7.ª Entrega (agosto de 2019)
Versión del 31/08/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
trompetil adj. (1655-)
trompetil
Etim. Derivado de trompeta e -il.

Se documenta por primera vez, con la acepción 'semejante a la trompeta', en 1655, en la Olla podrida a la española de M. Fernández; en este texto el autor juega con diversos sentidos de las voces trompeta, trompetero y trompetil. El trompetero da la señal de alarma con su trompeta, pero al tiempo resuena en el interior de su "persona trompetil" con "tremendo eco", ruido que él mismo justifica por haberse hartado de comida especialmente flatulenta. En definitiva, la dilogía aúna ambos sonidos con un fin humorístico: el estruendo de un trompeta tocando alarma y el sonido de tripas producido por un empacho. Con el valor 'perteneciente o relativo a la trompeta' se atestigua en 1842, en la Traducción de Roma subterránea, por C. Didier; posteriormente se documenta de manera esporádica hasta la actualidad, si bien su uso es menos frecuente que el de su sinónimo, trompetero, a.

    Acepción en desuso
  1. >trompeta+–il
    adj. Semejante a la trompeta.
    docs. (1655) Ejemplo:
    • 1655 Fernández, M. Olla podrida [1655] 37 Esp (CDH )
      Quando la comedia por su fin (avía dexado a muchos Príncipes i jurisdiciones a malas noches) negando el casamiento por acerlo con otras, comiença entonces la trompeta con terrible furia (de lo más alto de la torre) a tocar al arma manifestando estandarte rojo sanguinolento i criminal; todo el mundo se alborotó pensando que era el Ángel que llamava a rremate de cuentas; miraron muchos i vieron que era el trompetero que tan fuerte apretava para aumentar el soplo, que en su persona trompetil resonava un tremendo eco; començaron le a gritar diciéndole: por qué causa acía tanto ruido; respondió ya desabotonado el vientre: por dos cosas, la primera por cierto artazgo de nabos castañas i repollo [...].
  2. >trompeta+–il
    adj. Perteneciente o relativo a la trompeta.
    docs. (1842-2006) 6 ejemplos:
    • 1842 Anónimo Trad Roma subterránea I p. 79 Esp (BD)
      Sonó de repente una trompeta. Todos los ojos se levantaron, y por la parte de Anzo se vió llegar un hombre vestido de encarnado, con penacho blanco, en un carruagillo pintado de todos colores. Entró en la ciudad á escape, y redoblando sus algazaras trompetiles se detuvo en medio de la plaza.
    • 2006 Lpz Sarmiento, J. L. "Trompeta" [10-07-2006] La Provincia: Diario de la mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Quizás influenciado por las antiguas películas bélicas que tenían que ver con las plazas o cuarteles militares de las tropas inglesas, instalados en las colonias de la India o los fortines de los soldados norteamericanos en la tierra de los otros indios, llegué a imaginarme a un soldado con la cara congestionada, los mofletes inflados, la camisa desabrochada, en lo alto de una amena, dando diferentes órdenes con los sonidos trompetiles, según la hora del día, a los de adentro, recordando, al mismo tiempo, su presencia protectora o represora, a la población civil asentada fuera de los recintos militares. Desde luego, la trompeta desempeña hoy un papel menos importante en la vida militar que en otros tiempos.
    • 1842 Anónimo Trad Roma subterránea I p. 79 Esp (BD)
      Sonó de repente una trompeta. Todos los ojos se levantaron, y por la parte de Anzo se vió llegar un hombre vestido de encarnado, con penacho blanco, en un carruagillo pintado de todos colores. Entró en la ciudad á escape, y redoblando sus algazaras trompetiles se detuvo en medio de la plaza.
    • 1881 El ermitaño de las Peñuelas (Fernando Garrido) "Trompeta Juicio" [08-10-1881] La Discusión (Madrid) Esp (HD)
      ―[…] La cosa es muy sencilla. Vive en la casa de enfrente un músico joven, cabecilla caliente, demagogo y anarquista, como tantos otros que infestan á Madrid, y viendo entrar al general, á quien aborrece, como todos los de su catadura, porque es el azote de los revolucionarios, ha pensado darle un susto impunemente, tocando sonatas militares en la trompeta. […] Tal fué el fondo de todas las conversaciones en corrillos y cafés, y no quedó casino, taberna, ni salon, donde no se hablara mucho, y se mintiera más, del lance de la trompeta de la calle de la Montera. Hasta al régio alcázar llegó la noticia de mi aventura, y fué mí ocurrencia trompetil causa de que S. M. diera una broma nada pesada, al hombre del espadon, pidiéndole nuevas de mi trompetín, que calificó de trompeta del juicio.
    • 1901 Anónimo (Un Médico) "Costura para descosidos" [10-05-1901] Las Dominicales del Libre Pensamiento (Madrid) Esp (HD)
      Otro punto voy á tocar tan solamente. Cuando el pueblo israelita se acercaba á la tierra de promisión, y al dar vista á la ciudad de Jericó, al toque de trompeta las murallas de aquella ciudad cayeron á tierra en un momento. ¡Vaya una trompeta y un músico y unas murallas! [...] De todos modos, se ve bien á las claras que antiguamente eran muy aficionados á las trompetas; pues á mas de los estragos trompetiles que quedan consignados, también á San Jerónlmo le dio un patatús terrible por oir, ó al menos creer que oía una trompeta; y al fin del mundo, yo no se que ángel, tal vez el ángel patudo, también tocará la trompeta ó los órganos de Móstoles, para que resuciten los muertos y concurran al valle de Josafat.
    • 1986 Luca Tena, C. "Largo trayecto" [06-09-1986] ABC (Madrid) Esp (HD)
      Salimos de Soria por la carretera de Madrid para desviamos en el camino que lleva a Tardajos de Duero. Es un camino angosto y solitario que amenizan bosquecillos de pinos y de robles. En Tardajos —pequeño lugar, iglesia grande— cruza una mujer que lleva en la mano un cornetín. Es la pregonera que anunciará en distintos rincones del pueblo cualquier asunto de interés general o cualquier decisión del Municipio, tras ponerle a su voz un militar preludio trompetil.
    • 1998 Santonja, G. Incierta memoria p. 69 Esp (BD)
      Por si algo faltaba, rompieron a sonar por su cuenta las bocíneas de la torre de San Juan, y a la manera de un disciplinado ejército, como respondiendo a los aires cadavéricos de los ayes trompetiles que cuando la Suprema Voluntad disponga anunciarán el Juicio Final, el pueblo entero, tullidos y para parir incluidas, se organizó en procesión.
    • 2006 Lpz Sarmiento, J. L. "Trompeta" [10-07-2006] La Provincia: Diario de la mañana (Las Palmas de Gran Canaria) Esp (HD)
      Quizás influenciado por las antiguas películas bélicas que tenían que ver con las plazas o cuarteles militares de las tropas inglesas, instalados en las colonias de la India o los fortines de los soldados norteamericanos en la tierra de los otros indios, llegué a imaginarme a un soldado con la cara congestionada, los mofletes inflados, la camisa desabrochada, en lo alto de una amena, dando diferentes órdenes con los sonidos trompetiles, según la hora del día, a los de adentro, recordando, al mismo tiempo, su presencia protectora o represora, a la población civil asentada fuera de los recintos militares. Desde luego, la trompeta desempeña hoy un papel menos importante en la vida militar que en otros tiempos.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas