12.ª Entrega (julio de 2022)
Versión del 15/07/2022
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
tuberculoide adj., s. (1862-)
tuberculoide
Etim. Calco del francés tuberculoïde, atestiguada en esta lengua al menos desde 1854 como 'semejante al tubérculo o a la tuberculosis', en la obra Traité pratique des maladies de la peau de A. Devergie (Paris, Libraire de Victor Masson, p. 364: "Mais quand on a affaire à huit ou dix petites tumeurs d'acné tuberculoïde espacées les unes des autres, ou à des centaines de ces tumeurs réunies sur une surface plus ou moins étendue..."); y esta, a su vez, de tubercule y -oïde. Cf., no obstante, inglés tuberculoid (OED, s. v.).

Se documenta por primera vez, en la acepción 'semejante a la tuberculosis o alguno de sus síntomas', en 1862, en la Traducción del Tratado teórico y clínico de patología interna y de terapéutica médica por el doctor E. Gintrac [...] tomo quinto , de E. Sánchez Ocaña. Con este significado se consigna por vez primera en el Diccionario enciclopédico  (1953) de la editorial UTEHA. Por otra parte, como 'lesión cutánea de origen tuberculoso', se documenta por primera vez en 1897, en el artículo "Traducción de Terapéutica general de las tuberculosis de orden quirúrgico y más especialmente osteo-articulares. Discurso del profesor Lannelongue", de E. R. García, publicado en la Revista de Anatomía Patológica y Clínicas (Ciudad de México) . Como 'bacilo semejante a las bacterias del complejo Mycobacterium tuberculosis ', se atestigua por primera vez en 1909, en "¿Convendría sustituir la ganadería bovina por la ovina, caprina y equina para suprimir la infección humana por las carnes y leches de los bóvidos?", artículo de R. Rodríguez Méndez aparecido en La Veterinaria Española (Madrid) . Finalmente, como 'que tiene tuberculosis o algunos de sus síntomas', se documenta por primera y única vez en 1912, en "Desde Gandesa. Cuenta política", relato publicado en La Tradición (Tortosa) ; y como 'semejante a un tubérculo por su forma', en 1920, en la investigación "XI. Raíces tuberosas del llacón", de Á. Maldonado, que forma parte del libro Contribución al estudio de la materia médica peruana. Fascículo I , de M. A. Velásquez y Á. Maldonado.

  1. ac. etim.
    adj. Med. Semejante a la tuberculosis o alguno de sus síntomas.
    docs. (1862-2021) 28 ejemplos:
    • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V p. 180 Esp (BD)
      Debemos añadir que, en 1851, Mr. Cazenave resumió los diversos escritos publicados acerca del padecimiento que nos ocupa, y le separó perfectamente de las enfermedades extrañas á los folículos. Esta acné ha recibido de Mr. Devergie el nombre de tuberculoide.
    • 2021 Aróstegui Aguilar, J. et alii "Granulomas en dermatopatología, II" [01-09-2021] p. 710 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La epidermis puede ser normal o, menos frecuentemente, mostrar atrofia, hiperplasia o ulceración. Otros hallazgos menos característicos son la presencia de granulomas perifoliculares y perineurales, granulomas tuberculoides, necrosis fibrinoide focal, mucina dérmica, daño liquenoide y vasculitis, entre otros. Ocasionalmente se pueden observar inclusiones intracitoplasmáticas (cuerpos de Schaumann y cuerpos asteroides), que aunque características, no son específicas.
    • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V p. 180 Esp (BD)
      Debemos añadir que, en 1851, Mr. Cazenave resumió los diversos escritos publicados acerca del padecimiento que nos ocupa, y le separó perfectamente de las enfermedades extrañas á los folículos. Esta acné ha recibido de Mr. Devergie el nombre de tuberculoide.
    • 1889 Gmz Mata, F. Terapéutica moderna tisis pulmonar p. 14 Esp (BD)
      Efectos de las sustancias inertes.—En vez de la materia tuberculosa ó caseosa, se ha introducido en el peritoneo cuerpos inertes de hilas, papel secante ó fragmentos de cáncer. Se ha inyectado en las venas el pus de un abceso, polvos de licopodio, y en estos casos se hubiera obtenido, ademá s de las granulaciones locales, alteraciones tuberculóides generalizadas. La inyección subcutánea produce los mismos efectos.
    • 1897 Peláez, P. L. Tuberculosis laríngea p. 2 Esp (BD)
      Las paredes del vestíbulo laríngeo y las bandas ventriculares, estaban también rojas y algo abultadas: la región aritenoidea ligeramente edematosa y ofreciendo en el lado izquierdo un pequeño abultamiento conoideo, un poco blanquecino en su punta y de aspecto tuberculoide.
    • 1910 Glz Tomás, J. "Bacilo de Koch en la orina" [01-02-1910] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      La inoculación es un buen método para llegar al diagnóstico de tuberculosis urinaria, teniendo la ventaja sobre los demás de evitar la confusión con el bacilo del smegma, puesto que este y otros bacilos tuberculoides encontrados en las orinas, se ha demostrado no son patógenos para el cobaya.
    • 1923 Guillén, M. "Conferencia científica lepra" [01-11-1923] Fontilles: Órgano de la Colonia-Sanatorio de San Francisco de Borja para Leprosos (Gandía) Esp (HD)
      Hoy vamos a ocuparnos en las otras conclusiones, las de orden exclusivamente médico, que constituyen, lo último, lo más nuevo que de lepra se sabe, toda vez que son resumen de lo aportado por los médicos de todos los países, que tratan leprosos y estudian la lepra. 1º Estudiar una nueva forma de lepra, llamada tuberculoide. 2º Averiguar la correlación entre la lepra humana y la lepra de las ratas.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tuberculoide. (de tubérculo y -oide). adj. Med. Parecido al tubérculo o a la tuberculosis.
    • 1978 Fosca, R. "La lepra amenaza" [04-06-1978] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) Esp (HD)
      A los cinco años de haber desaparecido la sintomatología se considera al enfermo curado, requiriéndose un mínimo de tres años de tratamiento para el enfermo lepromatoso y un mínimo de ocho a diez meses de tratamiento en la forma tuberculoide, para que ambos dejen de ser contagiosos.
    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      tuberculoide. adj. Semejante a la tuberculosis.
    • 1989 RAE DMILE 4.ª ed. (NTLLE)
      tuberculoide. adj. Semejante a la tuberculosis.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Ve (CDH )
      Al estudio histopatológico se encuentra un granuloma con células gigantes y formaciones tuberculoides, conteniendo multitud de parásitos encapsulados intracelulares, con una imagen redonda o en media luna (parecidos a la Leishmania) incluidos en macrófagos.
    • 2003 Colmenares Suárez, L. A. "Dr. Humberto Campíns" [01-10-2003] Gaceta Médica de Caracas (Caracas) Ve (CORPES)
      La cromomicosis tipo en placas fue encontrada en 10 pacientes (9 en forma pura y una asociada a la forma verrugosa). Ésta fue la forma clínica más frecuente, con evolución entre 3 y 40 años, ubicada de manera predominante en los miembros superiores (6 casos). La forma tuberculoide fue la forma histopatológica más frecuente en la serie.
    • 2012 Organización Mundial de la Salud Control Leishmaniasis p. 124 (BD)
      En los focos dependientes, donde la enfermedad no está siempre presente, pueden verse afectadas personas de todas las edades, lo cual aumenta su importancia desde el punto de vista de la salud pública. La leishmaniasis recidivante (lupoide o tuberculoide), forma crónica (como secuela ocasional de la leishmaniasis cutánea antroponótica), puede durar muchos años, de modo que los pacientes pueden ser portadores de parásitos durante los largos periodos de baja transmisión.
    • 2021 Aróstegui Aguilar, J. et alii "Granulomas en dermatopatología, II" [01-09-2021] p. 710 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La epidermis puede ser normal o, menos frecuentemente, mostrar atrofia, hiperplasia o ulceración. Otros hallazgos menos característicos son la presencia de granulomas perifoliculares y perineurales, granulomas tuberculoides, necrosis fibrinoide focal, mucina dérmica, daño liquenoide y vasculitis, entre otros. Ocasionalmente se pueden observar inclusiones intracitoplasmáticas (cuerpos de Schaumann y cuerpos asteroides), que aunque características, no son específicas.
    • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V p. 180 Esp (BD)
      Debemos añadir que, en 1851, Mr. Cazenave resumió los diversos escritos publicados acerca del padecimiento que nos ocupa, y le separó perfectamente de las enfermedades extrañas á los folículos. Esta acné ha recibido de Mr. Devergie el nombre de tuberculoide.
    • 1862 Schz Ocaña, E. Trad Patología Gintrac, V p. 180 Esp (BD)
      Entre estas diversas denominaciones, la que expresa el principal carácter de la enfermedad, es decir, el punto central de depresion, es la mas conveniente. El epíteto de tuberculoide hace suponer una lesion orgánica que no existe; el de varioliforme no indica mas que una semejanza muy imperfecta, porque la pústula variólica no tiene orificio.
    • 1874 Simancas Larsé, E. Trad Clínica médica, Jaccoud p. 182 Esp (BD)
      En 1850 demuestra el autor que el tubérculo tiene una organización celular en su forma inicial, de granulación gris, que nace por proliferacion de los tejidos preexistentes, pero que más tarde muere y sufre la misma metamórfosis tuberculoide observada por él en el cáncer y el pus.
    • 1889 Gmz Mata, F. Terapéutica moderna tisis pulmonar p. 14 Esp (BD)
      Efectos de las sustancias inertes.—En vez de la materia tuberculosa ó caseosa, se ha introducido en el peritoneo cuerpos inertes de hilas, papel secante ó fragmentos de cáncer. Se ha inyectado en las venas el pus de un abceso, polvos de licopodio, y en estos casos se hubiera obtenido, ademá s de las granulaciones locales, alteraciones tuberculóides generalizadas. La inyección subcutánea produce los mismos efectos.
    • 1897 Peláez, P. L. Tuberculosis laríngea p. 2 Esp (BD)
      Las paredes del vestíbulo laríngeo y las bandas ventriculares, estaban también rojas y algo abultadas: la región aritenoidea ligeramente edematosa y ofreciendo en el lado izquierdo un pequeño abultamiento conoideo, un poco blanquecino en su punta y de aspecto tuberculoide.
    • 1897 Peláez, P. L. Tuberculosis laríngea p. 4 Esp (BD)
      Además como dato de mayor gravedad debe notarse que en el curso de la 6ª y la 7ª semana en que el enfermo asistía á mi consulta, aumentó el aspecto granuloso y tuberculoide de la epiglotis y repliegue ariteno-epiglótico izquierdo; y, lo que es peor aún, en el punto de unión del tercio ó cuarto izquierdo con los tres cuartos derechos de la epiglotis, apareció una lesión ulcerosa que profundizó en el tejido epiglótico hasta segmentarlo por completo y extendiéndose hacia abajo y afuera llegó á permitir cierta movilidad al repliegue ariteno-epiglótico izquierdo [...].
    • 1910 Glz Tomás, J. "Bacilo de Koch en la orina" [01-02-1910] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      La inoculación es un buen método para llegar al diagnóstico de tuberculosis urinaria, teniendo la ventaja sobre los demás de evitar la confusión con el bacilo del smegma, puesto que este y otros bacilos tuberculoides encontrados en las orinas, se ha demostrado no son patógenos para el cobaya.
    • 1910 Anónimo "Sarcoides cutáneos y subcutáneos, Darier" (Reseña) [15-05-1910] Revista Clínica de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Se puede, provisionalmente, admitir los cuatro tipos siguientes: 1º) Sarcoide cutáneo de Boeck ó lupoide miliar, del que existen tres variedades: papulosa, tuberosa é infiltrada. 2º) Sarcoide subcutáneo de Darier-Roussy. 3º) Sarcoide parecido al eritema indurado ó sarcoide nudoso de los miembros. Y 4º) Sarcoide de Spiegler-Fendt, que es un sarcoide de células redondas, no tuberculoide, y que se aproxima á las linfodermias neoplásicas.
    • 1920 Sicilia, F. "Lesiones ganglionares" [20-01-1920] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      [...] si bien hay otros muchos casos como alguno que he descrito de mezclas de ambas lesiones, con carácter intermedio o mixtos, o teniendo en una zona un aspecto tuberculoide y en otras sifiloides; es frecuente sobre todo, en muchos jóvenes de dos a tres decenas, pálidos, demacrados, anémicos, linfáticos ya ganglionares, de poco desarrollo de tejidos y constitución poco hechos, diríamos a las inclemencias de la vida, y a sus rudas faenas y emociones [...].
    • 1923 Guillén, M. "Conferencia científica lepra" [01-11-1923] Fontilles: Órgano de la Colonia-Sanatorio de San Francisco de Borja para Leprosos (Gandía) Esp (HD)
      Hoy vamos a ocuparnos en las otras conclusiones, las de orden exclusivamente médico, que constituyen, lo último, lo más nuevo que de lepra se sabe, toda vez que son resumen de lo aportado por los médicos de todos los países, que tratan leprosos y estudian la lepra. 1º Estudiar una nueva forma de lepra, llamada tuberculoide. 2º Averiguar la correlación entre la lepra humana y la lepra de las ratas.
    • 1928 Noguer Moré, S. "Dermato-micosis" [15-03-1928] España Médica (Madrid) Esp (HD)
      No olvidará la posibilidad de que el proceso micósico pueda haberse desarrollado sobre un terreno invadido anteriormente por otras infecciones y por tanto con alergía específica, que originará reacciones o formaciones sifiloides o tuberculoides en el sentido etiológico, conduciendo a cuadros de hibridez variable, etc.
    • 1931 Carrasco Mtz, P. "Infección tuberculosa" p. 326 Documenta pathologica Esp (BD)
      [...] las reacciones locales tuberculínicas se caracterizan en los tuberculosos por la producción de un tejido tuberculoide distinto de la simple inflamación aséptica que se desarrolla cuando el individuo no padece esta enfermedad; pero, en estos mismos casos, la aplicación de materiales bacterianos no específicos da también lugar a un tejido tuberculoide, circunstancia que, en contra de lo que los mencionados autores opinan, quita, en mi entender, todo valor a este tejido, como expresión de una modalidad reaccional específica.
    • 1953 VV. AA. DiccEnciclop UTEHA [01-01-1953] (FG)
      tuberculoide. (de tubérculo y -oide). adj. Med. Parecido al tubérculo o a la tuberculosis.
    • 1954 Anónimo "Anuncio de oposición" [09-02-1954] Boletín Oficial de la Zona de Protectorado Español en Marruecos (Tetuán) Esp (HD)
      Lección 35.— Lepra. Etiología. Patología general. Lección 36.— Clasificación de sus formas clínicas. Fundamentos. Histopatología, inmunobiología y pronostico. Lección 37.— Clínica de la lepra, tuberculoide e incadecteristica. Lección 38.— Clínica de la lepra lepromotosa.
    • 1969 Reyna, Mª. C. "La lepra no es una maldición" [19-09-1969] Diario de Burgos (Burgos) Esp (HD)
      Es una lástima porque en esta fase pueden sanar el ciento por ciento de los enfermos. Después la lepra adopta dos formas: la tuberculoide, que es la más benigna aunque con bastantes alteraciones neurales y la maligna que es la que ataca piel y vísceras.
    • 1976 Soto Vergés, R. "Alucinaciones Brikmann" [01-07-1976] p. 44 Bellas Artes (Madrid) Esp (HD)
      Las alucinaciones de Brinkmann constituyen, en el sentido más inmediato y cierto, un verdadero asalto a la razón. El elemento sorpresivo es un ingrediente constitutivo de su técnica; su teratología humana, sus rostros tuberculoides, monstruosos, corroídos, están ahí porque sí; porque él puede, como Kafka, ocultarnos la metamorfosis, presentándonos tan sólo los aterradores resultados de aquélla.
    • 1978 Fosca, R. "La lepra amenaza" [04-06-1978] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) Esp (HD)
      A los cinco años de haber desaparecido la sintomatología se considera al enfermo curado, requiriéndose un mínimo de tres años de tratamiento para el enfermo lepromatoso y un mínimo de ocho a diez meses de tratamiento en la forma tuberculoide, para que ambos dejen de ser contagiosos.
    • 1983 Anónimo "Ayuda a los leprosos" [11-12-1983] Mediterráneo: Prensa y Radio del Movimiento (Castellón de la Plana) Esp (HD)
      La lepra es una enfermedad curable fácilmente en su forma tuberculoide; también en la forma lepromatosa cuando no está muy avanzada. Siempre se suprime la contagiosidad con un tratamiento de poca duración si se lleva con rigurosidad.
    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      tuberculoide. adj. Semejante a la tuberculosis.
    • 1989 RAE DMILE 4.ª ed. (NTLLE)
      tuberculoide. adj. Semejante a la tuberculosis.
    • 1990 Sandner, O. Sida [1990] Ve (CDH )
      Al estudio histopatológico se encuentra un granuloma con células gigantes y formaciones tuberculoides, conteniendo multitud de parásitos encapsulados intracelulares, con una imagen redonda o en media luna (parecidos a la Leishmania) incluidos en macrófagos.
    • 1997 Navarrete Ángeles, M. C. Trad Remedios curaciones tratamientos p. 287 Mx (BD)
      En la fase de consolidación debe seguirse la dosis máxima tolerada, por lo menos durante un período de cinco años en los casos de L. lepromatosa. En los casos tuberculoides se mantiene la dosis de 100 mg durante un año. En la fase de sostén, los casos lepromatosos continuarán de por vida con una dosis de 25 mg diarios; mientras que los tuberculoides pueden ser dados de alta por curación.
    • 2003 Colmenares Suárez, L. A. "Dr. Humberto Campíns" [01-10-2003] Gaceta Médica de Caracas (Caracas) Ve (CORPES)
      La cromomicosis tipo en placas fue encontrada en 10 pacientes (9 en forma pura y una asociada a la forma verrugosa). Ésta fue la forma clínica más frecuente, con evolución entre 3 y 40 años, ubicada de manera predominante en los miembros superiores (6 casos). La forma tuberculoide fue la forma histopatológica más frecuente en la serie.
    • 2006 Secretaría Salud Guía atención tuberculosis Mx (CORPES)
      Puede ser reactivación endógena o reinfección exógena a) formas fijas: luposa, coalicuativa, verrugosa, ulcerosa, vegetante y miliar; b) formas hematógenas, no habitadas, hiperérgicas al PPD, recidivantes con tuberculides y son: TB nodular profunda, TB nódulo necrótica, micronodular, tuberculoide ulcerosa y tuberculide de la cara.
    • 2009 Uribe-Barreto, A. et alii "Estudio microbiológico y anatomopatológico" [01-01-2009] Revista peruana de medicina experimental y salud pública (Lima) Pe (CORPES)
      Los exámenes microbiológicos para gérmenes comunes aerobios, y de BK directo en las piezas operatorias, resultaron negativos en todos los casos. Asimismo, se obtuvo el mismo resultado en el cultivo de BK en las ocho piezas operatorias donde este fue efectuado. El hallazgo positivo de reacción inflamatoria crónica granulomatosa tipo tuberculoide, con baciloscopía negativa, se presentó en cuatro casos.
    • 2010 Anónimo "Programa Nacional de la Lepra" Guía terapéutica Atención Primaria en Salud Cu (CORPES)
      Desde el punto de vista clínico, existen dos formas de presentación extremas de la enfermedad: tuberculoide y lepromatosa, distinguiéndose formas intermedias entre ellas, por lo que la enfermedad se clasifica de acuerdo con sus formas clínicas: lepra indeterminada; tuberculoide; borderline tuberculoide; borderline; borderline lepromatosa; lepromatosa.
    • 2012 Organización Mundial de la Salud Control Leishmaniasis p. 124 (BD)
      En los focos dependientes, donde la enfermedad no está siempre presente, pueden verse afectadas personas de todas las edades, lo cual aumenta su importancia desde el punto de vista de la salud pública. La leishmaniasis recidivante (lupoide o tuberculoide), forma crónica (como secuela ocasional de la leishmaniasis cutánea antroponótica), puede durar muchos años, de modo que los pacientes pueden ser portadores de parásitos durante los largos periodos de baja transmisión.
    • 2021 Aróstegui Aguilar, J. et alii "Granulomas en dermatopatología, II" [01-09-2021] p. 710 Actas Dermo-Sifiliográficas (Madrid) Esp (HD)
      La epidermis puede ser normal o, menos frecuentemente, mostrar atrofia, hiperplasia o ulceración. Otros hallazgos menos característicos son la presencia de granulomas perifoliculares y perineurales, granulomas tuberculoides, necrosis fibrinoide focal, mucina dérmica, daño liquenoide y vasculitis, entre otros. Ocasionalmente se pueden observar inclusiones intracitoplasmáticas (cuerpos de Schaumann y cuerpos asteroides), que aunque características, no son específicas.
  2. s. m. o f. Med. Lesión cutánea de origen tuberculoso.
    docs. (1897-1989) 5 ejemplos:
    • 1897 García, E. R. "Trad Terapéutica general, Lannelongue" [01-01-1897] p. 593 Revista de Anatomía Patológica y Clínicas (Ciudad de México) Mx (HD)
      Pero el dato histológico nuevo, no podía ser un criterio más seguro que el tubérculo propiamente dicho, que no era después de todo, sino un simple agregado de nódulos. Uno y otro, á lo más, podían ser producidos experimentalmente por un agente físico vulgar y de ninguna manera específica. Se había aplazado la dificultad; no se había resuelto. Las cosas se habían embrollado tan bien, que ciertos observadores llamaron tuberculoides á las alteraciones en que se encontraba el pretendido nódulo característico.
    • 1929 Anónimo (J. G. de R.) "Cursillo sobre Tuberculosis" [12-12-1929] La Voz (Córdoba) Esp (HD)
      Con gran sencillez y exposición clara y concisa, describe las formas clínicas de las localizaciones de las tuberculóides en las distintas partes del ojo, y subdivide las grandes lesiones en Queratitis, Iritis y Coroiditis, con sus signos típicos, y su diagnóstico diferencial, con otras afecciones, poniendo de relieve un conocimiento exacto y una gran práctica del problema.
    • 1929 Romera, V. M. "Cursillo de Tuberculosis" [13-12-1929] La Voz (Córdoba) Esp (HD)
      Nos dá una división suya de estos procesos y esto revela por parte del doctor Jiménez Ruiz, no solo un estudio detenido, sino una concepción tan clara y tan concreta, que precisamente lo que encontraba de malo en anteriores divisiones, para nosotros, en el momento de oir la división en pequeños tuberculoides y grandes tuberculosis del ojo, las encontrabamos más razonables que las que los libros nos dan.
    • 1985 RAE DMILE 3.ª ed. [01-01-1985] (NTLLE)
      tuberculoide. [...] m. tubérculide.
    • 1989 RAE DMILE 4.ª ed. (NTLLE)
      tuberculoide. [...] m. tubérculide.
  3. s. m. Med. Bacilo semejante a las bacterias del complejo Mycobacterium tuberculosis.
    docs. (1909-1910) 2 ejemplos:
    • 1909 Rdz Méndez, R. "Sustituir la ganadería bovina" [20-05-1909] La Veterinaria Española (Madrid) Esp (HD)
      [...] y en el momento actual A. Philibert (Tesis de París, 1908), al hacer una concienzuda revisión del grupo de los bacilos ácidorresistentes propiamente dichos y en él se incluye el bacilo tuberculoso (humano, bovino, aviario, písceo) y los bacilos de la leche, manteca, cereales, etc., que constituyen el grupo de los tuberculoides, emparentados sin duda con el de Koch [...].
    • 1910 Glz Tomás, J. "Bacilo de Koch en la orina" [01-02-1910] Revista Ibero-Americana de Ciencias Médicas (Madrid) Esp (HD)
      Siempre que después de la inoculauión encontremos en los ganglios, bacilos con los caracteres del bacilo de Koch, podemos asegurar que la orina inoculada contenía bacilos de Koch. El bacilo de la hierba de Thimothée y otros tuberculoides que producen lesiones en el cobaya semejantes á las provocadas por el bacilo de Koch, no han sido hallados en las orinas, y por lo tanto la confusión es imposible.
  4. adj. Que tiene tuberculosis o algunos de sus síntomas.
    docs. (1912) Ejemplo:
    • 1912 Anónimo (Celuloide) "Cuenta política" [30-11-1912] La Tradición (Tortosa) Esp (HD)
      ¡Qué amigos tienes, Juanito! Un pobre Esculapio, neurasténico y tuberculoide, con una facilidad de expresión que... ni Chirrita; un gran Tenorio nocturno y varios cefalopodos que de tanto bañar sus cabezas en las regeneradoras aguas caballistas, les han quedado aguadas; en fin, cuatro ó cinco de estas eminencias formaron tribunal para revisar el proceso Figueras, más célebre en este distrito que el de Ferrer en Europa.
  5. adj. Bot. Semejante a un tubérculo por su forma.
    Sinónimo: tuberculiforme
    docs. (1920) Ejemplo:
    • 1920 Maldonado, Á. "Raíces tuberosas llacón" p. 148 Estudio materia médica, I Pe (BD)
      Las raíces se cosechan generalmente, durante y después de la floración; se les expone al sol durante varios días, y son comidas así, sin más preparación. La plantación se hace sembrando las yemas subterráneas muy carnosas (rizomas tuberculoides), que se encuentran en la base del tallo viejo; distanciándolas unos 0m.80 entre ellos, y cubriéndolas con unos 10 ctms. de tierra. Una planta es capáz de suministrar rizomas para obtener más de quince plantas.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas