las Tres Marías, pues el administrador tenía fama de taciturno.
      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 242 Ar (CDH )
        De camino quedamos en Cáscina, y allá, antes de proseguir la emigración a pie, en carreta o en mula, cantando y silbando, Febo le sonsacó a su tío unos exiguos dineros, que el viejo pariente le prestó sin ilusiones y como quien se abre las venas.
      • 1982 Mujica Láinez, M. Escarabajo [1993] 430 Ar (CDH )
        También él cantaba y silbaba a ratos, dulcemente.
      • 1983 Ribeyro, J. R. Geniecillos [1983] Pe (CDH )
        Mientras avanzaba hacia el paradero del ómnibus, volvió varias veces la cabeza: detrás de él caminaba un negro silbando, más allá dos sirvientas y al final de la cuadra un grupo de colegialas.
      • 1986 Skármeta, A. Cartero Neruda [1996] 17 Ch (CDH )
        Mario Jiménez no sólo se levantaba al alba, silbando y con una nariz fluida y atlética, sino que acometió con tal puntualidad su oficio, que el viejo funcionario Cosme le confió la llave del local, en caso de que alguna vez se decidiera a llevar a cabo una hazaña desde antiguo soñada: dormir hasta tan tarde en la mañana que ya fuera hora de la siesta y dormir una siesta tan larga que ya fuera hora de acostarse, y al acostarse dormir tan bien y profundo, que al día siguiente sintiera por primera vez esas ganas de trabajar, que Mario irradiaba y que Cosme ignoraba meticulosamente.
      • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] Es (CDH )
        Silbaba entre dientes cuando pasó por la cocina para llenar una jarra con el café del puchero, y coger de paso una taza limpia.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )

        Un día intentó cantar la habanera y no pudo. Durante dos meses sufrió la ilusión de que estaba a punto de recordarla, pero cuando abría la boca para silbar sólo le salía un aire malogrado.

      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] 131 Es (CDH )
        Porque mi padre silbaba muy bien.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Después de decirle a Angelina que iba a reunirse con otros poetas donde ella ya sabía —y Angelina lo miró con las manos en el regazo y sin decir nada ni expresar sorpresa ni reproche—, escaleras abajo se ajustó el sombrero, a dos manos, se ahuecó el pañuelo, se subió las solapas, se caló las gafas, y ya en el portal se despejó el gesto con una carantoña facial, enyescó una breva, se persignó y salió a la calle, silbando a flor de labio.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Si leía el periódico (en busca de noticias de Hemingway, de Bagdad, de Roma, del Artico, y de otras ciudades, lugares y hechos que confirmaran su existencia hipotética), tenía también que silbar o limarse las uñas; si miraba las nubes debía concentrarse en el recuerdo de una mirada anterior.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Luego salió silbando y se sentó, con ostensible desenfado, a leer el periódico.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        Salió silbando de casa y regresó silbando y durante todo el día luchó sin tregua contra la tentación de un miedo sombrío e indescifrable.
      • 1989 Landero, L. Juegos [1993] Es (CDH )
        En el pasillo se cruzó con Paquita y le guiñó un ojo, sin dejar de silbar, y silbando bajó las escaleras y salió sin prisas a la calle.
      • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
        Era un pequeño amasijo de plumas, sangre y polvo, lo levantaba por las patas, lo veía contra el cielo y luego se marchaba silbando con el pájaro colgado de un cordel, en busca de otro trino en otro árbol.
      • 1995 Donoso, J. Morir elefantes [1995] 24 Ch (CDH )
        Durante mucho tiempo el muchacho, con largos trechos de paisaje para meditar mientras pedaleaba y silbaba, fue ahorrando sus propinas para ayudar a sus padres a financiar sus estudios en una universidad de primera, cuyas autoridades se fijaron en su talento y lo becaron ad infinitum.
      • 1996 Pitol, S. Arte fuga [1997] 156 Mx (CDH )
        Silba mientras camina.
      • 1996 Prensa Excélsior, 13/09/1996 [1996] Mx (CDH )
        Un día oí a "Cheo" cantar y silbar (por cierto, lo hacía muy bien), le pregunté dónde había aprendido y me dijo: "La necesidad, Martínez, la necesidad. En Cuba, cuando nos llevaban a cortar caña, nos subían a un camión, nos ponían en las costillas una ametralladora y nos decían 'canten y silben o se mueren hijos de la...' A partir de entonces, soy tan buen cantante como Pedro Vargas o Plácido Domingo y silbo en inglés, ruso, chino, alemán y húngaro".
      • 1997 Prensa Clarín, 18/04/1997 [1997] Ar (CDH )
        Al encontrarse con los cronistas de Clarín los saludó, pero comenzó a silbar cuando le preguntaron si había arreglado.
      • 1998 Gamboa, S. Páginas vuelta [1998] Co (CDH )
        La hermana silbaba contenta, intentando traspasar optimismo al Superior, pero él parecía tan absorto como siempre en la lectura de anuncios clasificados y de cines, o en las ofertas de empleo.
      • 2001 Obando Bolaños, A. Violento paraíso [2001] CR (CDH )
        Le lanzó un beso final con la mano y se alejó silbando, con la ropa mojada escurriéndole por el cuerpo.
      • 2002 Bryce Echenique, A. Huerto Amada [2002] Pe (CDH )

        — Muy gracioso —le decía ella, al volante de su Mini Minor para travesuras, el rojito.

        Y él silbaba feliz, con el labio inferior en bastante buen estado, la verdad, después de todo lo de anoche.
      • 1998-2002 Fresán, R. Velocidad Cosas [2002] Ar (CDH )
        Mi padre y mi madre silbando al mismo tiempo y casi sin darse cuenta de que por virtud de esa canción pactaban una tregua automática y que, sí, la música puede calmar a las bestias después de todo.
      • 2002 Mtz Salguero, J. Combate místico [2002] Bo (CDH )

        El niño, entonces, se puso a silbar la melodía; sonaba diferente, pero atrajo a las aves que por allí revoloteaban. Llegaban en silencio y se posaban en el suelo, mirándole. Cuando se dio cuenta, dejó de silbar y los pájaros alzaron vuelo.

      • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
        El señor de la casa entró silbando.
      • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )

        Hay maravillas escuchadas: están las dos Camín contando un diluvio en Chetumal, el tío Aurelio evocando a su madre detenida junto a un tren, mi hijo y sus amigos describiendo a las cuatro mujeres que los besaron en una disco, mi padre silbando al volver del trabajo. Y maravillas que nunca he visto: el río Nilo, Holbox.

      • 2003 Mastretta, Á. Cielo leones [2006] Mx (CDH )
        Volvía de un trabajo extenuante y mal pagado, silbando como si volviera de una feria y entrara en otra.
      • 2018 Gtz Aragón, M. Ojo cielo Es (CORPES)
        Mantecón no sospechaba nada, así que iba en el camión tan contento, ni deprisa ni despacio, deteniéndose en los oasis del camino, adelantando a las caravanas de camellos y dejando paso a los turistas que iban en sus todoterrenos camino del sur. De vez en cuando silbaba, y otras veces ponía la radio para escuchar los partidos de fútbol.
      • 2020 Algaba Mansilla, D. "No somos los mismos" [05-06-2020] Hoy (Badajoz): hoy.es Es (HD)
        Ya no soy aquel ingenuo y confiado que iba silbando y canturreando por la calle a pesar de que la calle vuelve a recuperar el tráfico de los que van al trabajo como ocurría antes del 14 de marzo, aquel día que nos metieron en casa, en el chabolo diría un preso, para parar el virus.
    2. part-adj. Participio-adjetivo de silbar.
      docs. (1984) Ejemplo:
      • 1984 Ortiz, L. "Carmen" [18-02-1984] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) Es (HD)
        “El cine soy yo” podría decir Godard parodiando a Luis XIV y es lo que, de algún modo, nos está contando al meterse dentro de su película. Bizet es sólo una referencia lejana, una cancioncilla silvada [sic] por un cocinero y, sin embargo, toda la fuerza, el dramatismo, la intensidad que Bizet dio a su Carmen renace en el film de Godard.
  6. v. tr. Manifestar burla o desaprobación [de algo o de alguien] con silbidos u otras demostraciones ruidosas.
    Sinónimos: chiflar; rechiflar
    Esquema sintáctico
    docs. (1604-2019) 59 ejemplos:
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )

      Bravas suertes hice defendiendo mi carro encantado, o, por mejor decir, encantarado. Jugaba de rebenque floridamente, porque para de lejos, me servía de lanza; para de cerca, de trompa de elefante; para en pie, de azote, y para asentado, de sceptro.

      Con estas mis levadas se atemorizaron de modo que, sin capa, ceñidor, liga, sombrero, ni cuello, ni otras muchas cosas suyas, aunque habidas de por amor del diablo, se fueron huyendo por entre los sembrados, que parecíanpuramente las zorras de Sansón con cuelmos encendidos en las colas. Todo el pueblo y muchachos se llegó al ruido, y todos les silbaban y gritaban, y si alguno me miraba de lejos, tornaba a tremolar el azote. ¡Qué confusión para ellos y qué gusto para mí! Estos fueron zorros, estos fueron diablos, que desde ahí a más de dieciocho o veinte días no se pudieron dar alcance unos a otros, hasta que un día de mercado se juntaron en el de Villada, que era donde ellos solían hacer sus conciliábulos zorreros.

    • 2019 Inzaurralde, L. E. "Reglamento AUF" [01-02-2019] El Observador (Montevideo) Ur (CORPES)
      Lo que prometía ser una fiesta que pretendía trascender el fútbol, como sucede en otras partes del mundo, se empañó con la decisión de la institución presidida por Bordaberry de cancelar el anuncio que desde la AUF habían promocionado con un espectáculo de Falta y Resto en el entretiempo del clásico. La decisión, porque el director de la murga está identificado con Peña rol y para evitar que medio estadio silbara, fue acompañada por la determinación que previo al clásico se entone el Himno Nacional, "para que los canten todos los hinchas", dijo Bordaberry a Referí.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Es (CDH )

      Bravas suertes hice defendiendo mi carro encantado, o, por mejor decir, encantarado. Jugaba de rebenque floridamente, porque para de lejos, me servía de lanza; para de cerca, de trompa de elefante; para en pie, de azote, y para asentado, de sceptro.

      Con estas mis levadas se atemorizaron de modo que, sin capa, ceñidor, liga, sombrero, ni cuello, ni otras muchas cosas suyas, aunque habidas de por amor del diablo, se fueron huyendo por entre los sembrados, que parecíanpuramente las zorras de Sansón con cuelmos encendidos en las colas. Todo el pueblo y muchachos se llegó al ruido, y todos les silbaban y gritaban, y si alguno me miraba de lejos, tornaba a tremolar el azote. ¡Qué confusión para ellos y qué gusto para mí! Estos fueron zorros, estos fueron diablos, que desde ahí a más de dieciocho o veinte días no se pudieron dar alcance unos a otros, hasta que un día de mercado se juntaron en el de Villada, que era donde ellos solían hacer sus conciliábulos zorreros.

    • 1612-a1625 Márquez, J. Gobernador cristiano [2004] 1ª, 200 Es (CDH