10.ª Entrega (marzo de 2021)
Versión del 31/03/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tisiofobia s. (1891-)
tisiofobia
Etim. Voz tomada del inglés phthisiophobia, atestiguada en esta lengua al menos desde 1883 como 'miedo irracional a la tuberculosis'; y esta, a su vez, del francés phthisiophobie, registrada con este significado aproximadamente desde 1877 (véase OED, s. v. phthisiophobia).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'miedo patológico a contraer la tisis o a los tísicos', en noviembre de 1891, en la traducción de un artículo de investigación, "Sobre el origen, propagación y prevención de la tisis", publicado en El Pensamiento Contemporáneo (Nueva York). El artículo original, escrito en inglés por el profesor J. Tyndall, se publica unos meses antes, en septiembre de 1891, en la revista The Fortnightly review con el siguiente título "On the Origin, Propagation and Prevention of Phthisis". Como puede observarse en los testimonios localizados, es frecuente el empleo de esta voz en la literatura especializada. Solamente el Diccionario enciclopédico de la editorial UTEHA registra tisiofobia en 1953. 

  1. ac. etim.
    s. f. Med. Miedo patológico a contraer la tisis o a los tísicos.
    Sinónimo: tuberculofobia
    docs. (1891-2005) 11 ejemplos:
    • 1891 Anónimo "Sobre origen tisis J. Tyndall" [01-11-1891] El Pensamiento Contemporáneo (Nueva York) Esp (HD)
      Mientras que una verdadera tisiofobia parece haberse apoderado de muchos espíritus, otros ignoran casi por completo la posibilidad de la infección. El hecho de que últimamente se hayan publicado investigaciones con el objeto de descubrir bacilli tuberculares en el aliento, bien prueba que las investigaciones concluyentes de sabios anteriores no han recibido la debida atención.
    • 2005 Duarte García Cortázar, I. "Sanatorio tuberculosos" [01-01-2005] Ars Medica. Revista de Estudios Médicos Humanísticos (Santiago de Chile) Ch (HD)
      Debido a la tisiofobia que se desarrolló hacia fines del siglo XIX y en el primer tercio del siglo XX, contraer la tuberculosis era tan estigmatizante, que los enfermos a menudo intentaban aminorar u ocultar ante sus familiares o amigos la causa de su internación en un sanatorio, explicando que tenían “una amenaza de tuberculosis”, o que se iban en viaje de placer o a un merecido período de descanso.
    • 1891 Anónimo "Sobre origen tisis J. Tyndall" [01-11-1891] El Pensamiento Contemporáneo (Nueva York) Esp (HD)
      Mientras que una verdadera tisiofobia parece haberse apoderado de muchos espíritus, otros ignoran casi por completo la posibilidad de la infección. El hecho de que últimamente se hayan publicado investigaciones con el objeto de descubrir bacilli tuberculares en el aliento, bien prueba que las investigaciones concluyentes de sabios anteriores no han recibido la debida atención.
    • 1914 Calleja, C. "Contra declaración obligatoria tuberculosis" [01-01-1914] El Monitor Sanitario. Revista Mensual Ilustrada (Madrid) Esp (HD)
      Contribuye muchísimo á este caos de disidencias la diversidad de criterio que hay en el pronóstico; pues mientras la generalidad de los médicos, coreados por el vulgo, se hallan dominados por un exagerado fatalismo llegando á la tisiofobia, los otros sin dejar de hacerse el cargo de la gran mortalidad por tuberculosis (dada la clasificación ilógica de las estadísticas) reconocen que la cifra de mortalidad ―ó sea la proporción entre el número de enfermos que llegan á ser tuberculosos y el de los que terminan por efecto próximo de esta afección― es relativamente menor que en las demás afecciones crónicas.
    • 1914 García Triviño, F. "La tisiofobia y los tisiófobos" [01-01-1914] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Si en lugar de engendrar la tisiofobia entre las gentes, por ser nosotros los primeros tisiófobos, nos hubiéramos preocupado de enseñar á cuidar debidamente á los tuberculosos y enseñar a prevenir contra la tuberculosis, dentro y hasta en los límites en que esto es posible, seguramente tendríamos resuelta una buena parte de este problema magno, en el que todo ó casi todo está por hacer.
    • 1916 Anónimo "Extracto historia clínica caso tisiofobia" [01-01-1916] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      La tisiofobia no es un estigma revelador de la tisis, aunque los que la padezcan sean hijos de tísicos, y se hallan más o menos dispuestos ó predestinados. Esta negación es extensiva a todo psiquismo, es decir, no hay perturbaciones psíquicas características de la tisis. Asimismo, la neurastenia tampoco es siempre una manifestación de la tisis, por más que sea frecuentemente tuberculosa.
    • 1935 Rdz Pastor, J. Tratamiento tuberculosis hogar PR (BD)
      Antes de escribir sobre el tratamiento de la tuberculosis en el hogar es necesario decir algunas palabras sobre esa aberración del sentido común, producto de la ignorancia y del egoísmo humano: la tisiofobia (terror de la tisis).
    • 1975 Aparicio, O. "Neurosis obsesivas" [27-07-1975] Diario de Burgos: avisos y noticias (Burgos) Esp (HD)
      Nosofobias, parofobias o miedo a las enfermedades ― son tan innumerables como las mismas enfermedades: dermofobia, acarofobia, sifilofobia o gonocofobia o respectivo temor a las enfermedades de la piel, sarna, sífilis y blenonagia. Epermatorreofobia, epidemiofobia, microfobia, histeriofobia y tisiofobia son términos objetivos de temores que no necesitamos explicar. Llámese lisofobia al miedo a la rabia, manifobia a la locura y tanalofobia el miedo a la muerte.
    • 2005 Duarte García Cortázar, I. "Sanatorio tuberculosos" [01-01-2005] Ars Medica. Revista de Estudios Médicos Humanísticos (Santiago de Chile) Ch (HD)
      Debido a la tisiofobia que se desarrolló hacia fines del siglo XIX y en el primer tercio del siglo XX, contraer la tuberculosis era tan estigmatizante, que los enfermos a menudo intentaban aminorar u ocultar ante sus familiares o amigos la causa de su internación en un sanatorio, explicando que tenían “una amenaza de tuberculosis”, o que se iban en viaje de placer o a un merecido período de descanso.
    • 1891 Anónimo "Sobre origen tisis J. Tyndall" [01-11-1891] El Pensamiento Contemporáneo (Nueva York) Esp (HD)
      Mientras que una verdadera tisiofobia parece haberse apoderado de muchos espíritus, otros ignoran casi por completo la posibilidad de la infección. El hecho de que últimamente se hayan publicado investigaciones con el objeto de descubrir bacilli tuberculares en el aliento, bien prueba que las investigaciones concluyentes de sabios anteriores no han recibido la debida atención.
    • 1914 García Triviño, F. "La tisiofobia y los tisiófobos" [01-05-1914] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      No se precisa ser tisiólogo, ni siquiera médico alejado de esta especialidad, para oír constantemente a todos el invencible horror que la tuberculosis y los tuberculosos les inspiran, siquiera á renglón seguido traten de mitigar su decidida tisiofobia con los tópicos que la compasión, la caridad y la cultura imponen a los espíritus.
    • 1914 Calleja, C. "Contra declaración obligatoria tuberculosis" [01-01-1914] El Monitor Sanitario. Revista Mensual Ilustrada (Madrid) Esp (HD)
      Contribuye muchísimo á este caos de disidencias la diversidad de criterio que hay en el pronóstico; pues mientras la generalidad de los médicos, coreados por el vulgo, se hallan dominados por un exagerado fatalismo llegando á la tisiofobia, los otros sin dejar de hacerse el cargo de la gran mortalidad por tuberculosis (dada la clasificación ilógica de las estadísticas) reconocen que la cifra de mortalidad ―ó sea la proporción entre el número de enfermos que llegan á ser tuberculosos y el de los que terminan por efecto próximo de esta afección― es relativamente menor que en las demás afecciones crónicas.
    • 1914 García Triviño, F. "La tisiofobia y los tisiófobos" [01-01-1914] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Si en lugar de engendrar la tisiofobia entre las gentes, por ser nosotros los primeros tisiófobos, nos hubiéramos preocupado de enseñar á cuidar debidamente á los tuberculosos y enseñar a prevenir contra la tuberculosis, dentro y hasta en los límites en que esto es posible, seguramente tendríamos resuelta una buena parte de este problema magno, en el que todo ó casi todo está por hacer.
    • 1915 Lafora, G. R. "Tisiofobia" (Reseña) [30-06-1915] Revista Clínica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Expone un caso de tisiofobia (?) en un enfermo hijo de tuberculoso y hermano de tuberculoso con ganglios abdominales infartados, fiebre de pocos grados, astenia y retracción de los vértices pulmonares. Se ve, pues, por lo dicho que el caso no es por lo visto un caso de tisiofobia hipocondríaca, sino fundada en hechos reales y objetivos múltiples. Después de la larga y comentada historia clínica, el crítico no saca la convicción de que estemos ante un caso de tisiofobia, pues aparte de las perturbaciones nerviosas y psíquicas, son muchos los síntomas orgánicos del caso. Además, el enfermo tenía un proceso nasal que venía a complicar su cuadro clínico.
    • 1916 Anónimo "Extracto historia clínica caso tisiofobia" [01-01-1916] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      La tisiofobia no es un estigma revelador de la tisis, aunque los que la padezcan sean hijos de tísicos, y se hallan más o menos dispuestos ó predestinados. Esta negación es extensiva a todo psiquismo, es decir, no hay perturbaciones psíquicas características de la tisis. Asimismo, la neurastenia tampoco es siempre una manifestación de la tisis, por más que sea frecuentemente tuberculosa.
    • 1924 Peña Novo, P. "Eterno problema" [19-07-1924] El Orzán. Diario Independiente (La Coruña) Esp (HD)
      Dice el Sr. Calvo que el valor social de los emigrantes a consecuencia de bacilósis ocasiona anualmente a Galicia una pérdida de doscientos millones de pesetas, y yo juzgo esta cuenta como una manifestación exgerada de tisiofobia; en primer lugar por ser compensados esos doscientos millones sinó en todo al menos en parte “por los beneficios obtenidos por los emigrantes”, y, en segundo lugar, porque no veo en qué forma podría aquí garantizarse la vida del total de esas víctimas para así evitar tan grande, sensible y continua pérdida. La edad juvenil de los emigrados por ser la más propicia al desarrollo de la tuberculosis contribuyen a que se imputen en proporción indebida a la emigración las causas de este mal.
    • 1935 Rdz Pastor, J. Tratamiento tuberculosis hogar PR (BD)
      Antes de escribir sobre el tratamiento de la tuberculosis en el hogar es necesario decir algunas palabras sobre esa aberración del sentido común, producto de la ignorancia y del egoísmo humano: la tisiofobia (terror de la tisis).
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tisiofobia (de tisis- y fobia, temor). f. Med. Temor anormal a la tisis o tuberculosis pulmonar.
    • 1975 Aparicio, O. "Neurosis obsesivas" [27-07-1975] Diario de Burgos: avisos y noticias (Burgos) Esp (HD)
      Nosofobias, parofobias o miedo a las enfermedades ― son tan innumerables como las mismas enfermedades: dermofobia, acarofobia, sifilofobia o gonocofobia o respectivo temor a las enfermedades de la piel, sarna, sífilis y blenonagia. Epermatorreofobia, epidemiofobia, microfobia, histeriofobia y tisiofobia son términos objetivos de temores que no necesitamos explicar. Llámese lisofobia al miedo a la rabia, manifobia a la locura y tanalofobia el miedo a la muerte.
    • 2005 Duarte García Cortázar, I. "Sanatorio tuberculosos" [01-01-2005] Ars Medica. Revista de Estudios Médicos Humanísticos (Santiago de Chile) Ch (HD)
      Debido a la tisiofobia que se desarrolló hacia fines del siglo XIX y en el primer tercio del siglo XX, contraer la tuberculosis era tan estigmatizante, que los enfermos a menudo intentaban aminorar u ocultar ante sus familiares o amigos la causa de su internación en un sanatorio, explicando que tenían “una amenaza de tuberculosis”, o que se iban en viaje de placer o a un merecido período de descanso.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE