5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tabardo s. (1250-)
tabardo, tabarto, tavardo, tauardo, tabarro
Etim. Voz de origen incierto. Probablemente se ha tomado del francés antiguo tabart (DECH, s. v. tabardo), atestiguado al menos desde 1240-1280, en Baudoin de Condé, Dits et contes, 207, 61 (TLF, s. v. tabard), donde se ha explicado como de posible procedencia germánica; aunque también se ha sugerido un origen turco, a partir de tchapraq (Leslie Parker Brown, Some Romance Words of Arabic and Germanic Origin, 1938).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'prenda de abrigo larga y ancha, sin mangas', hacia 1250, en el Vidal Mayor, y se atestigua con gran frecuencia hasta el siglo XVII, con las variantes tabarto, tavardo, tauardo, tabarro, si bien la más extendida es tabardo. Desde el siglo XIX se registra ya muy escasamente, y casi siempre en obras de carácter historico. Se consigna por primera vez en el Tesoro bilingüe de las dos lenguas francesa y española de Oudin, en 1607, y en el Diccionario de Autoridades (1739), donde se define como "casacón ancho, y largo, con las mangas bobas, de buriel, ó paño tosco, que trahen los Labradores, y otras personas, para abrigarse, y defenderse de los temporales". Como se desprende de los propios testimonios, el tabardo no es solamente una prenda de paño tosco, sino también lujosa, que visten tanto los estratos más humildes como la nobleza y la realeza: en realidad, se emplea para referirse a todo aquel abrigo que sea ancho y largo (talar, incluso, como en el Fray Gerundio de José Francisco de Isla, en 1758), y tenga aberturas en lugar de mangas. Con el modificador aguadero se emplea para referirse a un tabardo que protege de la lluvia y se documenta  por primera vez en 1338, en un Ordenamiento de las cortes celebradas en Burgos, en tanto que la de con el complemento de camino se emplea para un tabardo usado en los viajes y se atestigua solamente en dos pasajes de las Cuentas de Gonzalo de Baeza, tesorero de Isabel la Católica (1477-1491). Con el valor de  'prenda de abrigo larga y ancha, con mangas generalmente abiertas', tabardo se documenta por primera vez en 1412, en las Leyes establecidas contra los judíos y moros a nombre de don Juan II, donde se establece que los primeros deben vestir "tabardos con aletas" en vez de mantones, y traer en ellos 'sus señales vermejas acostumbradas'.

En usos más recientes, la palabra tabardo se atestigua en la acepción 'prenda larga y ancha, propia de heraldos, reyes de armas y ciertos empleados de algunas corporaciones, como cortes y ayuntamientos', desde 1844, en la traducción de El Castillo de Montbrun, publicada por entregas en periódico madrileño El Corresponsal. Se consigna en el DRAE desde 1884, definido como "ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y llevan hoy todavía en los días de ceremonia algunos empleados de ciertas corporaciones, como, por ejemplo, los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos, etc.".

Con el valor de 'prenda de abrigo larga y ancha, con mangas abiertas, usada en el campo', se consigna en el diccionario académico desde el Diccionario de autoridades, en combinación con otros rasgos definitorios que la adscriben también al valor más amplio del vocablo que se documenta en los primeros siglos de su historia. Con una descripción más específica se recoge desde el DRAE de 1914: "Prenda de abrigo ancha y larga, de buriel o paño tosco, con las mangas bobas, que usan los labradores y otras personas en el campo", y se atestigua su uso desde La corte de los milagros (1927-1931) de R. M.ª del Valle-Inclán. Por otra parte, tabardo se documenta con frecuencia en la acepción 'prenda de abrigo del soldado, más larga que la chaqueta, con mangas y doble botonadura'; referido a la prenda que formaba parte del uniforme de las tropas carlistas se registra por primera vez en 1905, en la Sonata de invierno de R. M.ª del Valle-Inclán (aplicado tanto a la vestimenta del marqués de Bradomín como a la de un fraile exclaustrado, vestido de guerrillero) y, como prenda de abrigo del ejército español, se documenta desde 1922, en una "Información oficial" que comunica en diversos medios de prensa, entre ellos el periódico La Libertad (Madrid), la orden por la que el tabardo (el vocablo se escribe entrecomillado) pasa a considerarse reglamentario para las tropas como prenda de campaña, sustituyendo al "capote-manta". Se consigna por primera vez en el DRAE de 1984, como "chaquetón militar, que formaba parte del uniforme de invierno del soldado".

Finalmente, se consignan dos acepciones lexicográficas: como sinónimo de  'tifo' en el Origen y etimología de todos los vocablos originales de la Lengua Castellana (1611), de Rosal, y en el Lexicón de Colombianismos (1964 y 1983), de Alario di Filippo. Con el valor 'impaciencia, enojo grande' se recoge también en el Lexicón de Colombianismos de 1964.

  1. s. m. Prenda de abrigo larga y ancha, sin mangas.
    docs. (1250-2011) 96 ejemplos:
    • c1250 Anónimo Vidal Mayor [1956] Esp (CDH )
      (7) Empero, si el alogador d'aqueilla bestia que ua de pie lieua aqueilla bestia et pusiere sobre aqueilla carga otra cargua sobrepuesta, assí como su capa o su saya o tabardo o quoal se quiere otra uestidura, non deue ser culpado, solament que aqueilla uestidura sea tal [que] por razón de la carrera lieua por su proprio uso, (8) la qual, si aqueill que es uiandant a menester en ciertas horas aqueilla, en otras horas [no], o por razón de la gelada o por grant cansedat o por grant necessidat o por otra razón.
    • 2011 Ruiz Fuente, S. Cefalonia p. 321 Esp (BD)
      Un caballero, protegiéndose con su tabardo de las inclemencias del tiempo, contempla, con desolada tristeza, las ruinas chamuscadas de lo que anteriormente fuera un magnífico castillo.
    • c1250 Anónimo Vidal Mayor [1956] Esp (CDH )
      (7) Empero, si el alogador d'aqueilla bestia que ua de pie lieua aqueilla bestia et pusiere sobre aqueilla carga otra cargua sobrepuesta, assí como su capa o su saya o tabardo o quoal se quiere otra uestidura, non deue ser culpado, solament que aqueilla uestidura sea tal [que] por razón de la carrera lieua por su proprio uso, (8) la qual, si aqueill que es uiandant a menester en ciertas horas aqueilla, en otras horas [no], o por razón de la gelada o por grant cansedat o por grant necessidat o por otra razón.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 183r Esp (CDH )
      Et leuo lo cinto de yuso. iuntado al muslo diestro so un tabardo que diz Maestre Pedro que uestie que era fecho quadrado quales los auien en costunbre de traer los caualleros daquella tierra & daquella sazon Et tomo sus presentes como solie & fues poral Rey & leuo gelos.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 15 Esp (CDH )
      / So la espina está la rosa, noble flor, / so fea letra está saber de grand dotor; / como so mala capa yaze buen bevedor, / ansí so mal tabardo está el buen amor.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 288v Esp (CDH )
      Et en la galea de aquesti almirant staua vn moço christiano que tenia catiuo, et en aquella nochi que partio de Gibraltar aquella galea, que vinia a entrar en Algezira con aquella vianda, aquell moço christiano sallio de la galea del almirant a scuso de los moros que en ella stauan, entro en vna barcha chica con dos remos et començo a venir contra l'estol de los christianos, et maguer que era de nochi, los de la galea fallaronlo menos et vidieronlo yr, et entraron otros dos moros en vna barca et fueron çaga de ell cuydandolo alcançar, et quando vio que vinian çaga d'ell, començo de rimar lo mas que pudo et crebo el vn remo, et cuydo que seria preso et muerto, mas uio como fazia leuant et endreçose en la barcha, los piedes scaramados et los braços abiertos, et fizo uela de vn tauardo que tenia vestido, et el uiento crexio en aquell punto en manera que nunca lo alcançaron et plego a vna de las galeas de los genoueses, que stauan guardando l'estol de los moros, et cridoles diziendoles que l' acorriessen, que era christiano, et hombres de aquella galea auallaron en vna barca et fueron a ell et aduxieronlo en aquella galea, et quando fue alli dixoles que se percibiessen, que vinian vna galea de moros cargada de vianda por entrar en la ciudat, et los de aquesta galea fizieronlo saber a las otras galeas que stauan en la guarda, et fueron perçebidos.
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      Por las manos de labrar vnas vergas de oro, que pesaron 29 marcos y dos onças e tres tomines, que se pusieron en vn tauardo de raso blanco, a tres ducados por marco, con el esmalte que en ello se puso, que montan 32.956 mrs.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      Este tabardo quiero que me cambie.
    • 1547 Fdz Oviedo, G. LCámara príncipe Juan [1870] 36 Esp (CDH )
      «Lo que vos Johan de Calatayud, mi camarero, aveis de mandar sacar de qual quier mercader donde se hallare, para el seruiçio de mi camara, son las cosas siguientes: / Primera mente, tantas varas de brocado rraso, de tela de oro, tirado, para una rropa bastarda. / Tantas varas de çetí carmesí, para jubones e otras cosas. / Tantas varas de çetí rnorado, para jubones. / Vna pieça de çetí negro, muy bueno, para jubones e otras cosas. / Tantas varas de altibaxo carmesy, para vn dosel. / Dos pieças de terçiopelo negro de Genoua, para mi camara. / Tantas pieças de grana, de Valençia, para libreas a mis moços despuelas. / Tantas pieças de buen paño verde, para capuzes o tauardos a mis caçadores. / Seys pieças de buena olanda, para mi camara. / Tantas varas de manteles, de tantos quarteles, para mi mesa e seruiçio de mis aparadores dela plata e copa. / Tantas varas de terçiopelo carmesy e leonado, para guarniçiones de mi caualleriza.– Fecho en Burgos, a treze de março de 1496 años.– Yo el Prinçipe.– Por mandado del Prinçipe, mi señor, Pedro de Torres.»
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      / De pergamino pintado / Le ponen yelmo y escudo, / Y en medio de dos tablones / El embalsamado bulto, / Y de un cendal claro y verde / Vestido un tabardo justo, / Al pecho su roja insignia, / Honor y asombro del mundo.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      tauardo, un manteau de pluye en façon d'un grand saye, un gaban.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Laberinto amor [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Anastasio El tabarro / que me cubre así lo dice.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      tabardo. s. m. Casacón ancho, y de largo, con las mangas bobas, de buriel, o paño tosco, que trahen los Labradores, y otras personas, para abrigarse, y defenderse de los temporales.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Era éste un hombre alto, derecho, seco, cejijunto y populoso; de ojos hundidos, nariz adunca y prolongada, barba negra, voz sonora, grave, pausada y ponderativa; furioso tabaquista y perpetuamente aferrado en un tabardo talar de paño pardo, con uno entre becoquín y casquete de cuero rayado, que en su primitiva fundación había sido negro, pero ya era del mismo color que el tabardo.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      No quiso despertar a Hernando, que sordamente roncaba, para no ser conocido en la expedición que premeditaba si llegaba a sorprenderle fuera del alcázar la madrugada que a largos pasos andando se venía; endosóse un basto sayo de montero de su criado, su gorro de lo mismo, su tosco tabardo de paño buriel, ciñó la espada, y tomando debajo del brazo un objeto que, como trovador, siempre llevaba consigo, salióse pasito de su estancia y sin ser sentido llegó hasta la puerta exterior del alcázar, evitando por corredores y patios conocidos de él las centinelas interiores, que hubieran podido interrumpir su proyecto; pero, llegado allí, estuvo tentado varias veces de volver a su aposento y desistir de su empresa, cuando se oyó dar el ¿quien va? del ballestero encargado de la guardia de aquel punto.
    • 1841 Duque de Rivas Romances históricos [1987] 206 Esp (CDH )
      / Sigue adelante el camino, / cuando detrás, el estruendo / de un caballo que galopa / oye resonar violento, / Y alcánzale a pocos pasos, / en un cordobés overo, / de sudor cubierta el anca, / blanco de espumas el pecho, / Arrogante y decidido / un atildado mancebo, / vestido un rico tabardo / de carmesí terciopelo, / Con castillos y leones / de plata y oro cubierto, / y un penacho rojo y jalde / volando sobre el sombrero.
    • 1857 Bécquer, G. A. HTemplos España [1995] Esp (CDH )
      [...] En el año de quinientos y cincuenta y cinco, reinando en España el glorioso rey godo Atanagildo, sucedió en esta ermita que dos judíos, cuyos nombres eran Sacao y Abisaín, viniendo de su huerta de Campo Rey (que hoy nuestro hispanismo llama Huerta del Rey) pasando por esta ermita y viéndola sola, hallando tiempo oportuno a su intento, por el rencor que tiene el judaísmo con Cristo Señor Nuestro se determinaron, ¡oh bárbara obstinación!, a ultrajar su verdadero retrato que estaba en el altar mayor (que es del cedro que ellos trajeron de Jerusalén para la sinagoga, que la tenían donde está hoy Santa María la Blanca), y así lo hicieron, dándole un bote en un costado con un dardo que traían, a cuyo golpe cayó la milagrosa imagen en el suelo derramando copiosos raudales de sangre, con cuyo prodigio quedaron los judíos llenos de pavor y espanto, aunque no arrepentidos, pues le cogieron y le arrastraron hasta la puerta de dicha ermita, y viendo que la divina imagen no cesaba de derramar sangre, se le metió uno de los judíos debajo de su tabardo o capote, y le llevó a la plazuela de Valdecaleros, donde vivía, y soterró en un establo al que no cabe en los cielos. [...].
    • 1882 Pardo Bazán, E. Francisco Asís [1903] I, 147 Esp (CDH )
      Guido echó los brazos al cuello del joven y tendió sobre sus hombros su propio manto: después le dió el tabardo grosero de uno de sus criados; encima de esta prenda hizo Francisco la señal de la cruz al vestirla.
    • 1884 Quadrado, J. M. España monumentos y artes [2003] Esp (CDH )
      Iba en mula vestido de terciopelo negro con tabardo carmesí y gorra de terciopelo morado como para una fiesta, y entró en la iglesia de San Miguel en cuya tribuna se reunía entonces el ayuntamiento.
    • 1924 Azorín Discurso [1924] Esp (CDH )

      [...] En el balcón se ve a un hombre joven, alto y gallardo. Trae una larga barba. Se envuelve en un amplio tabardo de pieles. La cabellera negra y revuelta baja hasta los hombros. [...].

    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      En Ayllón predicó San Vicente Ferrer, que era racista, y que consiguió del rey que obligase a los moros a usar capuces verdes con lunas claras, y a los judíos a llevar una marca sangrienta en el tabardo.
    • 1987 Vizcaíno Casas, F. Isabel [1992] 47 Esp (CDH )
      La esplendorosa juventud —21 años— de la princesa Isabel luce de forma especial por la elegancia de su vestido, un brial de terciopelo verde y un tabardo de brocado carmesí raso y un rico collar.
    • 1993 Torbado, J. Peregrino [1994] Esp (CDH )
      Mientras los vendedores de las proximidades de la basílica continuaban en sus puestos, cubiertos con tabardos de piel, los peregrinos intentaban vanamente defenderse del agua metiéndose en las iglesias y en los zaguanes de los albergues, cuyos propietarios les pedían de inmediato cinco arienzos por la caridad.
    • 2011 Ruiz Fuente, S. Cefalonia p. 321 Esp (BD)
      Un caballero, protegiéndose con su tabardo de las inclemencias del tiempo, contempla, con desolada tristeza, las ruinas chamuscadas de lo que anteriormente fuera un magnífico castillo.
    • c1250 Anónimo Vidal Mayor [1956] Esp (CDH )
      (7) Empero, si el alogador d'aqueilla bestia que ua de pie lieua aqueilla bestia et pusiere sobre aqueilla carga otra cargua sobrepuesta, assí como su capa o su saya o tabardo o quoal se quiere otra uestidura, non deue ser culpado, solament que aqueilla uestidura sea tal [que] por razón de la carrera lieua por su proprio uso, (8) la qual, si aqueill que es uiandant a menester en ciertas horas aqueilla, en otras horas [no], o por razón de la gelada o por grant cansedat o por grant necessidat o por otra razón.
    • 1254 Anónimo Testamento Documentos catedral León Esp (CDH )
      Mando a Marina Lopez X morauedis he XXX stopos de pan, meytat de trigo he meitat de centeno he el mio tabardo.
    • 1258 Anónimo Ordenamiento Valladolid [1861] Esp (CDH )
      Et estos que non sean arminnados nin nutriados, nin con seda nin con orpel nin con argent pel, nin con cuerdas luengas nin bastonadas nin con orfres nin con çintas nin con perfil nin con otro adobo ninguno, sinon penna e panno; nin entallen vn panno sobre otro; e que ninguno non traya capa aguadera descarlata sinon el Rey, e que non fagan capas pielles sinon dos uezes en el anno, e la capa aguadera quela trayan dos annos, e que ninguno non uista çendal nin seda, sinon fuere Rey o nouel, sinon fuere enfforradura de pannos, e que ninguno non traya pennas ueras, sinon el Rey o nouel o nouio, si fuere rric omme o fi de rric omme, e que ningun rrico omme nin otro que non traya en capa nin en pellote plata nin christales nin botones nin cuerdas luengas nin arminnos nin nutria, sinon en perfil en capa piel, e que ningun rric omme non traya tabardo andando en corte.
    • c1275 Alfonso X Gral Estoria II [2003] fol. 183r Esp (CDH )
      Et leuo lo cinto de yuso. iuntado al muslo diestro so un tabardo que diz Maestre Pedro que uestie que era fecho quadrado quales los auien en costunbre de traer los caualleros daquella tierra & daquella sazon Et tomo sus presentes como solie & fues poral Rey & leuo gelos.
    • c1280 Anónimo Elena y María [1976] 127 Esp (CDH )
      * / quando non tien que despender, * / tornase * / luego ajogar; / & joga dos vezes o tres, / que nunca gana vna vez; / quando torna a perder, / ayna sal el su auer: / joga el cauallo & el rroçin / & elas armas otro sy, * / el manton, el / tabardo * / e el bestido & el calçado; / finca en auol guisa, / en panicos & en camisa.
    • 1283 Anónimo Testamento Documentos catedral León Esp (CDH )
      Mando Alfonso Miguelez, clérigo, sesenta morauedís e ela mía peliza nueua e el mío tabardo vieyo.
    • c1218-a1300 Anónimo Testamento Colección Diplomática Monasterio Carrizo Esp (CDH )
      Mando a Iohan ela mia parte de las casas & del uorto que fu de Pedro Yuanes & mandole el mio gardacos el meyor & el manto; & mando a mia tia de Uiadangos el otro gardacos & .i. estopo de trigo al nouo; & mando a mia prima domna Matea una piel; & mando a don Grigorio .ii. soldos & el mio tabardo & la terra que fu sua de la Golpeyera; & mandome oferendar ata cabo de anno.
    • 1300 Anónimo Testamento Documentos catedral León Esp (CDH )
      Mando a Alffonso Yánez, mío sobrino, el mío tabardo bueno.
    • 1316 Anónimo Testamento León Docs catedral León Esp (CDH )
      Item ey vn tabardo con cendal e otro tabardo de bruneta e vn manto lonbardo sin penna e vn manto e vn pellote de marbi e vn pellote razado con con (sic) súa penna prieta e vn pellote con cendal cárdano.
    • 1325 Cuéllar, P. Catecismo [1987] Esp (CDH )
      E todo clérigo que truxere pellote o tabardo tan breve que la vestidura de yuso paresca mucho, los clérigos e los religiosos que an administraçión deven dar aquella vestidura fastal mes por Dios; los otros religiosos que non an administraçión deven aquella vestidura fastal mes, fasta aquel tienpo deven la dar a sus mayores para echar en piadosos usos; si non, caen los dichos clérigos en las penas desuso dichas.
    • 1325 Cuéllar, P. Catecismo [1987] Esp (CDH )
      E çerca los obispos estableçió el cardenal que quando cavalgaren non traygan tavardos mas capas redondas e sonbreros redondos; nin deven husar capas o de vestiduras de seda.
    • c1300-1325 Anónimo Cuento Otas Roma [1976] Esp (CDH )
      E bestir me han un tabardo, ca çedo poderemos llegar allá.
    • 1338 Anónimo Ordenamiento cortes Burgos [1861] Esp (CDH )
      Qual quier escudero, que non ouiere libramiento de nos o de otro qual quier, que non uistan tabardos nin rredondeles nin pellotes de panno tinto nin de lilao.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 15 Esp (CDH )
      / So la espina está la rosa, noble flor, / so fea letra está saber de grand dotor; / como so mala capa yaze buen bevedor, / ansí so mal tabardo está el buen amor.
    • 1330-1343 Ruiz, J. LBuen Amor [1992] 120 Esp (CDH )
      / »Quando la muger vee al perezoso covardo, / dize luego entre sus dientes: "¡Oxte! ¡Tomaré mi dardo!" / Con muger non enpereçes, nin te enbuelvas en tabardo: / del vestido más chico sea tu ardit alardo.
    • 1350 Anónimo Fueros aragoneses [1935] fol. 266v Esp (CDH )
      et si forraduras de cendal o de tafatán hi aurá en el tabardo et pellot, X s ueldos, et si en el tabardo solo aurá forrad ura, VI s ueldos; et que sean tenidos de forrar las ma ngas de la saya, si dema ndado les s erá; de saia de om ne a faldas, XVIII d ineros, et de un pellot de mull er a gayas, forrado, III s ueldos, et de saia fra ncessa de mull er o de o mne, II s ueldos; de piel, II s ueldos; de capa de çendal, III s ueldos; de capa plana, XII d iner os; de ma nto, III s ueldos.
    • 1350 Anónimo Fueros aragoneses [1935] fol. 266v Esp (CDH )
      et si forraduras de cendal o de tafatán hi aurá en el tabardo et pellot, X s ueldos, et si en el tabardo solo aurá forrad ura, VI s ueldos; et que sean tenidos de forrar las ma ngas de la saya, si dema ndado les s erá; de saia de om ne a faldas, XVIII d ineros, et de un pellot de mull er a gayas, forrado, III s ueldos, et de saia fra ncessa de mull er o de o mne, II s ueldos; de piel, II s ueldos; de capa de çendal, III s ueldos; de capa plana, XII d iner os; de ma nto, III s ueldos.
    • c1350 Anónimo Proverbios [1995] fol. 3v Esp (CDH )
      [...] de alcançar vna cosa [156] / nasçe cobdiçia de otra / mayor e mas sabrosa / que mengua vjen de sobra / non falla mengua peña [157] / sy non el que tyene paño / & el que tyene non deña / sy non a otro estraño / quien buena pjel tenja [158] / que le cunple para el frio / tauardo non vjstiria / jamas sy non brio / por quel su vezino [159] / buen tauardo vistia / con çelo el mesqujno / en cuydado bjuja / para buscar tauardo [160] / fallo otro en por otro mas honrrado [...]. /
    • 1369 Anónimo Cortes Toro [1863] Esp (CDH )
      e por el tabardo con forradura, siete mr. e sin forradura, çinco mr. e por el pellote quatro mr. e por la saya abotonada seys mr. e por la sin botones tres mr., e por fazer un capirote por su cabo un mr., e por las calças un mr., e por el aljuba abotonado ocho mr. e por la sin botones quatro mr., e por el manton plegado del todo diez mr., e por plegar seys mr., e por el gauan çinco mr.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 288v Esp (CDH )
      Et en la galea de aquesti almirant staua vn moço christiano que tenia catiuo, et en aquella nochi que partio de Gibraltar aquella galea, que vinia a entrar en Algezira con aquella vianda, aquell moço christiano sallio de la galea del almirant a scuso de los moros que en ella stauan, entro en vna barcha chica con dos remos et començo a venir contra l'estol de los christianos, et maguer que era de nochi, los de la galea fallaronlo menos et vidieronlo yr, et entraron otros dos moros en vna barca et fueron çaga de ell cuydandolo alcançar, et quando vio que vinian çaga d'ell, començo de rimar lo mas que pudo et crebo el vn remo, et cuydo que seria preso et muerto, mas uio como fazia leuant et endreçose en la barcha, los piedes scaramados et los braços abiertos, et fizo uela de vn tauardo que tenia vestido, et el uiento crexio en aquell punto en manera que nunca lo alcançaron et plego a vna de las galeas de los genoueses, que stauan guardando l'estol de los moros, et cridoles diziendoles que l' acorriessen, que era christiano, et hombres de aquella galea auallaron en vna barca et fueron a ell et aduxieronlo en aquella galea, et quando fue alli dixoles que se percibiessen, que vinian vna galea de moros cargada de vianda por entrar en la ciudat, et los de aquesta galea fizieronlo saber a las otras galeas que stauan en la guarda, et fueron perçebidos.
    • c1400 Lpz Ayala, P. Crón Pedro y Enrique [1994-1997] Esp (CDH )
      E quando esto vio el maestre de Santiago, desboluiosse luego de Pero Lopez de Padilla, vallestero mayor del rrey que lo tenia preso, e salto en el corral e puso mano al espada e nunca la pudo sacar, ca tenia la espada al cuello deyuso del tabardo que traya e quando la queria sacar, trauaua la cruz del espada en la correa e non la pudia sacar.
    • 1402 Anónimo "Inventario" [11-04-1402] Inventarios aragoneses Esp (BD)
      I tabarto vermello de Londres forado de pena negra.
    • c1378-1406 Lpz Ayala, P. Rimado [1987] 204 Esp (CDH )
      / "Señor —le digo yo—, de ver al rrey non curo; / mas acojedme allá, siquiera en eso escuro, / e de mí vos prometo, e por mi fe vos juro, / de uos dar un tabardo; desto vos aseguro".
    • 1409 Anónimo Sentencia Laredo Doc medieval Laredo Esp (CDH )
      Tomaron a Iohana Ferrandes de la Obra un tabardo de paño mesclado con morillas de plata doradas apreçiado en quatroçeintos maravedis.
    • a1435 Baena, J. A. Poesías [1993] 788 Supl Canc Baena Esp (CDH )
      / 23 Él tiene una sepoltura / en el altura / del Corral * de San Bernardo, / y vestirle hán un tavardo / de un pardo / que le llegue a la cintura.
    • 1443-1454 Mtz Toledo, A. Atalaya (BL 287) [1985] fol. 205r Esp (CDH )
      [...] E como entro fizo / le el Rey prender & fizole a porradas matar / pero el quiso se defender & nunca pudo sacar la espada / que traya al cuello con el tauardo que le estoruaua / pero a la fin por detras le dio vn portero / de seys que eran contra el y el Rey mirando & diziendo / traydores matadle basta que dieron conel en tierra [...].
    • 1443-1454 Mtz Toledo, A. Atalaya (BL 287) [1985] fol. 37r Esp (CDH )
      [...] E el judio como vido / que non auia alli ninguno dentro tomo & entro / en la iglesia & fallo vn cruçifixo sobre vn altar / de largura de fasta tres palmos E aRemetio / a el con grande yra & diole con vn dardo / que traya en la mano vna dardada en los pechos / & derrocolo en tierra & aRastrolo por el / suelo E despues tomolo so su tauardo & leuaualo / a su casa para quemar E el judio yendose / fazia la juderia menor de el alacaua & barrio / de caleros non parando mientes fuese su / camino adelante fasta casa [...].
    • 1452-1458 Manrique, G. Muleta [2003] Canc Gmz Manrique Esp (CDH )
      Sy ponéys a la muleta / que viene de tranco en tranco / diez años de roçín blanco / que traéys a la gineta; / del tauardo, dos e medio, / e çinco de sus pellejos, / a ella daréys remedio, / ellos no serán tan viejos.
    • 1464-1485 Anónimo Libro Acuerdos [1932] Esp (CDH )
      Por el camino, avnque anden sin senañales * non les ha de ser llevada pena alguna, e la rropa que de suso dize que pierda por la terçera vez, entiéndase la rropa de ensomo, que es la loba o tavardo o capúz, pero no las otras rropas que truxere vestidas, e si algund judío viniere de fuera parte, no le ha de ser llevada pena alguna, saluo si estouiere treze días en la dicha Villa, en los quales pueden bien saber la ordenança.
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      * Vna vara e dos terçias de terçiopelo negro, para guarnesçer vn tabardo de su Altesa, a 1.000 mrs. la vara, 1.666 mrs.
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      /145 v. Guarneciose el dicho tauardo de terçiopelo carmesy, de oro de martillo, e entro en la guarniçion nueve marcos de oro menos doze adarmes, que dio el rey, nuestro Señor, e costo labrar cada maco çinco ducados, que son 45 ducados, que montan 17.875 mrs., y tres onças de seda para asentar las pieças, 324 mrs., que son todos 17.199 mrs.
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      Nueve varas y media de çebti morado, para vn tauardo, que se enforro dello mismo, que costo a 30 sueldos la vara, que son 285 sueldos, que montan 5.130 mrs., a la dicha Juana.
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      Por las manos de labrar vnas vergas de oro, que pesaron 29 marcos y dos onças e tres tomines, que se pusieron en vn tauardo de raso blanco, a tres ducados por marco, con el esmalte que en ello se puso, que montan 32.956 mrs.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      que el enano, llegado a la posada de Amadís y tomando las pieças de la espada y poniéndolas en la falda de su tabardo, passando cabe los palacios de la Reina, desde las finiestras se oyó llamar, y alçando la cabeça vio a Oriana y a Mabilia que le preguntaron cómo no saliera con su señor.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      y Beltenebros dio su cavallo a los marineros y ellos le dieron un pelote * y un tabardo * de gruessa lana parda; y entraron en la barca y fuéronse contra la peña, y Beltenebros preguntó al buen hombre cómo llamaban aquella su morada y él cómo havía nombre.
    • 1482-1492 Rdz Montalvo, G. Amadís I y II [1991] Esp (CDH )
      Entonces lo tomaron ambos, y muy passo lo desarmaron y pusieron encima de un tabardo de Gandalín, y cobriéronlo con otro del Cavallero de la Verde Espada.
    • c1500 Anónimo HReina Sebilla [1995] Esp (CDH )
      Entonces tomó la reina el su rico paño de escarlata y la mula con el rico guarnimiento y diolo a Baruquel que lo vendiesse, y de los dineros mercaron un tavardo y un capirote para Baruquel.
    • 1491-1516 Sta Cruz, A. Crón Reyes Católicos [1951] Crón Reyes Católicos Esp (CDH )
      Y la ropa de encima sea tabardo o capuz cerrado, o loba çerrada o abierta; y el largo de la ropa que a lo menos con un palmo llegue al enpeine del pie.
    • c1445-1519 Anónimo Canc burlas [1841-1843] 61 Esp (CDH )
      / La vestimenta bendita / en tabardo se volvió, / el pueblo todo lo vió, / mirád quanto hizo el Dio / por vuestra jente maldita.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      Este tabardo quiero que me cambie.
    • 1528 Delicado, F. Lozana [1994] Esp (CDH )
      Que ya sé quién es y se lo hizo, y le dio un tabardo o caparela para que se desposase; ella misma nos lo contó.
    • 1547 Fdz Oviedo, G. LCámara príncipe Juan [1870] 36 Esp (CDH )
      «Lo que vos Johan de Calatayud, mi camarero, aveis de mandar sacar de qual quier mercader donde se hallare, para el seruiçio de mi camara, son las cosas siguientes: / Primera mente, tantas varas de brocado rraso, de tela de oro, tirado, para una rropa bastarda. / Tantas varas de çetí carmesí, para jubones e otras cosas. / Tantas varas de çetí rnorado, para jubones. / Vna pieça de çetí negro, muy bueno, para jubones e otras cosas. / Tantas varas de altibaxo carmesy, para vn dosel. / Dos pieças de terçiopelo negro de Genoua, para mi camara. / Tantas pieças de grana, de Valençia, para libreas a mis moços despuelas. / Tantas pieças de buen paño verde, para capuzes o tauardos a mis caçadores. / Seys pieças de buena olanda, para mi camara. / Tantas varas de manteles, de tantos quarteles, para mi mesa e seruiçio de mis aparadores dela plata e copa. / Tantas varas de terçiopelo carmesy e leonado, para guarniçiones de mi caualleriza.– Fecho en Burgos, a treze de março de 1496 años.– Yo el Prinçipe.– Por mandado del Prinçipe, mi señor, Pedro de Torres.»
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )
      Señor Maestro, dende que puse los ojos en esta tabla, se me pegaron, y aun enclavaron en este mal pintado, que con su raído tabardo parece estar hablando con admiración de los que le oyen, y a él parecen saltar centellas de sus agraciados ojos.
    • 1601 Herrera Tordesillas, A. HHechos castellanos [1934-1935] III, 238 Esp (CDH )
      Que la ropa de fuera fuese tabardo o capuz cerrado, o loba cerrada o abierta, tan larga que a lo menos con un palmo llegase al empeine, y que no fuesen coloradas, ni verdes, ni de otra color deshonesta.
    • 1600-1604 Anónimo Romances Romancero general Esp (CDH )
      / De pergamino pintado / Le ponen yelmo y escudo, / Y en medio de dos tablones / El embalsamado bulto, / Y de un cendal claro y verde / Vestido un tabardo justo, / Al pecho su roja insignia, / Honor y asombro del mundo.
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      tauardo, un manteau de pluye en façon d'un grand saye, un gaban.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Laberinto amor [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Anastasio El tabarro / que me cubre así lo dice.
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Laberinto amor [1995] Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Porcia Pues todo lo contradice / el talle y horro bizarro; / que el tabarro es tosca caja / que encierra el fino diamante.
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Esp (CDH )
      Iba encima de una mula, vestido de sayón y tabardo de terciopelo carmesí.
    • 1615-1626 Vega Carpio, L. Caballero Olmedo [1995] Esp (CDH )
      REY Resolví con él ayer / que en cualquiera reino mío / donde mezclados están, / a manera de gabán / traiga un tabardo el judío / con una señal en él, / y un verde capuz el moro.
    • 1627 Correas, G. VocRefranes [1967] Esp (CDH )
      «Tavardo»: el gaván. «Koita» es: kuita. Ke buen gaván i botas enkubren falta de los vestidos ke kubren.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] II, 25 Esp (CDH )
      La mula, en el zaguán, tumba enfrenada; / y por julio un "Arrópele si suda; * / no beba vino; menos agua cruda; * / la hembra, ni por sueños, ni pintada". * / Haz la cuenta conmigo, dotorcillo: / ¿para quitarme un mal, me das mil males? * / ¿Estudias medicina o Peralvillo? / ¿De esta cura me pides ocho reales? / Yo quiero hembra y vino y tabardillo, * / y gasten tu salud los hospitales.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      / Vestís de tabardillo la antipara; * / si las alas no son de mariposa, / es piel de tigre lo que en otras rosa: / pellejo de culebra os pintipara.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      tabardo. s. m. Casacón ancho, y de largo, con las mangas bobas, de buriel, o paño tosco, que trahen los Labradores, y otras personas, para abrigarse, y defenderse de los temporales.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Era éste un hombre alto, derecho, seco, cejijunto y populoso; de ojos hundidos, nariz adunca y prolongada, barba negra, voz sonora, grave, pausada y ponderativa; furioso tabaquista y perpetuamente aferrado en un tabardo talar de paño pardo, con uno entre becoquín y casquete de cuero rayado, que en su primitiva fundación había sido negro, pero ya era del mismo color que el tabardo.
    • 1758 Isla, J. F. Fray Gerundio [1992] Esp (CDH )
      Era éste un hombre alto, derecho, seco, cejijunto y populoso; de ojos hundidos, nariz adunca y prolongada, barba negra, voz sonora, grave, pausada y ponderativa; furioso tabaquista y perpetuamente aferrado en un tabardo talar de paño pardo, con uno entre becoquín y casquete de cuero rayado, que en su primitiva fundación había sido negro, pero ya era del mismo color que el tabardo.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      Prevínose también contra la intemperie envolviéndose en un tabardo de velarte, y después que Ferrus se hubo armado, aunque más a la ligera, montaron en sus caballos y se despidieron de Fernán Pérez, encargándole sobre todo que en manera alguna dejase de estar a la mañana siguiente en la cámara de Su Grandeza a la hora común de levantarse; prometiólo Vadillo, besándole el extremo de la loriga, y al son de las cornetas de los cazadores que daban ya la señal de recogida a los monteros desparcidos, picaron de espuela nuestros viajeros seguidos de Hernando.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      No quiso despertar a Hernando, que sordamente roncaba, para no ser conocido en la expedición que premeditaba si llegaba a sorprenderle fuera del alcázar la madrugada que a largos pasos andando se venía; endosóse un basto sayo de montero de su criado, su gorro de lo mismo, su tosco tabardo de paño buriel, ciñó la espada, y tomando debajo del brazo un objeto que, como trovador, siempre llevaba consigo, salióse pasito de su estancia y sin ser sentido llegó hasta la puerta exterior del alcázar, evitando por corredores y patios conocidos de él las centinelas interiores, que hubieran podido interrumpir su proyecto; pero, llegado allí, estuvo tentado varias veces de volver a su aposento y desistir de su empresa, cuando se oyó dar el ¿quien va? del ballestero encargado de la guardia de aquel punto.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      Dirigióse, dichas estas palabras, el animoso doncel a su habitación y ciñó su espada, cubriendo con un tabardo oscuro de velarte su elegante vestido, que no podía menos de haber llamado la atención de cualquiera que a aquellas horas se lo hubiera notado en el paraje sobre todo donde él pensaba que podría tener que esperar un instante propicio para su dicha.
    • 1834 Larra, M. J. Doncel [2003] Esp (CDH )
      En ese tiempo ¡voto va!, debió de volver mi amo a nuestra cámara, porque cuando yo regresé faltaba un tabardo de velarte que primero no llevara, y su espada.
    • 1841 Duque de Rivas Romances históricos [1987] 206 Esp (CDH )
      / Sigue adelante el camino, / cuando detrás, el estruendo / de un caballo que galopa / oye resonar violento, / Y alcánzale a pocos pasos, / en un cordobés overo, / de sudor cubierta el anca, / blanco de espumas el pecho, / Arrogante y decidido / un atildado mancebo, / vestido un rico tabardo / de carmesí terciopelo, / Con castillos y leones / de plata y oro cubierto, / y un penacho rojo y jalde / volando sobre el sombrero.
    • 1846 Navarro Villoslada, F. Blanca de Navarra [2003] Esp (CDH )

      — Al frente de los primeros iréis vos, don Jimeno de Aragón; y al frente de los segundos, me quedaré yo, el conde de Lerin —dijo el montañés, quitándose la montera que tenía encasquetada sobre los ojos, y echando atrás el grosero tabardo en que estaba envuelto.

    • 1846 Navarro Villoslada, F. Blanca de Navarra [2003] Esp (CDH )

      — ¡Inés, Inés! —repuso modestamente el buen escudero, y luego añadió—: a Dios, que van a venir a relevarme, y antes de esa operación tengo que hacer otra: la de dejar la pica y el tabardo a un antiguo camarada que está oculto en esa garita, y es el verdadero centinela.

    • 1849 Navarro Villoslada, F. Doña Urraca [2003] Esp (CDH )
      Había un mozo, pequeño, sin pelo de barba, de rostro no muy limpio, pero vivo y hermoso; vestía tabardo de buriel y una especie de celada de alambre grueso, que le bajaba desde la cabeza hasta el pecho, dejando descubierta la cara; sus armas ofensivas consistían en un cuchillo de monte, medio escondido debajo del ropón, y en una pica, que manejaba con tanta viveza como soltura.
    • 1849 Navarro Villoslada, F. Doña Urraca [2003] Esp (CDH )
      Munima se disfrazó con la celada y tabardo.
    • 1856 Jover, N. C. Amarguras rey [2003] Esp (CDH )

      D. Lope Diaz de Haro entró un momento despues: era un hombre de estatura mas baja que alta; vestía con modestia una tunicela parda galoneada de terciopelo azul con golpes de plata en el pecho y en las mangas; sobre los hombros llevaba un ancho tabardo ceniciento, forrado de pieles de gato montés, y de un ancho cinturon de correa recamado con lentejuelas de acero, pendia su larga espada que á no ir en posicionoblícua le hubiera llegado cerca de la barba.

    • 1857 Bécquer, G. A. HTemplos España [1995] Esp (CDH )
      [...] En el año de quinientos y cincuenta y cinco, reinando en España el glorioso rey godo Atanagildo, sucedió en esta ermita que dos judíos, cuyos nombres eran Sacao y Abisaín, viniendo de su huerta de Campo Rey (que hoy nuestro hispanismo llama Huerta del Rey) pasando por esta ermita y viéndola sola, hallando tiempo oportuno a su intento, por el rencor que tiene el judaísmo con Cristo Señor Nuestro se determinaron, ¡oh bárbara obstinación!, a ultrajar su verdadero retrato que estaba en el altar mayor (que es del cedro que ellos trajeron de Jerusalén para la sinagoga, que la tenían donde está hoy Santa María la Blanca), y así lo hicieron, dándole un bote en un costado con un dardo que traían, a cuyo golpe cayó la milagrosa imagen en el suelo derramando copiosos raudales de sangre, con cuyo prodigio quedaron los judíos llenos de pavor y espanto, aunque no arrepentidos, pues le cogieron y le arrastraron hasta la puerta de dicha ermita, y viendo que la divina imagen no cesaba de derramar sangre, se le metió uno de los judíos debajo de su tabardo o capote, y le llevó a la plazuela de Valdecaleros, donde vivía, y soterró en un establo al que no cabe en los cielos. [...].
    • 1872 Fuentes Ponte, J. Murcia que se fue [1872] 234 Esp (CDH )
      zapatetas y brincos, zalemas y reverencias daban en torno redondo la mesa, oliendo el pan, y lamiendo las cáscaras de la fruta, hasta que vino Traga-Obispos con algunas piezas de ropa, mangas usadas, sombreros descopados, calzas raidas, capas de tabardo, y más medias y zapatos; comieron ante todo, dando el Benedicite Anzuelo que en todo lo de mesa prendia; Larga-Zanca alcanzaba de un lado á otro; Antífona comia y callaba, y Distingo no distinguia de cosas que mezclaba de carne, sardinas, fruta y ensalada, lo cual reir hacia á Traga-Obispos: la última sopa de la comida en el plato quedóse, nadie alargó la mano, y jugose á las pujas que echó éste, y ganóla Larga-Zanca.
    • 1874 Alarcón, P. A. Alpujarra [2003] Esp (CDH )
      – En cuanto a los cortijeros, llevaban una especie de tabardo con esclavina y un sombrero de extensas alas.
    • 1882 Pardo Bazán, E. Francisco Asís [1903] I, 147 Esp (CDH )
      Guido echó los brazos al cuello del joven y tendió sobre sus hombros su propio manto: después le dió el tabardo grosero de uno de sus criados; encima de esta prenda hizo Francisco la señal de la cruz al vestirla.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] Esp (CDH )
      — Tengo el honor —prosiguió, metiendo las manos en los bolsillos de su inmenso tabardo— de ofrecer a ustedes un librito de lectura muy provechosa para el espíritu, y espero me dispensarán el ozequio de repazarlo con atención.
    • 1884 Quadrado, J. M. España monumentos y artes [2003] Esp (CDH )
      Iba en mula vestido de terciopelo negro con tabardo carmesí y gorra de terciopelo morado como para una fiesta, y entró en la iglesia de San Miguel en cuya tribuna se reunía entonces el ayuntamiento.
    • 1905-1907 Coloma, L. Jeromín [2003] Esp (CDH )
      Venía Luis Quijada en una muy poderosa mula, sucio el tabardo de tafetán ligero por el polvo del camino y cubierta la cabeza, por el calor, con toca de lienzo crudo.
    • 1912 Marquina, E. Rey trovador [1920] Esp (CDH )
      Se envuelve en el tabardo blanco, y requiere hacia el fondo la sombra del torreón.
    • 1924 Azorín Discurso [1924] Esp (CDH )

      [...] En el balcón se ve a un hombre joven, alto y gallardo. Trae una larga barba. Se envuelve en un amplio tabardo de pieles. La cabellera negra y revuelta baja hasta los hombros. [...].

    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )
      ricos casacones, tabardos y chupas; ricas sayas de medio paso; riquísimas mantillas, lisas, de casco y de madroños.
    • 1928 Carrasquilla, T. Marquesa Yolombó [1984] Co (CDH )
      Y no era con esos sombreretes de palma trenzada, ni con esos cogepuercos remendados ni con ese chamarrón ni con el desgreño y aire de salteadores, con que se lanzaban al monte: era con el atalaje semanero: cachuchín, a cascos de cualquier trapo, capote o tabarro de bayeta, calzones rodilleros de mahón, alpargatas muy aseguradas con correas, rasurada la cara y la coleta como un primor.
    • 1934 Pemán, J. M. Cisneros [1995] Esp (CDH )
      (Salen juntos. Queda la escena vacía. Entran dialogando gravemente los maestros de Alcalá: Alonso de Herrera , de ropa talar. Demetrio Ducas , el Griego , con amplio tabardo, ribeteado de pieles y gorro, y Nuñez , el Pinciano , obeso y abstraído.)
    • 1946 Carrere, E. "Elegía cafés" [21-07-1946] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Baroja, huraño y con su barba rala/ y atestado de libros el tabardo;/ y Alex Sawa, el magnífico, con su capa bohemia,/ que en él era una clámide de Emperador romano.
    • 1956 Cela, C. J. Judíos moros cristianos [1989] Esp (CDH )
      En Ayllón predicó San Vicente Ferrer, que era racista, y que consiguió del rey que obligase a los moros a usar capuces verdes con lunas claras, y a los judíos a llevar una marca sangrienta en el tabardo.
    • 1924-1957 Mndz Pidal, R. Poesía juglaresca [1991] Esp (CDH )
      En España, las cuentas de los palacios mencionan a menudo los vestidos dados a los juglares; el tabardo, llamado cancillerescamente «epitogium», el jubón, la saya, las varas o codos de paño necesarios para hacer estas prendas, las peñas o forraduras para adornarlas y darles abrigo.
    • 1924-1957 Mndz Pidal, R. Poesía juglaresca [1991] Esp (CDH )
      Arnalt joglar recibe 8 varas de estanfort para un tabardo, en noviembre de 1293, andando el rey por tierras de Toro y de León; y en fin, cierto albardán innominado recibe en don un pellote, en febrero de 1294.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Algunas alhajas de escaso valor, prendidas a los retazos de género, titilaban aquí y allá con metales y piedras, entre los tabardos, las guarniciones, los bordados con emblemas, los encajes, las arrugadas golillas, las cofias y los velos, que se sumaban en el anárquico trastorno a la envarada rigidez de los vestidos.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Entre los dos, Girolamo meneándose acompasadamente, como un buzo a quien embota su escafandra, y Maerbale pisoteando la cola púrpura que estorbaba sus brincos, me encasquetaron un birrete chato, del cual pendía una guirnalda sucia; me tiraron sobre los hombros un tabardo chillón, mitad naranja y mitad azul, sobándome la espalda mientras lo hacían, a pesar de mis convulsiones y manoteos, y me anudaron los dedos en torno de un bastón que era casi un báculo.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 236 Ar (CDH )
      En medio de los tres lobos acechantes, yo debía parecer un osezno, con mi lucco, mi forrado tabardo florentino al que había mandado añadir, sobre la espalda, para esconder mi giba, un ancho cuello de pieles.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 254 Ar (CDH )
      Me había puesto un justillo color naranja y el tabardo con enorme cuello de armiño caía sobre mi joroba.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Aspiraban a conocer como lo representaba, cosa que se había ocultado hasta entonces, y el artista, arrastrando el dejo veneciano, sonrió, sin osar negarse a tan eminentes interlocutores, y describió la figura hidalga, el tabardo de martas rubias, el raso amarillo, el joyel de diamantes del birrete, los guantes de ámbar, el pormenor curioso del espantamoscas, la mano que acaricia a Sampere, el mastín.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] Ar (CDH )
      Solíamos pasear hacia el crepúsculo, cuando el tiempo lo permitía, por las terrazas del jardín, y no sería uno de los espectáculos menos curiosos que ofrecíamos a los campesinos que atisbaban a la distancia, el del duque jorobado de Bomarzo, que caminaba con el tabardo sobre los hombros, agitando sus manos leves, en medio de los poetas.
    • 1962 Mujica Láinez, M. Bomarzo [1996] 611 Ar (CDH )
      Descolorido, trémulo, iba de un cofre al otro, y los muchachos me tironeaban del lucco, indicándome tales o cuales gregüescos de comienzos de siglo, tal o cual tabardo de peladas pieles, tal o cual chato birrete cuyas plumas pendían, devoradas y mochas.
    • 1965 Lopetegui, L. HIglesia América [1965] 250 Esp (CDH )
      La coronilla de los clérigos de primera tonsura, continúan las capitulaciones, sería del tamaño del real castellano; el cabello, dos dedos debajo de la oreja; la ropa, de tabardo o capuz cerrado o loba cerrada o abierta, y «tan larga que, al menos con un palmo, llegase al empeine, y que no fuesen coloradas ni verdes, ni amarillas ni de otra color deshonesta».
    • 1987 Vizcaíno Casas, F. Isabel [1992] 47 Esp (CDH )
      La esplendorosa juventud —21 años— de la princesa Isabel luce de forma especial por la elegancia de su vestido, un brial de terciopelo verde y un tabardo de brocado carmesí raso y un rico collar.
    • 1993 Torbado, J. Peregrino [1994] Esp (CDH )
      Mientras los vendedores de las proximidades de la basílica continuaban en sus puestos, cubiertos con tabardos de piel, los peregrinos intentaban vanamente defenderse del agua metiéndose en las iglesias y en los zaguanes de los albergues, cuyos propietarios les pedían de inmediato cinco arienzos por la caridad.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Especie de gabán sin mangas, de paño o de piel.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Prenda de abrigo basta.
    • 2009 Bretón, A. Cuadro discordia [22-02-2009] El Mundo (Madrid) Esp (HD)
      A la derecha del cuadro, un jinete rodeado de lugareños, que lleva un sombrero rojo con plumas, luciría el águila de los Habsburgo en su tabardo. La responsabilidad de los retoques sobre la segunda versión del cuadro de Bruegel recaería sobre Rodolfo II de Habsburgo, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1576-1612, sobrino de Felipe II y, por cierto, gran coleccionista de arte [...].
    • 2011 Ruiz Fuente, S. Cefalonia p. 321 Esp (BD)
      Un caballero, protegiéndose con su tabardo de las inclemencias del tiempo, contempla, con desolada tristeza, las ruinas chamuscadas de lo que anteriormente fuera un magnífico castillo.
      Acepción en desuso
    1. s. En ocasiones, con los modificadores castellano, catalán, o morisco.
      docs. (1411-1794) 3 ejemplos:
      • 1406-1411 Anónimo Crón Juan II [1982] Esp (CDH )
        E caualgaron estos caualleros que estauan en Zahara, e Rodrigo de Ribera e Juan Melgarejo con ellos, muy de reçio, tanto que Rodrigo de Ribera tomó vna toca e vn tauardo morisco, e vna adarga, sin bacinete, e fueron allá muy a priesa; tanto que fallaron los moros e dieron en ellos, e destoruáronles que no tomasen la recua.
      • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
        /174 v. Por otra çedula de su Altesa, fecha a 19-X del dicho año, 9.300 mrs., que dio e pago por dies varas de terçiopelo negro, para vn tabardo castellano para su Altesa, que se entrego a Martin Cuello, su camarero, a 930 mrs.
      • 1794 Roxo Flores, F. Invectiva luxo [1794] p. 84 Esp (BD)
        Trages del siglo XIV y XV. Las principales diferencias de trages en estos siglos son las siguientes: Ves­tidos para hombre. Tabardo castellano de paño tinto con capirote forrado ó sin forrar: Tabardo Catalan botona­do ó por botonar.
    1. s. m. Con el modificador aguadero, para referirse a un tabardo que protege de la lluvia.
      docs. (1338-1986) 3 ejemplos:
      • 1338 Anónimo Ordenamiento cortes Burgos [1861] Esp (CDH )
        Otrosy ninguno, saluo los omes buenos que tienen pendones, que non vistan tabardos aguaderos nin rredondeles de panno de suerte.
      • 1339 Anónimo Ordenamiento Cortes Madrid [1861] Esp (CDH )
        Por que uos pedimos merçet que tengades por bien e mandedes que cada vno e cada vna ome bueno e buena duenna e donzella puedan traer e trayan pannos e ssiellas con adobos e con guarnimientos cada vno quales entendiere quele cunplen, saluo ende que non trayan pannos de oro nin de sseda nin tauardo aguadero de escarlliata las personas aquien vos lo defendiestes.
      • 1986 Menéndez Pidal, G. España XIII p. 69 Esp (BD)
        En los textos del siglo XIII, tabardo aparece como nombre de un traje de encima distinto que la capa y el manto, en el que se podía llegar a emplear cuatro veces la cantidad de tela que en una saya. Según las cuentas de Sancho IV, en las que cosntan donaciones de telas para tabardos a diferentes personas, la cantidad de tela empleada en cada uno de ellos oscila entre seis y once varas. En algunos textos aparece como un traje propio para viajar; existen alusiones a tabardos aguaderos para protegerse de la lluvia; en 1258 se prohibió vestir tabardo en corte.
    2. Acepción en desuso
    3. s. m. Con el complemento de camino, para referirse a un tabardo usado en los viajes.
      docs. (1491) 2 ejemplos:
      • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
        Çinco varas de finamarcha, para vn tauardo de camino, a 800 mrs. la vara, 4.000 mrs.
      • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
        Por çinco varas e vna terçia de contray mayor, negro, para vn tabardo de camino, que costo a 700 mrs. la vara, que montan 3.733 mrs., e por el tundir e hechura, 128 mrs., e vna terçia de terçiopelo negro para guarnicion, 250 mrs., que son todos 4.011 mrs.
  2. s. m. Prenda de abrigo larga y ancha, con mangas generalmente abiertas.
    docs. (1412-2004) 11 ejemplos:
    • 1412 Anónimo Leyes contra judíos y moros Documentos mudéjares Esp (CDH )
      é otrosi, que traian sobre las ropas encima tabardos con aletas, é que no traian mantones, é que traian sus señales vermejas acostumbradas que agora traen, so pena de perder todas las ropas que trajeren vestidas.
    • 2004 Manso Porto, C. Reina Isabel p. 89 Esp (BD)
      Trae sobre la falda o brial de brocado de oro, el tabardo de color morado, cuyas largas alas, a manera de mangas abiertas y flotantes, aparecen recogidas, la izquierda especialmente sobre el antebrazo.
    • 1412 Anónimo Leyes contra judíos y moros Documentos mudéjares Esp (CDH )
      é otrosi, que traian sobre las ropas encima tabardos con aletas, é que no traian mantones, é que traian sus señales vermejas acostumbradas que agora traen, so pena de perder todas las ropas que trajeren vestidas.
    • a1480 Anónimo Ordenanzas Castilla [1995] fol. 239r Esp (CDH )
      que los judios trayan tauardos(a)Asy mesmo que traygan sobre / las rropas ençima tauardos / con coletas & que / non trayan mantones & / que trayan sus sesales bermejas acostunbradas / que agora traen so pena de / perder todas las rropas que troxeren / vestidas /
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      Quinze varas de terçiopelo negro, para vn tavardo con mangas, para la rreyna, que costo a 850 mrs. la vara, que son 12.750 mrs., lo qual se entrego a Martin Cuello, camarero.
    • 1525-1529 Zúñiga, F. Crón burlesca [1989] 85 Esp (CDH )
      El duque hizo lo que Su Magestad mandó y fue al tablado vestido desta manera: un tavardo frisado que llegava hasta las rodillas y las mangas hasta el suelo unas botas borzeg[u]ís, unas calças de martingala avigarradas, un bonete de lienço colchado, unos guantes de nutria, una beca aforrada en armiños.
    • 1543 Anónimo Recibimiento María Portugal [2003] Esp (CDH )
      Con el repuesto venían muchos hidalgos destuvera doradas a los cuales el duque daba un tostón cada día y a los que no eran inda tan hidalgos, dos veintenas serían entre todos hasta ochocientos de a caballo y traía setenta hombres de guarda en calzas y jubón de paño amarillo y azul golpeados a la forma alemana con sus gorras de grana; traía doce menestriles altos y dieciséis trompetas con una librea amarilla y dos fajas de paño azul, traían en los pechos unas grandes pechinas de plata travadas al cuello con unas cadenas gruesas de plata; traía así mismo un mayordomo con un tavardo muyto cumplido que llegaba al suelo y las mangas muy anchas todas cortadas y llenas de puntas y una media gorra con sus puntas con un gran collar de oro que parecía al Cid cuando vino a Toledo; [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 599 Esp (CDH )
      [...] quien quiera que fue, por parte de Nuño de Guzmán, como en aquel tiempo se usaban traer unos tabardos con mangas largas, especial los juristas, metieron en una de las mangas del tabardo del licenciado de la Torre una baraja de naipes de los chicos, y ataron la manga de arte que no se pudiesen salir en aquel instante; e yendo el licenciado por la plaza de México, acompañado de, personas de calidad, quien quiera que fue en meterle los naipes, tuvo manera que se le desató, e saliéronsele los naipes pocos a pocos, y dejó rastros dellos en el suelo en la plaza por donde iba, e las personas que le iban acompañando, desque vieron salir de aquella manera los naipes, se lo dijeron, que mirase lo que traía en la manga del tabardo.
    • c1855-a1895 Navarro Villoslada, F. Doña Toda de Larrea [1998] Esp (CDH )
      Vestía la dama brial * azul de terciopelo liso, con tabardo de brocado de pelo carmesí con mangas bobas. *
    • 1916 Anónimo (V.) "Montenegro" [30-01-1916] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      En Cetinje —que es poco más que un villorrio— se eleva el Palacio Real, muy inferior á cualquier mediana casa de campo, sin más gala que un jardin donde languidecen dos ó tres docenas de árboles desmedrados. [...] El traje nacional de los hombres consta de botas al­tas, amplísimos calzones bombachos de paño azul, faja multicolor, sobre la cual se ajusta la canana de cuero ro­jo, y una especie de gabán ó tabardo, de paño verde ó blanco, con mangas perdi­das.
    • 2004 Manso Porto, C. Reina Isabel p. 89 Esp (BD)
      Trae sobre la falda o brial de brocado de oro, el tabardo de color morado, cuyas largas alas, a manera de mangas abiertas y flotantes, aparecen recogidas, la izquierda especialmente sobre el antebrazo.
    • 1412 Anónimo Leyes contra judíos y moros Documentos mudéjares Esp (CDH )
      é otrosi, que traian sobre las ropas encima tabardos con aletas, é que no traian mantones, é que traian sus señales vermejas acostumbradas que agora traen, so pena de perder todas las ropas que trajeren vestidas.
    • a1480 Anónimo Ordenanzas Castilla [1995] fol. 239r Esp (CDH )
      que los judios trayan tauardos(a)Asy mesmo que traygan sobre / las rropas ençima tauardos / con coletas & que / non trayan mantones & / que trayan sus sesales bermejas acostunbradas / que agora traen so pena de / perder todas las rropas que troxeren / vestidas /
    • 1477-1491 Anónimo Cuentas GBaeza [1955] Esp (CDH )
      Quinze varas de terçiopelo negro, para vn tavardo con mangas, para la rreyna, que costo a 850 mrs. la vara, que son 12.750 mrs., lo qual se entrego a Martin Cuello, camarero.
    • 1525-1529 Zúñiga, F. Crón burlesca [1989] 85 Esp (CDH )
      El duque hizo lo que Su Magestad mandó y fue al tablado vestido desta manera: un tavardo frisado que llegava hasta las rodillas y las mangas hasta el suelo unas botas borzeg[u]ís, unas calças de martingala avigarradas, un bonete de lienço colchado, unos guantes de nutria, una beca aforrada en armiños.
    • 1543 Anónimo Recibimiento María Portugal [2003] Esp (CDH )
      Con el repuesto venían muchos hidalgos destuvera doradas a los cuales el duque daba un tostón cada día y a los que no eran inda tan hidalgos, dos veintenas serían entre todos hasta ochocientos de a caballo y traía setenta hombres de guarda en calzas y jubón de paño amarillo y azul golpeados a la forma alemana con sus gorras de grana; traía doce menestriles altos y dieciséis trompetas con una librea amarilla y dos fajas de paño azul, traían en los pechos unas grandes pechinas de plata travadas al cuello con unas cadenas gruesas de plata; traía así mismo un mayordomo con un tavardo muyto cumplido que llegaba al suelo y las mangas muy anchas todas cortadas y llenas de puntas y una media gorra con sus puntas con un gran collar de oro que parecía al Cid cuando vino a Toledo; [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 599 Esp (CDH )
      [...] quien quiera que fue, por parte de Nuño de Guzmán, como en aquel tiempo se usaban traer unos tabardos con mangas largas, especial los juristas, metieron en una de las mangas del tabardo del licenciado de la Torre una baraja de naipes de los chicos, y ataron la manga de arte que no se pudiesen salir en aquel instante; e yendo el licenciado por la plaza de México, acompañado de, personas de calidad, quien quiera que fue en meterle los naipes, tuvo manera que se le desató, e saliéronsele los naipes pocos a pocos, y dejó rastros dellos en el suelo en la plaza por donde iba, e las personas que le iban acompañando, desque vieron salir de aquella manera los naipes, se lo dijeron, que mirase lo que traía en la manga del tabardo.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 599 Esp (CDH )
      [...] y como la malicia humana muchas veces no deja cosa en que pueda infamar que no infame, parece ser que, como el licenciado de la Torre era algo aficionado al juego, especial de naipes, puesto que no jugaba sino al triunfo, e a la primera por pasatiempo; quien quiera que fue, por parte de Nuño de Guzmán, como en aquel tiempo se usaban traer unos tabardos con mangas largas, especial los juristas, metieron en una de las mangas del tabardo del licenciado de la Torre una baraja de naipes de los chicos, y ataron la manga de arte que no se pudiesen salir en aquel instante [...].
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 599 Esp (CDH )
      [...] quien quiera que fue, por parte de Nuño de Guzmán, como en aquel tiempo se usaban traer unos tabardos con mangas largas, especial los juristas, metieron en una de las mangas del tabardo del licenciado de la Torre una baraja de naipes de los chicos, y ataron la manga de arte que no se pudiesen salir en aquel instante; e yendo el licenciado por la plaza de México, acompañado de, personas de calidad, quien quiera que fue en meterle los naipes, tuvo manera que se le desató, e saliéronsele los naipes pocos a pocos, y dejó rastros dellos en el suelo en la plaza por donde iba, e las personas que le iban acompañando, desque vieron salir de aquella manera los naipes, se lo dijeron, que mirase lo que traía en la manga del tabardo. [...].
    • c1855-a1895 Navarro Villoslada, F. Doña Toda de Larrea [1998] Esp (CDH )
      Vestía la dama brial * azul de terciopelo liso, con tabardo de brocado de pelo carmesí con mangas bobas. *
    • 1916 Anónimo (V.) "Montenegro" [30-01-1916] La Moda Elegante (Cádiz) Esp (HD)
      En Cetinje —que es poco más que un villorrio— se eleva el Palacio Real, muy inferior á cualquier mediana casa de campo, sin más gala que un jardin donde languidecen dos ó tres docenas de árboles desmedrados. [...] El traje nacional de los hombres consta de botas al­tas, amplísimos calzones bombachos de paño azul, faja multicolor, sobre la cual se ajusta la canana de cuero ro­jo, y una especie de gabán ó tabardo, de paño verde ó blanco, con mangas perdi­das.
    • 2004 Manso Porto, C. Reina Isabel p. 89 Esp (BD)
      Trae sobre la falda o brial de brocado de oro, el tabardo de color morado, cuyas largas alas, a manera de mangas abiertas y flotantes, aparecen recogidas, la izquierda especialmente sobre el antebrazo.
  3. s. m. Prenda larga y ancha, propia de heraldos, reyes de armas y ciertos empleados de algunas corporaciones, como cortes y ayuntamientos.
    docs. (1844-2001) 7 ejemplos:
    • 1844 Anónimo "Trad Castillo" [09-04-1844] El Corresponsal (Madrid) Esp (HD)
      Era un hombre de edad madura re­vestido de un tabardo azul sembrado de flores de lis de oro. Traia en una mano una varilla y en la otra unos pergaminos de los cuales pendían diferentes sellos de cera verde y roja. Duguesclin quedo inmóbil á su vista: había reconocido á Saint Denis, heraldo del Rey Carlos V.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y que usan todavía los empleados de ciertas corporaciones, como los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos.
    • 1844 Anónimo "Trad Castillo" [09-04-1844] El Corresponsal (Madrid) Esp (HD)
      Era un hombre de edad madura re­vestido de un tabardo azul sembrado de flores de lis de oro. Traia en una mano una varilla y en la otra unos pergaminos de los cuales pendían diferentes sellos de cera verde y roja. Duguesclin quedo inmóbil á su vista: había reconocido á Saint Denis, heraldo del Rey Carlos V.
    • 1883 Anónimo Traducción Quintín Durward p. 508 Esp (BD)
      —¿Es posible —dijo el duque— que seáis tan idiotas para creer que el tabardo hace al heraldo? Por el modo con que ese bribón lleva puestos sus blasones, conozco que es un impostor. Venga Toisón de oro, e interróguele en presencia nuestra.
    • 1936 Anónimo "Proclamación Rey" [22-01-1936] La Época (Madrid) Esp (HD)
      La proclamación públi­ca del nuevo Monarca fué hecha por los Caballeros de Armas, que lucieron ta­bardos con el escudo de la Casa Real. Los Caballeros de Armas reuniéronse en el Palacio de Saint James, donde, asistidos por escuderos salieron a uno de los balcones del Palacio.
    • 1952 Miquelarena, J. "Isabel II proclamada soberana" [09-02-1952] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Sir George Bellew, rey de armas de la Orden de la Liga, en recamado de oro, que llevaba encima dos mil libras esterlinas de uniforme, de tabardo y de blasones, leyó la proclamación en un rollo de pergamino desde el balcón mayor del palacio de San Jaime [...].
    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] Esp (CDH )
      En ese armario, tapado hasta los ojos con un pasamontañas y apoyado sobre la garrota, estaba un teniente de las Brigadas Navarras herido en una mano, un cabo de la Columna Redondo con pañolón al cuello, un bigotudo Tambor Mayor de la Junta Carlista con el tabardo gris y la Cruz de Borgoña a la altura del pecho, un cristóforo del Tercio Montejurra con su gran crucifijo enhastado en la pértiga, dos voluntarios con pantalón bombacho metido en unos abultados calcetines, alpargata cerrada y camisa de felpa a grandes cuadros.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y que usan todavía los empleados de ciertas corporaciones, como los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos.
    • 1844 Anónimo "Trad Castillo" [09-04-1844] El Corresponsal (Madrid) Esp (HD)
      Era un hombre de edad madura re­vestido de un tabardo azul sembrado de flores de lis de oro. Traia en una mano una varilla y en la otra unos pergaminos de los cuales pendían diferentes sellos de cera verde y roja. Duguesclin quedo inmóbil á su vista: había reconocido á Saint Denis, heraldo del Rey Carlos V.
    • 1883 Anónimo Traducción Quintín Durward p. 508 Esp (BD)
      —¿Es posible —dijo el duque— que seáis tan idiotas para creer que el tabardo hace al heraldo? Por el modo con que ese bribón lleva puestos sus blasones, conozco que es un impostor. Venga Toisón de oro, e interróguele en presencia nuestra.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. s.v. tabardo (NTLLE)
      tabardo. [...] Ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y llevan hoy todavía en los días de ceremonia algunos empleados de ciertas corporaciones, como, por ejemplo, los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos, etc.
    • 1936 Anónimo "Proclamación Rey" [22-01-1936] La Época (Madrid) Esp (HD)
      La proclamación públi­ca del nuevo Monarca fué hecha por los Caballeros de Armas, que lucieron ta­bardos con el escudo de la Casa Real. Los Caballeros de Armas reuniéronse en el Palacio de Saint James, donde, asistidos por escuderos salieron a uno de los balcones del Palacio.
    • 1952 Miquelarena, J. "Isabel II proclamada soberana" [09-02-1952] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Sir George Bellew, rey de armas de la Orden de la Liga, en recamado de oro, que llevaba encima dos mil libras esterlinas de uniforme, de tabardo y de blasones, leyó la proclamación en un rollo de pergamino desde el balcón mayor del palacio de San Jaime [...].
    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] Esp (CDH )
      En ese armario, tapado hasta los ojos con un pasamontañas y apoyado sobre la garrota, estaba un teniente de las Brigadas Navarras herido en una mano, un cabo de la Columna Redondo con pañolón al cuello, un bigotudo Tambor Mayor de la Junta Carlista con el tabardo gris y la Cruz de Borgoña a la altura del pecho, un cristóforo del Tercio Montejurra con su gran crucifijo enhastado en la pértiga, dos voluntarios con pantalón bombacho metido en unos abultados calcetines, alpargata cerrada y camisa de felpa a grandes cuadros.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y que usan todavía los empleados de ciertas corporaciones, como los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos.
  4. s. m. Prenda de abrigo del soldado, más larga que la chaqueta, con mangas y doble botonadura.
    docs. (1905-2012) 28 ejemplos:
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Me levanté al oír el esquilón de las monjas, y arrodillado en el presbiterio, tiritando bajo mi tabardo de soldado, atendí la misa que celebró el capellán.
    • 1922 Anónimo "Información oficial" [25-01-1922] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      En vista de un escrito del capitán general de la séptima región de fecha 6 de Octubre último, en el que expone la conveniencia de que las tropas de Intendencia usen en campaña el «tabardo», declarado reglamentario por real orden circular de 27 de Marzo de 1915, en vez del «capote-manta»; y teniendo en cuenta que sólo corto número de individuos usan en guarnición en cada Comandancia la prenda últimamente citada, [...] se ha servido resolver que la prenda de campaña para las mencionadas tropas sea dicho «tabardo».
    • 1977 Buero Vallejo, A. Detonación [1994] Esp (CDH )
      (Un sordo redoblar de tambores inquieta a Larra, que se levanta. Por la izquierda del primer término aparece una extraña figura militar fuertemente iluminada. Es el general Ramón Cabrera: máscara felina, boina blanca, gran tabardo sobre su uniforme. Larra siente el batir de los tambores como una implacable llamada y comienza, a su pesar, a marcar levemente el paso.)
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] Esp (CDH )
      En el extremo del compartimiento vecino, un legionario con patillas de hacha, el gorro inverosímilmente colgado de una oreja, le preguntó por sus tabardos azules y al responderle con orgullo, «de la Marina», él movió la cabeza de un lado a otro y murmuró: «Mientras tanto la Infantería pasando frío».
    • 2012 Burgos, A. "Tuiteando" [22-10-2012] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Por la Puerta Carmona se oye: «Llama a Lugo (Lugo Machín, hermano de Antonio Machín y fontanero con taller en la calle Águilas), que se sale el agua de la cisterna». Los soldados con el tabardo trescuartos, rondando a las criadas cuidadoras de uniforme negro con delantal blanco en los Jardines de Murillo.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Me levanté al oír el esquilón de las monjas, y arrodillado en el presbiterio, tiritando bajo mi tabardo de soldado, atendí la misa que celebró el capellán.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Un hombre de aventajado talle, con la frente vendada y el tabardo sobre los hombros, se destacaba en la puerta de mi alcoba.
    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )

      Al cabo de algún tiempo, mientras se registraba bajo el tabardo, comenzó:

      — ¡Lo he dicho siempre!... El primer caballero de España... Pues aquí le entrego cuatro onzas.

    • 1905 Valle-Inclán, R. M. Sonata invierno [1996] Esp (CDH )
      Del aforro del tabardo había sacado el dinero envuelto en un papel manchado de rapé, y reía con aquella risa jocunda que recordaba los vastos refectorios conventuales.
    • 1922 Anónimo "Información oficial" [25-01-1922] La Libertad (Madrid) Esp (HD)
      En vista de un escrito del capitán general de la séptima región de fecha 6 de Octubre último, en el que expone la conveniencia de que las tropas de Intendencia usen en campaña el «tabardo», declarado reglamentario por real orden circular de 27 de Marzo de 1915, en vez del «capote-manta»; y teniendo en cuenta que sólo corto número de individuos usan en guarnición en cada Comandancia la prenda últimamente citada, [...] se ha servido resolver que la prenda de campaña para las mencionadas tropas sea dicho «tabardo».
    • 1936 Anónimo "Trato cruel" [14-10-1936] El Sol (Madrid) Esp (HD)
      Igualmente asegura el evadido que carecen de prendas de abrigo los rebeldes, hasta el punto de que al soldado al que entregan un tabardo no le proporcionan manta, lo que tiene desmoralizados a los facciosos que combaten en la Sie­rra, aunque por miedo ocultan cuidadosamente su estado de ánimo.
    • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] 211 Esp (CDH )
      Mira lo que ocurrió: cierta mañana, un soldado de la guardia encuentra que alguien se ha entretenido en dibujar sobre el forro de su tabardo la hoz y el martillo; y, ¡claro está!, acude en seguida a denunciar el hecho: nadie va a exponerse a llevar tales huellas en la ropa; en esas cosas, callar es ya declararse cómplice.
    • 1949 Ayala, F. Cabeza cordero [1993] 212 Esp (CDH )
      Hicieron el sorteo y ¿podrás creer que le tocó a Gabrielillo, mi primo? A la madrugada siguiente, cuando entraron, como de costumbre, a preguntarles quién había pintado la hoz y el martillo en el tabardo del soldado, Gabriel dijo: Fui yo quien lo pintó.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] 61 Esp (CDH )
      Todo su fasto era de hebillas de plata: traía una en la cinta verde del sombrero, cuatro por botones en la camisa, otras cuatro en el tabardo, dos en cada liga, ¡y qué pantorrillas gordas tenía!, y en cada zapato la suya, y yo se las limpiaba cada mañana con sal prestigiado, y por eso me estaba muy agradecido.
    • 1957 Cunqueiro, Á. Merlín [1969] Esp (CDH )
      Calló sidi Alsir como si se le posara en la imaginación una sombra dolorosa, y mi amo, muy serio, limpiando los anteojos con el forro de seda de su tabardo, dijo:
    • 1959 Ridruejo, D. Dentro del tiempo [1959] Esp (CDH )
      Viste de pana, tabardo a la espalda y a la cabeza un gorro estrafalario, en punta, improvisado con una bufanda de lana.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )
      Como la ropa con que había ingresado en la casa de salud estaba del todo inservible y atentaba contra el pudor, el doctor Flors le proveyó de una blusa, unos pantalones, un par de zapatos y un tabardo donados por unas damas de caridad.
    • 1975 Mendoza, E. Caso Savolta [1994] Esp (CDH )
      El tabardo, en cambio, le pareció excelente, aunque inútil en aquella época del año.
    • 1977 Buero Vallejo, A. Detonación [1994] Esp (CDH )
      (Un sordo redoblar de tambores inquieta a Larra, que se levanta. Por la izquierda del primer término aparece una extraña figura militar fuertemente iluminada. Es el general Ramón Cabrera: máscara felina, boina blanca, gran tabardo sobre su uniforme. Larra siente el batir de los tambores como una implacable llamada y comienza, a su pesar, a marcar levemente el paso.)
    • 1981 Zaragoza, C. Dios playa [1982] 158 Esp (CDH )
      Y allí precisamente, delante de él, rozando con el tabardo el capote de su uniforme, estaba el chófer del general Villacorta.
    • 1981 Zaragoza, C. Dios playa [1982] Esp (CDH )
      — Mejor el tabardo.
    • 1982 Anónimo (Burgos) "Chaqués" [03-10-1982] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      No es como antes, que sabías que el socialista llevaba traje de pana, y el comunista, tabardo militar verdeoliva, y el demócratacristiano, chaqueta y jersey con cuello a la caja, como los que puso de moda Anthony Perkins...
    • 1984 RAE DRAE 20.ª ed. s.v. tabardo (NTLLE)
      tabardo. [...] Chaquetón militar, que formaba parte del uniforme de invierno del soldado.
    • 1986 Cohen, M. Insomnio [1986] Ar (CDH )
      Sin despegarse del banco, las solapas del tabardo levantadas, se incorporó lo suficiente para otear la perspectiva desolada de la plaza.
    • 1987 Delibes, M. Madera héroe [1994] Esp (CDH )
      En el extremo del compartimiento vecino, un legionario con patillas de hacha, el gorro inverosímilmente colgado de una oreja, le preguntó por sus tabardos azules y al responderle con orgullo, «de la Marina», él movió la cabeza de un lado a otro y murmuró: «Mientras tanto la Infantería pasando frío».
    • 1987 Merino, J. M. Andrés Choz [1987] Esp (CDH )
      Llevaba ahora unas botas nuevas, a la espalda un tabardo enrollado y en el zurrón, alimentos, baratijas, un arma de fuego, un catalejo.
    • 1990 Vázquez Montalbán, M. Galíndez [1993] Esp (CDH )
      Y la ventanilla volvió a alzarse como una cortina de hielo, al tiempo que Norman Radcliffe salía de su desconcierto y caminaba gimnásticamente, con las manos en los bolsillos de su tabardo en dirección a la próxima parada de autobuses.
    • 1994 Regás, R. Azul [1994] Esp (CDH )
      Permaneció inmóvil sentado en el lugar del banco de la bañera que le habían asignado, con las manos metidas en los bolsillos del tabardo que Sebastián le había prestado y el cuello levantado.
    • 1994 Regás, R. Azul [1994] Esp (CDH )
      Pero ni aquel verano de calmas y calor que los viejos del lugar no habían visto desde su infancia en que ni un solo día se encabritó el mar, ni entró el levante a mediados de septiembre cuando ya había que andar por la calle con tabardo porque hacía frío; ni las plácidas noches sentado en el bar de la playa mientras la voz y la risa de Andrea se mezclaban con el murmullo de las olas como el fondo azul de sus historias, lograron desbancar en la mente de Martín la certeza de que el mar era un elemento extraño, amenazador, demasiado presente a todas horas, demasiado evidente.
    • 1996 Prensa El Mundo, 15/08/1996 [1997] Esp (CDH )
      Un mariscal que derrota en diciembre al enemigo, es un militar de tres al cuarto, un tipo grisáceo que por temor a los sabañones se tapa las orejas con el cuello del tabardo.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Chaquetón militar, que formaba parte del uniforme de invierno del soldado.
    • 2007 Doria, S. "Periodista" [08-03-2007] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Una izquierda que no era divina: alianza del sindicalismo con acento andaluz y el catalanismo popular. Unas redacciones donde, en palabras de Vázquez Montalbán, había «más barba y tabardo que corbata» y que Huertas evocó en su libro de memorias «Cada mesa, un Vietnam».
    • 2012 Burgos, A. "Tuiteando" [22-10-2012] ABC (Sevilla) Esp (HD)
      Por la Puerta Carmona se oye: «Llama a Lugo (Lugo Machín, hermano de Antonio Machín y fontanero con taller en la calle Águilas), que se sale el agua de la cisterna». Los soldados con el tabardo trescuartos, rondando a las criadas cuidadoras de uniforme negro con delantal blanco en los Jardines de Murillo.
  5. s. m. Prenda de abrigo larga y ancha, con mangas abiertas, usada en el campo.
    docs. (1914-2001) 4 ejemplos:
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (S) s.v. tabardo (NTLLE)
      tabardo. [...] Prenda de abrigo ancha y larga, de buriel o paño tosco, con las mangas bobas, que usan los labradores y otras personas en el campo.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] 166 Esp (CDH )
      La sombra de un jinete —tabardo y calañés— se perfilaba en el claro lunero.
    • 1984 Berlanga, A. Gaznápira [1990] Esp (CDH )
      La Liboria aparece con el mandil de flores, rescatan a mozos y mozas de sus casas y tiroriro-tiroriro-porrrrom-pom-pom, sin quitarse tabardos ni tapabocas, algunos con mantas de pastor, empiezan el baile en presencia de las primeras autoridades civiles y eclesiásticas de Monchel.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      tabardo. [...] Prenda de abrigo ancha y larga, de paño tosco, con las mangas bobas, que se usa en el campo.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. m. Co "Tifo" (Alario di Filippo, LexColombianismos-1964).
    docs. (1611-1983) 3 ejemplos:
    • 1611 Rosal, F. Etimología vocablos lengua castellana s.v. tavardillo Esp (NTLLE)
      tavardillo. [...] como otros muchos afectos tiene nombre del accidente. Fue, pues, llamado tavardo y tavardete, de tavarro, cierta especie de moscón que pica dexando señal [...].
    • 1964 Alario di Filippo, M. LexColombianismos Co (NTLLE)
      Tabardo; tabardillo (Boy. y Cund.) Por tifo el Diccionario trae tabardillo, pero no tabardo, como también se dice entre los campesinos.
    • 1983 Alario di Filippo, M. LexColombianismos s.v. tabardo Co (NTLLE)
      tabardo. [...] 2. Tifo exantemático.
  8. Acepción lexicográfica
  9. s. m. Co "Impaciencia, enojo grande" (Alario di Filippo, LexColombianismos-1964).
    docs. (1964) Ejemplo:
    • 1964 Alario di Filippo, M. LexColombianismos Co (NTLLE)
      Tabardo; tabardillo. (Boy. y Cund.) Impaciencia, enojo grande.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE