11.ª Entrega (octubre de 2021)
Versión del 29/10/2021
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
trompeadura s. (1888-)
trompeadura
Etim. Derivado de trompear1 y -dura.

Se documenta por primera vez, en la acepción 'serie de golpes dados con la mano cerrada', en 1888, en El puñal del tirano, de E. Gutiérrez. Como 'serie de golpes propinados a una persona con la intención de hacerle daño' se registra en 1892, en Charamuscas, de B. Fernández y Medina. Con la acepción 'pelea a puñetazos entre dos o más personas' se atestigua en 1893, en "Traducción de un artículo del Avenir Militaire", publicado en la Revista Militar Mexicana (Ciudad de México), si bien este es un texto extraído de la revista El Ejército Uruguayo. Como 'golpe dado con la mano cerrada, generalmente en la cara' se documenta en 1896, en Amor funesto, de E. Gutiérrez. Con la acepción 'derrota contundente que se inflige al rival' se atestigua en 2018, en El San Juan y la lata de N. Perdomo.

  1. >trompear+–dura
    s. f. Ar Ur Pe Bo Serie de golpes dados con la mano cerrada.
    Sinónimo: trompiza
    docs. (1888-2019) 12 ejemplos:
    • 1888 Gutiérrez, E. Puñal del tirano p. 194 Ar (BD)
      —¡Cañallas!, gritaba dirigiéndose á todos, yo los voy á enseñar á ser más respetuosos, picaros ladronazos! A la primera en que incurran los voy á mandar al cuartel de Hernandez para que les haga sacudir quinientos azotes! Para librarse de aquella tormenta de golpes, el escribiente concluia por tirarse al suelo, haciéndose el muerto, y era allí donde recibia los últimos puntapiés. [...] El castigo pasaba, pero el delito volvia á cometerse, á pesar de la amenaza de remision al cuartel del Coronel Hernandez. Era tal la penetracion de la mirada de aquel hombre que solo una vez se equivocó en las trompeaduras á sus escribientes. Siempre el trompeado habia sido el que hizo desertar los pesos del escritorio. Este sistema de castigo corporales, lo observaba Rosas con cuantas personas lo rodeaban, fueran de la gerarquia que fueran. Cuando se trataba de un dependiente, eran puntapiés y trompadas. Cuando era un militar, fuera de la graduacion que fuera, este se volvia un par de gorrazos.
    • 1918 Anónimo "Camouflet" [08-06-1918] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Sarrasqueta, que sufre de una terrible persecución por sus ingleses o acreedores, estudia la manera de libertarse de ellos, para lo cual pone a contribución su poderoso ingenio. [...] Ya perfectamente "camoufleteado", sale audazmente a calle, en la seguridad de pasar completamente invisible a sus recalcitrantes perseguidores y sin temor a torpedeamientos ni trompeaduras.
    • 1922 Anónimo "Sotelo vence" [11-08-1922] Diario Helvecia (Nueva Helvecia) Ur (HD)
      En el match de box realizado en Montevideo el domingo último entre el pugilista Uruguayo Juan A. Sotelo y Jim Tracey, que tenía monopolizada la atención de los deportistas motevideanos, resultó vencedor nuestro “pollo”, por puntos. El australiano que venía precedido de gran fama, ha quedado a la altura de un felpudo pues se ligó una soberbia trompeadura del crack nacional no habiendo ganado ni uno de los diez roud realizados.
    • 1990 Álvz Vita, J. DiccPeruanismos Pe (NTLLE)
      trompeadura [...] Argent., Chile y Perú. f. Sucesión de trompadas aplicadas abusivamente a un individuo.
    • 2019 Frau-Ardon, M. "M de Óscar Malca" p. 58 Filosofía y Comunicación (BD)
      Dentro de una dialéctica civilización versus barbarie, su fantasma recorre las páginas, acrecentando la violencia de la marginalidad juvenil: trompeaduras, arreglos de cuenta, robos, consumo de drogas baratas, ataques de los pirañitas, intento de violación, todo ello con música caleta de fondo, el rock undergroud. Los escenarios que presenta la novela no están limitados a Magdalena y distritos aledaños, pero sí que en todos predomina una carga extrema de violencia urbana.
    • 1888 Gutiérrez, E. Puñal del tirano p. 194 Ar (BD)
      —¡Cañallas!, gritaba dirigiéndose á todos, yo los voy á enseñar á ser más respetuosos, picaros ladronazos! A la primera en que incurran los voy á mandar al cuartel de Hernandez para que les haga sacudir quinientos azotes! Para librarse de aquella tormenta de golpes, el escribiente concluia por tirarse al suelo, haciéndose el muerto, y era allí donde recibia los últimos puntapiés. [...] El castigo pasaba, pero el delito volvia á cometerse, á pesar de la amenaza de remision al cuartel del Coronel Hernandez. Era tal la penetracion de la mirada de aquel hombre que solo una vez se equivocó en las trompeaduras á sus escribientes. Siempre el trompeado habia sido el que hizo desertar los pesos del escritorio. Este sistema de castigo corporales, lo observaba Rosas con cuantas personas lo rodeaban, fueran de la gerarquia que fueran. Cuando se trataba de un dependiente, eran puntapiés y trompadas. Cuando era un militar, fuera de la graduacion que fuera, este se volvia un par de gorrazos.
    • 1918 Anónimo "Camouflet" [08-06-1918] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      Sarrasqueta, que sufre de una terrible persecución por sus ingleses o acreedores, estudia la manera de libertarse de ellos, para lo cual pone a contribución su poderoso ingenio. [...] Ya perfectamente "camoufleteado", sale audazmente a calle, en la seguridad de pasar completamente invisible a sus recalcitrantes perseguidores y sin temor a torpedeamientos ni trompeaduras.
    • 1922 Anónimo "Sotelo vence" [11-08-1922] Diario Helvecia (Nueva Helvecia) Ur (HD)
      En el match de box realizado en Montevideo el domingo último entre el pugilista Uruguayo Juan A. Sotelo y Jim Tracey, que tenía monopolizada la atención de los deportistas motevideanos, resultó vencedor nuestro “pollo”, por puntos. El australiano que venía precedido de gran fama, ha quedado a la altura de un felpudo pues se ligó una soberbia trompeadura del crack nacional no habiendo ganado ni uno de los diez roud realizados.
    • 1946 Malaret, A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      TROMPEADURA. f. Argent., Bol. y Perú. Sucesión de trompadas.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      TROMPEADURA. f. Arg., Par. y Urug. Acción y efecto de dar trompadas o de recibirlas
    • 1967 Guarnieri, J. C. Habla boliche Ur (FG)
      TROMPEADURA. f. Castigo propinado a puñetazos.
    • 1978 AcChilena DiccHablaChilena Ch (NTLLE)
      trompeadura. f. Chile y Argentina. Sucesión de trompadas [| bofetadas].
    • 1978 Chiappara, E. GlosLunfardo Ur (FG)
      Trompeadura: tunda de piñas o tortasos al por mayor, "viento de temporal.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      TROMPEADURA. — nom. fem. [...] Sucesión de trompadas, paliza dada a golpes de puño.
    • 1990 Álvz Vita, J. DiccPeruanismos Pe (NTLLE)
      trompeadura [...] Argent., Chile y Perú. f. Sucesión de trompadas aplicadas abusivamente a un individuo.
    • 1993 Haensch, G. / Werner, R. (dirs.) NDiccArgentinismos Ar (NTLLE)
      trompeadura f. coloq Castigo en el que se propinan especialm. golpes de puño.
    • 2019 Frau-Ardon, M. "M de Óscar Malca" p. 58 Filosofía y Comunicación (BD)
      Dentro de una dialéctica civilización versus barbarie, su fantasma recorre las páginas, acrecentando la violencia de la marginalidad juvenil: trompeaduras, arreglos de cuenta, robos, consumo de drogas baratas, ataques de los pirañitas, intento de violación, todo ello con música caleta de fondo, el rock undergroud. Los escenarios que presenta la novela no están limitados a Magdalena y distritos aledaños, pero sí que en todos predomina una carga extrema de violencia urbana.
    dar trompeadura trompear
    docs. (1894-1986) 4 ejemplos:
    • 1894 Anónimo "Menudencias" [29-07-1894] Caras y Caretas (Montevideo) Ur (HD)
      Da cuentas el parte policial de que un soldado, trompa del Regimiento de Artillería, se trabó en pelea con un individuo asestándole varios golpes de puño. No me estrañan sus bravuras / pues si es trompa el militar, / nada de particular / tiene que dé trompeaduras.
    • 1923 Glz Arrili, B. "Ladrona" [03-02-1923] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      ¡Oh! se la merecía bien la trompeadura que le di. Lástima que me lo quitaron pronto de delante... pero eso no importa... algún día le daré otra.
    • 1935 Anónimo "Trad Embustero, Averchenco" [27-03-1935] Ciudad (Madrid) Esp (HD)
      Mi compañero lanzó una sonora carcajada: —Es inútil. Ese estúpido, a pesar de la trompeadura que le dimos, no se ha corregido.
    • 1986 Anderson Imbert, E. Brujas p. 54 Telar del tiempo Ar (BD)
      —¡Gilberto! —gritó Ernestina—. ¿No has oído? Frena. Osito tiene que hacer sus necesidades. ¿O no te das cuenta? Para de una vez...—Ya va, ya va. Estaba buscando un lugar apropiado —mintió. El auto paró. [….] Gilberto, sin decir palabra, se bajó como si fuera dar una trompeadura a alguien, con un tremendo envión cerró la portezuela, se encaramó en su asiento y arrancó. —¡Papá, Papá! ¡Dejaste a Osito en medio del camino! Para, por favor, para… Aflojó el pie del acelerador pero ¡no señor! ¡no iba a ceder más! y lo apretó otra vez.
    recibir trompeadura
    docs. (1918) Ejemplo:
    • 1918 Anónimo "Chismógrafo" [27-07-1918] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      En su apresuramiento, da un pisotón en un pie a un señor que estaba muy delicado de ellos. Quien, indignado por el dolor sufrido, emprende una prolongada trompeadura de repetición, que hace poner en fuga a Sarrasqueta. Y al llegar a su casa, comprobó maravillado la perfección de su aparato, que había marcado matemáticamente, golpe por golpe, todos los de la trompeadura recibida.
  2. 1⟶extensión significado
    s. f. Pe Bo Ar Ur Serie de golpes propinados a una persona con la intención de hacerle daño.
    docs. (1892-2010) 4 ejemplos:
    • 1892 Fdz Medina, B. Charamuscas [1892] Uruguay (CDH )

      Todos ellos pertenecían por méritos propios, bien probados, á la familia de los compadres, quiebrayugos y farristas, enemigo de todo órden, fáciles de sacar de juicio con medio vaso de cualquier veneno, difíciles de reducir estando exaltados, con el ánimo buscador de pleitos, y en fin, mas visitadores de los calabozos policiales que los bichitos de humedad.

      Cada uno tenía su foja de servicios llena de hazañas que oscurecieran la sucia de Gil Blas, si se las comparara.

      Contaban como tales, palizas ó trompeaduras á las que Cervantes llama mozas del partido; y uno que otro desafio, á garrotazos ó trompadas con "gringos"infelices y chapetones, que caian á sus dominios, y se les achicaban ó les aflojaban.

    • 1907 Anónimo "Lengua Buenos Aires" [20-05-1907] Castropol (Castropol) Esp (HD)
      Al beber llaman chupar, / los cacahuetes, manís, / dicen páis por pais, y dejate de embromar. // Trompeadura, á una paliza, / los menosos, compadritos, / kilombos á ciertos garitos / y á la pequeña, petiza. // Laman gorra, á la capota, / ser un raspa es ser ladrón, / una bata es un batón, / y un botín es una bota.
    • 1925 Malaret, A. DiccAmericanismos (FG)
      TROMPEADURA. f. Argent. Paliza, tunda.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      trompeadura. [...] f. Pe, Bo, Ur; Ar, p.u. Serie de golpes que se da a alguien. pop + cult → espon.
  3. >trompear+–dura
    s. f. Ar Ur Pe Bo Pelea a puñetazos entre dos o más personas.
    Sinónimos: trompiza; tromponera
    docs. (1893-2014) 12 ejemplos:
    • 1893 Anónimo "Trad artículo Avenir Militaire" [15-08-1893] Revista Militar Mexicana (Ciudad de México) Ur (NTLLE)
      Los hombres de tropa, dicen, no tienen si no un gusto muy moderado para el duelo: prefieren recurrir sin ceremonias, á sus armas naturales, y mucho más por cuanto se recomienda el uso de ellas en las lecciones de monitor de boxe. El caporal tiene la indulgencia por la tripotée loyale en chambre (la buena trompeadura leal en la cuadra) el sargento hace la vista gorda, y los camaradas, en caso de necesidad, desplegan, alrededor de los combatientes, una mampára humana. Pues bien, después de un cambio más ó menos copioso de trompadas, la explicación acabaría por una apretón de manos y un paseo á la cantina.
    • 2014 Gtz Sousa, M. "Entrevista Manuel Lasso" [20-01-2014] Letralia (Cagua) Pe (HD)
      Se ve que quieres mucho a esa calle. —En efecto. Para mí Lima es la calle San Ildefonso. Es la calle de mi infancia. [...] Recuerdo mucho mis trompeaduras de infancia con los muchachos del vecindario y los cantantes de valses antiguos a quienes les gustaba empuñar la guitarra y cantar hasta altas horas de la noche. Probablemente haya visto al último de los pregoneros, de los que cuenta Ricardo Palma. Me refiero a las tisaneras, las tamaleras y las lecheras que vendían sus mercancías por las calles de Lima a ciertas horas.
    • 1893 Anónimo "Trad artículo Avenir Militaire" [15-08-1893] Revista Militar Mexicana (Ciudad de México) Ur (NTLLE)
      Los hombres de tropa, dicen, no tienen si no un gusto muy moderado para el duelo: prefieren recurrir sin ceremonias, á sus armas naturales, y mucho más por cuanto se recomienda el uso de ellas en las lecciones de monitor de boxe. El caporal tiene la indulgencia por la tripotée loyale en chambre (la buena trompeadura leal en la cuadra) el sargento hace la vista gorda, y los camaradas, en caso de necesidad, desplegan, alrededor de los combatientes, una mampára humana. Pues bien, después de un cambio más ó menos copioso de trompadas, la explicación acabaría por una apretón de manos y un paseo á la cantina.
    • 1905 Correa Luna, C. "Sinfonía" [05-08-1905] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      —Es posible que tenga usted razón. Lo que no me explico, es la causa probable... —Espérese un poquito. Entre nosotros, julio es el mes que da más trabajo á los colegas de don Pedro Rivas. ¿Qué no ha sucedido desde las invasiones inglesas hasta la pelotera record Irigoyen-Uriburu? Guerras, batallas, asesinatos, revoluciones, trompeaduras, alarmas... ¡y casi, todo en julio! ¡Si es el caso de preguntarse por qué no se llaman Julio algunos de nuestros más ilustres rabiosos!
    • 1913 Anónimo "Batalla campal Legua" [18-10-1913] Variedades: Revista Semanal Ilustrada (Lima) Pe (HD)
      El último domingo, en el caserío de La Legua, con ocasión de una romería religiosa que allí se realiza anualmente, hubo el bullicio y el característico movimiento que acompaña á ceremonias de tal género, degenerando la fiesta religiosa en los inevitables líos y trompeaduras que en esta vez culminaron en una especie de desafío colectivo, que la gendarmería, al mando del alférez Waltoni, creyó de su deber impedir.
    • 1920 Gálvez, J. "Seguidilla rápida" [24-09-1920] Hogar (Lima) Pe (HD)
      Nunca me olvidaré de una trompeadura fenomenal entre los de Labarthé y los de la Inmaculada en que Carlos Roedel dejó bien puesto el pabellón jesuita, allá por la Piedra Lisa, tronpeándose [sic] con un muchacho Guzmán García, y en la que Juan Luis Navarro, que no me dejará mentir, como dicen las viejas, se agarró, como los cánones mandan, con Leopoldo Miró Quesada. Pero, debo ser franco, fueron los de Labarthe, quienes los buscaron.
    • 1941 Díez Canseco, J. Trompo [1986] p. 139 Antología general prosa Perú Pe (BD)
      Total: casi se quema el callejón. La madre tuvo que salir en brazos del marido y una hermana de éste alzó al chiquillo de la cuna. A poco, los padres tuvieron que entregarlo a una vecina para que lo lactara, no fuera que el susto de la madre se le pasara al muchacho. Luego fue creciendo en un ambiente sumamente “peleador”, como decía él, para explicar esa su pasión por las trompeaduras.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Perú (CDH )
      De arranque le echó un pocotón de polvo de ají en los ojos que llevaba preparado (después explicaría a la hinchada: "En las trompeaduras criollas todo vale"), y cuando el gigantón, Goliat deteriorado por el hondazo inteligente de David, comenzó a dar traspiés, ciego, lo debilitó con una andanada de patadas en las partes pudendas hasta que lo vio doblarse.
    • 2014 Gtz Sousa, M. "Entrevista Manuel Lasso" [20-01-2014] Letralia (Cagua) Pe (HD)
      Se ve que quieres mucho a esa calle. —En efecto. Para mí Lima es la calle San Ildefonso. Es la calle de mi infancia. [...] Recuerdo mucho mis trompeaduras de infancia con los muchachos del vecindario y los cantantes de valses antiguos a quienes les gustaba empuñar la guitarra y cantar hasta altas horas de la noche. Probablemente haya visto al último de los pregoneros, de los que cuenta Ricardo Palma. Me refiero a las tisaneras, las tamaleras y las lecheras que vendían sus mercancías por las calles de Lima a ciertas horas.
    • 1893 Anónimo "Trad artículo Avenir Militaire" [15-08-1893] Revista Militar Mexicana (Ciudad de México) Ur (NTLLE)
      Los hombres de tropa, dicen, no tienen si no un gusto muy moderado para el duelo: prefieren recurrir sin ceremonias, á sus armas naturales, y mucho más por cuanto se recomienda el uso de ellas en las lecciones de monitor de boxe. El caporal tiene la indulgencia por la tripotée loyale en chambre (la buena trompeadura leal en la cuadra) el sargento hace la vista gorda, y los camaradas, en caso de necesidad, desplegan, alrededor de los combatientes, una mampára humana. Pues bien, después de un cambio más ó menos copioso de trompadas, la explicación acabaría por una apretón de manos y un paseo á la cantina.
    • 1905 Correa Luna, C. "Sinfonía" [05-08-1905] Caras y Caretas (Buenos Aires) Ar (HD)
      —Es posible que tenga usted razón. Lo que no me explico, es la causa probable... —Espérese un poquito. Entre nosotros, julio es el mes que da más trabajo á los colegas de don Pedro Rivas. ¿Qué no ha sucedido desde las invasiones inglesas hasta la pelotera record Irigoyen-Uriburu? Guerras, batallas, asesinatos, revoluciones, trompeaduras, alarmas... ¡y casi, todo en julio! ¡Si es el caso de preguntarse por qué no se llaman Julio algunos de nuestros más ilustres rabiosos!
    • 1913 Anónimo "Batalla campal Legua" [18-10-1913] Variedades: Revista Semanal Ilustrada (Lima) Pe (HD)
      El último domingo, en el caserío de La Legua, con ocasión de una romería religiosa que allí se realiza anualmente, hubo el bullicio y el característico movimiento que acompaña á ceremonias de tal género, degenerando la fiesta religiosa en los inevitables líos y trompeaduras que en esta vez culminaron en una especie de desafío colectivo, que la gendarmería, al mando del alférez Waltoni, creyó de su deber impedir.
    • 1920 Gálvez, J. "Seguidilla rápida" [24-09-1920] Hogar (Lima) Pe (HD)
      Nunca me olvidaré de una trompeadura fenomenal entre los de Labarthé y los de la Inmaculada en que Carlos Roedel dejó bien puesto el pabellón jesuita, allá por la Piedra Lisa, tronpeándose [sic] con un muchacho Guzmán García, y en la que Juan Luis Navarro, que no me dejará mentir, como dicen las viejas, se agarró, como los cánones mandan, con Leopoldo Miró Quesada. Pero, debo ser franco, fueron los de Labarthe, quienes los buscaron.
    • 1921 Gávlez, J. Lima [1947] p. 117 Pe (BD)
      Las trompeaduras colectivas se hacían ordenadamente. Una gran cantidad de muchachos iba por una vereda de la calle y la enemiga muchedumbre por la opuesta. Todos caminaban cuadras y más cuadras, como en decorativa procesión hasta llegar a un despoblado.
    • 1941 Díez Canseco, J. Trompo [1986] p. 139 Antología general prosa Perú Pe (BD)
      Total: casi se quema el callejón. La madre tuvo que salir en brazos del marido y una hermana de éste alzó al chiquillo de la cuna. A poco, los padres tuvieron que entregarlo a una vecina para que lo lactara, no fuera que el susto de la madre se le pasara al muchacho. Luego fue creciendo en un ambiente sumamente “peleador”, como decía él, para explicar esa su pasión por las trompeaduras.
    • 1964 Fdz Naranjo, N. / Gómez Fdz, D. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      TROMPEADURA. f. Pelea a puñetazos.
    • a1969 Arguedas, J. M. Zorro arriba [1990] Perú (CDH )

      Allí están, por ejemplo, cuatro hombres indo-hablantes que por la diferencia de sus orígenes y destinos se expresan y llegan a ser en la ciudad puerto industrial (ese retorcido pulpo fosforescente) distintos castellanos aunque de procreación semejante; y se encaminan, claro, a puntos o estrellas unos más definidos que otros. Y andan a pasos de otra laya, cada uno. Y están, también, dos ciudadanos criollos, porteños, muy contrapuestos: «libre»el uno, Moncada; amancornado el otro, Chaucato. Así es... Y hay unos cuantos más, a medio hacer; aparte de los Zorros, sus andanzas y palabras. Unos símbolos, una trompeadura atajados en el momento en que ya todos empezaban a encenderse.

      Por eso, si a juicio de sus asesores y de usted mismo, don Gonzalo, el relato aparece como insuficiente, deje a mi viuda que lo ofrezca a cualquier editor peruano o de otro país. Yo no dudo del valor de algunos capítulos (he alcanzado a recomponer el primero en estos días) y de la importancia documental del conjunto.

    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Perú (CDH )
      De arranque le echó un pocotón de polvo de ají en los ojos que llevaba preparado (después explicaría a la hinchada: "En las trompeaduras criollas todo vale"), y cuando el gigantón, Goliat deteriorado por el hondazo inteligente de David, comenzó a dar traspiés, ciego, lo debilitó con una andanada de patadas en las partes pudendas hasta que lo vio doblarse.
    • 1982 Muñoz Reyes, J. / Muñoz Reyes Taborga, I. DiccBolivianismos Bo (NTLLE)
      TROMPEADURA.— nom. fem. Pelea.
    • 1990 Álvz Vita, J. DiccPeruanismos Pe (NTLLE)
      trompeadura [...] Argent., Chile y Perú. f. Pugilato colectivo.
    • 2014 Gtz Sousa, M. "Entrevista Manuel Lasso" [20-01-2014] Letralia (Cagua) Pe (HD)
      Se ve que quieres mucho a esa calle. —En efecto. Para mí Lima es la calle San Ildefonso. Es la calle de mi infancia. [...] Recuerdo mucho mis trompeaduras de infancia con los muchachos del vecindario y los cantantes de valses antiguos a quienes les gustaba empuñar la guitarra y cantar hasta altas horas de la noche. Probablemente haya visto al último de los pregoneros, de los que cuenta Ricardo Palma. Me refiero a las tisaneras, las tamaleras y las lecheras que vendían sus mercancías por las calles de Lima a ciertas horas.
  4. >trompear+–dura
    s. f. Golpe dado con la mano cerrada, generalmente en la cara.
    docs. (1896-1908) 3 ejemplos:
    • 1896 Gutiérrez, E. Amor p. 24 Ar (BD)
      Meditaba aún el doctor Blancas sobre el fatal desenlace de aquella existencia destinada sin duda á un porvenir risueño, cuando llegó el comisario Cabanillas seguido de sus vijilantes, los inolvidables vijilantes de aquel tiempo, que nuestros lectores recordarán como nosotros, honestos gallegos en su mayor parte que enarbolando y dejando caer su machete sobre las espaldas del reo ó del sospechoso, pronunciaban la frase comedida y tan desacorde con la acción: ‘tenja la bundade de marcharse". Muchas veces el reo á puño limpio, se permitía darle una famosa trompeadura, previa quitada de machete, y de ahí venía sin duda la costumbre de sacudir antes de hablar.
    • 1897 Lpz Silva, J. "Revoltosa" [01-01-1897] La Novela Semanal (Buenos Aires) Ar (HD)
      —Y usté ¿con qué derecho me habla así? —¡Con el que me sale del alma! ¡Soy el amante de esa... señorita! —¡Tiene buen gusto, compañero! ¡Lo felicito! El parabién de aquel hombre, que fué acompañado por una sonrisa extraña, parecióle al estudiante una burla sangrienta, y exacerbada su cólera, llevóse frenético la mano al bolsillo donde guardaba el arma vengadora, mas cambiando bruscamente de intención y poniendo el insulto en el gesto y en la lengua, dijo despectivo y mordaz: —¡Se la regalo esa alhaja!... ¡No me gusta la chafalonía! Un vigoroso puñetazo de Raúl sobre el rostro del estudiante dió en tierra con éste, humillado y maltrecho, cruzándose dos apóstrofes, hirientes como dos puñales, vióse brillar fatídico un revólver en la diestra de Enrique, retumbó por todos los ámbitos de la casa un estampido siniestro. . . y todo se sucedió después con celeridad vertiginosa. […] —Perdónense si se ofendieron, y dense ustedes la mano como buenos amigos, que los dos caben juntos en mi corazón, —dijo Palmira, tomando a cada uno de un brazo. —¡Acá tiene la mía! —apresuróse a decir el militar extendiendo noblemente la mano, que el otro estrechó con fuerza. —¡Y no me guarde rencor por la trompeadura!... —¡Así hacen los hombres con vergüenza! —subrayó el rosarino, con una sonrisa, parodiando las palabras de Raúl.
    • 1908 Anónimo "Métodos box Europa" [13-06-1908] Variedades: Revista Semanal Ilustrada (Lima) Pe (HD)
      El inglés bastante práctico en sus golpes desde los primeros momentos llevó la ventaja contra el negro criollo y ya le había vencido fácilmente en dos rings en medio de la burla y la rechifla de los asistentes al espectáculo. Se exaltó de orgullo patriótico y de raza de un moreno, que veía desde la cazuela las malandanzas del pobre negro que iba á comenzar mohíno el tercer ring, y sazonando esto con interjecciones un poco schoking le gritó: —Mira, negro sinvergüenza déjate de inglesadas y métele al gringo su cabezazo y su trompeadura á la peruana! —Oír el negro el consejo y seguirlo todo fué uno. En menos de lo que canta un gallo le arrimó á su adversario un cabezazo en el estómago, le tapó un ojo, le sacó una muela, rematando con una patada en el hígado que tendió largo á largo al flamante boxeador.
  5. s. f. Dep. Derrota contundente que se inflige al rival.
    docs. (2018) Ejemplo:
    • 2018 Perdomo, N. El San Juan Ur (BD)
      Uruguay era Campeón del Mundo en fútbol y en los recientes Juegos Olímpicos de Helsinki les ganamos 2 veces a los Campeones Mundiales de Básquet, Argentina en Argentina, con Perón de “brujo” y negándole visas a periodistas deportivos uruguayos, lo cual hizo que Uruguay no fuera a ganarles en “su” Luna Park, pero en los Olímpicos de Helsinki ¡no pudieron seguir huyendo!, Uruguay ganó 2 veces a Argentina y el segundo partido fue por la medalla de bronce ¡donde les ganamos y les dimos unas trompeaduras de yapa!... como todo lo de Perón... unos farsantes con poca vida, ja-ja-ja.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE