5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tabardete s. (1418-)
tabardete, tavardete, tauardete
Etim. Voz de origen incierto (véase tabardillo).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'enfermedad infecciosa y, en particular, la causada por algunas especies de la bacteria Rickettsia, caracterizada por una cefalea intensa, debilidad, escalofríos, fiebre alta, estupor y exantema', en la Sevillana Medicina de c1381-1418, con la forma tauardete. No obstante, dado que los ejemplos posteriores del vocablo proceden del siglo XVI y el testimonio en que se conserva la Sevillana Medicina se localiza alrededor de 1545, podría deducirse que la voz es propia del manuscrito. Por otra parte, tabardete se consigna por primera vez en una obra lexicográfica en el Diccionario muy copioso de la lengua española y francesa de Juan Palet, en 1609, y posteriormente en el Diccionario de Autoridades, en 1739, como 'lo mismo que Tabardillo, aunque menos usado'. Como 'enfermedad epidémica transmitida generalmente por el piojo, causada por la bacteria Rickettsia prowazekii, que suele manifestarse tras conflictos bélicos o desastres naturales, y caracterizada por escalofríos, malestar general, cefalea intensa, y manchas punteadas en la piel', se registra en 1986, en la Antropología médica de G. Aguirre Beltrán.

Se consigna, además, con la acepción 'fiebre alta producida por una insolación', en el DRAE desde 1992, quizás por influencia de tabardillo.

Notas filológicas 

Si bien en la edición de Edmundo O'Gorman (México-Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica) de la obra de Joseph de Acosta, Historia natural y moral de las indias (Capítulo 42, "De las piedras bezaares", p. 213) se lee "En el mal de tavardete, en España e Italia ha aprobado admirablemente; en el Pirú no tanto", parece esta una lectura errónea, pues tanto en la edición de Fermín del Pino-Díaz (Madrid, CSIC, 2008, p. 146), como en la edición de Antonio Quilis (Ediciones de Cultura Hispánica, Agencia Española de Cooperación Internacional, 1998, p. 298, que es reproducción faccisimilar de la de Sevilla: Casa de Juan de León, de 1590), se encuentra tavardete.

  1. s. m. Enfermedad infecciosa y, en particular, la causada por algunas especies de la bacteria Rickettsia, caracterizada por una cefalea intensa, debilidad, escalofríos, fiebre alta, estupor y exantema.
    Sinónimos: tabardillo; tifo; tifus
    docs. (1418-2014) 39 ejemplos:
    • c1381-1418 Anónimo Sevillana Medicina [1995] fol. 15v Esp (CDH )
      Enel año de / mil y trezientos & nouenta y tres corrieron viruelas / & tauardete: y saranpion y fiebres de sangre de / mala natura / y aprouechauales las sangrias a menudo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tabardete. [...] m. desus. tifus (‖ enfermedad infecciosa).
    • c1381-1418 Anónimo Sevillana Medicina [1995] fol. 15v Esp (CDH )
      Enel año de / mil y trezientos & nouenta y tres corrieron viruelas / & tauardete: y saranpion y fiebres de sangre de / mala natura / y aprouechauales las sangrias a menudo.
    • 1569 Monardes, N. Dos libros p. 2 Esp (BD)
      Assi mismo aprouecha mucho esta piedra en las fiebres que tienen tauardete, que son unas pintas coloradas, como mordeduras de pulgas, que comunmente aparecen en las espaldas & partes arteriosas del cuerpo [...]
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      También esta yerva mulida y bebida es contra el tabardete, cuando comiença a parecer con unas pintas como de cardenillo, y bebiendo esta yerva luego sale fuera; es menester sangrar al enfermo.
    • 1603 Rojas Villadrando, A. Viaje Entretenido [1977] II, 44 Esp (CDH )
      / Mas ruego a Dios que si hablaren, / que Dios las dé como puede / mal de madre, romadizo, / calentura, tabardete, / tiña, bubas, pestilencia, / ausencia, celos, desdenes / a ellas, si no callaren, / y a todas vuesas mercedes.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y ubo pistelencia de saranpión y uirgüelas y tauardete, adonde ubo mucha muerte en este rreyno y gran falta de comida.
    • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito Relaciones audiencia Quito Ec (CDH )
      Y el año de 1634 se trajo esta Santa imagen a la catedral para novenario de la gran enfermedad de // tabardete que corrió en esta provincia, y habiéndose cumplido con los sacrificios, cesó la enfermedad, y se vió en el cielo un globo de fuego, el cual corrió hacia el Quinche estando la Santa imagen como está referido en la ciudad, señal de que por su intercesión se consiguió la salud general.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Machacada su sustancia, y echandole unas gotas de aceite rosado es repercucibo admirable en las grandes fluxiones, y inchazones de los miembros en el principio suyo, y aplicado á la frente en un pañito proboca sueño á los de tabardete, y freneticos, y á los que por demaciada ceguedad no pueden dormir.
    • 1728 Sabuco, M. Nueva filosofía p. 212 Esp (BD)
      [...] assi por estas razones cura, y sana muchas, y diferentes, y contrarias enfermedades, quando es fresca (dice Monardes) que cura fiebres de mala calidad, con accidentes, vómitos, y desmayos, fiebres de tabardete, sana opilaciones, desmayos, vaidos de cabeza, hace venir el menstruo, cura, y sana fiebres, que nombráis pestilenciales, y modorras.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      tabardete. s.m. Lo mismo que Tabardillo, aunque menos usado.
    • 1774 Amar Arguedas, J. Instruccion viruelas p. 137 Esp (BD)
      Por los años de 1588, dice Valles que hubo unas calenturas llamadas Tabardillo: Tabardete llama á otras malignas Monardes, que se estendieron á manera de peste por toda la España [...].
    • 1805 González, P. M. Trat Enfermedades Gente Mar p. 161 Esp (BD)
      Estas manchas se observaron por primera vez en España en el año de 1557, según consta de nuestros antiguos médicos: acompañaban a una fiebre epidémica maligna, y por su semejanza con la picadura de una especie de mosca llamada tabardo, se le dio el nombre de tabardete, o del casacon de lienzo con pintas moradas llamado tabardo, que ponían a los que sacaban a ajusticiar; el mismo que, corrompido y más generalizado, se dice hoy día tabardillo, y se apropia vulgarmente a varias especies de calenturas.
    • 1860 Iglesias, M. Memoria tabardillo [1862] p. 6 Esp (BD)
      Últimamente, en 1590 se ocupó Francisco Pérez del tabardillo contagioso; Pedro Yaez escribió en 1595 su «Apología medicinal accésit egregia censura de vence sectione in febribus putridis, et curatione puncticularis;» y Miguel Martínez de Leiva habló del tabardillo, con el nombre de tabardete, en sus «Remedios preservativos y curativos para en tiempo de peste
    • 1878 Anónimo "Revista científica" [25-06-1878] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      [...] consta en los anales epidémicos que en 1582, los médicos llamados por la Junta de Salud pública de Sevilla, para tratar de la peste bubónica, en ella el Dr. León, apoyándose en multi­tud de casos sometidos á su inspección y tratamiento, llamó contagioso al tabardete con secas y tumores; instando por la separación de los enfermos en estancias aisladas.
    • 1884 Lorente Gallego, J. "Examen crítico" [25-12-1884] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por los años de 1557 tuvo lugar en España una epidemia llamada por los españoles punticular, pintas, tabardillo, tabardete, etc., y por la irregularidad y falta de orden en su carrera, fiebre atáxica por Selle y Pinel, asthenopiria por Swedin, y nerviosa por Huxham y sus coetáneos.
    • 1994 Muñoz Calvo, S. HFarmacia [1994] Esp (CDH )
      "La piedra bezoar se utiliza contra los venenos y las mordeduras de animales. Es eficaz en las enfermedades melancólicas y en las tristezas, melancolías y desmayos. También en las enfermedades antiguas causadas por un "humor melancólico", y en la gota coral. / Además, se usa contra la lepra, la sarna, los empeines, las cuartanas, la viruela y el tabardete. / La piedra bezoar se puede administrar por vía oral, tomando la piedra entera en la comida o en la bebida, o también chupando ésta durante un tiempo. Además ejerce su acción llevándola colgada en el lado del corazón "de la misma manera que se lleva una bolsa de solimán para prevenir la pestilencia". La dosis aconsejable es de tres, seis o doce granos según criterio médico" (fol.
    • 2000 Cela, C. J. "Huelga" [22-10-2000] ABC (Madrid) Esp (HD)
      A la bellísima Lilavati, que me dio siete hijos varones, Valepodio el casto, Calimero el cauto, Caritón el cenizo, Casiano el cabestro, Ciríaco el cochino, Cuniberto el correhuelo y Camilo el único cuerdo, y que se murió de tabardete y a tiempo después de haberme hecho muy feliz [...].
    • 2005 Carmona, J. I. Enfermedad y sociedad p. 94 Esp (BD)
      Ya en sus noticias médicas Aviñón indicaba la presencia conjunta en Sevilla a mediados del siglo XIV de viruelas, tabardete, sarampión y fiebres malignas.
    • 2014 Schz Fdz, L. V. "Tifus" [08-01-2014] La Nueva España (Oviedo) Esp (HD)
      El tifus es una enfermedad infecto-contagiosa causada por el germen que recibe el nombre de "Rickettsia" y es transmitida al hombre por el piojo corporal. De una manera general, indicamos que aparece en brotes cuando existan condiciones para su desarrollo, como guerras, miserias, hacinamiento y hambrunas debido a condiciones nefastas de higiene. Su curva de acción preferente es en el invierno y la primavera. También es conocida como fiebre pútrida, fiebre pulicular o punticular, pulgón tabardillo o tabardete o pintas, para nosotros los asturianos tabardillu pintu.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tabardete. [...] m. desus. tifus (‖ enfermedad infecciosa).
    • c1381-1418 Anónimo Sevillana Medicina [1995] fol. 15v Esp (CDH )
      Enel año de / mil y trezientos & nouenta y tres corrieron viruelas / & tauardete: y saranpion y fiebres de sangre de / mala natura / y aprouechauales las sangrias a menudo.
    • 1569 Monardes, N. Dos libros p. 2 Esp (BD)
      Assi mismo aprouecha mucho esta piedra en las fiebres que tienen tauardete, que son unas pintas coloradas, como mordeduras de pulgas, que comunmente aparecen en las espaldas & partes arteriosas del cuerpo [...]
    • p1576 Glz Eslava, F. Coloquio catorce Coloquios espirituales Mx (CDH )
      Para triunfar y vencer / me darás el Tabardete, / que con tal fuerza acomete / que parece al parecer / que en el ánima se mete.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      También esta yerva mulida y bebida es contra el tabardete, cuando comiença a parecer con unas pintas como de cardenillo, y bebiendo esta yerva luego sale fuera; es menester sangrar al enfermo.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Molida es provechosa contra el tabardete, bebida con agua.
    • 1580 Nuñez, F. LParto humano [1997] fol. 86v Esp (CDH )
      Enfermedad / aguda cans tertiana continua, / dolor de costado, apostema / de los pulmones o del higado, fiebre / pestilencial de tauardete, tambien / bien / partos.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 306 Esp (CDH )

      El efecto principal de la piedra bezaar es contra venenos y enfermedades venenosas, y aunque de ella hay diferentes opiniones, y unos la tienen por cosa de aire, otros hacen milagros de ella, lo cierto es ser de mucha operación aplicada en el tiempo y modo conveniente, como las demás yerbas y agentes naturales; pues no hay medicina tan eficaz que siempre sane. En el mal de taverdete, en España e Italia ha aprobado admirablemente; en el Pirú no tanto.

    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] fol. 193v Mx (CDH )
      Por lo que agora diré se verá ay males pestilenciales que, todos aquellos a quien dan, arrojan sangre por las narizes; otros expellen el humor a un emuntorio, como es a las ingles, a la garganta, debaxo de la oreja o del braço; otros dan con grandíssimo sudor; otros, con un género de moquillo o romadizo; otros hazen salir pintas afuera, como el tabardete; otros hazen granillos, como las pestilenciales viruelas; finalmente, unos son con calenturas y otros sin ella, aunque el mal que no es con calentura, ya que consista en virtud occulta y sea contagioso, no se puede llamar mal pestilente, como el que la causa.
    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] fol. 165r Mx (CDH )
      Pero, invéntelo quien quisieren, que él me parece, sabiéndose bien usar y aplicar a nuestras enfermedades, remedio del cielo, tanto quanto es dañoso, pernicioso y pestilencial si no se sabe usar d'él; y assí, me acuerdo aver visto a muchos que de sólo usarle sin orden medida ni discreción, les ha sobrevenido no solamente inflamación de hígado, riñones y flema salada, pero muy finos tabardetes, por el qual respecto me pareció poner aquí algunas reglas que sirvan de aviso al que con seguridad y augmento de su salud quisiere usar del dicho humo.
    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] fol. 116r Mx (CDH )
      Si el chocolate lo hazéys con mucha specia caliente y lo days a un moço o moça atestada de sangre, o a una persona que de suyo se abrasa de calor, y más si tiene mucha demasía de cólera y se exercita mucho, ¿qué pensáys que le days a bever sino un dissimulado tabardete? Pero daldo a un hombre o muger vieja, a un frío de estómago, a uno que no puede digerir y está lleno de mil flemas y ventosidades, a este tal acarreáysle con dulce la salud.
    • 1592 Farfán, A. Tratado breve medicina 50v Esp (BD)
      Y el mejor y mas prouechoso para esta enfermedad, y para el tauardete y calentura ardiente es el de agro de limones.
    • c1580-1600 Barahona Soto, L. Diáls Montería [1935] Esp (CDH )
      lo qual el medico que lo tenia afirmaua, y daua sus limaduras con aguas apropiadas en enfermedades contagiossas, como viruela y tabardete, y segun el medico, hazia marauillossos efectos; lo qual confirma Damian de Goes, auctor docto y autentico, en la Coronica del Rey Don Manuel de Portugal, a donde, escriuiendo deste animal, dize tener su cuerno virtud contra veneno, el qual es de palmo y medio y de color de vña de çieruo, vn poco rebuelto hazia arriua, muy gruesso al nasçimiento /f. 24 y en la punta agudo, y que compite en dureza con el azero.
    • a1600 Glz Eslava, F. Coloquio cuarto Coloquios espirituales Mx (CDH )
      Atraviésele el carrillo / un machete / y dele mal tabardete, / sarna, potra y grillimón, / y plegue a Dios que un temprón / por el gaznate lo espete.
    • 1603 Rojas Villadrando, A. Viaje Entretenido [1977] II, 44 Esp (CDH )
      / Mas ruego a Dios que si hablaren, / que Dios las dé como puede / mal de madre, romadizo, / calentura, tabardete, / tiña, bubas, pestilencia, / ausencia, celos, desdenes / a ellas, si no callaren, / y a todas vuesas mercedes.
    • 1603 Rojas Villadrando, A. Viaje Entretenido [1977] II, 207 Esp (CDH )
      / ¿Quién estuvo entonces malo, / decidme, en aquellos tiempos? / ¿Quién tomó el agua del palo, / jarabes ni cocimientos? / ¿Quién murió de pestilencia, / tomó polvos, usó ungüentos? / ¿Quién se purgó o se sangró / ni tuvo roncha en su cuerpo, / sarna, comezón ni tina, / ni el mal francés o flamenco, / tabardete ni esquinencia / ni otros males que agora vemos? / Nadie, pues puerco comían / sin otros mantenimientos: / gallinas, pavos, faisanes, / no gustaban de comerlos, / porque sólo por sus plumas / se estimaban, y, en efeto, / para otra ninguna cosa / jamás les fue de provecho.
    • 1604 Palet, J. DiccLengEspFranc Esp (NTLLE)
      tauardete, Rougeole, maladie.
    • 1609 Anónimo Relación Coatlán 387 Descripción lugares Indias Mx (CDH )
      Las enfermedades más ordinarias son flujo de sangre y tabardetes, contra los cuales no tienen esperimentados ningunos remedios, y así mueren muchos.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )
      Discurso del çielo á sido éste, en el qual, si atentamente se leyere, aprenderemos a librarnos de un enemigo capital, qual es el tabardete y pestilençia, a cuyas manos an muerto más valientes que tengo agora yo reales; demás del aviso que se da para que nos guardemos de los falsos médicos y charlatanes que, debaxo de buenas palabras y con título de falsa pestilençia, curan al revés de lo que conviene, y esto o por su mucha ynorançia o por su maldad y vellaquería, como pocos días antes avemos visto y lo veremos cada día, si por mis muchas bozes y estos pocos renglones que, forçado de mi conçiençia, escrivo, en común provecho de los próximos, no se remedia.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )
      Túvelo a buena dicha, y luego mostró que le quería Dios hazer merçed de la vida, porque el tabardete se le avía buelto a salir en gran cantidad, y no morado del todo como de antes, sino entre morado y colorado.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )
      Otro día, muy de mañana, fueron a vesitalle, y estava de la misma manera que lo avían dexado el día antes, eçeto que el tavardete avía desapareçido quasi todo y entrádose adentro.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )
      Andava en aquel tiempo el tabardete y pestilençia con mucha furia y daño de los mortales, y los médicos todos hizieron talega y remediaron sus neçessidades.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y ubo pistelencia de saranpión y uirgüelas y tauardete, adonde ubo mucha muerte en este rreyno y gran falta de comida.
    • 1615 Ximénez, F. Quatro libros naturaleza p. 171 Mx (BD)
      A la yerba que llaman Coanenepilli, es en dos maneras, la una blanca, que es muy ordinaria, y no tan medicinal, ni tan activa como la colorada, esta se coje en muchas partes, y la otra se a hallado en el bosque de Guatepec de poco aca, [...] es contra todas ponçoñas, y proboca sudor, dase para tauardetes, y otros males, y ay algunos que la traen siempre en la faltriquera [...]
    • 1650 Rdz Docampo, D. Descripción SFrancisco Quito Relaciones audiencia Quito Ec (CDH )
      Y el año de 1634 se trajo esta Santa imagen a la catedral para novenario de la gran enfermedad de // tabardete que corrió en esta provincia, y habiéndose cumplido con los sacrificios, cesó la enfermedad, y se vió en el cielo un globo de fuego, el cual corrió hacia el Quinche estando la Santa imagen como está referido en la ciudad, señal de que por su intercesión se consiguió la salud general.
    • 1710 Montenegro, P. Materia médica [1942-1944] Ar (CDH )
      Machacada su sustancia, y echandole unas gotas de aceite rosado es repercucibo admirable en las grandes fluxiones, y inchazones de los miembros en el principio suyo, y aplicado á la frente en un pañito proboca sueño á los de tabardete, y freneticos, y á los que por demaciada ceguedad no pueden dormir.
    • 1728 Sabuco, M. Nueva filosofía p. 212 Esp (BD)
      [...] assi por estas razones cura, y sana muchas, y diferentes, y contrarias enfermedades, quando es fresca (dice Monardes) que cura fiebres de mala calidad, con accidentes, vómitos, y desmayos, fiebres de tabardete, sana opilaciones, desmayos, vaidos de cabeza, hace venir el menstruo, cura, y sana fiebres, que nombráis pestilenciales, y modorras.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      tabardete. s.m. Lo mismo que Tabardillo, aunque menos usado.
    • 1774 Amar Arguedas, J. Instruccion viruelas p. 137 Esp (BD)
      Por los años de 1588, dice Valles que hubo unas calenturas llamadas Tabardillo: Tabardete llama á otras malignas Monardes, que se estendieron á manera de peste por toda la España [...].
    • 1775 Amar Arguedas, J. Calenturas pp. 1-2 Esp (BD)
      Antes de tratar de la Calentura, nos ha parecido conveniente dar noticia de este nombre Tabardillo; cuya voz es tan comun, y universal en nuestro idioma, que con ella se satisface, aun por algunos Facultativos, quando se pregunta de qualquiera calentura continua, sin detenerse en que sea de otra especie muy distinta; y de tal modo se entiende este término por el vulgo, que no siendo lo que llaman Costado, á toda calentura que sigue por algunos dias, dan el título de Tabardillo [...]. No lo limitan tampoco á las calenturas continuas, pues lo extienden hasta las intermitentes, llamando atabardilladas á aquellas tercianas que quieren significar por malas. Antiguamente se llamó Tabardete, conforme leemos en Acosta, Monardes, y otros de nuestros Autores Españoles, aunque estos siempre usan de esta voz con propiedad, entendiendo solamente las calenturas malignas con pintas [...]. Algunos le llaman Pulgon, por la similitud que tienen las pintas, que caracterizan esta enfermedad, con las picaduras de la pulga; así Lopez, Miguel Juan Pasqual, y Pedro Pablo Pereda. [...] Aunque lo mas corriente es llamarse Tabardillo, ó Tuberculillo, como dice Alfonso Lopez, no porque aparezcan tubérculos, sino porque las pintas los imitan de algun modo [...].
    • 1805 González, P. M. Trat Enfermedades Gente Mar p. 161 Esp (BD)
      Estas manchas se observaron por primera vez en España en el año de 1557, según consta de nuestros antiguos médicos: acompañaban a una fiebre epidémica maligna, y por su semejanza con la picadura de una especie de mosca llamada tabardo, se le dio el nombre de tabardete, o del casacon de lienzo con pintas moradas llamado tabardo, que ponían a los que sacaban a ajusticiar; el mismo que, corrompido y más generalizado, se dice hoy día tabardillo, y se apropia vulgarmente a varias especies de calenturas.
    • 1860 Iglesias, M. Memoria tabardillo [1862] p. 6 Esp (BD)
      Últimamente, en 1590 se ocupó Francisco Pérez del tabardillo contagioso; Pedro Yaez escribió en 1595 su «Apología medicinal accésit egregia censura de vence sectione in febribus putridis, et curatione puncticularis;» y Miguel Martínez de Leiva habló del tabardillo, con el nombre de tabardete, en sus «Remedios preservativos y curativos para en tiempo de peste
    • 1878 Anónimo "Revista científica" [25-06-1878] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      [...] consta en los anales epidémicos que en 1582, los médicos llamados por la Junta de Salud pública de Sevilla, para tratar de la peste bubónica, en ella el Dr. León, apoyándose en multi­tud de casos sometidos á su inspección y tratamiento, llamó contagioso al tabardete con secas y tumores; instando por la separación de los enfermos en estancias aisladas.
    • 1884 Lorente Gallego, J. "Examen crítico" [25-12-1884] La Gaceta de Sanidad Militar (Madrid) Esp (HD)
      Por los años de 1557 tuvo lugar en España una epidemia llamada por los españoles punticular, pintas, tabardillo, tabardete, etc., y por la irregularidad y falta de orden en su carrera, fiebre atáxica por Selle y Pinel, asthenopiria por Swedin, y nerviosa por Huxham y sus coetáneos.
    • 1994 Muñoz Calvo, S. HFarmacia [1994] Esp (CDH )
      "La piedra bezoar se utiliza contra los venenos y las mordeduras de animales. Es eficaz en las enfermedades melancólicas y en las tristezas, melancolías y desmayos. También en las enfermedades antiguas causadas por un "humor melancólico", y en la gota coral. / Además, se usa contra la lepra, la sarna, los empeines, las cuartanas, la viruela y el tabardete. / La piedra bezoar se puede administrar por vía oral, tomando la piedra entera en la comida o en la bebida, o también chupando ésta durante un tiempo. Además ejerce su acción llevándola colgada en el lado del corazón "de la misma manera que se lleva una bolsa de solimán para prevenir la pestilencia". La dosis aconsejable es de tres, seis o doce granos según criterio médico" (fol.
    • 2000 Cela, C. J. "Huelga" [22-10-2000] ABC (Madrid) Esp (HD)
      A la bellísima Lilavati, que me dio siete hijos varones, Valepodio el casto, Calimero el cauto, Caritón el cenizo, Casiano el cabestro, Ciríaco el cochino, Cuniberto el correhuelo y Camilo el único cuerdo, y que se murió de tabardete y a tiempo después de haberme hecho muy feliz [...].
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardete. tifus (|| enfermedad infecciosa).
    • 2005 Carmona, J. I. Enfermedad y sociedad p. 94 Esp (BD)
      Ya en sus noticias médicas Aviñón indicaba la presencia conjunta en Sevilla a mediados del siglo XIV de viruelas, tabardete, sarampión y fiebres malignas.
    • 2014 Schz Fdz, L. V. "Tifus" [08-01-2014] La Nueva España (Oviedo) Esp (HD)
      El tifus es una enfermedad infecto-contagiosa causada por el germen que recibe el nombre de "Rickettsia" y es transmitida al hombre por el piojo corporal. De una manera general, indicamos que aparece en brotes cuando existan condiciones para su desarrollo, como guerras, miserias, hacinamiento y hambrunas debido a condiciones nefastas de higiene. Su curva de acción preferente es en el invierno y la primavera. También es conocida como fiebre pútrida, fiebre pulicular o punticular, pulgón tabardillo o tabardete o pintas, para nosotros los asturianos tabardillu pintu.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tabardete. [...] m. desus. tifus (‖ enfermedad infecciosa).
    1. s. En ocasiones, con el modificador pintado.
      docs. (1847-2012) 2 ejemplos:
      • 1847 Estébanez Calderón, S. Escenas andaluzas [1985] Esp (CDH )
        — Confiésome vencido —dijo Rechina—, pues, como no sean los arcabuces, las mujeres y los tabardetes * pintados, no sé qué otros mayores enemigos pueda tener el hombre.
      • 2012 Salcedo Santana, O. HMed Fuerteventura p. 79 Esp (BD)
        Su nombre deriva del exantema que produce, conocido como tabardillo o tabardete pintado. Se evidenciaba con erupciones en la piel y fuertes calenturas que llegaban a hacer desvariar a los enfermos, y se asociaba con disentería, avitaminosis y otras patologías.
    1. s. m. Enfermedad epidémica transmitida generalmente por el piojo, causada por la bacteria Rickettsia prowazekii , que suele manifestarse tras conflictos bélicos o desastres naturales, y caracterizada por escalofríos, malestar general, cefalea intensa, y manchas punteadas en la piel.
      Sinónimos: tabardillo; tifus
      docs. (1986-1993) 2 ejemplos:
      • 1986 Aguirre Beltrán, G. Antropología médica [1994] 65 Mx (CDH )
        El tercer mal epidémico introducido por los españoles es el tifus exantemático, conocido por los europeos como tabardillo o tabardete y entre los nahuas del altiplano por matlazahuatl, pestilencia con erupción cutánea en forma de red.
      • 1993 Álvz Peláez, R. Conquista naturaleza p. 282 Esp (BD)
        Dos procesos importantes nos quedan por citar, el "tabardete" y las "bubas". Vamos a considerar el "tabardete" exclusivamente como tifus exantemático, aunque también suelen incluirse bajo esta denominación las fiebres tifoideas, e incluso hay sitios en los que se incluye la "insolación".
  2. Acepción lexicográfica
  3. s. m. "Fiebre alta producida por una insolación" (RAE, DLE 23.ª ed.-2014).
    docs. (1992-2014) 3 ejemplos:
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      tabardete [...] m. coloq. Fiebre alta producida por una insolación.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardete [...] m. coloq. Fiebre alta producida por una insolación.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      tabardete [...] m. coloq. Fiebre alta producida por una insolación.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE