1.ª Entrega (agosto de 2013)
Versión del 16/12/2017
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
verso s. (1524-1943)
verso, berços, berzo, versu, versetes
Etim. Voz tomada probablemente del portugués berço, acaso de origen céltico (DECH, s. v. brizo; cf. DELP, s. v. berço).

Se documenta por primera vez, con la acepción de ‘arma de artillería cuyo tamaño y calibre corresponde a la mitad de la culebrina’, en 1524, en la Cuarta carta de relación de Hernán Cortés; la palabra languidece a partir del siglo XVI y posteriormente se localiza, fundamentalmente, en textos historiográficos y en diccionarios.

Notas filológicas

En la consulta del CDH y del CORDE, se recupera un testimonio de verso procedente de es un extracto, de la Carta de Antonio Brito al Rey de Portugal sobre algunos sucesos de la India; no obstante, como nos ha hecho notar F. J. Herrero Ruiz de Loizaga, no es este un documento original, sino un resumen del siglo XVIII, debido a de J. B. Muñoz, del documento original portugués (traducido, por lo tanto, al español) incluido en el cuarto volumen, publicado en 1837, de la Coleccion de los viages y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV, coordinada por M. Fernández de Navarrete.

  1. s. m. Arma de artillería cuyo tamaño y calibre corresponde a la mitad de la culebrina.
    Holónimos: versería; versería
    docs. (1524-2014) 111 ejemplos:
    • 1524 Cortés, H. Cartas relación [01-01-1524] 323 Esp (CDH )
      De los navíos que han venido, tendré por todas de metal, piezas chicas y grandes, de falconete arriba, treinta y cinco piezas y de hierro, entre lombardas y pasavolantes, versos y otras maneras de tiros de hierro colado, hasta setenta piezas.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      verso2 m. Pieza ligera de la artillería antigua, menor que la culebrina.
    • 1524 Cortés, H. Cartas relación [01-01-1524] 323 Esp (CDH )
      De los navíos que han venido, tendré por todas de metal, piezas chicas y grandes, de falconete arriba, treinta y cinco piezas y de hierro, entre lombardas y pasavolantes, versos y otras maneras de tiros de hierro colado, hasta setenta piezas.
    • c1527 Chaves, A. Cosmografía [1983] Esp (CDH )
      Si la mar tuviere bonanza alguna, hará sacar la barca grande y echarla al agua y tornar a cerrar las compuertas o escotillas, porque ninguno sea osado a esconderse debajo de cubierta al tiempo de la batalla, y hará meter en la barca quince o dieciséis hombres con sus armas, enrodelados, y algún verso y algunos arcabuceros, y llevarán un par de hachas y media docena de cuñas y media docena de barrenas grandes, y tendrá cada uno su remo, y estos, así puestos en su barca, irán siempre junto a su nao por la parte contraria donde viene su enemigo, encubriéndose en manera que no puedan ser vistos de su contrario, porque éstos pueden hacer muy grande daño a sus contrarios, como en su tiempo se dirá.
    • 1579 Licenciado Valverde Carta al Rey Docs HCosta Rica, VII CR (CDH )
      [...] y aunque encomençaron á significar algunos que no eran obligados por aver de yr fuera de la tierra, dióseles á entender questaban obligados á seguir á V. M. y á sus capitanes, en especial siendo como es en defensa desta tierra, y así fuéronse haciendo los doscientos hombres y de México se trujo pólvora, seys ó siete quintales que embió el Virrey y otros tres de puerto de Cavallos, con ocho versos y tres moxquetes que vendió un navío de los que allí estaban y veynte y quatro esmeriles que se embiaron de Truxillo, y aquí se hicieron cinco pieças de bronze muy escogidas y mejores que en Málaga pudieran ser, por la mejoría del metal, que fueron de hachas de yndios, de cobre, con que cortan la madera y de que se sirven, que como tienen gastada la escoria están purificadas y como de oro y au dizen que tiene alguno [...].
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 723 Esp (CDH )
      / / Que como entonces ni esmeril, ni verso, / falconete, cañón, ni culebrina / había dado al mundo aquel perverso, / que de Marte ofendió la disciplina, / como era el noble pelear diverso, / y espantaba la pez y la resina, / que aún la pólvora estaba sepultada / en el infierno, donde fue criada. / / /
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Rindieron las armas de fuego, cinco versos, y hasta treinta y siete arcabuzes, y mosquetes: con que se asseguró al parecer la paz por todas las vias, que acertó a descubrir la prudencia humana.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio matemático, V Esp (BD)
      Omito otras especies de menor calibo, ó vala, como eran los Versos, Rabadoquines, Esmeriles, Moyanas, Cebratanas, Passabolantes, y Grifaltos, que por ser casi de ningun provecho, yá no se usan en buenas fundiciones.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 368 Ve (CDH )
      Halló a Cobos atrincherado en su alojamiento y prevenido con quatro versos de bronce, que cargados de balas menudas tenía assestados para la parte por donde se temía le podría acometer el enemigo, y dándole fuego, a tiempo que resueltos los indios abançaron por allí con ánimo de apoderarse del quartel, hicieron tal destrozo que, desordenada la muchedumbre, su misma confusión ofrecía blanco seguro para lograr nuevos tiros [...].
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Verso: Especie de culebrina de mui poco calibre, que yá no se usa en buenas fundiciones. 
    • 1793 Aguirre, J. F. Diario del Capitán de Fragata Aguirre (FG)
      Se gastaron 3 libras de polvora de versos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 71 Esp (CDH )
      Los castellanos con harta pena de aquella matanza, se opusieron á los de Gilolo á cuchilladas para que no matasen á dos de aquellos hombres; y apresado el paraol tomaron con él 120 quintales de clavo de que iba cargado, un verso y otro tiro chico, y entre tanto el otro paraol se les fue á la vela.
    • 1956 Pando Villarroya, J. L. DiccMarítimo (FG)
      VERSO. Ant.: Pieza ligera de artillería, que en tamaño y calibre era la mitad de la culebrina.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      verso2. m. Pieza ligera de la artillería antigua, que en tamaño y calibre era la mitad de la culebrina.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      verso2 m. Pieza ligera de la artillería antigua, menor que la culebrina.
    • 1524 Cortés, H. Cartas relación [01-01-1524] 323 Esp (CDH )
      De los navíos que han venido, tendré por todas de metal, piezas chicas y grandes, de falconete arriba, treinta y cinco piezas y de hierro, entre lombardas y pasavolantes, versos y otras maneras de tiros de hierro colado, hasta setenta piezas.
    • c1527 Chaves, A. Cosmografía [1983] Esp (CDH )

      Pasamuros, cuatro encavalgados y con cada veinte pelotas de hierro colado, hechas a su molde y cada uno dos servidores.

      Versos, debe llevar cuarenta encavalgados por la fresada y postareos y bordo de la nao, y en los castillos donde convengan estar, y para cada uno veinte pelotas de plomo, con sus dados de hiero dentro en ellas.
    • c1527 Chaves, A. Cosmografía [1983] Esp (CDH )
      Si la mar tuviere bonanza alguna, hará sacar la barca grande y echarla al agua y tornar a cerrar las compuertas o escotillas, porque ninguno sea osado a esconderse debajo de cubierta al tiempo de la batalla, y hará meter en la barca quince o dieciséis hombres con sus armas, enrodelados, y algún verso y algunos arcabuceros, y llevarán un par de hachas y media docena de cuñas y media docena de barrenas grandes, y tendrá cada uno su remo, y estos, así puestos en su barca, irán siempre junto a su nao por la parte contraria donde viene su enemigo, encubriéndose en manera que no puedan ser vistos de su contrario, porque éstos pueden hacer muy grande daño a sus contrarios, como en su tiempo se dirá.
    • c1527 Chaves, A. Cosmografía [1983] Esp (CDH )
      En este tiempo los de las gavias han de arrojar sus alcancías sobre la contraria, tirando unos las de polvora y alquitrán, con sus mechas encendidas, y otros las de jabón y aceite, porque dando en la nao resbalan andando por encima, y las de la cal, en quebrando, saltan y ciegan la gente; juntamente lo han de hacer lo mismo los de abajo, y las flechas y piedras, y de rato en rato, si hay lugar de armar algún verso, entonces haría mucho daño, y si los contrarios presumieren de entrar, para eso están los de las picas ensebadas, para defender que no entren rempujándolos reciamente, y en este tiempo no cesarán por todas partes a combatir con todo género de armas, así de fuego como de hierro: los de las gavias a las gavias y abajo, arrojando, asimismo, los dardos que arriba tuvieren.
    • c1527 Chaves, A. Cosmografía [1983] Esp (CDH )
      Y hacer las otras cosas necesarias que convengan, unas veces con sus versos, que llevarán cada una el suyo, y con sus arcabuces, o llegando a acuñar los timones, o cortarlos, y las jarcias, o saltar dentro con los contrarios, pudiendo subier no siendo vistos, o por fuera pegando fuego y dando barrenos.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 290 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )

      [...] é ansi se tomó este paraol cargado de clavo, que traeria hasta ciento é veinte quintales, é tomaron mas un verso, y otro tiro chico; los nuestros defendieron á los de Gilolo que no matasen á dos hombres de los del paraol, é con harta pena é cuchilladas: el otro paraol se les fue á la vela, é ansi vinieron á la nao, seyendo noche, muy alegres, con veinte é una cabezas puestas en los palos, é pidieron luego licencia paia irse y darlas á su Rey, y que cierto V. M. puede bien creer que las aprescióo mas que si le llevaran mil quintales de clavo [...].

    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      Viérnes 24 del dicho mes de Enero de 28 años, yendo los nuestros á tomar ciertos lugares que estaban por Terrenate, toparon un paraol grande que iba á Maquian, el cual paraol como vió á los nuestros, dió á huir la vuelta de Motil ques una isla questá por los portugueses, y dentro iban dos ó tres portugueses, y llevaban un verso, y como vieron que los nuestros se acercaban mas cerca que ellos querian, encallaron el paraol en tierra, y pusieron el verso en un baluarte que estaba hecho, é de alli se defendian muy bien; mas al fin los nuestros y los indios tomaron el paraol y el verso, y asi sin ir mas adelante se volvieron, é los portugueses é gente de aquel lugar huyeron á la montaña: este paraol se dió tambien al Rey de Tidori.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      [...] lo cual luego puso por obra é armó diez paraoles, con los cuales le embié los treinta hombres escopeteros é ballesteros, é seis versos, é dos arcabuces: é gente de Tidori iban hasta ochocientos hombres bien adrezados: iba por capitan de los paraoles Quichil Rade Gobernador de Tidori, é fueron derechamente á Gilolo [...].
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )

      [...] aquella noche los nuestros volvieron á Gilolo, y en siendo otro dia de mañana, partieron para donde estaban los contrarios, é cuando fueron juntos con ellos, serian pasadas tres horas del dia, y entonces comenzaron los nuestros á ir á ellos, y ellos venir contra los nuestros, en que habia mucha artillería de una parte y de otra, é muchos escopeteros, é por cierto era de ver á quien los miraba: andaban los unos en pos de los otros tan revueltos que páresela luego de cañas, cuando andan sin concierto; pues, de ambas partes habia muchos tiros con que se mataban, é mucha gente, asi de versos, como de escopetas [...].

    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 295 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )

      [...] y en esto á los nuestros les faltó la pólvora de versos y escopetas al mejor tiempo, é por cierto quesi hoy este dia cada paraol de los nuestros llevara pólvora para cuatro ó cinco tiros mas, que trujieran presos ó muertos á los enemigos, porque como digo, despues supe que al tiempo que ellos se retrajieron eran con voluntad de saltar en tierra é desmanparar los paraoles si los nuestros lo siguieran [...].

    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 295 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )

      [...] como los nuestros vieron que los enemigos se retraian, lo ovieron por bien, porque tenian al Gobernador Quichil Rade herido de un verso que le dió por los pechos é un brazo, é ansimismo habia mucha gente herida é muerta de los indios [...].

    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 295 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      De los castellanos fue herido un lombardero de un verso que le llevó la boca, é los dientes delanteros, é llámase Roldan.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 295 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      De los portugueses de Terrenate murió un lombardero, é fueron heridos, é de los indios murieron ochenta é cinco, é heridos mas de ciento: este dia traian los portugueses catorce versos, é veinte é ocho hombres muy mejor armados que los nuestros, é destos encuentros hemos habido ya tres ó cuatro bien peligrosos; mas como nuestro Señor sabe la justicia y derecho que V. R. M. tiene siempre, ayuda á estos sus servidores y vasallos, y siempre hemos llevado lo mejor de la guerra, y los echamos del campo; y luego de ahi á cinco dias me tornó el Rey á pedir la gente para ir sobre el dicho lugar, y no pude al hacer sino enviárselos, é otros treinta hombres, los cuales estuvieron treinta dias y mas sobre él, y no lo pudieran tomar.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 299 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      Por manera, que fueron todos 28 hombres, sin cinco que se echaron á la mar, de los cuales el uno dellos era el piloto; é ansimismo se tomaron ocho esclavos que bogaban en la galera: traia la galera tres tiros gruesos por proa, en que el uno dellos era un cañón pedrero, é los otros dos eran el uno media culebrina, y el otro un sabaje grande de fierro, é mas tres falcones grandes, é catorce versos, que son por rodos veinte tiros, y toda esta artillería es de bronce sino los dos tiros grandes que son de hierro: ansimismo tomamos en la dicha galera alguna municion de pólvora é pelotas, escopetas, é armaduras para de cuerpo, lo cual está todo aqui adentro por memoria y por asiento en los libros de los oficiales del artillería.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      Llevaba nuestra fusta por la proa un cañón pedrero de bronce muy bueno, é dos sacres de bronce, é dos flaconetes de hierro, é un verso de bronce que de antes habiamos tomado á los portugueses, e dos arcabuces por la popa.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      E viéndolo el dicho capitan Rios, tornó á hablar á su gente é á Quichil Rade, gobernador de Tidori, y al Rey de Maquian, diciendo á todos qué era lo que les parecía que debian de hacer, y todos dijieron: pues no se quiere dar que les acometiesen é combatiesen hasta que se diesen; é luego el capitan Alonso de los Rios salió en tierra con veinte hombres castellanos y escopeteros, e ballesteros, é juntamente con los indios que habia mucha gente é buena, é llevaron los nuestros un verso; de manera, que á hora de medio dia llegó nuestra gente al lugar, habiendo partido por la mañana: llegaron arriba tan cansados é muertos de hambre é sin bastimentos que pensaron de no poder volver de mucho cansancio é trabajo que habian pasado, porque habia bien desdel lugar hasta la mar dos leguas, é todo de cuesta como quien sube al cielo.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 301 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      En esto los indios cercaron todo el lugar al derrededor por todas partes, y los nuestros castellanos comenzaron de tirar con las escopetas contra los enemigos, é un lombardero fué con un verso á ponerse sobre un peñol que casi sojuzgaba todo el lugar, con el cual les hacia mucho daño.
    • 1528 Torre, H. Derrotero viage armada Loaisa 313 Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )
      Sabrá V. M. que al tiempo que vino el capitan Sayavedra, teniamos mucha necesidad de muchas cosas, ansi plomo, como otra municion de pelotas de verso é otros tiros, y ansi mismo otras muchas cosas, y llegó á muy buen tiempo, y nos puso muy grande alegría con su venida, y nos maravillamos mucho en decir que venia de la Nueva-España, porque acá habia muy poca noticia de tal tierra, y trujo muchas cosas deque teniamos muy extrema nescesidad, en que trujo una muy buena botica con muchas medicinas é ungüentos, é otras cosas pertenescientes á la dicha botica, y trujo ballestas, y escopetas, y coseletes, y lanzas, y plomo, y otras muchas cosas: ansimismo trujo tres piezas de artillería de bronce, y dejó aqui las dos y otros siete o ocho arcabuces de hierro é otras muchas cosas, escepto pólvora que no traia, é para la partida le hobieron de dar pólvora.
    • 1530 Anónimo Interrogatorio pleito Caboto Docs Caboto [El veneciano Sebastián Caboto al servicio de España. Tomo I] Esp (CDH )
      XLIII.– Item, si saben que el Capitán General dexó en la fortaleza al capitán Gregorio Caro con ochenta personas de las buenas que tenía en su armada, segund parescía, é que dexó tres bergantines y en cada bastión de la fortaleza un pasamuro y ocho versos y escopetas con mucha pólvora de lombarda.
    • 1530 Anónimo Interrogatorio pleito Caboto Docs Caboto [El veneciano Sebastián Caboto al servicio de España. Tomo I] Esp (CDH )
      XLVI.– Item, si saben que el Capitán General halló en la fortaleza los dos pasamuros é una docena de versos é lo mandó traer todo en los bergantines, é que se volvió á las naos con el capitán Diego García.
    • 1536 Anónimo Declar F. Paris Docs Loaísa y Saavedra Esp (CDH )

      Preguntado, ¿qué hacienda tomaron los portugueses cuando saquearon á Tidori, asi del Rey como de los castellanos? Dijo: que mucho cobre y hierro, y holandas y paños de vestir, y cuchillos, y mucha mercería de bacinetes y vidrios, y conteria, é que no sabe que podria valer, porque era en mucha cantidad cada cosa dello; y que asimismo llevaron seis piezas gruesas de artillería de metal, y veinte y cinco piezas de hierro en que habia versos y falcones, y cuatro piezas gruesas, y cuatro pasamuros, y ocho falcones y otros muchos tiros pequeños que no se acuerda cuantos eran de cada suerte [...].

    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V 420 Viajes Maluco Esp (CDH )
      [...] y en caso que asi nos fuese algun mandado, que fuésemos obligados los unos á los otros de hacer saber lo que determinábamos de hacer; é mas, que no pudiese llevar el dicho Fernando de la Torre en el dicho bergantin mas de un tiro de bronce é dos versos de fierro é sus armas é haciendas: é con este concierto entregaron á los dichos portugueses el baluarte con toda la artillería [...].
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V 421 Viajes Maluco Esp (CDH )
      E asi viendo el dicho Quichil Rade que tan buena voluntad tenia de servir á V. M., me dió un parao bien armado, donde fui con otros dos compañeros, y en el dicho parao llevé dos versos de bronce conmigo, é dejé concertado con dicho Quichil Rade, que dende á cuatro dias fuese yo con la armada de Gilolo, á la dicha isla de Tidore de noche, é que él se embarcaria con nosotros para ir á Gilolo á estar en nuestra compañia, é llevaría consigo su muger é hijos.
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V 413 Viajes Maluco Esp (CDH )
      Con estos dichos cinco paraos invió el Rey de Gilolo á pedir al capitan veinte hombres, é algunos tiros gruesos, é versos para defenderse de los portugueses, é luego el capitan le envió los hombres é cierta artillería.
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V Viajes Maluco Esp (CDH )
      Dende á diez ó doce dias tuvimos nueva de como la armada de Tidore, que habia yo dejado en Moro, era vuelta, é que los mas de los castellanos se habian pasado á los portugueses, ecepto Alonso de Rios, que estaba retraido en una montaña en la Batachina, con otros tres compañeros, con dos versos é sus escopetas; é luego en la misma hora fui yo con un parao muy ligero é bien armado á donde los dichos cuatro castellanos estaban, é los recogí é llevé á la dicha ciudad de Gilolo; de manera que eramos ya diez y nueve compañeros.
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V Viajes Maluco Esp (CDH )
      E asimismo les daban á los portugueses los indios por un verso diez cates de oro, que son veinte libras, é los portugueses no quisieron vender el verso por ningun prescio, é asi se fueron su camino.
    • 1537 Urdaneta, A. Rel sucesos armada Loaisa, V Viajes Maluco Esp (CDH )
      E asimismo les daban á los portugueses los indios por un verso diez cates de oro, que son veinte libras, é los portugueses no quisieron vender el verso por ningun prescio, é asi se fueron su camino.
    • 1519-1547 Anónimo Rel coste Armada Docs HMagallanes (Fdz Navarrete, ColViages, IV) Esp (CDH )
      Ciento sesenta mill ciento treinta y cinco maravedís que costaron cincuenta y ocho versos, siete falcones, tres lombardas gruesas, tres pasamuros, que todo esto vino de Bilbao, y va en la dicha Armada aliende la artillería que tenian las naos que se compraron, que la sobredicha artillería costo lo dicho, segun enviaron por cuenta de Bilbao, y parecerá por el libro de la Armada... 1600135.
    • 1519-1547 Anónimo Rel coste Armada Docs HMagallanes (Fdz Navarrete, ColViages, IV) Esp (CDH )
      Tres mil ochocientos y cincuenta maravedís que costaron seis moldes que se hicieron para hacer pelotas para los pasa muros y falcones y versos, segun paresce por el libro de la Armada... 30850
    • 1519-1547 Anónimo Declaraciones Gmz Espinosa, Mafra y Pancaldo Docs HMagallanes (Fdz Navarrete, ColViages, IV) Esp (CDH )
      Dijo que le tomaron dos lombardas de hierro gruesas, y un verso pequeño de metal, y once versos de hierro , y dos falcones de hierro, y otras armas de sus personas, é pertrechos, é monicion de la nao, é mucho hierro en barras, y muchos aparejos para navegar de otras dos naos que se les perdieron, y sus cajas coa algunas cosas é escrituras que llevaban, y que las personas que prendieron con este declarante serian diez é siete entre sanos y dolientes [...].
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      E hallólos en una isla, donde tuvo una refriega con ellos, e mató con los versos de la artillería que llevaba nueve o diez indios, e ellos flecharon o hirieron otros tantos o más cristianos; y porque no les pudieron hacer dejar la isla, envió por socorro, e el mensajero fué un hidalgo llamado Joan de Vega, e pidió gente de caballo para tomarles la tierra firme por donde habían de salir, porque con la gente que tenía y la que más fuese, pensaba entrar a pelear con los indios.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Son hombres de grandísimas fuerzas, porque decía este clérigo don Joan, que a todos tres servidores, o cámaras de lombardas, de hierro, tan grandes que cada servidor o verso pesaba dos quintales o más, los alzaban de tierra con una mano, en el aire, más altos que sus cabezas.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Otro día descayeron y vieron que se hacía una punta de arena estrecha en más de ocho leguas, y andovieron tan cerca de ella, que se pudiera tirar con un verso de puntería a tierra, y no hallaron fondo en cien brazas.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] II, 267 Esp (CDH )
      También llevan algunos versos y falconetes, puestos en sus caballetes; pero no sufren artillería gruesa.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Y en este tiempo se pasó Quichilhumar, gobernador de Machián, a la parte de Castilla, habiendo seído hasta entonces amigo de portugueses; y sabido por ellos, apercibiéronse para ir sobre Machián, y aquel Quichilhumar envió a pedir socorro a los castellanos, y el general le envió seis castellanos, y con ellos Martín de Islares, y llevaron ciertos versos con alguna munición.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Y topáronse ambas armadas y pelearon valerosamente los unos y los otros, y hobo, muchos indios muertos y heridos de ambas partes, y fué herido el mismo Quichilrade, de un verso, malamente, y también hobo heridos; algunos portugueses y castellanos, y fué muerto un portugués.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] II, 287 Esp (CDH )
      Y partidos de Tidore, desde a cuatro días toparon con una armada de los portugueses ya sobre tarde, y vinieron a barloarse los unos con los otros, y pelearon hasta que la noche les despartió, y todavía tomaron los nuestros un parao con hasta cient personas y dos versos de bronce en él, y mataron cuasi todos los indios.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      En conclusión, el partido que se le concedió fué que el capitán Fernando de la Torre se fuese en el bergantín con la gente que le quisiese seguir a Camafo, y llevase en el bergantín una lombarda y cuatro o cinco versos y todas sus haciendas y armas los que fuesen con él, y asimesmo de la factoría del Emperador lo que pudiese.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Y así se fué a Gilolo, y llevó consigo otros dos compañeros y dos versos de bronce, y los otros sus compañeros se pasaron a los portugueses.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      Tienen mucha artillería de versos de bronce y otros tirillos, y también usan escopetas; por lo cual no son subjetos a nadie ni los pueden señorear.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      En la cual batalla hizo muy bien su oficio un cristiano, llamado Arévalo, que mató con los versos de su artillería algunos indios.
    • 1535-1557 Fdz Oviedo, G. HGral Indias [1992] Esp (CDH )
      y tuvo plática con ellos, y cobró al muchacho Calderoncico, por cuyo medio hicieron las paces y se confederaron con los cristianos, e les dieron por rescates muchas corambres de venados grandes y de tigres y nutrias y anciles y pescado seco, y mucha manteca de pescado en cantidad, y algunas armas y artillería de versos de lo que habían habido de los cristianos que mataron.
    • 1568 Salazar, E. Carta a Mondragón 20 Cartas Salazar Esp (CDH )
      Si pareciere á vuestras mercedes que en aquel repecho, que está á caballero del cubelo viejo de la fortaleza, se haga un bestion, donde se planten dos pasamuros, dos falconetes y media docena de versos y esmeriles, y mosquetes entre sus cestones para que ayuden á defender el cubelo; fortificando esta artillería con foso y trinchea, vayan cincuenta gastadores que lo hagan, y con esto, si vinieren, dejámoslos saltar en tierra á hacer sus corredurías, echarémos nuestras espías de á caballo tras ellos, y en haciendo alto, darles hemos Santiago, al matin, encamisados (si nos pareciere), porque aunque nos mezclemos con ellos nos conozcamos, y parémoslos recoger á sus galeras, de manera que nos dejen mucho despojo en las uñas, y por lo manos les pillarémos el bagaje.
    • 1575 Escalante Mendoza, J. Itinerario navegación [1985] Esp (CDH )
      Mas, está experimentado que, toda la artillería de hierro de cualquier suerte que sea, sacando los arcabuces, versos y mosquetes, es mala y perjudicial, y podía decir que en las naos, y en el mar no sirve sino de embarazar; y así, suelen decir los navegantes que de ella tienen noticia, que la artillería de hierro mata a la gente de dentro, y espanta a los de fuera, * y el mejor metal que hasta ahora se ha hallado para piezas grandes de artillería es el buen cobre, mezclado con buen estaño que sea blando y limpio de otros metales.
    • a1575 Torres, D. Rel Xarifes [1980] 142 Esp (CDH )
      Delante deste esquadrón entre los dos cuernos ivan todos los escopeteros de a cavallo, Turcos y renegados y Gazules y tras ellos el artillería tirada por Bárbaros a braços y algunos versos pequeños puestos en azémilas con sus bancos y pelotas y pólvora para ponerlos de presto en el suelo y tirar hazia donde fuesse más necessario.
    • 1579 Licenciado Valverde Carta al Rey Docs HCosta Rica, VII CR (CDH )
      [...] y aunque encomençaron á significar algunos que no eran obligados por aver de yr fuera de la tierra, dióseles á entender questaban obligados á seguir á V. M. y á sus capitanes, en especial siendo como es en defensa desta tierra, y así fuéronse haciendo los doscientos hombres y de México se trujo pólvora, seys ó siete quintales que embió el Virrey y otros tres de puerto de Cavallos, con ocho versos y tres moxquetes que vendió un navío de los que allí estaban y veynte y quatro esmeriles que se embiaron de Truxillo, y aquí se hicieron cinco pieças de bronze muy escogidas y mejores que en Málaga pudieran ser, por la mejoría del metal, que fueron de hachas de yndios, de cobre, con que cortan la madera y de que se sirven, que como tienen gastada la escoria están purificadas y como de oro y au dizen que tiene alguno [...].
    • 1579 Licenciado Valverde Carta al Rey Docs HCosta Rica, VII CR (CDH )
      [...] hiciéronse dos cañones de á diez y seis quintales cada uno y otras tres piezas de á doze quintales cada una, que para la capacidad de los navíos no conviene artillería de mayor pesso, de manera que con otros tres versos que la ciudad de Chiapa tenía, versos y esmeriles y tiros de bronze son quarenta y tres [...].
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Dos piezas de hierro colado, de á 7 quintales, encabalgadas. / Un verso de hierro colado con sus servidores. / 14 balas con cargadores y atacadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Tres piezas de hierro colado, de á 10 quintales 30 libras, encabalgadas. / Dos versos dobles con sus servidores. / 50 balas de hierro colado. / 10 balas enramadas.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Una pieza de hierro colado, de 11 quintales, encabalgada. / Otra pieza de 7 quintales, encabalgada. / Un verso de bronce con las armas de Portugal. / Otra pieza de hierro colado, de 11 quintales, encabalgada. / 20 balas de hierro.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera 444 Docs Azores Esp (CDH )
      Seis piezas de hierro colado, de á 20 quintales. / Otras cinco piezas de hierro, de á 8 quintales, encabalgadas. / 200 balas para todas. / Una cureña y dos carros. / Tres versos. / Mucha leña, sin cargadores ni pólvora.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Una pieza de hierro colado, de 20 quintales, encabalgada. / Una pieza de hierro, de 18 quintales. / Tres piezas de hierro colado, de á 12 quintales y medio, encabalgadas. / Dos versos de bronce con las armas de Portugal. / 250 balas y tres barriles de pólvora; con sus cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera 445 Docs Azores Esp (CDH )
      Una media culebrina con las armas de Francia, de 35 quintales, encabalgada. / Un falcón de bronce, de 6 quintales, con las armas de Portugal. / Un verso de bronce con las mismas armas. / Cuatro piezas de hierro colado, de á 12 quintales, encabalgadas. / 300 balas para todas estas piezas y sus cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Dos medias culebrinas de bronce, encabalgadas. / Un esmeril de bronce. / Tres versos de bronce. / Cinco piezas de hierro colado. / 300 balas con sus cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Una pieza de hierro, encabalgada. / Dos versos de hierro colado. / 26 pelotas y cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Una media culebrina con las armas de Portugal, de 28 quintales, encabalgada. / Un verso de bronce con las mismas armas y servidores. / Tres piezas de hierro colado de 16 quintales, encabalgadas. / 90 balas para todas y cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Un medio cañón pedrero con las armas de Portugal, de 13 quintales, encabalgado. / Un falcón de bronce con las mismas armas y tres chopines de hierro. / Dos versos de bronce llanos con sus servidores. / Dos piezas de hierro colado de á 5 quintales, encabalgadas. / 54 balas para todas con sus cargadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera 447 Docs Azores Esp (CDH )
      Un cañón reforzado de batir, de 35 quintales 64 libras, con las armas del turco y tres flores de lis, encabalgado. / Un cañón pedrero de bronce con las armas de Portugal. / Otro medio cañón pedrero con las mismas armas. / Tres piezas de hierro colado de á 11 quintales. / Dos versos de bronce con sus servidores. / Dos barriles de pólvora. / 108 balas para todas, y están todas encabalgadas y con cargadores y atacadores.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Dos versos de bronce. / Otro verso de bronce. / Una pieza de hierro colado, encabalgada.
    • 1583 Anónimo Rel conquista Tercera Docs Azores Esp (CDH )
      Dos versos de bronce. / Otro verso de bronce. / Una pieza de hierro colado, encabalgada.
    • 1585-1586 Glz Mendoza, J. HCosas Reino China [1944] Esp (CDH )
      Luego, el día siguiente, el Maestre de Campo puso en orden de escuadrón toda su gente, y comenzó a marchar hacia el fuerte, con ánimo de combatirle si hallase ocasión, y llegando a él, asentó el Real a menos de doscientos pasos, pero halló que aquella noche toda, el corsario se había fortificado muy bien y de manera que tuvo por peligroso el acometer el fuerte, en el cual tenía puestas tres piezas gruesas de artillería y muchos versetes, sin otros ingenios de fuego.
    • 1585-1586 Glz Mendoza, J. HCosas Reino China [1944] 177 Esp (CDH )
      Al cabo de un rato mandó que los llevasen debajo de cubierta, que fué causa de aumentar el miedo que del llamamiento habían concebido, y más cuando vieron que los mandaba encerrar en una cámara y al intérprete que llevaban juntamente; puesto en ejecución, como quedasen con cuidado de entender el intento del General, advertían todas las cosas por detrás de una antepuerta que estaba delante de la cámara donde los habían metido, y, entre otras, vieron repentinamente que todos los del navío tomaban sus armas con mucha prisa, y el capitán Omoncón entre ellos, y luego oyeron tirar algunos versos del navío y arcabuzazos y gran gritería de gente, que no los alteró poco sobre lo que ellos estaban, esperando por minutos que les habían de venir a cortar las cabezas.
    • 1590 Álava Viamont, D. Perfecto capitán [2000] Esp (CDH )
      Todas las largas, como son: verso, esmeril, falconete, sacre, culebrina y media culebrina, cañón y medio cañón, no pueden tirar por otra parte que subiendo del punto XYZ, que es el del nivel, hazia el punto XYZ del zenid, aviéndose de tirar de abaxo arriba, que es el tiro propio d'ellas, o desde el mesmo punto XYZ hazia el XYZ, que es el nadir.
    • 1583-1596 Mosquera Figueroa, C. Comentario disciplina militar [2000] Esp (CDH )
      En estos navíos se hallaron más de noventa pieças de artillería de hierro colado y bronze, entre pieças y versos, y todo esto mandó el Marqués se llevasse a la fortaleza y casa de munición de la ciudad de Angra y mandó se guardasse con la demás artillería, que serían catorze pieças encavalgadas con algunas balas y pólvora que en ella avía.
    • 1602-1604 Vega Carpio, F. L. Hermosura Angélica [2002] 723 Esp (CDH )
      / / Que como entonces ni esmeril, ni verso, / falconete, cañón, ni culebrina / había dado al mundo aquel perverso, / que de Marte ofendió la disciplina, / como era el noble pelear diverso, / y espantaba la pez y la resina, / que aún la pólvora estaba sepultada / en el infierno, donde fue criada. / / /
    • 1607 Oudin, C. Tesoro FrancEsp Esp (NTLLE)
      Verso, vne sorte de canon de fer qui est cerclé.
    • 1606-1611 Méndez Nieto, J. Discursos medicinales [1989] Esp (CDH )

      Avidos estos dos suçesos al prinçipio de nuestra navegaçión, fuimos nuestro viaje adelante y, a cabo de ocho días que avíamos navegado, descubrimos un pequeño navío que venía por la misma derrota que nosotros; y, en descubriéndolo al salir del sol, luego nuestros cosarios amaynaron y se pusieron mar en través a esperarlo muy armados y puestos a punto; y, llegando que llegó el navío, nos hizo veynte reverençias y salvas con las velas, con dos berços que traya y de palabra, saludándonos.

    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 20 Py (CDH )
      Entró, por el Río de la Plata arriba a remo y vela con grandísimo trabajo, por no estar práctico de aquel río, ni de sus bajíos e incomodidades de aquella navegación, hasta que por sus jornadas llegó a las juntas de los dos ríos Paraná y Paraguay, hallándose en aquel paraje distante del fuerte 120 leguas; y entrando por el Paraná, por parecer más caudaloso y acomodado para navegar, llegó a la laguna dicha de Santa Ana, donde estuvo algunos días rehaciéndose de alguna comida, que con rescates hubo de los indios de quienes tomó lengua de lo que por allí había, y de la incomodidad que había de poder navegar con sus navíos por aquel río, a causa de sus muchos bajíos y arrecifes que tiene; a cuya causa revolviendo atrás, tomó el río del Paraguay, y hallándole muy fondable hizo su navegación por él arriba como 40 leguas, hasta un paraje que llaman la Angostura; y estando en ella le acometieron más de 300 canoas de indios que llaman Agases, que en aquella ocasión señoreaban todo aquel río, (que ya el día de hoy son acabados con los encuentros que han tenido con los españoles) los cuales se dividieron en tres escuadras, y acometiendo a los navíos que ya iban a la vela, Sebastián Gaboto, previniendo lo necesario, asestó los versos que llevaba, y teniendo al enemigo a tiro de cañón, hizo disparar a las escuadras de canoas, las cuales las más de ellas fueron hundidas y trastornadas de los tiros: y acercándose más a los enemigos, y peleando los españoles con ellos con sus arcabuces y ballestas, y los indios con su flechería, vinieron casi a las manos, y llegaron a los costados de los navíos de donde con sus picas y otras armas mataron gran cantidad de indios, de manera que fueron desbaratados y puestos en huida (los que escaparon), quedando los españoles victoriosos con pérdida solo de tres soldados que iban en un batel, y fueron presos de los enemigos, los cuales muchos años después vinieron a ser habidos y sacados de cautiverio.
    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 42 Py (CDH )
      Y fue el auxilio de esta manera: que estando en su mayor fuerza el asalto, llegaron dos bergantines en que venían el capitán Simón Jaques y Diego de Abreu, y oyendo la gritería y bocinas de los indios, reconocieron lo que podía ser, y desde afuera comenzaron a disparar los pedreros, versos y demás artillería que traían en los bergantines, asestando a los escuadrones de los indios con que hicieron gran riza; y saltando en tierra con gran determinación, tornando los capitanes la vanguardia, peleando cara a cara con el enemigo a espada y rodela, le rompieron de manera que le fue forzoso desamparar el puesto: y visto por los del fuerte, tuvieron lugar de salir a pelear, y lo hicieron con gran valor, hiriendo y matando a cuantos encontraban, con lo que se puso el indio en huida, mostrando en esta ocasión los soldados el valor de sus personas, en especial Juan de Paredes, extremeño, y Damián de Olavarriaga, vizcaíno, Campuzano, y otros que no cuento.
    • 1612 Díaz Guzmán, R. HRío Plata [2001] 44 Py (CDH )
      Mas como el capitán estaba con recelo de lo que sucedió, desenvolviéndose con gran valor con espada y rodela, hiriendo y matando a los que le cercaban, se hizo plaza y socorrió a los soldados que en aquella sazón estaban bien oprimidos, por ser muchos los que a cada uno acometieron: y el primero con quien encontró, fue con el alférez Vergara que le tenían en tierra, al cual libró de aquel peligro; y luego deshació a Juan de Vera de los que le traían a mal traer, y los tres fueron socorriendo a los demás; y en este tiempo don Juan de Carabajal, y Pedro Ramírez Maduro, que libres de sus enemigos, valerosamente favorecían a sus compañeros, de manera que ya casi todos estaban libres, cuando llegó la fuerza de los enemigos, tirándoles gran número de flechas, y con la gran vocería parecía que la isla se hundía: a los cuales los nuestros, se opusieron con grande esfuerzo, con lo que les impidieron la entrada; y en este mismo tiempo fueron acometidos los navíos de veinte canoas, y llegaron a término de echar mano a las amarras con intento de meterse dentro, a los cuales resistieron Zéspedes y Almaráz, con otros soldados que en los navíos estaban matando algunos indios, que con atrevimiento quisieron entrar; y haciéndose algo a fuera, dispararon algunos versos y arcabuces, con que trastornando algunas canoas, las echaron a fondo; y viéndose en tal mal paraje ellos, y los de tierra dieron a huir, y los españoles con gran valor los siguieron matando a su cacique principal, y ellos hirieron de un flechazo en la garganta a don Juan de Carabajal de que murió dentro de tres días; y siguiendo los nuestros el alcance hasta las partes donde tenían las canoas, donde llegados que fueron se embarcaron en ellas, y pasaron a la otra parte, donde había gran golpe de gente mirando el paradero y fin del negocio: y visto esto por los nuestros, se recogieron a su cuartel, donde hallaron 2 soldados muertos y 40 heridos, y entre ellos el capitán, de tres heridas peligrosas, y todos juntos dieron muchas gracias a Dios Nuestro Señor, por haberlos librado de tan gran peligro y traición.
    • c1619 Cabrera Córdoba, L. HFelipe II [1998] Esp (CDH )
      Sus armas, arco, lança, pavés ligero, puñales anchos, versos de bronce y de hierro, y la pólvora floxa.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Y vnos, y otros han entrado sobradamente en el vso de armas de fuego, sacado de la comunicacion con nuestros enemigos, y qualquiera artilleria la manejan muy bien, y en sus armadas todas las embarcaciones traen su pieça de cuchara, versos, y esmineles, y demás armas menudas.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Rindieron las armas de fuego, cinco versos, y hasta treinta y siete arcabuzes, y mosquetes: con que se asseguró al parecer la paz por todas las vias, que acertó a descubrir la prudencia humana.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      El Moro, que conocia la calidad, con que mejoraba la suya, por el crédito de aquella Nacion, entre quantas pueblan las Islas, mostró tanto gusto en ello, que luego se ofreció a poblar donde le señalassen, y aun a viuir en el mismo pueblo de Dapitan; y haziendo finezas de fidelidad para manifestar las de su amor, mejoró mucho las cosas de Iligan, baxandose muchos a su arrimo a poblar abaxo; y él para principio de dote, al vso de acá, que el marido dota a la muger, embió esclauos que la siruiessen, versos, y armas para la defensa del cerro, assegurando con esso grandes consequencias del bien de sus naturales en lo venidero.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] 245 Fi (CDH )
      Ganaronse aqui ocho pieças de bronce, y veinte y siete versos, y mosquetes, y arcabuzes ciento, sin pingotes, y otras armas de su uso.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Moncay opuso todas sus fuerças, y empeçó a jugar la artilleria, versos, seiscientas armas de fuego, todo a vn tiempo, con gran riesgo de los nuestros, que se presentaron, hecho blanco de sus valas.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Heridos de los Españoles, hasta doze: y entre ellos el Capitan Don Diego Sarria en vn muslo, de vna vala de verso, y atrauessado de vn mosquetazo, el Capitan Don Laureano de Escobar, Los Indios heridos, llegaron a veinte, y huuo vno, que sacó tres valaços, y escapó con la vida.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      El saco del pueblo, fue de algunos versos, y pobres alhajas: con que se huuo de boluer la Armada.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] Fi (CDH )
      Que los cautiuos, que se cogieren en la guerra por qualquiera de las dos partes, se partan igualmente, mitad para los Españoles, y mitad para los Mindanaos, y lo mismo se entiende de la artilleria, versos, y otras armas de fuego, saluo las que se hallaren auer sido de los Españoles, que todas se les han de boluer, sin entrar en la particion, y lo mismo las que huuieren sido de dicho Sultan, que se le bueluan; y que las presas de ropa, y otras cosas, sean de quien las cogiere, y los cautiuos Christianos, que assimismo se cogieren, todos queden libres, sin meterlos en la quenta de la particion; y assimismo, que si se cogieren algunos Esclauos, que ayan sido de los Mindanaos, se le bueluan, y si se aueriguare engañar a los Españoles, en no ser sus Esclauos, que huuieren sido conocidamente de los Españoles, se les bueluan.
    • 1667 Combés, F. HMindanao y Joló [1897] 582 Fi (CDH )
      Abraçaron. la Armada preuenida en daño de las Islas, engolosinados los Moros de la dicha que tuuieron en ellas, quemóse mucho arroz, y Don Fernando traxo por despojos muchos versos, mosqueteria, y campilanes.
    • 1712 Tosca, T. V. Compendio matemático, V Esp (BD)
      Omito otras especies de menor calibo, ó vala, como eran los Versos, Rabadoquines, Esmeriles, Moyanas, Cebratanas, Passabolantes, y Grifaltos, que por ser casi de ningun provecho, yá no se usan en buenas fundiciones.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 161 Ve (CDH )
      [...] y Ceijas dexándolos empeñar, por no malograr el tiro, quando le pareció tiempo oportuno mandó disparar el verso, que hallando bastante blanco en aquella multitud desordenada, tuvo bien la pólvora en qué demonstrar los efectos de su furia, pues quedaron muertos de aquel golpe el cacique Sunaguto y otros muchos [...].
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 368 Ve (CDH )
      Halló a Cobos atrincherado en su alojamiento y prevenido con quatro versos de bronce, que cargados de balas menudas tenía assestados para la parte por donde se temía le podría acometer el enemigo, y dándole fuego, a tiempo que resueltos los indios abançaron por allí con ánimo de apoderarse del quartel, hicieron tal destrozo que, desordenada la muchedumbre, su misma confusión ofrecía blanco seguro para lograr nuevos tiros [...].
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] 368 Ve (CDH )
      [...] hasta que reconociendo Cayaurima el menoscabo que padecían sus esquadras, empezó a retirarse a parte donde la distancia malograsse el alcance de los versos, y provocando desde allí a los españoles, los instaba a que dexados los reparos que le servían de defensa, saliessen a mostrar el valor en la campaña.
    • 1723 Oviedo Baños, J. HConquista Venezuela [2002] Ve (CDH )
      Pero apenas Ceijas huvo pisado los vmbrales de la primera población, quando se halló acometido de el cacique Sunaguto, que con valientes esquadras de flecheros lo cercó por todas partes, poniéndolo en tal aprieto que fue menester todo el esfuerço de su gente para llegar a ganar vnas barrancas, a cuyo abrigo, asseguradas las espaldas, pudieron defenderse hasta la noche, que, suspendiendo los indios la pelea, dieron lugar a Ceijas para componer vn pequeño verso de metal que avía llevado consigo, y cargándolo, quanto permitió el cañón, de valas y piedras menudas, lo acertó para la parte por donde discurrió podrían bolver a acometer los enemigos [...].
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      Verso: Especie de culebrina de mui poco calibre, que yá no se usa en buenas fundiciones. 
    • 1793 Aguirre, J. F. Diario del Capitán de Fragata Aguirre (FG)
      Se gastaron 3 libras de polvora de versos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 71 Esp (CDH )
      Los castellanos con harta pena de aquella matanza, se opusieron á los de Gilolo á cuchilladas para que no matasen á dos de aquellos hombres; y apresado el paraol tomaron con él 120 quintales de clavo de que iba cargado, un verso y otro tiro chico, y entre tanto el otro paraol se les fue á la vela.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      El Rey de Gilolo, con los cinco paraos, habia enviado á pedir al capitan de los castellanos 20 hombres, algunos tiros gruesos y versos, para defenderse de los portugueses que le hacian guerra, porque le habian pedido los castellanos que estaban en su ciudad, y él no se los quiso dar; y el capitan Martin Iñiguez se los envió luego con los dos tiros tomados en el paraol y algunas varas de paño, ofreciéndosele mucho .
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      en aquel paraol iban dos ó tres portugueses, y llevaban un verso; pero viendo que los castellanos se acercaban mas de lo que ellos querian, encallaron el paraol, pusieron el verso en un baluarte, que estaba hecho, y de alli se defendian bien.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      pero viendo que los castellanos se acercaban mas de lo que ellos querian, encallaron el paraol, pusieron el verso en un baluarte, que estaba hecho, y de alli se defendian bien.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Al fin, los castellanos y los indios tomaron el paraol y el verso: los portugueses, y gente de aquel lugar, huyeron á la montaña, y los castellanos, sin pasar adelante, se volvieron.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 89 Esp (CDH )
      Se hallaron ambas armadas, pelearon valerosamente, hubo muchos indios muertos y heridos de ambas partes: fue herido de un verso Quichilrade: hubo tambien algunos castellanos y portugueses heridos, fue muerto un portugues, y luego que gastaron la municion unos y otros se retiraron; pero nunca en Maluco hubo tantos llantos como se siguieron de esta batalla, porque todos los que podian tomar las armas se hallaron en ella.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Hernando de la Torre, viendo que aquel Rey era servidor del Emperador y amigo de los castellanos, acordó con el gobernador de Tidori, hermano del mismo Rey, armar diez paraoles, en los cuales le envió treinta castellanos escopeteros y ballesteros, seis versos, dos arcabuces y hasta 800 hombres de Tidori.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      En este estado faltó á los castellanos la pólvora de versos y escopetas, y como vieron que los enemigos se retraian, tambien ellos cesaron, porque ademas tenian al gobernador Quichilrade herido de un verso en los pechos y en un brazo, y muchos indios muertos y heridos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      En este estado faltó á los castellanos la pólvora de versos y escopetas, y como vieron que los enemigos se retraian, tambien ellos cesaron, porque ademas tenian al gobernador Quichilrade herido de un verso en los pechos y en un brazo, y muchos indios muertos y heridos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Los portugueses traian catorce versos y veinte y ocho hombres mejor armados que los castellanos; de estos el lombardero Roldan fue herido de un verso que le llevó la boca y dientes delanteros; de los indios de Gilolo hubo ocho muertos y treinta heridos, y de los deTidori quince de los primeros y cuarenta de los segundos: de los portugueses murió un lombardero, hubo varios heridos, y de sus indios ochenta y cinco muertos y mas de cien heridos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 95 Esp (CDH )
      Los castellanos tenian mucha necesidad de plomo, de pelotas de verso, de las de otros tiros, y de otras muchas cosas, y la llegada de este navío fue tan oportuna, que los llenó de alegría y de admiracion de que procediese de Nueva-España, porque alli habia poca noticia de tal tierra.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      La fusta de los castellanos llevaba por la proa un pedrero de bronce muy bueno, dos sacres de bronce, dos falconetes de fierro, un verso de bronce que antes habian tomado á los portugueses, y dos arcabuces por la popa; y la galera de los portugueses tenia por la proa un cañon pedrero, una media culebrina y un sabage grande, que todos eran tiros gruesos, y ademas tres falcones grandes y catorce versos, que suman veinte tiros, cuya artillería era de bronce, á excepcion de dos tiros gruesos de fierro.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Salió luego á tierra el capitan Rios con veinte castellanos escopeteros y ballesteros, que llevaron un verso: con ellos fueron los indios, en que habia mucha y buena gente; y habiendo partido por la mañana, llegaron al lugar á mediodia.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Un lombardero se situó con el verso sobre un peñon que lo dominaba casi todo, de donde les hacia mucho daño; los del lugar, que serian 150 hombres de pelea, tenian su sitio fuerte, tiraban tantas piedras y con ellas lanzas y calabais tostados, que parecia lluvia, y su defensa era por necesidad, sin tener por donde huir.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      Viendo Hernando de la Torre las muchas veces que lo habia importunado, y que negándole el auxilio, procuraria no llevar bastimentos á la isla (como otras veces lo habia hecho) donde los que se hallaban eran muy caros y se alborotaria la gente, se lo concedió dándole nueve versos y diez y ocho hombres para ir con él, con las condiciones de que volviese dentro de los 40 dias, y de que Quichil-Rade le diese un paraol y el Rey de Gilolo otro, para que fuesen juntos á la isla de Sangin á rescatar los castellanos de la nao Parral, lo cual quedó concertado entre ellos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 132 Esp (CDH )

      No aceptando los castellanos lo que querian los portugueses, concertaron en fin: que el capitan Hernando de la Torre les entregase los portugueses que tenia prisioneros hechos en la galera, y los esclavos tomados en aquel buque; los esclavos y esclavas que se habian ido de Terrenate para Tidori; la galera con toda la artillería; la municion que hubiese en la fortaleza de Tidori y fuese del Rey de Portugal, tomada siendo capitan D. Jorge de Meneses que iba en aquella armada: que Hernando de la Torre con los castellanos que quisiesen seguirlo, saliesen de las islas de Maluco en el tiempo que mediaba hasta el medio dia siguiente, llevando sus haciendas y todo lo que pudiesen conducir en un bergantin pequeño que tenian, y dos paraoles que D. Jorge de Meneses les prestaba, para que se retirasen á Zamafo donde al principio estuvieron con la Nao, ó á cualquiera otro lugar que no fuese ninguna de las cinco islas del clavo, y permaneciesen alli hasta que ellos, o los portugueses recibiesen algunas ordenes de sus respectivos Principes, en cuyo caso quedaban obligados de hacer saber los unos á los otros lo que determinaban hacer; sin que Hernando de la Torre pudiese llevar en dicho bergantin mas que un tiro de bronce, dos versos de fierro, sus armas y hacienda.

    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] 134 Esp (CDH )
      Quichil-Rade halló que el Rey de Tidori tenia paz en Terrenate con los portugueses; no se fió de la que querian tener con él, y viendo el buen deseo de Urdaneta, le dió un parao bien armado, donde fue con otros dos compañeros, llevando consigo dos versos de bronce; y dejó concertado, que de alli á cuatro dias iria Urdaneta de noche con la armada de Gilolo á la isla de Tidori, para que Quichil-Rade se embarcase con su muger é hijos, y se trasladase á Gilolo para estar en compañía de los castellanos.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      A los 10 ó 12 dias tuvieron noticia en Gilolo de que la armada de Tidori que habian dejado en Moro, estaba de vuelta, y que los mas de los castellanos se habian pasado á los portugueses, excepto Alonso de los Rios que se hallaba en la Batachina retraido en una montaña con otros tres compañeros , los cuales tenian dos versos y sus escopetas; y al instante fue Urdaneta con un parao lígero y, bien armado á donde ellos estaban; y recogiéndolos, los llevó á la ciudad de Gilolo, de modo que eran ya diez y nueve compañeros.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Loaísa [1837] Esp (CDH )
      A estas islas fue extraviada una fusta de portugueses, y porque se uniesen con los indios de una de aquellas islas para ir á pelear contra los de otra, les dieron cantidad de oro, de que tocó á cada portugues mas de 300 ducados; les daban tambien por un verso diez cates de oro, que eran 20 libras; pero los portugueses no quisieron venderlos por ningun precio, y siguieron su camino.
    • 1837 Fdz Navarrete, M. Viajes Maluco Magallanes [1837] Esp (CDH )

      Se carenaron en Sevilla: se dotaron del velamen y número correspondiente de anclas, cables, ayustes y orinques, y se habilitaron con el armamento y útiles siguientes.

      Artillería.

      58 Bersos.

      7 Falcones.

    • 1943 Valle-Arizpe, A. Leyendas mexicanas [1947] (FG)
      [...] lombarda, [...], falconete, [...], berzo, culebrina, pasavolante, sacre o cañón serpentino [...] son [...] los siete nombres que se le dan a la artillería.
    • 1956 Pando Villarroya, J. L. DiccMarítimo (FG)
      VERSO. Ant.: Pieza ligera de artillería, que en tamaño y calibre era la mitad de la culebrina.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      verso2. m. Pieza ligera de la artillería antigua, que en tamaño y calibre era la mitad de la culebrina.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      verso2 m. Pieza ligera de la artillería antigua, menor que la culebrina.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE