11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
trabuco, a adj. (1933-)
trabuco
También en esta página: trabuco (1236-) trabuco2 (1611-1828)
Etim. De trabuco1.

Se consigna por primera vez, con la acepción 'estrecho, reducido', en 1933, en El lenguaje usado en Nochistlán, de Quirarte y con este valor es vocablo propio a México y documentado exclusivamente en compendios lexicográficos. En el Diccionario del pensamiento popular hondureño (2006) de Saravia se recoge otro valor: "dícese de una persona recia de cuerpo pero de corta estatura".

    Acepción lexicográfica
  1. adj. Mx "Estrecho, reducido" (Boyd-Bowman, Habla Guanajuato-1960).
    docs. (1933-1982) 6 ejemplos:
    • 1933 Quirarte, C. E. Lenguaje Nochistlán Investigaciones lingüísticas Mx (FG)
      Trabuco: Adjetivo equivalente a estrecho, reducido. "Me queda trabuco el vestido." Mexicanismo. Uso común.
    • 1944 Malaret, A. DiccAmericanismos (Nuevo S) (FG)
      TRABUCO. adj. Méx. 'Estrecho, reducido'. Me queda trabuco el vestido. CEQ.
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO. adj. Méx. Estrecho, reducido. Me queda trabuco el vestido.
    • 1960 Boyd-Bowman, P. Habla Guanajuato Mx (FG)
      trabuco (adj.) 'estrecho, reducido'. Noch.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      TRABUCO. adj. Estrecho, pequeño, reducido. Quedar trabuco un vestido.
    • 1933 Quirarte, C. E. Lenguaje Nochistlán Investigaciones lingüísticas Mx (FG)
      Trabuco: Adjetivo equivalente a estrecho, reducido. "Me queda trabuco el vestido." Mexicanismo. Uso común.
    • 1944 Malaret, A. DiccAmericanismos (Nuevo S) (FG)
      TRABUCO. adj. Méx. 'Estrecho, reducido'. Me queda trabuco el vestido. CEQ.
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO. adj. Méx. Estrecho, reducido. Me queda trabuco el vestido.
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      trabuco [...] adj. En Méjico, "estrecho, reducido". (Americanismos, p. 789).
    • 1960 Boyd-Bowman, P. Habla Guanajuato Mx (FG)
      trabuco (adj.) 'estrecho, reducido'. Noch.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      TRABUCO. adj. Estrecho, pequeño, reducido. Quedar trabuco un vestido.
  2. Acepción lexicográfica
  3. adj. Ho "Dícese de una persona recia de cuerpo pero de corta estatura" (Saravia, DiccPensamientoPopHond-2006).
    docs. (2006) Ejemplo:
    • 2006 Saravia, J. R. DiccPensamiento PopHond Ho (BD)
      trabuco, ca adj. 1. fest. ofens. Dícese de una persona recia de cuerpo pero de corta estatura. Sus padres son trabucos pero ella es alta. Ver: pilón(2) y torroploco.
11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
trabuco s. (1236-)
trabuco, trabuch, trabuque, trebuco, trabucho, trabucón, trabuquillo, trabuquito
Etim. Voz de etimología discutida. En el DECH se recoge como derivado del catalán u occitano trabucar 'volver lo de arriba abajo', 'caer, tropezar' (DECH, s. v. trabucar). Cf. DLE-2014 que dice que trabuco deriva del español trabucar y también G. Colón ("Occitanismos" en M. Alvar et alii (dirs.) Enciclopedia lingüística hispánica, II, 1967: 189) matiza que el étimo exacto no sería trabuc sino trebuc por influencia del verbo occitano trabucar.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'acción hábil y astuta que sirve para conseguir algo y, en particular, para engañar a alguien', en la Vida de Santo Domingo de Silos (c1236) de G. de Berceo, valor que no vuelve a atestiguarse salvo en los diccionarios de Salvá (Nuevo diccionario de la lengua castellana, 1846) y posteriormente en el Diccionario enciclopédico de la lengua española (1855) de la editorial Gaspar y Roig. Como 'máquina bélica de asedio usada para lanzar piedras u otros proyectiles, consistente en un armazón que sujeta y mantiene elevada del suelo una viga de madera; en el extremo de la parte más corta cuelga un contrapeso y al final de la larga se suspende una honda' se atestigua por primera vez en la Traducción de la "Historia de Jerusalem abreviada" de Jacobo de Vitriaco (1350). También se recoge en el título de un capítulo de la Crónica de Alfonso X (1340-1350) de F. Sánchez Valladolid; esta acepción va perdiendo vigencia tras el período medieval y, a partir del siglo XVII, solo aparece ocasionalmente como fósil léxico en obras de ambientación histórica, o en repertorios lexicográficos. Con el valor 'arma de artillería corta y de gran calibre, más larga que el morterete, que efectúa tiros de trayectoria muy curva' se registra por vez primera en la Crónica incompleta de los Reyes Católicos (1469-1476) y se consigna en el diccionario de Sobrino (1705), quien lo considera sinónimo de pedrero ("pirrier") y lo define como "sorte de petite piece d'artillerie"; Terreros, en su Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes (1788), al definir la acepción de trabuco como 'máquina bélica' plantea la hipótesis de que dicha máquina se hubiera disparado en la antigüedad con pólvora, y que después se olvidó su uso, si bien no la considera fundamentada. Se hace muy difícil distinguir, en los siglos XV y XVI, cuándo se está ante una máquina bélica y cuándo ante una pieza de artillería, y se ha optado por repartirlas según la coaparición y enumeración de otros tipos de máquinas o armas, así como por la mención expresa de los proyectiles. Con el valor 'cambio brusco y radical en la posición o el estado de algo' se registra en la Tragedia Josephina (a1540) de M. de Carvajal y en Oculta filosofía. De las simpatía de las cosas, artificio de la naturaleza, y noticia natural del mundo y segunda parte de la curiosa filosofía (1633) de J. E. Nieremberg, y posteriormente se consigna únicamente ya en repertorios lexicográficos, a partir del Diccionario de la lengua española (1917) de Alemany Bolufer. Como 'arma de fuego individual, portátil y de avancarga, predecesora de la escopeta, de gran calibre y de cañón corto y con la boca generalmente acampanada' se registra por vez primera en 1719, en la Cirugia methodica, chimica reformada de F. Suárez de Ribera. Esta acepción, consignada también en el Diccionario de Autoridades (1734), es la más generalizada, aunque hacia la segunda mitad del siglo XX cae en desuso al mismo tiempo que el arma que designa, si bien en algunos casos resulta complicado distinguir en algunos ejemplos si la voz se refiere a la pieza de artillería o al arma individual y portátil. En cuanto a la combinación trabuco naranjero, se atestigua por primera vez en los Documentos de Costa Rica y de Costa de Mosquitos de 1745. En 1729 se registra por vez primera con la acepción de 'artefacto pirotécnico que produce una gran detonación', en La exaltación del amador de la Cruz de A. de la Madre de Dios. Esta evolución desde la acepción de 'pieza de artillería' a la de 'artefacto explosivo' es similar a la que experimentan otras voces como mortero morterete. En 1849 se documenta por primera vez con el valor 'cigarro grueso y corto, hecho de hojas de tabaco enrolladas y liado sin papel', en la segunda edición del Diccionario provincial casi-razonado de voces cubanas de Pichardo (s. v. tabaco) y, al margen de los repertorios lexicográficos, en 1854, en un artículo publicado en el El Clamor Público (Madrid). En 1885 se atestigua por primera vez su empleo para designar un 'ladrillo pequeño que sirve para organizar la trabazón en el arranque de un muro', en La Correspondencia de España (Madrid). En el Diccionario de expresiones malsonantes del español (1974) de Martín Martín se consigna como 'órgano copulador y miccionador del hombre y de algunos animales de sexo masculino', de uso coloquial y vulgar. Como 'equipo deportivo formado por jugadores excelentes' se registra en 1977, en el Léxico del béisbol en Venezuela, de Colmenares del Valle, y es una acepción atestiguada en México, Puerto Rico, Estados Unidos y, según el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE, también en Nicaragua.

En los diccionarios se localizan además, las siguientes acepciones, la mayoría de ellas geográficamente restringidas: 'canutillo de madera en cuyos extremos se ponen dos tacos, uno de los cuales se impulsa con un palito y por compresión del aire expulsa el otro taco' (Domínguez, Compendio del Diccionario nacional de la lengua española, 1852); en Guanajuato (México) es 'rasgón hecho en el vestido' (Ramos Duarte, Diccionario de mejicanismos, 1895); en Cuba se emplea como 'vela pequeña y gruesa empleada para faroles de coche' (Suárez, Vocabulario cubano, 1921); en el Bierzo (España), se aplica a un tipo de poda de la cepa "a la cual se dejan tres o cuatro pulgares de iguales dimensiones y uno triple, al que se denomina el trabuco" (García Rey, Vocabulario del Bierzo,1934); en el área oriental de España se denomina así al 'hombre bajo y grueso' (Pardo Asso, Nuevo diccionario etimológico aragonés, 1938); como 'engaño' se recoge en obras lexicográficas de Nicaragua, como el Vocabulario de pinolerismos (1940) de Buitrago Morales; en Chile es 'chiribitil, rincón' (Santamaría, Diccionario general de americanismos, 1942); en Cuba designa también 'cualquier palo rústico, corto y grueso, a modo de garrote'  (Pichardo, Diccionario provincial casi razonado de voces y frases cubanas, 1953); en Texas es 'pantalón' (Cerda, Vocabulario español de Texas, 1953); mientras que en distintas zonas de España (Andalucía y Navarra) designa el 'yezgo (sambucus ebulus)' (Alvar, ALEANR, III-IV, 1980); también en este último Atlas se atestigua el uso oriental como 'traba'. En el Diccionario extremeño (1980) de Viudas Camarasa da nombre a un 'pastel que se enrolla en forma de tubo'. En Argentina, significa, por su parte, 'trabucación, equivocación' (Becco, Vocabulario, en Antología de la poesía gauchesca, 1972); en Cuba es 'persona poco inteligente' (Sánchez-Boudy, Diccionario de cubanismos más usuales, 1978); en Venezuela 'tabaco de marihuana', según el Diccionario de habla de Venezuela (1994) de Núñez y Pérez; en Canarias (España) se denomina así a la 'escorpina' (Corrales Zumbado, Diccionario diferencial del español de Canarias, 1996) y, por último, de acuerdo con el Diccionario de americanismos (2010) de la ASALE, trabuco tiene, además, las acepciones de 'travesti' (en Argentina), 'hombre que trabaja en los mercados cargando y descargando bultos y mercancías con ayuda de una cuerda y de una tela resistente' (en Bolivia), 'gallo de pelea' (en la República Dominicana) y 'arma de fuego de fabricación artesanal' (en Bolivia y Colombia).

    Acepción en desuso
  1. s. m. Acción hábil y astuta que sirve para conseguir algo y, en particular, para engañar a alguien.
    docs. (1236-1855) 3 ejemplos:
    • c1236 Berceo, G. Vida StoDomingo [1992] 379 Esp (CDH )
      En cabo de la missa el buen missacantano, / bendixo sal e agua conna su sancta mano, / echó sobrel enfermo, tornó luego tan sano, / que más non pareció de la lepra un grano. / [...] Asmaron un trabuco las cosas fadeduras, / desaron en San Pedro todas sus vestiduras; / vinieron al buen padre cargados de rencuras, / pidieron que lis diese algunas mudaduras. /
    • 1846 Salvá, V. NDiccLengCast (NTLLE)
      TRABUCO [...] ant. Astucia, invencion, arte.
    • 1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp, II (NTLLE)
      trabuco: s. m. ant.: astucia, invencion, arte.
  2. s. m. Máquina bélica de asedio usada para lanzar piedras u otros proyectiles, consistente en un armazón que sujeta y mantiene elevada del suelo una viga de madera; en el extremo de la parte más corta cuelga un contrapeso y al final de la larga se suspende una honda.
    docs. (1350-2021) 193 ejemplos:
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] fol. 59v Esp (CDH )

      E Felipo, rey de Françia, dias & noches sin folgar, los muros de la çibdat & las torres & menas con piedras quebrantando & dentro los ingenios de los enemigos las casas & edefiçios derribando, negava la folgança a los çercados, mas el rey de Françia muchos & peligrosos saltos traia cruelmente a los çerrados. E como por continuos ronpimientos de piedras, de ingenios & trabucos fuese ronpido el muro de la çibdat, acatando los çercados que ya non podia resistir luengamente, entregaron la çibdat con tal condiçion: que saliesen salvas sus personas & libres.

    • 2021 Anónimo "Lucha espadas castillo Belmonte" [25-09-2021] Castilla-La Mancha 24 (Toledo): clm24.es Esp (HD)
      En el castillo, también se puede visitar unos de los mayores parques temáticos de máquinas de asedio a escala real, donde está instalado el trabuco de contrapeso más grande del mundo, de casi 19 metros de altura.
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] fol. 59v Esp (CDH )

      E Felipo, rey de Françia, dias & noches sin folgar, los muros de la çibdat & las torres & menas con piedras quebrantando & dentro los ingenios de los enemigos las casas & edefiçios derribando, negava la folgança a los çercados, mas el rey de Françia muchos & peligrosos saltos traia cruelmente a los çerrados. E como por continuos ronpimientos de piedras, de ingenios & trabucos fuese ronpido el muro de la çibdat, acatando los çercados que ya non podia resistir luengamente, entregaron la çibdat con tal condiçion: que saliesen salvas sus personas & libres.

    • c1348-1379 Anónimo GCrón Alfonso XI [1976] Esp (CDH )

      E el almirante, que sabia algo de esta fanbre e lazeria que tenian, quisiera los acorrer con vianda; e hizo poner dos trabucos en dos naues, e con aquellos trabucos lançauanles las talegas de farina; e como quier que algo caya dentro en el castillo, pero lo mas caya fuera e tomauanlo los moros; e por esto el almirante dexo de lançar la harina con aquellos trabucos.

    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 215r Esp (CDH )
      Et Sçipion si / huyo la nombrada de aquesta / empresa. & como la batalla delos / enemigos era ya cobrada / o refecha / & reparada. Et assi como / aquel qui ya cuydaua auer / finida la guerra metia & aplegaua / sus engenyos / o trabuques / alos muros de utique.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 270 Esp (CDH )
      Por este nombre máchina bélica, siquiere de batallas, se entienden todos los pertrechos e grandes hedifiçios de combatir, ansí como escalas, grúas, bastidas, mantas, vaivenes, engaños, trabucos e tales cosas que por aquel nombre general de máchina bélica nombrar se pueden.
    • 1453-1467 Toledo, A. Invencionario [1995] fol. 35v Esp (CDH )
      E avn agora / vsan los modernos Otras fondas / son de muy grand operaçion / ca se lançan con grandes artefiçios / llamados jngenjos & trabucos / con que lançan muy grandes piedras / de que rrompen los muros & / derriban las torres
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E çercó la casa de la Çerca, que vivían en ella Gonzalo López de Salazar e Lope Garçía, su hermano, nietos legítimos de Lope Garçía de Salazar, que se defendieron en ella grand tienpo, ca era fuerte e tenía dos grandes cavas, fasta que los moros de Medina le armaron un trabuco e la derribaron.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] I, 165 Esp (CDH )
      Asimismo, quatro trabucos de noche e de día no çesavan de tirar a las casas que estauan en la fortaleza, e las lonbardas gruesas & otros tiros de póluora tiravan a vn lienço del muro continamente.
    • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Esp (NTLLE)
      ballista. ae. por el trabuco o engeño.
    • 1503 Fdz Santaella, R. Trad LMarco Polo [1987] Esp (CDH )
      Y entonce yo, Marco Polo, que tomé sobre mí este cargo, allegué ciertos venecianos que hallé en aquellas tierras, hombres discretos y exercitados en las armas, e hize fazer tres grandes trabucos que tiravan mill libras de peso cada uno, e fízelos llevar al campo e disponer e acetar para tirar; y esto fecho, comencé a trabucar la cibdad.
    • 1521 Piamonte, N. HEmperador Carlomagno [1995] Esp (CDH )
      E mandó allegar dozientos mill hombres de pelea el almirante e dieron combate a la torre con grandes trabucos y con hondas, y duró el combate todo un día.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      En tanto Baldo, mirando por qué parte del cuerpo daría a Garamando, al fin le halló descubierto y tira la lança como un trabuco y, dándole por el muslo, se lo trapassó.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 84 Esp (CDH )
      Las armas dellos más ejercitadas / son picas, alabardas y lanzones, / con otras puntas largas enastadas / de la fación y forma de punzones; / hachas, martillo, mazas barreadas, / dardos, sargentas, flechas y bastones, / lazos de fuertes mimbres y bejucos, / tiros arrojadizos y trabucos. / Algunas destas armas han tomado / de los cristianos nuevamente agora, / que el contino ejercicio y el cuidado / enseña y aprovecha cada hora, / y otras, según los tiempos, inventado: / que es la necesidad grande inventora, / y el trabajo solícito en las cosas, / maestro de invenciones ingeniosas. /
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Y llegando Gutierre de Rebolledo primo de Rodrigo de Rebolledo, con alguna gente, a socorrer los suyos, fue muerto de una saeta que se lanzó con un trabuco, y pasóle un tarjón que traía y las hojas del un costado al otro.
    • 1602 Mateo Luján de Saavedra Guzmán de Alfarache 2.ª parte [2001] Esp (CDH )
      Y tanto me enfadé del mal fin y suceso della, que por poco estuve de no tratar de ser farsante; pero la añagaza de mis nuevos amores me volvían con más violencia que con un trabuco.
    • 1614 Fdz Avellaneda, A. Don Quijote [1972] Esp (CDH )
      Como don Quixote prosiguiesse adelante, el melonero arrojó su lançón y puso una piedra poco mayor que un huevo en una honda, y, dando media buelta al braço, la despidió como de un trabuco contra don Quixote, el qual la recibió en el adarga; mas falsóla fácilmente, como era de sólo badana y papelones, y dio a nuestro cavallero tan lo terrible golpe en el braço izquierdo, que, a no cogelle armado con el braçalete, no fuera mucho quebrársele, aunque sintió el golpe bravíssimamente. *
    • 1630 Quevedo Villegas, F. Chitón [2005] 197 Esp (CDH )

      ¿Qué fue de ver a vuesa merced, excelencia, tú y señoría, cuando se bajó la moneda, disparando chistes, malicias, concetos, sátiras, libelos, coplillas, haldadas de equívocos; si baja, no baja y navaja, y otras cosas deste modo, motetes de las alcuzas y villancicos de entre jarro y boca de noche? ¿Qué morrillos no disparó como un trabuco, cuando vio tratar de descubrir minas?

    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Ya, pues, que tuuo acabado el baluarte, y plantados tres trabucos de a 18 que todo se consiguió impensado al enemigo, trabajando al abrigo de mantas, ó cortinas de cuero:
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO [...] Máchina bélica, que se usaba antes de la pólvora, y artilleria, y con ella se arrojaban piedras mui gruessas con mucho ímpetu, como ahora la pieza de cañon.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      TRABUCO, máquina antigua para arrojar piedras al modo que ahora se hace por medio de la pólvora con los pedreros. [...] Algunos son de parecer, que en la remota antigüedad se disparaba con pólvora, y que se olvidó su uso, hasta que luego se hizo pasar por nuevo descubrimiento; pero la prueba de esto no es facil, ni tampoco el olvido en tan continuadas guerras.
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Trabuco. Maquina de guerra que se usaba antes de conocerse la pólvora y artillería, y con ella se arrojaban piedras muy gruesas con mucho ímpetu.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Señor Bembibre [1989] Esp (CDH )
      Algo más tardaron en llegar los refuerzos de Galicia, tanto por la mayor distancia, cuanto porque el conde escarmentado con el pasado suceso y convencido de que Cornatel no era para ganado de una embestida, había hecho traer trabucos y otras máquinas de guerra que embarazaron no poco la marcha de las tropas.
    • 1864 Lorenzo, J. / Murga, G. / Ferreiro, M. DiccMarítimo [1864] Esp (BD)
      TRABUCO. s. m. Nombre que se daba en el siglo XIII á una máquina de guerra que servia para arrojar piedras a las naves enemigas.
    • 1865 Justiniano Arribas, J. Roger de Flor [1865] Esp (CDH )
      / En tanto al muro el español soldado / Animoso se acerca en son triunfante: / Las máquinas arrima; á lid se apresta; / Trabucos y fundíbulos asesta.
    • 1869 Almirante, J. DiccMilitar Esp (BD)
      máquinas de tiro: [...] fundíbalos, todas las de contrapeso, como la honda, trabuco, etc.
    • 1903 Marvá Mayer, J. "Tormentaria y Poliorcética" [01-06-1903] Revista Técnica de Infantería y Caballería (Madrid) Esp (HD)
      Estas ballestas de torno, así como las máquinas de contrapeso (trabucos ó trabuquetes), fueron los únicos ingenios de proyección empleados en el ataque y defensa de las plazas en Europa durante la Edad Media, antes de la pólvora, y después concurrentemente con la Artillería, hasta el siglo XVI, razón por la cual se las describe y estudia en el período siguiente.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. Máquina de guerra que se usaba antes de la invención de la pólvora, para batir las murallas, torres, etc., disparando contra ellas piedras muy gruesas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. Máquina de guerra que se usaba antes de la invención de la pólvora, para batir las murallas, torres, etc., disparando contra ellas piedras muy gruesas.
    • 2021 Anónimo "Lucha espadas castillo Belmonte" [25-09-2021] Castilla-La Mancha 24 (Toledo): clm24.es Esp (HD)
      En el castillo, también se puede visitar unos de los mayores parques temáticos de máquinas de asedio a escala real, donde está instalado el trabuco de contrapeso más grande del mundo, de casi 19 metros de altura.
    • p1350 Anónimo Trad HJerusalem Vitriaco [2000] fol. 59v Esp (CDH )

      E Felipo, rey de Françia, dias & noches sin folgar, los muros de la çibdat & las torres & menas con piedras quebrantando & dentro los ingenios de los enemigos las casas & edefiçios derribando, negava la folgança a los çercados, mas el rey de Françia muchos & peligrosos saltos traia cruelmente a los çerrados. E como por continuos ronpimientos de piedras, de ingenios & trabucos fuese ronpido el muro de la çibdat, acatando los çercados que ya non podia resistir luengamente, entregaron la çibdat con tal condiçion: que saliesen salvas sus personas & libres.

    • c1348-1379 Anónimo GCrón Alfonso XI [1976] II, 144 Esp (CDH )
      E desque la villa fue çercada en esta manera, mando poner yngenios e cabritos e trabucos tras aquellos muros en muchas partes en derredor de la villa, e mando que de noche tirasen todos por la villa, e de dia que tirasen a los muros, y assi con esto eran afincados de manera que de dia ni de noche no podian estar por las casas seguros.
    • c1348-1379 Anónimo GCrón Alfonso XI [1976] Esp (CDH )

      E el almirante, que sabia algo de esta fanbre e lazeria que tenian, quisiera los acorrer con vianda; e hizo poner dos trabucos en dos naues, e con aquellos trabucos lançauanles las talegas de farina; e como quier que algo caya dentro en el castillo, pero lo mas caya fuera e tomauanlo los moros; e por esto el almirante dexo de lançar la harina con aquellos trabucos.

    • c1348-1379 Anónimo GCrón Alfonso XI [1976] II, 42 Esp (CDH )
      E los moros por tirar que los del castillo no ouiessen aquel acorro pusieron dos yngenios con que tirassen a aquellas naues en que estauan los trabucos; e los marineros de las naues ouieron de las arredrar, porque se las quebrarian, e dende entonçes no pudieron alcançar los trabucos a echar la farina en el castillo.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 211r Esp (CDH )
      / Et Sçipion hi auia enuiado / de siçilia con las guarnizones / estrumentes & trabuques / /& otrosi hi hauia muchos / maestros ençerrados todos / por murar.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 215r Esp (CDH )
      Et Sçipion si / huyo la nombrada de aquesta / empresa. & como la batalla delos / enemigos era ya cobrada / o refecha / & reparada. Et assi como / aquel qui ya cuydaua auer / finida la guerra metia & aplegaua / sus engenyos / o trabuques / alos muros de utique.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 82r Esp (CDH )
      Et ordeno algunos de / su huest que guardassen que nenguno / .iijo. / no salliesse del castiello / otros que guardassen las aguas / & los Rios. otros que con ingenios / & con trabucos derrocassen / el muro la qual cosa fecha el / con todo su esfuerço se esforçauan / en todas guisas que podian de / inpugnar cruelment los enemigos / assitiados.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 215v Esp (CDH )
      Et alla do ellos ueyan / que Sçipion leuaua sus armas / todo al derredor assi se espantauan / que era un estranio fecho / & / tenian & penssauan que el andaua / por poner sitio a cartagen / & poresto reparauan ellos lures / muros / & lures trabucos & leuauan / delos campos ala Çiudat / todo aquello queles era neçessario / por sostenir luengo sitio / & non res menos hi auia / el pocas gentes alli qui de paç / fiziessen ninguna mençion.
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 216r Esp (CDH )
      Et assi como / ellos çerrauan & firmauan sus tiendas / de alli uieron la flota delas / naues de lures enemigos qui se / yuan de cartagen a utique la flota / aperçebida los romanos sin tardança / lexaron lures faziendas / & / pusieron fuera lures banderas por / andar alur encuentro afin que las / naues delos romanos qui eran / ordenadas a utique a tener sitio / et non pas por combater non fuessen / oppremidas por que aquellas naues / que leuauan strumentes & trabucos / las quales eran cubiertas & aptas / por leuar cargas acostumbradas / las quales stauan çerca / del muro por fazer puentes / & por ordenar muchas cosas / pero non eran suffiçientes a contradezir / adaquellas flotas de armas. /
    • 1385 Fdz Heredia, J. Gran Crón Esp I (BNM 10133) [1995] fol. 218v Esp (CDH )
      / Et la ora uist aquella / trista ora se prisieron a plorar / todos los çiudadanos / & / la hora en part por temor por que / por los trabucos los muros / fueron Rotos / en partida porel / subito consentimiento de aquellos / qui deseauan auer la guerra.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] Esp (CDH )
      Et desque la villa fue cercada en esta manera, mando parar muchos engennos et trabucos derrere de aquella muralla et ordeno que de dia tirassen a la muralla et de noche a la villa a piedra perdida, assi que los de la villa no reposauan de dia nin de noche, nin pudien star seguros en las casas.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 243v Esp (CDH )
      Porque el Rey en aquesto era aperçebido muyt muyto, porque antes que alli vinies auia mandado fer mas de XX engenyos en las villas cerca la mar de Castiella, et trayeronlos por mar, et auia mandado fer en Seuilla otros engenyos trabucos, et pora poner aquestos engenyos mando que fiziessen otra caua mas cerca de la ciudat, por que podiessen meter los engenyos cerca la caua, que los de la ciudat no podiessen plegar a ellos.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 243v Esp (CDH )
      Et la caua fecha, vn engenio lançauan, assi cierto que como los christianos alçauan las curnenyas de los engenyos, luego gelas crebauan, et por aquesto mando meter el Rey en el fossar dos trabucos de los que auian feyto en Seuilla, que es cada vno d'ellos vn piet et tienen dos archas et son muy sotiles, et con aquestos que tirassen a los engenyos de la ciudat et que los quebrarian, et que armassen sus engennos.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] Esp (CDH )
      Et de alli auant los christianos acabaron su caua et metieron los trabucos, et començaron a tirar et crebaron dos engenyos de la ciudat que tirauan a los de fuera.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] Esp (CDH )
      En el mes de genero, Enyego Lopez, aguçiando por el mandamiento del Rey los caualleros et las obras de los engenyos et de los trabuchos, veyendo que de part del fossar era lo mas flaco de la Villa Uieia et que por tiempo por alli se porria perder aquella ciudat, pensso de fazer vna bastida de fusta alta en guisa de torre, en que stassen los que guardauan los trabucos, et dixolo al Rey et mandolo fer, assi por que serian los trabucos mas saluos et que los moros no sallirian por alli tan luent de la ciudat como sallian, et mando fazer otra caua de nochi mas cerca de la ciudat, muy grant.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 253v Esp (CDH )
      De como el Rey ordeno sus engenyos. / Veyendo el Rey que todo lo mas flaco de la çiudat era de la part del fonsar, mando que todos los engenyos et trabucos que stauan derredor de toda la Villa Viella los mudassen, que tirassen todos al muro que es de la puerta del fonssar entro a la mar, et sennaladament que tirassen a la torre de aquesta puerta et la torre del spolon, que staua cerca de la mar, et derribando aquestas torres que porian fer otras dos bastidas mas cerca de la ciudat, et que se poria entrar la ciudat por alli, et luego los engenyos fueron mudados et tirauan alli.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 243v Esp (CDH )
      Et fendo los christianos vna caua do metiessen estos trabuchos, los de la ciudat sallieron, que era muy cerca de su barrera, et començaron la pelea con los genoueses, et los que stauan çerca de la ciudat stauan bien armados et eran hombres que peleauan de grado, et de la barrera de la ciudat lançauan muytas saetas de ballestas et de arcos et de truenos, et lançauan muytas pellas de fierro con los truenos.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] Esp (CDH )
      En el mes de genero, Enyego Lopez, aguçiando por el mandamiento del Rey los caualleros et las obras de los engenyos et de los trabuchos, veyendo que de part del fossar era lo mas flaco de la Villa Uieia et que por tiempo por alli se porria perder aquella ciudat, pensso de fazer vna bastida de fusta alta en guisa de torre, en que stassen los que guardauan los trabucos, et dixolo al Rey et mandolo fer, assi por que serian los trabucos mas saluos et que los moros no sallirian por alli tan luent de la ciudat como sallian, et mando fazer otra caua de nochi mas cerca de la ciudat, muy grant.
    • 1376-a1391 Fdz Heredia, J. Grán Crón Esp III (BNM 10134) [2003] fol. 245r Esp (CDH )
      Et la bastida feyta, guardauanla de nuyt los de la huest a quadriellas et de dia stauan hi aquellos que y posauan, et con aquesto stauan en saluo los trabucos et tirauan a la ciudat.
    • 1377-1393 Fdz Heredia, J. Crónica Morea [2003] Esp (CDH )
      Et fizo fazer hun trabuco qui trabucaua la torre, et don Ferrando, que lo supo, quisoles socorrer et ayudar.
    • 1396 Fdz Heredia, J. LMarco Polo [2003] Esp (CDH )
      Et iamas no la aurien houido si no por Nicolas, et miçer Manffre, et Marcho Polo, que fizieron fer dos grandes trabuchs, los quales echauan dentro tan grandes piedras que muro ni res no retenie que no derribassen.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] Esp (CDH )
      Et quando los moros lo vidieron, pararon de part de dentro .IJ. trabucos et .XIIIJ. algarradas, entre las quales auie vna mucho buena, et quando tiraua, passaua bien .V. o .VJ. tiendas enel real dentro.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] Esp (CDH )
      Mas el rey enuio de continent a don Nunyo con .CCC. de cauallo, los quales a pesar delos moros puyaron suso en aquella montanya et los vencieron et los desbarataron et mataron a Infantilla lur capitan, con mas de .V cientos. delos suyos, et tomaron et barrearon lures tiendas et leuaron al rey la testa de Infantilla, la qual el fizo echar conel trabuch dentro enla villa, et tornaron el agua por do solie venir ala huest.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] Esp (CDH )
      Et otro dia de manyana, el rey mando descargar los lenyos et fustas qui eran en la mar, et sacaron vn trabuco et vn otro engenyo et pararonlos de continent en lugar que pudiessen combatir enta la ciudat.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] 95 Esp (CDH )
      Pues el passage se fizo, et tomaron tierra enla ysla de Yuiça sin que non les fue fecho ningunt contrast, et metieron su sitio, et los engenyos fueron parados, et començaron de tirar conel trabuch que tiraua mas, et tirauan contra el castiello, et el otro engenyo que non tiraua tanto tiraua contra la villa:
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] Esp (CDH )
      Et vinieron al rey los patrones et naucheres de .V. naues de Marssella, qui eran alli conel, diziendo: «Senyor, nos somos venidos aqui al seruicio de Dios et vuestro, et queremos vos fazer vn trabuco a nuestra mission delas entenas et del lenyam delas naues.»
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] Esp (CDH )
      Pues fueron parados dela part de fuera .IJ. trabucos et vn otro engenyo et vn magano turquesco.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] 95 Esp (CDH )
      Pues passage fue aparellado, et el electo fizo fazer vn trabuch et vn otro engenyo por leuar a Yuiça.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] 119 Esp (CDH )
      Et estando el rey sobre Burriana, vino ael vn maestro clamado Nicoloso, qui era seydo ala presa de Mallorchas et auie fecho alla vn trabuch.
    • a1396 Anónimo Gestas Jayme Aragón [1909] 178 Esp (CDH )
      El rey dixo que dexassen plegar sus huestes et que combatrien la Boatella; entre tanto fueron aduchos ala huest vn trabuch et dos engenyos otros que eran en Tortosa, et fueron aparellados de continent et començaron a tirar en derecho de aquella part do era la huest.
    • c1400 Anónimo Biblia romanceada (RAH 87) [1995] fol. 33v Esp (CDH )
      por tanto / asy dize adonay al rrey de siria non / entrara a esta cibdat & non lançara / ende saeta & non la acometera con escudo / njn vertera ssobre ella trabuco. / por la uja que por ella ujno por ella sse / boluera & a esta çibdat non entrara / dize adonay.
    • 1427-1428 Villena, E. TradEneida Lib. I-III [1994] 270 Esp (CDH )
      Por este nombre máchina bélica, siquiere de batallas, se entienden todos los pertrechos e grandes hedifiçios de combatir, ansí como escalas, grúas, bastidas, mantas, vaivenes, engaños, trabucos e tales cosas que por aquel nombre general de máchina bélica nombrar se pueden.
    • 1444 Mena, J. Laberinto [1989] Esp (CDH )
      Allí desparavan lonbardas * e truenos, / e los trebucos * tiravan ya luego / piedras e dardos con flechas de fuego, / con que fazían los nuestros ser menos. / Algunos de moros tenidos por buenos / lançan temblando las sus azagayas; * / passavan los lindes, palenques * e rayas, / doblando su fuerça con miedos agenos.
    • c1450 Anónimo Trad Teseida Boccaccio [1991] Esp (CDH )
      E hizo endereçar muchos trabucos y esforçar sus canpos d'estacadas, e a los caualleros e peones diziendo que hiziesen tiendas y choças, e que los vnos ni los otros no fablasen jamás de tornar a la ribera si Ypólita no fuese vençida, así como ya él lo avía jurado.
    • c1450 Anónimo Trad Teseida Boccaccio [1991] Esp (CDH )
      E fizo enderesçar los trabucos e yngenios para conbatir los muros, e hizo hazer gatas e todo aparejo de conbatir a las donzellas guarnidas de coraçón, que a ninguna saltear no podían.
    • c1453 Anónimo Crón Álvaro Luna [1940] 201 Esp (CDH )
      Los de la villa de Atiença avían ya quemado todo aquel arrabal desde la otra vegada que el Maestre ge lo ovía entrado, e de todas las casas no avían quedado coberturas ni techumbres, e de las paredes avían quedado muy pocas; porque la gente non fallase en qué se manparar contra las piedras del trabuco, e de los mandrones, e de los truenos que de arriba les lançarían.
    • 1453-1467 Toledo, A. Invencionario [1995] fol. 35v Esp (CDH )
      E avn agora / vsan los modernos Otras fondas / son de muy grand operaçion / ca se lançan con grandes artefiçios / llamados jngenjos & trabucos / con que lançan muy grandes piedras / de que rrompen los muros & / derriban las torres
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E fincó la çibdad de engeños e de cabas e de trabucos e de todas las cosas que ovieron menester.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      Grande fue el miedo que ovieron los moros que estaban dentro en Jherusalem por el conbate e çerca que les fue fecho e aquella noche dieron mucho trabaxo en el real de los christianos, tirando muchas piedras de engeños e de trabucos.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E çercó el Rey la villa e estubo buen tienpo sobre ella conbatiéndola con lonbardas e trabuco, enpero defendíanla muy bien los que la tenían por que esperavan cada día el socorro del Conde, el qual tenía muchas gentes buscadas e pagádoles el sueldo.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E çercó la casa de la Çerca, que vivían en ella Gonzalo López de Salazar e Lope Garçía, su hermano, nietos legítimos de Lope Garçía de Salazar, que se defendieron en ella grand tienpo, ca era fuerte e tenía dos grandes cavas, fasta que los moros de Medina le armaron un trabuco e la derribaron.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      E çercó a Pero de Nava e tomólo con un trabuco en la su casa de Nava e falleçiéronle todos quando le vieron preso.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      Cercáronlo en la casa de la Forcada mil D omes por mandado del Conde e dio de noche sobre ellos con LX omes que consigo tenía e desbaratólos e mató XL omes d'ellos; e quemóles el trabuco e rovó el real.
    • 1471-1476 García Salazar, L. Bienandanzas [2000] Esp (CDH )
      Echáronlos de todas sus tierras e heredamientos, que un solo vasallo ni renta no les dexaron, derribáronlos todos las fortalezas, toviéndolos çercados, tirándoles con grandes trabucos e otros petrechos, seyendo capitán e governador d'estas hermandades este Alonso de Lancones, que cada que esto fazía se juntavan con él LXX omes fidalgos e labradores.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] 353 Esp (CDH )
      Asy el rey, no con muchos, deçendido en tierra dio muy gran priesa en mandar asentar las bonbardas e armar los trabucos y engenios, e mando conbatir la çibdad como ya toda la gente suya estoviese junta, e los moros muy temerosos ya en al no pensasen, salvo en defender los muros.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] 412 Esp (CDH )
      Ni tardo mucho la venida dellos con gran muchedunbre de gentes, los quales pensaron opremir al rey e a todos los de la villa por continuo conbate de tiros de polvora e trabucos y engenios, e por fanbre, apretandolos de tal manera, que de ninguna parte les pudiese venir socorro, mayormente como les paresçiese quel atajo quel rey avie mandado fazer entre la villa e la fortaleza no les paresçia ser bastante para se poder anparar ni defender.
    • c1481-1482 Anónimo Crón Enrique IV [1991] Esp (CDH )
      E como Alcala sea dos leguas de Sevilla, mando sacar sus petrechos muy grandes de lonbardas e quartagos e trabucos e vancos penjados, e todas las otras cosas nesçesarias para conbatir.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] Esp (CDH )

      Despuésque el Rey alçó el real de sobre Toro, e vinieron él e la Reyna para Valladolid, reçibieron mensageros de la çibdad de Burgos, los quales les fizieron saber que Juan de Stúñiga, alcayde del castillo de la çibdat, con gente del duque de Arévalo, les apremiava mucho & les facía guerra, porque no obedeçían al rey de Portogal por su rey, e que avían quemado más de trezientas casas çercanas al castillo, en vna calle prinçipal de la çibdad que se llamaua la calle de las Armas; e que les facían de día e de noche tanta guerra con los trabucos que tenían en el castillo, e con la gente que salía a robar e a matar los de la çibdad, que no lo podrían sofrir si no toviesen alguna gente para los resistir.

    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] I, 165 Esp (CDH )
      Asimismo, quatro trabucos de noche e de día no çesavan de tirar a las casas que estauan en la fortaleza, e las lonbardas gruesas & otros tiros de póluora tiravan a vn lienço del muro continamente.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] Esp (CDH )
      E la hacienda pasaua entrellos de tal manera, & con tanto trabajo de las personas, que sólo vn momento no pasaua sin oyr tiro de póluora o de ballesta o de trabuco de vna parte e de otra.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] I, 166 Esp (CDH )
      Y esta gente, que sería en número de quatroçientos onbres, fizieron muchas cavas e baluartes e otros hedefiçios para ofender y defender; y los unos peleavan, & los otros remediavan lo que destruyan los trabucos, otros reparauan lo que destruyan las lombardas; e con los yngenios que tenían tiravan a la çibdad, y destruyan e derribauan muchas casas, & hazían tanta guerra, que ninguno podía andar seguro, por las calles de la çibdad.
    • p1480-1484 Pulgar, H. Crón Reyes Católicos [1943] Esp (CDH )
      E algunas gentes del real tomaron los pedaços de aquel moro y echáronlos en la çibdat con vn trabuco.
    • 1441-1486 Valera, D. Trat epístolas [1959] 21 Esp (CDH )
      Mandar faser muy gran copia de vizcocho e mandarlo poner en el lugar o lugares dond'el armada se ha de faser; pacificar esta comarca; poner en el estrecho tantos e tales navíos que no solamente lo puedan guardar, mas sean bastantes para correr las dos costas de la Granada e la Berbería; enbiar en Galisia y en Vizcaya e Asturias por trabucos, e mantas, e vancos penjados, e madera para fazer bastidas, y escalas e fierro para las guarniciones; lo qual todo se puede traer muy presto por mar a poca despensa, y en esta tierra sería muy costoso e trabajoso de aver.
    • 1487-1488 Valera, D. Crón Reyes Católicos [1927] 259 Esp (CDH )
      E mandó poner el moro en el trabuco y echáronlo en la çibdad; e los moros como lo vieron mataron un christiano de los que tenían cabtivos y echáronlo fuera en un asno.
    • 1487-1488 Valera, D. Crón Reyes Católicos [1927] Esp (CDH )
      E demandó dinero prestado a diversas personas, e mandó hacer trabucos e cabrios e bastidas y escalas reales, e muchas mantas e bancos pinjados; para lo qual mandó traher muy grand copia de madera e todas las otras cosas que para ello eran necessarias; e mandó fortificar todas las estançias.
    • 1490 Palencia, A. VocLatRomance [1967] Esp (NTLLE)
      atormentar [...] Tormentum, general mente es lo que con soberana fuerça se lança o tira como el trabuco et semeiantes per trechos inuentados para combatir çibdades o fortalezas et para las defender.
    • 1492 Nebrija, A. LexDicLatHispan [1979] Esp (NTLLE)
      ballista. ae. por el trabuco o engeño.
    • 1492 Nebrija, A. Gramática lengua cast [1992] 24 Esp (CDH )
      Todos los otros autores dan la invención de las letras a los fenices, los cuales no menos fueron inventores de otras muchas cosas, como de cuadrar piedras, de hazer torres, de fundir metales, de formar vasos de vidro, de navegar al tino de las estrellas, de teñir el carmeso con la flor & sangre de las púrpuras, de trabucos & hondas, no, como dixo Juan de Mena, los mallorqueses.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      trabuco en griego. ballista. ae.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      desarmar trabuco. exballisto. as.
    • 1495 Nebrija, A. VocEspLat Esp (NTLLE)
      Trabuco. tormentum. i. machina. ae.
    • 1499 Fdz Santaella, R. VocEcclesiasticum [1499] Esp (NTLLE)
      tormentum [...], el tormento. Llámanse tanbién tormentos, ciertos instrumentos, o ingenios, o pertrechos de guerra, como trabucos o lombardas [...]
    • 1503 Fdz Santaella, R. Trad LMarco Polo [1987] Esp (CDH )
      Y entonce yo, Marco Polo, que tomé sobre mí este cargo, allegué ciertos venecianos que hallé en aquellas tierras, hombres discretos y exercitados en las armas, e hize fazer tres grandes trabucos que tiravan mill libras de peso cada uno, e fízelos llevar al campo e disponer e acetar para tirar; y esto fecho, comencé a trabucar la cibdad.
    • 1505 Alcalá, P. Vocabulista Esp (NTLLE)
      Trabuco. Manjaniq. minjaniquit.
    • 1508 Ávila, F. Vida y muerte [2000] Esp (CDH )
      / Ha de sentir mi siniestro / con mortífera manzilla / [64v] aquel de Deça maestro, / arçobispo de Sevilla; / que mi trabuco aportilla / todo muro sin escusa; / y al muy sabio Villescusa, / présul, daré çancadilla.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] I, 44 Esp (CDH )
      E todos los otros grandes señores que allí estavan pacificaron al hermitaño deziendo que, según su edad y el ábito que traýa, devía perdonar al Duque, y él fue contento de lo hazer así; empero el Rey jamás le quiso perdonar por muchos ruegos y suplicaciones que el hermitaño y todos los otros grandes señores le hizieron, antes con un trabuco le quería lançar fuera de la ciudad, porque saliesse a recebir los embaxadores.
    • 1511 Anónimo Trad Tirante Martorell [1974] Esp (CDH )
      Después que Tirante ovo embiado al embaxador Melchisedeque en Costantinopla, él trabajó con contino estudio y diligencia por tomar la ciudad que teníe cercada, y todos los días hazíe tirar con trabucos y lombardas gruesas al muro, y tanto como él derribava prestamente los de dentro lo adobavan, y dio muchos y diversos combates de día y de noche y en ninguna manera la podía entrar, que los reyes que estavan dentro eran muy sabios y valentíssimos cavalleros y muy pláticos en la guerra y tenían muy buena gente, que cada vez que querían salían fuera a les hazer la guerra, y hazían muchas escaramuças donde morían muchos de una parte y de otra.
    • 1514 Silva, F. Lisuarte [2002] Esp (CDH )
      E si exemplos para creer cosas admirables que por cavalleros ayan passado en hechos de armas que parecen grave creer se pueden aver, ¿qué mayores exemplos que los que de pura obligación hemos de creer e tener por fe? Como fue que Sansón con una quixada mató mil filisteos, e Judas Macabeo hazerse echar metido en una saca de lana con un trabuco dentro en la ciudad que cercada tenía, por cuya industria d'él fue tomada, con otros muchos exemplos que por evitar prolixidad no los digo.
    • 1516 Bernal, F. Floriseo [2003] Esp (CDH )
      Dize la historia que como Cirilo era muy prudente para lo que convenía hazer en las cosas de guerra, dende el día que acordó de empoçoñar las aguas a los enemigos, dende entonce mandó hazer unos grandes trabucos e carros en que hizo poner muchos tiros gruessos de pólvora que avía en el alcáçar y en la ciudad.
    • 1516 Nebrija, A. VocRomLat Esp (NTLLE)
      Trabuco. tromentum. i. machina. e. balista. e.
    • 1517 Nebrija, A. Reglas [1995] fol. 1r Esp (CDH )
      Ni los phenices / alcançaron tan esclarecida fama de su posteridad: en hallar / los trabucos & hondas: en endereçar su nauigacion al tino delas / estrellas: en edificar muros & torres: en embiar sus poblaciones / / por todo el mundo: quanto en ser los primeros que hallaron las / letras.
    • a1424-1520 Anónimo Canc Fdz Íxar [1956] 384 Esp (CDH )
      / »Alli desparauan bonbardas e truenos, / y los trabucos tirauan ya luego / piedras e dardos e fachas de fuego / con que fazian los nuestros ser menos; / algunos de moros, tenidos por buenos / lançan tenblando las sus azagayas, / pasan las lindes, palenques, e rayas, / doblando sus fuerças con miedos agenos.
    • 1521 Piamonte, N. HEmperador Carlomagno [1995] Esp (CDH )
      E mandó allegar dozientos mill hombres de pelea el almirante e dieron combate a la torre con grandes trabucos y con hondas, y duró el combate todo un día.
    • 1524 Molina, Juan de Traducción de la Crónica de Aragón de Lucio Marineo Siculo [2003] Esp (CDH )
      Echavan dentro en la ciudad, por cima de los adarves, con trabucos, todas las cabeças de los christianos que avién muerto, para poner mayor espanto a los que dentro estavan.
    • 1519-1526 Cortés, H. Cartas relación [1988] Esp (CDH )
      Como teníamos muy poca pólvora, habíamos puesto en plática, hacía más de quince días, de hacer un trabuco; y aunque no había maestros que supiesen hacerle, unos carpinteros se profirieron de hacer un pequeño, y aunque yo tuve pensamiento que no habíamos de salir con esta obra, consentí que lo siguiesen; y en aquellos días que teníamos tan arrinconados los indios acabóse de hacer, y se llevó a la plaza del mercado para asentarlo en uno como teatro que está en medio de ella [...].
    • 1519-1526 Cortés, H. Cartas relación [1988] 265 Esp (CDH )
      Y aunque otro fruto no hiciera, como no hizo, sino el temor que con él se ponía, por el cual pensábamos que los enemigos se dieran, era harto; y lo uno y lo otro cesó, porque ni los carpinteros salieron con su intención, ni los de la ciudad, aunque tenían temor, movieron ningún partido para darse, y la falta y defecto del trabuco disimulámosla con que, movidos de compasión, no los queríamos acabar de matar.
    • 1519-1526 Cortés, H. Cartas relación [1988] Esp (CDH )
      Otro día después de asentado el trabuco, volvimos a la ciudad, y como ya había tres o cuatro días que no les combatíamos, hallamos las calles por donde íbamos llenas de mujeres y niños y otra gente miserable, que se morían de hambre, y salían traspasados y flacos, que era la mayor lástima del mundo de verlos, y yo mandé a nuestros amigos que no les hiciesen daño alguno; pero de la gente de guerra no salía ninguno a donde pudiese recibir daño, aunque los veíamos estar encima de las azoteas cubiertos con las mantas que usan, y sin armas [...].
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      En tanto Baldo, mirando por qué parte del cuerpo daría a Garamando, al fin le halló descubierto y tira la lança como un trabuco y, dándole por el muslo, se lo trapassó.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Los de la ciudad, viéndose muy atribulados con el trabuco que tirava los sillares porque derribavan muchas casas, davan grandes bozes al rey que los librasse de aquella fatiga o que proveyesse de algún remedio, si no quería que se diessen.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Allí dixo uno de los embaxadores la congoxa que tenían con aquel trabuco, que les diesse arte cómo lo quemassen.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Y luego se metió en su cámara, donde hizo un espejo tan grande como una gran rodela, guarnecido en azero, y dióselo, diziéndoles que luego por la mañana lo pusiessen delante el trabuco, que él tenía tal vigor que lo quemaría y que con él se defenderían de la gente que contra la ciudad viniesse de la mañana, que por las tardes ningún vigor tenía el espejo, porque el sol, en nasciendo, avía de dar en él.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] 353 Esp (CDH )
      Y, assí, un día muy de mañana haze un encaxe de madera encima del muro frontero del cerro donde estava el trabuco y ponen allí tan alto el resplandeciente espejo, el cual echava de sí grande lumbre.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Pues, como salió el resplandeciente sol y era entonces principio de los días caniculares, dava reziamente el sol en el resplandeciente espejo, el cual, después que se escalentó con el sol y davan derechamente en él los rayos, reberverava la lumbre en la seca madera del trabuco y era tan grande la virtud que tenía aquel espejo que, dondequiera topava su reberveración, ardía a bivas llamas.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Pues, como dava en la madera y ivan creciendo sus resplandecientes rayos, comiença el trabuco a humear y a arder en llamas muy a priessa.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Los del real, que esto vieron, quedáronse espantados cómo se ardía el trabuco.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      No menos también se espantaron de la virtud del espejo y corren con agua y otras cosas que son semejantes de apagar el fuego y fueron prestamente a apagar el trabuco, que ardía a gran priessa.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Los de la cibdad estavan muy alegres, viendo quemado el trabuco que tantos males les hazía, y davan grandes bozes de plazer encima de los muros y de lo que más reían era de ver los que mucho se allegavan a ver el espejo de como ivan huyendo desnudos quemándose los cabellos y las cejas con las pestañas que parescían fantasmas, a los cuales dezían:
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] 353 Esp (CDH )
      Tomándolo de las riendas, lo da a los escuderos, los cuales, dándole gracias por ello, se buelven a la cibdad y cuentan a Sambución todo lo que avían visto, el cual luego mandó, con gran plazer de aver sabido todo lo que avía en el real tan a su salvo, mandó hazer muchos garfios de hierro puestos en vigas de roble para contra las máquinas que avía hecho Cíngar y otras maneras de guarniciones para contra los trabucos y carneros que avían de topar con sus ferradas cabeças en las puertas, las cuales manda guarnecer de muchos cerrojos de hierro y otras cosas.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Los dragones, viéndole tan fuerte, como los fuertes cercadores hazen a una fortaleza que, cuando no la pueden escalar con trabucos desde lexos y fuertes trancheas, le atormentan los muros, assí los dragones que a buela pie andavan a la redonda de Leonardo ciñéndole con sus colas, estirando cada uno por sí por quitarlo de su postura, pero no podían.
    • 1542 Anónimo Baldo [2002] Esp (CDH )
      Para hazer armas, metieron mucho hierro y azero y mucho carbón y madera para hazer lanças y saetas y otras muchas cosas; también muchas piedras, las más redondas que podían hallar porque son más fáciles para, rodando, echarlas contra los que escalan, mejores que las cuadradas; también mucha piedra y aguija para las hondas y otras grandes para trabucos.
    • 1543 Anónimo Espectáculo triunfales 141 Documentos sobre teatro Esp (CDH )
      Echábanlos tan façilmente y tan sin enbaraço como si fuera enmedio de un campo y se ayudaran de algún trabuco.
    • 1543 Anónimo Recibimiento María Portugal [2003] Esp (CDH )
      Todos traían en medio del esquadrón una sierpe tan fiera que casi podía competir en grandeza con el castillo, era tanto el fuego que echaba por la boca y oídos que parecía horno de cal cuando la queman, salían de ella tantos cohetes por el aire y tan altos que se perdían de vista, echábanlos tan fácilmente y tan sin embarazo, como si fuera en medio de un campo y se ayudaran de algún trabuco.
    • 1540-c1550 Mejía, P. Silva [1989-1990] I, 235 Esp (CDH )
      Los trabucos y ingenios para arronjar, los de Phenicia los usaron primero.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] Esp (CDH )
      Y el Capitán San Miguel que había quedado en Carifián procuró de fortalecerla muy bien con trabucos, bastiones y reparos.
    • c1550 Santa Cruz, A. Crón Carlos V [1920] Esp (CDH )
      Y como los que estaban dentro se viesen así cercados procuraron de fortificarse lo mejor que pudieron con bastiones, trabucos y reparos.
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )
      [...] y para dañar, o a lo menos espantar los enemigos, se hizo vn trabuco y se puso en el theatro de la plaça, con el qual nuestros indios amenazauan mucho a los de la ciudad.
    • 1553 Lpz Gómara, F. Crón Indias II [2002] Esp (CDH )
      Como hauían estado quatro días ocupados en hazer el trabuco, no hauían entrado a combatir la ciudad, y quando después entraron, hallaron llenas las calles de mugeres, niños, viejos y otros hombres mezquinos que se traspassauan de hambre y enfermedad.
    • 1555 Ortúñez Calahorra, D. Espejo príncipes [1975] V, 168 Caballero Febo Esp (CDH )
      Que a las altas torres hienden los furiosos rayos, y a las cercas derriban los trabucos.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Cortés entretuvo algunos días la guerra, ocupado en hacer un trabuco, por la falta de pólvora que tenía para los tiros y escopetas, y aunque había quince días antes tratado dello, quiso estonces ponerlo por obra, así porque la nescesidad de pólvora la apretaba, como porque los enemigos estaban tales que aunque dexase de combatirlos no podían hacerle daño.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Hecho el trabuco, le llevaron a la plaza del mercado; sentáronle en uno como teatro, que estaba en medio della hecho de cal y canto cuadrado, de altura de dos estados y medio; tenía de esquina a esquina casi treinta pasos.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Puesto, pues, allí el trabuco, que tardó en asentarse tres días, salió tan mal acertado que espantaba los que fuera y mataba los de dentro, despidiendo la piedra hacia atrás, habiendo de echarla adelante.
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Esta falta, así los indios amigos, como los españoles, desimularon tan bien, que asentádose el trabuco y después de asentado, los indios amigos amenzaban a los de la ciudad, diciéndoles:
    • 1560 Cervantes Salazar, F. Crón Nueva España [1971] Esp (CDH )
      Volvióse Cortés con los suyos al real, e para que Guautemucín y aquellos señores entendiesen lo mucho que deseaba su amistad y lo mucho en que los tenía y deseaba honrar, proveyó luego que para otro día, que en aquel cuadrado alto que estaba en medio de la plaza donde se puso el trabuco, se adereszase un estrado el más sumptuoso que ser pudiese, como los indios señores lo acostumbraban, donde Guautemucín y los otros señores se asentasen, e por que no faltase nada, entendiendo que no les había sobrado la comida, mandó se adereszase muy bien de comer.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Mandó el rey entonces armar los trabucos y máquinas con que batiesen el castillo, y los que estaban en su defensa hicieron lo mismo dentro de cierta tregua que se asentó; y sin esperar que se feneciese tiraron algunas piedras contra la gente del rey, puesto que hicieron poco daño porque el ingenio pedrero que tenían se les debarató por el que tiraba del campo.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Dióse orden el día siguiente cómo sacasen dos máquinas que llevaban para combatir la ciudad que eran un trabuco y otra pieza que llamaban almajanec; y sacaron la madera para armar otros ingenios; y los cómitres y nocheres que fueron en cinco naos de Marsella que envió el conde de la Proenza a esta jornada, armaron otro trabuco de las entenas y madera que llevaban.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Pero los nuestros pudieron primero armar un trabuco y otra máquina que llamaban fonevol, que los moros armasen las suyas.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Pero con las máquinas y trabucos rompieron un lienzo del muro y mataron muchos de los que dél combatían.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y puso su real en la sierra contra la torre que decían del andador a donde estuvo casi dos meses; y en este tiempo se labraron algunos ingenios y trabucos para batir aquella torre e hicieron allí su baluarte y palenque.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      El rey estando en Pertusa mandó labrar algunas máquinas y trabucos; y movió con Ramón Folch y sus gentes para cercar á Ponzano, y muy en breve fue ganado.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y de allí partió a las Cellas junto a Pertusa y sentándose los trabucos y máquinas contra el lugar fue combatido y desde a tres días que se dio batería al castillo, un escudero que estaba dentro movió partido al rey que se le rendiría a cierto término sino le venía socorro; y fue asentado que si dentro de ocho días no llegaba, le hubiese de rendir al rey; y con este concierto se sobreseyó el combate del castillo.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Los moros también pararon dos trabucos y otras máquinas que en la historia del rey y en la de Marsilio se llaman algarradas.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Grandeza de pelotas que arrojaban los trabucos.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y es bien de considerar que las piezas principales que había en el ejército del rey eran dos trabucos y el fonebol y una otra pieza que llamaban manganel turquesco.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Salían cada noche ciento de caballo y estaban ciertas horas en guarda de los trabucos y máquinas y en su lugar sucedían otros por su orden, por estorbar que no les pegasen fuego.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Fueron de acuerdo los del consejo del rey que se hiciesen trincheras para llegar al muro y combatir de ellas la villa, y que por otra parte batiesen los trabucos y máquinas que había en el campo.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Los trabucos derribaron una torre de Burriana.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Mandó el rey derriba: la torre y pasaron a otro lugar que llamaban la torre de los Museros; defendíanla contra los tiros de los trabucos con ciertas defensas que eran unas paneras a manera de cestones tejidas de palma y esparto y henchianlas de tierra; pero pegaron en ellas fuego lanzándolo con saetas con estopa y pez ardiendo.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Armáronse las máquinas y trabucos para batir la ciudad, y pusieron las mantas en la delantera por amparo de los tiros que lanzaban los de Valencia; y pasando adelante, a unas tapias que estaban cerca de la cava —que estaba llena de agua— echaron madera y sarmientos sobre ella y pasaron a la barbacana, sin que lo pudiesen defender los que estaban en el muro; y rompieron con picos por tres partes el lienzo de la barbacana de suerte que podía por cada uno de aquellos lugares caber un hombre.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Con esto el cerco se iba estrechando cada día y no cesaban de batir los trabucos y máquinas de nuestro campo; y muchas veces salían los moros a escaramuzar y hacían sus arremetidas contra la gente del ejército.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y mandóle combatir con trabucos de noche y de día; el castillo se defendió muy bien por los de dentro con esperanza que don Fernán Sánchez y los de su valía que estaban en Estadilla y en aquella comarca, los socorrerían.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Esto era por la fiesta de sant Juan del mes de junio del año de 1280; y el cerco se puso por todas partes: y comenzóse a batir con las máchinas y trabucos que el rey mandó llevar sin que cesasen noche ni día.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y con buena parte del ejército se puso el rey contra una torre que Aclot llama de Entrambasaguas, que era un muy mal paso junto de la ciudad, a donde mandó labrar tres trabucos muy grandes para combatirla.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Mandó el rey armar en Barcelona a gran furia once galeras que estaban surtas para defender la playa y fortificar la ciudad; e hizo labrar muchas bastidas y castillos de fusta por el muro y diversas machinas y trabucos; y en breve tiempo se puso la ciudad en defensa.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Siguieron todos este parecer y con esta determinación movió el ejército y se puso sobre Catanzaro; y asentáronse las máchinas y trabucos hacia la parte del castillo.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y con éstas se juntaron otras cinco de genoveses que andaban en servicio del rey don Fadrique, y pusiéronse en ellas Juan de Claramonte, Palmerio Abbad, Enrico de Incisa, Benicasa de Eustasio y otros muchos barones de los más principales de la isla, y Peregrino de Patti que poco antes, habiendo armado ciertas galeras, salió contra doce de Pulia y rehusando la batalla las siguió hasta que se recogieron a la playa de Catania junto de la muralla; y para mayor afrenta del duque lanzaron diversos tiros con los trabucos que llevaban contra la ciudad.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      En el campo del rey de Aragón había diversas máchinas y trabucos de batería y muchas torres de madera que se habían labrado; y comenzaron a hacer algunas minas; y púsose la ciudad en grande necesidad y estrecho aunque había sobrada gente en su defensa.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )

      Extremado artificio de guerra con que se gana Castelamar, a quien socorre tarde el rey Roberto. Fue el capitán general del ejército Bernaldo de Sarriá; y la ciudad de Palermo, que está muy cerca, envió algunos trabucos y ciertas compañías de ballesteros; y de la misma manera se proveyó por los de Trápana.

    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Y mandó el infante pasar todo el resto de la armada a la playa de Canelles, que está a diez millas de Villa de Iglesias, para que allí se desembarcasen los trabucos y todos los otros aparejos para el combate.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )

      [Continúa el cerco de Cáller.]Habían vuelto los nuestros a continuar el cerco del castillo de Cáller con grande ánimo como gente victoriosa; y porque quedaba cierta parte por donde tenían los cercados libre la salida, mandó el infante pasar a ella parte de su ejército en un lugar fuerte y seguro y que se abriese camino y paso desembarazado y fácil del un fuerte al otro, para que pudiese socorrerse la caballería de los dos fuertes y correr el campo más libremente; y acercáronse las máquinas y trabucos para la batería y dábanles grandes combates muy ordinariamente.

    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] III, 354 Esp (CDH )
      Otro día, por la mañana, juntas se acostaron a la palizada y combatieron con las naves que estaban dentro; y hubo una muy reñida batalla en la cual los genoveses perdieron harta gente y recibieron mucho daño de dos trabucos que estaban en tierra, porque el uno dio por el costado en una galera de tal suerte que mató la mayor parte de los remeros y la arrasó de banda a banda, y las galeras se salieron del puerto.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      La gente de la marina se ríe de unos trabucos que el [rey] de Castilla traía; y lo que hizo una bombarda del rey [de Aragón].
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Las naos gruesas del rey de Castilla traían en popa ciertos trabucos y máquinas con que lanzaban piedras, pero hacían tan poco efecto que —según el rey escribe en su historia— los de tierra hacían gran burla y escarnio de ver que todas daban en vacío.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] Esp (CDH )
      Visto el daño que la armada del rey de Castilla recibía de la ballestería de lasgaleras y de las máquinas y trabucos de tierra se retrujeron fuera de las tascas; y en el mismo lugar a donde acostumbraban surgir los navíos se hizo toda la armada a la colla e hicieron vela.
    • 1562 Zurita, J. Anales Aragón I [1967] IV, 381 Esp (CDH )
      Mas sucedió así: que habiendo mandado el rey de Castilla echar la gente de su armada a tierra para combatir el lugar y castillo de Ibiza, fue defendido por los que en él estaban muy bien, porque su sitio es fortísimo; y como tuvo aviso que el rey estaba en Mallorca, con esta nueva mandó levantar su real y embarcar la gente a tanta furia que dejaron las máquinas y trabucos que habían sacado para el combate.
    • 1569 Ercilla, A. Araucana I [1993] 84 Esp (CDH )
      Las armas dellos más ejercitadas / son picas, alabardas y lanzones, / con otras puntas largas enastadas / de la fación y forma de punzones; / hachas, martillo, mazas barreadas, / dardos, sargentas, flechas y bastones, / lazos de fuertes mimbres y bejucos, / tiros arrojadizos y trabucos. / Algunas destas armas han tomado / de los cristianos nuevamente agora, / que el contino ejercicio y el cuidado / enseña y aprovecha cada hora, / y otras, según los tiempos, inventado: / que es la necesidad grande inventora, / y el trabajo solícito en las cosas, / maestro de invenciones ingeniosas. /
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 407 Esp (CDH )
      Y en el real de Cortés estaba un soldado que decía él mismo que él había estado en Italia en compañía del Gran Capitán, y se halló en la chirinola de Garellano y en otras grandes batallas, y se decía muchas cosas de ingenios de la guerra, e que haría un trabuco en el Tatelulco, con que en dos días que con él tirase a la parte y casas de la ciudad adonde el Guatemuz se había retraído, que les haría que luego se diesen de paz;
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 407 Esp (CDH )
      y tantas cosas dijo a Cortés sobre ello, que luego puso en obra hacer el trabuco, y trajeron piedra, cal y madera de la que él demandó, y carpinteros y clavazón, y todo lo perteneciente para hacer el trabuco, e hicieron dos hondas de recias sogas, y trajeron grandes piedras, y mayores que botijas de arroba;
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 407 Esp (CDH )
      [...] y tantas cosas dijo a Cortés sobre ello, que luego puso en obra hacer el trabuco, y trajeron piedra, cal y madera de la que él demandó, y carpinteros y clavazón, y todo lo perteneciente para hacer el trabuco, e hicieron dos hondas de recias sogas, y trajeron grandes piedras, y mayores que botijas de arroba; e ya que estaba armado el trabuco según y de la manera que el soldado dio la orden, y dijo que estaba bueno para tirar, y pusieron en la honda una piedra hechiza, lo que con ella se hizo es, que no pasó adelante del trabuco, porque fue por alto y luego cayó allí donde estaba armado.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 407 Esp (CDH )
      Y desque aquello vio Cortés hubo mucho enojo del soldado que le dio la orden para que lo hiciese, y tenía pesar en sí mismo, porque él creído tenía que no era para en la guerra ni para en cosa de afrenta, y no era más de hablar que se había hallado de la manera que he dicho; y según el mismo soldado decía: que se decía fulano de Sotelo, natural de Sevilla; y luego Cortés mandó deshacer el trabuco.
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] 407 Esp (CDH )
      Dejemos desto, y digamos que como vio que el trabuco era cosa de burla, acordó que con todos doce bergantines fuese en ellos Gonzalo de Sandoval por capitán general y entrase en el rincón de la ciudad adonde se había retraído Guatemuz, el cual estaba en parte que no podían entrar en sus palacios y casas sino por el agua;
    • c1568-1575 Díaz Castillo, B. HNueva España [1982] Esp (CDH )
      Pues como Cortés vio que el trabuco no aprovechó cosa ninguna, antes hubo enojo con el soldado que le aconsejó que lo hiciese, y viendo que no quería paces ningunas Guatemuz y sus capitanes, mandó a Gonzalo de Sandoval que entrase con los bergantines en el sitio y rincón de la ciudad adonde estaban retraídos el Guatemuz con toda la flor de sus capitanes y personas más nobles que en México había, y le mandó que no matase ni hiriese a ningunos indios, salvo si no le diesen guerra, e que aunque se la diesen, que solamente se defendiese, y no les hiciesen otro mal, y que les derrocase las casas y muchas barbacanas que habían hecho en la laguna;
    • a1575 Torres, D. Rel Xarifes [1980] 111 Esp (CDH )
      Y visto por el renegado el poco fruto que desto se sacava, trabajó de reconocer la montaña y padrastro que está junto a la villa y visto el buen aparejo que [107] de allí avía para su desseo mandó hazer unas casas en lo alto y fortificarlas con una trinchea y puso buena guarnición y algunos trabucos para tirar con los quales y piedras y galgas hazían notable daño a los cercados, porque no se puede andar por las calles ni plaças sin ser vistos de los Moros.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Como los indios mexicanos todos estavan recogidos en un barrio que se llama Amáxac y no los podían entrar, ordenaron de hazer un trabuco, y armáronle encima de un cu que estava en el tiánquiz, que llaman mumuztli.
    • 1576-1577 Sahagún, B. HGral Nueva España [1990] Mx (CDH )
      Como vieron que por vía del trabuco no pudían hazer nada, determináronse acometer al fuerte adonde estavan los mexicanos, y pusiéronse todos en ordenança.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Y llegando Gutierre de Rebolledo primo de Rodrigo de Rebolledo, con alguna gente, a socorrer los suyos, fue muerto de una saeta que se lanzó con un trabuco, y pasóle un tarjón que traía y las hojas del un costado al otro.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] VIII, 188 Esp (CDH )
      Sirvió en el cerco y combates desta fortaleza Diego de Ocampo canónigo de aquella iglesia harto más de lo que su hábito requería, porque a su costa hizo un trabuco por la enemistad que tenía con los caballeros de aquel linaje y bando de Valencia, y con él hizo muy grande estrago en los de dentro.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Pasaron muchos dias antes que las máchinas y trabucos y todo el otro aparato de artillería estuviese en orden para el combate de una ciudad muy bien murada y de fuerte sitio, aunque las olmedas de la vega eran tan espesas y tenían árboles de tanta grandeza que había abundancia de madera para todo lo que se requería y para armar algunos castillos contra las torres del muro de que se rescibía mayor ofensa por la mucha ballestería que tenían.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Esto fue un martes a 26 de septiembre; y de allí adelante no cesaban de batir las lombardas y trabucos a grande furia de día y aun de noche, como decían, a piedra perdida; y aquel mismo día salieron de la ciudad a escaramuzar y hubo muy reñida y brava escaramuza.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Asentó el rey de Castilla su real cerca del arrabal de la villa y combatieron el castillo con diversos trabucos y lombardas; y como el castillo era muy alto y fuerte no le pudieron hacer ningún daño ni a la gente que en él estaba que era mucha, así de aragoneses como de navarros.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Estaba en este tiempo por capitán general de aquellas fronteras don Diego Pérez Sarmiento conde de Salinas; y púsose dentro de Fuenterrabía habiendo hecho muy grande daño la artillería de los enemigos que les había arrasado las cavas y derribado los baluartes; y salieron los cercados con una increíble desesperación a combatir el real y les quebrantaron sus máchinas y trabucos y defendieron aquella plaza hasta que llegaron algunas compañías de gente de caballo del condestable de Castilla y de los condes de Aguilar y Montagudo y de don Rodrigo de Mendoza hijo de don Juan de Mendoza prestamero de Vizcaya; y los franceses retrajeron su campo de la otra parte del río.
    • 1575-1580 Anónimo Relaciones hist-geogr-estadíst España: Toledo [1951-1963] II, 52 Esp (CDH )
      Iten en cuanto al capitulo treinta y tres de la dicha instrucion declaran que junto con la dicha villeta, por la parte del oriente, esta una fortaleza de cal y canto nueva, la cual esta en cuadro, y tendra cada lienzo a cien pasos, por otro cabo tendra noventa poco mas o menos, y questos lienzos o algunos dellos tendran de grueso mas de quince pies de grueso y las puertas de hierro y cuatro torres, y cuatro torres a las esquinas y otras dos torres viejas pegadas a estas, las cuales no se han derribado, segun dicen, por la antigualla y blason dellas, porque en la una dellas, segun dicen, se criaron las señoras infantas hijas del señor rey don Juan, y esta torre se llama por nombre propio los Palazuelos, y que en esta torre y fortaleza a la puerta principal de la entrada della estan las armas del comendador mayor de Leon, don Gutierre de Cardenas, y que dentro de la dicha fortaleza hay algunos trabuquillos, ballestas y arcabuces quebrados.
    • 1575-1580 Anónimo Relaciones hist-geogr-estadíst España: Toledo [1951-1963] Esp (CDH )
      6.– En cuanto al sexto capitulo de la dicha instrucion dijeron questa villa tiene una fortaleza y muchas torres, las cuales, por ser tan antiguas algunas dellas, se van cayendo, y que todas estas paresce aclarar haberse fundado para escudo de defensa desta villa, y que no saben questa villa tenga ningunas armas ofensivas, dado que en la fortaleza hay algunas ballestas y arcabuces y dos o tres trabucos, y que saben que en algunos cabos de la dicha villa estan pintados dos escudos de armas, en que estan dos leones blancos en campo dorado y dos castillos dorados en campo colorado y un leon, y en la orla de los dichos escudos hay unas veneras, las cuales dicen ser armas del comendador mayor de Leon, que compro esta dicha villa de Maqueda, sigun dicen de fulano Carrillo, que dicen que era señor de Pinto, y que otros escudos desta villa tienen unas eses.
    • 1589 Pineda, J. Diálogos Agricultura cristiana [1963-1964] Esp (CDH )
      y Peseo el venablo, y los cretenses la ballesta de torno, y los siros la catapulta, que es lo mesmo o máquina con que se arrojaban grandes piedras, cuales son los trabucos, aunque Celio a Dionisio aplica tal invención.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] fol. 162v Esp (CDH )
      Y, a necessidad, tiran también estos trabucos travesses llenos de piedras y gavias, o de cadenas, o de dados de hierro.
    • 1583-1596 Mosquera Figueroa, C. Comentario disciplina militar [2000] fol. 5v Esp (CDH )
      Y en la mesma antigüedad (como dize Vitruvio) los primeros arietes que salieron a luz en el mundo fueron los que los cartagineses en España inventaron, con que allanaron los muros de la ciudad de Cádiz, y, después, subiendo en la mayor fineza que jamás estuvo la artillería e ingenios de fuego y artificios modernos que sucedieron a las balistas, y a los escorpiones o arcubalistas, y a los trabucos tiradores de piedras, de que fue inventor el famosíssimo filósofo y mathemático Arquímedes Siracusano, de arquitectura milagrosa, a quien en este particular algunos de nuestro tiempo han llegado, y excedido, haziendo demostraciones increýbles con este elemento del fuego para negocios que de improviso se ofrecen en la guerra.
    • 1583-1596 Mosquera Figueroa, C. Comentario disciplina militar [2000] fol. 14v Esp (CDH )
      [...] el qual, advirtiendo que las galeras no eran usadas ni conocidas por los bárbaros, y que eran más ligeras para correr por la mar, dexó las naves redondas de alto borde y puso en las largas trabucos, hondas, saetas, máquinas y todo género de armas arrojadizas con que hizo retraer los enemigos.
    • 1599 Navarro, M. LAprender latinidad Esp (NTLLE)
      ballistarius, ij, el vallestero o que tira con trabuco.
    • 1602 Mateo Luján de Saavedra Guzmán de Alfarache 2.ª parte [2001] Esp (CDH )
      Y tanto me enfadé del mal fin y suceso della, que por poco estuve de no tratar de ser farsante; pero la añagaza de mis nuevos amores me volvían con más violencia que con un trabuco.
    • 1605 Cervantes Saavedra, M. Quijote I [2004] 145 Esp (CDH )
      Que puesto que no huye ni se esquiva de la compañía y conversación de los pastores, y los trata cortés y amigablemente, en llegando a descubrirle su intención cualquiera dellos, aunque sea tan justa y santa como la del matrimonio, los arroja de sí como con un trabuco.
    • 1605 Lpz Úbeda, F. Pícara Justina [1977] Esp (CDH )
      En las cuatro oraciones decía más herejías que palabras, que por no hacer agravio a tan santas oraciones, no quiero conquistar la risa con trabucos de necedades y aun blasfemias.
    • 1609 Vega Carpio, F. L. Jerusalén conquistada [1951] I, 232 Esp (CDH )
      / De Antioquia la fiera pestilencia / Saladino alabaua de tal suerte, / Que quiso hazerle vn templo en co[m]petencia / Del que hizo Roma à la espantosa muerte: / Dezia, que deuia à su violencia / Como los rayos encendidos fuerte, / Mas que à sus armas barbaras, trabucos, / Pertrechos, y desnudos Mamelucos.
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast Esp (NTLLE)
      TRABVCO, machina bellica. Latine tormentum. Con éste arrojauan de vna parte a otra vnas piedras gruessas que yuan con tanto ímpetu y fuerça como agora en su tanto vna pieça de artillería. Algunos quieren se aya dicho de trabe, porque con la fuerça de vna viga que arrojaua las piedras se pudo llamar assí. Yo entiendo que es italiano y que vale boluer lo de arriba a abaxo, o castellano antiguo, trabolcar, y de allí trabulco y trabuco.
    • 1611 Rosal, F. Etimología vocablos lengua castellana Esp (NTLLE)
      Trabuco, instrumento para tirar, de Trapomae, que en Griego es Tirar. Y como el Trabuco era para volver lo que se avía tirado, a manera de sacaliña, así Trabucar y Trabucador significaron este modo de tomar o volver lo dado; y de Trabucar dixeron Traucar, y vuelto el au en o, Trocar, al Volver; y así dicen Trocar al Vomitar. Así que Trocar es Tornar o volver, y de allí Retruecano, porque al fin de la copla se vuelve a él, que el valenciano y catalán llaman Tornada.
    • 1614 Fdz Avellaneda, A. Don Quijote [1972] Esp (CDH )
      Como don Quixote prosiguiesse adelante, el melonero arrojó su lançón y puso una piedra poco mayor que un huevo en una honda, y, dando media buelta al braço, la despidió como de un trabuco contra don Quixote, el qual la recibió en el adarga; mas falsóla fácilmente, como era de sólo badana y papelones, y dio a nuestro cavallero tan lo terrible golpe en el braço izquierdo, que, a no cogelle armado con el braçalete, no fuera mucho quebrársele, aunque sintió el golpe bravíssimamente. *
    • 1615 Cervantes Saavedra, M. Pedro Urdemalas [1995] 801 Comedias y entremeses Esp (CDH )
      Allí el salario de un mes / en un día me bebí, / porque, si hay agua que sepa, / la ardiente es doctor sotil. / Arrojárame mi amo / con un trabuco de sí, / y en casa de un asturiano / por mi desventura di. /
    • 1616 Anónimo Loa 442 Loas Esp (CDH )
      / Ya con el veloz trabuco / amenaza las almenas, / ya con el agudo ariete / las fuertes cercas barrena.
    • c1600-1618 Belmonte Bermúdez, L. Hispálica [1974] 127 Esp (CDH )
      Al fin, el tiempo y el amor ya juntos, / trabucos de la torre más valiente, / trataron de mi causa alegres puntos, / buscando la ocasión más conveniente; / pudímonos hablar, pero difuntos, / porque hace el miedo que el color se ausente; / mas, como fué ladrón de amor el fuego, / hurtóle al miedo los colores luego. /
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Esp (CDH )
      Después destas, venían dos trabucos en un carretón, a cuatro palmos de largo cada uno de ellos, y a dos palmos en la boca; éstos traían veinte pares de mulas.
    • 1604-1618 Sandoval, P. HEmperador Carlos V [2003] Esp (CDH )
      Hechas las trincheas y baluartes con arcas de madera, plantaron cuarenta y cuatro piezas de artillería, en que había siete culebrinas dobles, y cuatro cañones de Rodas, y cuatro basiliscos que tiraban pelotas de metal de cien libras, y había algunos trabucos o morteros que arrojaban disformes piedras en alto con que hundían al caer las casas sobre los moradores.
    • c1618 Silva Figueroa, G. Comentarios [1903-1905] II, 177 Esp (CDH )
      Y aunque desde aquí con gran número de saetas herian y matauan á los que estauan á la defensa, los caualleros y soldados, que por mar se auian preuenido de todo, se defendian valientemente, vsando en esta necesidad de las machinas antiguas de scorpiones y catapultas, con que tirauan gruesas y largas saetas á que no podian rresistir ningunas armas, y ansimesmo de las balistas ó trabucos con que arrojauan grandes piedras, matando con lo uno y lo otro muchos enemigos.
    • c1618 Silva Figueroa, G. Comentarios [1903-1905] II, 177 Esp (CDH )
      Calipha Emir, que es el que más en particular cuenta esta presa de Smirna, tratando de este género de artilleria antigua declara qual fuese, diziendo que los tales ingenios se armavan y disparavan con tornos, dando muchas vueltas, á que nuestros historiadores españoles llaman trabucos, aquellos que arrojauan piedras con que muchas vezes aportillauan y abrian las murallas, y á las catapultas ó escorpiones, ballestas de puxa.
    • 1623 Céspedes Meneses, G. HPeregrinas ejemplares [1970] Esp (CDH )
      Porque apenas, en el mismo ejercicio y aun con la misma risa y desenvoltura, quisieron juntos atravesar la losa, cuando, al poner los pies en ella, con horrible estampido, alzándose con ellos, los arrojó como con un trabuco seis pasos adelante;
    • 1600-1625 Martín Plaza, L. Poesías [1995] 283 Esp (CDH )
      / A la segunda visita / que descuidaba el tributo, / me quisiera echar más alto / que la bala de un trabuco.
    • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] 413 Esp (CDH )
      / Expiró al fin en sus labios, / y ella, con semblante enjuto / que pudiera por sereno / acatarrar un centurio / con todo su morrïón, / haciendo al alma trabuco / de un ay, se caló en la espada / aquella vez que le cupo.
    • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] 73 Esp (CDH )
      / Pues sepa la mi señora / que no seré ya el que quiso, / porque ya me restituio / de lo pasado arrepiso, / de tal suerte que el pensar / su nombre y rostro postizo / será más duro a mis huesos / que trabuco arrojadizo; / i en mí abrá de loco [a] cuerdo / vn tan grande pasadizo / que cause estraña mudanza, / y yo me lo profetizo.
    • 1580-a1627 Góngora Argote, L. Romances [1998] 385 Esp (CDH )
      Aunque yo huera más feo / que las nalgas de vn tasugo / y más ligero de cascos / que es de buelo vn aguilucho; / aunque mi linage huera / como el de Mahoma escuro, / o me vieras por las calles / echar cantos, tirar chuzos; / aunque vistiera, las fiestas, / camisa de angeo crudo, / y por echarte requiebros / te huuiera echado rebuznos, / no me huuieras arrojado / a manera de trabuco, / o como bodoque al ayre / de buen braço y arco duro. /
    • 1630 Quevedo Villegas, F. Chitón [2005] 197 Esp (CDH )

      ¿Qué fue de ver a vuesa merced, excelencia, tú y señoría, cuando se bajó la moneda, disparando chistes, malicias, concetos, sátiras, libelos, coplillas, haldadas de equívocos; si baja, no baja y navaja, y otras cosas deste modo, motetes de las alcuzas y villancicos de entre jarro y boca de noche? ¿Qué morrillos no disparó como un trabuco, cuando vio tratar de descubrir minas?

    • 1592-a1631 Argensola, B. L. Rimas [1951] 615 Esp (CDH )
      / Y digo, al fin, que si los aborrezes, / o burlas del temor en que me fundo, / y en el primer consejo permanezes, / que en tanto que aya tigres en el mundo, / que los hagan pedaços, o en tu tierra / torre muy alta, o poço bien profundo, / trabuco, garfio, máchina de guerra, / algún tiro de bronce que los buele, / con vno destos trances los entierra, / porque lo mismo hazer la Corte suele.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] Esp (CDH )
      Son las torres de Joray / calavera de unos muros / en el esqueleto informe / de un ya castillo difunto. / Hoy las esconden guijarros, / y ayer coronaron nublos. / Si dieron temor armadas, / precipitadas dan susto. / Sobre ellas, opaco, un monte / pálido amanece y turbio / al día, porque las sombras / vistan su tumba de luto. / Las dentelladas del año, / grande comedor de mundos, / almorzaron sus almenas / y cenaron sus trabucos. /
    • c1649-1656 Enríquez Gmz, A. Sansón Nazareno [1999] 121 Esp (CDH )
      / Pero apenas, con una mano, toca / el pesado trabuco por el viento, / cuando el gigante, en el pequeño mundo, / bajó Phaetonte al cóncavo profundo.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Ya, pues, que tuuo acabado el baluarte, y plantados tres trabucos de a 18 que todo se consiguió impensado al enemigo, trabajando al abrigo de mantas, ó cortinas de cuero:
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO [...] Máchina bélica, que se usaba antes de la pólvora, y artilleria, y con ella se arrojaban piedras mui gruessas con mucho ímpetu, como ahora la pieza de cañon.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      TRABUCO, máquina antigua para arrojar piedras al modo que ahora se hace por medio de la pólvora con los pedreros. [...] Algunos son de parecer, que en la remota antigüedad se disparaba con pólvora, y que se olvidó su uso, hasta que luego se hizo pasar por nuevo descubrimiento; pero la prueba de esto no es facil, ni tampoco el olvido en tan continuadas guerras.
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Trabuco. Maquina de guerra que se usaba antes de conocerse la pólvora y artillería, y con ella se arrojaban piedras muy gruesas con mucho ímpetu.
    • 1844 Gil Carrasco, E. Señor Bembibre [1989] Esp (CDH )
      Algo más tardaron en llegar los refuerzos de Galicia, tanto por la mayor distancia, cuanto porque el conde escarmentado con el pasado suceso y convencido de que Cornatel no era para ganado de una embestida, había hecho traer trabucos y otras máquinas de guerra que embarazaron no poco la marcha de las tropas.
    • 1851 Conde de Clonard (Serafín María de Sotto) HArmas Infantería, I p. 28 Esp (BD)
      El Trabuco, Trabuque ó Trabuquete [...] era un ingénio cuyo aparato varió segun los porgresos de la maquinaria; pero su forma mas regular y constante, se reducia á cierto esqueleto de madera, en el cual se ponia un instrumento parecido á la bocina de metal, estibada con nervios de buey. Por medio de un cabrestante se volvia la cabeza hácia la espalda, y en esta disposicion se cargaba con piedras ó mixtos. Soltándose despues la amarra, lanzaba el proyectil al recinto de la plaza.
    • 1864 Lorenzo, J. / Murga, G. / Ferreiro, M. DiccMarítimo [1864] Esp (BD)
      TRABUCO. s. m. Nombre que se daba en el siglo XIII á una máquina de guerra que servia para arrojar piedras a las naves enemigas.
    • 1865 Justiniano Arribas, J. Roger de Flor [1865] Esp (CDH )
      / En tanto al muro el español soldado / Animoso se acerca en son triunfante: / Las máquinas arrima; á lid se apresta; / Trabucos y fundíbulos asesta.
    • 1869 Almirante, J. DiccMilitar Esp (BD)
      máquinas de tiro: [...] fundíbalos, todas las de contrapeso, como la honda, trabuco, etc.
    • 1903 Marvá Mayer, J. "Tormentaria y Poliorcética" [01-06-1903] Revista Técnica de Infantería y Caballería (Madrid) Esp (HD)
      Estas ballestas de torno, así como las máquinas de contrapeso (trabucos ó trabuquetes), fueron los únicos ingenios de proyección empleados en el ataque y defensa de las plazas en Europa durante la Edad Media, antes de la pólvora, y después concurrentemente con la Artillería, hasta el siglo XVI, razón por la cual se las describe y estudia en el período siguiente.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. Máquina de guerra que se usaba antes de la invención de la pólvora, para batir las murallas, torres, etc., disparando contra ellas piedras muy gruesas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. Máquina de guerra que se usaba antes de la invención de la pólvora, para batir las murallas, torres, etc., disparando contra ellas piedras muy gruesas.
    • 2021 Anónimo "Lucha espadas castillo Belmonte" [25-09-2021] Castilla-La Mancha 24 (Toledo): clm24.es Esp (HD)
      En el castillo, también se puede visitar unos de los mayores parques temáticos de máquinas de asedio a escala real, donde está instalado el trabuco de contrapeso más grande del mundo, de casi 19 metros de altura.
  3. s. m. Arma de artillería corta y de gran calibre, más larga que el morterete, que efectúa tiros de trayectoria muy curva.
    docs. (1476-1918) 79 ejemplos:
    • 1469-1476 Anónimo Crón incompleta Reyes Católicos [1934] 258 Esp (CDH )
      Las estanças de fuera y dentro muy llegadas, asentaronle sus tiros gruesos de poluora y tres trabucos y minas, de manera que marauilla era de cómo los de dentro eran fatigados; y como ya el çerco duraua en las fuerças del inuierno [...].
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] Esp (CDH )
      Las viejas iglesias tenían almenas en sus muros y troneras junto a las puertas para el disparo de culebrinas y trabucos.
    • 1469-1476 Anónimo Crón incompleta Reyes Católicos [1934] 258 Esp (CDH )
      Las estanças de fuera y dentro muy llegadas, asentaronle sus tiros gruesos de poluora y tres trabucos y minas, de manera que marauilla era de cómo los de dentro eran fatigados; y como ya el çerco duraua en las fuerças del inuierno [...].
    • 1441-1486 Valera, D. Trat epístolas [1959] Esp (CDH )

      Paresceríe asimismo conveniente que tan presto como Vuestra Altesa pusiere el cerco sobre Málaga, que mandase al Adelantado de Murcia, con la más gente que de aquel reino pudiese llevar, e a los cavalleros de Aragón, con el mayor poder que tuviesen, sitiasen Almería, porque los moros tuviesen en más de una parte que faser; la qual conbatiéndose como devía con trabucos e gruesas lonbardas por la parte de la sierra, según la cibdad es e la flaquesa de la cerca que tiene, créese muy justamente se daría o se entraríe por fuerça de armas, lo qual seríe a los moros gran desmayo e a vuestra enpresa gran favor e ayuda.

    • 1499 García Santa María, G. Trad Crón Aragón Vagad [2002] Esp (CDH )
      [...] mas que todo estouiesse a recabdo grande: y les fuesse defendida la entrada. el rey moro de otra parte / que era varon de gran coraçon y esfuerço: puso gran guarda sobre su ciudad. repartio por la çerca / muchos tiros de poluora: y de ballestas de passa. mucha canteria. y su gente bien armada. y a cada torre y puerta principal / mando poner su cabdillo / a quien houiessen de obedecer los otros. dieronse de grandes: y muchos combates. los tiros de poluora: los cortantes: y trabucos nunca cessauan. inuentaronse nueuos pertrechos. despertaronse muchos artificios y tantas ala postre fueron las mañas: las valentias [...].
    • c1529 Lpz Yanguas, H. Farsa concordia [1967] Esp (CDH )
      M.Ya es tornada / otra vez la edad dorada, / Saturno ya resucita, / la plata y cobre se quita, / la de hierro es acabada.D. Los pertrechos / daldos todos por deshechos, / los trabucos y lombardas, / y las picas y alabardas / y las casas y los techos.
    • 1563 Denis, M. Trad Pintura antigua Holanda [1921] 181 Esp (CDH )
      Ansí, que a la gran Pintura, no solamente la tengo yo por provechosa, pero es en la guerra muy necesaria, para las máquinas y instrumentos bélicos, para la catapultas, arietes, vinias y testúdines y torres herradas y puentes; y (pues el malvado tiempo de estas armas ya casi del todo no se sirve y las desechan las bombardas) para la manera de las bombardas, trabucos, cañones reforzados y arcabuces y, mayormente, para la forma y proporciones de todas las fortalezas, rocas, bestiones, baluartes, fosados, minas, contraminas, trinchera, bombarderas, casasmatas para los reparos o caballeros, revellinos, gaviones, merlos, almenas; para la invención de los puentes y scalas y para el sitiar de los campos; para la orden de las hileras, medidas de escuadrones, para la extrañeza y debujo de las armas [...].
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Continuóse el cerco de aquel castillo y combatióse con dos trabucos y dos lombardas gruesas; y derribaron todas las casas del castillo que no quedó sino la torre maestra; y teníanla cubierta y guarnecida con muchas sacas de lana y con otros pertrechos de madera; y derribóse con la artillería gran parte de la primera cerca y las torres della, de donde los fueron estrechando en tanta manera que Pedro Pacheco alcaide del castillo con gran recuesta envió a pidir partido a Gaspar Fabra.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Los trabucos y morteretes son pieças cortas y anchas de boca y con relexe en la cámara, y guardan en el grossor la mesma razón que los cañones pedreros, y también en la correspondencia de pólvora y bala.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y, primeramente, digo que por quanto disparando el trabuco no se retira su caxa ni torna atrás mucho ni poco, antes toda la potencia de la pólvora calca hazia abaxo y emplea allí su fuerça toda; por la misma razón se requiere que la caxa sea muy fuerte y bien herrada, y de fuertes pernos y barras de hierro guarnescida, como en la presente figura se demuestra, donde todas aquellas faxas que se veen sobre el tablón de la caxa son de hierro y de grosseza quasi de un dedo cada una, y tantas faxas como se demuestran por de fuera del tablón dicho, tantas, ni más ni menos, ha de tener por de dentro.
    • 1601 Lobo Lasso Vega, G. Manojuelo romances [1942] 160 Esp (CDH )
      / Dispare, señor tronera, / sus trabucos, y dispare / por allá sus armatostes / y almacén de disparates.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Siguiendo con la manera de hazer los morteros, pedreros o trabucos, que todos estos nombres tienen como necesarios y provechosos, más a los sitiados que a los que sitian; y la de los petardos, por ser cosa nueva en nuestros tiempos.
    • 1634 Rojas Zorrilla, F. Serrallonga Jornada II Serrallonga Esp (CDH )
      / Asáltame el Veguer con cien soldados / los pedernales otra vez cargados, / disparo a los primeros que escondían; / otros por las espaldas me ofendían: / A dos hiero, uno mato, otro derribo, / y por desear la muerte estaba vivo; / quebróseme la espada, / pero en guerra tan fuerte y tan trabada / de algunas peñas pardas / hice trabucos, tiros y bombardas.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Á 17 de éste estaba el Portugués á tiro de pistola del castillo de San Cristóbal, y le arrojaba á él y á la ciudad bombas y trabucos con que le barría las calles y todas las obras muertas y había ganado las primeras fortificaciones de la puente, y en Badajoz había 4.000 personas, entre hombres y mujeres, y el Duque de San German había enviado la suya á Mérida y toda su casa y 30 acémilas cargadas de riquezas, y los tercios del armada aún no habían llegado, y de 29 compañías de las milicias de Sevilla llegaron 180 persona solamente;
    • 1682 Barcia Zambrana, J. Despertador christiano sermones, IV [1687] p. 176 Esp (BD)
      Si supieras que essa muger á quien debes, tenia preparado veneno que darte en yendo á su casa, ó quien te disparara vn trabuco luego que entraras allá: bolvieras? Fuera temeridad. O hijos de los hombres! Quien os ciega? La espada, el veneno, y trabuco que mata al cuerpo se teme: y no se teme la culpa que es espada, veneno, y trabuco que quita la vida al alma?
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathematico, V pp. 494-495 Esp (BD)
      Para que el petardo haga en las puertas el estrago que se desea, se dispone un tablón QN bien recio, y de madera firme, armado por la una parte con planchas de hierro, y en la otra se caba un circulo algo profundo para que ajuste en él la boca AD del petardo: luego se cargará como se sigue [....]. Hecho esto, se cubrirá la pólvora con un fieltro, y luego se ajustará sobre ella una tabla, cubriendola con cera derretida, o con pez griega, con que queden cerradas todas las endrijas: pondráse despues el tablón QN sobre el trabuco, de suerte, que su boca se ajuste en la concavidad circular del tablón, en quien se clavará con unos clavos [...]. Para darle fuego, se pone por el fogon F una pipa de madera llena del material acostumbrado, la qual ha de entrar hasta el medio de la polvora, y apretado fuertemente el petardo contra la puerta, se da fuego á la pipa del fogon.
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] 125 Esp (CDH )
      Los curas del arciprestazgo y los regidores de la ciudad franqueábanle códices y papeles interesantísimos, donde vio y gozó históricas hazañas, como la defensa que hizo el esforzado mosén Pierres de Peralta contra las tropas del Rey D. Enrique II, y los horrores de aquel memorable sitio en que las mujeres, así casadas como doncellas, manejaban las bombardas, trabucos, cortantes y otras diversas artillerías.
    • 1910 Garrido Atienza, M. Capitulaciones Granada [1910] Esp (CDH )
      La artillería batió las murallas, las que cuartearon los tiros de las lombardas y trabucos, con las que fueron también derrumbadas é incendiadas muchas casas, y así los que antes habían acusado de cobardía á los de Ronda y á los demás defensores de poblaciones por haberse rendido aterrorizados por el estrépito de las lombardas, ya poseídos de igual espanto, sólo pensaban en salvarse y salvar á sus mujeres é hijos.
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] Esp (CDH )
      Las viejas iglesias tenían almenas en sus muros y troneras junto a las puertas para el disparo de culebrinas y trabucos.
    • 1469-1476 Anónimo Crón incompleta Reyes Católicos [1934] 258 Esp (CDH )
      Las estanças de fuera y dentro muy llegadas, asentaronle sus tiros gruesos de poluora y tres trabucos y minas, de manera que marauilla era de cómo los de dentro eran fatigados; y como ya el çerco duraua en las fuerças del inuierno [...].
    • 1469-1476 Anónimo Crón incompleta Reyes Católicos [1934] 258 Esp (CDH )
      [...] ¿quién podria pensar, como Burgos sea el más frio lugar de España, la grand frialdad, yelos y aguas que el rey y los suyos sofrian?; el qual, no como rey, mas como el menor de su hueste, se ponia del mayor al menor trabajo de noche y de dia por su mesma persona, requeriendo las estanças, los pertrechos y trabucos y las minas; [y] a todo daua priesa con vn fuego y diligençia que marauilla era, de manera que jamás en estos Reynos nin fuera dellos vieron vn çerco más real ni estraño de ver [...].
    • 1441-1486 Valera, D. Trat epístolas [1959] Esp (CDH )

      Paresceríe asimismo conveniente que tan presto como Vuestra Altesa pusiere el cerco sobre Málaga, que mandase al Adelantado de Murcia, con la más gente que de aquel reino pudiese llevar, e a los cavalleros de Aragón, con el mayor poder que tuviesen, sitiasen Almería, porque los moros tuviesen en más de una parte que faser; la qual conbatiéndose como devía con trabucos e gruesas lonbardas por la parte de la sierra, según la cibdad es e la flaquesa de la cerca que tiene, créese muy justamente se daría o se entraríe por fuerça de armas, lo qual seríe a los moros gran desmayo e a vuestra enpresa gran favor e ayuda.

    • a1492 Anónimo Cancionero Pero Guillén [1990] Esp (CDH )
      / Y el calcañar y tovillo / ésa es la religión / do fue enterrado Sansón / y del están allí dos colmillos, / los trabucos y Lombardas / están en la pantorrilla / y los de las espingardas / y ballesteros y guardas / tienen toda la espinilla, / así qu'en este rincón / non se posada vacía, / [545r] pero vuestra Señoría / mande qu'estén a razón / y los que se aposentaron / por hacer de su probecho, / que tomen las que dejaron / y dexen las que tomaron / al barrio del pie derecho.
    • 1499 García Santa María, G. Trad Crón Aragón Vagad [2002] Esp (CDH )
      [...] mas que todo estouiesse a recabdo grande: y les fuesse defendida la entrada. el rey moro de otra parte / que era varon de gran coraçon y esfuerço: puso gran guarda sobre su ciudad. repartio por la çerca / muchos tiros de poluora: y de ballestas de passa. mucha canteria. y su gente bien armada. y a cada torre y puerta principal / mando poner su cabdillo / a quien houiessen de obedecer los otros. dieronse de grandes: y muchos combates. los tiros de poluora: los cortantes: y trabucos nunca cessauan. inuentaronse nueuos pertrechos. despertaronse muchos artificios y tantas ala postre fueron las mañas: las valentias [...].
    • 1499 García Santa María, G. Trad Crón Aragón Vagad [2002] fol. 118r Esp (CDH )
      No les plugo dello / alos señores catalanes: ni se reçelauan de tanto: ni dexaron delo hauer por marauilla / que tan en punto fuesse el rey allegado como fue: y que con tanto poder se les houiesse de poner enel rostro. ya mucho menos les plugo de ver la ciudad tan de subito y assi çercada: que no podia ni entrar ni salir alguno. y ende mas que le recreçia de continuo y tan sobrada gente / que llegaron ala postre a ser obra de tres mil de cauallo y fasta cien mil peones. el çerco se apreto mucho: y los tyros yuan tan espessos: assi de trabucos como de cortautes y otras lombardas y passabolantes / que fazian farto daño en la villa.
    • 1499 García Santa María, G. Trad Crón Aragón Vagad [2002] fol. 169v Esp (CDH )
      que las del rey de castilla no podian a ella llegar. las galeas como diximos estauan largo por delante dela calle dela mar. leuantaron despues los trabucos y los tiros de dos caxas: y començaron de tal guisa tirar contra larmada delos enemigos que no podieron sufrir los golpes que les dauan los lahudes y barcos menores armados con sus mantelletes / y ballesteria especial: estauan vnos cabe otros por orden: y toda la gente dela tierra acudio para defender la ciudad segun las ordenanças de guerra: que lo requiere assi y los tienen obligados.
    • 1499 García Santa María, G. Trad Crón Aragón Vagad [2002] fol. 170r Esp (CDH )
      Verdad es que otro dia de mañana boluieron a pelear. y llegaron se algo mas las naues gruessas de Castilla / para los nuestros. mas fue todo su conçierto de ningun prouecho: ni menos honor. truxieron ciertos tiros armados pensando poder conellos fazer daño y ofensa mayor: mas ni llegauan donde deuian: y quando por desdicha llegauan / no fazian ni ahun señal despantar quanto menos de empeçer. tanto que los marineros de aca teniendo por nada quanto fazian: de que reconoçieron la gran parenceria: y efeto della tan vano / y confuso despararon sobre ellos / la grita y la vozeria tan grande: que le dieron bien a entender quan poco sabian del pelear por la mar: y que emprendian / y asayauan lo que no sabian poner adelante: ni abastauan traer a cumplimiento deuido. llego ala postre la naue mas gruessa / y truxo vn trabuco amenazado: que faria gran señal enel fecho. y los de vuestra naue despararon vn tiro de poluora / de vna gruessa lombarda / y acerto enel castillo de proa / y desbaratole [...].
    • c1445-1519 Anónimo Canc burlas [1841-1843] Esp (CDH )
      / Los trabucos y lombardas / están en la pantorrilla, / y los delas espingardas / y ballesteros y guardas, / tienen toda la espinilla.
    • c1529 Lpz Yanguas, H. Farsa concordia [1967] Esp (CDH )
      M.Ya es tornada / otra vez la edad dorada, / Saturno ya resucita, / la plata y cobre se quita, / la de hierro es acabada.D. Los pertrechos / daldos todos por deshechos, / los trabucos y lombardas, / y las picas y alabardas / y las casas y los techos.
    • c1530-a1539 Vázquez, D. Sermones [1943] Esp (CDH )
      Venció el león, [no] por fuerza de armas, no con lombardas, no con trabucos ni con nada de eso, sino con solemne justicia y heroica.
    • 1563 Denis, M. Trad Pintura antigua Holanda [1921] 181 Esp (CDH )
      Ansí, que a la gran Pintura, no solamente la tengo yo por provechosa, pero es en la guerra muy necesaria, para las máquinas y instrumentos bélicos, para la catapultas, arietes, vinias y testúdines y torres herradas y puentes; y (pues el malvado tiempo de estas armas ya casi del todo no se sirve y las desechan las bombardas) para la manera de las bombardas, trabucos, cañones reforzados y arcabuces y, mayormente, para la forma y proporciones de todas las fortalezas, rocas, bestiones, baluartes, fosados, minas, contraminas, trinchera, bombarderas, casasmatas para los reparos o caballeros, revellinos, gaviones, merlos, almenas; para la invención de los puentes y scalas y para el sitiar de los campos; para la orden de las hileras, medidas de escuadrones, para la extrañeza y debujo de las armas [...].
    • 1574 Aguilar, P. Memorias cautivo Túnez [1875] 102 Esp (CDH )
      Con ellas van trece naves, / Todas á muy bien recaudo, / Y otras muchas galeotas / Que corsarios han juntado. / Ochenta mill son los turcos / Que dentro se han embarcado; / Llevan muchas municiones, / Mucho cañon reforzado; / Trabucos y basiliscos / De peso desmesurados. /
    • 1574 Aguilar, P. Memorias cautivo Túnez [1875] 36 Esp (CDH )
      Ya estos dias los turcos habian plantado cuatro baterías á la Goleta, en las cuales habia 55 cañones y 3 basiliscos y dos trabucos.
    • 1579 Zurita, J. Anales Aragón II [1977-1980] Esp (CDH )
      Continuóse el cerco de aquel castillo y combatióse con dos trabucos y dos lombardas gruesas; y derribaron todas las casas del castillo que no quedó sino la torre maestra; y teníanla cubierta y guarnecida con muchas sacas de lana y con otros pertrechos de madera; y derribóse con la artillería gran parte de la primera cerca y las torres della, de donde los fueron estrechando en tanta manera que Pedro Pacheco alcaide del castillo con gran recuesta envió a pidir partido a Gaspar Fabra.
    • 1584 Rufo, J. Austriada [1854] 52 Esp (CDH )
      / Cual deja el escuadron aportillado / La furia del trabuco ó culebrina, / O cual pasa rompiendo el duro arado / Entre las yerbecillas que camina, / Tan en el bando ciego rebelado / Se mostraba la furia mendocina, / Haciendo con vigor fiero y terrible / Cuanto á la fuerza y ánimo es posible.
    • 1584 Rufo, J. Austriada [1854] 55 Esp (CDH )
      / Ya los vitales partes ofendidas / La llave y fortalezas entregaban / A la que tiraniza nuestras vidas, / Por quien la suerte y esperanza acaban; / Mas la últimas fuerzas recogidas, / Que en tal extremo apenas le quedaban, / Al capitan arremetió morisco, / Mas reino que trabuco ó basilisco.
    • 1586 Barahona Soto, L. Lágrimas Angélica [1981] 430 Esp (CDH )
      Oyéronse las voces miserables / de aquellos medio vivos, que perdiendo / las partes de sus cuerpos más tratables / las otras van en vano defendiendo, / oyéronse los tiros espantables, / no los que de Vulcano el ronco estruendo / imitan, por no ser aún inventados, / mas otros de resina y pez causados, / 33. trabucos y otras varias invenciones / que contra sí inventó nuestra malicia, / con varios instrumentos, varios sones, / que a la crueldad levantan la cudicia, / soberbios golpes, varias sinrazones, / que por su arbitrio alargan la justicia, / según lo pide nuestra gana fiera, / que es perezosa al bien y al mal ligera. /
    • 1586 Romero Cepeda, J. HRosián Castilla [1979] Esp (CDH )
      "Aquí no ay ingenieros de trabucos ni lombardas, porque todos biuimos en paz y nadie nos haze ninguna guerra, porque no tenemos qué nos tomen.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 49 Co (CDH )
      / Esta sierra se dice del Bauruco, / Cuyas cumbres son sumas en alteza, / Piedras, matas, espinas, arcabuco, / Allí hacen comun el aspereza: / No romperá lombarda, ni trabuco, / Las bravas espesuras de maleza; / Tiene lago que hoja su apariencia / Catorce leguas de circunferencia.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Los trabucos y morteretes son pieças cortas y anchas de boca y con relexe en la cámara, y guardan en el grossor la mesma razón que los cañones pedreros, y también en la correspondencia de pólvora y bala.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Al tercer género de pieças se reduzen los cañones pedreros, los trabucos y morteretes, porque en muchas cosas y casi en todas difieren de las demás pieças de que hasta aquí se a tratado.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Y esta bala se podrá tirar con un trabuco o pieça corta para que haga su operación como se pretende.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Puédense cargar los trabucos con saquillos de tela que contengan dentro de sí la carga de pólvora hechos en el modo que en su capítulo se declara, pero, a falta de los saquillos dichos, se podrán muy bien cargar sin ellos, pero requieren mayor bocado que las pieças de qualquier otro género.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y aun en este tercero género mismo se incluyen los trabucos o morteros con las bombardas de hierro que forjaron los antiguos, las quales pieças se cargan con másculos o servidores y se tiran balas de piedra con ellas.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Del modo de tirar con el trabuco y echar de movimiento violento las balas en alto, para que offendan a los enemigos cayendo.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      La boca grande del trabuco es el doble de aquella de la cámara, si el fundidor será plático en fundirla y la largueza de la cámara es una boca y media de sí misma.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      La una boca contiene la pólvora con que el trabuco se carga y el bocado de hilachos o de heno, hínchenla media.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Considérase el effecto de el tiro que quiere hazer el artillero por las muchas occasiones de tirar que se han hallado porque, o le converná tirar el más largo tiro que podrá hazer su pieça, el qual, entre los artilleros es dicho "el tira más tira"; o se tira a alguna cosa que estuviesse fuera de la puntería de la pieça o a otra que estuviesse dentro de puntería; [...] o se tira con un mortero o trabuco para echar balas por alto; o se tira de algún lugar alto a lo baxo o, por el contrario, de lo baxo a lo alto [...].
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y, primeramente, digo que por quanto disparando el trabuco no se retira su caxa ni torna atrás mucho ni poco, antes toda la potencia de la pólvora calca hazia abaxo y emplea allí su fuerça toda; por la misma razón se requiere que la caxa sea muy fuerte y bien herrada, y de fuertes pernos y barras de hierro guarnescida, como en la presente figura se demuestra, donde todas aquellas faxas que se veen sobre el tablón de la caxa son de hierro y de grosseza quasi de un dedo cada una, y tantas faxas como se demuestran por de fuera del tablón dicho, tantas, ni más ni menos, ha de tener por de dentro.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      La quantidad de la pólvora que se da a estas pieças es el quinto del peso de su bala de piedra y aun se les podrá dar el tercio, siendo reforçado el trabuco, como diximos en el capítulo 45 del segundo tratado.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Matavan las gentes, ahondavan los techos de las casas, assí como el día de oy se haze con los trabucos o morteros, pero aun con aquellas mismas y de puntería, tiravan grosíssimas balas de piedra, como demuestra la letera A, la qual es la bala que se tira, y con ellas batían las torres y murallas.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y vemos el día de oy muchos trabucos y morteros de bronzo que tiran algunos de ellos más de 150 libras de bala de piedra y muy mayor distancia de la dicha.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Por ser los trabucos o morteros pieças assí mismo de este tercero género, me ha parescido hazer de ellos particular capítulo en este tratado; los quales trabucos, sabiéndose el artillero bien servir de ellos, ponen con sus balas gran terror y espanto en los ánimos de los sitiados quando los asediadores se sirven de ellos porque, allende de el general temor que pone en la gente toda el pensar si sobre su casa o habitación cayrá alguna bala y se la ahondará y echará encima, mucho más los offende y daña el tenerlos siempre en continua vela, lo qual es un gran trabajo de la gente sitiada y por esso estos trabucos siempre se han de tirar de noche.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      [...] los quales trabucos, sabiéndose el artillero bien servir de ellos, ponen con sus balas gran terror y espanto en los ánimos de los sitiados quando los asediadores se sirven de ellos porque, allende de el general temor que pone en la gente toda el pensar si sobre su casa o habitación cayrá alguna bala y se la ahondará y echará encima, mucho más los offende y daña el tenerlos siempre en continua vela, lo qual es un gran trabajo de la gente sitiada y por esso estos trabucos siempre se han de tirar de noche.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Las grossezas de metal que se hallan en estos trabucos son las mismas de los cañones pedreros, excepto que son muy más cortos, como en la siguiente figura se veen dibuxados.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Y, acerca del tirar y exercitarlos, se hará como en el capítulo del tirar los trabucos se declara.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Quiero dezir, que subirá más alta la bala, pero que caerá más cerca de la boca de la pieça de lo que por los otros puntos hazía y muy más cerca hirá cayendo quanto más la boca se hirá elevando; y ésta es la causa porque los trabucos o morteros, para que la bala suba en alto y cayga en el lugar que dessea el artillero, se tiran por el 7, 8 o noveno punto; pero hasse de notar que quanto más se eleva la pieça, más espacio va por línea resta la bala que no estando nivelada.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      No obstante que en el capítulo 45 del segundo tratado se dixo de los officios de los trabucos y de las grossezas de metal que se deven de hallar en ellos, del modo y tiempo en que exercitan para más offender a los enemigos, en el presente capítulo, del modo de formar su caxa y de las herramientas que se han de hallar en ella para que sea fuerte y bien herrada, juntamente con el modo de cargarlos y tirar con ellos se trata.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Viniendo, pues, a tratar del modo de cargar los trabucos y tirar con ellos, digo que el officio principal que de estas pieças se espera no es de haver de batir una muralla ni tirar de puntería, mas sólo se pretende que, subiendo de movimiento violento y forçoso hazia arriba, la bala cayga de movimiento natural y offenda allá adonde se dessea, la qual operación siempre se deve de hazer por los puntos de la esquadra, como se vee en la figura, dando con ella tanta elevación a la pieça como requiere la cosa a que se tira, la qual plática al juyzio del buen artillero se reserva.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Pero nota que si con los trabucos querrás tirar balas de fuego, no metas sobre de la pólvora bocado alguno, porque mejor toma la bala el fuego.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Que, primeramente, deves considerar con qué genero de pieça pretendes de servirte para la operación dicha, porque los cañones pedreros y los trabucos o morteros son mucho más apropriados a hazer tales tiros que no otros algunos y esto por la mayor cabida que tienen.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Las escofias son hechas a modo de una escofia de red, pero han de ser de hilo de hierro destemplado y redondas, las quales, assí mismo, se hinchen de piedras, pero estas más presto y mejor se aplican y tiran con los trabucos o con los pedreros que no con otros cañones.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Traygo, aun mas, una esquadra con su perpendículo, para con ella dar las elevaciones a las pieças, graduar los trabucos, tirar de noche y hazer otros muchos effectos, como en el capítulo 5 del tercero tractado se halla.
    • 1592 Collado, L. Artillería [2000] Esp (CDH )
      Por quanto essos tales tiros se hazen por la mayor parte con los morteros o trabucos, me regiría elevándoles la boca por el 7, 8 y 9 puntos de la esquadra, como largamente en los capítulos 45 del segundo tratado y en el 28 del tercero se halla escripto.
    • 1594 Villegas, A. Fructus sanctorum [1988] Esp (CDH )
      Mandóle poner las piernas junto con el cuello, y, echó una bola, dentro de un trabuco, le hizo bolar por el aire a la ciudad, y aunque murió antes de llegar a tierra, mas fue la caída tan de alto que no tenía forma humana, porque pudo recogerse dél muy pequeña parte, desvaneciéndose lo más por el aire.
    • a1598 Cabrera, A. Consideraciones Evangelios Epìfanía [1906] Esp (CDH )
      Ofréceseme aquí la historia de David cuando peleó con Goliat, que por una parte nos pinta la Escritura la bravosidad de aquel desmesurado gigante, armado de gruesas, recias y espantosas armas, y por otra la mocedad y pocas fuerzas de David, muchacho, zagalejo, pastorcillo, y cuán desapercibido de armas entró en aquella descomunal pelea, con pellico, calado, honda y piedras; para que con esta disparidad se vea cuán ilustre fue la victoria, venciendo sin armas al fuerte armado; con su pequeñez á un jayán; con su tierna edad y poca experiencia á un soldado viejo y belicoso guerrero; con cayado al que traía lanza como una entena, y con piedras al que parecía que ni con trabucos ni bombardas le derrocaran.
    • 1598 Pz Herrera, C. Amparo pobres [1975] Esp (CDH )
      Pues en este tiempo los debemos juzgar por más animosos que los antiguos, por el riesgo y muerte tan propincua a que se ponen, esperando las balas de los arcabuces, mosquetes y piezas de artillería, * de que ellos estaban tan seguros: pues sólo con la igualdad de las armas, cuando venían a las manos, era el mayor riesgo que corrían, porque las piedras de los trabucos eran pocas y menos dañosas, y de incierta puntería, y a pocos pasos, lo que agora alcanza millas y leguas enteras; y un miserable artillero, cobarde y vil, hace pedazos un gran capitán, y a muchos famosos soldados con una bala, que en otro tiempo, peleando valerosamente, ganaran nombre eterno. * Que son más animosos los soldados deste tiempo que los antiguos.
    • 1601 Lobo Lasso Vega, G. Manojuelo romances [1942] 160 Esp (CDH )
      / Dispare, señor tronera, / sus trabucos, y dispare / por allá sus armatostes / y almacén de disparates.
    • a1603 Mira Amescua, A. Hombre mayor fama [2001] 310 Esp (CDH )
      / Los dardos, flechas, lanzas y alabardas, / piedras, dardos, bastones, / los trabucos, las hachas y bestiones, / mazas, picas, cuchillas y bombardas, / con puntas, guarniciones y con filos, / de lágrimas y sangre hagan dos Nilos / cortando a los troyanos / cabezas, cuellos, piernas, brazos, manos.
    • 1603 Rojas Villandrando, A. Viaje Entretenido [1977] I, 301 Esp (CDH )
      Sacres, petajes, trabucos, / morteruelos, falconetes, / escurribandas, cortinas, / tijeras, espaldas, frente, / peñas, guardas, casamatas, / culebrinas y mosquetes [...]. /
    • 1605 Tejada, A. fol. 13v Flores poetas ilustres I Esp (CDH )
      / Verás entonces a tus pies rendidos / Golas, petos, montantes y celadas, / Arcos, ballestas, dardos, tablachinas, / Dagas, estoques, picas con espadas, / Manoplas, braçaletes y luzidos / Yelmos, rodelas, cotas, culebrinas, / Alfanges duros, mallas, jacerinas, / Truenos, passabolantes y bombardas, / Ginetas, partesanas y alabardas, / Trabucos, basiliscos y mosquetes, / Bombas y morteretes, / Venablos y gorguzes, / Trabucos, roncas, greuas, arcabuzes, / Las valas, escopetas y coraças, / Hierros, sillas, testeras, frenos, maças: / Y al fin de todo, sus ceruizes duras / Sugetas a tus lazos y ataduras.
    • a1607 Vélez Guevara, L. Comedia Rey Sebastián [1972] Esp (CDH )
      Xarife Si eres trabuco / o rayo contra el canpo sarraceno...
    • 1609 Vega Carpio, F. L. Jerusalén conquistada [1951] II, 289 Esp (CDH )
      / Los arcos flecha el diestro Mameluco / Que a las plumas tiraua por trofeo, / Como a las Estimfalides Ofiuco, / Que enojauan la messa de Fineo: / Como la bala escapa del trabuco / Embuelta en fuego claro, en humo feo, / Despiden las saetas, donde apuntan / Suenan las cuerdas, y los cabos juntan.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Siguiendo con la manera de hazer los morteros, pedreros o trabucos, que todos estos nombres tienen como necesarios y provechosos, más a los sitiados que a los que sitian; y la de los petardos, por ser cosa nueva en nuestros tiempos.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Algunos trabucos, morteros o pedreros, para tirar balas de fuegos artificiales, granadas y piedras a las trincheras y baterías, por ser cosa que qualquiera de ellas atemoriza mucho a los que sitian.
    • c1614 Anónimo Fianza sospechosa [1971] 110 Esp (CDH )
      / Dividí luego en cuadrillas / entre unos árboles mudos / la gente, donde las aves / sonaban tristes arrullos, / y yo, de ellos apartado / medio tiro de trabuco, / dándoles la seña cierta, / de verdes hojas me cubro.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      Hubo algunas de ciento setenta libras que tiraban basiliscos, y de trecientas de piedra los morlacos, especie de trabucos, y las ordinarias de ochenta.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      Ya comían a libra de pan por persona en Haerlen, y las mujeres media, y una entre tres muchachos, y don Fadrique se mejoraba con la zapa y alojaba muy arriba en la batería, y con balas de fuego artificial tiradas con trabucos quemaba casas pajizas.
    • 1621 Vélez Guevara, L. Más pesa rey [1979] 119 Esp (CDH )
      / El león, porque solo en la ribera, / huyendo vio que el berberisco buco / sorda navaja de las olas era, / como a esgajar el mutazén o el luco, / donde Africa le dio solar de fiera, / feroz al mar se disparó trabuco, / y marino hipogrifo de otro Astolfo, / a espumas y a bramidos creció el golfo.
    • 1599-1622 Conde de Villamediana Poesías [1990] 1225 Esp (CDH )
      Amadís / Hecho del más puro amor / aqueste horizonte esfera, / donde están en desafíos / con el cielo los jardines, / y con el sol los jazmines, / donde batallan dos ríos / con trabucos de cristal, / donde Jacinto y Narciso / ven humano paraíso / en un bosque celestial, / en cuya verde hermosura / mi espada no fuera ardiente, / a no coronar mi frente / el blasón desta aventura.
    • 1622 Valdivielso, J. Ferias del alma Actos sacramentales y comedias Esp (CDH )
      Maliçia Aquí viue vn manelluco / venido de allá de allende, / más furioso q[ue] vn trabuco Alma¿Tienes riqueças?MaliçiaDe duende, / con el postre de vn saúco.
    • 1625 Castillo Solórzano, A. Donaires Parnaso II [1998] II, fol. 72r Esp (CDH )
      / A ti que atruenas (hablando) / más que Alemán pistolete, / más que pieza de batir, / que trabuco o morterete.
    • c1629 Mira Amescua, A. El conde Alarcos [1995] Esp (CDH )
      Pero el mar, / rey de las aguas, el orden / y la ley que Dios le puso / guarda siempre, y cuando montes / amenazan con trabucos / de cristal porque se asombren / sus márgenes y riberas, / vuelven sus ondas salobres / atrás, quebrando su furia, / y parece que se encoge / en sí mismo, respetando / los términos que le impone / la madre naturaleza.
    • a1632 Mira de Amescua, A. La mesonera del cielo [1972] Esp (CDH )
      Abrahán . Que el que pone su esperanza / en Dios, no será rendido / de los trabucos y balas / del enemigo rugiente, / que para rendir el alma / debajo de varias formas / con cautela se disfraza.
    • 1634 Rojas Zorrilla, F. Serrallonga Jornada II Serrallonga Esp (CDH )
      / Asáltame el Veguer con cien soldados / los pedernales otra vez cargados, / disparo a los primeros que escondían; / otros por las espaldas me ofendían: / A dos hiero, uno mato, otro derribo, / y por desear la muerte estaba vivo; / quebróseme la espada, / pero en guerra tan fuerte y tan trabada / de algunas peñas pardas / hice trabucos, tiros y bombardas.
    • c1649-1656 Enríquez Gmz, A. Sansón Nazareno [1999] Esp (CDH )
      «Si os fiáis en las fuerzas superiores, / que ostentan los trabucos fulminantes, / juzgando nuestras huestes inferiores, / pues se componen de tres mil infantes, / advertid, que los triunfos vencedores / no se alcanzan con bélicos gigantes, / pues siempre predomina en la milicia / quien lleva de su parte la justicia.
    • c1649-1656 Enríquez Gmz, A. Sansón Nazareno [1999] Esp (CDH )
      / Cruzan por los partidos pavimentos / los trabucos de fuego alimentado, / y, al rodar los aceros sucesivos, / se clavan en los cuerpos medio vivos.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Á 17 de éste estaba el Portugués á tiro de pistola del castillo de San Cristóbal, y le arrojaba á él y á la ciudad bombas y trabucos con que le barría las calles y todas las obras muertas y había ganado las primeras fortificaciones de la puente, y en Badajoz había 4.000 personas, entre hombres y mujeres, y el Duque de San German había enviado la suya á Mérida y toda su casa y 30 acémilas cargadas de riquezas, y los tercios del armada aún no habían llegado, y de 29 compañías de las milicias de Sevilla llegaron 180 persona solamente;
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      20 piezas de artillería y 2.000 carros, 3.000 quintales de pólvora, infinidad de balas, trabucos, granadas, bombas y otros pertrechos.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      Otros dicen para ir sobre Badajoz ó Alcántara, y que los cercados tenían 1500 soldados viejos, 1.200 milicianos y 1.000 hombres de la tierra y 80 caballos, toda gente escogida, y víveres y municiones para año y medio, y que sólo les faltaba vino y tahonas para moler el trigo, y que hasta el día de San Marcos nos habían tirado más de 3.000 balas de artillería, y que cada batería nuestra era de tres piezas y dos trabucos para arrojar bombas; que las mujeres y niños estaban recogidos en las iglesias, y los soldados en barracas junto á las murallas [...].
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )

      Jueves 17 de éste, al amanecer, dió el Conde de San Lorenzo asaltos generales á Badajoz, habiéndole rechazado con pérdida del enemigo de 500 hombres, las 100 personas de cuenta, y los 400 ordinarios; dos petardos, tres trabucos, 180 escalas y otras muchas armas que se dejaron, faltando tambien de los nuestros no pocos, durando en la embestida casi todo el día [...].

    • 1682 Barcia Zambrana, J. Despertador christiano sermones, IV [1687] p. 176 Esp (BD)
      Si supieras que essa muger á quien debes, tenia preparado veneno que darte en yendo á su casa, ó quien te disparara vn trabuco luego que entraras allá: bolvieras? Fuera temeridad. O hijos de los hombres! Quien os ciega? La espada, el veneno, y trabuco que mata al cuerpo se teme: y no se teme la culpa que es espada, veneno, y trabuco que quita la vida al alma?
    • 1693 Chafrión, J. (?) Escuela Palas, I p. 204 Esp (BD)
      De los Trabucos, y Morteros. Al tercer genero de Piezas pertenecen los Morteros de hechar bombas, piedras, carases y fuegos artificiales.
    • 1705 Sobrino, F. DiccNEspFranc Esp (NTLLE)
      Trabuco [...] pierrier, sorte de petite piece d'artillerie.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathematico, V pp. 494-495 Esp (BD)
      Para que el petardo haga en las puertas el estrago que se desea, se dispone un tablón QN bien recio, y de madera firme, armado por la una parte con planchas de hierro, y en la otra se caba un circulo algo profundo para que ajuste en él la boca AD del petardo: luego se cargará como se sigue [....]. Hecho esto, se cubrirá la pólvora con un fieltro, y luego se ajustará sobre ella una tabla, cubriendola con cera derretida, o con pez griega, con que queden cerradas todas las endrijas: pondráse despues el tablón QN sobre el trabuco, de suerte, que su boca se ajuste en la concavidad circular del tablón, en quien se clavará con unos clavos [...]. Para darle fuego, se pone por el fogon F una pipa de madera llena del material acostumbrado, la qual ha de entrar hasta el medio de la polvora, y apretado fuertemente el petardo contra la puerta, se da fuego á la pipa del fogon.
    • 1899 Pz Galdós, B. Vergara [2002] 125 Esp (CDH )
      Los curas del arciprestazgo y los regidores de la ciudad franqueábanle códices y papeles interesantísimos, donde vio y gozó históricas hazañas, como la defensa que hizo el esforzado mosén Pierres de Peralta contra las tropas del Rey D. Enrique II, y los horrores de aquel memorable sitio en que las mujeres, así casadas como doncellas, manejaban las bombardas, trabucos, cortantes y otras diversas artillerías.
    • 1910 Garrido Atienza, M. Capitulaciones Granada [1910] Esp (CDH )
      La artillería batió las murallas, las que cuartearon los tiros de las lombardas y trabucos, con las que fueron también derrumbadas é incendiadas muchas casas, y así los que antes habían acusado de cobardía á los de Ronda y á los demás defensores de poblaciones por haberse rendido aterrorizados por el estrépito de las lombardas, ya poseídos de igual espanto, sólo pensaban en salvarse y salvar á sus mujeres é hijos.
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] Esp (CDH )
      Las viejas iglesias tenían almenas en sus muros y troneras junto a las puertas para el disparo de culebrinas y trabucos.
  4. Acepción en desuso
  5. s. m. Cambio brusco y radical en la posición o el estado de algo.
    docs. (1540-2014) 9 ejemplos:
    • a1540 Carvajal, M. Tragedia Josephina [1932] 118 Esp (CDH )
      / Que trabucos da este mundo / que bayenes y que saltos / ya los baxos vemos altos / ya los altos en profundo / mas yo sobre esto me fundo / que virtud a todo trance / siempre da mate y alcance / con rostro libre jocundo.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. desus. Trastorno, revuelta.
    • a1540 Carvajal, M. Tragedia Josephina [1932] 118 Esp (CDH )
      / Que trabucos da este mundo / que bayenes y que saltos / ya los baxos vemos altos / ya los altos en profundo / mas yo sobre esto me fundo / que virtud a todo trance / siempre da mate y alcance / con rostro libre jocundo.
    • 1633 Nieremberg, J. E. Oculta filosofía p. 62 Esp (BD)
      Solamente aduierto vna obseruancia de Fabio Columna acerca de las piedras que se hallan con figuras de huessos de animales, o de hombres, especialmente de las lenguas que llaman de Sierpe, ó lenguas de piedra, las quales eruditamente prueua no hacer de suyo, ni ser de piedra, sino de huesso, y que no son mas que diente de Carcharia y Lamias, ó otros animales marinos, que con varios sucessos de los tiempos, trabucos de la mar y tierra, han quedado en algunas partes sepultados.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      TRABUCO [...] || Trastorno, revuelta, transformación, trasiego.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      Trabuco [...] m. Trabucación [|| Acción y efecto de trabucar o trabucarse].
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      TRABUCO [...] m. desus. Trastorno, revuelta.
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Trabuco: Trabucación [|| Acción y efecto de trabucar o trabucarse].
    • 1941 Fontecha, C. GlosVocesClásicos Esp (FG)
      trabuco. 'Cambio' (Carvajal, Bilbl, Esp, VI, 116).
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. desus. Trastorno, revuelta.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] m. desus. Trastorno, revuelta.
  6. 3⟶metáfora
    s. m. Arma de fuego individual, portátil y de avancarga, predecesora de la escopeta, de gran calibre y de cañón corto y con la boca generalmente acampanada.
    docs. (1711-2021) 329 ejemplos:
    • 1719 Suárez Ribera, F. Cirugia methodica p. 371 Esp (BD)
      Las heridas de escopeta, y demás bocas de fuego, se numeran entre las contusas; pues siendo las valas, postas y perdigones instrumentos rotundos, producen su su efecto, dilacerando, y contundiendo. Tocando á las causas digo, que la remota es la escopeta, trabuco, etc. La mediata es la polvora encendida: la inmediata es la vala, ó posta.
    • 2020 Uceda, A. "Almonte tradición salvas Virgen" [10-01-2020] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Fernández señaló que en Almonte se ha constituido la Asociación de Trabuqueros, cuya misión principal es que se regule su afición a tirar las salvas, teniendo en cuenta que el arma utilizada es el tradicional trabuco, que dispara pólvora, diferente a las escopetas de caza, muy usadas en el pueblo por los muchos cazadores que tienen sus licencias de armas para cazar.
    • 1719 Suárez Ribera, F. Cirugia methodica p. 371 Esp (BD)
      Las heridas de escopeta, y demás bocas de fuego, se numeran entre las contusas; pues siendo las valas, postas y perdigones instrumentos rotundos, producen su su efecto, dilacerando, y contundiendo. Tocando á las causas digo, que la remota es la escopeta, trabuco, etc. La mediata es la polvora encendida: la inmediata es la vala, ó posta.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO. Se llama tambien una especie de escopeta corta, que tiene la boca mui ancha, y por consiguiente calza bala mas gruessa.
    • 1763 Braña, M. Carta a Anda Docs HFilipinas Fi (CDH )
      Cerrada ésta, pude encontrar oy mudándome ropa la adjunta, que es la que avisaba ayer á V. Señoría escrita sin firma, y en la que se toca la traición que avisó, V. Señoría hará de ella el juicio que quepa en su Superior prudencia, del titulo á quien se remite, fué el mismo quien me la entregó, y me añadió que havía salido una noche á matar á siete con un trabuco, pero que tuvo la tortura, que por haverlo savido mudó de camino y no se encontraron;
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      El uso del puñal, pistolas y trabuco, tan recomendada la prohibición por las leyes, no es sólo tolerado en los despoblados, sino que he visto insultar con desenfado por toda clase de personas, hasta negros esclavos, la presencia de la justicia con semejantes armas dentro de los lugares de la provincia:
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Yo le tuve por un cuarto de hora á tiro y aun á boca de cañón en un lodazal, mirándome de hito en hito y faltándome fuego al trabuco como sus veinte veces, cuando salía á buscar un tizón porque los indios me habían dejado solo, se fue paso á paso.
    • 1791-1809 Meléndez Valdés, J. Discursos forenses [1986] Esp (CDH )
      Asi tampoco concurrirán al robo el ladron que tiene la escala por donde sube el compañero, ó apunta con el trabuco al caminante mientras otro le registra y ata.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] 474 Epistolario Esp (CDH )
      Bien la serví, quando en la creu de la ma V. roncaba y yo, hecho un tigre, miraba a todas partes, deseoso de que salieran siquiera quarenta foragidos con quarenta tercerolas, para acabar con todos ellos, descargando de derecha a izquierda el negro trabuco que administraba Vicentín.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      En aquel trance se arrodillaron los hermanos clamando al Cristo: "¡Socorro, Señor!". El desalmado disparó el trabuco, pero quien quedó alma de otro mundo fue él mismo porque quiso Dios que en las manos se le reventase el trabuco.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Entonces, adivinando instintivamente que la mujer lo había traicionado, tomó el trabuco por el cañón y lo dejó caer pesadamente sobre la infeliz, que se desplomó con el cráneo destrozado.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 163 Esp (CDH )
      Eran veinte, bien armados con escopetas, pistolas y trabucos.
    • 1902 Pz Galdós, B. Tormentas 48 [2002] 177 Esp (CDH )
      Díjome que si sus hijos fueran mayores, a todos pondría un trabuquito en la mano para defender la primera barricada que se levante.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      Y desde muy temprano, algunos vecinos madrugadores atravesaban el pueblo, en traje de fiesta, para formar la comitiva, bien armados los hombres de escopetas y trabucos.
    • 1921-1930 Valle-Inclán, R. M. Cuernos Friolera Martes carnaval Esp (CDH )
      El billar de Doña Calixta : Sala baja con pinturas absurdas, de un sentimiento popular y dramático. —Contrabandistas de trabuco y manta jerezana; manolas de bolero y calañés, con ojos asesinos; picadores y toros, alaridos del rojo y del amarillo—. Curro Cadenas toma café en la mesa más cercana al mostrador, y conversa con la dueña, que sobre un fondo de botillería destaca su busto propincuo, de cuarentona.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      «No se miran, no se ven. ¡Pucha que están fieros! Se me hase que andan judiando otra güelta a la familia. Disen que Saldaña, los hijos y hasta las hijas hisieron la pata ancha. ¡Lindo no má! Tenía un trabuco solo. La mayor de las muchachas, según Abrojo, lo cargaba, defendida por los suyos; dispués se lo metía alguno de aquellos bárbaros en la mesmísima jeta y lo daba güelta. ¡Ah, china! Micaela debe ser ansina. ¿Y por qué no habrá querido desirme la sorda lo que vido en mis manos? Y en las de mi compadre mucha sangre. Dende aquí se las veo clarito. Estoy soñando o las tiene bien coloradas. ¿Será la tranca? Y mi hermano Lusero presensea esta judiada, porque lo es, a mí no me digan, tranquilo viejo. Ni pestañea.»
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )
      Cuando Fendetestas abandonó sus tareas de jornalero en Armental para emprender la higiénica vida del ladrón de caminos, no disponía más que de un pistolón probado algunas veces en las reyertas de romería, y cuyo cañón, enmohecido y atado con cuerdas, parecía casi el cañón de un trabuco.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      — Muy bien, amigo —dijo José Arcadio Buendía—, usted se queda aquí, pero no porque tenga en la puerta esos bandoleros de trabuco, sino por consideración a su señora esposa y a sus hijas.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      El Tigre de Guaitó salió de su conuco trujillano con el ceño fruncido, otra vez el Gobierno traiciona a los conuqueros, voy a ponerle orden a este bochinche, salió en su caballo desde Guaitó que es tierra trujillana, un río de gente se alzó a su paso, en alpargatas, a pie y a caballo, con máuseres, trabucos, revólveres, los machetes de tumbar palos de monte, El Tocuyo cayó sin pelear, el Comandante gobiernero es pataruco, no pelea [...].
    • 2001 Ferrer Agüero, L. M.ª Emperador chino occidente Py (CORPES)
      Isasi se levanta sudoroso y tartamudeante y se retira. Rodríguez lo deja ir y despide a los guardias. Luego, personalmente, cierra todas las puertas. En su cintura puede verse un par de trabucos. Se retira finalmente a su dormitorio.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón Pe (CDH )
      De pronto hubo un estruendo de trabucos, falconetes y arcabuces, mientras los gritos de guerra se entreveraban con los ayes de los heridos.
    • 2020 Uceda, A. "Almonte tradición salvas Virgen" [10-01-2020] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Fernández señaló que en Almonte se ha constituido la Asociación de Trabuqueros, cuya misión principal es que se regule su afición a tirar las salvas, teniendo en cuenta que el arma utilizada es el tradicional trabuco, que dispara pólvora, diferente a las escopetas de caza, muy usadas en el pueblo por los muchos cazadores que tienen sus licencias de armas para cazar.
    • 1719 Suárez Ribera, F. Cirugia methodica p. 371 Esp (BD)
      Las heridas de escopeta, y demás bocas de fuego, se numeran entre las contusas; pues siendo las valas, postas y perdigones instrumentos rotundos, producen su su efecto, dilacerando, y contundiendo. Tocando á las causas digo, que la remota es la escopeta, trabuco, etc. La mediata es la polvora encendida: la inmediata es la vala, ó posta.
    • 1727 Losada, L. La Juventud triunfante p. 114 Esp (BD)
      Sobre esto resonaba por sus campos liquidos un continuo estruendo como de fusiles, trabucos, bombas, piezas de artilleria; de que andaba tambien mucha volante copia por todo el ambito de la plaza al impulso de ruedas, montantes, y otras fogosas maquinas.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO. Se llama tambien una especie de escopeta corta, que tiene la boca mui ancha, y por consiguiente calza bala mas gruessa.
    • 1749 Sanz, R. DiccMilitar pp. 280-281 Esp (BD)
      PETRINAL, ó Trabuco, es un arma media, entre el Arcabuz, y la Pistola. Servianse de ella en tiempo de Francisco I, de que se hace mencion en una relacion del Sitio de Roven, hecho por Enrique IV. en 1592. Esta arma era mas corta que el Mosquete; pero de mayor calibre, traíanla á causa de su peso, en un tahalí, y descansaba sobre el pecho de aquel que la devia disparar. Esta es la razon porque la llamaron petrinal.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      El cuarto: para no ir muy lejos de la casa, sin tener cada hombre su escopeta o trabuco bien limpio y cargado pronto. /
    • 1763 Braña, M. Carta a Anda Docs HFilipinas Fi (CDH )
      Cerrada ésta, pude encontrar oy mudándome ropa la adjunta, que es la que avisaba ayer á V. Señoría escrita sin firma, y en la que se toca la traición que avisó, V. Señoría hará de ella el juicio que quepa en su Superior prudencia, del titulo á quien se remite, fué el mismo quien me la entregó, y me añadió que havía salido una noche á matar á siete con un trabuco, pero que tuvo la tortura, que por haverlo savido mudó de camino y no se encontraron;
    • 1763 Anónimo Carta Fiscal II, 382 Docs HFilipinas Fi (CDH )
      D. José Busto tiene orden de dar á V. E. cuanto dinero lo pidiere, y en este punto no hay que detenerse, como ni en comprar trabucos, tercerolas y cuanto sirva al Rey.
    • 1763 Anónimo Reglamento pesca y navegación 27/08/1763 [1987] Esp (CDH )
      208 Tiene esta Matricula, y conviene conserve para defensa del Puerto un Armero con dos Trabucos, seys Fusiles, seys Sables, y doce Chufos con todos los menesteres.
    • 1764 Viana, F. L. Apéndice Diario Docs HFilipinas Fi (CDH )
      A la una fué un piquete de 12 Ingleses y varios Sangleyes, con fusiles, trabucos, Catanas y lanzas; y luego que llegaron á Santa Cruz (sin pensar en atajar el fuego, antes bien al que lo hacía se lo estorbaban) se bolvieron á Manila todos: y los Cipayos que fueron primero también.
    • 1764 Viana, F. L. Apéndice Diario Docs HFilipinas Fi (CDH )
      En la tarde fueron unos Malabares al pueblo de Santa Ana; en el camino prendieron un indio, que estaba enjugando al Sol su barro; llegaron al pueblo al sitio donde estaban jugando gallos los indios, y éstos asustados huyeron: tres Soldados de los Comisarios del Señor Anda, que se hallaban allí, también uyeron, y se dejaron dos trabucos y un fusil.
    • c1765 Díez Fuente, A. Orinoco Rels geográficas Venezuela Ve (CDH )
      Hise disparar un trabucon, á cuia seña vinieron al puerto al cavo Fernandez, el Capitan Guarape y dos Indios solamente, por hallarse solo en fuerza del orden que le di en el Casiquiari, quando fue á darme parte que en su casa estaban dies Capitanes; los que se avian buelto á sus Capitanias, porque no me aguardaban hasta pasadas dos lunas, que son dos meses.
    • 1774 Brizuela, B. J. Diario expecidión Gran Chaco [2002] Ar (CDH )
      pero como el siguiente día desertasen 130 del tercio del Tucumán, llevándose las armas, municiones y demás providencias que se les habían repartido, sólo quedaron (inclusive oficiales) 378, y todos fueron proveídos de carabinas con bayetones, trabucos, lanzas y machetes;
    • c1774 Isla, J. F. Cicerón [1965] Esp (CDH )
      Éstos alaban la magnificencia, / Y la generosidad de las personas / Y por malicia, o por inadvertencia; / Los atestan de ideas fanfarronas: / Celébranlos, estando en su presencia / Mas a espaldas los cortan las batonas, / Y a su salvo disparan los trabucos, / Tratándolos de pobres Mamelucos.
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      El uso del puñal, pistolas y trabuco, tan recomendada la prohibición por las leyes, no es sólo tolerado en los despoblados, sino que he visto insultar con desenfado por toda clase de personas, hasta negros esclavos, la presencia de la justicia con semejantes armas dentro de los lugares de la provincia:
    • 1774-1775 Requena, F. Descripción Guayaquil [1984] Ec (CDH )
      14 Dos agresores mulatos que habían vulnerado la Justicia Real con la más atroz mutilación hecha a un alcalde de la Hermandad, los he visto durante el levantamiento del mapa vivir con la mayor lisura en el pueblo de Samborondón y con la serenidad que pudiera un inocente. En la Palenque, oyendo misa un día de fiesta, me pareció la puerta de la iglesia armería antigua por el grande número de trabucos, pistolas, puñales y espadas que habían dejado en ella, lo que cargaron después del Santo Sacrificio, delante de la insensibilidad del teniente de aquel partido: lo mismo sucede por toda la provincia, o las reales pragmáticas no alcanzan a estos distritos, no permiten estén las leyes, aunque sabias y precisa, despreciadas con descaro por aquéllos que las debían hacer cumplir.
    • 1775 Anónimo Maja y sargento [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      El. / Para mí son mil hombres / con trabucos y charpas / lo mismo que un muñeco / pintado en una estampa.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Viene á ser la cerbatana, ó como llaman ellos, bodoquera, un cañón de madera que remeda el de una escopeta ó trabuco.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Yo le tuve por un cuarto de hora á tiro y aun á boca de cañón en un lodazal, mirándome de hito en hito y faltándome fuego al trabuco como sus veinte veces, cuando salía á buscar un tizón porque los indios me habían dejado solo, se fue paso á paso.
    • c1786 Chantre Herrera, J. HMisiones Marañón [1901] Ec (CDH )
      Tiróle con el trabuco á su gusto y llevó un buen tiro en el pecho y cabeza.
    • c1790 Conde de Fernán Núñez Carlos III [2003] Esp (CDH )
      El Rey D. Josef II de Portugal, hermano de la Reina Bárbara, cuya falta era la causa de su tormento, yendo de noche en su calesa a casa de la Marquesa de Tavora, según su costumbre, acompañado sólo de su ayuda de cámara Texeira, se vio asaltado por varias gentes a caballo, que, deteniendo al postillón, le tiraron un tiro a la calesa, que hirió a. S. M., habiendo tenido la fortuna de que faltase fuego al trabuco con que tiraron al postillón, con lo cual pudo galopar y salvar la persona del Rey.
    • c1800 Anónimo Recetas [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      Para esos tahures viles / que sentados en sus mesas / roban más que cien ladrones / con trabucos y escopetas, / Recipes: moquetem durum / et candelarum in testam. / * / Para esas que a los paseos / van con notable descaro / en sus acciones y trajes / su conducta declarando, / Recipes: ad hospicium domus, / nisi Santum Ferdinandum. / Para las mujeres locas / que el perro faldero peinan, / cuando su pobre marido / va con puntos en las medias, / Recipes: Palizam magnam / et repetatur receptam.. / / A los babosos que se hallan / bajo una ventana siempre, / por hacer gestos a una, / escandalizando a veinte, / Recipes: escalduntur eos, / cum ollam
    • 1791-1809 Meléndez Valdés, J. Discursos forenses [1986] Esp (CDH )
      Asi tampoco concurrirán al robo el ladron que tiene la escala por donde sube el compañero, ó apunta con el trabuco al caminante mientras otro le registra y ata.
    • 1816-1817 Schz Barbero, F. Diáls satíricos Poesías Esp (CDH )
      ) / Que tan sólo con su fama / Estremeció los caminos, / Y que trae por arracadas / Muertes y muertes, el rorro / Hacer, limpiarle la caca / Con esas manos de lija, / Que el trabuco manejaban; / Y llevarle á su maestro, / Y en la doctrina cristiana / Leccionarle, y de costumbres / Ser el dechado y la pauta?... / ¿Tuerces el gesto? De gozo / A mí se me cae la baba.
    • 1821 Fdz Moratín, L. Cartas 1821 [1973] 474 Epistolario Esp (CDH )
      Bien la serví, quando en la creu de la ma V. roncaba y yo, hecho un tigre, miraba a todas partes, deseoso de que salieran siquiera quarenta foragidos con quarenta tercerolas, para acabar con todos ellos, descargando de derecha a izquierda el negro trabuco que administraba Vicentín.
    • 1822 Fdz Mancheño, J. DiccMilitar Esp (BD)
      Trabuco [...] Es una especie de escopeta corta que tiene la boca muy ancha, por lo que calza bala de mucho mayor calibre que aquella, aunque los que la usan, que suelen ser facinerosos y contrabandistas, acostumbran cargarla con bala menuda.
    • p1822 Francisco, J. Romances, en D. Juan Merino II, 380 Romancero general Esp (CDH )
      / Entónces dijo Don Juan: / — Pues vaya ese piñonate; / ¡Y cuenta que es bueno el dulce, / Y bien pueden regalarse! / Y disparando un trabuco / Dejó asombrada la calle, / Pues á dos quitó las vidas, / Y los demas sin tardarse / Desampararon el sitio / Buscando dónde ampararse.
    • p1822 Fuentes, J. M. Romances, en D. Isidro II, 280 Romancero general Esp (CDH )
      / Viéndose perdido el negro, / Sacó muy enfurecido / Un trabuco, y á la dama / Le tiró con él un tiro.
    • p1822 Fuentes, J. M. Romances, en D. Isidro II, 281 Romancero general Esp (CDH )
      / Don Isidro metió mano / A defenderse, y Domingo / Le dijo:— Tente, ó te mato / Con este trabuco mio.
    • p1822 Fuentes, P. Romances, en Doña Josefa Ramírez II, 362 Romancero general Esp (CDH )
      Se retiró á su aposento / Como una leona fiera; / Se despoja de su ropa, / Tomando capa y montera / Y un rico coleto de ante, / Calzon de la misma pieza, / Zapatos á lo moruno, / Y rica media de seda; / Una charpa de pistolas, / Tambien su espada y rodela, / Y un trabuco, que pendiente / De su cintura lo lleva. / Luego partió á un contador, / Y sacó de una gaveta / Hasta doscientos doblones, / Y se ausentó de Valencia. /
    • p1822 Fuentes, P. Romances, en Doña Josefa Ramírez II, 362 Romancero general Esp (CDH )
      / Dijo, y chocando con ellos, / A uno toma y á otro deja; / Tres ministros les mató, / Y en medio de esta refriega / Se le ha quebrado la espada; / Echó mano con presteza / Al trabuco que tenia, / Y á barrer la calle empieza.
    • p1822 Fuentes, P. Romances, en Doña Josefa Ramírez Romancero general Esp (CDH )
      / Esto dijo, y disparó / Con tan bellísimo acierto / El trabuco, que se lleva / De un tiro los tres primeros, / Que los cogió perfilados; / Y los otros, que esto vieron, / Se pusieron en campaña; / Mas la dama con esfuerzo / Sin chispa de cobardía / Hízose fuerte con ellos.
    • p1822 López, J. A. Romances, en D. Rodulfo de Pedrajas II, 384 Romancero general Esp (CDH )
      / A un tiempo me dispararon, / Dándome carga cerrada: / Yo disparé mi trabuco / Y les maté cinco guardas; / Los que quedaron huyeron, / Que el miedo los acobarda, / Y despaché á Don Pelagio / Sin que nada le faltara.
    • p1822 Anónimo Romances, en Francisco Correa II, 377 Romancero general Esp (CDH )
      / Cuando vió tanto bullicio / Correa se ha levantado, / Metiendo mano á un trabuco / De bronce, bien pertrechado, / Diciéndole:— Caballeros, / El entierro está pagado; / Pero quiero ver primero / Quién tiene el hígado sano.
    • p1822 Anónimo Romances, en Espinela II, 366 Romancero general Esp (CDH )
      / Con el trabuco yo sola / Hice tanta resistencia, / Que para prenderme hubo / Muertos y heridos cincuenta.
    • p1822 Anónimo Romances, Francisco Esteban II, 376 Romancero general Esp (CDH )
      Y Romero ha replicado: / — Sea la tuya ó la mia; / Ponte bien, que te disparo. / Tiró del gato Romero / Habiendo bien apuntado, / Y por el medio del pecho / Le dió tan fuerte balazo, / Que del estribo quedó / Francisco Estéban colgado; / Disparóle luego otro, / Para mas asegurarlo. / Luego que lo vido muerto, / El trabuco le ha quitado, / Diciendo:— Ahí te queda el mio, / Con este tuyo me pago; / Si hay quien tome la demanda, / Que salga; que yo le aguardo. /
    • p1822 Anónimo Romances, Francisco Esteban II, 368 Romancero general Esp (CDH )
      / Eché la llave y subí / Mi trabuco previniendo, / Y dije:— Señor hidalgo, / Yo vengo por él dinero / Que importaron los caballos / Y las cargas, porque es cierto / Que estoy tan pobre, que ya / Casi qué comer no tengo; / Y esto sin réplica sea, / Porque yo vengo por ello.
    • p1822 Anónimo Romances, Francisco Esteban II, 370 Romancero general Esp (CDH )
      / Subió el paje y se lo dijo, / Y el Gobernador bajando / Los recibe en una sala, / Y con política hablando, / Les hizo los cumplimientos; / Mas Francisco con cuidado / Las puertas de dicha sala / Cerró, y las llaves tomando / Metiólas en su bolsillo, / Y su trabuco montando, / Ha dicho al Gobernador: / — Por saber que ha deseado / Ver Useñoría á Estéban, / Y que le tiene mandado / A aquel que se lo entregare, / Mil doblones, me ha obligado / A ponerme en su presencia / Y á obedecer su mandato.
    • p1822 Anónimo Romances, Francisco Esteban II, 373 Romancero general Esp (CDH )
      / — Pues si la licencia tengo, / Tomo primero la charpa, / Pues tengo puesto el coleto; / Póngome cuatro pistolas, / Ya os he dicho son dél mesmo; / Pongo el rejon en el cinto, / Este trabuco prevengo / Para tenerlo en la mano / Montado, pues es el mesmo / Que traigo siempre conmigo.
    • 1820-1823 Miñano, S. Sátiras [1994] Esp (CDH )
      Como que fue contrabandista * muchos años en la costa de Málaga, donde nació, y tuvo lances muy ruidosos con las partidas, que le desaviaron dos o tres veces; perdió las cargas, y le fue preciso pedir limosna con el trabuco a algunos pasajeros.
    • 1842 Lafuente, M. Viajes fray Gerundio [1842] Esp (CDH )
      Mas ya que se fué reponiendo,«vamos, le dijo á Mr. Lesoinne , que aqui ya tienen vds. ¡garantias en abundancia. — ¡Cómo! esclamó Mr. Lesoinne ; ¡garantías las habeis llamado! Cuando yo he estado en España no tenian este nombre. — No señor, este nombre se le he puesto yo; y crea vd. que no se le hubiera puesto mejor la Academia, porque en España la mejor garantía de la persona, segun el dictamen de los legisladores que ahora tenemos, es un trabuco como el que está ahí en ese rincon, ó un par de pistolas, si puede ser de siete cañones cada una al simil de esas que tienen vds. ahí, que en mi vida había yo visto cosa tal.»
    • 1811-1842 Somoza, J. Poesías [1904] Esp (CDH )
      Tu sandunga y un cigarro / y una caña de Jerez, / mi jamelgo y un trabuco / ¿qué más gloria puede haber? / Ay manola, ¡qué jaleo! / no ya tanto zarandeo, / que me turbo, me mareo / solo al ver tu guarda-pies.
    • 1811-1842 Somoza, J. Poesías [1904] 423 Esp (CDH )
      / ¡Ay! menéate... etc. / Yo no le temo á la Ronda, / aunque me venga á prender; / con mi trabuco y tu garbo / bien me puedo defender; / que la soberbia me irrita / y tu hermosura me excita / y el corazón me palpita / sólo al ver tu guarda-pies.
    • 1847 Azcona, A. Sacristán S. Lorenzo [2003] Esp (CDH )
      Dichos, GRIGORIO disfrazado y Majos que entran con él. GRIGORIO viene de corto, con capa y montera. Trae en un cinto pistolas y puñales, y un trabuco debajo del brazo. Los que le acompañan vienen igualmente bien armados. Entran todos por la puerta del foro, pero antes de bajar se detienen en el plano superior, y desde allí dice el Sacristán [...].
    • 1847 Azcona, A. Sacristán S. Lorenzo [2003] Esp (CDH )
      FARRUCO / ¡Traidor! Porque traes pistolas, (Muy colérico.)y puñales y trabuco, / ¿al indefenso Farruco / quieres dar la muerte a solas? / ¡Ah! ¡Sacristán mequetrefe!
    • 1847-1849 Alcalá Galiano, A. Memorias [1886] II, 415 Esp (CDH )
      En esta seguridad íbamos, cuando de súbito fuimos acometidos por dos hombres á caballo que cogiéndonos la accion y poniendo á la portezuela de nuestro carruaje sus trabucos ó escopetas, nos hicieron entregarles lo que llevábamos.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Stein percibió allí en la sombra un objeto apoyado contra la pared y, a fuerza de fijar en él sus miradas, vino a distinguir que era un trabuco.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      ¿Es efectivamente un trabuco?
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      El día que se trajo aquí ese trabuco —que hace muchísimos años— fue el mismo en que se le puso a ese Cristo el nombre del Señor del Socorro.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      Al emparejar con un olivar, se echaron a la cara al ladrón, que les salía al encuentro con su trabuco en la mano.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      En aquel trance se arrodillaron los hermanos clamando al Cristo: "¡Socorro, Señor!". El desalmado disparó el trabuco, pero quien quedó alma de otro mundo fue él mismo porque quiso Dios que en las manos se le reventase el trabuco.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      ¡Y el trabuquillo era flojo en gracia de Dios! Ya lo está usted mirando.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      El ladrón estaba durmiendo en una peña, con el trabuco en una mano y un puñal en la otra.
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      — No queremos saber las hazañas de los héroes del trabuco —dijo la marquesa—.*
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      — Viva tu padre mil años, / que caballos tengo yo. / ¿De quién es aquel trabuco / que en aquel clavo colgó? / Que con el aretín, que con el aretón. /
    • 1849 Fernán Caballero Gaviota [1997] Esp (CDH )
      — Viva tu padre mil años, / que trabucos tengo yo. / ¿Quién ha sido el atrevido / que en mi cama se acostó? / Que con el aretín, que con el aretón. /
    • 1849 Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber) Familia Alvareda [1979] Esp (CDH )
      Si es esto, aquí hay una boca, añadió señalando su trabuco, que saca razones cuando no lo logra la mía.
    • 1849 Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber) Familia Alvareda [1979] Esp (CDH )
      Después de internarse por espesuras y breñas, llegaron Perico y el Presidiario cerca de un alto, sobre el que estaba apoyado en su trabuco el capitán.
    • 1849 Fernán Caballero (Cecilia Böhl de Faber) Familia Alvareda [1979] Esp (CDH )
      ¡Ea, vela! añadió liándose en su manta, poniéndose su trabuco entre sus rodillas y su cabeza sobre una piedra.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )

      — Jefe he dicho, es verdad; pero no vayas a creer que me he de poner al frente de una partida con mi trabuco al hombro, nada de eso..., me acordaré mientras viva de la amable compañía del feroz hijo de Salou.

    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      Fue tan afortunado también en esto, que supo allanar aquella misma tarde todos los obstáculos, y entrada la noche, armado de su trabuco, acompañaba con otros tres compañeros armados también de trabucos debajo de sus capas, un carro que salía de Madrid por la puerta de San Vicente.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      Tomaron asiento, después de haber arrimado sendos trabucos a la pared y colgado las capas de manera que recibieran de cerca el calor de la lumbre, y agradecido Manolo a la buena acogida que la señora Pepa les dispensaba, dijo:
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      — Corriente —dijo Lagartija tomando la capa y el trabuco— pero que haya puntualidad en el relevo.
    • 1850 Ayguals Izco, W. Bruja Madrid [1969] Esp (CDH )
      Al verme en mi jamelgo / Con mi trabuco, / Prenda mía, de miedo / Se funde el mundo.
    • a1852 Somoza, J. Facciosos [1904] Esp (CDH )
      Estefanía . ¿Te acuerdas del intrépido corista / que las alforjas y sayal ahorcando, / el trabuco embrazó, ciñó el cuchillo, / y en la guerrilla entró de voluntario?
    • a1852 Somoza, J. Facciosos [1904] Esp (CDH )
      / Salvad, señor, vuestra preciosa vida: / ahí tenéis mi trabuco y mi caballo.
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cu (CDH )
      Entré en el «Paraíso» sin que me lo estorbaran perros ni guardieros y toqué al rayar el alba a la puerta de mi rústico amigo Tomás, que acudió a abrirme armado de un formidable trabuco.
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cu (CDH )
      Francisco ¿dónde está tu trabuco?
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cu (CDH )
      Aquí hay otro trabuco, contestó Francisco, cuyos ojos relumbraban con la ira que produce en el jefe la rebelión del subordinado.
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cu (CDH )
      — Sí, firmeza sobre todo, exclamó Francisco, volviendo a abrir el postigo velozmente y disparando contra él su trabuco casi a boca de jarro.
    • 1858 Auber Noya, V. Ambarina [2002] Cu (CDH )
      Entonces Francisco exclamó: ¡Ahora Tomás! Abrió la puerta de improviso, descargó de nuevo su trabuco en unión del de su compañero, produciendo horrible estrago en sus desordenados antagonistas, y se lanzó, repartiendo machetazos a diestro y siniestro, hacia los campos próximos.
    • 1858 El Cucalambé (J. C. Nápoles Fajardo) Consecuencias de una falta [1974] 486 Cu (CDH )
      / La canalla me pedía / El collar, mas como yo / Siempre contesté que no, / Uno que entre ellos había / De gesto feroz y cruel / Y de corazón de estuco, / Montó un deforme trabuco / Y me amenazó con él.
    • 1862 Villamartín, F. Nociones arte militar [1989] Esp (CDH )
      El trabuco no ha sido considerado como arma de guerra; su peso es mucho, su alcance corto, su efecto a corta distancia, como el de la metralla; pero si consideramos que hasta cierto punto es arma nacional, y si recordamos el uso que se ha hecho de ella por partidarios españoles de caballería, no dudamos en afirmar que perfeccionándole algo, y dándole balerío a propósito, puede rendir mucho servicio en los cuerpos irregulares.
    • 1865 Arenal, C. Cartas a delincuentes [1894] 408 Esp (CDH )
      ¿Cuántos que la ley castiga como reos de robo son en realidad y delante de Dios reos de muerte, porque han cansado la de la persona robada? No sólo se hiere con la navaja ó el trabuco; sin verter sangre se mata muchas veces al tímido á quien se aterra.
    • 1867 Salomé Jil (José Millá y Vidaurre) El visitador [1935] 114 Gu (CDH )
      Pendientes de la pared, estaban dos hermosas hojas toledanas y dos pares de trabucos, y sobre la mesa una esfera, instrumentos de matemáticas y un libro abierto, que tomó el curioso barbero, para ver si las lecturas del sujeto eran más conformes a un candidato al hábito religioso que las espadas y las pistolas.
    • a1870 Bécquer, G. A. Artículos [1923] I, 118 Esp (CDH )
      Desde el lisiado que pedía limosna a Gil Blas con el trabuco, hasta el sopista que seguía una carrera y llegaba a veces a los más altos honores mendigando las sobras de los conventos, nuestro país ha ofrecido tipos de pordioseros, tan numerosos y extravagantes, que ni Callot ni Goya los hubieran soñado.
    • 1871 Pereda, J. M. Tipos y paisajes [1989] Esp (CDH )
      ¿Salimos al camino con un trabuco a robar la riqueza que tenemos?
    • 1872 Ascasubi, H. Aniceto [1955] 101 Ar (CDH )
      ¡Ah, mundo! pero en el mesmo veo a otros tan afortunaos, que antes fueren sacatrapos y redepente se nos han vuelto trabucos.
    • 1872 Ascasubi, H. Santos Vega [1955] 404 Ar (CDH )
      / Y afirmándose el trabuco / por delante, desató / apriesa las boliadoras, / y a toparse enderezó / con el gaucho que vendría / soñoliento, o qué sé yo; / porque, como a veinte varas / del teniente se acercó, / cuando éste le pegó el grito: / — ¡Quién vive! —y lo atropelló.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] Esp (CDH )
      Oía hablar mucho de Napoleón, ¿y cómo creen ustedes que yo me lo figuraba? Pues nada menos que igual en todo a los contrabandistas que procedentes del campo de Gibraltar se veían en el barrio de La Viña con harta frecuencia; me lo figuraba caballero en un potro jerezano, con su manta, polainas, sombrero de fieltro, y el correspondiente trabuco. *
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      El tío Lucas miró rápidamente el objeto que había soltado su mujer, y reconoció su bocacha, o sea un enorme trabuco que calzaba balas de a media libra. *
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      El terrible trabuco seguía en el mismo rincón en que dos horas antes lo dejó la navarra...
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      Y empezó a subir la escalera, andando a gatas con una mano, llevando el trabuco en la otra, y con el papel infame entre los dientes.
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      Era el trabuco, que se había deslizado de sus rodillas, y que le hacía aquella especie de seña...
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      Dijo, y se echó a la cara el formidable trabuco que tanto papel representa en esta historia.
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      El susto del caz, lo muy mojadas que seguían todas sus ropas, la violenta escena del dormitorio, y el miedo al trabuco con que le apuntaba la navarra, habían agotado las fuerzas del enfermizo anciano.
    • 1874 Alarcón, P. A. Sombrero [1993] Esp (CDH )
      Tomada esta resolución, soltó el trabuco, fuese al corral, cogió la burra que quedaba en él, la aparejó de cualquier modo, abrió la puerta grande de la cerca, montó de un salto, a pesar de sus carnes, y se dirigió a la ramblilla.
    • 1874 Pz Galdós, B. Napoleón [2002] Esp (CDH )
      — ¡Como que les han untao! —decía un majo de trabuco y charpa.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Pronto vimos desfilar por la única calle del lugar, sin formación, orden ni concierto, un pequeño ejército compuesto de infantes y jinetes, armados los unos de trabuco, de escopeta los otros, cada cual vestido según su calidad, gusto o hacienda, casi todos con un pañizuelo puesto en la cabeza por único tocado, el ceñidor en la cintura, la manta puesta al hombro y la alpargata en el infatigable pie.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Su principal arma no es el trabuco ni el fusil, es el terreno; sí, el terreno, porque según la facilidad y la ciencia prodigiosa con que los guerrilleros se mueven en él, parece que se modifica a cada paso prestándose a sus maniobras.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      En sus pantalones se veían los trazados y dibujos de la aguja remendona y zurcidora, y el correaje del trabuco que llevaba a la espalda y de las pistolas y sable pendientes del cinto, hacía poco honor a la administración de fornituras de aquel ejército.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Dijéronme que mi compadre Juan Martín andaba cazando franceses... Cogí mi trabuco y junteme a él... Hemos organizado entre los dos esta gran partida que ya es un ejército... Hemos dado batallas a los franceses; nos hemos cubierto de gloria... pero ¡ay!, él y yo no ambicionamos honores, ni grados ni riquezas, y sólo deseamos la paz, la felicidad de la patria, la concordia entre todos los españoles, para que nos sea lícito volver a nuestra labranza y al trabajo honrado y humilde de los campos, que es la mayor y única delicia en la tierra.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Hacía ademán de llevarse el trabuco a la cara, y cerraba el ojo izquierdo, haciendo con el derecho imaginaria puntería.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] 160 Esp (CDH )
      En un instante estuvieron sobre nosotros, y algunos renegados, a pie, avanzaban trabuco en mano.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] Esp (CDH )
      Salí a la calle, y entrando en casa de un vecino empecé a dar gritos, por lo cual me llevaron en triunfo... ¡Ay, qué día! Compré un trabuco y me ocupé en disparar tiros al aire, diciendo: 'Ya cayó un francés... allá va otro...'.
    • 1874 Pz Galdós, B. Juan Martín Empecinado [2003] 194 Esp (CDH )
      Mi plan era hablar del Espíritu Santo; pero no me acordaba de lo que había pensado y dije a los botorritanos: 'Hijos míos, San Juan Crisóstomo en el capítulo veinte y nueve escribe que Napoleón es un tunante... Sed buenos, no cometáis pecado. Napoleo precitus est. No se debe robar, porque el demonio os llevará al infierno, así como Napoleón se ha llevado a Francia a nuestro rey... ¿Quiénes son esos valientes macabeos que entran en el templo de Dios, armados de guerreros trabucos, cual los hijos de Asmoneo? Benditos sean los soldados que vienen con su tren de escopetas y navajas, como Matatías, cuando marchó contra Antíoco Epifano. ¿Y quién es aquel belicoso Josué que ahora entra por la puertecilla de las Ánimas? ¿Quién puede ser sino el santo varón de Castrillo de Duero, que va a Gabaón en su jaca negra, para vencer a Adonisedec rey de Jebús? Celebremos con cánticos la caída de las murallas de Jericó, al son de los bélicos cuernos y de las retumbantes castañuelas'.
    • c1875 Costa, J. HRevolución española [1992] 183 Esp (CDH )
      Atemorizadas las gentes sencillas con el miedo de la herejía, y ganosos de merecer el cielo, o soliviantadas sus malas pasiones con la perspectiva del exterminio y del saqueo, alzábanse partidas de facciosos que en vano veían las tropas liberales dispersarse a su encuentro como el humo, pues sin cesar renacían con el vigor y perennidad de las yerbas dañosas en el mullido barbecho de la primavera : clérigos les promovían, / clérigos les armaban, clérigos se ponían al frente y les acaudillaban con Cristo al cuello y trabuco en mano, inaugurando en nuestra historia el odioso tipo del cura guerrillero, exclusivamente español y mejicano, y que tantos días de luto ha traído después en diferentes ocasiones, sobre esta desventurada patria.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      El Rey del Monte despertó al ruido, se lanzó sobre su trabuco, apuntó y el arma no dió fuego.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Entonces, adivinando instintivamente que la mujer lo había traicionado, tomó el trabuco por el cañón y lo dejó caer pesadamente sobre la infeliz, que se desplomó con el cráneo destrozado.
    • 1876 Pz Galdós, B. De Oñate a Granja [2003] 263 Esp (CDH )
      Nunca tal hiciera, pues sin aguardar a que yo les diese lo que me parecía sobrado para comprar su benevolencia y el paso franco que deseábamos, me quitaron todo el dinero, y nos llevaron presas... ¡Ay, qué paso, señor mío, qué horas de angustia por aquellos senderos pavorosos, entre bayonetas y trabucos, como criminales... las personas honradas y buenas conducidas ignominiosamente por los salteadores de caminos!... Mi hermana y yo, enlazaditas del brazo, obligadas a llevar el paso presuroso de aquellas bestias con humana figura, rezábamos; todo el camino lo pasamos rezando, hasta que al amanecer de Dios, amanecer más triste que la más negra noche, entrábamos por la plaza de Oñate, y caíamos muertas de cansancio en las baldosas de la casa de Ayuntamiento, en una cuadra lóbrega, donde nos encerraron como a fieras dañinas... ¡Ay, no puedo seguir contando, porque se me nubla la esperanza, la alegría de esta escapatoria!... Luego seguiré... ¿En dónde estamos? ¿Hemos avanzado mucho? ¿Traspasaremos la cordillera antes de rayar el día?... ¿No nos saldrá otra partidita de realistas salteadores?...».
    • 1876 Pz Galdós, B. Segunda casaca [2003] Esp (CDH )
      También había diversas suertes de armas, tales como espadas, las más sin punta; sables, algún coselete que debía de tener memoria de Roldán, y, además, pistolas que habían conocido el fuego, pero que no tenían más que la intención; un mosquete, y la más variada colección de trabucos que he visto en mi vida.
    • 1879 Pz Galdós, B. Faccioso [2002] 374 Esp (CDH )
      Mi hija no se casará con un hombre que así juega con los santos principios, con un hombre que ayer fue exaltado liberal y hoy absolutista de trabuco y sobrepelliz.
    • 1880 Arenal, C. Cuestión social [1895] II, 252 Esp (CDH )
      Ellos contribuyen á que los bandoleros de pluma procuren la impunidad de los de trabuco; á que en la orgía administrativa se consuma la fortuna del país, y se brinde con la sangre de sus hijos á la salud del que los inmola; ellos, miran, sin protestar, la política que arruina y deshonra al único pueblo civilizado y cristiano que tiene esclavos, á España, que añade hoy á sus armas el cepo y el grillete, que forma parte de la máquina gubernamental, y cuya bandera no puede decirse que ondea, sino que, cosida en forma de saco y llena por manos rapaces, la arrastran ignominiosamente por Europa, América y Asia.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] Esp (CDH )
      — vosotros los del trabuco, atrasad las entrañas a ese hijo de mala perra.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] Esp (CDH )
      El que ejercía las funciones de jefe de la fuerza, era un estudiante de teología de la universidad complutense que distraía en Madrid las vacaciones de la Semana Santa, y como conocía al manchego desde el día anterior, se apresuró a salirle al encuentro disparándole a quema-ropa no el trabuco que llevaba en la mano, sino la convenida seña Dies irae.
    • 1880 Barreras, A. Espadachín [2002] Esp (CDH )
      Cazurro acababa de aparecer en el dintel de la puerta ostentando en el cinto las relucientes culatas de las pistolas de dos cañones de Felicísimo, que eran unas armas de tan colosales dimensiones, que bien habrían podido pasar por modestos trabucos.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Además, añadió sonriéndose y dirigiéndose a mí; en otro tiempo, los ladrones robaban por su cuenta y riesgo, y sin más auxiliares que su trabuco y su valentía; pero al presente, como se ha predicado tanto el principio de asociación, parece que intentan aplicarlo a la organización del bandolerismo, y así es, que ya no se roba tanto en campo libre y a fuerza de puños, sino que en las ciudades, en los caseríos, en las ventas, y en todas partes, tiene usted hombres jóvenes, ancianos, mujeres y hasta niños, que forman el cuerpo de su espionaje, con señales convenidas, que les sirven de telégrafo, con diferentes jerarquías y funciones, es decir, con la división del trabajo, de que hablan los economistas modernos, erigida en sistema; en una palabra, constituyendo una asociación particular, contra la sociedad entera, y con una organización tan compacta y poderosa, en la que unos obran por interés, y otros por miedo, que ya es imposible resistir a su empujo, si no se adoptan enérgicas medidas y heroicos remedios.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Éntrase armado en casa del Gobernador, sube, echa la llave, y previniendo su trabuco, le dice [...].
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      En mi concepto, la vileza y la criminalidad del bandolero, que en el camino amenaza con su trabuco la bolsa o la vida del viandante, no pueden compararse jamás con la ruin cobardía, con la diabólica astucia, con la burla feroz y con la horrible amenaza del infierno, que el monje o el clérigo hacían al moribundo, abusando de la santa religión y ofreciéndole premios y gloria en la otra vida, en proporción exacta con los bienes que dejase a la Iglesia en el instante solemne y sagrado de su muerte.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )

      En una palabra; mientras no caiga el castigo inexorable sobre los bandidos de frac y guante blanco, no esperen los españoles verse libres de los bandidos de trabuco y chaqueta.

    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] II, 359 Esp (CDH )
      [...] y de esta suerte, bandolereando con el invento más grandioso que se conoce en la civilización moderna, con el arte de Guttemberg, cuyos tipos en vez de ser los sagrados moldes de la inteligencia, los convierte en los trabucos de sus malas pasiones para satisfacer su nauseabunda codicia, y empequeñeciéndolo y ruinificándolo todo, infiel y traidor a su elevadísima tarea, arrastra miserablemente por el fango la toga de su respetable magistratura, y lejos de obtener el honorífico título de Censor social, que sería su verdadero nombre, cumpliendo sus deberes, el periodismo únicamente consigue... lo que merece.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      El jefe y otro bandido, armados con trabuco y escopeta, iban delante; el que seguía inmediatamente, llevaba el ramal de la jaca de don Juan Bonell, otro el de la mula en que habían montado al sobrino; y el último cerraba la marcha, ojo avizor y listo para acudir donde más conviniese.
    • 1876-1880 Zugasti Sáenz, J. Bandolerismo [1983] Esp (CDH )
      Y si al menos la sociedad, obedeciendo a un sentimiento de dignidad propia, los rechazase de su seno, ya que con universal escándalo se escapasen de la acción de las leyes, recibirían siquiera un castigo moral, que a la vez sería tan saludable para la sociedad misma, como justificativo del más inexorable rigor que se desplegase contra los bandoleros de trabuco; pero lejos de suceder así, la sociedad los acoge y aplaude, el cuerpo electoral los elige y eleva, el Gobierno los distingue y consulta, y augustos personajes, sin duda mal aconsejados o no bien advertidos, los han sentado a su mesa con escándalo y horror de todos los hombres honrados.
    • 1881 Alarcón, P. A. El capitán veneno [1999] Esp (CDH )
      — El tiro que sonó primero —prosiguió diciendo la llamada Angustias— y a quien han contestado las tropas de la Puerta del Sol, debió de dispararlo desde la guardilla del número 19 un hombre muy feo, a quien estoy viendo volver a cargar el trabuco... Las balas, por consiguiente, pasan ahora muy altas y no hay peligro ninguno en atravesar la calle.
    • 1880-1881 Mesonero Romanos, R. Memorias setentón [1994] Esp (CDH )

      Representaba, pues, unas montañas sobre las que había un cartel que decía: "Roncesvalles", y al pie de un peñascal se hallaba un mocetón medio soldado, medio contrabandista, fumando un cigarrito y con el trabuco al brazo, en tanto que por el desfiladero aparecía un soldado francés, el cual, echando mano al bolsillo, preguntaba al centinela: "Monsieur, combien l'entrée?". A lo cual contestaba el otro: "Compare, aquí no ze paga la entráa, lo que ze paga ez la zalía"

    • 1881 Valera, J. Carta 19 julio 1881 Epistolario Valera y Menéndez Pelayo Esp (CDH )
      Aquí no hay tantas peleas y navajazos como ahí, ni hay guerras civiles, ni curas Viriatos que se remanguen las sotanas y tomen el trabuco, ni quien robe, como en España, con alguna exposición y peligro.
    • 1881 Vicuña Mackenna, B. Campaña Lima [2003] Ch (CDH )
      Porque es preciso no olvidar que mientras todo esto tenía lugar en las zonas sur del Perú, tan densamente pobladas como las del norte, el coronel Lynch se paseaba, arma al brazo, por las últimas, sin sentir siquiera el disparo de un viejo trabuco contra su hueste invasora.
    • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] Esp (CDH )
      Decir Parrón estas palabras y rodearme una nube de trabucos, todo fue un abrir y cerrar de ojos.
    • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] Esp (CDH )
      Contábase además con todas las armas blancas y negras del pueblo y del monte, resultando disponibles unas doce escopetas, más de veinte bocachas y trabucos, un cuchillo, puñal o navaja por persona, tres o cuatro docenas de hachas de hacer leña, algunos pistolones de chispas, inmensos montones de piedras de respetable calibre, todas las hondas necesarias para hacerlas volar y una verdadera selva de garrotes y porras de variado gusto.
    • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] Esp (CDH )
      Un momento después los tiradores se replegaron hacia la villa, cargando nuevamente sus armas, y los primeros cascos, corazas y bayonetas del ejército invasor relucieron al alcance de los trabucos.
    • 1852-1882 Alarcón, P. A. Relatos [1994] Esp (CDH )

      Dispara, por fin, el último trabucazo, trazando en torno suyo un semicírculo con la tremenda arma, como si quisiese rociar de balas el monte; alcánzale en esto otro tiro en el vientre, lo que le arranca un rugido pavoroso; conoce que va a morir; arroja el trabuco, no sin mirarlo de reojo, al considerarlo ya inofensivo; sácase del cinto el enorme bastón que conocemos, y, dirigiéndose a un coronel que le insta en mal español para que se entregue [...].

    • 1882 Montalvo, J. Siete tratados, II [1882] Ec (CDH )
      El abad no; el traductor es el Arquimédes que así le echa como con trabuco al país de los selenitas á ese digno compatriota de madama de Chantal.
    • 1882 Pz Rosales, V. Recuerdos (1814-1860) [1993] Ch (CDH )
      Para qué es hablar de la gran escasez de pólvora fina y de trabucos de cintura en que estamos por acá.
    • a1883 Alarcón, P. A. La granadina Viajes por España Esp (CDH )
      tal como se la dieron a entender la Nena y la Petra Cámara, y tal como ellos van a admirarla allende Despeñaperros, a riesgo y hasta con ansia de que salgan a robarlos los Grandes de España de primera clase que, según es sabido, despluman, trabuco en mano, a los periodistas franceses que pasean sus tesoros por España(!).
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Pe (CDH )
      Los frailes, encerrados en su convento o fortaleza, no se habían echado a dormir sobre sus laureles, sino que con gran actividad hacían aprestos de guerra, y armados de trabuquillos y piedras coronaban las torres.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      Al pasar los viajeros por el sitio llamado la Tablada, se encontraron de improviso rodeados de un grupo de diez jinetes, armados de daga y trabuco.
    • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas VI [2003] Pe (CDH )
      / Yo lo intenté, confieso, y con ahínco; / y escribí cuatro o cinco, / y al punto me gritaron: —¡Caballero, / no toque ese pandero! / Ese de quien se ocupa fue mi tío; / sépalo, señor mío; / y si prosigue usted, con un trabuco, / ¡por Dios!, que lo desnuco.
    • 1883 Pardo Bazán, E. Tribuna [1995] 179 Esp (CDH )
      Reúne él solo más partidarios que todos los demás juntos, y gente cruda, de trabuco y pelo en pecho.
    • 1884-1885 Clarín Regenta [1990] Esp (CDH )
      Una panoplia antigua completa, otras dos modernas muy brillantes y bordadas; escopetas, pistolas y trabucos de todas épocas y tamaños llenaban las paredes y los rincones.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 163 Esp (CDH )
      Eran veinte, bien armados con escopetas, pistolas y trabucos.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] Esp (CDH )
      Lo que es éste no cogerá el trabuco, aunque lleguen a levantarse las partidas con que anda soñando el jabalí del abad de Boán.
    • 1886 Pardo Bazán, E. Pazos [1987] 383 Esp (CDH )
      Apretaba el Tuerto contra su pecho corto y ancho trabuco, y, después de girar hacia todas partes el único lucero de su fea cara, de aguzar el oído, de olfatear por decirlo así el aire, arrimóse al murallón, medio arrodillándose tras un seto de zarzas y brezo que lo guarnecía.
    • 1887 Ximeno Ximénez Siluetas filipinas [1887] Fi (CDH )

      Llegó el día fatal; publicó los nombres, y cayó sobre la tienda una nube de padrinos con sables, pistolas y trabucos.

    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      El mozo de la melena llegábase a su vez cantando un aire de la tierra en décima glosada, cuando uno de aquellos hombres apostados a vanguardia junto a un tronco, le interrogó con energía, puesta la mano en la culata de un trabuco.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Por allí cerca, bajo unos «sarandíes» que formaban isleta, encontrábanse dos gauchos vagabundos armados de trabucos.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )

      De semejantes sitios escabrosos sólo salía apremiado por las necesidades, aunque hubiese peligro; hacía el merodeo en las sombras, gateaba entre las maciegas de paja brava a la orilla del monte para examinar los contornos, antes de sacar su caballo, y si el peligro no era inmediato, encaminábase a rumbos conocidos por campos quebrados que facilitasen luego su fuga; proveíase de lo necesario en ciertos ranchosde gente aparcera, o en alguna pulpería solitaria de ventanilla y mostrador reforzados con rejas de hierro, y aun con troneras en el muro endeble, a manera de fortín para abocar escopetas o trabucos en caso de asalto.

    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )

      El observador que no estuviese en el secreto de las astucias y estratagemas usadas por los habitantes de las malezas, difícilmente podría descubrir huella o signo de vida en el mismo centro de sus maniobras; aun en el caso inverosímil, de que él se hubiese aventurado hasta allí, sin recibir antes un golpe de facóno una descarga de trabuco a quema-ropa.

    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      [...] la inmovilidad de los cuerpos con las piernas cruzadas en el suelo, envueltos en sus ponchos oscuros abuchados hacia atrás por la culata del trabuco o el mango del facón [...].
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Y en acabando de hablar, el paisano viejo se sonreía con humildad, por si asomaba por allí algún trabuco.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Todos cinco arrancaron tras estas palabras, a gran galope, armando unos los lazos y revisando otros los trabucos.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Pasada media noche, algunas de las que aún se conservaban curiosas e inquietas en el ventanillo, le vieron con gran asombro atravesar con su gran faca cruzada por detrás, botas, poncho, sombrero de paja y un trabuco en la diestra.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      El capataz le dio su trabuco, con un saquillo de pólvora y otro de balines, «cortados» y clavos que llevaba en los huecos del cinto.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )

      La columna negra no se había aún movido: las lanzas en alto se agitaban nerviosas en pintoresca confusión de moharras, medias-lunas, tijeras, clavos y banderolas; los trabucos enmohecidos, las tercerolas inservibles, las pistolas sin baquetas, los sables viejos, las dagas de canales, las bolas retobadascon piel de lagarto de los zambos, los picas toscas de los «tapes», todo se movía y levantaba con los brazos robustos para jurar la guerra al opresor.

    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Y así como habían adherido entre otros a la insurrección, el capitán Jorge Pacheco en Paysandú, Vázquez en San José, Ojeda en Tacuarembó, Pintos y Laguna en Belén, Delgado en Cerro-Largo, Márquez y Zúñiga en Canelones, Torgués en el Pantanoso, Basualdo en Lunarejo, Manuel Artigas había a su vez reunido todos los mocetones de la zona del nordeste, armándolos con cuchillos enastados en varas toscas, algunos trabucos y tercerolas que, con ser armas más reforzadas que la carabina, sólo servían para hacer renegar a los milicianos de la invención de la pólvora.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      Aquel enjambre de centauros se revuelve un instante tumultuario y, ruidoso entre feroces aullidos, descargas de trabucos a quema-ropa, refregones de lanzas, ludimientos de caballos y de sables, volteos y reencuentros a toda rienda, sin formación y sin orden, saltándose por encima de los muertos y heridos que los redomones azorados pisotean y estrujan;
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Pueden desjarretarlo, bolearlo o meterle en los encuentros todos los «cortados» de un trabuco; si la suerte le ayuda para seguir corriendo ha de saltar la zanja, con las narices tan abiertas como dos tubos calentados al fuego que echasen humo, y con el rabo casi tieso como un «marlo», si es que lo han «tusado» por aparejarlo a los rabones y «reyunos» de la tropa portuguesa.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Pero, el forastero que no era ni medio manco, se hizo a un lado sin gran julepe y sacando un gran trabuco, dijo [...].
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      — Permítanme niñas, que vaya a buscar el trabuco, porque se me hace que ese que se allega «no es trigo limpio».
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Iba a contestar Dora, cuando la presencia de don Anacleto en el patio, a paso lento y cauteloso, con un trabuco cruzado por delante en la cintura, provocó en ella un acceso repentino de risa, que como siempre, contagió a su hermana.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      El capataz, con la mano en la culata del trabuco y con aire sigiloso, volviose apenas, al pasar por delante del ventanillo, para decir con acento bajo [...].
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] 147 Ur (CDH )
      La pistola, el trabuco, la tercerola de piedra de chispa, la daga o facón y el sable-corvo complementaban el arreo ofensivo, produciendo el conjunto en la marcha con las calderas viejas, una que otra olla de cocinar puchero, el roce de las guascas, el trinar de las «lloronas», el ludimiento de las vainas de metal, el resoplido de los redomones, el tascar de las coscojas y el chapoteo de mil cascos en el suelo barrioso un ruido tan singular, siniestro y bravío, que sólo podría compararse con el que hicieran muchas garras en un gran pellejo lleno de viento, clavos y cadenillas de hierro que rodara como una peonza sobre lecho de guijarros.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Inmediatamente, con una actividad febril, los cajones fueron deshechos, distribuidos los cartuchos a los que iban armados de tercerolas o carabinas, los sables a los que sólo llevaban trabucos; y, encajadas las moharras de hierro fundido en sus astiles improvisados, púsose a todos los hombres en condiciones de lucha.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Sin mirar para atrás, al grito de los que habían caído bajo las balas, vio al caudillo con el gesto ceñudo y los labios apretados cruzarse veloz por el flanco y enderezar al núcleo enemigo firme, la rienda en su mano izquierda y en la derecha tieso el rejón con ademán iracundo; después, como, al ir a estrellarse pechos con pechos, las filas se abrieron y se diseminaron los hombres, buscando los claros para hacerse camino —el sable en cuarta o el trabuco en alto— tan hábiles para el manejo de los caballos de pelea cuanto lo eran para vencer con el arranque impetuoso; por último, vio producirse el entrevero, y pasar junto a él, en lucha con su overo alborotado, al clarín rápido como una flecha que arrancaba a medias de su instrumento sones roncos y lúgubres, y a Cuaró echado sobre el cuello de su potro, transfigurado y terrible, que iba gritando: «¡Corumbé!... ¡Catalán!... ¡mata!... ¡mata!..».
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Un gran grupo de éstos, y entre ellos dos oficiales, inmóviles junto a un montón de cadáveres, tenían al flanco la tropa de custodia; algo a vanguardia, solo, erguido en su caballo y, con la lanza tinta en sangre la grimpola, clavada en el suelo, Álvarez de Olivera pasábase un pañuelo por el rostro para secarse el sudor de la jornada; y, en diversos puntos del área dominada por la refriega, algunos heridos se incorporaban vacilantes ayudados por las mujeres de la hueste, y no pocos caballos mutilados por el trabuco o el hierro de media-luna, dábanse vueltas en las yerbas sacudiendo los cascos en el aire.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      En lucha con una u otra alimaña, y merced al «lazo» o al trabuco, concluía por vencerlas; ocupaba entonces la guarida, mejorándola en parte; y en ella veía transcurrir sus horas solitarias.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Al efecto, Ladislao había puesto una buena carga a su trabuco de cañón de bronce y el liberto a su tercerola.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      Una hora después, regresó con tres mocetones de melenas, armados de trabuco y sable.
    • 1890 Acevedo Díaz, E. Nativa [2002] Ur (CDH )
      – Llamábanse así los pedacitos de plomo de balas de tercerola o de fusil, puntas y cabezas de clavos, y aun pequeños fragmentos de hierro con que se cargaban los trabucos en defecto de balines u otros proyectiles conocidos.
    • 1891 Clarín (Leopoldo Alas) Hijo [1990] Esp (CDH )
      Del seminario salió por una ventana, con un trabuco, pues nada menos exigían la prisa y el peligro con que acudió a defender la causa de pueblo en una intentona revolucionaria en que se vio comprometido, familiar y todo, por culpa de amistades heteróclitas, adquiridas en las escapatorias frecuentes que de noche emprendía con otros compañeros y algún seminarista amigo de ir al teatro y a lugares de corrupción más inmediata.
    • 1895 Pz Galdós, B. Torquemada SPedro [2002] Esp (CDH )
      Yo no he fracturado cajas de nadie, ni he salido a un camino, con trabuco... Y otra cosa: todos esos pobres que pululan por ahí, yo no los he hecho.
    • 1895 Pz Galdós, B. Torquemada SPedro [2002] Esp (CDH )
      «¡Vaya, que este retroceso de ñales ...! Aquí hay engaño... No, pues lo que es yo no me entrego... Que llamen a Miquis... ¡Menuda cuenta me va a poner ese danzante! Pero como no me cure, ya verá él... Ahí es nada lo del ojo... ¡Qué dirá la nación, qué la humanidad, qué el mismísimo Ser Supremo!... Vaya, que no le pago, si no me cura... Eh, Cruz, ya lo sabe usted. Si por casualidad me muero, la cuenta del médico no hay que abonarla... Que coja un trabuco y se vaya a Sierra Morena... ¡Oh, Dios mío, qué malo me he puesto!... Heme aquí con ganas de comer, y sin poder meter en mi cuerpo ni un buche de agua, por que lo mismo es tragarlo, que toda la economía se me subleva, y se arma dentro de mí la de Dios es Cristo».
    • 1895 Valera, J. Juanita la Larga [1985] Esp (CDH )
      Para colmo de devoción y muestras de júbilo, varios mozos tenían escopetas y trabucos, y disparaban tiros sin bala ni perdigones, pero con mucha pólvora y muy apretada por el taco, a fin de que retumbase más el tronido.
    • 1895 Valera, J. Juanita la Larga [1985] Esp (CDH )
      Echó mano del trabuco, que tenía en un rincón de la estancia, y fue al cuarto contiguo donde había caído la puerta y estaba la entrada.
    • 1895 Valera, J. Juanita la Larga [1985] Esp (CDH )
      Allí apenas se veía, porque la única luz era la de un candil atado en la otra estancia a una tomiza que pendía de una viga del techo; pero el de la carátura vio el bulto de un hombre que se precipitaba sobre él, y dijo: — ¡Tente o mueres! —y le apuntó con el trabuco.
    • 1895 Valera, J. Juanita la Larga [1985] Esp (CDH )
      Él cargó con el trabuco y la navaja, trofeos de su victoria, y echando delante la mula y su doble carga, se dirigió hacia el lugar.
    • 1898 Blasco Ibáñez, V. Barraca [1997] Esp (CDH )
      Árboles azules sobre campos morados, horizontes amarillos, casas más grandes que los árboles y personas más grandes que las casas; cazadores con escopetas que parecían escobas y majos andaluces, con el trabuco sobre las piernas, montados en briosos corceles que tenían aspecto de ratas.
    • 1898 Ganivet, Á. Carta a Unamuno II Porvenir de España Esp (CDH )
      Un ministro muy formal, el señor Camacho, dijo que siempre que daba una credencial de inspector, creía poner un trabuco en manos de un bandolero.
    • 1898 Pz Galdós, B. Zumalacárregui [2002] 160 Esp (CDH )
      Nosotros nada sabemos. Córdoba sabe más que el Tío Zamarra , y por un lado o por otro le tiene que coger... y como le coja, se acabaron los asolutos ... ¿Qué les quedará si pierden ese General? Pondrán al frente de las tropas a un clérigo de misa y trabuco... o el mismico D. Isidro tomará las riendas, como quien dice, el rosario [...].
    • c1850-1900 Antonio, F. Don F. León y Mesa 129 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Era desde pequeñuelo / su diversión ordinaria / manejar las escopetas, / los trabucos, y la espada, / y salió tan diestro en ella, / que en Córdoba le temblaban.
    • c1850-1900 Antonio, F. Don F. León y Mesa 129 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Prevenido de un Caballo, / que en ligereza dexaba / á los vientos muy atrás, / y peltrechado de armas, / con trabuco, y dos pistolas, / con rejon, espada y lanza, / iba cortando los vientos, / qual saeta disparada.
    • c1850-1900 Antonio, F. Don F. León y Mesa 131 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Al punto montó el trabuco, / y puso en ristre la lanza, / y como rayo de Marte, / todo furor, todo saña, / entró el Caballo en la breña / donde encontró (cosa rara!) / á un Sacerdote, á quien tres / Vandidos amenazaban, / y por quitarle el dinero, / aun la vida le quitaran, / si el valor de Don Francisco / no estorvara tal infamia.
    • 1900 Blasco Ibáñez, V. Entre naranjos [1997] Esp (CDH )
      Iban todos al Ayuntamiento, furiosos y amenazantes, como si solicitaran algo que podían negarles, y entre la muchedumbre veíanse escopetas, viejos trabucos y antiguas pistolas de arzón, enormes como arcabuces.
    • 1900 Blasco Ibáñez, V. Entre naranjos [1997] Esp (CDH )
      Por las estrechas calles de la isla corría la lluvia formando arroyos, y descalzos o hundiendo sus zapatos en el agua, llegaban hombres con hachones y trabucos, mujeres guardando * sus pequeñuelos bajo la hinchada tienda que formaban las sayas subidas a la cabeza.
    • 1900 Blasco Ibáñez, V. Entre naranjos [1997] Esp (CDH )
      Los viejos trabucos, cargados hasta la boca, tronaban con fogonazos que quitaban la vista, chamuscando a los más cercanos; disparábanse los pistolones de arzón entre las piernas de los fieles; repetían sus secas detonaciones las escopetas de fabricación moderna, y la muchedumbre, aficionada a correr la pólvora, arremolinábase gesticulante y ronca, enardecida por el excitante humo mezclado con la humedad de la lluvia y por la presencia de aquella imagen de bronce, cuya cara redonda y bondadosa de frailecillo sano parecía adquirir palpitaciones de vida a la luz de las antorchas.
    • c1850-1900 Fuentes, P. Doña Josefa Ramírez 136 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Se retiró á su aposento / como una leona fiera: / se despoja de su ropa / tómando capa y montera / y un rico coleto de ante, / calzón de la misma pieza, / zapatos á lo moruno, / y rica media de seda: / una charpa de dos pistolas, / también su espada y rodela, / y un trabuco que pendiente / de su cintura lo lleva, / luego partió á un contador, / y sacó de una gabeta / hasta doscientos doblones, / y se ausentó de Valencia.
    • c1850-1900 Fuentes, P. Doña Josefa Ramírez 140 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Tres alguaciles mató, / y en medio de esta refriega / se le ha quebrado la espada; / echó mano con presteza / al trabuco que traía, / y á barrer la calle empieza.
    • c1850-1900 Fuentes, P. Doña Josefa Ramírez 141 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Esto dijo, y disparó / con tan bellísimo acierto / el trabuco, que se lleva / de un tiro á tres primeros / que los cogió perfilado; / y los otros que esto vieron, / se pusieron en campaña; / más la dama con esfuerzo, / sin punto de cobardia / se hizo fuerte contra ellos; / de los siete mató cinco / y los otros dos huyeron / ya con heridas de muerte, / y no les valió por eso, / que ella arrogante los sigue, / y de merced le pidieron / les atorgase las vidas; / metió la mano en su pecho, / y dice: para estar segura / quitar estorbos de enmedio / y
    • 1900 Pz Galdós, B. Ayacuchos [2002] 279 Esp (CDH )
      Unos van con morrión y otros con barretina o pañuelo; éste lleva zamarra y trabuco; aquél levita, fusil y pistolas.
    • 1900 Pz Galdós, B. Bodas [1903] 143 Esp (CDH )
      Dirigíase al teatro del Circo, donde bailaba la Stephan en función de gala, con asistencia de Su Majestad y Alteza, cuando unos embozados detuvieron el coche junto a los Basilios, y disparando sus trabucos a boca de jarro por las ventanillas, mataron... al ayudante señor Baseti, el cual, por un caso fortuito, había cambiado de asiento con el General.
    • c1850-1900 Anónimo Bando alcalde nuevo 326 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Pero ninguno me traiga / ni un alfiler en las manos, / sino su espada y estoque / y su rejón amolado, / dos pistolas y un trabuco / como el que yo siempre traigo.
    • c1850-1900 Anónimo Bandidos de Toledo 177 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Le llevan por unos montes / tan espesos que parecen / sendas de profundo infierno: / y llegando donde tienen / una muy oculta cueva / cubierta en ramage verde, / con sus puertas y sus llaves / los aposentos que tienen, / abriendo la principal / vió colgadas las paredes / de trabucos y escopetas, / manjares de toda especie / como perdices, conejos, / pan, carne, vino y aceite, / que como les cuesta poco, / todo sobrado lo tienen.
    • c1850-1900 Anónimo Bandidos de Toledo 179 Romances de ciego Esp (CDH )
      [...] y por lo que sucediere, / al oir saldrán armados, / pertrechados de esta suerte: / los trabucos y las charpas / con sus pistolas pendientes, / al rostro las escopetas, / y muera todo viviente. /
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 186 Romances ciego Esp (CDH )
      / Salí con mi trabuquillo, / y ví á un grupo que decia: / — alto, y justicia le pido; / y ella mis pasos seguia, / si acaso algun atrevido.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 149 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Favor al Rey le dijeron, / y él su trabuco montado, / no sabeis que soy Nebrón, / dijo, y el tiro soltando / á tres les quitó la vida, / y metiéndole al caballo / las espuelas, hizo burla / de un regimiento acampado.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 150 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Se sosegó la ventera, / y Nebrón con gran cuidado / quedóse en el cuarto solo / fingiendo que se ha acostado: / cuando allá á la media noche / viene con muy lentos pasos / la ventera; mas Nebrón, / que en todo anda avisado, / con muy grande disimulo, / con el trabuco abrazado: / ola, quién vá? preguntóle, / y ella respondió algo bajo.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 151 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Nebrón se levantó al punto, / y blandamente pisando, / arrimóse hácia la puerta / con el rejon en la mano, / y haciéndole en una tabla / un agujero cuadrado, / metió el cañon del trabuco, / y atentamente mirando, / vió subir por la escalera / dos embozados bizarros; / y ya que los tuvo cerca, / dijo Nebrón enojado: / Ahí vá aqueste triunfo, jaques, / y al proviso despachados / fueron á dar cuenta á Dios / de sus culpas y pecados.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 152 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Sacó su caballo fuera / y su trabuco cargando, / salió, y á poco distrito / con una ermita encontrando, / y al ermitaño le dijo: / Ha de saber, buen hermano, / que soy Juan García Nebrón / el mismo que le está hablando, / y le ha contado el suceso, / que en la venta le ha pasado.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 152 Romances de ciego Esp (CDH )
      / No fiándose Nebrón, / con el trabuco abrazado, / abrió la puerta, y quedóse / del todo maravillado / de ver aquel venerable / con un madero pesado, / y que con voz lastimosa / ha dicho: perdone hermano / por amor de Dios del Cielo / el enfado que le he dado, / porque la noche es muy fría, / y los años son colmados.
    • c1850-1900 Anónimo El bravo Juan García Nebrón 153 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Y arrimándose á la Cruz, / vió que con grande cuidado, / quitándole una aldavilla, / de dentro de ella ha sacado / un trabuco, y lo colgó: / abrió de la cruz un brazo, / del que sacó una pistola, / y otra del otro lado, / y también de la cabeza / sacó un rejon amolado.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Arévalo 166 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Su Señoria al instante / se partió con vigilancia / con la gente que tenia; / y el que vido tanto Guarda, / entendió que la visita / se la hacian á su carga: / se arrojó con un trabuco, / y á todos les hizo cara; / y el Señor Corregidor / le dixo: Tente, y repara, / que vengo á pedirte ayuda, / y sabe de que me holgara / qué me la dieras por cierto, / porque aí en esa posada / asisten cuatro ladrones, / y el Rey prenderlos me manda.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Arévalo 167 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Pasose á la Gran Solina / á cosas de su importancia, / á disponer de unas bodas, / que se casaba su hermana / en la gran Villa de Estepa, / y se llevó en su compaña / á un hidalgo Caballero, / que Don Juan Dorador llaman; / y fueron por el camino / con unas porfias raras, / de disparar un trabuco / lleno de polvora y balas.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Arévalo 167 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Antes de llegar á Esteja, / media legua dilatada, / apretaron las porfias, / tanto, que aquí Juan se enfada, / y echando mano al trabuco, / que á un pedrero se le iguala, / era de bronce, y tan grande, / que le cabe una naranja.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Arévalo 167 Romances de ciego Esp (CDH )
      / Luego se lo echó á los pechos, / y el gatillo le levanta, / á donde continuamente / tres veces fuego le falta; / y los que estaban delante, / le dicen estas palabras: / Dexa el trabuco al instante, / que pues el fuego le falta, / esto es avisarte el Cielo, / por escusar la desgracia.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 186 Romances ciego Esp (CDH )
      / Con mi trabuco, yo entré / á la casa que habitaban, / y á su marido encontré, / que los dos cenando estaban, / venganza determiné.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 187 Romances ciego Esp (CDH )
      / Giré un poco mi cabeza / con mi trabuco apuntando, / que disparo á toda prisa, / cuatro muertos he dejado.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 187 Romances ciego Esp (CDH )
      / Caminaba con cuidado, / y al romper el claro dia / junto á la venta del Carpio / un caballero venia, / yo mi trabuco apuntando, / dije: —alto, no te muevas; / tu caballo y los dineros / entregarás á Portela, / y si no dirás el Credo, / que disparo á toda prisa.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 187 Romances ciego Esp (CDH )
      / Las partidas me persiguen, / van detrás de mí que vuelan, / pero tengo yo un caballo, / que metiéndole la espuela... / A mi trabuco le dije: / tú te llamas bocanegra, / que disparando á pié firme / necesito una docena; / las partidas me persiguen.
    • c1850-1900 Anónimo Juan Portela 190 Romances ciego Esp (CDH )
      / Cuando me ví desmontado / de sentimiento lloraba, / á unas peñas retiraba, / cuando todos me cercaron: / — Date, date, Juan Portela... / Ocho tiros me arrojaron / los que hirieron al valiente / en la cabeza y un brazo, / de sangre bañado estaba / cuando el trabuco disparo.
    • 1902 Pz Galdós, B. Tormentas 48 [2002] 177 Esp (CDH )
      Díjome que si sus hijos fueran mayores, a todos pondría un trabuquito en la mano para defender la primera barricada que se levante.
    • 1906 Pz Galdós, B. Vuelta mundo Numancia [2002] Esp (CDH )
      A los menesterosos que no pudiesen adquirir escopeta o trabuco, se les proporcionaba el arma por donación a escote entre los veinticinco.
    • 1907 Pz Galdós, B. Tristes destinos [2002] 110 Esp (CDH )
      No habrá guerra civil, porque he tenido buen cuidado de matar y enterrar muy hondo a don Carlos y toda su prole, y de añadidura he ido escabechando y poniendo bajo tierra a todos los españoles que salían con mañas de cabecilla, y a todos los curas de trabuco.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 226 Esp (CDH )
      «¡A ver si va a poder ser! / — Anda, Vicente —dijo Segismundo levantándose—; vámonos, que esta loba viene hoy de malas... ¡Ah, Señángela , si fuera yo hombre de trabuco en vez de ser hombre de pluma, ya la había puesto a usted patas arriba!... Hala, Vicente, a la calle, para que mi harpía me limpie el chiquero».
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 232 Esp (CDH )
      Fíjate... toda la gente brava de estos barrios está que trina; no hablan más que de traición, de venta de España, y cada techo alberga un ciudadano que si no tiene trabuco, lo compra... / — Eres tú más literario que yo —dijo Vicente, que sin saber por dónde iba, se metió en las Américas—, y tienes la cabeza llena de lugares o temas estéticos, que no podemos aplicar a la vida real. /
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 233 Esp (CDH )
      — Yo fui libresco ; pero hace tiempo que me volví humanesco ; he pulsado la vida, y mis libros son el pueblo. ¿Quieres instruirte en mi biblioteca? Pues vente a menudo acá, no de día, sino de noche, que nocturno es el culto de la Demagogia. No verás aquí masones con embeleco sacerdotal, sino hombres bien bragados con trabuco... Estamos en el Rastro: si quieres adquirir trabuco, carabina o pistolones, yo te llevaré a donde te sirvan lo bueno... Para el estudio ven de noche, como te digo.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      Se ha empeñado en llevarme a su periódico El Combate , que se imprime en la Plaza de los Mostenses: allí tiene la redacción, con un trabuco detrás de cada puerta... Pero no me doy a partido... Aunque don José me ofrece un sueldo, no acabo de convencerme.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 243 Esp (CDH )

      De los pliegues de la capa salió el cañón de un trabuco, y de la boca del hombre este disparo: «Dile al traidor Sagasta que esta noche le vamos a descacharrar la Porra ... dale el recado de mi parte, de parte de Paco Huertas... Ya me conoce».

    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      Uno que a distancia iba ya, retrocedió en aquel instante, y plantándose en el grupo dejó ver su faz picada de viruelas, sanguinosa, sus gafas azules, su aire bravucón y desenvuelto, sin capa ni trabuco, con sólo un palo que esgrimía para marcar con acento irónico y brutal estas roncas palabras: [...].
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      «¿Pero estás loco? ¿Qué podemos nosotros contra esa cuadrilla de bárbaros armados de trabuco? ¿Traes revólver?... ¿No?... Pues yo sí, y no lo saqué, porque de nada me habría servido... Cálmate, y reflexiona. En rigor, no debes considerarte agraviado por las palabras soeces de un hombre que trae esta noche dentro del buche una bodega tan grande como las que tuvo en Jerez. ¿Qué adelantas ahora con provocarle si él había de poder más que tú?... Lo que te digo. Las injurias de ese botarate no deshonran más que al mismo que las pronuncia».
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 251 Esp (CDH )
      Uno de los bultos que custodiaban la callejuela, dejaba ver su rostro: Vicente creyó reconocer al ferocísimo, al membrudo y peludo Paco Huertas; pero no podría jurar que fuese él... Al dar la vuelta, vio en la esquina de la calle del Rosal a otro individuo, que por lo hinchado del embozo debía de llevar trabuco bajo la capa.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      Con brinco felino corrió a coger un trabuco colgado tras de la puerta.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      Desde la travesía del Conservatorio tronaron los trabucos, y la patulea, viendo cortado aquel agujero de escape, tiró en busca de otro por la calle del Rosal.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 261 Esp (CDH )
      Los proyectiles fácilmente se reconocían como de trabuco: dos de ellos pasaron de través, sin otro efecto que desgarrar los tejidos, de que resultó la hemorragia venosa; otro debió de alojarse en la cara externa de las falsas costillas.
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 261 Esp (CDH )
      Ya le he dicho a don José que si emplean el trabuco con un fin terrorífico, lo carguen con sal o perdigón menudo. Pero esos bárbaros cargan con clavos, postas y hierros de metralla, y hasta con ochavos morunos partidos en dos pedazos...
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] Esp (CDH )
      «Estás equivocado —dijo Bravito—. Gabiola no llevaba esa noche trabuco, sino escopeta, y cargada con sal para meter ruido sin matar. Me consta esto de un modo indubitable. / — ¿Sería Langarica? El demonio lo sabrá... Cuando me llevaron herido a la redacción, vi caras conocidas, ojos que me miraban con lástima. [...].
    • 1908 Pz Galdós, B. España trágica [2002] 309 Esp (CDH )
      Una voz tabernaria, infernal, gritó: «¡Fuego! ¡Prepárate; vas a morir!». Dos, tres, cinco disparos descargaron dentro del coche sin fin de postas y hierros de metralla... El cochero fustigó furioso a los caballos, para zafarse de la horrible visión de los hombres que dispararon sus trabucos.
    • 1910 Pz Galdós, B. Amadeo I [1910] Esp (CDH )
      Obdulia me hizo notar que bajo las blusas de aquellos tipos se marcaba el bulto de trabucos ó retacos.
    • 1911 Pz Galdós, B. Primera República [2002] Esp (CDH )
      En las Milicias de los barrios del Sur eran escasos los uniformes; casi todos los combatientes iban de paisano, sin otro distintivo que la gorra colorada... La Red de San Luis y la plaza de Santo Domingo estaban guarnecidas por fuertes núcleos de las Milicias republicanas, y pueblo armado de escopetas y trabucos.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      El compadre Juan llama, la mujer contesta; después de un parlamento, se abre la ventana, a la postre, por detrás del rancho, sale el vale Pedro, el busto desnudo, armado de un trabuco.
    • 1914 Cestero, T. M. Sangre [2003] RD (CDH )
      Con el general Miches bajó al Cibao; el trabuco se lo regaló Pedro Guillermo por una acción de flor, que realizó en plena capital, una noche, en la calle del Comercio, deslomando un azul; y el machete, que cuelga en la cabecera, lo desenvainó la última vez en La Pomarrosa.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      Y desde muy temprano, algunos vecinos madrugadores atravesaban el pueblo, en traje de fiesta, para formar la comitiva, bien armados los hombres de escopetas y trabucos.
    • 1914 Espina, C. Esfinge [1914] Esp (CDH )
      los "mozos del caldo", dispuestos á correr hasta nueve arrobas de pólvora, dirigían las recias descargas de los trabucos.
    • 1918 Blasco Ibáñez, V. Mare nostrum [1998] Esp (CDH )
      Si se casaba una muchacha de la costa, célebre por su belleza, a la salida de la iglesia surgían los impíos disparando sus trabucos y acuchillando a los hombres sin armas, para llevarse las mujeres con sus ropas de fiesta.
    • 1918 Glz Prada, M. Trozos vida [2002] 87 Pe (CDH )
      Morir en carro de triunfo / o en el fangal de un camino, / por el virus de una fiebre / o el trabuco de un bandido; / yacer en tumba de mármol, / servir de pasto al felino / o ir al fondo de una cloaca, / todo equivale a lo mismo. /
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      El Sacristán , arraposado y medroso, salta por el muro al camino, la cabeza vuelta para inquirir lo que se pasa en la Quintana. Torcido el bonete, escueto y ensotanado el clérigo se mete por una puerta, y asoma, apuntando con el trabuco, en el ventano del fayado.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      Señor Abad, baje el trabuco y tenga las treinta portuguesas.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      El trabuco sacó de la sotana como si fuese un Santo Cristo.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      La Rectoral. A la luz de un velón, el zaguán encalado y desguarnido, con arcas antañonas y negra viguería. Pasea el tonsurado: — Trabuco, sotana, bonete. — Los reflejos del velón llenan de aladas inquietudes las paredes, y en el temblor de la luz y la sombra se hace visible el viento sobre las lívidas cales. Colgado de un clavo baila el solideo, y solfea sobre el arcón de los diezmos la cola de un perrillo que runfla y bosteza. La Quintana, silenciosa y nocharniega, se prolonga por el vano de la puerta, y en el claro de luna, con los brazos abiertos, se espanta la vieja pilonga hermana del Abad . Estremece el viento la llama del velón, y calca su negro baile en la pared la borla del solideo.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      Doña Jeromita cae de rodillas suplicante, con los brazos abiertos bajo la luna clara. El Abad , negro y escueto está en el umbral. — Bonete, trabuco, sotana. — La sombra parda de una vieja por el camino.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      Doña Jeromita abre los brazos para alcanzar el cielo, y con un grito traspasa el nocturno silencio de estrellas. En la niebla lunar, por el camino de plata, Fuso Negro . ¡Touporroutóu! Ha tropezado con la bolsa y escapa con ella. El Abad dispara su trabuco. Ladridos lejanos.
    • 1923 Valle-Inclán, R. M. Cara Plata [1997] Esp (CDH )
      Trabuco apuntado.
    • 1929 Azorín (José Martínez Ruiz) Superrealismo [2001] 286 Esp (CDH )
      «¡Navajas! Una navajita bonita.» Bandolero con faja roja de seda y trabuco; periódico de París.
    • 1921-1930 Valle-Inclán, R. M. Cuernos Friolera Martes carnaval Esp (CDH )
      El billar de Doña Calixta : Sala baja con pinturas absurdas, de un sentimiento popular y dramático. —Contrabandistas de trabuco y manta jerezana; manolas de bolero y calañés, con ojos asesinos; picadores y toros, alaridos del rojo y del amarillo—. Curro Cadenas toma café en la mesa más cercana al mostrador, y conversa con la dueña, que sobre un fondo de botillería destaca su busto propincuo, de cuarentona.
    • 1921-1930 Valle-Inclán, R. M. Cuernos Friolera Martes carnaval Esp (CDH )
      PACHEQUÍN / A tus pies, gachona * mía, / Pongo todo mi caudal: / Una jaca terciopelo, / Un trabuco y un puñal...
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      El huertano levantino, hombre de rencores, dispara su trabuco en las encrucijadas, bajo el vuelo crepuscular de los murciélagos.
    • 1927-1931 Valle-Inclán, R. M. Corte milagros [1997] Esp (CDH )
      De cambiar el orden dinástico, lo hábil sería la legitimidad, sin sotanas ni trabucos: La rama carlista, sin carcas.
    • 1932 Arlt, R. Trescientos millones [1992] Ar (CDH )
      ¿Y ese de trabuco y faja colorada?
    • 1932 Azuela, M. Luciérnaga [1991] Mx (CDH )
      Por uno de tantos accidentes inexplicables, él fue disparado de su delantero como taco de cebo de un trabuco, y vino a caer a muchos metros de la hecatombe.
    • 1932 Barriobero Herrán, E. Ánimas benditas [1979] Esp (CDH )
      Desde el niño que roba a su madre la onza de chocolate, hasta el que, con un trabuco, sale a los caminos, todos sufren con rigor inaudito la cólera divina.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      «No se miran, no se ven. ¡Pucha que están fieros! Se me hase que andan judiando otra güelta a la familia. Disen que Saldaña, los hijos y hasta las hijas hisieron la pata ancha. ¡Lindo no má! Tenía un trabuco solo. La mayor de las muchachas, según Abrojo, lo cargaba, defendida por los suyos; dispués se lo metía alguno de aquellos bárbaros en la mesmísima jeta y lo daba güelta. ¡Ah, china! Micaela debe ser ansina. ¿Y por qué no habrá querido desirme la sorda lo que vido en mis manos? Y en las de mi compadre mucha sangre. Dende aquí se las veo clarito. Estoy soñando o las tiene bien coloradas. ¿Será la tranca? Y mi hermano Lusero presensea esta judiada, porque lo es, a mí no me digan, tranquilo viejo. Ni pestañea.»
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      — ¿Cree usted que debo llevar un trabuco o dos?
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      En la calle de Carretas, frente a una tienda pequeñísima, tan pequeña que era imposible que allí pudieran vender otra cosa que no fuese fototipias, Zamb vio un grupo de transeúntes rodeando a un hombre alto, vestido de chaquet, tocado con un sombrero calañés, que llevaba un trabuco debajo del brazo y una manta jerezana al hombro.
    • 1929-1933 Jardiel Poncela, E. Amor [1996] Esp (CDH )
      — Pero esos —observó Rudyard— no llevan trabuco.
    • 1938 Paredes, F. Danza osezno Romances CNT Esp (CDH )
      / ¡Danza, osezno repelón! / ¡Apretadle la cadena, / que es fascista la alimaña / y no hay que dejarla suelta! / Domador: ¡una paliza / que le penetre en la huesa / para que en dos pies enferme / o dance hasta que se muera! / Un hábito le mercaron / de motilón a la bestia, / y un cinturón le ciñeron / del que el trabuco le cuelga.
    • 1942 García Velloso, E. Memorias hombre teatro [1994] Ar (CDH )
      "Ví la luz en el sitio menos oportuno para esa clase de acontecimientos. Mi padre y el general Garmendia estaban haciendo esgrima en la sala de armas de mi casa. Mi madre y otras amigas eran espectadoras del asalto. De pronto, se oye un grito que se entremezcla al chocar de los aceros. Era yo que me anunciaba en el mundo de los vivos. Según me lo contaron después, parece que lo que apresuró mi salida, fue la caída sonora de una moneda que se le escapó de la faltriquera al coronel uruguayo don Martín Souberán. El sonido de la plata hizo que me arrojase veloz a recoger el disco de oro... / "¿Cómo no había de ser yo un hombre de armas llevar, naciendo entre sables, floretes, pistolas, trabucos y lanzas? ¿Cómo pues, el dinero no habría de ser mi perdición, si por su culpa apresuré mi aparición en este mundo?"... *
    • 1942 García Velloso, E. Memorias hombre teatro [1994] Ar (CDH )
      Ensayando monólogos incoherentes en la sala de armas de su casa, frente a los maniquíes revestidos de guerreros antiguos, entre fantasmas de acero recubiertos de celadas, los brazos sobre los enormes mandobles, las paredes llenas de panoplias, los armeros llenos de armas de fuego entre las que sobresalían el trabuco que se reventó por exceso de carga en la mano de uno de los Güerri, que atentara contra la vida preciosa de Sarmiento...
    • 1943 Fdz Flórez, W. Bosque animado [1997] Esp (CDH )
      Cuando Fendetestas abandonó sus tareas de jornalero en Armental para emprender la higiénica vida del ladrón de caminos, no disponía más que de un pistolón probado algunas veces en las reyertas de romería, y cuyo cañón, enmohecido y atado con cuerdas, parecía casi el cañón de un trabuco.
    • 1945 Saubidet, T. Vocabulario criollo refranero Ar (BD)
      TRABUCO. Arma de chispa, termino medio entre la escopeta y el revólver, que se usaba antiguamente y se cargaba por la boca. Escopeta corta de unos cuarenta y cinco centímetros con cabo grueso como de revólver.
    • 1948 Mihura, M. Memorias [1981] Esp (CDH )
      El paseaba por las grandes ciudades subido en un bonito caballo blanco, con una chaquetilla corta y un calañés y una faja azul y un trabuco, que llevaba escondido, para que no se lo viesen los guardias y notaran que era un ladrón de esos que roban dinero y alhajas.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      Galdós sabía el nombre y los apodos de los que dispararon su trabuco contra el general Prim, que era gente del hampa madrileña.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      A un molinero a quien fueron a prender disparó el trabuco por la gatera, perniquebrando a varios, y luego escapó por la acequia del molino.
    • 1944-1949 Baroja, P. Última vuelta [1978] Esp (CDH )
      No te asustes, no temas, no llores, / que a tu lado me tienes a mí, / y empuñando trabuco y tosiendo, / ni uno solo se acercará a ti.
    • 1950 Fdz-Flórez, D. Lola [1950] Esp (CDH )
      Y había un tal Flores Arocha que se había echado al monte y cruzaba bandido la serranía, con un trabuco ametrallador, según dijo un porquero que sabía la vida y milagros del Pasos Largos de memoria y veía bandoleros por todas partes.
    • 1943-1950 Núñez, E. B. Ensayos [1987] Ve (CDH )
      El 10 de marzo de 1845, con motivo de un auto de prisión librado por el juez de primera instancia de Calabozo contra Antonio Leocadio Guzmán, director de El Venezolano, sus partidarios recorren las calles armados de palos y trabucos.
    • 1954 Cuéllar Gragera, A. Estampas caza mayor [1954] Monterías Extremadura Esp (CDH )
      Característica del modo de cazar de los perros extremeños fué, de siempre, la ausencia del «trabuco», tan usado en otros puntos de España y hoy verdaderamente mal usado.
    • 1954 Cuéllar Gragera, A. Estampas caza mayor [1954] Monterías Extremadura Esp (CDH )
      El «trabuco» tuvo como fin indicar a las escopetas colocadas en los puestos la salida de una «res».
    • 1954 Cuéllar Gragera, A. Estampas caza mayor [1954] Monterías Extremadura Esp (CDH )
      El perrero, de vez en cuando, dispara el trabuco y escalonadamente se van produciendo los de los otros «podenqueros», siguiendo el mismo sistema de rotación, las voces.
    • 1954 Cuéllar Gragera, A. Estampas caza mayor [1954] Monterías Extremadura Esp (CDH )
      De no considerar el caso de un ejemplar único «que venteé a lo lobo», una recova será tanto mejor, cuanto más peguen al terreno el hocico sus perros y de aquí lo perjudicial del trabuco, que los acostumbra a cazar por arrancadas, esperando a una señal y no a tener la constancia de en todo momento buscar la pieza, que es como señala el antiguo dicho, la que la mata, o en este caso, la levanta.
    • 1883-1954 Rdz Demorizi, E. Reyertas antaño 62 Informes lengua folklore Santo Domingo RD (CDH )
      El revolver Smith,Esmí, como decían los campesinos sustituyó a la pistola de chispa, al chispero, al arcaico revólver marmita o párate ahí, al incivil trabuco.
    • 1958 Buero Vallejo, Antonio Un soñador para un pueblo [1994] Esp (CDH )
      (El giratorio se desliza y presenta de nuevo el gabinete de Esquilache , donde Relaño duerme. Esquilache y Fernandita dan unos pasos y se detienen al oír gritos cercanos: Viva el rey!», «¡Muera Esquilache!», que son coreados. Intentan huir por la izquierda pero no les da tiempo: por la segunda derecha aparecen Morón y los Tres Embozados , ahora sin capa. Vienen armados: pistolas al cinto, un trabuco, algún fusil de la infantería. Fernandita se apretuja contra Esquilache .)
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cu (CDH )
      Aunque el toque retumbara adentro, como un disparo de trabuco, arreció el alboroto de arriba, con la añadidura de una trasnochada voz de sochantre que en vano trataba de agarrar la tonada cabal del Polo del Contrabandista.
    • 1964 Bullrich, S. Burgueses [1998] 55 Ar (CDH )
      Yo le dije a Chita no te pierdas ese biombo es justo lo que necesitas para tu living, pero llegó tarde como siempre... Ustedes se reirán de mí, pero lo único que compré fueron los tres trabucos y el sable... Bueno siempre tuviste colección de armas... Por Dios, si ya no queda un centímetro libre en las paredes de casa.
    • 1965 García Pavón, F. Liberales [1965] Esp (CDH )
      Hasta trabucos y pistoletes inservibles, sacados de los sobrados y camarones, lucían algunos por lucir algo.
    • 1965 Lopetegui, L. HIglesia América [1965] 733 Esp (CDH )
      En un momento de ciega pasión, la noche del 15 de diciembre, van a Méjico; con escalas asaltan el convento de su Orden y penetran cuarenta y cuatro armados de arcabuces, trabucos, espadas, pistolas, lanzas, etc. Sorprenden a los frailes, que están rezando los maitines, y los amarran y ponen presos.
    • 1967 García Márquez, G. Cien años [2007] Co (CDH )
      — Muy bien, amigo —dijo José Arcadio Buendía—, usted se queda aquí, pero no porque tenga en la puerta esos bandoleros de trabuco, sino por consideración a su señora esposa y a sus hijas.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Gu (CDH )
      Titil-Ic se apropió de un trabuco bocón que Antolinares le había enseñado a manejar.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Gu (CDH )
      Titil-Ic no bajaba el trabuco, listo a disparar, aunque se dio cuenta que por el momento no corrían riesgo de ser atacados, entretenida como estaba la fiera en devorar al caballo, y a juzgar por la pasividad de los monos zaraguates que daban siempre la medida del peligro.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] 197 Gu (CDH )
      Al más leve movimiento de las hojas, al más pequeño ruido, apuntaba el trabuco en esa dirección, el trabuco y las palabras mágicas que murmuraba entre diente: sí quieres venir aquí, no vengas, soy culebra... si quieres morder aquí, no muerdas, soy culebra... Sorprenderla, jamás.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] 197 Gu (CDH )
      Al más leve movimiento de las hojas, al más pequeño ruido, apuntaba el trabuco en esa dirección, el trabuco y las palabras mágicas que murmuraba entre diente: sí quieres venir aquí, no vengas, soy culebra... si quieres morder aquí, no muerdas, soy culebra... Sorprenderla, jamás.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] 197 Gu (CDH )
      ¿Responsable... y si el arma no escupía fuego y si a ella le faltaba la puntería...? En nada de eso pensó cuando al presentarse la fiera, preparóse instintivamente para la defensa y el combate, pero ahora, qué imprudente, qué imprudencia, qué hacía que no despertaba a Antolinares, para que los defendiera, con él no fallarían ni el trabuco ni la puntería, y luego le quedaban la espada y el cuchillo.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] 197 Gu (CDH )
      Lo meneó de nuevo con apuro, una, otra y otra vez, con más apuro, sin apartar los ojos y el cañón del trabuco, del sitio en que el feroz carnicero devoraba al caballo, chapoteando la sangre con sus garras y deleitando su oídos, con la música de los huesos triturados por sus dientes filudos.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Gu (CDH )
      Sin bajar la guardia, el trabuco en la mano derecha, ojos, oídos, toda ella vigilante, acuclillóse poco a poquito hasta alcanzar el cuerpo de Antolinares con la mano zurda, sacudirlo y... un rugido del jaguar ahogó su grito... encogió los dedos horrorizada... la tempestad del palmito no perdona... qué frior pegajoso el de la carne sin vida....
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] Gu (CDH )
      Apretó el arma con las dos manos, no le quedaba otra cosa, abrazóse al trabuco helado como el cuerpo de Antolinares, anegadizos los ojos, que debía mantener limpios, sin ceguera de espejo de llanto, sus oídos fuera de sus orejas, lejos de sus orejas, en todas partes, ella fuera de ella, lejos de ella, en todas partes, para no dejarse sorprender del jaguar que no acababa con el caballo, devora que devora, y el paso de los animales que se alimentan de cadáveres y que ya empezaban a girar alrededor de ellos, en la tiniebla, más espantosos que la misma muerte, con luz de hueso en las pupilas vidriosas y los dientes de puntillas en las mandíbulas, pues siempre temían que el que parecía muerto no fuera más que aparente y tuvieran, que luchar con él, pero el peligro seguía siendo el jaguar.
    • 1969 Asturias, M. Á. Malandrón [1969] 198 Gu (CDH )
      Los monos zaraguares empezaban a inquietarse, a rascarse como llorando, a soltarse de las ramas a las ramas, de las ramas más altas a las ramas más bajas, saltos de suicidas que coqueaban al felino, para escapar por otras ramas, ya de estampida, seguidos de animales de todo pelo, y pájaros de toda pluma, y serpientes de toda escama... huían... escapaban... ella empezó a dudar... debía quedarse allí al lado del cadáver o huir con su crío... algo... algo pasaba... tuvo la sensación de que era inútil el trabuco... a quién... contra quién iba a disparar, si todo se le venía encima... y qué sería su pobre disparo ahora que una claridad de fuego inmóvil avanzaba por entre los troncos de los árboles quemando la oscuridad del monte, el agua del río y más lejos la superficie del lago atado al viento... voces... grandes voces.... llamaban a gritos... —¡Antolinares!... ¡María Trinidad!... ¡Antolinares!... ¡Titil-Ic... —ya cerca las antorchas, menuda, acongojada, el pelo llovido sobre la cara, miró al culpable de su mesticito... nariz afilada... barbas en desorden... amarillez de muerte... aproximóse a cerrarle los ojos... de lado y lado de la boca, por las comisuras de sus labios, le bajaban dos hilos de sangre.... y no esperó... ella también debía huir... formaba parte de aquella naturaleza de seres animados que escapaban a la luz del blanco que todo lo convierte en ceniza... evitar el encuentro con los grupos de hombres que a la luz de hachones de ocote, sin dejar de llamarlos, registraban el monte, a las órdenes de Lorenzo Ladrada.
    • 1971 Aub, M. Gallina ciega [1995] Esp (CDH )
      El ser y la nada * fue parecido a aquella disyuntiva romántica de los bandidos con trabuco:
    • 1972 Torrente Ballester, G. Saga/Fuga [1995] 121 Esp (CDH )
      Nosotros habíamos llegado a la conclusión de que no había defensa posible: teníamos, por junto, seis escopetas de caza, nueve pistolas, dos trabucos del año de la Pera y unas cuantas navajas.
    • 1973 Dgz Ortiz, A. Clases privilegiadas [1985] Esp (CDH )
      Modernamente, Reglá y Elliott han insistido en este aspecto de la cuestión catalana; pero no se ve claramente qué cargos podía dar el rey a nobles más amigos del trabuco que de los libros y que ni siquiera para puestos de guerra parecían inclinados a dejar su lugar natal.
    • 1973 Tauro Pino, A. Perú: época republicana [1973] Pe (CDH )
      Al día siguiente entró al frente de su partida el negro León Escobar, tal como debió verlo en su mocedad el acuarelista Pancho Fierro: caballero sobre robusto corcel cuyas marcha parece dominada por una hábil presión en los ijares, cubierta la cabellera moteada por un quepís militar que contradecía la vestimenta civil, la bemba plegada en una sardónica sonrisa, las manos firmemente asidas a un trabuco y pendiente del cinto una espada.
    • a1974 Anónimo Canc picaresco [1992] 75 Ar (CDH )
      / Cuando la cuestión se agrava, / preparo bien mi trabuco / esta noche juego al truco, / mañana juego a la taba.
    • 1975 Arce, M. J. Sandino [1982] Gu (CDH )
      (Narrador 5 trae la vela que usó anteriormente narrador 1. Esta vez ha puesto en ella dos tibias y una calavera. Todo el grupo avanza armado de sables y trabucos por el escenario haciendo el mimo de la nave en el mar.)
    • 1976 Beltrán, P. G. Realidad peruana [1976] 249 Pe (CDH )
      Tal vez históricamente hablando podría replicarse que en política la Revolución no consulta, sino ejecuta; no se sujeta a leyes, sino las dicta. Mas hablando en presente, ha perdido ya vigencia la antigua imagen del caudillo que regía un país durante años por obra de su sola autoridad, fundado en el poder de su trabuco. Le faltaba a esta actitud rudimentaria el sustentáculo de la razón.
    • 1977 Giménez-Arnau, J. Islas Transparentes [1977] 51 Esp (CDH )
      En previsión de posibles contratiempos o de incursiones en alguna isla solitaria, Krieger trajo cuatro mulos con sus correspondientes arreos, ocho mosquetones, dos trabucos, sables, cincuenta barriles de pólvora de arroba y media, cinco sacos de metralla y un par de pistolas de duelo que le regaló una ramera a la que hizo soñar.
    • 1977 Hnz Norman, I. Novela criolla [1977] 135 PR (CDH )
      Oíase a lo lejos el ruido de los carruajes y las voces de los caleseros y jinetes que iban por el camino y las guardarrayas. Al principio muchas volantes marchaban reunidas en una misma dirección, pero luego iba cada una tirando por su rumbo, y entonces era cuando palpitaban de miedo las tímidas señoras, creyendo ver salir de cada encrucijada, o alzarse de cada matorral un formidable bandolero que gritaba: ¡Alto ahí!, y les apuntaba a la cara con el trabuco. Ibase aliviando cada una de tan penoso sobresalto al entrar por las soberbias y seguras guardarrayas de su cafetal. (Pág. 33.)
    • 1978 Donoso, J. Casa campo [1989] Ch (CDH )
      Encogido en el suelo entre fusiles, mosquetes, trabucos, arcabuces, carabinas, Juvenal esperó que terminaran de caer sobre él todas las armas.
    • 1980 Britto García, L. Misa esclavo [1983] Ve (CDH )
      (Lo esquiva a duras penas y lo apunta con el fagote, como si fuera un trabuco. El miliciano, asustado se detiene.)
    • 1981 Barnet, M. Gallego [1981] Cu (CDH )
      21 Adelante, campesinos gallegos, declarad la guerra a nuestros opresores los caciques, que, entre consumo y déficit, nos arrebatan lo poco que cosechamos, lanzándonos a la emigración, mejor dicho, al destierro. El día que hayamos logrado limpiar de caciques o zánganos esta hermosa región, tened la seguridad de que en Galicia el campesino podrá vivir con holgura después de pagar, pero entonces no habrá más que un impuesto municipal repartido con equidad, desapareciendo el impuesto del cacique. ¡Ladrones! Tomad un trabuco, salid a los caminos, robad al que pase, exponed vuestro pellejo; eso es noble, y no a mansalva como lo venís haciendo, canallas. (Manuel Pérez. Galicia, 29 de octubre de 1908.).
    • 1983 Labordeta, J. A. Aragón [1983] Esp (CDH )
      — No señor, son dos bocanas por las que los vecinos sacaban las bocas de los trabucos y disparaban cuando alguien quería entrar a robar.
    • 1984 Wolff, E. Balsa Medusa [1990] Ch (CDH )
      De dónde sacó ese trabuco?
    • 1984 Wolff, E. Balsa Medusa [1990] Ch (CDH )
      (Vienen entrando Serrano-Soler, Sergetti, García, con gestos decididos, trabucos en mano)
    • 1984 Wolff, E. Balsa Medusa [1990] Ch (CDH )
      (Sergetti le alcanza un trabuco)
    • 1985 Prensa El País, 02/04/1985 [1985] Esp (CDH )
      Los dos atracadores, al parecer heroinómanos bajo el síndrome de abstinencia, habían entrado en el banco armados con un revólver de fogueo y un trabuco.
    • 1985 Prensa El País, 02/04/1985 [1985] Esp (CDH )
      De repente, se abalanzó sobre el delincuente que portaba el trabuco, produciéndose un forcejeo que distrajo la atención del otro asaltante.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Tenían dos arcabuces y un viejo trabuco, más un barrilito de pólvora que Diodor había embarcado en el puerto de La Valetta, camuflado con marbete de excelente vino de Oporto.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Un contrario la encañonó con un trabuco.
    • 1986 Faner, P. Flor sal [1986] Esp (CDH )
      Lo pertrecharon con fusiles, trabucos, escopetas, pistolas, sables y botavantes.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 14 Esp (CDH )
      Esto hizo que surgiera un tipo de rector que luego ensalzaron los poetas: unos hombres prudentes y templados, capaces de arrostrar los climas más extremos y de caminar distancias increíbles nevando en una mano el copón y en la otra el trabuco.
    • 1986 Mendoza, E. Ciudad prodigios [1993] 175 Esp (CDH )
      Cuando el tío Tonet fue a parar al campamento encontró sólo un grupo de ancianos achacosos que apenas podían llevarse el trabuco a la cara.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      El Tigre de Guaitó salió de su conuco trujillano con el ceño fruncido, otra vez el Gobierno traiciona a los conuqueros, voy a ponerle orden a este bochinche, salió en su caballo desde Guaitó que es tierra trujillana, un río de gente se alzó a su paso, en alpargatas, a pie y a caballo, con máuseres, trabucos, revólveres, los machetes de tumbar palos de monte, El Tocuyo cayó sin pelear, el Comandante gobiernero es pataruco, no pelea [...].
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] 194 Ve (CDH )
      [...] el poner como pusieron guardias y cercar, como cercaron, la casa de dicha comitiva, y luego que sintieron y vieron las referidas guardias y justicias el enunciado Buenaventura Pavón, sus dos hermanos Enrique y Gabriel Fernández Pabón, Cristóbal Miguel Alcalde, Bernardino Rangel, Gabriel Suares, Gerónimo Miguel Suárez, José Gómez y otros tiraron con sus trabucos y escopetas carga cerrada a dichos Alcaldes y sus soldados, quienes por milagro (no todos los días es Santa Lucía, no es cierto Don Agustín) del Altísimo se libraron las balas [...].
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      [...] cincuenta hombres en sus caballos y en sus mulas salieron de Cuicas bien de madrugada por el rumbo de El Empedrado, llegaron por el camino de El Calvario, a la calle del Comercio, la maestra los vio entrar como una tropa de oficiales trujillanos, como aquel día de 1899 cuando el General Cipriano Castro trajo su ejército, con machetes, winchesters, revólveres cañón largo, trabucos y lanzas, entró por ese mismo camino de Carache, bajó de los Andes trujillanos a esta ilustre y preclara ciudad de Carora, cuna de los Siete Torres [...].
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] 137 Ve (CDH )
      [...] fíjese que Rubén Darío tiene sólo dos nombres sin apellido y eso no puede ser, pero lo que sí pudo ser es que Matachinos, bebedor de cocuy, mató a tiros a Domingo Coronado que era maestro de escuela y andaba por la calle con un libro de poemas del señor Don Rubén Darío debajo del brazo derecho, al indio Caracciolo Palomares, trujillano de los lados de Santa Ana, se lo echaron al pico cerquita de Los Cascajos, cuando la batalla parece que fue, se vino alzado, enguerrillado, con el pelo de indio suelto como si tuviera melena, llegó a Los Cascajos con su machete y un trabuco bocón, a pie andaba, usaba calzones negros, la trulla del jefe Civil, acostumbrada a cazar peones alzados de las haciendas, le dio el alto.
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      Folios 535, 536 y 537 que las causas y motivos que tuvieron dichos Alcaldes de la citada Ciudad de Carora para haber pasado por las armas a los expresados Pavones y sus consortes fueron para que habiendo el mencionado Alcalde de la Santa Hermandad de ella preso a José Gomes y Miguel Suares en la cárcel real de dicha ciudad de Carora, se arrojaron a ella el citado Buenaventura Fernández Pabón y compañeros suyos armados de trabucos y con notable osadía pusieron las bocas de ellos a los pechos de los soldados que estaban de guardia en dicha cárcel real, mandándoles que no hiciesen movimiento alguno [...].
    • 1986 Morón, G. Gallo [1993] Ve (CDH )
      [...] que todos estaban puestos en el citado sepo y no queriendo salir el dicho Vicente Suares de la prisión (qué buen pendejo) le avocaron los trabucos a el pecho diciéndole que saliera o le quitarían la vida, con cuyo hecho salieron dichos presos de la expresada cárcel llevando el sucitado Juan Salvador cargado por hallarse con un par de grillos, y con amenazas le quitó el mencionado Buenaventura Fernández Pavón a Lorenzo Andara las llaves de las puertas de dicha cárcel [...].
    • 1986 Prensa El País, 01/02/1986 [1986] Esp (CDH )
      Uno de los sospechosos encañonó a los policías con una especie de trabuco, mientras los otros dos les desarmaban.
    • 1987 Agromayor, L. Fiestas [1987] 416 Esp (CDH )
      Durante tres días se producen las batallas entre los dos bandos y terminan con el estruendoso ruido de los trabucos disparando y quemando la pólvora.
    • 1987 Allende, I. Eva Luna [1987] Ch (CDH )
      — Entonces le aconsejo que no lo haga, porque ahora me toca gobernar a mí, que soy su hermano, del mismo cuño y de la misma sangre —lo amenazó el otro mostrando un trabuco formidable metido en su cinturón.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] 30 Esp (CDH )
      Esta es gente de tapia y verja, de huerto protegido trabuco en mano.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] 73 Esp (CDH )
      Es local de contrabandistas, no muy alejado del antiguo mercado de el Borne, y tiene un aura asilvestrada que me fascina como el recuerdo de aquellos catalanes antropófagos que andaban por el monte con un trabuco y sólo se alimentaban de crucifijos remojados en los fríos torrentes de la Cerdaña.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] 120 Esp (CDH )
      Un sombrerazo por aquí, un «como está usted» por allá, un paisaje de la escuela olotina, un piano de cola, y, sin previo aviso, el ataque de cólera ciega, el energúmeno, trabuco en mano, la tripa anegada de priorato, se come vivos a sus hijos.
    • 1988 Jiménez Lozano, J. Grano maíz [1989] 144 Esp (CDH )
      ¿Y se puede saber de qué vas disfrazado y con trabuco como los bandidos?
    • 1988 Molina Foix, V. Quincena soviética [1988] 178 Esp (CDH )
      Plantamos cara a los esbirros mandados por Madrid con arcabuces de rueda, con escopetas corsas de bola de cerrojo plateada, con espingardas, fusiles de pistón, de tabaquera, y empuñando yo mi favorita, un gran trabuco catalán de cañón abombado y gatillo con forro de hueso, asusté a más de una partida de voluntarios locales, y otro día acerté en la frente, usando de proyectil los cantos de granito de su legado, a un brigadier.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] 43 Esp (CDH )
      Ya sólo habrá lugar para el trabuco y la cachicuerna, la emboscada y el navajazo.
    • 1988 Pz-Reverte, A. Maestro esgrima [1995] Esp (CDH )
      En un país donde la afición nacional consiste en disparar el trabuco sobre el primero que dobla la esquina, donde dos personas discuten y en el acto se congregan allí doscientas para ver lo que pasa, tomando partido por el uno o por el otro, usted desentona.
    • 1989 Prensa ABC, 04/06/1989 [1989] Esp (CDH )
      Los pequeños pueblos de la montaña de Alicante, a espaldas de la Costa Blanca, atraviesan días de calma tras la tensión vivida durante los últimos meses, cuando las «hazañas» realizadas por bandas de salteadores en los caminos y casas aisladas de la sierra corrían de boca en boca. Parece haber sido suficiente que la Guardia Civil detuviese a algunos delincuentes, dos de ellos conocidos maleantes de la costa, para que las aguas vuelvan por ahora a su cauce y los montañeses dejen de recordar aquellos días de principios de siglo, cuando el legendario bandolero Pinet recorría los caminos alicantinos, trabuco en ristre, haciendo de las suyas. La calma, al menos, durará hasta que al próximo delincuente le dé por encaminarse hacia estos montes desprotegidos.
    • 1992 Molina Foix, V. Don Juan [1994] Esp (CDH )
      Y el revólver automático después, y las escopetas de aire comprimido, pistolones de pistón y pistolas con silenciador, los fusiles de repetición, un trabuco de bandolero corso, con las muescas auténticas de unas víctimas del siglo pasado.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      Asociamos invariablemente a Aviraneta con el sombrero de copa, la pañosa embozada —tapando las pistolas de chispa o el trabuco— y moviéndose sigilosamente en la nocturnidad, todo ello parte de su profesión de conspirador; la que un siglo más tarde se llamaría «técnica del golpe de Estado» y que en la actualidad recibe otros nombres, cada vez más desacreditados.
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      «El mismo Cura Merino participaba de iguales sentimientos y resentimientos contra el "Coletilla" y otros palaciegos. Me acuerdo de haber encontrado en aquellos días a Merino en el atrio de San Felipe el Real y oído de su boca blasfemias contra los autores que suponía haber engañado al rey, y hacer la defensa de los diputados presos. "Mira, Aviraneta —me dijo—, es tal mi desesperación que si el rey no me hace justicia en lo que tengo solicitado por guerra, vengo un sábado con mi trabuco debajo de la capa y cuando pase a Atocha le descerrajo un tiro desde estas verjas y enseguida me escapo en el Tordo y me voy con el Feo a los pinares de la Sierra y levanto el estandarte de la Constitución del año 12 y cuento con que me seguirán allí". Se lo dije al Empecinado y me contestó que no había que fiarse de Merino.»
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      «Cuatro días antes fuimos al Mercado de Roa el Empecinado y yo. Allí asistían todos los martes bastantes contrabandistas de Cervera del Río Alhama, Ceclavín, Villalón y otros puntos, algunos de ellos montados en buenos caballos y armados con sus trabucos. Aquel día no había más que 25: se les habló para el pronunciamiento y todos estuvieron conformes en seguirnos, y dijeron que en cuanto lo supiesen en sus pueblos y que era para reunirse con el Empecinado se vendrían más de cien ginetes. En efecto cinco se marcharon a Ceclavín, Cervera y Villalón y otros puntos a dar aviso. De Roa se vinieron con nosotros veinte jóvenes, la mayor parte montados.»
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      ¿Explica esto la expresa mención a los contrabandistas de buenos caballos y armados de trabucos?
    • 1994 Ortiz-Armengol, P. Aviraneta [1994] Esp (CDH )
      Tanta autenticidad tiene esta estampa del mercado de Roa, esta vieja estampa de caballistas y trabucos de la España vieja que dramáticamente han asomado las sogas de Roa, aquéllas con las que poco después se daría inicua muerte al Empecinado.
    • 1994 Vallejo, F. Virgen sicarios [1999] Co (CDH )
      Los hijos de estos hijos de mala madre cambiaron los machetes por trabucos y changones, armas de fuego hechizas, caseras, que los nietos a su vez, modernizándose, cambiaron por revólveres que el Ejército y la Policía les venden para que con el aguardiente que fabrican las Rentas Departamentales se emborrachen y se les salgan todos los demonios y con esos mismos revólveres se maten.
    • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] 28 Esp (CDH )
      Característicos de la zona son los arcabuces y trabucos que se utilizan para disparar las salvas de pólvora durante las tradicionales fiestas.
    • 1996 Arjona, R. España punta a punta [1996] Esp (CDH )
      La celebración más característica de la población es la que se conoce con el nombre de Els Trabucaires, protagonizada por personas vestidas de época que van disparando ruidosamente sus trabucos al aire.
    • 1997 Prensa El Nacional, 01/09/1997 [1997] Ve (CDH )
      Con el tiempo, los bohíos indígenas fueron suplantados por casas y ermitas; el conuco, por sembradíos; las flechas, por trabucos; los ídolos de barro, por figuras sagradas y la lengua primitiva por una lengua diferente.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Ar (CDH )
      Se habrían creído que cargó el trabuco con perdigones de sal y se mandaron a dormir.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] 193 Ar (CDH )
      Y una más y dejar dormir o cargo los trabucos y les agujereo el poncho a todos de macramé... —gritaba ahora la del que pretendía dormir.
    • 1998 Prensa Turismo rural, nº 11, 09/1998 [1998] Esp (CDH )
      Refugio de bandoleros decimonónicos, de los de trabuco de avancarga, el actual Parque Natural de la Sierra de Andújar se presenta como un paraíso inexplicablemente desconocido.
    • 2001 Ferrer Agüero, L. M.ª Emperador chino occidente Py (CORPES)
      Isasi se levanta sudoroso y tartamudeante y se retira. Rodríguez lo deja ir y despide a los guardias. Luego, personalmente, cierra todas las puertas. En su cintura puede verse un par de trabucos. Se retira finalmente a su dormitorio.
    • 2005 Iwasaki, F. Neguijón Pe (CDH )
      De pronto hubo un estruendo de trabucos, falconetes y arcabuces, mientras los gritos de guerra se entreveraban con los ayes de los heridos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...]. m. Arma de fuego más corta y de mayor calibre que la escopeta ordinaria.
    • 2020 Uceda, A. "Almonte tradición salvas Virgen" [10-01-2020] Huelva Información (Huelva) Esp (HD)
      Fernández señaló que en Almonte se ha constituido la Asociación de Trabuqueros, cuya misión principal es que se regule su afición a tirar las salvas, teniendo en cuenta que el arma utilizada es el tradicional trabuco, que dispara pólvora, diferente a las escopetas de caza, muy usadas en el pueblo por los muchos cazadores que tienen sus licencias de armas para cazar.
    1. s. En ocasiones, con el complemento de chispa.
      docs. (1856-1962) 6 ejemplos:
      • 1856 Anónimo "Relación de los efectos robados" [10-09-1856] Boletín Oficial de la Provincia de Palencia (Palencia) Esp (HD)
        Relacion de los efectos robados. [...] Una cartera de bolsillo con su resorte y espejo. Un cachorrillo de piston. Una canana nueva con quince cartuchos con su pólvora y bata. Una caja llena da pistones. Treinta y tres postas puestas en un pañuelo. Un trabuco de chispa con su piedra. Una carabina de piston como de cinco cuartas de longitud.
      • 1962 Martín Pozuelo, L. "Ejército Liberación Nacional Angola" [03-11-1962] Blanco y Negro (Madrid) Esp (HD)
        ARMAMENTO. El armamento de los terroristas consistía inicialmente en catana y canhangulo; el primero es un largo machete de bosque, muy afilado, con el que fueron cometidos la mayoría de los crímenes; el segundo, es un arma de fuego primitiva ―una especie de trabuco de chispa― que utilizaba el nativo negro para la caza, pero, para caza de fieras, no para la caza del hombre. A pesar de su corto alcance, sus efectos a poca distancia son definitivos; se carga por la boca con trozos de hierro, clavos e incluso piedras, las que al disparar el arma se proyectan con una gran dispersión con terribles resultados para el que recibe o los que reciben la descarga.
      • 1856 Anónimo "Relación de los efectos robados" [10-09-1856] Boletín Oficial de la Provincia de Palencia (Palencia) Esp (HD)
        Relacion de los efectos robados. [...] Una cartera de bolsillo con su resorte y espejo. Un cachorrillo de piston. Una canana nueva con quince cartuchos con su pólvora y bata. Una caja llena da pistones. Treinta y tres postas puestas en un pañuelo. Un trabuco de chispa con su piedra. Una carabina de piston como de cinco cuartas de longitud.
      • 1885 Blanco Asenjo, R. "Capitán Medrana. Guerra Independencia" [11-04-1885] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
        El cura Merino, porque de él era aquella partida, me recibió afablemente, y después de leer con detención la carta de mi tío, dio órdenes para que se completara mi armamento y me colocaron á la espalda una cartuchera, poco menor que un cofre de regulares dimensiones y en las manos un trabuco de chispa, tan dilatado de boca, que en caso de apuro pudiera cumplir en él, la mano de una almirez, el oficio de baqueta.
      • 1908 Blasco Ibáñez, V. Muertos [1925] p. 184 Esp (BD)
        Vivía en la montaña, en una casucha inmediata á los bosques de pinos, cerca de los carboneros que proporcionaban combustible á su fragua. Esta no se encendía todos los días. El Ferrer, con sus pretensiones de artista, sólo trabajaba cuando tenía que reparar una escopeta, transformar un viejo trabuco de chispa en arma de pistón, ó fabricar aquellas pistolas con adornos de plata que admiraban al Capeilanet.
      • 1917 Anónimo Catálogo Museo Artillería IV p. 553 Esp (BD)
        Trabuco de chispa, de sección elíptica. Se cree que perteneció al jefe carlista Cabrera (véase el número 1924). Lo regaló á este Museo el capitán de Artillería D. Guillermo Escribá.
      • 1935 García, J. "Reforma monetaria opinión comerciante indiano" [13-12-1935] El Sol (Madrid) Esp (HD)
        Si España demora en tomar la posición que su economía demanda, somete al país a la situación del que combate con un trabuco de chispa contra enemigos que usan ametralladoras, cañones de largo alcance y gases asfixiantes, en el doble efecto material y simbólico.
      • 1962 Martín Pozuelo, L. "Ejército Liberación Nacional Angola" [03-11-1962] Blanco y Negro (Madrid) Esp (HD)
        ARMAMENTO. El armamento de los terroristas consistía inicialmente en catana y canhangulo; el primero es un largo machete de bosque, muy afilado, con el que fueron cometidos la mayoría de los crímenes; el segundo, es un arma de fuego primitiva ―una especie de trabuco de chispa― que utilizaba el nativo negro para la caza, pero, para caza de fieras, no para la caza del hombre. A pesar de su corto alcance, sus efectos a poca distancia son definitivos; se carga por la boca con trozos de hierro, clavos e incluso piedras, las que al disparar el arma se proyectan con una gran dispersión con terribles resultados para el que recibe o los que reciben la descarga.
    1. s. m. Con el modificador naranjero, para referirse a un trabuco con el cañón más corto y la boca más acampanada.
      docs. (1711-2021) 29 ejemplos:
      • 1711 Anónimo Docs Costa Rica y Costa Mosquitos Docs HCosta Rica y Colombia CR (CDH )
        Las murallas de dicho castillo tienen de alto hasta el cordón cinco varas y vara y media de cortina ó parapeto en forma de lengüetas de pifano. Hallase en dicho castillo el armamento siguiente: 61 fusiles y escopetas, 63 arcabuces, 26 mosquetes, dos trabucos naranjeros, 103 granadas cargadas y cebadas, 99 chafarotes, 80 lanzas, 23 chuzos, 6 picas y cuatro bayonetas, para cuyo armamento y artillería tiene las municiones siguientes: 671 balas de artillería, 500 saquillos de metralla, 18 quintales de pólvora y 700 balas de arcabuces y mosquetes. Mantiénense en dicho castillo de garnición 89 personas en esta manera y con los sueldos siguientes: el castellano con 900 pesos al año; el capellán con 360 pesos al año; el cirujano con 240 pesos; el alferez con 276 pesos; un sargento con 156 pesos al año; un condestable de la artillería con 260 pesos; cuatro cabos de escuadra con el sueldo de 11 pesos al mes libres de ración; veinte mosqueteros con el mismo sueldo de 11 pesos al mes, cuarenta y ocho arcabuceros con 7 pesos al mes cada uno; once artilleros con 15 pesos al mes libres de ración, de los cuales regularmente se mantienen veinte enfermos en el hospital mas ó menos según los tiempos;
      • 2021 Marangoni, G. "Reacciones después paliza electoral" [14-09-2021] Diario Popular (Buenos Aires) Ar (HD)
        Después están las discusiones, que se darán más por noviembre, sobre si hay que buscar un modo más "market friendly" o si hay que buscar uno más ortodoxo a los años felices que suelen rememorar los kirchneristas. Esto en lo que hace a la primera reacción que es como una perdigonada de trabuco naranjero para tirar al bulto para ver que es lo que puede dar en el blanco y contribuir desde lo económico para cambiar un poco el humor social.
      • 1711 Anónimo Docs Costa Rica y Costa Mosquitos Docs HCosta Rica y Colombia CR (CDH )
        Las murallas de dicho castillo tienen de alto hasta el cordón cinco varas y vara y media de cortina ó parapeto en forma de lengüetas de pifano. Hallase en dicho castillo el armamento siguiente: 61 fusiles y escopetas, 63 arcabuces, 26 mosquetes, dos trabucos naranjeros, 103 granadas cargadas y cebadas, 99 chafarotes, 80 lanzas, 23 chuzos, 6 picas y cuatro bayonetas, para cuyo armamento y artillería tiene las municiones siguientes: 671 balas de artillería, 500 saquillos de metralla, 18 quintales de pólvora y 700 balas de arcabuces y mosquetes. Mantiénense en dicho castillo de garnición 89 personas en esta manera y con los sueldos siguientes: el castellano con 900 pesos al año; el capellán con 360 pesos al año; el cirujano con 240 pesos; el alferez con 276 pesos; un sargento con 156 pesos al año; un condestable de la artillería con 260 pesos; cuatro cabos de escuadra con el sueldo de 11 pesos al mes libres de ración; veinte mosqueteros con el mismo sueldo de 11 pesos al mes, cuarenta y ocho arcabuceros con 7 pesos al mes cada uno; once artilleros con 15 pesos al mes libres de ración, de los cuales regularmente se mantienen veinte enfermos en el hospital mas ó menos según los tiempos;
      • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 130 Esp (CDH )
        Amigos, no tiene duda / Que el hombre sencillo y bueno / No necesita llevar / Su trabuco naranjero, / Ni baxo la humilde capa / La espadita de Toledo; / Aunque por Sierra morena / Pase una noche de invierno, / O en la venta de Miranda / Regañe con el ventero, / O por las Batuecas pase, / Y atraviese aquel desierto.
      • 1776 Sanz, R. Principios militares p. 224 Esp (BD)
        Uso de las Contra-minas en defensa de la segunda explanada, camino cubierto, foso, y reductos. [...] Carbón de pino ó encina, para mantener fuego quando han de dar humo las trompas fétidas, quintales... 1. Trompas fétidas cargadas... 12. Trabucos narangeros con las municiones correspondientes, del calibre de á 21., y de á 44. balas en libra... 6.
      • 1791 Rovira, F. J. Compendio matemáticas artillería marina p. 210 Esp (BD)
        Luego que el enemigo se acerca á la plaza se nombran minadores necesarios, y se aprontan los útiles siguientes: candeleros de hierro y linternas de talco y otras con cristal elíptico [...]: mazas de hierro, para introducir las sondas ó catas, barrenas terrestres para hacer taladros por donde se introduzcan trombas fétidas y disparen trabucos, trombas fétidas, tapones de madera para cerrar los barrenos quando se gastan las trombas, carbon de encima encendido para quemarlas, trabucos naranjeros, espadas hachas, chuzos cortos, cotas de malla, brazaletes de hierro para manejar las trombas [...].
      • p1822 Anónimo Romances, en D. Pedro Salinas II, 382 Romancero general Esp (CDH )
        A un trabuco naranjero / Siete balas le ha metido, / Y haciéndole á todos cara / De esta manera les dijo: / — Al que fuere desatento / Yo sabré darle el castigo. / Disparó, y con tal violencia / Salió del cañon el tiro, / Que derribó á cuatro guardas / Y al Administrador, son cinco. /
      • 1847 Azcona, A. Sacristán S. Lorenzo [2003] Esp (CDH )
        GRIGORIO / ¿De qué sirve al brazo mío / un trabuco naranjero? / ¡Dispararle es desvarío, / que alboroto el gallinero! / ¡Pobre rosa! ¡Mustia, yerta, / medio viva, medio muerta! / ¡Rudo cierzo muy temprano / tu hermosura marchitó!
      • 1856 Ferrer Río, A. HCarlos III España, III p. 440 Esp (BD)
        Sus armas eran dos trabucos naranjeros, pistolas y espada; de la muchedumbre recibía continuas señales de entusiasmo y de reverencia
      • 1885 Aguirre, N. Juan de la Rosa [2010] Bo (BD)
        La infantería no era ni la cuarta parte del número total, ni estaba toda armada de "bocas de fuego", como se decía entonces. Había un largo batallón con hondas de correas trenzadas y las consabidas macanas. Los mejor armados tenían pésimos fusiles, de piedras de chispa por supuesto. No eran raros los mosquetes y trabucos naranjeros que interrumpían la uniformidad en las filas.
      • 1902 Pz Galdós, B. Narváez [2003] (CDH )
        Es gran injusticia mandar a Filipinas a tanto infeliz descamisado, y dejar aquí a los revoltosos de buena posición, que pelean contra lo existente... con armas que no son el trabuco naranjero, y se hacen fuertes en barricadas... que no son las de las calles.
      • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Ar (CDH )
        Caballeros en potros estupendamente enjaezados, con renegridas chuletas en el sonrosado rostro, cubierta la colilla torera por un cordobés de siete reflejos y trabuco naranjero en el arzón.
      • 1942 García Velloso, E. Memorias hombre teatro [1994] Ar (CDH )
        Moreira entonces hace un falso mutis, vuelve por la trastienda, amartilla sus dos trabucos naranjeros y los descarga a traición sobre el pulpero y los parroquianos.
      • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 246 Cu (CDH )
        [...] y dentro del patio fortísimos estribos y contrafuertes protegían la solidez del muro no lejos de la inocencia enjaretada con misterios de celosías de una glorieta recóndita y, rodeándola, floridos jazmines del cabo en tresbolillo, y arriba, en el techo, el encachado disimulaba arpilleras y barbacanas por el tromp-l'oeil de la terminación de emplentas, mientras almenas asirio-románicas simulaban arbotantes góticos y entre ajimeces de ventanas y lucernas y alféizares evidentemente excesivos emergían un día naranjeros trabucos, cañoncillos pedreros, anacrónicas cureñas, tercerolas, y de acroteras, gárgolas e hipogrifos bien pudo surgir la temerosa asimetría de atinado franc-tireur. Por todo ello pensó que estaba entre camaradas: gente armada.
      • 1986 Montero, M. L. Voc Lynch Ar (FG)
        trabuco naranjero 'arma de fuego con boca de hierro o bronce'.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        trabuco [...] trabuco naranjero. 1. m. trabuco de boca acampanada y gran calibre.
      • 2002 Puente, E. Tardé tanto casarme Ar (CORPES)
        No tanto porque cuando abrí la puerta todavía estaba desnudo, sino porque incluido en esa desnudez algo les estaba apuntando como la peor de las armas. Quizás habrían intentado disuadirme si hubiésemos estado hablando de una Itaka, Magnum, nueve milímetros, obús del ocho o trabuco naranjero; pero la amenaza provenía de un elemento que se mostraba capaz de atravesar la Muralla China con un simple empujón, un ariete letal que los miraba con un único y rasgado ojo amenazante.
      • 2011 Rondina, J. C. "Bicentenario gesta artiguista" [10-10-2011] El Litoral (Santa Fe) Ar (HD)
        ¿Quiénes seguían a Artigas? “Es una multitud desharrapada que lo sigue de cerca. Es gente que no entiende jerarquías. Changadores, troperos, negros bisoños, indios a medio civilizar, desheredados de la fortuna y amigos de la infancia y correrías... ¿Qué es en verdad para ellos un jefe? Un jefe es nada más que un hombre más ‘leído’, más guapo, más hábil, más jinete, mejor enlazador o pialador, más ducho en las faenas de la yerra y del corambre, más discreto enamorador. Y a ese hombre no se le teme, se le admira. Por eso van ahí con él, siempre irán con él, sus muchachos...” dice Jesualdo en “Artigas. Del vasallaje a la revolución”. ¿Cuáles son sus armas? “Con viejas carabinas enmohecidas, sables mellados y sin empuñadura, pistolones y trabucos naranjeros, hojas de tijera de esquilar y medias lunas de desjarretar enastadas en cañas, ornadas con trapos multicolores, van esos paisanos...” (Idem).
      • 2021 Marangoni, G. "Reacciones después paliza electoral" [14-09-2021] Diario Popular (Buenos Aires) Ar (HD)
        Después están las discusiones, que se darán más por noviembre, sobre si hay que buscar un modo más "market friendly" o si hay que buscar uno más ortodoxo a los años felices que suelen rememorar los kirchneristas. Esto en lo que hace a la primera reacción que es como una perdigonada de trabuco naranjero para tirar al bulto para ver que es lo que puede dar en el blanco y contribuir desde lo económico para cambiar un poco el humor social.
      • 1711 Anónimo Docs Costa Rica y Costa Mosquitos Docs HCosta Rica y Colombia CR (CDH )
        Las murallas de dicho castillo tienen de alto hasta el cordón cinco varas y vara y media de cortina ó parapeto en forma de lengüetas de pifano. Hallase en dicho castillo el armamento siguiente: 61 fusiles y escopetas, 63 arcabuces, 26 mosquetes, dos trabucos naranjeros, 103 granadas cargadas y cebadas, 99 chafarotes, 80 lanzas, 23 chuzos, 6 picas y cuatro bayonetas, para cuyo armamento y artillería tiene las municiones siguientes: 671 balas de artillería, 500 saquillos de metralla, 18 quintales de pólvora y 700 balas de arcabuces y mosquetes. Mantiénense en dicho castillo de garnición 89 personas en esta manera y con los sueldos siguientes: el castellano con 900 pesos al año; el capellán con 360 pesos al año; el cirujano con 240 pesos; el alferez con 276 pesos; un sargento con 156 pesos al año; un condestable de la artillería con 260 pesos; cuatro cabos de escuadra con el sueldo de 11 pesos al mes libres de ración; veinte mosqueteros con el mismo sueldo de 11 pesos al mes, cuarenta y ocho arcabuceros con 7 pesos al mes cada uno; once artilleros con 15 pesos al mes libres de ración, de los cuales regularmente se mantienen veinte enfermos en el hospital mas ó menos según los tiempos;
      • 1772 Cadalso, J. Supl Eruditos violeta [1818] 130 Esp (CDH )
        Amigos, no tiene duda / Que el hombre sencillo y bueno / No necesita llevar / Su trabuco naranjero, / Ni baxo la humilde capa / La espadita de Toledo; / Aunque por Sierra morena / Pase una noche de invierno, / O en la venta de Miranda / Regañe con el ventero, / O por las Batuecas pase, / Y atraviese aquel desierto.
      • 1776 Sanz, R. Principios militares p. 224 Esp (BD)
        Uso de las Contra-minas en defensa de la segunda explanada, camino cubierto, foso, y reductos. [...] Carbón de pino ó encina, para mantener fuego quando han de dar humo las trompas fétidas, quintales... 1. Trompas fétidas cargadas... 12. Trabucos narangeros con las municiones correspondientes, del calibre de á 21., y de á 44. balas en libra... 6.
      • 1791 Rovira, F. J. Compendio matemáticas artillería marina p. 210 Esp (BD)
        Luego que el enemigo se acerca á la plaza se nombran minadores necesarios, y se aprontan los útiles siguientes: candeleros de hierro y linternas de talco y otras con cristal elíptico [...]: mazas de hierro, para introducir las sondas ó catas, barrenas terrestres para hacer taladros por donde se introduzcan trombas fétidas y disparen trabucos, trombas fétidas, tapones de madera para cerrar los barrenos quando se gastan las trombas, carbon de encima encendido para quemarlas, trabucos naranjeros, espadas hachas, chuzos cortos, cotas de malla, brazaletes de hierro para manejar las trombas [...].
      • p1822 Anónimo Romances, en D. Pedro Salinas II, 382 Romancero general Esp (CDH )
        A un trabuco naranjero / Siete balas le ha metido, / Y haciéndole á todos cara / De esta manera les dijo: / — Al que fuere desatento / Yo sabré darle el castigo. / Disparó, y con tal violencia / Salió del cañon el tiro, / Que derribó á cuatro guardas / Y al Administrador, son cinco. /
      • 1842 Somoza, J. Carta sobre reto Artículos Esp (CDH )
        Dejo para otra ocasión algunas advertencias sobre armas y municiones, y si son ó no admisibles en el duelo las navajas de Albacete y trabucos naranjeros.
      • 1847 Azcona, A. Sacristán S. Lorenzo [2003] Esp (CDH )
        GRIGORIO / ¿De qué sirve al brazo mío / un trabuco naranjero? / ¡Dispararle es desvarío, / que alboroto el gallinero! / ¡Pobre rosa! ¡Mustia, yerta, / medio viva, medio muerta! / ¡Rudo cierzo muy temprano / tu hermosura marchitó!
      • 1847 Azcona, A. Sacristán S. Lorenzo [2003] Esp (CDH )
        LUCÍA¡Ay! ¡Capuro, Sento mío! / ¡Caflición! ¡Ay! ¡Yo me muero! / No lo dudes, yo las lío... / ¡Masisinaeste Chispero! / ¡Proberosa! ¡Mustia, yerta, / medio viva, medio muerta! / ¡Rudo cierzo muy trempanomi hermosura marchitó!MANOLO¡Cosadía! ¡Yo estoy frío!SENTO / ¡Y el trabuco es naranjero! CORO¡Si dispara aquí, Dios mío, / salborotael gallinero! / ¡Proberosa! ¡Mustia, yerta, / medio viva, medio muerta! / ¡Rudo cierzo muy trempanotu hermosura marchitó!
      • 1856 Ferrer Río, A. HCarlos III España, III p. 440 Esp (BD)
        Sus armas eran dos trabucos naranjeros, pistolas y espada; de la muchedumbre recibía continuas señales de entusiasmo y de reverencia
      • 1883 Palma, R. Tradiciones peruanas V [2003] Pe (CDH )
        — ¡Pie a tierra! —le gritó el capitán de aquellos zafios, apuntándole con un trabuco naranjero; y sin esperar nueva intimación, apeose el clérigo.
      • 1885 Aguirre, N. Juan de la Rosa [2010] Bo (BD)
        La infantería no era ni la cuarta parte del número total, ni estaba toda armada de "bocas de fuego", como se decía entonces. Había un largo batallón con hondas de correas trenzadas y las consabidas macanas. Los mejor armados tenían pésimos fusiles, de piedras de chispa por supuesto. No eran raros los mosquetes y trabucos naranjeros que interrumpían la uniformidad en las filas.
      • 1892 Pardo Bazán, E. Cuentos Marineda [1990] (CDH )
        Sus tempranos bríos juveniles los gastó, durante la primera guerra civil, en limpiar furtivamente trabucos naranjeros y pistoletes de chispa; dedicar en el Rosario muchas oraciones al triunfo de la buena causa, y eludir las asechanzas de los liberales compostelanos, resueltos a medir las costillas de los carlinos, como los carlinos se las habían santiguado a ellos en los años de reacción absolutista.
      • 1895 Zerolo, E. DiccEnciclLengCastellana (NTLLE)
        TRABUCO [...] naranjero. el que tiene la boca en figura de trompeta, de la cabida de una naranja pequeña.
      • 1902 Pz Galdós, B. Narváez [2003] (CDH )
        Es gran injusticia mandar a Filipinas a tanto infeliz descamisado, y dejar aquí a los revoltosos de buena posición, que pelean contra lo existente... con armas que no son el trabuco naranjero, y se hacen fuertes en barricadas... que no son las de las calles.
      • 1908 Wilde, J. A. Buenos Aires [2003] (CDH )
        No tardó en presentarse en la arena un nuevo campeón, en mejores condiciones que el anterior; era nada menos que el Alcalde de barrio Darmao; hombre fornido y de garras, armado de un trabuco naranjero, con cuatro o cinco balas.
      • a1913 Reyes, A. Cuentos andaluces [2003] (CDH )
        Y de tal modo hubo de decir esto el mozo, que comprendió el Niño que no tenía más remedio que jacer lo que el de Pujerra le dicía si no quería que le mojara los carrillos, y como esto no lo podía consentir, pos mete mano el hombre a un pistolón que más parecía un trabuco naranjero, y le dice al Chiquito, sin que se le múe tan siquiera la voz y más fresco que una horchata: -Pos tire usté ya, y jaga usté bien la puntería, porque si me marra usté, va usté a dir, der primero que yo le tire, a visitar los Gaitanes.
      • 1926 Arlt, R. Juguete rabioso [1993] Ar (CDH )
        Caballeros en potros estupendamente enjaezados, con renegridas chuletas en el sonrosado rostro, cubierta la colilla torera por un cordobés de siete reflejos y trabuco naranjero en el arzón.
      • 1926 Pz Ayala, R. Tigre Juan [1991] Esp (CDH )
        ¿Llevaba, acaso, armadura de acero, o trabuco naranjero bajo el sobaco? ¡Eso no es caballeroso!... ¿Lo es, por ventura, asesinar por detrás a una mujer? ¡No podía vivir sin ella!... ¿Por eso la matas? ¡Donoso remedio! Ahora que no vive es, sin duda, cuando vivirás siempre en su compañía... * No podías vivir sin ella... Pues haberte matado tú, o haberte alistado para Cuba o Filipinas, a que te matasen allí de una manera honrosa.
      • 1927 Noel, E. Siete cucas [1992] Esp (CDH )
        Todo ello sin contar el humo de los cigarros que se gastaba el Arcipreste, un tabacazo de taco de trabuco naranjero, rejalgar de lo fino de cuando la piedra de candela, que le inventaban para uso exclusivo suyo en tierras fronterizas de Portugal y que encendía a lumbraradas de yesquero por no quemarle los fósforos de aire.
      • 1938 García Pradas, J. Estampa ochocientos Romances CNT Esp (CDH )
        / Con trabuco naranjero / y un cuento de lanza al pie, / cabalgan los garrochistas / al encuentro del francés... / «Tú, ¿qué hacías en tu pueblo?», / pregúntanse alguna vez; / y el jinete que contesta / replica al otro: «¿Y tú, qué?» / Los unos labraron tierras, / tendieron otros la red / y un aire de serranía / supo a muchos envolver, / no falta quien ha vivido / de espaldas a toda ley, / ni bravos contrabandistas, / ni gente de «¡olé y olé!».
      • 1942 García Velloso, E. Memorias hombre teatro [1994] Ar (CDH )
        Moreira entonces hace un falso mutis, vuelve por la trastienda, amartilla sus dos trabucos naranjeros y los descarga a traición sobre el pulpero y los parroquianos.
      • 1945 Saubidet, T. Vocabulario criollo refranero Ar (BD)
        Trabuco naranjero: de caño de hierro o de boronce de mayor diámetro en la boca. Después se usó el tipo Lefaucheux, que cargábase por atrás, con cartucho.
      • 1964-1967 Cabrera Infante, G. Tristes Tigres [1967] 246 Cu (CDH )
        [...] y dentro del patio fortísimos estribos y contrafuertes protegían la solidez del muro no lejos de la inocencia enjaretada con misterios de celosías de una glorieta recóndita y, rodeándola, floridos jazmines del cabo en tresbolillo, y arriba, en el techo, el encachado disimulaba arpilleras y barbacanas por el tromp-l'oeil de la terminación de emplentas, mientras almenas asirio-románicas simulaban arbotantes góticos y entre ajimeces de ventanas y lucernas y alféizares evidentemente excesivos emergían un día naranjeros trabucos, cañoncillos pedreros, anacrónicas cureñas, tercerolas, y de acroteras, gárgolas e hipogrifos bien pudo surgir la temerosa asimetría de atinado franc-tireur. Por todo ello pensó que estaba entre camaradas: gente armada.
      • 1986 Montero, M. L. Voc Lynch Ar (FG)
        trabuco naranjero 'arma de fuego con boca de hierro o bronce'.
      • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
        trabuco [...] trabuco naranjero. 1. m. trabuco de boca acampanada y gran calibre.
      • 2002 Puente, E. Tardé tanto casarme Ar (CORPES)
        No tanto porque cuando abrí la puerta todavía estaba desnudo, sino porque incluido en esa desnudez algo les estaba apuntando como la peor de las armas. Quizás habrían intentado disuadirme si hubiésemos estado hablando de una Itaka, Magnum, nueve milímetros, obús del ocho o trabuco naranjero; pero la amenaza provenía de un elemento que se mostraba capaz de atravesar la Muralla China con un simple empujón, un ariete letal que los miraba con un único y rasgado ojo amenazante.
      • 2011 Rondina, J. C. "Bicentenario gesta artiguista" [10-10-2011] El Litoral (Santa Fe) Ar (HD)
        ¿Quiénes seguían a Artigas? “Es una multitud desharrapada que lo sigue de cerca. Es gente que no entiende jerarquías. Changadores, troperos, negros bisoños, indios a medio civilizar, desheredados de la fortuna y amigos de la infancia y correrías... ¿Qué es en verdad para ellos un jefe? Un jefe es nada más que un hombre más ‘leído’, más guapo, más hábil, más jinete, mejor enlazador o pialador, más ducho en las faenas de la yerra y del corambre, más discreto enamorador. Y a ese hombre no se le teme, se le admira. Por eso van ahí con él, siempre irán con él, sus muchachos...” dice Jesualdo en “Artigas. Del vasallaje a la revolución”. ¿Cuáles son sus armas? “Con viejas carabinas enmohecidas, sables mellados y sin empuñadura, pistolones y trabucos naranjeros, hojas de tijera de esquilar y medias lunas de desjarretar enastadas en cañas, ornadas con trapos multicolores, van esos paisanos...” (Idem).
      • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
        trabuco [...] trabuco naranjero. 1. m. trabuco de boca acampanada y gran calibre.
      • 2021 Marangoni, G. "Reacciones después paliza electoral" [14-09-2021] Diario Popular (Buenos Aires) Ar (HD)
        Después están las discusiones, que se darán más por noviembre, sobre si hay que buscar un modo más "market friendly" o si hay que buscar uno más ortodoxo a los años felices que suelen rememorar los kirchneristas. Esto en lo que hace a la primera reacción que es como una perdigonada de trabuco naranjero para tirar al bulto para ver que es lo que puede dar en el blanco y contribuir desde lo económico para cambiar un poco el humor social.
  7. Acepción en desuso
  8. 3⟶metáfora
    s. m. Artefacto pirotécnico que produce una gran detonación.
    Sinónimos: morterete; mortero; trabuca
    docs. (1729-1799) 4 ejemplos:
    • 1729 Madre Dios, A. Exaltación amador Cruz Esp (BD)
      Aqui fue el desparar rodetes, ruedezuelas, trabucos, y otros ingeniosos artificios, con que vno, y otro se acreditaron Mongibelos. [...] Empezó por fuego de luzes y prosiguio por chispa, con tal multitud de trabucos, rodezuelas, rodetes y caxas, (que con gran propiedad se llevan el nombre de palmeras por imitar al disparo su forma) que formaban vn laberynto de sobresaltos á la vista; aunque solo paro el rezelo en quedar coronadas de luzes, por tymbre de sus victoriosas pabesas.
    • 1797 Anónimo "Novillos" [27-02-1797] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      [...] con la prevencion de que al ultimo Novillo se presentará el maestro polvorista Miguel Alvarez, quien colocará en breve tiempo sobre aquel un famoso Pelele, propio del dia, de 9 pies de alto, vestido de fuegos de luces dobles, nevado y chispa recia, llevando por botones truenos y trabucos, y uno muy fuerte en el brazo izquierdo, que se le desbaratará; otro de distinta clase en el derecho, arrojando 10 docenas de carretillas de caer, y sin que hagan perjuicio á los tendidos ni otra parte de la plaza, de las faltriqueras de los costados, y bolsillos del ropage, rematando dicho Pelele con llevar 9 clases de fuego encima de la cabeza, y un gran trueno, que lo destruirá.
    • 1797 Anónimo "Madrid segunda corrida novillos" [18-11-1797] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      [...] luego que se finalice la corrida disparará cinco docenas de voladores de distintas clases, pero la ultima muy singular por la diferencia de salidas; y su conclusion arderá un arbol de 50 pies de elevacion, con 4 cuerpos y su remate, en que se advertirán cinco iluminaciones por su orden, de luceria resplandeciente, hermosa chisperia lenta y fuerte, trueno s y carretillas de caer, y al incendiarse la abuja, se notará otra chispa mas superior, truenos, trabucos, rodetes de rosa y un gran trueno, no dudando que todo merecerá general aplauso, por el atento cuidado que ha puesto el profesor en su composición.
    • 1799 Anónimo "Novillos embolados" [27-10-1799] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      En seguida arderá el segundo cuerpo compuesto de carretillas, truenos, rodetes y girandolas, que arrojará voladores, tiros de varias clases, trabucos y algunos truenos fuertes, rematando la funcion con una rueda de chisperia fuerte, en cuyo final reventarán por su orden las tres grandes bombas, que con todo lo demas espera su autor que agraden completamente á los expectadores.
  9. 5⟶metáfora
    s. m. Cigarro grueso y corto, hecho de hojas de tabaco enrolladas y liado sin papel.
    docs. (1849-2002) 30 ejemplos:
    • 1849 Pichardo, E. DiccVocesCubanas 2.ª ed. Cu (BD)
      tabaco. [...] en los primeros se conocen el Tabaco o Cigarro de Regalía-Imperial [...]; la Media-Regalía es de menor tamaño: el Panetela es delgado, largo de seis pulgadas, regularmente Flojo; el Trabuco grueso y corto; el de Damas, pequeño y proporcionado, casi como el de papel [...].
    • 2002 Vázquez Díaz, R. Sabor de Cuba Cu (CORPES)
      -Nos van a achicharrar vivos -decía mi abuela ahogándose, con su eterno trabuco de pétalos de flores en la boca.
    • 1849 Pichardo, E. DiccVocesCubanas 2.ª ed. Cu (BD)
      tabaco. [...] en los primeros se conocen el Tabaco o Cigarro de Regalía-Imperial [...]; la Media-Regalía es de menor tamaño: el Panetela es delgado, largo de seis pulgadas, regularmente Flojo; el Trabuco grueso y corto; el de Damas, pequeño y proporcionado, casi como el de papel [...].
    • 1854 Anónimo "El tabaco y la caoba" [22-06-1854] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
      Con el mismo producto se fabrican en Alemania los escelentes cigarros que se venden como de la Habana y cuya capa es de tabaco mediano de Alemania y de los Estados-Unidos, dándoles los pomposos nombres de "regalia, imperiales, trabucos, panetelas, etc.".
    • c1876 Anónimo Trad Higiene fumadores Nueville y Cochinat [1876] 68 Esp (CDH )
      No nos detendremos en la nomenclatura, porque no conduce á nada; baste saber que los cigarros se llaman «Regalías», «Medias regalías», «Cazadores», «Trabucos», «Panatelas», «Cabañas», «Octavias», «Favoritas», «Águilas», «Conchas», «Bismarck», etc., etc., según las infinitas marcas de fábrica.
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )

      — Así hubiera muchos locos como yo y menos cuerdos como usted, y el mundo caminaría mejor. ¿Cree usted, señor poeta, que cuando un prójimo me insulta soy yo de los tontos que se echan sobre él y le rompen la jeta? ¿Cómo había yo de incurrir en esa vulgaridad? Al que nos infiere un mal no hay sino estimularlo para que persevere en ese camino, que a la larga él tropezará y se lo llevará el demonio. Yo soy de la escuela de Maquiavelo el florentino y de Pajarito el limeño.

      — Soy todo orejas, señor don Restituto. Cuénteme usted la historia de ese Pajarito.

      — Pues páseme usted los fósforos y un trabuquito. Empiezo.

    • 1892 Anónimo "Fábricas tabacos y fumadores" [10-09-1892] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      Los fumadores ricos, los que pueden permitirse el lujo de reducir á cenizas los aromáticos puros de Vuelta Abajo, están alarmadísimos con la noticia de que las fábricas de la isla de Cuba que elaboran los trabucos, conchas, brevas y toda clase de vitolas que se chupan en el mundo elegante, se cierran por no hallarse conformes los fabricantes con las últimas disposiciones económicas del señor ministro de Ultramar.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      TRABUCO (comp. A.), m. Puro de marca mayor. En francés casi lo mismo.
    • 1921 Anónimo "Los adoradores de Santa Nicotina" [30-05-1921] Alrededor del Mundo (Madrid) (HD)
      Empezó a fumar antes de los diez y ocho años y consumía treinta puros al día. Convirtió en humo 591.000 brevas, vegueros, trabucos, panatelas y tagarninas en lo que según cálculos empleó doscientas mil horas.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO [...] en Cuba, puro o tabaco tosco, de vitola corta y gruesa; o, en general, puro grande, como en Méjico y Argentina.
    • 1965 Anónimo "Venta tabacos habanos decomisados" [23-09-1965] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      La administración de hacienda pública de esta provincia ha dispuesto que desde el día 25 del corriente mes, y a las horas de costumbre, se pongan a la venta en la tercerna, que se halla situada en la Plaza Mayor, los tabacos habanos decomisados como procedentes de una aprehension hecha por el cuerpo de carabineros de la estacion de esta corte del ferro-carril del Mediterráneo. Las clases y precios que se han fijado para la venta, son los siguientes: Cajas de 100 cigarros puros, titulados brevas 150 rs. Id. id. de la clase Londres 118 [rs.]. Id. id. denominados Conchas 100 [rs.]. Id. Id. llamados Trabucos 100. Picado habano, cada libra 30 [rs.].
    • 1998 González, R. Bello habano [1998] 193 Cu (CDH )
      A los efectos del mercado interno cubano, y por encima de las marcas, la división de los Habanos es por su tamaño, densidad aromática y facilidad al quemar, y tenemos peculiares nominaciones: Imperiales, Regalías, Cañones, Trabucos, Panetelas, Común, Londres.
    • 2002 Vázquez Díaz, R. Sabor de Cuba Cu (CORPES)
      He aquí la comida preferida de mi abuela Celia, la isleña de Tenerife que, para combatir el asma, se fumaba unos trabucos que ella misma torcía de unas flores blancuzcas y en forma de grandes campanas que se daban silvestres en el traspatio.
    • 1849 Pichardo, E. DiccVocesCubanas 2.ª ed. Cu (BD)
      tabaco. [...] en los primeros se conocen el Tabaco o Cigarro de Regalía-Imperial [...]; la Media-Regalía es de menor tamaño: el Panetela es delgado, largo de seis pulgadas, regularmente Flojo; el Trabuco grueso y corto; el de Damas, pequeño y proporcionado, casi como el de papel [...].
    • 1854 Anónimo "El tabaco y la caoba" [22-06-1854] El Clamor Público (Madrid) Esp (HD)
      Con el mismo producto se fabrican en Alemania los escelentes cigarros que se venden como de la Habana y cuya capa es de tabaco mediano de Alemania y de los Estados-Unidos, dándoles los pomposos nombres de "regalia, imperiales, trabucos, panetelas, etc.".
    • 1863 Anónimo "Baile de trajes palacio" [18-04-1863] La Época (Madrid) Esp (HD)
      Mas lejos, en fin, y en lugar cerrado y en ala diferente del edificio, en sitio á donde no puediera llegar sino quien se sintese estimulado por el aguijon, se encontraban como quien dice "La Vuelta de abajo", en que habia inundacion de pajillas y papelillos y aguacero de trabucos, imperiales, ministeriales, brevas y demás categóricas modificaciones de narcótico tabaco habanero.
    • 1866 Anónimo "Alemania industria cigarros" [11-01-1866] El Pensamiento Español (Madrid) Esp (HD)
      En Alemania se ha establecido en grande escala la industria de hacer cigarros, que se espenden como de la Habana, y que en realidad son de Santo Domingo. En las ciudades de Hamburgo y Brema es don le especialmente se fabrican estos cigarros con admirable perfeccion. Trabajadores hábiles cubren con una hoja de tabaco dominicano el tabaco mediano de Alemania y de los Estados-Unidos, y le dan todas las formas apreciadas por el consumidor: regalias, imperiales, trabucos, panetelas.
    • 1869 Palomera Ferrer, C. "El hombre granizo" [01-01-1869] p. 98 Almanaque de los Chistes (Madrid) Esp (HD)
      Tengo en la boca un coracero que se empeña en probarme que no ha nacido para ser reducido á cenizas, y retorciéndose como un condenado, se venga de mi envenenándome. ¡Uh! hermosas brevas y trabuquillos de Cabanas y de la Vuelta de Abajo: dichoso quien aspira vuestro odorífero humo y...
    • 1874 Zumel, E. Vizconde de Commarin p. 15 Esp (BD)
      [...] mirad: esta botella de vino empezada y este vaso con este residio, prueban que bebió y no le satifizo; de esta botella de aguardiente faltan seis copas; se conoce que buscó una excitacion alcohólica para llevar á cabo su crimen; ved esta punta de cigarro: (Sacándola del cesto como los demas objetos que va mostrando) no tiene señal de haber sido mojada ni mordida, lo que prueba que este trabuquillo ha sido fumado con boquilla.
    • c1876 Anónimo Trad Higiene fumadores Nueville y Cochinat [1876] 68 Esp (CDH )
      No nos detendremos en la nomenclatura, porque no conduce á nada; baste saber que los cigarros se llaman «Regalías», «Medias regalías», «Cazadores», «Trabucos», «Panatelas», «Cabañas», «Octavias», «Favoritas», «Águilas», «Conchas», «Bismarck», etc., etc., según las infinitas marcas de fábrica.
    • 1878 Fdz Ríos, A. "Quincena parisiense" [15-05-1878] La Ilustración Española y Americana (Madrid) Esp (HD)
      Tambien hoy se leen en los titulos de los cigarros que se venden en los despachos de tabacos, los nombres españoles de trabucos, brevas, regalía; pero tambien en este asunto, de suyo ardiente, hay algo que contribuye á que un se queme casi tanto como el cigarro, cuando se pone á reflexionar en la cosa bajo el punto de vista nacional [...].
    • 1878 Pereda, J. M. El buey suelto [1990] Esp (CDH )
      Entre tanto, Malambruno está vestido de paño de Munilla, y parte por la mitad los trabucos del estanco, para fumarlos en dos veces; su señora viste con más aparato que riqueza; no trae consigo una sola doncella de tantas como deja holgando en cada palacio, y todo el equipaje del pomposo matrimonio viene metido en un baúl de tres celemines.
    • 1880 Quílez, E. "Trad Médico locas, Montepin" [08-06-1880] La Unión (Madrid) Esp (HD)
      ―¿Queréis fumar? ―Estos trabuquillos de Virginia son fuertes, pero el tabaco es excelente. ―Acepto gustoso vuestro ofrecimiento.
    • 1885 Aza, V. SSebastián mártir (FG)
      CIR. ¿Quiere usted un trabuco? ANIC. ¿Eh? CIR. Un tabaquito. ANIC. No. Muchas gracias. CIR. ¡Mire usted que son de á quince pesos! ANIC. ¿Cada uno? CIR. ¡No, hombre, la caja! ANIC. Bueno: me lo guardaré para luego. CIR. Yo, con permiso de estas damas... (Enciende un puro.).
    • 1889 Palma, R. Tradiciones peruanas VII [1969] Pe (CDH )

      — Así hubiera muchos locos como yo y menos cuerdos como usted, y el mundo caminaría mejor. ¿Cree usted, señor poeta, que cuando un prójimo me insulta soy yo de los tontos que se echan sobre él y le rompen la jeta? ¿Cómo había yo de incurrir en esa vulgaridad? Al que nos infiere un mal no hay sino estimularlo para que persevere en ese camino, que a la larga él tropezará y se lo llevará el demonio. Yo soy de la escuela de Maquiavelo el florentino y de Pajarito el limeño.

      — Soy todo orejas, señor don Restituto. Cuénteme usted la historia de ese Pajarito.

      — Pues páseme usted los fósforos y un trabuquito. Empiezo.

    • 1890 Anónimo "Toros Palma Mallorca Ripamilán" [06-01-1890] El Toreo (Madrid) Esp (HD)
      También esta vez oyó palmadas, recogiendo vegueros y trabuquillos.
    • 1892 Anónimo "Fábricas tabacos y fumadores" [10-09-1892] La Ilustración Ibérica (Barcelona) Esp (HD)
      Los fumadores ricos, los que pueden permitirse el lujo de reducir á cenizas los aromáticos puros de Vuelta Abajo, están alarmadísimos con la noticia de que las fábricas de la isla de Cuba que elaboran los trabucos, conchas, brevas y toda clase de vitolas que se chupan en el mundo elegante, se cierran por no hallarse conformes los fabricantes con las últimas disposiciones económicas del señor ministro de Ultramar.
    • 1911 Segovia, L. DiccArgentinismos Ar (BD)
      TRABUCO (comp. A.), m. Puro de marca mayor. En francés casi lo mismo.
    • 1915 Anónimo "Entre las zanjas" [12-01-1915] El Correo Español (Madrid) Esp (HD)
      En una carta alemana de campaña cuenta uno que en cierta ocasión llegó á un escondite alemán la pregunta francesa de si el enemigo disponía de tabaco y puros. Sí, por cierto. Los alemanes poseían aromáticos trabucos. Al poco rato, vigorosos brazos alemanes hicieron volar allende un paquete de cigarros.
    • 1921 Anónimo "Los adoradores de Santa Nicotina" [30-05-1921] Alrededor del Mundo (Madrid) (HD)
      Empezó a fumar antes de los diez y ocho años y consumía treinta puros al día. Convirtió en humo 591.000 brevas, vegueros, trabucos, panatelas y tagarninas en lo que según cálculos empleó doscientas mil horas.
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      Trabuco: Especie de cigarro de la Habana, llamado así por la forma que tiene.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO [...] en Cuba, puro o tabaco tosco, de vitola corta y gruesa; o, en general, puro grande, como en Méjico y Argentina.
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      trabuco [...] En Cuba, "puro o tabaco tosco" (América, III, 211.)
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [1950-1964] (FG)
      trabuco [...] en Cuba, puro o tabaco tosco, de vitola corta y gruesa.
    • 1959 Santamaría, F. J. DiccMejicanismos Mx (NTLLE)
      Trabuco [...] Puro mal hecho. Cuba. SUÁREZ, 500.
    • 1959 Santamaría, F. J. DiccMejicanismos Mx (NTLLE)
      Trabuco. m. Juguete de muchachos que consiste en. un tubo al. que se ponen tacos de género empapados en grasa para producir un disparo peculiar. Rubio, Anarquía, 11, 303.
    • 1965 Anónimo "Venta tabacos habanos decomisados" [23-09-1965] La Correspondencia de España (Madrid) Esp (HD)
      La administración de hacienda pública de esta provincia ha dispuesto que desde el día 25 del corriente mes, y a las horas de costumbre, se pongan a la venta en la tercerna, que se halla situada en la Plaza Mayor, los tabacos habanos decomisados como procedentes de una aprehension hecha por el cuerpo de carabineros de la estacion de esta corte del ferro-carril del Mediterráneo. Las clases y precios que se han fijado para la venta, son los siguientes: Cajas de 100 cigarros puros, titulados brevas 150 rs. Id. id. de la clase Londres 118 [rs.]. Id. id. denominados Conchas 100 [rs.]. Id. Id. llamados Trabucos 100. Picado habano, cada libra 30 [rs.].
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      TRABUCO. m. Arg., Cuba y Méx. Puro, cigarro de hoja grande o de buena calidad.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      TRABUCO. [...] m. Tabaco o cigarro puro tosco, de vitola corta y gruesa.
    • 1997 Richard, R. DiccAmericanismos (BD)
      trabuco. m. Cigarro, puro tosco, de vitola corta y gruesa. (Ur.): «(...) el viejo, sacando chispas a su yesquero de pedernal, encendía el grueso 'trabuco' y aspiraba con mucha calma el humo.» (F. Espínola, Veladas del fogón, 22) = sopeña
    • 1998 González, R. Bello habano [1998] 193 Cu (CDH )
      A los efectos del mercado interno cubano, y por encima de las marcas, la división de los Habanos es por su tamaño, densidad aromática y facilidad al quemar, y tenemos peculiares nominaciones: Imperiales, Regalías, Cañones, Trabucos, Panetelas, Común, Londres.
    • 2002 Vázquez Díaz, R. Sabor de Cuba Cu (CORPES)
      He aquí la comida preferida de mi abuela Celia, la isleña de Tenerife que, para combatir el asma, se fumaba unos trabucos que ella misma torcía de unas flores blancuzcas y en forma de grandes campanas que se daban silvestres en el traspatio.
    • 2002 Vázquez Díaz, R. Sabor de Cuba Cu (CORPES)
      -Nos van a achicharrar vivos -decía mi abuela ahogándose, con su eterno trabuco de pétalos de flores en la boca.
  10. s. m. Ladrillo pequeño que sirve para organizar la trabazón en el arranque de un muro.
    docs. (1885-2009) 11 ejemplos:
    • 1885 Anónimo "Ladrillo tosco" (Anuncio) [24-05-1885] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      LADRILLO TOSCO Se vende en obra, de las magnifica tierras posesión de la Fuente del Berro [...] Hay existencias de todas clases, pardo, trabuco, etc., á precios convencionales.
    • 2009 Antuña Bernardo, J. Léxico construcción (reed.) p. 437 Esp (BD)
      TRABUCO. Ladrillo de traba.
    • 1885 Anónimo "Ladrillo tosco" (Anuncio) [24-05-1885] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      LADRILLO TOSCO Se vende en obra, de las magnifica tierras posesión de la Fuente del Berro [...] Hay existencias de todas clases, pardo, trabuco, etc., á precios convencionales.
    • 1886 Anónimo "Ladrillo Santo" (Anuncio) [14-04-1886] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      Ladrillo Santo, escafilado y trabuquillo Recocho, se vende en la posesion de la Fuente del Berro.
    • 1891 Miguel, J. "Cascotes valbuenistas. IX" [02-12-1891] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      En el pedestal, que será de adobes y ladrillo refractario, pintón ó trabuquillo, esta inscripción, á modo de mote ó divisa [...].
    • 1894 Anónimo "Se vende. Ladrillo" (Anuncio) [06-07-1894] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
      Se vende. Ladrillo recocho superior. 10 rs. ciento puesto en obra. Id. pintón á 8 id. id. Id. trabuco á 8 id. id. Id. escaplado á 8 id. id. Id. pardo á 6 id. id. Carros de Santo á 9 pesetas el carro. Razón Alcalá, 125, entresuelo.
    • 1897 Legislación "Subasta obras Casa Consistorial" [04-09-1897] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Art. 26. Las paredes de traviesas serán entramadas con maderos de los marcos de pie y cuarto de tercia y de sesma, como se indica en las diferentes plantas, y se tabicarán con ladrillo pardo, trabuco y mortero de yeso.
    • 1930 Mtz Ángel, M. / Gato Soldevila, C. Apuntes oficios construcción [1930] Esp (CDH )

      Para facilitar la ejecución del tabicado, cuando los pies derechos del entramado tiene más de 14 centímetros y menos de 28 se fabrican ladrillos especiales, encargándolos de antemano de las dimensiones necesarias; los de 20 a 22 centímetros se conocen con el nombre de trabucos.

    • 1955 Zurita Ruiz, J. DiccConstrucción Esp (FG)
      TRABUCO. Ladrillo hueco.
    • 2001 Monjo Carrió, J. / Vega Amado, S. (dirs.) DiccArquitectura p. 687 Esp (BD)
      trabuco [...] ladrillo de traba.
    • 2009 Antuña Bernardo, J. Léxico construcción (reed.) p. 437 Esp (BD)
      TRABUCO. Ladrillo de traba.
    • 1885 Anónimo "Ladrillo tosco" (Anuncio) [24-05-1885] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      LADRILLO TOSCO Se vende en obra, de las magnifica tierras posesión de la Fuente del Berro [...] Hay existencias de todas clases, pardo, trabuco, etc., á precios convencionales.
    • 1886 Anónimo "Ladrillo Santo" (Anuncio) [14-04-1886] El Liberal (Madrid) Esp (HD)
      Ladrillo Santo, escafilado y trabuquillo Recocho, se vende en la posesion de la Fuente del Berro.
    • 1891 Miguel, J. "Cascotes valbuenistas. IX" [02-12-1891] La Unión Católica (Madrid) Esp (HD)
      En el pedestal, que será de adobes y ladrillo refractario, pintón ó trabuquillo, esta inscripción, á modo de mote ó divisa [...].
    • 1894 Cabezas, M "Edicto" [17-01-1894] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      En virtud de providencia del señor Juez municipal del distrito del Hospital de esta corte, dictada en quince del actual, en autos de juicio verbal que sigue D. Gregorio Esteban y Silgado como cesionario de doña Emilia Granados, contra D. José Espí y Coloma, sobre pago de doscientas pesetas, se sacan á la venta en pública subasta, doscientos mil ladrillos de los llamados trabucos, pintóns pardos recocho y escarillado, la mitad de ellos en descargado y la otra mitad en cuadro, que han sido tasados unos con otros á peseta el ciento por haber muy pocos recochos y algunos sin cocer; para cuyo remate se ha señalado el día veintiséis del corriente mes á las diez de la mañana en la sala audiencia de este Juzgado [...].
    • 1894 Anónimo "Se vende. Ladrillo" (Anuncio) [06-07-1894] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
      Se vende. Ladrillo recocho superior. 10 rs. ciento puesto en obra. Id. pintón á 8 id. id. Id. trabuco á 8 id. id. Id. escaplado á 8 id. id. Id. pardo á 6 id. id. Carros de Santo á 9 pesetas el carro. Razón Alcalá, 125, entresuelo.
    • 1897 Legislación "Subasta obras Casa Consistorial" [04-09-1897] Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Art. 26. Las paredes de traviesas serán entramadas con maderos de los marcos de pie y cuarto de tercia y de sesma, como se indica en las diferentes plantas, y se tabicarán con ladrillo pardo, trabuco y mortero de yeso.
    • 1930 Mtz Ángel, M. / Gato Soldevila, C. Apuntes oficios construcción [1930] Esp (CDH )

      Para facilitar la ejecución del tabicado, cuando los pies derechos del entramado tiene más de 14 centímetros y menos de 28 se fabrican ladrillos especiales, encargándolos de antemano de las dimensiones necesarias; los de 20 a 22 centímetros se conocen con el nombre de trabucos.

    • 1955 Zurita Ruiz, J. DiccConstrucción Esp (FG)
      TRABUCO. Ladrillo hueco.
    • 2001 Monjo Carrió, J. / Vega Amado, S. (dirs.) DiccArquitectura p. 687 Esp (BD)
      trabuco [...] ladrillo de traba.
    • 2001 Monjo Carrió, J. / Vega Amado, S. (dirs.) DiccArquitectura p. 687 Esp (BD)
      trabuco [...] ladrillo hueco.
    • 2009 Antuña Bernardo, J. Léxico construcción (reed.) p. 437 Esp (BD)
      TRABUCO. Ladrillo de traba.
    1. s. En ocasiones, en aposición a ladrillo.
      docs. (1902) Ejemplo:
      • 1902 Anónimo "Se vende ladrillo trabuco" (Anuncio) [10-05-1902] El Imparcial (Madrid) Esp (HD)
        Se vende ladrillo trabuco, recocho, pardo. S. Marcos., 8. 2º.
  11. s. m. coloq. vulg. Órgano copulador y miccionador del hombre y de algunos animales de sexo masculino.
    Sinónimo: corneta
    docs. (1974-2014) 5 ejemplos:
    • 1974 Martín Martín, J. DiccExpresiones malsonantes Esp (FG)
      trabuco (vulg). Miembro viril. '¡No nos andemos con puñetas! ¡Al aparato, trabuco!' 'Que salen de los bailes los tíos con el trabuco...'
    • 1995 Prensa El Mundo, 08/08/1995 [1996] Esp (CDH )
      «ESCLAVA: coprofagia (o sea la que come KK —del macho en este caso—), urofilia (es decir la aficionada a las vías urinarias), griego, dolor. Flagélame sin piedad, Carolina. Myriam: culito respingón, piel melocotón, boquita de piñón. Angelo: trabuko enorme. Brigite: pecho 150, auténticos melones. Culito de bebé. Hembras de cine: banana split combinado de nata y menta. ¿O quieres otra mezcla...?»
    • 2006 Grosschmid, P. (ed.) DiccRegionalismosEsp Co (BD)
      trabuco [...] Perú, Uruguay. Pija, pene.
    • 2011 Academia Nacional Letras DiccEspUruguay Ur (BD)
      trabuco. m. rur. p. us. vulg. esp. fest. Pene muy desarrollado. V. armado; pistola. Armazón; chafalote.
    • 2014 Aramburu, F. Ávidas pretensiones Esp (CORPES)
      ¡Qué mala soy! Tangas rosas, blancos, colorados. Sutiles, mínimos, discretos tijeretazos. Y una polla de goma. Sintió tentaciones de robársela para uso propio porque una no es de piedra, oye; pero, pensando en el tipo de orificio frecuentado por el trabuco, desistió.
  12. s. m. Ár. estadounid. Ár. centroamer. y mex. PR Equipo deportivo formado por jugadores excelentes.
    docs. (1977-2021) 18 ejemplos:
    • 1977 Colmenares Valle, E. Léxico béisbol Venezuela Ve (BD)
      TRABUCO. m. Equipo* que tiene una buena ofensiva*. "Habría de inaugurar la serie frente al trabuco puertorriqueño". (100 juegos, p. 128). Sin.: Carro (d)e leña*.
    • 2021 Hnz Rdz, F. "Béisbol perdió Cuba Nocao" [29-09-2021] Radio Angulo (La Habana): radioangulo.cu Cu (HD)
      Si alguien esperaba que el juego entre los equipos de Cuba y Venezuela no iba a ser estresante le pido permiso para decirle que se equivocó [...]. El trabuco sudamericano es un equipo que está verdaderamente fuera de serie y apabulló a la representación cubana al propinarle en cinco innings una derrota por nocao de 11 carreras por cero, con victoria a la cuenta del serpentinero abridor Jesús Vargas, un joven de 23 años que ha tejido un importante historial en ligas menores del béisbol estadunidense.
    • 1977 Colmenares Valle, E. Léxico béisbol Venezuela Ve (BD)
      TRABUCO. m. Equipo* que tiene una buena ofensiva*. "Habría de inaugurar la serie frente al trabuco puertorriqueño". (100 juegos, p. 128). Sin.: Carro (d)e leña*.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 01/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      Contagiados por los conjuntos de los adultos, en la categoría infantil también se armaron tres auténticos "trabucos":
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 06/02/1997 [1997] EU (CDH )

      Hemos contratado a un grupo de jugadores estrellas y a uno de los mejores pilotos en ambas ligas con el objetivo de luchar por el título en la Liga Nacional. Tenemos un trabuco. Sabemos que un campeonato se gana dentro del terreno de juego, pero estamos preparados para luchar y dar batalla.

    • 1997 Prensa La Hora, 02/07/1997 [1997] Gu (CDH )
      Para el juego de esta noche, competencia tradicional entre los monarcas de los dos torneos oficiales, Amatitlán anuncia poder integrar aquel fuerte trabuco que le hizo uno de los equipos más competitivos del medio, con figuras de la calidad del arquero Miguel Mena, Duván Arias, Robert Cerna, Carlos Enríquez, Sergio Díaz, Henry Gabriel, Edwin Amílcar Cerón, José Luis Quezada, Oscar Hernández Girón, Hugo Arita, Víctor Cardona, quienes serán dirigidos por el técnico colombiano Ever González.
    • 1997 Rdz Juliá, E. Peloteros [1997] PR (CDH )
      Se aplaza, provocando interés, la confrontación entre el majadero dream team puertorriqueño y el poderoso trabuco dominicano.
    • 2001 Anónimo "Cerro, en pos aclimatación" [15-05-2001] El Universal (Ciudad de México) Mx (CORPES)
      Prepara Luis Trejo un "trabuco" para enfrentar al Cerro Porteño Confirmados Francisco Palencia, Saturnino Cardozo y Julio César Pinheiro para el encuentro del miércoles. Juguetea José Luis Trejo, técnico del Cruz Azul, con el pasto recientemente cortado de la cancha del estadio Azul mientras espera el momento de enfrentar al Cerro Porteño, el miércoles, en el partido de vuelta.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Ni. Equipo de fútbol formado por jugadores excelentes.
    • 2021 Hnz Rdz, F. "Béisbol perdió Cuba Nocao" [29-09-2021] Radio Angulo (La Habana): radioangulo.cu Cu (HD)
      Si alguien esperaba que el juego entre los equipos de Cuba y Venezuela no iba a ser estresante le pido permiso para decirle que se equivocó [...]. El trabuco sudamericano es un equipo que está verdaderamente fuera de serie y apabulló a la representación cubana al propinarle en cinco innings una derrota por nocao de 11 carreras por cero, con victoria a la cuenta del serpentinero abridor Jesús Vargas, un joven de 23 años que ha tejido un importante historial en ligas menores del béisbol estadunidense.
    • 1977 Colmenares Valle, E. Léxico béisbol Venezuela Ve (BD)
      TRABUCO. m. Equipo* que tiene una buena ofensiva*. "Habría de inaugurar la serie frente al trabuco puertorriqueño". (100 juegos, p. 128). Sin.: Carro (d)e leña*.
    • 1996 Prensa Diario de Yucatán, 01/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      Contagiados por los conjuntos de los adultos, en la categoría infantil también se armaron tres auténticos "trabucos":
    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 06/02/1997 [1997] EU (CDH )

      Hemos contratado a un grupo de jugadores estrellas y a uno de los mejores pilotos en ambas ligas con el objetivo de luchar por el título en la Liga Nacional. Tenemos un trabuco. Sabemos que un campeonato se gana dentro del terreno de juego, pero estamos preparados para luchar y dar batalla.

    • 1997 Prensa Diario de las Américas, 06/02/1997 [1997] EU (CDH )
      Repetimos, tenemos un trabuco y confiamos en nuestros jugadores.
    • 1997 Prensa La Hora, 10/06/1997 [1997] Gu (CDH )
      Xelajú MC desea armar trabuco

      Guatemala C.A.

      Aunque sin haber podido resolver el adeudo que aún se tiene con los jugadores y que asciende a Q95 mil, la Junta Directiva del club Xelajú MC piensa en grande para la próxima temporada, en la que su meta estará encauzada no sólo hacia lograr la clasificación, sino tener un papel protagónico como lo tuvo hace un par de años cuando alcanzó el título que está por dejar

    • 1997 Prensa La Hora, 02/07/1997 [1997] Gu (CDH )
      Para el juego de esta noche, competencia tradicional entre los monarcas de los dos torneos oficiales, Amatitlán anuncia poder integrar aquel fuerte trabuco que le hizo uno de los equipos más competitivos del medio, con figuras de la calidad del arquero Miguel Mena, Duván Arias, Robert Cerna, Carlos Enríquez, Sergio Díaz, Henry Gabriel, Edwin Amílcar Cerón, José Luis Quezada, Oscar Hernández Girón, Hugo Arita, Víctor Cardona, quienes serán dirigidos por el técnico colombiano Ever González.
    • 1997 Rdz Juliá, E. Peloteros [1997] PR (CDH )
      Se aplaza, provocando interés, la confrontación entre el majadero dream team puertorriqueño y el poderoso trabuco dominicano.
    • 1997 Rdz Juliá, E. Peloteros [1997] PR (CDH )
      Ha venido al juego "por la patria"; pero es necesario curarse en salud, asegurar su dignidad con algo más que la fama del trabuco dominicano.
    • 2001 Anónimo "Cerro, en pos aclimatación" [15-05-2001] El Universal (Ciudad de México) Mx (CORPES)
      Prepara Luis Trejo un "trabuco" para enfrentar al Cerro Porteño Confirmados Francisco Palencia, Saturnino Cardozo y Julio César Pinheiro para el encuentro del miércoles. Juguetea José Luis Trejo, técnico del Cruz Azul, con el pasto recientemente cortado de la cancha del estadio Azul mientras espera el momento de enfrentar al Cerro Porteño, el miércoles, en el partido de vuelta.
    • 2001 Rondón, T. "Trabuco cubano" [18-09-2001] La Prensa (Managua): laprensa.com.ni Ni (CORPES)
      Esta serie es parte del fogueo de nuestro equipo para prepararse para el Campeonato Mundial de Béisbol a llevarse a cabo en Taiwán del 6 al 18 de noviembre de este año. Por posición, he aquí al trabuco cubano, con información de Sigfredo Barros (tomada de "Granma") y de Renier González Pérez, conocido locutor antillano, a quien agradecemos su amabilidad. Toda equivocación es mía, no de ellos.
    • 2002 Casalbé, J. Dicc salvadoreñismos ES (BD)
      trabuco: [...] Salv. Equipo de fútbol formado por jugadores de diferentes equipos para un evento especial.
    • 2003 Romero, M. DiccSalvadoreñismos ES (BD)
      trabuco, a [...] m. Conjunto de jugadores.
    • 2004 Anónimo "Guzmán vuelve a lesionarse" [10-01-2004] Hoy Digital (Santo Domingo) RD (CORPES)
      Las lesiones están a la orden del día en el "gran trabuco" de los Tigres, que no ha podido mantenerse junto durante un período prolongado de tiempo. La lesión más reciente es la del derecho Juan Cruz, quien se fracturó la punta de un dedo de la mano izquierda, cuando estaba haciendo pesas y una de ellas le cayó en el citado dedo.
    • 2006 Saravia, J. R. DiccPensamiento PopHond Ho (BD)
      trabuco, ca [...] 2. Se dice de un equipo de fútbol de gran eficiencia. En Honduras el trabuco es la prioridad de la ciudadanía.
    • 2007 Arellano Oviedo, F. DiccESp Nicaragua Ni (BD)
      trabuco. adj. [En deportes, dicho de un equipo] formado con jugadores excelentes.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Ni. Equipo de fútbol formado por jugadores excelentes.
    • 2013 Academia Dominicana de la Lengua Dicc español dominicano RD (BD)
      trabuco. [...] m. Equipo deportivo que destaca por su desempeño. pop. col.
    • 2021 Hnz Rdz, F. "Béisbol perdió Cuba Nocao" [29-09-2021] Radio Angulo (La Habana): radioangulo.cu Cu (HD)
      Si alguien esperaba que el juego entre los equipos de Cuba y Venezuela no iba a ser estresante le pido permiso para decirle que se equivocó [...]. El trabuco sudamericano es un equipo que está verdaderamente fuera de serie y apabulló a la representación cubana al propinarle en cinco innings una derrota por nocao de 11 carreras por cero, con victoria a la cuenta del serpentinero abridor Jesús Vargas, un joven de 23 años que ha tejido un importante historial en ligas menores del béisbol estadunidense.
  13. s. m. Mx Cu RD Conjunto de personas que destacan.
    docs. (1996-2013) 5 ejemplos:
    • 1996 Prensa Excélsior, 23/09/1996 [1996] Mx (CDH )
      Otros, al contrario, aseguran que, para sobrevivir en los tiempos nuevos de la política, el organismo acunado en salones palaciegos del que se llamó régimen de la Revolución, está obligado a refundirse, a refundarse, sin hacerse a la idea de poder volver a ser el "trabuco" del sueño retrospectivo, fantasmal, de don Alfonso, quien en su memoria selectiva da al olvido cómo el umpire le cantaba strike a las bolas bajas del más maleta de los pitchers.
    • 1996 Prensa Proceso, 07/07/1996 [1996] Mx (CDH )

      Verdaderos trabucos están surgiendo de las alianzas —algunas ya anunciadas, otras en pláticas— entre entidades financieras de dentro y fuera del país. Algunos ejemplos:

      El Grupo Nacional Provincial (GNP), que fue durante años la compañía de seguros más grande del país —ya fue rebasada por Seguros Comercial América después de comprar Asemex— formalizó una asociación para crear una Afore con Provida Internacional, la administradora de fondos de pensiones (AFP) más importante de Chile, pues controla 25% del mercado, pero también participa en los de Colombia, Perú y Ecuador. GNP, cuyo principal accionista es Alberto Bailleres, tiene en México 21% del negocio de los seguros; Bailleres cuenta con acciones en los grupos Peñoles, Visa, Femsa y Financiero Bancomer.

    • 1997 Prensa Granma Internacional, 06/1997 [1997] Cu (CDH )

      La propaganda de Eurotropicalsubraya que están trabajando con la nueva generación de la música cubana, y así incluyen en su catálogo al grupo Klímax, dirigido por Giraldo Piloto, quien cuenta con dos CD, Mira si te gusta, y Juego de manos, este último grabado en los estudios que el reconocido sello Manzanatiene en Tenerife.

      A éste se suma Manolito y su trabuco, quien "bebiendo del son montuno, añade sonidos nuevos". Su CD Contra todos los pronósticosya es un éxito del nuevo sello.

    • 2002 Casalbé, J. Dicc salvadoreñismos ES (BD)
      trabuco: [...] Salv. Conjunto de personas de diferente potencial y conocimiento unido para luchar contra un enemigo común.
    • 2013 Academia Dominicana de la Lengua Dicc español dominicano RD (BD)
      trabuco. [...] 2. m. Persona o cosa extraordinaria. pop. col.
  14. Acepción lexicográfica
  15. s. m. Esp: Merid (And) "Canutillo de madera en cuyos extremos se ponen dos tacos, uno de los cuales se impulsa con un palito y por compresión del aire expulsa el otro taco" (RAE, DRAE 21.ª ed.-1992).
    docs. (1852-2006) 13 ejemplos:
    • 1852 Domínguez, R. J. Compendio DiccNacLengEsp, II p. 788 Esp (BD)
      TACO [...] Canutillo de madera con que juegan los muchachos, llamado trabuco.
    • 2006 Grosschmid, P. (ed.) DiccRegionalismosEsp Co (BD)
      trabuco Andalucía Tiratacos, taco, canutillo de madera (juguete).
    • 1852 Domínguez, R. J. Compendio DiccNacLengEsp, II p. 788 Esp (BD)
      TACO [...] Canutillo de madera con que juegan los muchachos, llamado trabuco.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] || Tirabala [taco, 7.ª acep.].
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      Trabuco [...] Tirabala [|Cañuto de madera con que juegan los muchachos metiendo en él con un palito dos tacos de papel o estopa y lanzando el de delante por medio del aire comprimido al empujar el de detrás].
    • 1934 Muñoz Ledo Mena, M. Dialectología Querétaro Mx (FG)
      Trabuco. Cañón estrecho de madera muy usado por los muchachos.
    • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
      TRABUCO [...] Taco, juguete para disparar bolitas. "Le disparó una almecina con el trabuco y a poco lo deja tuerto."
    • 1983 Alvar, M. (dir.) ALEANR, X-XII Esp (FG)
      trabuco 'cerbatana' [Lo] [Na] [Z] [So 402] [Gu 400] [Te 303, 306] [Hu 110] Cf. trabuquillo. Lám. 1763, mapa 1511.
    • 1984 Iribarren, J. M. / Ollaquindia, R. VocNavarro Esp (NTLLE)
      TRABUCO. Taco. Canuto de madera con émbolo para lanzar tacos de estopa humedecida o de papel mojado. [Tudela]. En Burguete tirataco.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] And. Canutillo de madera en cuyos extremos se ponen dos tacos, uno de los cuales se impulsa con un palito y por compresión del aire expulsa el otro taco, tiratacos.
    • 2006 Grosschmid, P. (ed.) DiccRegionalismosEsp Co (BD)
      trabuco Andalucía Tiratacos, taco, canutillo de madera (juguete).
    • 1852 Domínguez, R. J. Compendio DiccNacLengEsp, II p. 788 Esp (BD)
      TACO [...] Canutillo de madera con que juegan los muchachos, llamado trabuco.
    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] || Tirabala [taco, 7.ª acep.].
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      Trabuco [...] Tirabala [|Cañuto de madera con que juegan los muchachos metiendo en él con un palito dos tacos de papel o estopa y lanzando el de delante por medio del aire comprimido al empujar el de detrás].
    • 1914 RAE DRAE 14.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] 3. Tirabala [Taco, 7.ª acep].
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      TRABUCO [...] Tirabala [|Cañuto de madera con que juegan los muchachos metiendo en él con un palito dos tacos de papel o estopa y lanzando el de delante por medio del aire comprimido al empujar el de detrás].
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      TRABUCO [...] And. Taco, 7.ª acep. [|Cañuto de madera con que juegan los muchachos metiendo en él con un palito dos tacos de papel o estopa y lanzando el de delante por medio del aire comprimido al empujar el de detrás].
    • 1934 Muñoz Ledo Mena, M. Dialectología Querétaro Mx (FG)
      Trabuco. Cañón estrecho de madera muy usado por los muchachos.
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO [...] En Méjico, juguete de muchachos que consiste en un tubo al que se ponen tacos de género, empapados en grasa, para porducir un disparo peculiar.
    • 1951 Alcalá Venceslada, A. VocAndaluz [1980] Esp (NTLLE)
      TRABUCO [...] Taco, juguete para disparar bolitas. "Le disparó una almecina con el trabuco y a poco lo deja tuerto."
    • 1983 Alvar, M. (dir.) ALEANR, X-XII Esp (FG)
      trabuco 'cerbatana' [Lo] [Na] [Z] [So 402] [Gu 400] [Te 303, 306] [Hu 110] Cf. trabuquillo. Lám. 1763, mapa 1511.
    • 1984 Iribarren, J. M. / Ollaquindia, R. VocNavarro Esp (NTLLE)
      TRABUCO. Taco. Canuto de madera con émbolo para lanzar tacos de estopa humedecida o de papel mojado. [Tudela]. En Burguete tirataco.
    • 1992 RAE DRAE 21.ª ed. (NTLLE)
      trabuco [...] And. Canutillo de madera en cuyos extremos se ponen dos tacos, uno de los cuales se impulsa con un palito y por compresión del aire expulsa el otro taco, tiratacos.
    • 2006 Grosschmid, P. (ed.) DiccRegionalismosEsp Co (BD)
      trabuco Andalucía Tiratacos, taco, canutillo de madera (juguete).
  16. Acepción lexicográfica
  17. s. m. Mx "Rasgón hecho en el vestido" (Boyd-Bowman, Habla Guanajuato-1960).
    docs. (1895-1960) 3 ejemplos:
    • 1895 Ramos Duarte, F. DiccMejicanismos p. 490 Mx (BD)
      Trabuco (Guan.), sm. Rasgón hecho en el vestido.
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      trabuco [...] En Guanajuato (Méjico), "rasgón hecho en el vestido" (Mexicanismos, p. 490).
    • 1960 Boyd-Bowman, P. Habla Guanajuato [01-01-1960] Mx (FG)
      trabuco [...] R. Duarte da para Gto. 'rasgón hecho en el vestido'
  18. Acepción lexicográfica
  19. s. m. Cu "Vela pequeña y gruesa empleada para faroles de coche" (Suárez, VocCubano-1921).
    docs. (1921-1982) 4 ejemplos:
    • 1921 Suárez, C. VocCubano Cu (BD)
      Trabuco. Cub. m. Vela pequeña y gruesa empleada para faroles de coche. Algunos, por extensión, dicen así a toda vela.
    • 1953 Rdz Herrera, E. Pichardo novísimo Cu (NTLLE)
      Trabuco [...] A las velas de cera pequeñas y gruesas, en relación con las corrientes, se les da también este nombre de trabucos, sin duda por su semejanza con los palos así llamados, cortos y gruesos.
    • 1959 Rdz Herrera, E. LéxMayorCuba II Cu (NTLLE)
      Trabuco [...] Nombre que se aplica a las velas esteáricas cuando se hacen gruesas y de pequeño tamaño. Es el tipo de vela que usaban antiguamente los cocheros de plaza para los faroles de sus coches, debido al tamaño. En Chile y Perú llaman Velones a las velas o cirios cuando son de gran tamaño, a la inversa de nuestros trabucos.
    • 1982 [SOPENA] Americanismos DiccSopena (BD)
      TRABUCO. [...] m. [...] Vela pequeña y gruesa empleada para faroles de coche.
  20. Acepción lexicográfica
  21. s. m. Esp: Occ Agr. "Se aplica a la poda de la cepa, a la cual se dejan tres o cuatro pulgares de iguales dimensiones y uno triple" (Miguélez Rdz, DiccHablasLeonesas-1993).
    docs. (1931-2019) 3 ejemplos:
    • a1931 García Rey, V. Vocabulario Bierzo Esp (BD)
      trabuco. m. Vit. Aplícase a la poda de la cepa, a la cual se dejan tres o cuatro pulgares de iguales dimensiones y uno triple, al que se denomina el trabuco. "Déjale un trabuco a esa cepa". "Podar a trabuco". Es una poda intermedia entre la de vara y pulgar, que tiene por objeto evitar que los racimos toquen al suelo y se pudran con en la de vara".
    • 1993 Miguélez Rdz, E. DiccHablasLeonesas Esp (NTLLE)
      trabuco. Masc. Se aplica a la poda de la cepa, a la cual se dejan tres o cuatro pulgares de iguales dimensiones y uno triple, al que se denomina "trabuco". L-BIE.
    • 2019 Le Men, J. Léx leonés actual Esp (BD)
      trabuco [...] Se aplica a la poda de la cepa, a la cual se dejan tres o cuatro pulgares de iguales dimensiones y uno triple, al que se denomina trabuco.
  22. Acepción lexicográfica
  23. s. m. Esp: Or "Hombre bajo y grueso" (Alvar, ALEANR III-IV-1980).
    docs. (1938-1992) 4 ejemplos:
    • 1938 Pardo Asso, J. NDiccEtimAragonés Esp (FG)
      TRABUCO, m. fig. Dícese de la persona pequeña y recia. También lo aplican a la caballería que no es muy alta, pero recia.
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      TRABUCO 'hombre bajo y grueso' (Lám 1196, mapa 1002).
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      TRABUQUILLO ['hombre bajo y grueso'] (Lám 1196, mapa 1002).
    • 1992 Andolz, R. DiccAragonés Esp (NTLLE)
      Trabuco: sust. masc. = fig. dícese de la persona pequeña y recia. Tb. lo aplican a la caballería que no es muy alta pero recia.
  24. Acepción lexicográfica
  25. s. m. Ni "Engaño" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (1940-2010) 4 ejemplos:
    • 1940 Buitrago Morales, F. VocPinolerismos Lo que he visto al pasar Ni (FG)
      Trabuco: Cuento - embuste - chisme - adulación con miras ventajosas.
    • 1948 Valle, A. DiccNicaragüense Ni (NTLLE)
      Trabuco. Zalamería, engaño, farsa, embeleco.
    • 1995 Gulden, C. M. Vocabulario nicaragüense Ni (BD)
      TRABUCO. Zalamería, engaño, farsa, embeleco. (VDN, p.289).
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Ni. Engaño.
  26. Acepción lexicográfica
  27. s. m. Ch "Chiribitil, rincón" (Santamaría, DiccGralAmericanismos-1942).
    docs. (1942-1975) 3 ejemplos:
    • 1942 Santamaría, F. J. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      TRABUCO [...] En Chile, chiribitil, rincón.
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      trabuco [...] En Chile, "rincón".
    • 1975 Neves, A. N. Diccionario de Americanismos, 2.ª ed. (BD)
      TRABUCO. m. [...] || Chile. Chiribitil, rincón, desván.
  28. Acepción lexicográfica
  29. s. m. Ár. estadounid. "Pantalón" (Cerda / Cabaza / Farias, VocEspTexas-1953).
    docs. (1953) Ejemplo:
    • 1953 Cerda, G. / Cabaza, B. / Farias, J. VocEspTexas (NTLLE)
      trabuco [...] Pantalón.
  30. Acepción lexicográfica
  31. s. m. Cu "Trozo de madera, rústico, corto y grueso"(Tristá Pz / Cárdenas Molina, DiccEspañolCuba II-2016).
    docs. (1953-2016) 3 ejemplos:
    • 1953 Rdz Herrera, E. Pichardo novísimo Cu (NTLLE)
      Trabuco [...] Un palo pequeño y grueso, sin labrar, especie de garrote, llámase trabuco.
    • 1959 Rdz Herrera, E. LéxMayorCuba II Cu (NTLLE)
      Trabuco [...] Cualquier palo rústico, corto y grueso, a modo de garrote.
    • 2016 Tristá Pz, A. / Cárdenas Molina, G. DiccEspañol Cuba II Cu (BD)
      trabuco. m. coloq. Trozo de madera, rústico, corto y grueso: Cogió el primer trabuco que encontró y se lo partió en la cabeza.
  32. Acepción lexicográfica
  33. s. m. Esp: Or Esp: Merid (And) "'Yezgo (sambucus ebulus)" (Alvar, ALEANR III-IV-1980).
    docs. (1963-1980) 2 ejemplos:
    • 1963 Alvar, M. (dir.) ALEA, II Esp (FG)
      TRABUCO 'sauco' (Lám. 361, mapa 374).
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      trabuco 'yezgo (sambucus ebulus)' (Lám. 466, mapa 396).
  34. Acepción lexicográfica
  35. s. m. Ar "Trabucación, equivocación" (Becco, VocPoesía gauchesca-1972).
    docs. (1972) Ejemplo:
    • 1972 Becco, H. J. VocPoesía gauchesca Antología poesía gauchesca Ar (FG)
      TRABUCO. Trabucación, equivocación.
  36. Acepción lexicográfica
  37. s. m. y f. Cu "Persona poco inteligente" (Schz-Boudy, DiccCubanismos-1978).
    docs. (1978) Ejemplo:
    • 1978 Schz-Boudy, J. DiccCubanismos Cu (NTLLE)
      TRABUCO. Persona poco inteligente. "Él es un trabuco". Sinónimo. ser un seboruco. Ser Daniel seso hueco.
  38. Acepción lexicográfica
  39. s. m. "Pastel que se enrolla en forma de tubo" (Viudas Camarasa, DiccExtremeño-1980).
    docs. (1980) Ejemplo:
    • 1980 Viudas Camarasa, A. DiccExtremeño Esp (NTLLE)
      TRABUCO. m. (Cáceres). Pastel que se enrolla en forma de tubo.
  40. Acepción lexicográfica
  41. s. m. Esp: Or "Traba" (Alvar, ALEANR III-IV-1980).
    docs. (1980) Ejemplo:
    • 1980 Alvar, M. (dir.) ALEANR, III-IV Esp (FG)
      TRABUCO "traba" (Lám. 840, mapa 726).
  42. Acepción lexicográfica
  43. s. m. Ve "Tabaco de marihuana" (Núñez / Pérez, Dicc Habla Venezuela-1994).
    docs. (1994) Ejemplo:
    • 1994 Núñez, R. / Pérez, F. J. Dicc Habla Venezuela Ve (BD)
      trabuco m drog Tabaco de marihuana.
  44. Acepción lexicográfica
  45. s. m. Esp: Merid (Can) "Escorpina, pez teleósteo acantopterigio, de cabeza gruesa y espinosa, vientre grande y de unos veinte a treinta centímetros de longitud" (Corrales Zumbado / Corbella Díaz / Álvz Mtz, DiccDiferencial Canarias-1996).
    docs. (1996) Ejemplo:
    • 1996 Corrales Zumbado, C. / Corbella Díaz, D. / Álvz Mtz, M. Á. DiccDiferencial Canarias Esp (NTLLE)
      trabuco. m. Tf. Escorpina, pez teleósteo acantopterigio, de cabeza gruesa y espinosa, vientre grande y de unos veinte a treinta centímetros de longitud; ojos ovalados, con un apéndice muy desarrollado en forma de pluma encima de cada uno de ellos; de color gris pardusco, anaranjado o rojizo, sus escamas presentan una disposición típica formando hexágonos regulares (Scorpaena porcus). SIN.: pollo, rascacio y rascacio negro.
  46. Acepción lexicográfica
  47. s. m. RD "Gallo de pelea" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2002-2013) 3 ejemplos:
    • 2002 Deive, C. E. Dicc dominicanismos RD (BD)
      TRABUCO.— Gallo de pelea.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] RD. Gallo de pelea.
    • 2013 Academia Dominicana de la Lengua Dicc español dominicano RD (BD)
      trabuco. [...] m. Gallo de pelea.
  48. Acepción lexicográfica
  49. s. m. Co Bo "Arma de fuego de fabricación artesanal" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) Ejemplo:
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Co, Bo. Arma de fuego de fabricación artesanal.
  50. Acepción lexicográfica
  51. s. m. Bo coloq. "Hombre que trabaja en los mercados cargando y descargando bultos y mercancías con ayuda de una cuerda y de una tela resistente" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) Ejemplo:
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Bo. Hombre que trabaja en los mercados cargando y descargando bultos y mercancías con ayuda de una cuerda y de una tela resistente. pop.
  52. Acepción lexicográfica
  53. s. m. Ar vulg. "Travesti" (ASALE, DiccAmericanismos-2010).
    docs. (2010) Ejemplo:
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trabuco [...] Ar. Travesti. vulg.
11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
trabuco2 s. (1611-1828)
trabuco
También en esta página: trabuco, a (1933-) trabuco (1236-)
Etim. Voz tomada del italiano trabucco, atestiguada en esta lengua al menos desde 1465 para referirse a una antigua unidad de medida agraria; y esta, quizá, de la alteración del francés trabut 'medida de terreno equivalente a una pértiga'; cf. el piemontés y lombárdico trabuc. Zingarelli da un origen latino de tribut(m) con cambio de sufijo (véase GDLI, s. v.).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'medida de longitud usada en distintas zonas de Italia que oscila entre 2611 y 3086 metros', en 1611, en Discurso en que trata de la artillería con un tratado de fortificación, de C. Lechuga. Se recoge posteriormente en la Escuela de Palas (1693) atribuida J. Chafrión, en el Compendio matemático (1712) de T. V. de Tosca y en la obra de A. Bordázar de Artazú Proporcion de monedas, pesos, i medidas (1736). En 1739 se consigna en el Diccionario de la lengua castellana de la Real Academia Española, pero la voz parece desaparecer del uso ya en esa centuria.

    Acepción en desuso
  1. ac. etim.
    s. m. Medida de longitud usada en distintas zonas de Italia que oscila entre 2611 y 3086 metros.
    docs. (1611-1828) 12 ejemplos:
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Si es llanura en la parte que se quiere medir alguna cosa, lo que ay de una parte a otra parte de una fuerça, o de qualquiera otra cosa, se pone el palo hincado en tierra, y el instrumento de manera que quede llano a la parte alta, y puestas las dos visuales firmes, que miran a la que se quisiere, para que muestren línea recta a la segunda posición, que a de tener tantos pies, varas, brazos, trabucos o canas como se quisiere, para que en el fin de la parte medida se ponga un palo.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      TRABUCO. Trabuc. Medida agrimensoria en el Piamonte: contiene 8 pies geométricos, y 400 hacen la jornada.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Si es llanura en la parte que se quiere medir alguna cosa, lo que ay de una parte a otra parte de una fuerça, o de qualquiera otra cosa, se pone el palo hincado en tierra, y el instrumento de manera que quede llano a la parte alta, y puestas las dos visuales firmes, que miran a la que se quisiere, para que muestren línea recta a la segunda posición, que a de tener tantos pies, varas, brazos, trabucos o canas como se quisiere, para que en el fin de la parte medida se ponga un palo.
    • 1693 Chafrión, J. (?) Escuela Palas, I p. 4 Esp (BD)
      El Trabuco es medida, que se sirven en el Piemonte, y se compone de 9. Pies geometricos.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathematico, V p. 285 Esp (BD)
      Las medidas mas ordinarias son las siguientes: Verga, Toise, ó Exapeda, Passo Geometrico, Passo andante, Pie, Braza, Cana, Vara, Codo, Palmo, Trabuco.
    • 1736 Bordázar Artazú, A. Proporcion monedas p. 133 Esp (BD)
      Pertica 6. codos, Milla 500.perti. Trabuco, ó caña Milanés... 6 [Pies] 7 [Onzas] 16 [Centes.]
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO. Se llama assimismo una especie de medida, que se usa en el Piamonte, y consta de nueve pies Geométricos.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Trabuco, medida de nueve pies jeométricos que se usa en el Piamonte.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      TRABUCO [...] Una especie de medida, que se usa en el Piamonte, y consta de nueve pies geométricos.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      TRABUCO. Trabuc. Medida agrimensoria en el Piamonte: contiene 8 pies geométricos, y 400 hacen la jornada.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Si es llanura en la parte que se quiere medir alguna cosa, lo que ay de una parte a otra parte de una fuerça, o de qualquiera otra cosa, se pone el palo hincado en tierra, y el instrumento de manera que quede llano a la parte alta, y puestas las dos visuales firmes, que miran a la que se quisiere, para que muestren línea recta a la segunda posición, que a de tener tantos pies, varas, brazos, trabucos o canas como se quisiere, para que en el fin de la parte medida se ponga un palo.
    • 1611 Lechuga, C. Disc Artillería [2000] Esp (CDH )
      Para saver lo que ay de una parte a otra de quantas se quiere saver y se uvieren medido, se a de tomar un papel grande, y puesto encima una tabla, hazer a la parte baja d'él una línea recta, repartida en tantos pies, varas, brazos, trabucos o canas, como se midieron de la primera posición a la segunda.
    • 1693 Chafrión, J. (?) Escuela Palas, I p. 108 Esp (BD)
      Las medidas, que señala [Donato Rosetti] para su Delineacion son Trabucos de Piamonte, divididos en 6 pies Liprandos, cada Trabuco haze 16 pies y un quarto Geometricos, para para su Descripcion pone el exemplo en el Octagono, que es la Figura media de poder fortiticar (destemodo) entre el Quadrado y dodecagono, con la Delineacion siguiente.
    • 1693 Chafrión, J. (?) Escuela Palas, I p. 110 Esp (BD)
      El Fosso le quier parte seco, y parte con agua junto a la Contrascarpa lo mas ancho, que no passe de 12 Trabucos.
    • 1693 Chafrión, J. (?) Escuela Palas, I p. 4 Esp (BD)
      El Trabuco es medida, que se sirven en el Piemonte, y se compone de 9. Pies geometricos.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathematico, V p. 285 Esp (BD)
      Las medidas mas ordinarias son las siguientes: Verga, Toise, ó Exapeda, Passo Geometrico, Passo andante, Pie, Braza, Cana, Vara, Codo, Palmo, Trabuco.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio mathematico, V p. 286 Esp (BD)
      El Trabuco, es medida usada en el Piamonte, y se compone de nueve pies Geometricos.
    • 1736 Bordázar Artazú, A. Proporcion monedas p. 133 Esp (BD)
      Pertica 6. codos, Milla 500.perti. Trabuco, ó caña Milanés... 6 [Pies] 7 [Onzas] 16 [Centes.]
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      TRABUCO. Se llama assimismo una especie de medida, que se usa en el Piamonte, y consta de nueve pies Geométricos.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      Trabuco, medida de nueve pies jeométricos que se usa en el Piamonte.
    • 1791 RAE DRAE 3.ª ed. (NTLLE)
      TRABUCO [...] Una especie de medida, que se usa en el Piamonte, y consta de nueve pies geométricos.
    • 1828 Moretti, F. DiccMilitarEspFr Esp (BD)
      TRABUCO. Trabuc. Medida agrimensoria en el Piamonte: contiene 8 pies geométricos, y 400 hacen la jornada.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE