6.ª Entrega (febrero de 2019)
Versión del 26/03/2019
Equipo Real Academia Española
Familia Ver familia de palabras
vicuña s. (1550-)
vicuña, bicuna, bicuña, vicunia, vicuñitas
Etim. Voz tomada del quechua wikúña (DECH, s. v.).

Se documenta por primera vez, con la acepción 'mamífero de la familia de los camélidos, salvaje, originario de Sudamérica, de hasta 1,5 metros de altura, cabeza pequeña, cuello largo y orejas puntiagudas, cuerpo esbelto, pelaje de color marrón claro o rojizo, y patas largas y delgadas con pezuñas anchas; vive en grupo y tiene hábitos diurnos', en la obra Apologética historia sumaria de B. Casas (1527-1550) con la variante vicunia. Ya en la Suma y narración de los incas (1551) de J. Betanzos se registra vicuña. Se consigna en el Diccionario de Autoridades en 1739, donde se define como 'cabra montés, que se cría solamente en el Perú'; en el DRAE de 1869 se define como "especie de llama ó camello sin corcova, que se cría en el Perú, cuya lana se aprecia mucho para vestidos". Como 'tejido de lana de vicuña', acepción que surge tras la actuación de la metonimia, se atestigua por primera vez en 1609, en un inventario de bienes redactado en Bolivia (concretamente, en el Inventario de bienes de Diego López de Miranda); en el DRAE de 1884 se consigna este valor ("Paño que se hace de esta lana"). Con la acepción 'lana de vicuña', producto de una sinécdoque, se documenta en 1628, en la Primera parte de noticias historiales de las conquistas de tierra firme en las Indias Occidentales, de P. Simón. Como 'miembro de la facción, compuesta inicialmente por andaluces, castellanos, extremeños y manchegos, enfrentada a los vascos por el control de las minas de plata de Potosí entre 1622 y 1625' se registra en la Historia de la villa imperial de Potosí (1702-1736) de B. Arzans de Orsúa y Vela; como indican algunos de los testimonios espigados, esta acepción parece surgir tras un proceso metonímico, pues los vicuñas se denominaban así por llevar sombreros de tela de vicuña (véase, por ejemplo, Tradiciones peruanas, tercera serie de R. Palma, de 1875). Con la acepción 'saco de arpillera empleado como colchón o como ropa de cama', circunscrita a Chile, se atestigua en 1923, en Palomilla Brava de V. D. Silva; se consigna en 1929 en Voces usadas en la industria salitrera y, posteriormente, en el Diccionario ejemplificado de chilenismos de Morales Pettorino et alii de 1984 (repertorio que nos ha permitido también localizar testimonios léxicos de la voz con este valor).

En algunos repertorios lexicográficos se consignan otras acepciones; así, como 'sombreros que se usaron hace muchos años en Nicaragua, hechos de piel de vicuña o de una imitación de la misma piel', se registra en 1948 en el Diccionario del habla nicaragüense de Valle; y, como 'tela antigua que hacían tejiendo lana y estambre', se recoge, en 1987, en el Léxico alcarreño conquense de Calero López de Ayala.

  1. ac. etim.
    s. f. Mamífero de la familia de los camélidos, salvaje, originario de Sudamérica, de hasta 1,5 metros de altura, cabeza pequeña, cuello largo y orejas puntiagudas, cuerpo esbelto, pelaje de color marrón claro o rojizo, y patas largas y delgadas con pezuñas anchas; vive en grupo y tiene hábitos diurnos. Nombre científico: Vicugna vicugna .
    Sinónimo: vigoña
    docs. (1550-2018) 458 ejemplos:
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      La tercera especie hay que llamaron vicunias, y son más que otro ligeras y menores que los guanacos; también son monteses; y puesto que la lana de todos los de arriba es muy buena, pero la déstas sin comparación es mejor y más fina.
    • 2018 Gechter, C. "La puna jujeña también tiene su chaku" [06-02-2018] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      De los corrales se las saca de a una. Cada cual tiene su función: hay transportadores, pesadores, sujetadores, esquiladores, chimpiadores. Cuidando el cuello que es largo y frágil, y hay que sostener en todo momento, se las lleva de la balanza al playón de esquila. [...] Para evitarles más estrés, la vicuña en cuestión va encapuchada, pero igual se queja cuando para esquilarla la tumban y le sostienen la cabeza y cuello con sus propias piernas delanteras para inmovilizarla, y emiten un sonido en señal de protesta que da un poco de lástima.
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      La tercera especie hay que llamaron vicunias, y son más que otro ligeras y menores que los guanacos; también son monteses; y puesto que la lana de todos los de arriba es muy buena, pero la déstas sin comparación es mejor y más fina.
    • 1551 Betanzos, J. Suma incas [1987] Esp (CDH )
      Vuelto que fue Guayna Capac de la provincia de Vilcas a la ciudad del Cuzco estúvose en la ciudad holgando seis meses en sus fiestas y regocijos en fin de los cuales salió de la ciudad del Cuzco teniendo noticia que en la provincia de Collasuyo había mucha caza y venados y ganados y vicuñas de Collasuyo que son ovejas monteses e otros animales y cazas silvestres y ansí se salió de la ciudad del Cuzco y fuese holgando y cazando por la provincia de Collao hasta llegar al pueblo de Ayavire que es treinta y cinco leguas de la ciudad del Cuzco y como llegase allí andúvose cazando en los despoblados de aquel pueblo y de allí fuese a otro pueblo comarcano que se dice Horuro y ansí se anduvo cazando por aquella provincia seis meses en fin de los cuales se volvió a la ciudad del Cuzco [...].
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      En los tiempos pasados, antes que los españoles ganasen este reino, había por todas estas sierras y campañas gran cantidad de ovejas, de las de aquella tierra, y mayor número de guanacos y vicuñas, mas, con la priesa que se han dado en las matar los españoles, han quedado tan pocas, que casi ya no hay ninguna.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Criaban antiguamente los indios en estas punas y dehesas grandísima suma de ganado manso de la tierra, y vicuñas para caza, por su preciosa lana.
    • 1685 Fdz Villalobos, G. (Marqués de Varinas) Desagravios de los indios y reglas [1899] 555 Ch (CDH )
      [...] no sólo no querer sembrar ni plantar, pero aun cortar los árboles fructíferos, porque son la materia de sus trabajos, como lo hicieron en la Misteca, cortando las moreras, y en otra los nopales que fructifican la grana, y otras matan las vicuñas y los carneros de la tierra, podan el algodón, achote y pitas, y entonces el ministro de V. M., viendo que si sólo benefician ó siembran lo que basta para su sustento de ellos, y no para la ganancia de él, queda perdido del todo, convoca los indios, los llama y les obliga á terribles tareas; á unos á tejidos, á otros á hilados, á otros á andar por los montes buscando grana silvestre, á otros á beneficiar la doméstica [...].
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 301 Pe (CDH )
      Tras de este armonioso acompañamiento se seguían los Indios de los mayores tributarios en el Rico Cerro, y enterradores de la que llaman Mita, todos vestidos con muy vistosas camisetas, monteras de pluma y bastones plateados en las manos; serían éstos en número de dos mil; a quienes seguían otros 20 Indios, con vestiduras de piel de vicuñas, guarnecidas con cintas, y crestas de plumas en sus cabezas.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Py (CDH )
      85. Entre tanta variedad de cosas como el Perú produce y se crían en aquellos territorios y temples, se hacen recomendables, no menos que lo demás que allí se nota, las vicuñas, cuyo animal da la lana que se distingue por el mismo nombre, y su finura es bien conocida en todo el mundo, siendo tanta que aún excede a la de la seda.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Está muy buena la crítica, dijo el visitador, pero me advirtió que en tiempo de sus monarcas y caciques estaban de peor condición los indios, porque aquellos príncipes y señores los tenían reducidos a una servidumbre de mucha fatiga, porque labraban las tierras para su escaso alimento a fuerza de sus brazos, y no conocían otras carnes que las de las llamas, vicuñas y alpacas, de cuya lana tejían su vestido.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Pe (CDH )
      56. En dicho monte y serranías se crían osos, tigres, gatos monteses, leopardos, que los del país llaman leones, zorros, jabalíes, antas, puercoespín y otros cuadrúpedos menores, y en la Cordillera, vicuñas, guanacos, alpacas y venados.
    • 1800 Anónimo "Ventas" [08-01-1800] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Se vende un coche casi nuevo, caxa á la francesa y carro á la española, darán razon de él en la calle del Limon alto, en la cochera. Quien quisiere comprar un corte de vestido de lana de bicuña y una pieza de terciopelo, darán razon en la lonja nueva, que está en la calle de los Milaneses.
    • 1812 Quirós, J. M. Memoria negocio puertos [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      No se limitan los tejidos de las referidas materias a paños, pañetes, bayetones, bayetas, sayal, cordoncillo, jerga, jerguilla, frezadas, mangas, colchas, alfombras, paños de rebozo ordinarios y finos, mantas anchas y angostas, listados de varios colores, cotonias, pintados azules, sobrecamas, cintas, ligas, pañuelos, mantelería alguna fina y fuerte, calcetas, medias y guantes, sino que se difunde a otras diversas manufacturas, agregándose la de sombreros de común uso entre la indiada, arriería, campistas y otras gentes, no faltando muy finos de lana de vicuña; en todas las cuales y en despepitar el algodón e hilarlo en torno o a mano, se ocupan sin exageración a mi entender más de 500 mil personas: pues sólo en Querétaro, según consta del informe de su corregidor licenciado don Miguel Domínguez, se emplean de nueve a diez mil en sus obrajes y fábricas.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 127 Esp (CDH )
      En algunas partes de la India tienen grandes rebaños de llamas y vicuñas, cuyos productos forman su principal riqueza.
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] 28 Esp (CDH )
      Por junto, si no me engaño, eran cosa de cinco millones de pesos, como quien no dice nada, y además traíamos pieles de lobo, lana de vicuña, cascarilla, * barras de estaño y cobre y maderas finas... Pues, señor, después de cincuenta días de navegación, el 5 de octubre vimos tierra, y ya contábamos entrar en Cádiz al día siguiente, cuando cátate que hacia el nordeste se nos presentan cuatro señoras fragatas.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      El envoltorio contenía una sotana de chamalote de seda, un manteo de paño de Segovia, un par de zapatos con hebilla dorada, un alzacuello de crin y un sombrero de piel de vicuña.
    • 1885 Barros Arana, D. HGral Chile IV [2003] 279 Ch (CDH )
      Por último los holandeses, para cubrir los gastos de la expedición, debían llevar de Chile vicuñas para propagar en Brasil salitre y diferentes sustancias tintóreas de que se creía productor a nuestro país, de una de las cuales se decía que era superior a la cochinilla.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 248 Bo (CDH )
      Allá, los phusipiyas, encorvados sobre sus flautas enormes y gruesas, lanzan notas bajas, hondas y patéticas, en que parece exhalarse la cruel pesadumbre de la raza; más lejos, brincan y corren los kenalis, cargando pieles disecadas de vicuñas tiernas, zorros, onzas y gatos monteses embutidos en paja, y avecinan con los choquelas inquietos, cuyas piernas cubre un pollerín blanco y encarrujado.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      La vida de esos hombres de altura estuvo determinada por el cultivo de la papa y la quinua y la presencia del llama y la vicuña —animales de altiplano— que proporcionaban lana y carne, a la vez que su fuerza para el carguío.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Sopla en un gran caracol rosado, y de una caja encarnada sale un esclavo negro, como Lucifer de auto sacramental, ofreciendo collares de perlas melladas, piedras para quitar el dolor de cabeza, fajas de lana de vicuña, zarcillos de oropel, y otras buhonerías del Potosí.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 14 Pe (CDH )
      ¿Quién había traído la vicuña al colegio, de qué lugar de los Andes? Los cadetes hacían apuestas de tiro al blanco: la vicuña apenas se inquietaba con el impacto de las piedras.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Fuera del país estaría amparada por el Parque Nacional Lauca en Chile, un claro ejemplo donde la defensa de la vicuña (Vicugna vicugna) trajo beneficios para la taruca que contaría con unos 400 individuos, la Reserva Nacional Ulla-Ulla de Bolivia, los Parques Nacionales Huascarán, río Abiseo y Manu (zonas altas) y las Reservas Nacionales Pampa Galeras, Salinas y Aguada Blanca en Perú y otros sitios aún no protegidos conformando hacia 1975 una población en ese país de 10.000 a 15.000 animales.
    • 2001 Morales Arnao, C. Cordilleras Perú Pe (CORPES)
      Mientras el cóndor vuela raudo en las alturas, por las quebradas retozan tarugos, vizcachas, pumas, osos, zorros, comadrejas, llamas, alpacas y vicuñas. A lo largo de la cordillera hay ruinas de pueblos, caminos incaicos, terrazas de cultivo y chulpas. El templo ceremonial de Chavín es el monumento más importante de la civilización preinca debido a su antigüedad y su adelanto cultural, pues eran sus habitantes los maestros en el tallado de figuras representativas de sus deidades: cóndor o arpía, jaguar y serpiente.
    • 2004 Ponce, V. A. De amor y de guerra Pe (CORPES)
      Violeta mía, antes de continuar déjame hacer una digresión, si hubieras visto cómo cazábamos a los tucos, ¿recuerdas el chaco de las alturas?, tanta gente había para los chacos que formábamos un círculo gigantesco, el círculo iba reduciendo su radio de a poquitos, y los guanacos y vicuñas corrían asustados en cualquier dirección sin escapar de ese abrazo hasta que eran atrapados.
    • 2018 Gechter, C. "La puna jujeña también tiene su chaku" [06-02-2018] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      De los corrales se las saca de a una. Cada cual tiene su función: hay transportadores, pesadores, sujetadores, esquiladores, chimpiadores. Cuidando el cuello que es largo y frágil, y hay que sostener en todo momento, se las lleva de la balanza al playón de esquila. [...] Para evitarles más estrés, la vicuña en cuestión va encapuchada, pero igual se queja cuando para esquilarla la tumban y le sostienen la cabeza y cuello con sus propias piernas delanteras para inmovilizarla, y emiten un sonido en señal de protesta que da un poco de lástima.
    • 1527-1550 Casas, B. Apologética historia [1992] Esp (CDH )
      La tercera especie hay que llamaron vicunias, y son más que otro ligeras y menores que los guanacos; también son monteses; y puesto que la lana de todos los de arriba es muy buena, pero la déstas sin comparación es mejor y más fina.
    • 1551 Betanzos, J. Suma incas [1987] Esp (CDH )
      Vuelto que fue Guayna Capac de la provincia de Vilcas a la ciudad del Cuzco estúvose en la ciudad holgando seis meses en sus fiestas y regocijos en fin de los cuales salió de la ciudad del Cuzco teniendo noticia que en la provincia de Collasuyo había mucha caza y venados y ganados y vicuñas de Collasuyo que son ovejas monteses e otros animales y cazas silvestres y ansí se salió de la ciudad del Cuzco y fuese holgando y cazando por la provincia de Collao hasta llegar al pueblo de Ayavire que es treinta y cinco leguas de la ciudad del Cuzco y como llegase allí andúvose cazando en los despoblados de aquel pueblo y de allí fuese a otro pueblo comarcano que se dice Horuro y ansí se anduvo cazando por aquella provincia seis meses en fin de los cuales se volvió a la ciudad del Cuzco [...].
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      En los tiempos pasados, antes que los españoles ganasen este reino, había por todas estas sierras y campañas gran cantidad de ovejas, de las de aquella tierra, y mayor número de guanacos y vicuñas, mas, con la priesa que se han dado en las matar los españoles, han quedado tan pocas, que casi ya no hay ninguna.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      Hay muchos guanacos y vicuñas, que son de la forma de sus ovejas, y muchas perdices: unas poco menores que gallinas y otras mayores que tórtolas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 83 Pe (CDH )
      Sus ropas son de lana destas ovejas y de vicuñas, que es mejor y más fina, y de algunos guanacos que andan por los altos y despoblados; y los que no pueden tenerlas de lana, las hacen de algodón.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 107 Pe (CDH )
      Había, antes que los españoles entrasen en este reino en la comarca desta provincia de Guamachuco, gran número de ganado de ovejas, y por los altos y despoblados andaban otra mayor cantidad del ganado campestre y salvaje, llamado guanacos y vicuñas, que son del talle y manera del manso y doméstico.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      De la lana destos ganados, o vicuñas, se hacían las ropas preciadas para ornamento de los templos y para servicio del mismo Inca y de sus mujeres y hijos.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 123 Pe (CDH )
      Del pueblo de Chicuana, que es desta provincia de los Canas, hasta el de Ayavire habrá quince leguas, en el cual término hay algunos pueblos destos canas, y muchos llanos, y grandes vegas bien aparejadas para criar ganados, aunque, el ser fría esta región demasiadamente, lo estorba; y la muchedumbre de yerba que en ella se cría no da provecho sino es a los guanacos y vicuñas.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      De los carneros, ovejas, guanacos y vicuñas que hay en toda la mayor parte de la serranía del Perú
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      La lana destas vicuñas es excelente, y toda tan buena, que es más fina que la de las ovejas merinas de España.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      La carne destas vicuñas y guanacos tira el sabor della a carne de monte, mas es buena.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 137 Pe (CDH )
      Para tejer sus mantas tienen sus telares pequeños; y antiguamente en tiempo que los reyes incas mandaron este reino, tenían en las cabezas de las provincias cantidades de mujeres, que llamaban mamaconas, que estaban dedicadas al servicio de sus dioses en los templos del sol, que ellos tenían por sagrados; las cuales no entendían sino en tejer ropa finísima, para los señores incas, de lana de las vicuñas; y cierto fue tan prima esta ropa, como habrán visto en España por alguna que allá fue luego que se ganó este reino.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] Pe (CDH )
      En la primera parte conté ya cómo en este reino del Perú había suma grandísima de ganado doméstico y bravo, urcos, carneros y pacos, vicuñas y ovejas, llamas, en tanta manera, que, así lo poblado como lo que no lo era, andaba lleno de grandes manadas; porque por todas partes había y hay excelentes pastos para que bien se pudiese criar.
    • 1553 Cieza León, P. Crón Perú [1984] 164 Pe (CDH )
      Y así, con esta orden, eran muchos los depósitos que por todas partes había llenos de ropa, así para la gente de guerra, como para los demás naturales; y la más de esta ropa se hacía de la lana del ganado de los guanacos y vicuñas.
    • 1571 Pizarro, P. Rel descubrimiento Perú [1986] Esp (CDH )
      Cada año hazían çercos en que tomauan destas vicuñas y guanacos y las tresquilauan para la lana para hazer rropa para los señores, y las rreses que morían hazíanlas çeçina muy delgada, secándola al sol sin sal, para los señores, y las biuas soltauan.
    • 1571 Pizarro, P. Rel descubrimiento Perú [1986] Esp (CDH )
      En estos despoblados se criauan gran cantidad de ganados monteses, que ellos llamaban guanacos y vicuñas, semejante al ganado manso.
    • 1571 Pizarro, P. Rel descubrimiento Perú [1986] Esp (CDH )
      Los guanacos son ganado grande y rraso, de poca lana, y las vicuñas son pequeñas y tienen mucha /66v lana y muy fina, de que hazían rropa para los señores.
    • 1575 Anónimo Ordenanzas indios distrito de la Paz Disposiciones virreinato del Perú Pe (CDH )
      Item, ordeno que de aquí adelante sin mi licencia no puedan hacer chacos generales de vicuñas y guanacos porque de haberlos hecho se ha apocado mucho este ganado y no pueden aprovecharse del en particular para la lana y charqui que hacen de la carne.
    • 1578 Ercilla, A. Araucana II [1993] 478 Esp (CDH )
      / En las remotas bárbaras naciones / el grande estruendo y novedad sintieron: / pacos, vicuñas, tigres y leones / acá y allá medrosos discurrieron; / los delfines, nereidas y tritones / en sus hondas cavernas se escondieron, / deteniendo confusos sus corrientes / los presurosos ríos y las fuentes.
    • c1553-a1584 Cieza León, P. Guerras civiles peruanas [1985] Esp (CDH )
      Centeno con los veinte de caballo que con él estaban les fueron dando alcance con la mayor presteza que podían e los siguieron por un desierto llano, poblado de las yerbas del campo y de los guanacos y vicuñas que en él se crían, y de un aire furioso y frigidísimo; tomaron todo el fardaje que llevaban los que iban huyendo.
    • 1589 Castellanos, J. Elegías varones [1847] 447 Co (CDH )
      / »Y aquellos pocos de redondas uñas, / Do suben y les sirven de castillos, / Podeislos enlazar por las pesuñas, / Como cuando cazais con los aïllos / O los civis con que tomais vicuñas, / Usando tal ardid en vez de grillos; / Y á tierra vereis ir en ese punto / Caballo y caballero todo junto.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      Mas en efecto no son aquéllas, pues las vicuñas no tienen cuernos y aquéllas los tienen, según Aristóteles refiere.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 306 Esp (CDH )
      Y entre estas yerbas hay una muy conocida por instinto natural de la vicuña y esotros animales que crían la piedra bezaar, los cuales comen está yerba, y con ella se preservan de la ponzoña de las aguas y pastos; y de la dicha yerba, crían en su buche la piedra, y de allí le proviene toda su virtud contra ponzoña, y esas otras operaciones maravillosas.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      De las vicuñas se sacan piedras bezaares mayores, y son pardas o blancas, o berengenadas, y se tienen por mejores.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 302 Esp (CDH )
      Estas no andan a manadas como las vicuñas, a lo menos yo no las vi sino a solas y de ordinario por riscos altísimos.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 302 Esp (CDH )
      Hay otro género que llaman tarugas, que también son silvestres, y son de mayor ligereza que las vicuñas; son también de mayor cuerpo, y la color más tostada; tienen las orejas blandas y caídas.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 302 Esp (CDH )
      Fuera de los chacos que he dicho, que son cazas generales, usan los indios particularmente para coger estas vicuñas, cuando llegan a tiro, arrojarles unos cordelejos con ciertos plomos, * que se les traban y envuelven entre los pies, y embarazan para que no puedan correr; y así llegan y toman la vicuña.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 302 Esp (CDH )
      Era una poca carne de vicuña recién muerta y corriendo sangre.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 301 Esp (CDH )
      Algunos se quejan que después que entraron españoles, se ha concedido demasiada licencia a los chacos o cazas de vicuñas, y que se han disminuído.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 301 Esp (CDH )
      No se entiende que multipliquen mucho, por donde los reyes ingas tenían prohibida la caza de vicuñas, si no era para fiestas con orden suyo.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 301 Esp (CDH )
      Tampoco son las vicuñas del Pirú, los animales que en la provincia de la Nueva España tienen las piedras que allá llaman bezaares, porque aquellos son de especie de ciervos o venados.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      Algunos han pensado que las vicuñas sean las que Aristóteles y Plinio, y otros autores, tratan * cuando escriben de las, que dicen capreas, que son cabras silvestres; y tienen sin duda similitud por la ligereza, por andar en los montes, por parecerse algo a cabras.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 116 Esp (CDH )
      De perdices no me acuerdo haber visto ni sabido que las tengan como las hay en el Pirú, y mucho menos los que en el Pirú llaman guanacos * y vicuñas, * que son como cabras monteses, ligerísimas, en cuyos buches se hallan las piedras bezaares, * que precian algunos y son a veces mayores que un huevo de gallina, tanto y medio.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 175 Esp (CDH )
      Tampoco se crían animales buenos ni malos, sino son vicuñas, cuya propriedad es extraña, como se dirá en su lugar.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 306 Esp (CDH )
      Parece venir con esto lo que sabemos que en la Nueva España se hallan piedras bezaares donde no hay vicuñas, ni pacos, ni tarugas, ni guanacos, sino solamente ciervos, y en algunos de ellos se halla la dicha piedra.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      En la provincia de Jauja y en otras del Pirú, se hallan en diferentes animales bravos y domésticos, como son guanacos, y pacos y vicuñas, y tarugas; otros añaden otro género, que dicen ser cabras silvestres, a las que llaman los indios cypris.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 302 Esp (CDH )
      Fuera de los chacos que he dicho, que son cazas generales, usan los indios particularmente para coger estas vicuñas, cuando llegan a tiro, arrojarles unos cordelejos con ciertos plomos, * que se les traban y envuelven entre los pies, y embarazan para que no puedan correr; y así llegan y toman la vicuña.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 301 Esp (CDH )
      La carne de las vicuñas no es buena, aunque los indios la comen y hacen cusharqui o cecina de ella.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 301 Esp (CDH )
      Son las vicuñas mayores que cabras y menores que becerros; tienen la color que tira a leonado, algo más clara: no tienen cuernos, como los tienen ciervos y capreas; apaciéntanse y viven en sierras altísimas, en las partes más frías y despobladas, que allá llaman punas.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      Las vicuñas son silvestres y los carneros son ganado doméstico.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] 202 Esp (CDH )
      En la sierra se crían cuasi innumerables manadas de vicuñas, que son aquellas como cabras monteses tan ligeras.
    • 1590 Acosta, J. HNatural Indias [1987] Esp (CDH )
      Entre las cosas que tienen las Indias del Pirú, notables, son las vicuñas y carneros que llaman de la tierra, que son animales mansos y de mucho provecho.
    • 1580-1590 Sarmiento Gamboa, P. Viajes Magallanes [1988] Esp (CDH )
      Vieron los nuestros en tierra madrigueras de conejos como los de Castilla, y los naturales traían unas mantas de pellejos de vicuñas, que son de las del Perú, que se llama en lengua natural neuxo, y calzados abarcas.
    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] Mx (CDH )
      Respondo que esto procede de ser muy más salutíferas y medicinales las yervas y pastos de aquellas felicíssimas regiones que las de por acá, ayudando también a esto que también el animal deve comunicar alguna fuerça o virtud a la mesma piedra, como vemos que de unos animales, assí terrestres como marinos o volátiles, se sacan piedras de más virtud que de otros; y assí deve ser en esto de las bezaares, que deven, en effecto, de comunicar aquellas cervicabras de la India Oriental mucho más virtud a las bezaares que las vicuñas, assí como las vicuñas comunican más que los venados y los venados más que las vacas, en quien también, según se ha dicho, se hallan piedras casi al modo de bezaares, de suerte que también va esto en el animal.
    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] fol. 2v Mx (CDH )
      ¿Qué se cuentan del elefante que no aya mucho más en el rinoceronte de la India Oriental? ¿Qué se pudo dezir del bíbaro o castóreo que no cuenten los peruleros de la cerbicabra y de las bicuñas? ¿Qué dixo Avicena de las tortugas, que no aya mucho más en nuestras indianas ycoteas, pues ay algunas en cuya concha suelen caber seys hombres?
    • 1591 Cárdenas, J. Secretos Indias I [2000] fol. 151r Mx (CDH )
      Y, si me moví a ventilar este problema, no fue otro el fin y causa que refutar un error terrible, que no sólo la gente del vulgo, pero los muy graves authores tienen acerca del modo con que la dicha piedra se engendra, diziendo que los venados, cervicabras y vicuñas, que son los animales en quien las bezaares se crían, salen por tiempo del muy caluroso estío y, metiéndose por las cuevas de ponçoñosos animales y savandijas, son mordidos y emponçoñados d'ellas y que en el mesmo punto que se sienten con las ansias de la ponçoña, se van a pacer el ditamo y otras salutíferas y medicinales yervas [...].
    • 1589-1594 Ercilla, A. Araucana III [1993] 938 Esp (CDH )
      / Pasada aquella noche, el día siguiente, / la nueva por las islas estendida, / llegados dos caciques juntamente / a dar el parabién de la venida / con un largo y espléndido presente / de refrescos y cosas de comida / y una lanuda oveja y dos vicuñas / cazadas en la sierra a puras uñas.
    • 1599 Minsheu, J. DictSpanEng [1599] Esp (NTLLE)
      vicuña [...] a beast in the Indies like a mountaine goate, hauing the beuer stone.
    • c1600 Anónimo Inventarios Reales Felipe II [1956-1959] Esp (CDH )

      3.345. Otra de bicuña, que pesa 7 ochavas, Nº 28. Tasada en 16 reales, 544 maravedís.– Entregada a la Reyna nuestra señora por cédula de su Magestad de 30 de julio de 1604.

    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 555 Ch (CDH )
      El camino era tan cursado como agora, en el cual encontraban ganado silvestre, llamado guanacos y vicuñas; son de la misma figura que el ganado doméstico, sino que la color es bermeja de los guanacos y el hocico que tira á negro.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Ch (CDH )
      Críanse en ellos todas las sabandijas que habemos dicho arriba, con muchos venados, vicuñas y guanacos, perdices y otros pájaros y avestruces.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 555 Ch (CDH )
      La vicuña es más cenceña, de la misma color; el hocico tira un poco á blanco, y el pecho y pescuezo por la parte de abajo blanco.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 555 Ch (CDH )
      Pues como todo el camino desde la ciudad de La Plata fuese despoblado hasta Porco, algunos indios y españoles llevaban galgos para si saliese algún guanaco, ó vicuña, cazarlo.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] 639 Ch (CDH )
      Pobló esta cibdad y conquistó los indios que la sirven don Jerónimo de Cabrera, siendo gobernador; llenos los campos de avestruces, venados y vicuñas y demás sabandijas.
    • 1605 Lizárraga, R. Descripción Perú [1909] Ch (CDH )
      Los campos crian muchas víboras y hitas, que dél vienen volando á la cibdad en anocheciendo, como si no bastasen las que se crian en las casas; es abundante de todo género de ganado nuestro, y de mucha caza, venados, vicuñas y perdices.
    • c1605 Ocaña, D. Relación viaje América [1969] Pe (CDH )

      Y con esto queda dicho lo que hay en esta puna de Pariacaca. Por los campos hay algunas vicuñas, que son las que crían en los buches las piezas bezares. Son propiamente como cervatillas de Castilla y muy ligeras.

    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 80 Pe (CDH )
      "Este Pachacútec prohibió que ninguno, sino los príncipes y sus hijos, pudiesen traer oro ni plata ni piedras preciosas ni plumas de aves de diversas colores, ni vestir lana de vicuña, que se teje con admirable artificio.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La carne de los huanacus y vicuñas que mataban se repartía toda a la gente común, y a los curacas daban su parte, y también de la de los corzos, conforme a sus familias, no por necesidad, sino por regocijo y fiesta de la cacería, por que todos alcanzasen de ella.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Muchos de ellos holgaban de ir con su hacienda, y, por no caminar al paso de los carneros, llevaban un par de halcones y perros perdigueros y galgos y su arcabuz, y mientras caminaba la recua a su paso corto, se apartaban ellos a una mano o a otra del camino e iban cazando; cuando llegaban a la dormida, llevaban muertas una docena de perdices o un huanacu o vicuña o venado; que la tierra es ancha y larga y tiene de todo.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La vicuña es más alta de cuerpo que una cabra, por grande que sea: el color de su lana tira a castaño muy claro, que por otro nombre llaman leonado; son ligerísimas, no hay galgo que las alcance; mátanlas con arcabuces y con atajarlas, como hacían en tiempo de los Incas, apaciéntanse en los desiertos más altos, cerca de la nieve; la carne es de comer, aunque no tan buena como la del huanacu; los indios la estimaban porque eran pobres de carne.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Estas cacerías se hacían en cada distrito de cuatro en cuatro años, dejando pasar tres años de la una a la otra, porque dicen los indios que en este espacio de tiempo cría la lana de la vicuña todo lo que ha de criar, y no la querían trasquilar antes porque no perdiese de su ser, y también lo hacían por que todo aquel ganado bravo tuviese tiempo de multiplicar y no anduviese tan asombrado como anduviera si cada año lo corrieran, con menos provecho de los indios y más daño del ganado.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )

      La lana de los huanacus, porque es lana basta, se repartía a la gente común; y la de la vicuña, por ser tan estimada por su fineza, era toda para el Inca, de la cual mandaba repartir con los de su sangre real que otros no podían vestir de aquella lana so pena de la vida.

    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 21 Pe (CDH )
      También soltaban los machos que les parecían necesarios para padres, y soltaban los mejores y más crecidos; todos los demás mataban, y repartían la carne a la gente común; también soltaban los huanacus y vicuñas, luego que las habían trasquilado.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Esto había entonces; ahora, digan los presentes el número de las que se han escapado del estrago y desperdicio de los arcabuces, pues apenas se hallan ya huanacus y vicuñas, sino donde ellos no han podido llegar.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      Caza de venados, gamos o corzos, huanucu o vicuña, no mataban ninguna para el gasto de la casa real ni para la de otro ningún señor de vasallos, si no era de aves, porque la de los animales la reservaban para hacer la cacería que hacían a sus tiempos, como diremos en el capítulo de la caza, que llamaban chacu; y entonces repartían la carne y la lana por todos los pobres y ricos.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Pe (CDH )
      La ropa de la casa toda era de mantas y frazadas de lana de vicuña, que es tan fina y tan regalada, que, entre otras cosas preciadas de aquellas tierras, se las han traído para la cama del Rey Don Felipe Segundo: echábanlas debajo y encima.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] II, 10 Pe (CDH )
      Con planchas de oro chaparon los templos del Sol y los aposentos reales, dondequiera que los había; pusieron muchas figuras de hombres y mujeres, y de aves del aire y del agua, y de animales bravos, como tigres, osos, leones, zorras, perros y gatos cervales, venados, huanacus y vicuñas, y de las ovejas domésticas, todo de oro y plata, vaciado al natural en su figura y tamaño, y los ponían por las paredes, en los vacíos y concavidades que, yendo labrando, les dejaban para aquel efecto.
    • 1609 Inca Garcilaso Comentarios Reales Incas [1985] Esp (CDH )
      Lo medio de la sierra es de bravísimas montañas: la falda de ella es de ricos y abundantes pastos llenos de venados, corzos, gamos, huanacus y vicuñas y perdices, y otras muchas aves, aunque el desperdicio de los españoles tiene ya destruido todo lo que es cacería.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] I, 124 Pe (CDH )
      Y hicieron traer ynfinita cantidad de animales viuos, ansí como osos, tigres, leones, onzas, monos, venados, vicuñas, vizcachas, carneros de la tierra con vestiduras de diferentes colores hechas a posta, que parecían que ansí hauían nascido y los habían domesticado para el efecto y todos los cántaros, aquillas y demás vasos y baxilla hera de oro y plata.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )

      FUÉ CHIMPOVrma, muger y prima hermana de Maita Capac, muy hermosa y desde su niñez muy apacible y graciosa y querida de los suyos; fué amiga de plaçeres y recreaciones, para lo qual tenía leones, tigres pardos, benados, monos y gatos guanacos, bicuñas, toda la qual diuersidad de animales como desde chiquitos los hauía criado, estavan mansos y domésticos; ansí mismo tenía mucha bolatería de diuersos géneros, especialmente papagayos [...].

    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Sin esto, casan venados que ay muchos en la sierra, y bicuñas y guanacos, de donde se sacan las famosas y celebradas, contra todo jénero de ponzoña, piedras vezares, las quales se hallan en el buche destos animales, muchas o pocas comforme la hedad que tienen.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Yndios casadores, que cojían huanacos, vicuñas, y benados.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] II, 189 Pe (CDH )
      En tiempo que poseyeron esta çiudad los yngas y el día de oy, era esta plaça y plaças el mercado público de los yndios, donde auía ynfinitos y los ay, que traían a bender de fuera sus mercaderías de ropa de cumbi, y ahuasca y de algodón, hilados de pelos de vicuñas, volatería, de caça, carne.
    • a1613 Murúa, M. HGral Perú [1961] Pe (CDH )
      Ase perdido y quedado enterrado ynfinito ganado bacuno y obejuno, y en las lomas muchas mulas que allí se criaban, porque se cegaron los pastos y se ocultaron las aguas.– En la ciudad se siguió luego hambre, por auerse desbaratado los molinos, y en todas las casas se morían las bestias, /Fol. 349v. y no quedó en el çielo aue, golondrina, paloma, tórtolas, gorriones, [aun] que todas no murieron, y en el balle de Víctor las tórtolas, en el tiempo de la obscuridad, acudían a las partes y aposentos donde bían lumbre, y se sentauan junto la jente y se dejauan tomar siegas y flacas, y las vicuñas y huanacos de la Puna andauan abobadas y se metían entre la jente y murieron muchísimas, y las sauandijas de la tierra no quedó ninguna; no quedó chácara de maís que se pudiese aprouechar (porque no quedó chácara de maís que se pudiese aprouechar), porque, cubiertas de cenisas, se perdió y, como estaua en flor, no ubo remedio ninguno para ello.
    • c1613 Santacruz Pachacuti, J. Rel antigüedades Pirú [1879] Pe (CDH )

      Y despues desto, en la visita que hiço hitanpanacude la gente, vuo muchisimos moços de diez y siete o diez y ocho años para meter en numero de los barones y soldados, y los acordaron para dar calçones blancos; y asi hiço vna trasa que corriesen a un çerro mas alto y lejos, y en la punta del dicho çerro de Guanacauri les auia mandado poner llassuyhuana, y ahuanccanay halcon, y tominejo, y buitre, &; y mas les abian puesto en el dicho cerro suri, y bicuña, anatuyay aluipo&; y mas tras de esto los mandó poner añatuya, esto es, zorrilla, y culebras, y çapos, &.

    • 1614 Glz Nájera, A. Desengaño guerra Chile [1889] Ch (CDH )
      Otras se traen del Pirú, de vicuñas, especie de carneros de aquella tierra, que no tienen que ver con las de los guanacos, antes hay quien diga que no tienen virtud alguna, y otras se traen contrahechas, de las cuales son tenidas por buenas las que son compuestas de pítimas e antídotos contra venenos, aunque ¿qué certidumbre puede haber de que lleven tal mixtura, puesto que, según he entendido, son indios los que las contrahacen y venden, y se puede creer que las han de adulterar y engañar con ellas? En los guanacos mas viejos se hallan las piedras mayores.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y cada llama miche tenían obligación de hazer soga y fresada, apa, y del pescueso del carnero y del pellejo hazen ojotas * de todos los carneros que se mueren o de uicuna, * uanaco. *
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y an de dar cien petaquillas de charque * de uicuna en un año dos ueses dan qüenta del charque que llaman chaura y de la mata misquillicuy, * chalua puti, * otros ciento y cuchucho, * otros ciento; mayto * de cancaua, * cusuro, * llullucha, * capaso chicuro, * uachiua * y leña del pasto.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      En este mes comiensa a parrir los carneros del monte, guanaco, bicuna * y ganados, ay en todo.
    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )

      De cómo tenían bastimento de comida y rregalos de mays, zara, says maneras y de papas, turmas de la tierra de tres maneras, oca, *rabanillos; ulluco, *mastuerzos; año, * masua, *ráuano falso; quinua, *comida de palomas; tauri, *altramusas; chuno, caui, caya tamos; *carnero, guacay, *y paco, * guanaco, uicuna, luycho, * taruga; * cuui, conejo; nunoma, pato; yuto, perdís; chichi, *mosquitos de los rríos; callanpa, concha, paco, *hongos.

    • c1595-1615 Poma Ayala, F. G. Primer nueva corónica [1987] Pe (CDH )
      Y tengan lasos de uenados y de tarugas * y de bicuna, uanaco, lasos de páxaros y ligas.
    • 1624 Vega Carpio, F. L. Circe [2003] 478 Esp (CDH )
      / La sierra con mil selvas lleva en fruto, / por montes asperísimos y opacos, / (cual es el principal, tal el tributo) / gran copia de vicuñas y guanacos, / cuya caza es mejor que de otras fieras, / con otras aves y animales flacos.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1635. Las casas de esta prouincia y todas las mas de este Reyno que están en la sierra, y tierra fria de los pueblos de los indios, son redondas de hechura de media naranja por causa del frio, como escrebi de la prouincia de Chinchacocha en todas sus llanadas demas del ganado manso, ay Cantidad de siluestre como son Guanacos, Vicuñas, Abestruzes y otros, ay muchas torresillas, que son los sepulcros de los antiguos, como en otras partes tengo referido.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      En que se diferenciaban de las demas y eran conocidas: tenia el templo para su Magestad y grandeza vn jardin con todo lo que puede tener el mas curioso, y abundante del mundo, de yerbas, plantas, y flores de diferentes maneras, todas contrahechas de oro, y plata, con grande primor, como las que auia en todas las Casas Reales de los ingas, los arboles llenos de fruta, contrahecha de oro; auia animales grandes, y pequeños, culebras, lagartos, tigres, leones, guanacos, vicunas, y otros muchos animales, y sauandijas, figuras de hombres que guardaban y cultibaban el jardin, el qual parecia vna selua con tanta diuersidad de animales; donde tambien auia auestruzes, todos contrahechos / de oro, y plata; Auia vn Maisal muy Curioso con sus masorcasde oro, trosos de lena y otras curiosidades de lo mismo; que demostraban la Magestad y grandeza de su Dios, a imitacion de este riquissimo templo auia otros muchos por todo el imperio, que auian hecho para el culto, yhonrra del sol, y para adular a sus Reies, los quales tenian adornados de la misma suerte, con mucha riqueza los mas vide arruinados, quando estuve en aquel Reyno, que dexo de referir por escusar proligidad.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Auia mucho Ganado de serda; siluestre, Gamos, venados, Guanacos, vicuñas, Tarugas, abestruzes, y otros muchos de diferentes Especies.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1764. todo el Camino referido, desde Potosi, es toda tierra doblada de mucha serrania llenos los campos de vicuñas, guanacos, venados, viscachas, tortugas grandes como varreños, y otra mucha caca hasta el pueblo de Laquiaca , que es el primero del Obispado, y Gouierno del Tucuman, desde donde se va al valle de Omaguaca , hasta donde ay 90 leguas, desde Potosi: Omaguaca es pueblo de indios, el valle es fértil, y abundante de trigo, mais, papas con otras raices y frutas de españa, y de la tierra todo está poblado de pueblos pequeños de indios, y estancias de españoles hasta el volcan que está de Omaguaca 6. leguas el qual es muy grande, y despues que rebentó a echado, y aroja gran cantidad de piedra, ayre, lodo negro muy hediondo.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1760. toda esta prouincia como tiene tan grandes despoblados, está llena, y cubierta de ganados siluestres, como son guanacos, vicuñas, venados, viscachas, y otros animales de que tambien se sustentan los indios, esta es la ultima prouincia del Piru, por la sierra hazia Chile; confina por la costa, como está dicho con la prouincia de Atacama, y por el Oesnorueste con los valles de Pica y Tarapaca del Obispado de Arequipa, por el oriente con la prouincia de los Chichas, y pueblos de la Quiaca , y Omaguaca del Reyno del Tucuman.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1740. Las diferencias de animales que ay son venados pequeños, yen las sierras de Caracara que son peladas, y frias ay vicuñas, y Guanacos animales peregrinos en el mundo por que no se sabe que los aya en otra parte, que en las tierras ciadas, y frias del Piru: ay Gatos montes espardos del tamaño de perros medianos, llamanles los indios Oscollos, son grandes ladrones, y caladores de gallinas y otras aues, ay otros algo menores que los indios llaman Caraviuchaque de noche casan gallinas, las hembras tienen vna volsa donde despues de auer parido traen sus hijuelos en ella hasta que son grandes, y aunque la maten no abre la volsa, sino es para dar de comer a sus hijos, ay sorras que los indios llaman anatuia la qual quando la siguen con solo orinarse estan pestilencial su hedor que obliga a que la dexen y no la sigan.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1721. La piedra vezar de la Vicuña de que otras veces e hecho mencion en otros Capitulos, es muy medicinal contra veneno y otras enfermedades del coraçon, y tabardillo, y assi usan de esta piedra enbebidas y pictimas. ay tambien en este distrito minas de piedras contra mal de ijada, y para mal de orina, de sangre y leche, y otra como piedra alumbre de color de cardenillo que es medicinal para todo genero de llagas, y humores bubaticos.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      De la piedra vezar de la Vicuña y sus virtudes y de otras piedras, raices y ierbas de virtudes que ay en el distrito de esta ciudad .
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      1647. El famoso serro de Potosi, tan celebrado en el mundo, por la gran riqueza, que en sus entrañas, y venas a criado Dios peregrino en la prouincia de los Charcas 18. leguas de la ciudad de Chuquisaca, que despues por la gran riqueza deste serro se llamó de la plata, está en medio de la Cordillera que por ser tierra alta, es aquella region mas fria, de ordinario, que Alemania, tanto que por su frialdad era inhabitable de gentes, dista de la Equinocial 20. grados escasos al sur dentro del tropico de Capricornio, no se cria en ella por su gran frialdad, mosca, mosquito, ni otra sauandija, que pueda dar fastidio, solo auia en aquel desierto ganacos, vicuñas, abestruzes, y viscachas, propios de aquella fria region.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      El temple es frio, la tierra llana con algunos serros; por ella demas de ganado manso de Carneros de la tierra, y de Castilla, ay grande Cantidad de ganado siluestre, y simarron, que son Guanacos, y vicuñas, viscachas, como conejos, Abestruzes, perdices, Ánsares, con otras especies y diferencias de aues.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      [...] tiene mas de 20 leguas de largo y 15. de ancho, y en su distrito mas de 30 pueblos, de esta prouincia está al poniente la de los Ayrnaraes obra de 15. Leguas de despoblado, puna tierra fria, y inhabitable, que solo ay en ella algunas cauañas, que llaman Miches, donde están los indios pastores Guardando su ganado que es de la tierra, tambien al presente ay grande cantidad del de Castilla, carneros merinos de lana muy fina ay Guanacos, Vicuñas, algunos abestruzes, Viscachas, que son, como conejos del tamaño, y color, saluo que tienen colas grandes, las quales andan con mucha subtileza y ligereza entre las peñas [...].
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] 444 Esp (CDH )
      [...] ay por aqui cerca mucho ganado de la tierra simarron, o siluestre, que son guanacos, como los mismos carneros de la tierra aunque el hosico lo tienen mas negro y mojino, estos relinchan casi como cauallos, ay tanbien mucha abundancia de vicuñas, que es otra especie de aquellos animales, son mas senseños, [y agalgados], la varriga blanca, la lana mas fina y amorosa que seda su color parda clara que tira a color de pasa de lexia siempre andan entre la nieue y apetecen lo mas frio andan a manadas de 6. v ocho, no mas, son animales muy medrosos, y ligeros, en viendo pasar alguna persona la sienten, y se encaran todos y el macho, que es quien guia da voces, y luego huie, y respondiendo las demas le siguen por los mismos pasos corriendo sin declinar a vna parte ni a otra; vnos detras de otros, y auiendo corrido vn poco se paran, y bueluen a mirar, y otra ves de nueuo corren, et cetera.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      [...] el pueblo principal es Chirirqui La qual es muy poblada y rica de Ganados de la tierra, y al presente tienen grandes Crias del nuestro de Castilla Confinan sus terminos con los de los de la prouincia Aymara, y con otras muchas, en esta prouincia pone el Virrey vn corregidor para su buen Gouierno, por el oriente confina con los depoblados y desiertos de la sierra y puna fria, solo habitada de vicuñas Guanacos, y otros animales siluestres y adelante la prouincia de Yanaguara. por el Sur con los Collaguas y Condesuios.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      [...] desde la qual para ir a los llanos hazia el poniente se pasan mas de 30 leguas de despoblado de puna fria, y inhabitable, donde solo ay Vicuñas, y Guanacos, este despoblado se llama de Guallaripa, que es vna Riquissima sierra de minerales de oro y plata [...].
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      En las estancias de Crias de ganado maior, y menor se daban de multiplico cada año 18,000 caueças, Ay crias de mulas, y cauallos Gallinas Codornises, Vicuñas, Guanacos, Venados, y tarugas que son otra especie de Venados mas cortos, y anchos, y sus piedras vezares son las mejores.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )

      1438.de este pueblo se van 14 leguas de despoblado al poniente atrauesando la puna inhabitable, y quando la pase neuó tanto, que en aquel desierto se me elaron vna mula, y vn cauallo muy bueno decamino: en estos frios desiertos solo ay miches, que son como Cauañas de pastores, donde guardan grandes crias de ganado de la tierra, por aquellas punas inumerable cantidad de ganado siluestre que llaman simarron, que son vicuñas, y guanacos [...].

    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Las Vicuñas son de la misma hechura y traça, sino que son mas cenceñas; su lana es de color cabellado, ò de passa de legia, mas fina que seda, tienen la barriga blanca, son mui medrosas y ligeras, andan de ordinario entre la nieue, porque la tierra fria y helada la tienen por su centro.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      Iban por delante muchos Indios, con varios instrumentos de música y cajas españolas: tras ellos venían 200 Indios en hileras de a cinco hombres, cada uno vestidos de pieles de vicuña, con guirnaldas de sauce en las cabezas y cañas de maíz con sus hojas y mazorcas en las manos; y detrás traían en hombros unas andas de grandor formidable: en medio de ellas estaba un globo, la mitad dél dorado y la otra mitad plateado; en cuyo rededor estaba mucha variedad de árboles, plantas, flores y frutos, denotando la fertilidad de este Nuevo Mundo, significado en aquel globo cubierto también de oro y plata, conforme en todo a su natural.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      [...] por el sur confina con la prouincia de los Carangas, por lesueste con las prouincias de paria, Valle de Cochabamba, y otros, toda es de temple frio como las pasadas, y demas del Ganado manso, ay grandes manadas por los elados desiertos de Guanacos, Vicuñas, y abestruzes, viscachas, y otros animales y aues, El mais, y frutos traen de los valles Calientes y de los llanos, la prouincia es muy rica, ay en ella grandes sepulturas de los antiguos como las referidas, donde por ser de ordinario la tierra de vn temple fria, y los vientos subtiles y limpios se conseruan los cuerpos sin corrupcion.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )
      El tiempo que les sobraba de este cuidado, lo ocupaban en hilar, y texer los vestidos que se ponia el inga que eran de lana finissima de vicuñas, y maltones, camiseta que le llegaba a la rodilla a suusansa, a esta llamaban Vncu en lengua propia, y en la corrupta Cusma, traian por capa vna manta quadrada de dos piernas, vnas llanas, y otras de muchas labores, y colores, que llamaban Yacolla: tambien traia vna bolsa grande, como garniel, deuajo del braço como tajali, en que traia su ierba Cuca, o coca como la llaman los españoles, hazian también el llautu. que era vn modo de sinta angosta quadrada a modo de vn cordon grueso, que daba quatro, o cinco bueltas a la caueça, con la borla colorada que era su corona, la qual toma de vna cien a otra.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] 375 Esp (CDH )
      [...] luego está la casa del Corregidor donde tiene muchos indios que le hazen y labran paños de cumbe muy curiosos con figuras de pincel monteria y otras cosas curiosas de mucha estima, y valor que hazen de lana vnos de vicuña, y otros de lana de carneros de la tierra con muchas labores muy curiosas, y de muchos colores y labran muchachos indios pequeños, y los instrumentos con que hazen estas labores del cumbi tan tupida y perfeta son con guesos de gallina, y de carnero muy amolados y afilados, que causa notable admiracion el ver los labrar estos cumbes y otras cosas que hazen.
    • 1629 Vázquez Espinosa, A. Compendio Indias Occidentales [1948] Esp (CDH )

      Por junto al estrecho de Magallanes està la tierra que llaman del Fuego, aun no bien conocida y descubierta, y por otras muchas partes se pudo comunicar la tierra del Nueuo mundo con la del viejo, ò por lo menos estar tan vezinas y cercanas, que pudieron passar no solo las gentes que poblaron el Nueuo mundo, sino las diferencias de animales que ai en èl; muchos de los conocidos en la Europa, y otras partes, y otros raros y peregrinos en el mundo, como son los Carneros del Piru, Guanacos, Vicuñas y Tarugas. Los Carneros, ò Llamas, que assi los nombran los Indios, no tienen cuernos, son del tamaño de grandes venados, los pescuecps largos como camellos, y ellos lo parecen pequeños: estos Carneros, ò Llamas son en dos maneras, vnos lanudos, que llaman Pacos, y otros rasos, de poca lana, que son los mejores de carga, son de diferentes colores, vnos blancos, otros negros, ai los pardos, y otros de pintas negras y blancas, que los Indios llaman Moro-moro; la lana es buena como de carneros merinos, de que los Indios hazen sus ropas para vestirse, y deste animal tienen grandes aprouechamientos, que son bien conocidos.

    • 1631 Anello Oliva, J. Historia del Perú [1895] Pe (CDH )
      En la siera ay muchos pastos y seluas, donde pascen infinidad de vicuñas y guanacos, animales que no ay en Europa, tan grandes como cabras monteses y tan veloces en el correr, como si fueran paxaros en el volar.
    • 1631 Anello Oliva, J. Historia del Perú [1895] Pe (CDH )
      Entraban despues otros Caçiques prinçipales y cogian a mano los Venados, Guanacos, Vicuñas y otras caças para el regalo y sustento de sus cassas y tras destos entraba la gente comun y se entregaba de lo restante, en esto se entretuuo de ordinario Sinchi Roca.
    • 1636 Gmz Tejada, C. León prodigioso [2000] Esp (CDH )
      Todos asintieron a la razón y se conformaron al fenicio parecer, capitularon paces, unieron sus fuerzas, y despacharon contra la serpentina canalla dos invencibles tercios, uno de infantería en el cual iban cervicabras, guancos, tarugas, pacos, ciervos, y vicuñas; otro volante de cigüeñas con muchos animales, así terrestres como volátiles, enemigos de aquella perversa generación y por sus antídotas y alexifármacas virtudes, no sujetos a mortal veneno: prevenidos de armas ofensivas y defensivas piedras bezares labradas en las oficinas de sus vientres.
    • 1597-1645 Quevedo Villegas, F. Poesías [1969-1971] III, 55 Esp (CDH )
      / ¡Quién viera llegar al lino / a pedir a un potentado / por suya la ropa blanca, / y un carnero, los zapatos; / las vicuñas, el sombrero, / y las ovejas, el paño; / los gusanos, los calzones / y ropilla de damasco; / el oro y plata, una mina; / los diamantes, un peñasco; / colmenas y cañas dulces, / lo exquisito del regalo! / ¡Quién viera martas y micos, / y a los lobos desollados, / pedirles a sus aforros, / sus pellejos, aüllando, / mandáraselo volver / por hurto calificado, / dejándole en carnes vivas / cualquier Alcalde de palo! / Sin sastres ni mercaderes / se borda todo el lagarto, / y sin seda de matices / cualquier jilguero
    • 1646 Ovalle, A. Historica relacion Chile p. 13 Ch (BD)
      Ay muchas diferencias de monos, y micos muy desemejantes entre si en la grandeza, en el color, en el pelo, y propiedades de la naturaleza; [...] tienen gran miedo del agua, y si aciertan alguna vez a mojarse, o enlodarse, se ponen tristes como una noche. Ay muchos papagayos, cabras monteses, que llaman Vicuñas, y tiene una lana tan fina, y delicada, y de tan suave tacto como la seda, de que se hazen los sombreros, que tanto se estiman en Europa [...].
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Cogidas las Vicuñas pequeñas, se suelen amansar y domesticar tanto, que andan sueltas por la casa sin huirse; mas, son dañosas, porque mascan y roen la ropa de lienzo y todo cuanto topan; de donde presumen algunos, y no sin fundamento, que si dieran los hombres en amansarlas, se pudieran criar como los otros ganados mansos, y fueran de grande utilidad; porque, á causa de la priesa que se dan en cazarlas, por haber su preciosa lana, han venido en gran diminución.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Hay de ordinario gran cantidad de Zorras donde suelen habitar las Vicuñas, cuyos hijuelos persiguen y comen las Zorras; de las cuales defienden á sus hijos las Vicuñas desta suerte: muchas dellas juntas embisten de tropel con la Zorra, dándole muchas manotadas hasta derribarla en tierra, sobre la cual así caída, van pasando muchas veces apriesa unas tras otras, sin darle lugar á que se levante, hasta que la vienen á matar á coces, sin que le valgan á la miserable Zorra las muchas voces que da rendida á los piés de las Vicuñas.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] II, 326 Esp (CDH )

      Hay de ordinario gran cantidad de Zorrasdonde suelen habitar las Vicuñas, cuyos hijuelos persiguen y comen las Zorras; de las cuales defienden á sus hijos las Vicuñasdesta suerte: muchas dellas juntas embisten de tropel con la Zorra, dándole muchas manotadas hasta derribarla en tierra, sobre la cual así caída, van pasando muchas veces apriesa unas tras otras, sin darle lugar á que se levante, hasta que la vienen á matar á coces, sin que le valgan á la miserable Zorralas muchas voces que da rendida á los piés de las Vicuñas.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Puesto caso que la carne de la Vicuña es de buen sabor y comida regalada, y délla hacen los indios su más estimado Charque ó cecina, con todo eso, más se suelen cazar por su rica lana y por las Piedras bezares que crían, que son las más saludables de todas, que por el interés de su carne.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Entre las cosas de más estimación que deste reino del Perú se suelen enviar en presente á Europa, son la lana y piedras bezares de Vicuña.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )

      Es animal tan tímido como se verá por el modo con que lo cazan los indios, que es éste: cuando van á caza de Vicuñas, hacen un gran corral en parte por donde ellas suelen pasar, y luego espantándolas por todas partes, las van encerrando en él; y las paredes y cercas no es otra que con hilo ó cuerda que ponen sobre estacas de dos piés de alto hincadas á trechos en la tierra; con el cual hilo así dispuesto cercan una gran llanada, dejándole abierta puerta por donde entren.

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      No quiero hacer mención de las Vicuñas, especie de animales propios deste reino del Perú, los cuales jamás decienden de las sierras altas y páramos frigidísimos á donde se crían; callo los animales de tierras yuncas, como los monos y otros, que nunca los vemos salir de sus montañas calientes y pasar al temple frío de la Sierra; dejo los que son naturales de la Nueva España, como son los Coyotes, Lobos, vacas de Cíbola, y otros, que con ser aquella tierra continuada con la de este reino, no han pasado acá animales de aquellos géneros; como ni desta tierra han ido allá las Vicuñas, Guanacos, y otros de que carece aquella región; lo cual también experimentamos en muchos linajes de aves, y baste por ejemplo los Cuervos, que con estar llena dellos la América Setentrional, nunca pasan á esta Austral ni se ven en todo el Perú; y aunque llegan hasta la provincia de Nicaragua, no traspasan los términos délla; como ni tampoco los Avestruces y Cóndores del Perú pasan á la Nueva España.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      También estaban amojonados los cazaderos y cotos del ganado bravo y silvestre, como eran Guanacos, Vicuñas y Venados, que en lo demás que suele ser dañoso no había prohibición; salvo que no se dividían estos cazaderos en partes, como se hacía en las tierras y ganado manso, sino los de cada provincia de por sí, para que los moradores de las unas no entrasen á cazar en los términos de las otras.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] III, 259 Esp (CDH )

      Los bastimentos y provisión que se guardaban en estos depósitos, y de que en todos tiempos estaban llenos, eran todas las cosas que los pueblos tributaban, gran cantidad de maíz, quínua, chuño, frísolesy otras legumbres; abundancia de charqueó cecina de Llamas, Venadosy Vicuñas, y ropa de diferentes maneras, de lana, algodón y pluma; zapatos que ellos llaman ojotas; armas conforme á las que en las provincias se usaban, para proveer á la gente de guerra cuando pasaba de unas partes á otras [...].

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Labrábanle esta ropa las Mamaconas, y la más era de lana de Vicuña, que es poco menos delicada que seda.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Los muy ricos que labraban para el Inca y grandes Señores, eran de lana de Vicuñas, ó todos, ó parte; y también solían mezclar en ellos pelo de Vizcacha, que es muy sutil y blando; y también de murciélagos, que es más delicado que todos.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Los animales que tomaban en estos Chacos eran Vicuñas , Guanacos y Venados; si bien, á vueltas destos, se recogían algunas fieras y animales nocivos, los cuales mataban; y trasquilando las Vicuñas para la lana, las soltaban, y de las que se habían muerto en el rodeo hacían cecina.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Vuelto del Cuzco para el Valle de Jauja el Marqués D. Francisco Pizarro, cuando andaba pacificando este reino, se hizo un solemne Chaco en su presencia por mandado de Manco-Inca, en que se mataron once mil y tantas cabezas de ganado montés, Vicuñas, Venados, Zorras y algunas aves, que, con las voces que los indios daban, las aturdían y mataban.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] II, 325 Esp (CDH )
      Cuelgan deste hilo muchos flecos ó bedijas de lana, que se andan meneando con el aire, de las cuales se espantan de tal manera las Vicuñas después de encerradas en esta cerca, que no osan salir por ella, sino que andan al rededor del hilo dando muchas vueltas, buscando la puerta; en la cual les arman los indios lazos en que, al salir, caigan.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Las piedras que crían las Vicuñas son de mayor estimación, y después dellas las de los venados, y las postreras las de las Llanas y Huanacos, cuyas piedras son muy pequeñas y que tiran á color negro, con algunas pintas doradas.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Yendo una vez un Perro siguiendo una Vicuña, corrieron él y ella hasta quedar tan cansados, que no se podían mover de un lugar, y llegando los cazadores, los hallaron parados y mirándose el uno al otro á dos ó tres pasos de distancia, sin que la Vicuña pudiese dar un paso adelante para huir, ni el perro para llegar á ella; de suerte, que en llegando los cazadores, la cogieron á mano con tanta facilidad como si estuviera amarrada ó muerta.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Los animales que tomaban en estos Chacos eran Vicuñas , Guanacos y Venados; si bien, á vueltas destos, se recogían algunas fieras y animales nocivos, los cuales mataban; y trasquilando las Vicuñas para la lana, las soltaban, y de las que se habían muerto en el rodeo hacían cecina.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Son los animales más sueltos y ligeros que se conocen; y aunque se cazan con Perros, no son alcanzados déllos á la primera carrera, sino que miran los Perros hacia dónde corre la Vicuña y le salen al encuentro, ó corriendo tras ella la siguen hasta cansarla; y acontece, cansándose también los Perros como ella, escapárseles.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Criaban antiguamente los indios en estas punas y dehesas grandísima suma de ganado manso de la tierra, y vicuñas para caza, por su preciosa lana.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      En estas Indias Occidentales, y señaladamente en este reino del Perú, donde hay mayor copia destas piedras, se crían en el buche de tres especies de animales que todos rumian; conviene á saber, de Vicuñas, venados y Llamas ó Carneros de la tierra.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Nace esta mata en los páramos muy fríos, de la cual, comiendo las Vicuñas, dicen los indios que crían las Piedras Bezares; no echa flor ni fruto alguno; es muy buena leña, y se quema de ordinario en las provincias del Collao, y en la villa de Potosí cuecen con ella el pan.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Yendo una vez un Perro siguiendo una Vicuña, corrieron él y ella hasta quedar tan cansados, que no se podían mover de un lugar, y llegando los cazadores, los hallaron parados y mirándose el uno al otro á dos ó tres pasos de distancia, sin que la Vicuña pudiese dar un paso adelante para huir, ni el perro para llegar á ella; de suerte, que en llegando los cazadores, la cogieron á mano con tanta facilidad como si estuviera amarrada ó muerta.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )

      Según el camino que traemos bajando de lo alto á lo bajo de la Sierra, se sigue el tercero andén y grado della, á la tierra del cual llamamos absolutamente de labor, porque desde aquí hasta el cabo y sexto temple de la Sierra es toda tierra de pan llevar, donde se siembra y coge mucho trigo y todas las demás semillas, legumbres y hortalizas y las raíces que en el segundo temple y otras muchas más, como son maiz, garbanzos, habas, frísoles, lino, alfalfa; las hortalizas llegan á granar perfectamente; las flores de España duran todo el año sin agostarse, señaladamente las rosas, clavellinas, retama y alhelíes; críanse todos los animales y aves que en el primero y segundo temple, sacando las vicuñasy guanacos, que no decienden de aquellas frías punas, que tienen por patria. Iten, nacen yeguas, asnos y mulas, que fuera deste tercero temple para arriba no se crían [...].

    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] I, 156 Esp (CDH )
      Fuera de estos ganados mansos traídos de España y de los de la tierra, hay mucha caza de guanacos, vicuñas, venados, vizcachas, chinchillas y cuíes.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Son todas las Vicuñas deste color; andan en manadas, y muchas veces se ven paciendo cada una de por sí.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Porque vemos que fuera de las Vicuñas y los otros animales referidos, no las cría otro alguno, ni de los que son naturales desta tierra, ni de los traídos de Castilla, siendo muy probable que algunas veces coman la misma yerba.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Guariconca quiere decir en la lengua del Perú, pescuezo de vicuña.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      De poco tiempo á esta parte se ha reparado que estos Lobos Marinos tienen debajo de las cerdas, que son como de puerco, un vello ó lana sutilísimá más que la de Vicuña, la cual de tal manera cubren con las cerdas, que nunca se moja dentro del agua; y aun el autor del arbitrio imprimió un curioso papel probando que estos Lobos son los Castores, de cuya lana se hacen los sombreros tan estimados que llaman de castor; y para verificar el arbitrio, se mataron en esta costa del puerto del Callao, por mandado del Virey Conde de Salvatierra, más de quinientos Lobos, de los cuales se sacó mucha cantidad de lana, y se ofreció premio á los sombrereros si acertaban á hacer con esta lana sombreros de castor; y aunque muchos lo intentaron, ninguno acertó á hacerlos.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      LA Vicuña es un animal silvestre menor que la Llama, y muy parecido á ella en su disposición y hechura; es del tamaño de una Cabra, más delgada y crecida de piernas, pati-hendida, de pescuezo largo y delgado, y la parte alta del cuerpo y mayor parte dél de un color rubio que tira á leonado claro, con el vientre blanco y parte inferior del pecho.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      porque allende del algodón, que es general en todas las tierras calientes dél, y de que también abunda este reino, por los muchos valles templados que en él hay fertilísimos desta planta, gozaban los peruanos de gran copia de lana de sus Llamas y Vicuñas, de que labraban la mayor parte de las telas y paños de que se vestían.
    • 1654-1658 Barrionuevo, J. Avisos I, II, III y IV [1892-1893] Esp (CDH )
      El navío de aviso que cogió el Inglés en Finibusterra, que venía de Cartagena, traía 80.000 reales de á 8, 12.000 libras de lana de vicuña, 6.000 de tabaco, 2.000 cueros, 2.000 quintales de brasil, 90 personas, 12 frailes franciscos y otras muchas riquezas de joyas ocultas por registrar.
    • 1662 Espinosa Medrano, J. Apologético Góngora [1925] 513 Pe (CDH )
      Y en fin si aquellas Reses eran como nuestras Vicuñas, y Pacos, que por su color rubio, y encendido merecen en pelo de oro; mejor, que en Africa, pudiera, en nuestro Perú aver fingido el Huerto de las Hesperides.
    • 1685 Fdz Villalobos, G. (Marqués de Varinas) Desagravios de los indios y reglas [1899] 555 Ch (CDH )
      [...] no sólo no querer sembrar ni plantar, pero aun cortar los árboles fructíferos, porque son la materia de sus trabajos, como lo hicieron en la Misteca, cortando las moreras, y en otra los nopales que fructifican la grana, y otras matan las vicuñas y los carneros de la tierra, podan el algodón, achote y pitas, y entonces el ministro de V. M., viendo que si sólo benefician ó siembran lo que basta para su sustento de ellos, y no para la ganancia de él, queda perdido del todo, convoca los indios, los llama y les obliga á terribles tareas; á unos á tejidos, á otros á hilados, á otros á andar por los montes buscando grana silvestre, á otros á beneficiar la doméstica [...].
    • 1703 Solórzano Pereira, J. Política indiana Esp (CDH )
      19. En los montes del Perú se halla otro animal, á quien los Indios llaman Vicuña , que es el que cria en su buche las piedras bezares, de cuyas propriedades, y utilidades, hay escritos libros enteros, y en alguno se añade, (no sé con quanta verdad) que hay tambien piedras bezares, que se crian en montes, y peñas, y se sacan de ellas al modo que otros metales.
    • 1703 Solórzano Pereira, J. Política indiana Esp (CDH )
      14. Donde tambien alego los que tratan de las piedras bezares que se crian en estas mismas Indias en los buches de los Vicuñas y otros algunos animales que se apacientan de yervas muy provechosas y saludables, y no son ni deben ser de menor estimacion que las Orientales, segun Monardes y el P. Acosta y Eusebio que refieren sus muchas virtudes medicinales, fuera de otros Autores que junta copiosamente Camilo Borrelo, diciendo, que con una piedra Bezar sanó de un grave mal Miramamolin Rey de Córdova, y que dió en pago al que se la traxo el Palacio de aquella Ciudad.
    • 1703 Solórzano Pereira, J. Política indiana Esp (CDH )
      Y de la lana de estas mismas vicuñas y su aprecio y derechos, trata bien un moderno.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 301 Pe (CDH )
      Tras de este armonioso acompañamiento se seguían los Indios de los mayores tributarios en el Rico Cerro, y enterradores de la que llaman Mita, todos vestidos con muy vistosas camisetas, monteras de pluma y bastones plateados en las manos; serían éstos en número de dos mil; a quienes seguían otros 20 Indios, con vestiduras de piel de vicuñas, guarnecidas con cintas, y crestas de plumas en sus cabezas.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 457 Pe (CDH )
      Para el cuidado de ella creó su Exa. un bastón con título de Capitán general de la Mita, a quien asimismo señaló renta de 3 mil pesos cada un año en las Cajas Reales; siendo mucha más renta la que los miserables indios contribuyen en varios mantenimientos, alhajas, lana de vicuña y otras cosas anualmente.
    • 1737 Mayans Siscar, G. Orígenes [1984] Esp (CDH )
      I también unos i otros hemos recibido de ellas muchas voces, con que significamos las cosas que nos han venido de ella, como algodón, bejuco, curamagüei, espingo, guayacán, ihana, leucoma, manatí, pinipinichi, quina, sassafras, tabaco, vicuña, i otras muchíssimas de que se puede formar un útil i curioso diccionario.
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      VICUÑA. s. f. Cabra montés, que se cría solamente en el Perú. No tienen cuernos, y son menores que becerros, la color casi leonada, crianse en las sierras mas altas, y en tierras frias, y despobladas. Andan en manadas, y corren ligeramente, y en viendo gente, huyen, y echan los hijos delante. Su lana es finisima, y nunca pierde el color. Tienen las Vicuñas piedras Bezahares.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Si es verdad que de esta yerba se forman las piedras bezares, debe de haber sin duda abundancia de dictamo en esta provincia del Tucuman, porque son innumerables las piedras bezares que se sacan de los guanacos, antas y vicuñas.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Las vicuñas son animales mayores que cualquiera cabra, de color leonado ó castaño claro; el cuello muy cumplido, y los piés delgados y largos; son tan lijeras como medrosas; lo mismo es ver hombre ó animal, que echar á correr con estraña velocidad, llevando por delante los hijuelos, que suelen ser pocos por no ser muy fecundas.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] Py (CDH )
      Otro modo de cazar vicuñas es con las bolas, enredándoles los pies para atajar su carrera, y tambien las cazan con galgos y con escopeta.
    • a1745 Lozano, P. HConquista Paraguay [1873] 284 Py (CDH )
      Júntanse muchos indios (que antiguamente solian ser tres ó cuatro mil) rodean á lo lejos por todas partes el lugar donde saben hay mayor cópia de vicuñas, y poco á poco van estrechando el cerco hasta sitiarlas en partes donde puedan matarlas; reservan las hembras para el multiplico, y matan los machos para quitarles la lana que es tenacísima de su color nativo, y se dice ser fresca y mitigar las inflamaciones de los riñones y tambien el dolor penosísimo de la gota, por lo cual los lisiados de estos achaques la suelen usar en los colchones.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      ¿Son, por ventura, bárbaros los que, atentos a la pública utilidad, se contentaron con esquilar las vicuñas y las dejaron vivir?; ¿y no lo son los que, no satisfechos con quitarles el caudal, les quitan la vida? ¿Son animales los que, medrosos, se dejan coger para entregar el tesoro de sus lanas, pidiendo en recompensa la vida?; ¿y no lo son los que, bárbaramente inhumanos, se la quitan y desuellan, secando el manantial de la misma riqueza que apetecen y no saben conservar?.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Que, aunque queda dicho (número 60 y 61), es indispensable esta repetición aquí, para que se den las providencias convenientes, a fin de que aunque dichas compañías ganen un veinticinco por ciento no sea con el exceso que las naciones que se interesan en quinientos por ciento de lo mismo que nos compran y nos vuelven a vender, y para huir este vicio se deberá formar una compañía con el caudal de los boticarios más acomodados de toda España, que compren todos los géneros medicinales que vienen de Indias y necesita el Reino, y los repartan en todo él, teniéndolos en almacenes en todas las capitales de las provincias, para surtimiento de las boticas y herbolarios de ellas, y para los particulares que las quieran tener para su uso, y seguridad de la calidad de ellos, que los puedan comprar de los almacenes principales; y con los caudales de los fabricantes y tintoreros se puede formar otra, que recoja la seda, lana de vicuña, lino, cáñamo, grana y demás simples, para las fábricas y tintes.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      [...] y después, en la necesidad urgentísima de las tales cosas, nos las vuelven con tan excesivos precios que a ellos les salen de balde las que de ellas necesitan, y les quedan crecidísimas ganancias, como sucede con la quina y otras medicinas y géneros, sobre que algo queda dicho (n.º 134), negándonos aquellas cosas que ellos necesitan para sus fábricas, como son la grana y la finísima seda de misteca, y la lana de vicuña, lo que no se ha de tener por novedad mía, pues lo tiene representado a S.M. el Consejo de Indias, desde 27 de febrero de 1664, en aquellas palabras en que manifestó: que de este desorden provenía sacar los extranjeros en sus navíos los tesoros de España y aun los géneros precisos que hacían falta en ella .
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Que el recelo no tiene fundamento lo demuestran muchos ejemplares, siendo el primero que abundando la América de la finísima lana de vicuña es muy corta porción la que de ella labra, y la demás, si no viene a España por nuestro descuido, pasa a las naciones por su cuidado en aumentar el ilícito comercio.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      54. También en el cap. 8 de mi Primera Parte dejo prevenido, al párrafo 64, se deben aligerar de derechos los simples gastables en las fábricas, que vinieron de fuera del reino, como seda, lino, cáñamo, pelo de camello, y de cabra, algodón, lana de vicuña y castor, por lo que importa abunden y hagan abaratar los de cosecha propia, para que los tejidos salgan a precios acomodados y que, pagando cinco por ciento el extranjero que los entrare, pague dos y medio el español que los trajere en navío suyo de fábrica española.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Y, no habiendo en todo el universo lanas tan finas como las de vicuña, que produce el Reino del Perú, que tan apetecidas y estimadas son de naturales y extraños, y uno de los principales números de los retornos de Indias, era acreedor igual a no menor atención, encargando a los tribunales y gobernadores de aquellos parajes que cuidasen de su propagación, aumento y conservación, tanto en el país que produce las vicuñas, como en los demás de la América en donde se pudiera conseguir su establecimiento o, al menos, solicitándolo, se sabría si era o no posible su propagación en distinta provincia, para darle en la suya toda la extensión que permitiese la posibilidad y la atención que debe merecer este específico.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      132. En el número 173 de la segunda parte de esta obra, dije que la conservación, aumento y propagación de las vicuñas no desmerecía las más eficaces providencias para conseguir un considerable retorno de lana de tan preciosa calidad; pero ¡oh infelicidad de nuestro descuido y tardanza de nuestras providencias, que milagrosamente no hemos visto el fin de este provechoso ganado y sido causa de que carezca el mundo de tan precioso material, por los bastardos modos de proceder en sus tratos los vendedores de esta lana, mezclándola con la de los guanacos y llamas que son otras dos especies de animales de más inferior lana, difícil de conocer la mezcla, y para evadirse los compradores del engaño se han abstenido de comprar la lana separada de la piel, y los vendedores se han convenido a desollar el contribuyente que debían conservar esquilando! ¡Oh iniquidad suma de nuestros indianos desolladores! ¡Oh habilidad del desuello malogrado en la América!, por emplearla en estos tristes domésticos animalillos, pudiendo en España ejercerla con mayores medras, de que tan repetidos ejemplares se pudieran dar si no lo embarazara la modestia, pero, sin salir del asunto, reparo en que dicen los naturales de aquellos países que en tiempo de los bárbaros y al principio de nuestro dominio en la América se esquilaban, y no se mataban, estos útiles animales.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Estipuló se le habían de bajar dos mil ducados de cada navío, que se permitiese ir a Indias con ropas, yendo suelto, y no en conserva de flota, y lo mismo yendo para Nueva España en conserva de la flota de Tierra Firme, como si saliese en conserva de la Flota de Nueva España y su destino fuese para Tierra Firme, cuya condición venía de los antecedentes arrendamientos, como se puede ver en el de dichos Almojarifazgos del año de 1595, en consecuencia de lo cual era indispensable que todos los años, o al año y medio, saliesen de España los galeones, como se reconoce de las doce armadas despachadas desde 4 de agosto de 1628 hasta 3 de junio de 1645, las que, yendo cargadas de cuantas mercaderías produce la Europa, equivalentes al valor de ocho, diez, o doce millones de pesos, volvían con los caudales y frutos que bajaban a la feria, que regularmente importaban de veinte a treinta millones de pesos y frutos y tal vez llegó a cuarenta millones en plata, oro, lana de vicuña, cacao y otros frutos preciosos de aquellas provincias, y aunque el viaje era en derechura de España a Cartagena, en este puerto quedaban algunos comerciantes con las mercaderías suficientes para aquella provincia, y la del Nuevo Reino y, los demás, con la armada, pasaban a Portobello, donde concurría el comercio de Lima, cuyos diputados se juntaban con los del de España, y daban precios a todos los géneros y frutos de uno y otro comercio, sin atender al valor intrínseco de la materia que evaluaban, sino a la necesidad que de ella había, y a la abundancia o escasez que resultaba de las facturas y registros de la carga de ambas armadas, y falta que se reconocía del género en el país, o la que de su cortedad podía sobrevenir.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Y, diciendo estos empleos y tiempo ocupado en el Real Servicio, desvió a la inteligencia y conocimiento de las fábricas, y nueva invención de ellas, se halla haber discurrido cuantos tejidos nos introducen los extranjeros de mezclas de seda, lana y estambre, de algodón y seda, y de pelo de camello, castor y vicuña, unos imitando y aventajando a los extranjeros, y otros de propia idea, de que dio muestras a la Real Junta de Comercio.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] 113 Esp (CDH )

      Cap. 91. fol. 404: Trata de que los simples para las fábricas y maniobras entren de fuera del Reino, pagando dos y medio por ciento y que, aunque de la seda salen más de doscientas mil libras en pelo y rama, se deje entrar la de Italia, y la que fuere de buena calidad, por el dos y medio; y lo mismo con el lino, cáñamo, linaza de Curlandia, para mejorar el lino, algodón, pelo de camello y de cabra, castor, vicuña, ingredientes para tintes e instrumentos para telares, molinillos, prensas, peines, cardas aceradas y tijeras para tundir, de cuyos instrumentos hay prohibición de sacar pena de la vida en Inglaterra. La madera y cobre no, por ser mejor el de Indias, pero sí el latón.

    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] Esp (CDH )
      Sin embargo de ello, para que las fábricas puedan florecer, aumentarse y permanecer, se han de libertar de dichos derechos de aduanas, portazgos y municipales todos los simples y compuestos de dichas fábricas de lana, lino, cáñamo, seda, algodón, pelo de camello y de cabra, lana de vicuña y castor, con la prevención que los materiales que entraren de fuera del Reino paguen sólo cinco por ciento y si entraren en navíos españoles, la mitad, y, a la salida del Reino, los tejidos de España paguen sólo dos y medio por ciento.
    • 1740-1746 Ulloa, B. Restablecimiento fábricas [1992] 330 Esp (CDH )
      se les quita a las naciones enemigas estos abrigos en que refrescan, tomando agua, leña y pescados cuando van a piratear al Mar del Sur, y se aumentarán los retornos de lana de vicuña y pieles al pelo que hay en aquella costa; y siendo aquel territorio correspondiente al del reino de Chile, cuya fertilidad es notoria, no será extraño que aquella parte suya que cae al mar del Norte, y tanto abunda de pescado semejante al de Galicia y Cantabria (Seijas, 56 v.ª), * produzca con abundancia lino y cáñamo, como su todo, y en tal caso se lograría un estimabilísimo retorno para España, a quien falta este material, para vestirse sin necesitar de las demás naciones.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      103. En cuanto al pasto con que regularmente se sustenta este animal y es propio de aquellos sitios, no hay duda que se notará alguna diferencia, pero es menester suponer que cuando las vicuñas bajan a los llanos y cañadas, lo cual hacen muy frecuentemente, comen gramas y se alimentan con todas las especies de hierbas que comen las vacas y ovejas, con que, sucediendo esto allá, no hay razón para pensar que el pasto de España no sea adecuado para ellos.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      100. Esto asentado, si se fabricasen en España sombreros finos blancos y negros con la lana de vicuña, y se consiguiese el quitar la venta a los sombreros de fuera del reino, no habría extranjero que quisiese extraer la lana, porque con las de otros animales que se hallan en los países de sus dependencias tendrían suficiente para mantener la fábrica de lo que se hubiese de consumir en su propio reino, y sería totalmente excusado el venir a España a comprar la de vicuña.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      100. Esto asentado, si se fabricasen en España sombreros finos blancos y negros con la lana de vicuña, y se consiguiese el quitar la venta a los sombreros de fuera del reino, no habría extranjero que quisiese extraer la lana, porque con las de otros animales que se hallan en los países de sus dependencias tendrían suficiente para mantener la fábrica de lo que se hubiese de consumir en su propio reino, y sería totalmente excusado el venir a España a comprar la de vicuña.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Siendo esto así, de ningún perjuicio sería para los españoles el que se extendiesen las vicuñas a los extranjeros, toda la vez que, teniéndolas o no, de ningún modo habrían de venir a comprarla a España.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      El grave daño que resultaría de esto consiste en que si tuviesen la lana de vicuña por cosecha, siendo más baratos en los países extraños los jornales de los oficiales en toda suerte de manufactura, saldrían los sombreros fabricados en ellos por menos costo que los hechos en España, y así podrían darlos con más conveniencia, con lo cual irían destruyendo la fábrica de los de España insensiblemente, hasta que lograsen enteramente su ruina.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 495 Pe (CDH )
      Este es, a nuestro sentir, el mayor obstáculo para el establecimiento de la cría de vicuñas en España; si no fuere de bastante fuerza para embarazar el que se haga, los demás que se pueden ofrecer aún son de mucha menor entidad y no servirán de estorbo para que se plantifique.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      101. Las dificultades para traer a España la vicuña y establecer crías de este animal consisten, primeramente, en si el temperamento de acá será tan propio para estos animales como el de las Indias o, a lo menos, si será bueno para que puedan subsistir; en segundo lugar, si los pastos serán adecuados para ellos y, últimamente, si perjudicarán a los demás animales domésticos de lana, de piel y de cerda, ocupando parte de las tierras que tienen éstos para pacer.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      No sucede ahora lo mismo, y es la causa porque desde que entraron los españoles en aquellos países, dieron en perseguirlos, como lo han ejecutado con todos los de otras especies, ya con el fin de aprovecharse de su lana, o ya con el motivo de hacer diversión con su caza; con que, habiendo muerto la mayor parte de las vicuñas que encontraban, sólo se preservaron de este estrago las que, huyendo de él, se retiraron a los parajes más distantes y a los páramos más elevados, en donde no es tan frecuente el arrojo de los cazadores.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 496 Pe (CDH )
      Lo único que se puede discurrir es que la diferencia de pastos podrá hacer que bastardee la lana, pero esto tiene la contra de que las ovejas, cuyo animal fue llevado de España a las Indias y se alimenta ahora con las mismas especies de pasto que las vicuñas, ni han afinado la lana, ni tampoco se les ha embastecido o bastardeado, con que, por la contraria, el animal que allá se mantiene con el propio pasto que las ovejas y vacas de España, traído acá, no tendrá mutación en su lana, ni en ninguna otra particularidad.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 496 Pe (CDH )
      De lo cual se infiere que la naturaleza de la vicuña no es muy diversa de la de nuestras ovejas en cuanto a la propensión de lo que escoge por alimento y de las hierbas que le son propias para él.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      106. Nunca perjudicarían las vicuñas a los otros ganados, si se trajesen a España, por quitarles las tierras que ocupan ahora, o por disminuirles las dehesas, mediante que las vicuñas pueden pacer en aquellos parajes donde los ganados de las otras especies no llegan por la rigidez del clima.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      107. Ni el país, como se ha dado a entender, ni los pastos son contrarios para la cría de la vicuña en España, y sólo queda el inconveniente en la facilidad con que se podrían mantener, no menos que en España, en los demás reinos extraños, siendo éste el único embarazo que se opone al establecimiento de su cría.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      108. Aunque se vive en España en la inteligencia de que se sacan de las vicuñas los bezoares, es con equivocación, por la que causa la semejanza de los guanacos, que son los que los crían.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Estos guanacos son los que crían las piedras bezoares, y aunque las llamas y las vicuñas las críen también, no es tan común como en aquéllos, y así es lo regular buscarlas en los guanacos y no en las otras dos especies.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      109. Los guanacos y las llamas tienen lana, como las vicuñas, mas no tan finas y más largas.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Pero pudieran aplicarlas a telas de más estimación si hubieran alcanzado el modo de hacer los hilados más delgados y los tejidos finos, porque la lana, aunque no sea de tanta delicadeza como la de la vicuña, es muy fina y muy suave al tacto.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      99. Aún se puede adelantar más sobre el particular de las lanas de vicuña, y es que no sería difícil el traer a España algunos de estos animales y mantener cría de ellos, con lo cual se aseguraría más bien su casta.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 494 Pe (CDH )
      Si todo el punto consistiese sólo en hacer partícipes a las potencias extrañas de la lana de vicuña, porque la ocasión de haber en España este animal les facilitase la cría, no debería sentirse como pérdida con tal que los españoles no nos despojásemos del mismo animal, porque se ha de suponer que los simples que sacan los extranjeros de España es con el seguro de que, después de tejidos, los han de volver a introducir, y que han de sacar de ellos unas ganancias muy aventajadas.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      98. Si la vicuña fuese un animal bravo y dañino, incapaz de haberlo a las manos sin exponerse a algún peligro, habría disculpa para matarlo por aprovecharse de su lana, pero siendo de una naturaleza tan doméstica y dócil como el ganado de lana común, es inconsideración grande el matarlos pudiendo conseguir el fin dejándolos vivos.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Reconocidas estas lanas en aquella primera ciudad en donde entrasen después de haberse quitado de las vicuñas, y enzurronadas, se deberían sellar las sacas con el sello real, y correr así por todo el reino, con cuya providencia se extinguiría el abuso de adulterarlas con las otras, y se perdería la bárbara costumbre de aniquilar la casta de un animal tan digno de ser estimado, siendo aún cosa vergonzosa el que la publicidad de este hecho se murmure entre las demás naciones de Europa como propia, únicamente, de unas gentes faltas de policía y de gobierno.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Establecidas en España fábricas de sombreros blancos finos para el consumo de las Indias, debería cuidarse de que la lana de vicuña no se extrajese para llevarse a los reinos extraños, con lo cual se imposibilitaba más el que pudiesen subsistir las fábricas de sombreros extranjeras, porque, aunque es cierto que los de castor se hacen con la lana de este animal, el cual se coge en el río de San Lorenzo y en todos aquellos países del Canadá, no es sola esta lana la que contribuye a su composición, porque si no entrase otra, ni pudiera hacer mezcla, no sería capaz que bastase a la crecida cantidad de sombreros que se fabrican solamente en los dos reinos de Inglaterra y Francia [...].
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Pero, para que no hubiese maldad en la lana mezclando la de vicuña con la de guanacos y llamas, se debería nombrar un reconocedor de lanas en cada ciudad de aquellas en donde hay tráfico de ellas, hombre inteligente, el cual las debería examinar todas, y de encontrar alguna mezclada, debería dar parte al gobernador y justicias del paraje para que castigasen al dueño con la mayor severidad que fuese dable, como a falsario, mediante que el ejecutar la mezcla con las lanas es faltar a la fe pública y contravenir a las leyes de la razón y de la justicia.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Py (CDH )
      85. Entre tanta variedad de cosas como el Perú produce y se crían en aquellos territorios y temples, se hacen recomendables, no menos que lo demás que allí se nota, las vicuñas, cuyo animal da la lana que se distingue por el mismo nombre, y su finura es bien conocida en todo el mundo, siendo tanta que aún excede a la de la seda.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Y así, para los demás indios, se hacían los tejidos con la lana de las llamas y con la de los guanacos, que no es tan fina como la de la vicuña.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      86. Aunque la lana de vicuña es tan fina que manejada entre las manos se desaparece al tacto, con todo esto no sabían en el Perú darle el beneficio que requería para la fábrica de los sombreros, porque al trabajarla la ponían tan bronca o áspera que quedaban bastos como si hubieran sido hechos con lana muy ordinaria, y por esto sólo podían servir entre los mestizos, los indios y aquella gente ordinaria.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Así corrió lo que se fabricaba con esta lana sin ninguna estimación hasta los años de 1735 ó 1737, en que con el motivo de haber pasado al Perú, entre los extranjeros que penetran a aquellos reinos, un inglés sombrerero de profesión, se aplicó éste a su oficio y empezó a trabajar con la lana de vicuña en Lima, y a hacer sombreros tan finos que no cedían en calidad a los regulares de castor.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 487 Pe (CDH )
      Habiendo hecho un competente caudal en el breve término de cuatro o cinco años, quiso retirarse con él a Inglaterra, como lo hizo, pero, agradecido al país que le había enriquecido, y a uno de los oficiales criollos que trabajó en su compañía desde los principios para ayudárselo a ganar, quiso premiarle descubriéndole el secreto de la última perfección para darles el lustre, suavidad y finura, y que quedase entablado en aquellos reinos el modo de aprovecharse de una de sus riquezas (que lo es con justo título la lana de vicuña) en la fábrica de sombreros finos.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      La fábrica de sombreros de lana de vicuña del Perú se extiende también a los blancos, los cuales tienen allí, asimismo, un consumo muy crecido, porque, según la costumbre del país, los usan blancos para el traje de capa, y el negro lo acostumbran únicamente para cuando andan en cuerpo.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Cuando le quieren coger, rodean entre mucha gente aquellos páramos en donde tienen destinada la cacería, y van acosando las vicuñas que encuentran para que, al fin, se acojan todas en alguna cañada; así que las tienen en ella, rodean una cuerda, sostenida sobre estacas, alrededor de las vicuñas, de suerte que les corresponde algo más arriba del pecho, de la cual cuelgan algunos trapos de varios colores, y con esto es bastante para que primero se dejen coger que aventurarse a salir.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )

      [...] y así, aunque se les da el nombre de castor, y efectivamente tengan parte del pelo de este animal, la mayor porción de que constan es de otras distintas especies, y entre éstas se debe considerar la vicuña como la que contribuye a ello más que otra. Es cierto que en Francia está prohibida la entrada de la lana de vicuña con el fin de que se trabaje todo con la de los animales que se cogen en el Canadá (lo que no sucede en Inglaterra, porque en este reino entra descubiertamente), pero esto no estorba a que se introduzca mucha, ni arguye mejoría (a excepción de los hechos íntegramente con el pelo del castor y de algunos otros animales que la tienen más fina) en todos sus sombreros con respecto a los demás, que tienen mezcla con la lana de vicuña.

    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      92. Algunos poco instruidos en este particular dudarán, y no sin razón, el que se hagan los sombreros más finos que se fabrican en Inglaterra mezclando la lana de castor con la de vicuña, y por esto es forzoso advertir que la vicuña, aunque animal grande, tiene en su cuerpo varias especies de lana, unas más finas que otras, según del paraje que son, pero generalmente en todo él tiene dos: una es la lana pequeña, que es la más inmediata a la carne, y otra es la larga, la cual, habiendo crecido, ha engrosado asimismo, y ya no es tan fina como la otra.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      93. No debe tenerse por obstáculo, para que con la lana de vicuña se puedan fabricar sombreros blancos, el que su color sea musgo claro, porque este animal tiene toda la barriga, los hijares, parte del pecho y desde casi la mitad de los muslos hacia abajo, blanco, que es la lana de que ahora se sirven para los sombreros que se hacen.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      94. La vicuña queda ya descrita en la Relación histórica de nuestro viaje, por cuya razón no volveremos a repetir aquí las noticias de su tamaño y estructura, pero no omitiremos decir que los parajes en donde este animal habita más, o donde se encuentra con más abundancia, es en los páramos de aquellas provincias del Perú más meridionales, como La Paz, Oruro, Potosí y otros parajes de puna.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      96. Nace en gran parte el motivo que tienen aquellas gentes, en los tiempos presentes, para matar las vicuñas, de que este animal es tan parecido en todo a los guanacos y a las llamas que se equivocan las lanas de unos y otros en el color, aunque no en lo largo, en que hay mucha diferencia, como también en el tamaño del cuerpo.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      97. Esta cautela, que en Lima y otras ciudades del Perú donde no se crían las vicuñas tiene todo su valimiento, cesa en las otras provincias a donde el animal se cría y no está tan en su punta.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Así, después de haber matado y quitado el pellejo a las vicuñas, las trasquilan y ponen su lana en sacos, en cuya forma baja después a venderse en la feria de galeones, pero no con la total seguridad de que no tenga mezcla de las otras de guanaco o llama; siendo éstas equivocables a los poco inteligentes, y pareciéndoles toda de vicuña, sólo podrá distinguir que aquella saca que tuviera más mezcla de la de llama o guanaco no es de tanta calidad como la que tuviere menos, y no sucede con éstas lo que con la de las ovejas, que quedando los vellones casi separados aún después de lavada, se distingue con facilidad la más fina de la que no es tanto.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Es cierto que en Francia está prohibida la entrada de la lana de vicuña con el fin de que se trabaje todo con la de los animales que se cogen en el Canadá (lo que no sucede en Inglaterra, porque en este reino entra descubiertamente), pero esto no estorba a que se introduzca mucha, ni arguye mejoría (a excepción de los hechos íntegramente con el pelo del castor y de algunos otros animales que la tienen más fina) en todos sus sombreros con respecto a los demás, que tienen mezcla con la lana de vicuña.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      La diferencia que hay de un animal al otro sólo consiste en el tamaño, porque el guanaco es mayor que la vicuña, y en lo demás son totalmente parecidos.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      El temperamento del país, por la mayor parte, es tan frio que no se producen en él frutos algunos, pero, en correspondencia, es abundante de ganados, y hay muchos de los que son propios de la tierra, vicuñas, guanacos y llamas.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      700 Los interesses que tenian en su bordo las dos fragatas apresadas se evaluaban en tres millones de pesos fuertes de principal del Perú, los dos en plata y oro sellado, barretones de ambos metales y caxones de plata labrada, y el uno restante en cacao, que era su principal carga, algun poco de cascarilla y lana de vicuña.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] II, 188 Pe (CDH )
      En la parte que tiene de montaña, se crian muchos arboles de maderas buenas, y entre los bosques que estos forman se encuentran ossos, tigres, leopardos, venados, y en los páramos, guanacos, vicuñas y llamas; en estos pastean, assimismo, muchos ganados de los que se han llevado de Europa, como se irá viendo por las noticias particulares de este corregimiento.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] II, 186 Pe (CDH )
      En los parages que gozan temples frios, se mantiene mucho ganado mayor y menor y hay tambien de los silvestres del país, como vicuñas, guanacos y de las demás especies.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      El temperamento que gozan sus tierras es sumamente frio; y, assi no abundan en él simientes ni frutos pero sí ganados, y con particularidad los del país, como vicuñas, alpacas ó tarugas y llamas, debiendose entender que estos son regulares en todas las demás provincias de punas, esto es, en aquellas que tienen páramos ó cerros altos, donde es continuo el temple frio.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      De Coquimbo y su costa se llevan cobres y estaños en barras con grande abundancia; de la sierra de Caxamarca y Chachapoyas, lonas de algodón para las velas de los navios y otras telas de lo mismo y de pita; de todo Valles, los cordovanes y jabón que se fabrica en ellos; de las provincias meridionales ó interiores, á saber la Plata, Oruro, Potosí y el Cuzco, la lana de vicuña para la fabrica de sombreros y algunos texidos finos; del Paraguay, la yerva que tiene el mismo nombre, cuyo consumo es muy crecido, pues de Lima passa después á las demás provincias hasta Quito. Con que, no hay provincia ni parage en el Perú que no remita á esta ciudad todo lo que produce ó beneficia para que allí se haga la distribucion ni que dexe de ir á surtirse de lo que le falta, y assi es Lima el emporio del comercio á que concurren las gentes de todas partes; de aqui proviene que tanto el tráfico como la concurrencia no cessa en ningun tiempo y que las casas y familias de lustre puedan subsistir soportando los gastos tan crecidos que corresponden al gran fausto y obstentacion que hemos dicho, pues, á no tener un tan permanente auxilio como este, á poco tiempo quedarian destruidos totalmente sus caudales.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      1009 Otros dos animales hay en las provincias meridionales del Perú, esto es, en el Cuzco, la Paz, la Plata y por aquellas partes muy semejantes á este, que son la vicuña y el guanaco, diferenciandose solo en que la vicuña es algo menor que la llama, su lana, mas pequeña y mas fina, de color musca en todo el cuerpo á excepcion del vientre, donde es blanquizca; y el guanaco, por el contrario, mayor, y mas áspera y larga su lana; pero en toda la figura, uno y otro, muy parecidos.
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      Es cosa de admiracion haver visto aquel lugar en tiempo muerto solitario, pobre y lleno de un perpetuo silencio; su puerto, despoblado y infundiendo todo melancolía; y gozarlo despues con el bullicio de tanta gente, sus casas, ocupadas, su plaza y calles llenas de farderías y de caxones de plata sellada, en barras, labrada y oro; su puerto lleno de navíos y embarcaciones pequeñas, unas baxan por el rio de Chagre los frutos del Perú como cacao, cascarilla de loxa, lana de vicuña y piedra bezoar, y otras que van de Cartagena cargadas de víveres para la manutencion de todo aquel gentío; y de un parage, el mas aborrecible todo el año por sus pensiones, se forma el theatro y deposito de las riquezas de los dos comercios de España y el Perú .
    • 1748 Ulloa, A. Viaje Perú [1990] Pe (CDH )
      En lo que participa de páramos, que son los lugares mas frios, hay abundancia del ganado que llaman vicuñas, cuya lana hace la mayor parte del comercio que mantiene la provincia.
    • 1752-1755 Anónimo Viaje "San Martín" al Puerto SJulián, 1752 Col viajes BAires y Patagonia Ar (CDH )
      [...] y encargaron que a otro viaje, (según sus señas se comprendía que habían de volver por la primavera, que es la estación que se reconoce tienen elegida para vivir en aquellos parajes) les trajesen muchos abalorios, cuentas, cascabeles, medallas y otros miriñaques, espuelas y frenos de fierro, ofreciéndoles que les darían muchas de aquellas pieles, piedras bezares, lana de huanaco, aunque algunos dicen que era de vicuña; pero como todo naufragó no se ha podido averiguar la realidad y distinción de dicha lana.
    • 1769 Vernazani, M. Observaciones viajes que al Estrecho de Magallanes Colección de viajes y expediciones Ar (CDH )
      Que sus habitaciones se reducen a cuevas practicadas en la tierra; que en el continente hay avestruces, conocidos entre ellos con el nombre de Talcke, y que además se encuentran animales cuadrúpedos, nombrados Casoni, que se cree sean venados o vicuñas.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Las Alpacas, y los Guanacos son de las tres especies la mayor, y conservando una semejanza á la Vicuña, son feas: su pescuezo largo y grueso, pero no en figura de S como la Vicuña, sino quasi derecho, levantado arriba, perpendicular á las espaldillas: la cabeza y parte alta del cuello poblada de lanas largas y espesas, lo que no sucede á la Vicuña; y el resto de las lanas tambien es largo, particularmente en los brazuelos, y ácia el vientre.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      En estas novedades se conservan las razas de Animales, y de las Aves, sin alteracion, con solo la diferiencia de que unas se retiran de los parages donde no encuentran las proporciones que necesitan para hacer sus nidos y alimentarse; y las otras se minoran sensiblemente, como sucede con las Vicuñas, á fuerza de perseguirlas, y de hacer crecidas matanzas en ellas.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Las Vicuñas, Alpacas, y Llacmas no las hay en la Luisiana, ni en todo lo que se estienden los Reynos de Nueva-España, ni fuera de la América; pero en el Perú no se vén Ciboros, Martas, Castores, y otros de pelo fino: en ambos Países hay Conejos, Pabas montesas, Corzos, Gamos, y Osos, aunque con algunas diferiencias, que las ocasionan los climas, y asi hay unos animales que son comunes, y otros particulares á cada territorio, sin que se tengan noticias de que la falta presente proceda de haberse extinguido con la sucesion de los tiempos los que no hay, teniendo el clima proporcion para mantenerlos.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Las Llacmas son comunes en el Reyno de Quito; y las Vicuñas son particulares de este ultimo, en el del Perú, sin hallarse en el otro, no obstante ser todo un continente, ser muy uniforme el clima en la sutileza del ayre y en los pastos, habiendo en uno y otro País Punas con el mismo grado de frialdad, siendo la yerba comun el Ichu, y la qualidad del ayre, en quanto alcanza á percibirse, la misma.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      En los tiempos presentes no hay de estas Llacmas montaraces, siendo manadas domesticas las que se encuentran en las Punas, en cuyos parages las tienen sus dueños para que procreen con libertad en el clima y pastos que son propios para ellas; de suerte, que estando allí sin encierro, ni sujecion, no se hacen ariscas, como lo son siempre las Vicuñas.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      La lana es basta respecto de las Vicuñas y Alpacas, y la aplican á ciertos usos, en que no se requiere fina: tienen variedad en los colores, porque hay algunas manchadas de blanco y acaneladas: otras de blanco y negro, sucediendo á los Guanacos lo mismo; pero lo mas regular es el color de canela, menos subido que el de las Vicuñas.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Quando empiezan á cansarse, ó que se encolerizan, hacen un chillido agudo, distinto de el de las Vicuñas, á modo de quexido, pero diferente quando es por cansancio, de quando están embravecidos.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Necesitan estár meses en él para hacer cacería de algun fundamento: la carne de las Vicuñas y el Maíz que llevan les sirve de alimento; y quando el tiempo es malo, que nieva, ó que los vientos son muy recios, se albergan al respaldo de algunas peñas, ó en lo abrigado de alguna cañada.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Las Alpacas, y los Guanacos son de las tres especies la mayor, y conservando una semejanza á la Vicuña, son feas: su pescuezo largo y grueso, pero no en figura de S como la Vicuña, sino quasi derecho, levantado arriba, perpendicular á las espaldillas: la cabeza y parte alta del cuello poblada de lanas largas y espesas, lo que no sucede á la Vicuña; y el resto de las lanas tambien es largo, particularmente en los brazuelos, y ácia el vientre.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Entre las manadas de Vicuñas suelen encontrarse algunas Alpacas; pero tambien se vén otras de estas, aunque no en tanto numero como aquellas.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Estando preparado hacen una especie de batida, ayudandose la gente de algunos Perrillos que tienen industriados para el intento, y llevan acosadas las Vicuñas, hasta que logran entrarlas en el cerco: ellas, viendose encerradas, procuran escapar, pero advirtiendo los colgajos, se espantan, sin determinarse á saltar por encima de la cuerda, ni á humillar el cuello, para pasarla por debaxo.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Estas y las Llacmas, que tambien llaman Carneros de la tierra, se domestícan, lo que no sucede con la Vicuña, que siendo de las tres la de menos cuerpo, de figura mas ventajosa, mantiene siempre con lo arisco la propension á buscar la libertad; suele por curiosidad tenerse alguna en las casas, que por no ser animales dañinos, no hacen mal, pero no se sujetan á la carga como los otros, ni se olvidan de los campos que la naturaleza les dió para correr sin sujecion.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Estos Cazadores no sepáran la lana de los pellejos, porque si lo hicieran, no se los comprarían, á causa del fraude que se ha solido hacer en mezclar la de Alpaca con la de Vicuña, siendo facil por ser esta de un mismo color, aunque mas larga, y no tan suave y fina.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Es la Vicuña animal muy tímido, qualquier ruido lo azora, y con facilidad se espanta: con este conocimiento disponen cerrar una cañada con alguna cuerda que la circúnde, dexando un corral bastante espacioso, y con una sola entrada: la cuerda la ponen en altura proporcionada, de modo que corresponda á la medianía del pescuezo de las Vicuñas, y en pequeñas distancias ponen unos colgajos de lana colorada, ó de otros colores, para que se muevan con el ayre.
    • 1772 Ulloa, A. Noticias [2003] Esp (CDH )
      Entre los Animales particulares de la tierra alta del Perú son los mas comunes las Vicuñas, Alpacas, y Llacmas, tres especies, que en la extructura se diferiencian poco, pero se distinguen en el tamaño, en las propiedades, en el color, y en lo largo de la lana.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] 289 Pe (CDH )
      El segundo desterrar la ociosidad de los labradores en los meses de calma, enseñándoles a tejer varias telas de lana, algodón, pelo de vicuña y alpaca, de que tienen ya algunos principios, aunque groseros, para que se vistan y puedan comerciar los sobrantes con otras provincias distantes de las suyas.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Está muy buena la crítica, dijo el visitador, pero me advirtió que en tiempo de sus monarcas y caciques estaban de peor condición los indios, porque aquellos príncipes y señores los tenían reducidos a una servidumbre de mucha fatiga, porque labraban las tierras para su escaso alimento a fuerza de sus brazos, y no conocían otras carnes que las de las llamas, vicuñas y alpacas, de cuya lana tejían su vestido.
    • c1775 Concolorcorvo Lazarillo [1965] Pe (CDH )
      Las vicuñas suplirán con ventajas a los castores del norte para la fábrica de buenos sombreros.
    • p1775 Machón, M. Trad Descrip Patagonia Falkner [1969] 710 Ar (CDH )
      Encuéntrase igualmente gran cantidad de bezoar occidental, no sólo en los estómagos de los guanacos y vicuñas, sino también en los del anta, aunque el de éste es más ordinario y común.
    • 1780 Clavijero, F. J. HAntigua México [1991] Mx (CDH )

      El guanacocon la llama.

      La vicuña con el paco.
    • 1780 Anónimo Majota [1932] Tonadillas teatrales Esp (CDH )
      / Esa se marchó al hospicio / a hilar lana de vicuña.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      VICUÑA, animal de América, de que se saca la estimable lana llamada también vicuña. [...] Unos le llaman cabra, otros oveja; pero no es uno, ni otro en realidad, pues en la figura es mui parecido al venado, aunque algo mayor, y en la cabeza y cuello semeja al camello es un animal mui simple, y se domestíca facilmente y escupe á quien se le llega, ó acerca su color es atabacado: este animal nos da tambien una especie de piedra bezoar. El matar las vicuñas á arcabuzados como dice el Dicc. de Trevoux que se matan, está ya prohibido por el daño que recibian las pieles.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Pe (CDH )
      56. En dicho monte y serranías se crían osos, tigres, gatos monteses, leopardos, que los del país llaman leones, zorros, jabalíes, antas, puercoespín y otros cuadrúpedos menores, y en la Cordillera, vicuñas, guanacos, alpacas y venados.
    • 1789 Alcedo, A. Voc Voces América s. v. DiccGeog-Hco Indias Occidentales, V Esp (BD)
      Segun el Conde de Buffon es el Paco montés en su estado de libertad natural; pero se equivoca, pues la Vicuña, el Paco y la Alpaca son animales de un mismo género, pero de especies diferentes, que sin embargo de residir en unas mismas montañas jamas andan juntos: viene pues á ser del tamaño de la Cabra, á la qual se parece mucho en la configuracion de la espalda, de las ancas y de la cola; pero se distingue de ella en el cuello, que es de 20 pulgadas de largo: en la cabeza redonda y sin cuernos, en las orejas pequeñas, derechas y agudas, en el hocico que es corto y sin barbas, y en las piernas que son dos veces mas altas que las de las Cabras: cúbrele el cuerpo una lana finísima de color rosa seca capáz de admitir muy bien todo género de tintes artificiales, y de la qual hacen en las Provincias del Perú muy buenos pañuelos para tabaco, medias, guantes, sombreros, &c. Esta lana es ya bien conocida y estimada en Europa, y de ella hacen paños muy vinos: se crian con abundancia en la Cordillera de los Andes; y su residencia es entre los riscos mas ásperos de aquellas montañas, donde en vez de recibir daño con las nieves y yelos, parece que deben serles muy útiles; pues si las transfieren á los llanos, enflaquecen muy pronto, y cubriéndose de cierta especie de empeynes mueren á poco tiempo; y de esto nace el no haberlas podido establecer en las Provincias de Europa: andan siempre paciendo á manadas como las Cabras, y no bien divisan un hombre quando huyen velozmente, llevando delante sus hijos. Los cazadores que las persiguen se juntan en patrullas para rodear uno de aquellos montes donde saben que habitan, y acosándolas poco á poco, las van encaminando hácia un lugar estrecho, en que han tendido con anticipación una larga cuerda, de la qual penden algunos andrajos, que vistos por las Vicuñas, sumamente cobardes, se alteran de tal modo, que apretándose en la estrechura de aquel lugar, y no atreviéndose á dar un paso mas adelante, dan tiempo á que los cazadores las vayan cogiendo y esquilando, ó matándolas, y sin embargo de la gran porcion que se han destruido y destruyen desde la conquista, para comer la carne, que es muy buena, es tanta su abundancia que se puede creer que la hembra pare mas de uno cada vez: dicen que un pedazo de carne fresca de Vicuña es excelente específico para curar la inflamación de los ojos: en el estómago crian piedras bezoares muy finas y estimadas: es de las especies no bien determinadas.
    • 1789 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, VIII p. 212 Esp (BD)
      “La tercera especie es la Vicuña, parecida tambien al Llama, á excepción de ser mucho mas pequeña; é igualmente que la Alpaca, es del todo montaráz. Algunas personas de Lima crian Vicuñas por mera curiosidad; pero no sabemos si en este estado procrean. Las Vicuñas, reducidas á esclavitud, ó lo que es igual, en estado de domesticidad, comen de casi todo quanto las presentan, maiz, pan, y toda especie de yerbas. La lana de la Vicuña es aún mas fina que la de la Alpaca, y por esto se la hace la guerra para lograr su despojo. En su vellon hay tres calidades de lana: la de la espalda, que es mas fina y de color mas subido, es la mas estimada: a ésta sigue la de los costados, cuyo color es mas claro; y la de menos precio es la del vientre, que tira á color plateado. […] Las Vicuñas andan siempre en manadas bastante numerosas, y su mansion es en las cimas de las montañas del Cuzco, Potosí y Tucuman, en peñascos escarpados y parages escabrosos, de donde baxan á comer á los valles. […].”
    • 1789 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, VIII p. 206 Esp (BD)
      En la estampa XXVIII presentamos la figura de un Vicuña macho, que fué dibuxado, estando vivo en la Escuela Veterinaria, en 1774, y cuya piel se vé en el Gabinete de Mr. Bourgelat.
    • 1789 Clavijo Fajardo, J. Trad HNatural Buffon, VIII p. 197 Esp (BD)
      Los Alpacas ó Vicuñas son una especie auxiliar de los Guanacos ó Llamas, casi al modo que el Asno lo es del Caballo: son mas pequeños y menos á propósito para carga; pero mas útiles por su despojo, pues la lana fina y larga de que están cubiertos, es una mercancia de luxo, tan cara y preciosa como la seda. Los Alpacas, llamados también Pacos, en el estado de domesticidad, que son las Vicuñas silvestres, tienen comunmente la lana negra, y á veces de color pardo roxizo. Las Vicuñas son de color de rosa seca, y este color natural es tan fixo y permanente que no se altera en las operaciones del fabricante. De esta lana de Vicuña se hacen excelentes guantes y medias, y tambien mantas y tapices de gran precio, siendo esta lana tan cara como la seda; de suerte que este solo género forma un ramo en el Comercio de las Indias Españolas […]. La Vicuña conviene en muchas cosas con el Llama; es del mismo Pais, y como él, lo es exclusivamente, pues no se la encuentra en ninguna parte sino en las Cordilleras; y tiene tambien la misma índole, el mismo temperamento y casi las mismas costumbres: sin embargo, como su lana es mucho mas larga y mas poblada que la del Llama, parece que teme todavía menos el frio: vive con mas gusto entre la nieve, sobre los hielos, y en las regiones mas frias, y se encuentra gran cantidad de Vicuñas en las tierras Magallánicas.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      5. Se ocupaban en hilar y tejer la lana de las vicuñas, tan fina como la seda, con flores y labores de oro sutilísimamente tirado.
    • 1789 Velasco, J. HReino Quito [1981] Ec (CDH )
      A este principal ramo se agregaban los de diversas especies de manufacturas, muy celebradas y estimadas en todas partes, como eran las alfombras y tapetes, las catatumbas más finas sobre tela de holanda, los bordados en telas finas de algodón, los tejidos más delicados de vicuña y la increíble multitud de cajas de diversos dulces, que se distribuían por el Reino.
    • 1791 Proust, L. Anales Laboratorio Química I [1791] Esp (CDH )
      La mayor parte de los animales rumiantes del Perú como los Guanacos, los Llamas, que son á un mismo tiempo carneros, y bestias de carga, las Vicuñas, y otras especies domésticas y salvages, están sujetas al mal de piedra.
    • 1791 Proust, L. Anales Laboratorio Química I [1791] Esp (CDH )
      Los de las Vicuñas, por lo general mas gruesos, fueron en otro tiempo los que mas se solicitaban por sus calidades alexifarmacas.
    • 1800 Anónimo "Ventas" [08-01-1800] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      Se vende un coche casi nuevo, caxa á la francesa y carro á la española, darán razon de él en la calle del Limon alto, en la cochera. Quien quisiere comprar un corte de vestido de lana de bicuña y una pieza de terciopelo, darán razon en la lonja nueva, que está en la calle de los Milaneses.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 188 Esp (CDH )
      Estos sitios llamaldos Punas, aunque frios, abundan de pastos todo el año, y entre aquellas pequeñas plantas se hallan varias especies de Gentiana, algunas Diadelphias , Syngenesias y Criptogamas y mucho Icho y Purum-Icho, de cuyas dos gramas pastan las bacas, ganado caballar y los Huanácos y Vicuñas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 134 Esp (CDH )
      Los silvestres: Venados, algunas Vicuñas y Huanácos, en los altos frios; Zorros, Leoncillos pardos, Lobillos de rio, especie de Nutria, Cuyes, Huayhuas, y Pericotes ó Ratones.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Con este motivo se ha fundado alli una Poblacion de más de 500 vecinos, quando en el año de 1776 solo habitaban aquel sitio Vicuñas y Huanácos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Puede hilarse este algodon, mezclado con lanas de Vicuña, Huanáco ó de otros animales, pues por si solo es trabajoso su hilado.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Punas abundan las Llamas, Huanácos, Vicuñas y Vizcáchas; y por falta de leña se queman en estos lugares Taquia ó escrementos de ganado y Champas ó cespedes preparados del modo referido en el Mineral de Pucará.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Cordilleras se hallan Vicuñas y Huanácos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Bombax microcarpum: árbol de mas de quarenta varas, corpulento y frondoso, cuyo corto algodon es de color atabacado ó de lana de vicuña: el Arbol que mandamos cortar á los Peones para examinarle pudo havernos muerto al compañero Pavon y á mi, si á las vozes de los peones no huviesemos huido precipitadamente, pues ocupó su frondosidad todo el circuito donde nos hallabamos los dos cortando un delgado arbusto, al que dexó desnudo hasta de la corteza la ramazon de aquel, como igualmente lo hizo con los demas que cogio debaxo.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 94 Esp (CDH )
      Quando está tierna, la pasta el ganado rumiante con apetito; y es un excelente alimento para las Bacas, Llamas, Huanacos, Vicuñas, (Alpacas) y Venados: también la come el ganado mular y caballar, quando no encuentra otro pasto mejor para ellos.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 111 Esp (CDH )
      En las Punas mas altas y frias abundan las Vicuñas y Huanácos, cuyas lanas recogen para texidos delicados, como Paños de Pescuezo, Pañuelos, Faxas, Ceñidores, Huatanas ó Ligas, Medias, Gorros, Escarpines & a., mezclando estas lanas con algodon ó seda, ó con uno y otro.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      El Huanaco es mayor que la Vicuña y menor que la Llama ó Carnero de la tierra.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Las Vicuñas son animales muy curiosos y se distraen mucho con los colores vivos, especialmente con el encarnado ó grana.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )

      Asi en esta Provincia, como en las de Canta, Huarocherí, Xauxa, Huamancha, Huancavelica, Caxatambo, Huamalíes, Cuzco y demas que se hallan situadas desde los 5 gr. Sur hasta los 35, en que se halla la de Chucuytu, en las quales se crian Vicuñas y Huanacos, hacen los Indios é Indias sus Chacosó Monterias para cazar estos animales silvestres, los quales hasta el dia no han podido los naturales amansarlos, ni reducirlos á manadas ó rebaños. Para hacer el Chacocercan entre los asistentes un cerro ó varios, van subiendo con voceria, ruido de tamborcillos, silvos y chasquidos de hondas, hasta lo alto del cerro ó sitio que tienen señalado, eligiendo por lo comun una rinconada para que no puedan huir (se) les; y en donde hay claros ó falta de gente forman un cerco, de una vara de alto, de cuerdas (de) las quales, de trecho á trecho, tienen pendientes unas lanitas ó trapos de varios colores y de esta forma hacen una inexpugnable muralla para estos animales. Tambien á carrera de Caballo ó á pie los cazan con Libis, que es un cordel de media vara ó tres quartas de largo, dividido en quatro ó mas ramales del mismo largo, con una piedra redonda en cada punta, el qual, quando se hallan cerca del animal, blanden dandole algunas vueltas en el ayre, para que salga con mas violencia, y, arrojandole, (aquel) se enreda en los pies y manos y cae inmovil al suelo. De este mismo instrumento se valen en (las Pampas de) Buenos Ayres para cazar Abestruces.

      (Vicuñas).
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Asi en esta Provincia, como en las de Canta, Huarocherí, Xauxa, Huamancha, Huancavelica, Caxatambo, Huamalíes, Cuzco y demas que se hallan situadas desde los 5 gr. Sur hasta los 35, en que se halla la de Chucuytu, en las quales se crian Vicuñas y Huanacos, hacen los Indios é Indias sus Chacos ó Monterias para cazar estos animales silvestres, los quales hasta el dia no han podido los naturales amansarlos, ni reducirlos á manadas ó rebaños.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      De las lanas de Vicuñas y Huanácos, mezcladas con seda y algodón, ó de cada una separadamente, texen las mugeres, segun se les advierte su execucion, Pañuelos, Paños de Pescuezo, Medias, Escarpines, Guantes, Huatanas ó Ligas, Faxas, Ceñidores, Gorros & a., formando en ellos las figuras que les presentan dibuxadas y las inscripciones que les dan, sin saber leer ni escribir: ellas hilan las lanas y lo fabrican todo hasta su perfeccion.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      En las Punas de Bombon y demas de esta Provincia se crian infinitas Vicuñas, Huanácos, Llamas, Vizcachas, Cuyes y Uroncillos; y se alimentan grandes manadas de ganado lanar, del qual llevan á vender á Lima crecido numero de cabezas, siendo sus carnes de las mas sabrosas del pais, por los pastos que comen.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Se crian silvestres bastantes Huanácos, Vicuñas y Viscachas, especie de Conejo, por aquellas Punas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 68 Esp (CDH )
      De Chiclla en adelante, por ser el temperamento bastante frio, solamente se siembra Cebada para Alcacer, con el qual mantienen los Mineros sus Caballerias; y hasta llegar á la Quebrada son muy pocas las plantas mayores que se crian en todo aquel distrito de Cordilleras y Punas; pero no faltan pastos para el ganado de Castilla, Llamas, Huanácos y Vicuñas, y aun para el ganado bacuno y caballar hay manchones de Ichu y bastantes gramineas, aunque muy pequeñas de mucho sustento y gustosas para todo el ganado.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Crianse en las Punas: Vicuñas, Llamas, Huanácos, y Viscachas.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] 83 Esp (CDH )
      La lana de las Vicuñas es mas suave y obscura que la de los Huanacos: de cada piel se saca media libra y de la que mas doce onzas; la mayor parte, que es la del lomo, es mucho mejor por lo largo y obscuro de su color atabacado.
    • 1812 Quirós, J. M. Memoria negocio puertos [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )
      No se limitan los tejidos de las referidas materias a paños, pañetes, bayetones, bayetas, sayal, cordoncillo, jerga, jerguilla, frezadas, mangas, colchas, alfombras, paños de rebozo ordinarios y finos, mantas anchas y angostas, listados de varios colores, cotonias, pintados azules, sobrecamas, cintas, ligas, pañuelos, mantelería alguna fina y fuerte, calcetas, medias y guantes, sino que se difunde a otras diversas manufacturas, agregándose la de sombreros de común uso entre la indiada, arriería, campistas y otras gentes, no faltando muy finos de lana de vicuña; en todas las cuales y en despepitar el algodón e hilarlo en torno o a mano, se ocupan sin exageración a mi entender más de 500 mil personas: pues sólo en Querétaro, según consta del informe de su corregidor licenciado don Miguel Domínguez, se emplean de nueve a diez mil en sus obrajes y fábricas.
    • 1817 Quiróz, J. M. Memoria Instituto [1985] Memorias Veracruz Mx (CDH )

      Las fábricas de sombreros abastecían a más de un millón de hombres de la clase más pobre; y considerando a cada uno en este ramo el costo anual de cuatro reales, deberían rendir quinientos mil pesos; independientemente de los finos y de lana de vicuña para los pudientes.

    • 1817 RAE DRAE 5.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA. s. f. Especie de camello que se cría en el Perú, cuya lana se aprecia mucho para vestidos. Aplícase tambien este nombre al paño que se hace de esta lana. Camelus peruanus.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )
      Se continúa y concluye la materia anterior, dando noticia de las especies llama, vicuña, búbalo y niú .
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )
      Vicuña .

      Esta es otra especie mixta de cerval y cabra, pero de hermosa vista: la cubre por el lomo un color castaño oscuro, y lo restante es blanco: tiene una lana fina y apreciable: su carne es de la misma condicion que la de todo cerval.

    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] 127 Esp (CDH )
      En algunas partes de la India tienen grandes rebaños de llamas y vicuñas, cuyos productos forman su principal riqueza.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )
      Críanse en estas costas tortugas y vacas marinas, cuyas carnes comen aquellos indios por gran regalo, como tambien el ave clancon, el runa ú oveja indiana, la vicuña, el guanaco semejante al runa, y el muca, especie carnívora.
    • 1832 Peña Valle, V. Tratado carnes [1832] Esp (CDH )
      CAP. XXXIII. Se continúa y concluye la materia anterior, dando noticia de las especies llama, vicuña, búbalo y niú... 125.
    • 1836 Robledo, M. N. El senador megicano p. 16 Esp (BD)
      [...] el color de sus megillas era el de la fina gasa de la Italia sobre el raso ortensa de la Francia, sus labios eran un fino granate que encubrían dos filas de perlas que menos parecian dientes que hijas de las conchas del Oriente, la dama tenia un zagalejo de paño de la fina lana, de las bicuñas del Perú, tegido en las fábricas de Europa, de color celeste, bordado de plata, abierto y guarnecido con cintas de raso por cuatro lados [...]
    • 1847 Domínguez, R. J. DiccNacional (2.ª ed.) Esp (BD)
      Vicuña, s. f. Especie de camello que se cria en el Perú, cuya lana se aprecia mucho para vestidos. Aplícase tambien este nombre al paño que se hace de esta lana. ‖ Mam. Especie de animales del género de las llamas, del tamaño de un carnero, muy parecido en su forma al camello pero no tiene joroba y cuya lana es muy fina y se usa para hacer sombreros, paños, medias, etc. Solo se halla en el Perú, donde habita las crestas de las mas altas cordilleras: es muy manso pero tambien muy tímido.
    • 1852 Anónimo Trad Martín Paz, Verne Museo de las Familias (Madrid) Ar (HD)
      [...] siguieron, pues, marchando y al final pudieron bajar la cadena de montañas; pero los Andes les presentaban á cada paso picos inaccesibles. Sin embargo, no tardaron en hallar los árboles de los niveles inferiores, donde los llamas y las bicuñas, que pacian la escasa yerba que por allí había, les anunciaban la aproximación de los hombres. Algunas veces se encontraban con gauchos que conducian sus recuas de mulas, y con mas de un capataz hicieron negocio cambiando sus bestias fatigadas.
    • p1855 [Gaspar y Roig] DiccEnciclLengEsp (S p 1855) (NTLLE)
      VICUÑA [...] Zool. s. f. especie de mamíferos del género camello, bastante parecida al llama, pero de formas mas esbeltas. Sus piernas son mas largas y delgadas, su frente mas ancha, adornada de dos grandes ojos negros, la mayor parte del cuerpo es pardo, el cuello amarillento, el pecho, vientre y parte interior de las piernas, blancas. Vive en rebaños como los llamas y su rico vellon hace de su piel un objeto precioso de comercio, por lo cual se caza la vicuña hasta en las cumbres mas altas de los Andes.
    • 1865 Merelo, M. Nociones Geogr [1865] Esp (CDH )
      – Clima y producciones: el clima es cálido en las llanuras del interior y templado en las costas; las producciones más notables son: granos, vino, aceite; vicuñas, chinchillas de piel muy estimada, condores, colibris, avestruces, pelícanos, cisnes de cabeza negra; minas de oro, plata, cobre, hierro, plomo, azufre y sal.
    • 1869 RAE DRAE 11.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA. f. Especie de llama ó camello sin corcova, que se cria en el Perú, cuya lana se aprecia mucho para vestidos. Aplícase tambien este nombre al paño que se hace de esta lana.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] Esp (CDH )
      Su índole dañina acaso ablanda / Quien con lana se abriga de vicuña; / Leyes impone la costosa holanda / Que excusan el vivero y la coruña; / No ha de votar quien cruza ilustre banda / Cual rudo mayoral de Cataluña; / Y al fin si peca un hombre de importancia, / Es siempre con decoro y elegancia.
    • 1828-1870 Bretón Herreros, M. Poesías [1884] Esp (CDH )
      ¿Es dicha el ignorar las artes bellas, / Y áun de la higiene el código salubre? / ¿Lo es contemplar supino las estrellas / Sin distinguir el Mayo del Octubre? / Lo es de pudor no armarse las doncellas? / ¿Lo es al párvulo dar lacia la ubre / Torpe madre que, salva la pezuña, / Pujar puede en lo bestia á la vicuña?
    • 1873 Pz Galdós, B. Trafalgar [1995] 28 Esp (CDH )
      Por junto, si no me engaño, eran cosa de cinco millones de pesos, como quien no dice nada, y además traíamos pieles de lobo, lana de vicuña, cascarilla, * barras de estaño y cobre y maderas finas... Pues, señor, después de cincuenta días de navegación, el 5 de octubre vimos tierra, y ya contábamos entrar en Cádiz al día siguiente, cuando cátate que hacia el nordeste se nos presentan cuatro señoras fragatas.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      El envoltorio contenía una sotana de chamalote de seda, un manteo de paño de Segovia, un par de zapatos con hebilla dorada, un alzacuello de crin y un sombrero de piel de vicuña.
    • 1877 Palma, R. Tradiciones peruanas IV [1967] Pe (CDH )
      Extraída la canasta, vióse que contenía el cadáver de una vicuña .
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Vicuña. [...] f. Especie de llama ó camello sin corcova, que se cria en el Perú, cuya lana se aprecia mucho para vestidos.
    • 1885 Barros Arana, D. HGral Chile IV [2003] 279 Ch (CDH )
      Por último los holandeses, para cubrir los gastos de la expedición, debían llevar de Chile vicuñas para propagar en Brasil salitre y diferentes sustancias tintóreas de que se creía productor a nuestro país, de una de las cuales se decía que era superior a la cochinilla.
    • 1893 Egozcue Cia, J. Discurso [1893] Esp (CDH )

      El híbrido de hemión y pollina puede fecundarse con un representante de sus procreadores; Buffon y después Flourens obtuvieron hasta cuatro generaciones sucesivas con los híbridos de perro y loba, á pesar de que, en alguno de los experimentos del primero de estos dos naturalistas, á la segunda generación los hijos tendían por su ferocidad á volver al tipo materno; el macho cabrío y la oveja, en cuyo cruzamiento voy á insistir inmediatamente, y el carnero y la cabra, pueden dar productos prolíficos, así como la liebre y la coneja; se asegura que la alpaca y la vicuña dan híbridos que se reproducen ea cinco ó seis generaciones [...].

    • 1899 RAE DRAE 13.ª ed. (NTLLE)
      Vicuña [...] f. Mamífero rumiante parecido al llama, algo menor, de lana más fina y crespa, y de color leonado obscuro en el lomo y amarillo en el vientre. Vive en los Andes del Perú y su vellón es muy apreciado.
    • 1904-1905 Benejam, J. Escuela práctica [2003] Ec (CDH )

      Rumiantes en estado salvaje: la llama, vicuña, alce, ciervo, reno, camello, corzo, gamo, gamuza, búfalo y bisonte, etc.

    • 1905 Payró, R. J. Falso Inca [1952] 98 Ar (CDH )
      ¡Ah! pero si somos pastores, si somos agricultores, también sabemos cazar el uturunco (tigre) y el puma (león), sin que la pica tiemble en nuestra mano, ni la flecha se desvíe en su camino, ni los libes caigan antes de alcanzar su presa, ni la piedra de la honda interrumpa su curva mortal, y el guanaco y la vicuña de las cumbres saben bien cuánta es la velocidad de nuestra carrera, lo sigiloso de nuestra marcha, la resistencia de nuestros músculos, semejantes a la cuerda tendida del arco.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 336 Pe (CDH )
      / Y en el fondo... en el fondo... secas vicuñas, en cuyos huesos / dejaron para siempre postura humilde los grandes pesos, / ofrecían, en arcas repletas, cosas de oro: granos / y polvo, fabulosas sortijas para las regias manos, / vasos de atormentadas figuras, joyas de femeniles / gracias, ajorcas gruesas, collares densos, broches sutiles, / puñales, alfileres, ídolos, armas, astillas, cuñas... / Yo, al ver eso, audazmente, llegué hasta el grupo de las vicuñas; / y, con avaras manos, empuñé el oro que pude.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      Indio anciano cubierto con la piel más bermeja / de esas libres vicuñas que en las cúspides son, / va enseñando, en el trote con que luego se aleja, / de jaguar las sandalias y de chonta el bastón.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 336 Pe (CDH )
      / Y en el fondo... en el fondo... secas vicuñas, en cuyos huesos / dejaron para siempre postura humilde los grandes pesos, / ofrecían, en arcas repletas, cosas de oro: granos / y polvo, fabulosas sortijas para las regias manos, / vasos de atormentadas figuras, joyas de femeniles / gracias, ajorcas gruesas, collares densos, broches sutiles, / puñales, alfileres, ídolos, armas, astillas, cuñas... / Yo, al ver eso, audazmente, llegué hasta el grupo de las vicuñas; / y, con avaras manos, empuñé el oro que pude.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 336 Pe (CDH )
      / Alrededor y en grupos, con arcos, flechas, lanzas, broqueles, / se empinaban soldados ceremoniosos, en cuyas pieles / de vicuña brillaban dibujos hechos con oro fino.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 170 Pe (CDH )
      Él brindóles con corazón y copa, / uno y otra de oro; y hablóles del imperio / de Atahualpa poblado de atractivo misterio, / de la de Rumiñahui reverberante espada / y de una tierra nunca por la ambición soñada... / Y deslumbró los ojos de los Conquistadores / con cántaros de arcilla que simulaban flores, / vajilla regia, mantos de abrigadora lana, / joyas de ricas piedras, trajes de pompa indiana: / clavó contra la lona de su tienda una cuña / de plata; y se hizo alfombra con pieles de vicuña.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      El Inca sobre la frente ajusta / su llautu rojo y abre con majestad el manto / de áurea vicuña.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] Pe (CDH )
      SILENCIO y soledad... Nada se mueve... / Apenas, á lo lejos, en hilera, / las vicuñas con rápida carrera / pasan, á modo de una sombra leve.
    • 1909 Bolívar Urrutia, I. / Calderón, S. HNatural, III: Zoología (2.ª ed.) [1909] 377 Esp (CDH )
      En la América meridional están representados por otras especies algo menores, sin joroba, y con el callo de la planta del pie hendido; su lana es muy apreciada; son las denominadas llamas ó huanacos, alpacas y vicuñas, Lama huanachus Mol., L. pacos L. y L. vicunna Desm.
    • 1918 Rdz Navas Carrasco, M. DiccGralTécnHispanoamericano (NTLLE)
      Vicuña. f. Zool. Mamífero rumiante artiodáctilo, de pelaje corto y fino que vive en Perú.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 304 Bo (CDH )
      Los de Omasuyos por ejemplo, región desnuda del yermo y siempre barrida por los vientos de la cordillera que nunca se despoja del fino arminio de su nieve, iban cubiertos con pieles de vicuña y guanacos; los de Chayanta, honda vega de bosques profundos y flores perfumadas, con las de tigre.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 248 Bo (CDH )
      Allá, los phusipiyas, encorvados sobre sus flautas enormes y gruesas, lanzan notas bajas, hondas y patéticas, en que parece exhalarse la cruel pesadumbre de la raza; más lejos, brincan y corren los kenalis, cargando pieles disecadas de vicuñas tiernas, zorros, onzas y gatos monteses embutidos en paja, y avecinan con los choquelas inquietos, cuyas piernas cubre un pollerín blanco y encarrujado.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 266 Bo (CDH )
      En nuestras regiones montañesas han desaparecido las garzas, por codicia de los aigrettes para sombreros femeninos; en las cordilleras altas ha desaparecido la chinchilla, porque a nadie se le ocurrió ver una ingente riqueza en la crianza de la delicada bestezuela; en las pampas arrimadas a la cordillera van desapareciendo las vicuñas y los avestruces con la cosecha de las nidadas que se hacen en todo tiempo.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA.[...] f. Mamífero rumiante que viene a tener el tamaño del macho cabrío, al cual se asemeja en la configuración general, pero con cuello más largo y erguido, cabeza más redonda y sin cuernos, orejas puntiguadas y derechas y piernas muy largas. Cubre su cuerpo un pelo largo y finísimo de color amarillento rojizo, capaz de admitir todo género de tintes. Vive salvaje en manadas en los Andes del Perú y de Bolivia, y se caza para aprovechar su vellón, que es muy apreciado.
    • 1926 Cáceres Cevallos, Mariano Documentos del Estado del curato de San Benito de Tarata. Año 1790. (Expediente de visita de la diócesis de Arequipa) 152 Documentos sobre límites Pe (CDH )
      Solo de la lana se proveen pra. todo el año de los comestibles qe. aquellos naturales acostumbran como son: chuño, papas, maíz, ají, queso, etc. como también sus vestidos y no menos reglon de ganancia en aquellos que se dedican, a la pesca de vicuñas. Abunda también en Carneros, Alpacas cuia lana venden con estimacion. El dho Rio, no otro nombre, qe el mismo del Anexo, Maure
    • 1926 Cáceres Cevallos, Mariano Documentos del Estado del curato de San Benito de Tarata. Año 1790. (Expediente de visita de la diócesis de Arequipa) 152 Documentos sobre límites Pe (CDH )
      Es tan fuerte, qe. aquellos naturales están negros, qe. parezen angolais o guineos, o etiopes. La produción de dho anexo es machorras, o carneros llamas la pesca de vicuñas unicamente. Pero esto es lo que tienen aquellos indios bien puestos, pr. qe. del sebo zezina y lana de las machorras sacan gran producto.
    • 1928 Anónimo Revista de la Oficina de Información y Propaganda del Gobierno del Ecuador, 1928 [1928] Ec (CDH )

      Consecuente con los ideales que viene persiguiendo el Departamento de Agricultura; de emprender en los trabajos de utilización de los páramos, ya explotando ellos en grande escala ganados lanares, ya transformándolos en bosques de coníferas para la producción de maderas suaves, se solicitó la compara de rebaños de alpacas y vicuñas en las Repúblicas del Perú y de Bolivia; de cuyas gestiones resultó que el Gobierno de esta última, con una generosidad y una cortesía exquisitas, al saber los deseos de nuestro representante diplomático en La Paz, a quien se le comisionó la compra, ofreciera en obsequio al Ecuador un rebaño de alpacas; para lo cual, el Gobierno Boliviano expidió un decreto especial franqueando la salida de dichos animales fuera del territorio nacional, una vez que su exportación es prohibida en aquel país [...].

    • c1908-1930 Corrales, J. A. Crónicas [1938] Pe (CDH )
      En un principio tuvimos la impresión, Rosaura y yo, de que Higinio estaba tatuado, e ipso facto, ante tal fehaciente prueba de perversidad nativa, me preparaba a arrear a patadas al cholito, para deshacerme así de un terrible asesino en ciernes; pero una observación mas detenida me hizo comprender que allí donde a primera vista habíamos columbrado unas letras arábigas, un molino, dos vicuñas, una cruz masónica, una cacatua y un cornetón de gramófono, no había sino sencillamente una capa mas o menos espesa de la substancia vulgarmente conocida con el nombre de carca, y las aparentes figuras eran el resultado de las huellas de las rascadas que en todas las direcciones de la rosa náutica, se había hecho el muchacho.
    • 1931 Jardiel Poncela, E. Once mil vírgenes [1996] Esp (CDH )
      1.– Que María Cristina era la última descendiente de los Reyes Incas del Perú y que quien la había abandonado en las aguas sagradas del Titicaca era su propio padre, Huayna Quenia Orellana, el cual estaba más loco que una vicuña y vagaba sin rumbo por el país, cuyo trono habían ocupado sus mayores hasta Atahualpa.
    • 1935-1936 Carrasquilla, T. Hace tiempos [1951] Co (CDH )
      Y pintamos el pájaro lira, el cucuar y la vicuña, y a «Alejandrina, negra del desierto», con aquellas greñas motosas, más anchas que la cara.
    • 1937 Palés Matos, L. Tuntún [1978] PR (CDH )
      / (Polvos auríferos de la montaña, / finas vicuñas de la meseta, / tórridas mieles de la llanura, / resinas mágicas de la selva).
    • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] Ch (CDH )
      / Les nació una niña con los ojos suyos, / que son tan bellos cuando tiene dicha, / y tal vez con el cuello de la madre / que es parecido a cuello de vicuña.
    • 1938 Gabriela Mistral Tala [1996] Ch (CDH )
      Te olvidaste del rostro que hiciste / en un valle a una oscura mujer; / olvidaste entre todas tus formas / mi alzadura de lento ciprés; / cabras vivas, vicuñas doradas / te cubrieron la triste y la fiel.
    • 1923-a1938 Vallejo, C. Poemas humanos [1985] 136 Pe (CDH )
      Oh campos humanos! / ¡Solar y nutricia ausencia de la mar, / y sentimiento oceánico de todo! / ¡Oh climas encontrado dentro del oro, listos! / ¡Oh campo intelectual de cordillera, / con religión, con campo, con patitos! / ¡Paquidermos en prosa cuando pasan / y en verso cuando páranse! / ¡Roedores que miran con sentimiento judicial en torno! / ¡Oh patrióticos asnos de mi vida! / ¡Vicuña, descendiente nacional y graciosa de mi mono! / ¡Oh luz que dista apenas un espejo de la sombra, / que es vida con el punto y, con la línea, polvo / y que por eso acato, subiendo por la idea a mi osamenta! /
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      La vida de esos hombres de altura estuvo determinada por el cultivo de la papa y la quinua y la presencia del llama y la vicuña —animales de altiplano— que proporcionaban lana y carne, a la vez que su fuerza para el carguío.
    • 1942 Lapesa Melgar, R. HLengua española [1942] 255 Esp (CDH )
      El náhuatl proporcionó aguacate, cacahuete, cacao, chocolate, hule, petaca, jícara, y otras; el quechua, alpaca, vicuña, guano, cóndor, mate, papa, 'patata', pampay algunas más, de origen guaraní son tapioca, ñandú, tapir, y araucana gaucho.
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      VICUÑA. [...] f. Mamífero rumiante, parecido a la llama, algo menor, de lana más fina y crespa, y de color leonado oscuro en el lomo y amarillento en el vientre. Vive en los Andes del Perú, y su vellón es muy estimado.
    • 1943 Fdz Wallace, F. Trad viaje Río de la Plata [2001] 29 Esp (CDH )
      Nos libramos de la fragata y continuamos nuestra ruta hasta que llegamos frente a Buenos Aires, donde encontramos veinte buques holandeses y dos ingleses, cargados de regreso con cueros de toro, plata en láminas y lana de vicuña, que habían recibido en cambio de sus mercaderías.
    • 1943 Fdz Wallace, F. Trad viaje Río de la Plata [2001] 65 Esp (CDH )
      Estos sacerdotes residen en Socchoa, que es la hacienda de Don Pablo de Obando, que es español, pero nacido en este país, y es dueño y señor de él, el cual comprende no sólo todo el Valle Humahuaca, sino también una gran extensión de tierras más allá, y es una zona de alrededor de sesenta u ochenta leguas de superficie, donde hay muchísima vicuña, de cuya lana este propietario saca considerable provecho.
    • 1943 Fdz Wallace, F. Trad viaje Río de la Plata [2001] 87 Esp (CDH )
      Recibí la mayor parte de los pagos en plata, principalmente en patacones, plata labrada, barras y piñas, esto es plata virgen, y el resto en lana de vicuña.
    • 1943 Fdz Wallace, F. Trad viaje Río de la Plata [2001] 89 Esp (CDH )
      Pero para que no fuera hallado a bordo nada que pudiera dar ocasión a un secuestro, cuando los oficiales del Rey hicieran su visita acostumbrada a nuestro barco, antes de salir del puerto, pensamos que era conveniente embarcar primero sólo aquellas mercaderías que ocupaban más lugar, como la lana de vicuña, cuero de varias clases, entre otros, 16.000 cueros de toros, con muchos otros bultos y cofres pertenecientes a los pasajeros que volvían con nosotros, y alrededor de treinta mil coronas en plata, que es la suma más grande que se permite llevar, para pagar todos los gastos necesarios que pueden ocurrir durante el viaje y abonar el barco.
    • 1943 Fdz Wallace, F. Trad viaje Río de la Plata [2001] 98 Esp (CDH )
      Convino con el Gobernador en dejarle esas mercaderías, siempre y cuando le proveyera en cambio de 22.000 cueros a una corona la pieza, 12.000 libras de lana de vicuña a 4 libras 10 sueldos por libra y 30.000 coronas de plata para pagar los gastos de equipar su barco; lo que se realizó satisfactoriamente.
    • 1924-1945 Gabriela Mistral Ternura [1996] Ch (CDH )
      / Y donde eran maizales / ver subir el trigo / y en lugar de las vicuñas / topar los novillos.
    • 1946 Terradas, E. Neologismos [1946] Esp (CDH )

      Productos de importación fueron: esmeraldas, perlas, añil, cochinilla, azúcar, cacao, tabaco, palo tintóreo, maderas escogidas, lingotes de plata, pieles de vicuña, bermellón, almizcle, cueros, palo campeche, palo brasileño, chocolate, zarzaparrilla, topar, cobre, etc.

    • 1949 Urabayen, L. Tierra humanizada [1949] Esp (CDH )
      También se da caza a las vicuñas para quitarles la piel.
    • 1950 Pablo Neruda Canto general [1981] Ch (CDH )
      / Aquí la hebra dorada salió de la vicuña / a vestir los amores, los túmulos, las madres, / el rey, las oraciones, los guerreros.
    • 1946-1952 Ballesteros Gaibrois, M. HAmérica [1952] Esp (CDH )
      El telar tiene una gran difusión, y con él hicieron los indígenas verdaderas maravillas coloristas, en algodón, que cultivaban y teñían con un murex americano especial, o con hilados de pelo de diversos animales (vicuñas, etc.).
    • 1946-1952 Ballesteros Gaibrois, M. HAmérica [1952] 132 Esp (CDH )
      Tejieron bellas telas de lana (de llama y vicuña) y algodón, con polícrima decoración, y trabajaron artísticamente el oro y la plata (en que se demostraron maestros, conociendo también el cobre y el estaño, llegando al bronce.
    • 1953 Draghi Lucero, J. Noches argentinas [1953] 292 Ar (CDH )
      "¡Ya tenemos un hijo!" le anunció a su mujer, y lo alimentaron con lechecita de vicuña.
    • 1953 Draghi Lucero, J. Noches argentinas [1953] Ar (CDH )
      Patay y leche de vicuña le sirvió la vieja, pero no bien acabó de comer el mozo, se sintieron los primeros alborotos del Viento Sur.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Tocan charango y wad'rapucu, raptan mujeres y vuelan en la estepa en caballos pequeños que corren como vicuñas.
    • 1958 Carpentier, A. Guerra [1970] Cu (CDH )
      Sopla en un gran caracol rosado, y de una caja encarnada sale un esclavo negro, como Lucifer de auto sacramental, ofreciendo collares de perlas melladas, piedras para quitar el dolor de cabeza, fajas de lana de vicuña, zarcillos de oropel, y otras buhonerías del Potosí.
    • 1958 Delibes, M. Diario emigrante [1958] Esp (CDH )
      ¡A presumir se ha dicho! Anduvimos mirando chales de vicuña, pero pedían la luna y finalmente la chavala compró uno de pelo de vicuña que exactamente valen la décima parte y son más abrigados.
    • 1959-1960 Lohmann Villena, G. Humboldt Perú Conferencias Academia Humboldt 19-22/10/1959 Pe (CDH )
      Con breves pero magistrales pinceladas evoca la pobreza agrícola de los páramos andinos, la dorada amarillez y grave melancolía de sus pajonales, cuya única señal de vida está constituída por aislados rebaños de llamas y vicuñas.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      — Voy a ver muchas vicuñas —dijo Gamboa—.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      La vicuña pasó varias veces: corría muy agitada mirando a todos los lados con sus ojos inteligentes.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      La brisa agitaba apenas la hierba del descampado; la vicuña ejecutaba veloces carreras en círculo.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 279 Pe (CDH )
      Sólo ve su rostro y, luego, cuando vuelve a abrir los ojos y reconoce nuevamente al teniente Gamboa, cruzan su memoria el campo de hierba, la vicuña, la capilla, la litera vacía de la cuadra.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      No se veía a la vicuña, probablemente estaba en el estadio.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 137 Pe (CDH )
      En el descampado, observó a la vicuña: esbelta, inmóvil, olfateaba el aire.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Sólo al llegar a la pista de desfile distinguió a un grupo de cadetes que correteaba detrás de la vicuña.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Perfectamente alineados en grupos de a cuatro, sosteniéndose mutuamente por el cañón, los mil quinientos fusiles de los cadetes aguardaban en la neblina; la vicuña circulaba entre las pirámides paralelas y las olía.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Cuando no hay sitio, los recién llegados van a tenderse al descampado y esperan jugando tiro al blanco contra la vicuña, que salgan los de adentro para reemplazarlos.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 69 Pe (CDH )
      Hasta la perra andaba alborotada, ladrando y saltando, ella que es tan tranquila, tendrás que ir a dormir con la vicuña, Malpapeada, yo tengo que cuidar a éstos, para que no los machuquen los de quinto.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 61 Pe (CDH )
      Esta misma tarde, al salir del comedor ante la mirada lánguida de la vicuña, surgió la primera pelea en la sección.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      La vicuña echa a correr despavorida ante esa invasión.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      La vicuña está inmóvil sobre la hierba, las orejas paradas, los grandes ojos húmedos perdidos en el vacío.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      "Podría jurarle me estoy muriendo de dolor de estómago, quisiera una aspirina o algo, mi madre está gravísima, han matado a la vicuña, podría suplicarle..."—.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 14 Pe (CDH )
      ¿Quién había traído la vicuña al colegio, de qué lugar de los Andes? Los cadetes hacían apuestas de tiro al blanco: la vicuña apenas se inquietaba con el impacto de las piedras.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] 14 Pe (CDH )
      Dudó un segundo: a un metro de distancia, brillantes como luciérnagas, dulces, tímidos, lo contemplaban los ojos de la vicuña.
    • 1962 Vargas Llosa, M. Ciudad perros [1997] Pe (CDH )
      Comenzó a hablar del colegio, de las rivalidades entre los años, de los ejercicios en campaña, de la vicuña y la perra Malpapeada.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      Lo mismo que la llama, la vicuña y la alpaca, el guanaco es de la familia de los camellos.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      Para obtenerlo se organizan expediciones en que las vicuñas son apresadas en gran número mediante hábiles redadas.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      Todas las pruebas que se han efectuado para domesticar las vicuñas han fracasado lamentablemente, pues los pobres animales no pueden vivir fuera de sus montañas.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      Vicuña

      Animal más pequeño que la llama y cuyo nombre científico es Lama vicugna. Vive en estado salvaje en el norte y en el centro del Perú, amparado por las montañas andinas, de las que no puede salir, pues se ha comprobado que muere inexorablemente si se aparta de ellas.

    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] 251 Esp (CDH )
      La vicuña, el oso, la chinchilla, la pantera de nieve de Mongolia, se defienden de las bajas temperaturas con sus espesos abrigos de pieles.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] 251 Esp (CDH )
      América del Sur tiene sus especies propias, como la llama, la alpaca, la vicuña y el guanaco.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      Se cree que procede, por selección artificial, de la irreductible vicuña, que vive en estado salvaje en las montañas.
    • 1963 Faus, A. DiccMontaña [1963] Esp (CDH )
      El pelo de la vicuña es muy estimado.
    • 1966 Morínigo, M. A. DiccAmericanismos (NTLLE)
      VICUÑA. [...] f. América. Mamífero rumiante americano, de la familia de las llamas, menor que éstas y de lana más fina y crespa, muy estimada. Vive en los Andes peruanos, bolivianos y argentinos. No es domesticable.
    • 1970 Malaret, A. Lexicón fauna flora (NTLLE)
      VICUÑA [...] f. AmMerid. Especie de rumiante del género de los llamas, pero más pequeña y de formas más deliciosas que el guanaco. Es el más pequeño y gracioso de todos los camélidos; no ha sido nunca animal doméstico, pero se le estima por su carne y sobre todo por su lana.
    • 1971 Castro Bastos, L. Paisajes Perú [1971] Pe (CDH )
      A veces la señera vicuña se acerca a los animales que conduce el hombre del Ande.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] Pe (CDH )
      En cambio la vicuña, una especie más pequeña, todavía vive en estado salvaje, no dejándose domesticar, y es demasiado débil como para soportar cargas.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] Pe (CDH )
      Los antiguos Incas, cuyo recuerdo vive todavía en la boca del pueblo, mientras sus sencillas construcciones resisten hasta nuestros días la obra del tiempo, emprendían con cierta frecuencia grandes cacerías de vicuñas, en una manera sumamente particular, reuniéndolas.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] Pe (CDH )
      Según todas las descripciones, parece que han tenido plumas para atraerlas, con las que en cuanto encontraban una tropa de vicuñas, las atraían y las encerraban, apretando cada vez más el círculo, hasta que las cogían individualmente con el lazo o las podían matar con sus flechas.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] 58 Pe (CDH )
      Los colgajos de plumas no eran demasiado altos, pero las vicuñas no se atrevían a saltar por encima de ellos.
    • a1972 More, E. Trad Viaje Perú Gerstäcker [1972] 58 Pe (CDH )
      Mas, cuando uno o varios guanacos se encontraban en la misma tropa, cosa que según parece ocurría con frecuencia, la cacería quedaba malograda, pues los guanacos saltaban por encima de las plumas, y en cuanto uno de estos animales estaba afuera, las vicuñas no se quedaban quietas, sino que seguían el ejemplo.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      En América del Sur viven las llamas, alpacas, vicuñas y guanacos, pequeños camélidos de los Andes peruanos, desprovistos de gibas.
    • 1957-1974 Alvarado, S. Ciencias Naturales (5.º Bachillerato) [1974] Esp (CDH )
      Otros animales son útiles por sus producciones, que en unos casos es la leche (vaca oveja, cabra...), en otras su pelo (carnero, vicuña) en otros su huevos (gallinas) y en otros sus crías (cabra).
    • 1974 Anónimo La presidente argentina vela, junto a su pueblo, el cadáver del general Perón ABC, 4 de julio de 1974 Esp (CDH )
      Posteriormente, distendiéndose por primera vez en largas horas su rostro en un leve gesto de ternura, la presidente alzó en sus brazos a una niña ataviada con el clásico «poncho» criollo de pelo de vicuña para que besara la frente del difunto primer magistrado.
    • 1976 Laín Entralgo, P. Descargo conciencia [1989] Esp (CDH )
      Bajo nuevo formato continuó su vida FE , en la cual , con el significativo seudónimo de « Marcial Vicuña » — la vicuña , ente por naturaleza apacible , metido por la fuerza del destino en aquella tremenda aventura bélica — , publiqué una amplia nota titulada « Análisis espectral de la retaguardia » ; en su intención , un ataque contra la derecha encastillada , arcaica y no asumente , en nombre del falangismo asuntivo .
    • 1977 Giménez-Arnau, J. Islas Transparentes [1977] 133 Esp (CDH )
      Al fondo, iluminada por una negra boca de dragón que resoplaba fuego, la cama, baja, enorme, hecha de madera de yacarandá e inundada de suave piel de vicuña.
    • 1977 Lezama Lima, J. Oppiano Licario [1989] Esp (CDH )
      El cuerpo de Licario mostraba el secreto de sus proporciones, a su alrededor todos los artistas del circo, desde la rubia pintada que a cada vuelta circular del caballo abría su túnica y mostraba la costurilla, su Ceylán en pomo, hasta el enano cuzqueño que hacía bailar a las vicuñas con su flautín.
    • 1977 Paso, F. Palinuro [1982] 253 Mx (CDH )
      Así, en la compra de cada botella de ginebra, ron o whisky, se incluye un cheque a nombre de diversos institutos antialcohólicos y del Ejército de Salvación; en los artículos deportivos un giro postal a nombre de las sociedades de protección a los espásticos, los distróficos y paralíticos, y en la venta de un abrigo de visón, unos zapatos de piel de cocodrilo o una estatuilla de marfil se incluyen contribuciones destinadas a las sociedades protectoras de animales, el medio ambiente y el equilibrio ecológico, y a todas aquellas organizaciones que luchan por la preservación de especies que están por extinguirse como pueden ser la vicuña de Los Andes, los elefantes de Kenya, el ocelote de Paraguay o el aye-aye de Madagascar.
    • 1977 Vargas Llosa, M. Tía Julia [1996] Pe (CDH )
      Hoy, la Pensión Colonial vive una atribulada decadencia, y sus clientes son personas humildes e insolventes, en el mejor caso curitas provincianos que vienen a la capital a hacer trámites arzobispales, y en el peor campesinotas de mejillas amoratadas y ojos de vicuña que guardan sus monedas en pañuelos rosados y rezan el rosario en quechua.
    • 1980 Rojas, C. García Lorca [1982] Esp (CDH )
      ¡Figúrate, los Morla que tanto me quieren, con aquella gentileza suya de benévolas vicuñas! Bebé casi lloraba de rabia al escucharme.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] Esp (CDH )
      Muebles dorados en terciopelo verde con manchas rojas, espejos coloniales de madera labrada, muebles importados de París, alfombras de lana de vicuña, una cabeza de cocodrilo adorna la sobrecama.
    • 1981 Alonso, L. R. Supremísimo [1981] Esp (CDH )
      Hijas del silencio del antiplano, pasan huyendo de La Marsellesa, libres parejas de vicuñas salvajes.
    • 1981 Castro, R. / Handel, M. / Rivolta, G. B. Actualizaciones Biología [1999] Ar (CDH )

      La fauna es menos rica que la de regiones aledañas; los más numerosos son los roedores: chinchillas, tuco-tucos, vizcachas de las sierras, cuises, ratas y ratones de campo, etcétera. También son frecuentes los camélidos sudamericanos como las llamas, vicuñas y guanacos.

    • 1981 Mompradé, E. L. / Gutiérrez, R. Indumentaria tradicional I [1981] Mx (CDH )
      A diferencia del Perú, donde se utilizaban lanas de llama, alpaca y vicuña, esta fibra no se conoció en México hasta la llegada de las primeras ovejas que trajeron los españoles.
    • 1982 Kociancich, V. Octava maravilla [1982] Ar (CDH )
      Algunos de aspecto miserable, otros en atavíos de suntuoso salvajismo, con máscaras de diablos, plumas, ponchos, tatuajes, asidos a un tambor, a una flauta de caña, a una lanza, encorvados sobre un telar, abrazados a la última vicuña, entronados en la ruina del monumento precolombino, amasando barro, vendiendo yuyos y amuletos, maniobrando canoas, competían esforzadamente con el desnudo primer plano de la voluptuosa carne africana de playa y cocotero, las huríes del trópico que, a puro cuerpo, sin necesidad de tanta arqueología ni de tanto folklore, decoran unos metros de costa.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Dicha sangre de vicuña la toman con raspadura de kkhakkya chunta, macho y hembra, agregando raspaduras de la piedra llanp'u llamokka. En vino caliente se toma; una copa.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Mejor dicho, lana de vicuña macho.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Para este mal, pues, toman este unto, con un poco de vino, con sangre de vicuña y de cóndor.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Tres murk'as, 3 muhllus, 3 granos de sal, 3 granos de oropimente amarillo y blanco, sebo de pecho de llama o de pakkocha, y mejor de vicuña, si hay; estiércol seco de chancho y de gallina.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )

      Cabra sunkha(barba de chivo) que se quema y pulveriza; khuchi sunkha(barba de cerdo), que también se quema y reduce a polvo fino; mula chilina(tuétano de mulo); caballo wira(sebo de caballo); añas wira(sebo de zorrino, mofeta); wik'uña pichu(sebo del pecho de vicuña); azufre en polvo fino y pólvora.

    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] 34 Pe (CDH )
      Pero principalmente tiene que ser sebo de llama, de vicuña, de rodilla de vaca y enjundia, que se hierven junto con romero, hierbabuena, apio, markhu y ortiga de quebrada.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      Se amarra en forma de cruz y se quema con lana de vicuña, aplicando el humo a la parte vaginal para que facilite el parto.
    • 1985 Lira, J. A. Medicina andina [1995] Pe (CDH )
      La gente indígena lo toma moliéndolo bien hasta convertirlo en polvo, entreverándolo con sangre de vicuña en vino.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] 154 Esp (CDH )

      El segundo piso es un espacio desnudo de suelo arcilloso, con un gran ventanal abierto sobre el parque, para airear e iluminar el ambiente. La sala, grande como un garaje, está arbolada de esqueletos armados con alambre; algunos completos, otros a medio montar. Un oso, un ciervo, un jabalí, dos caballos, una vicuña..., también otros más pequeños, quizás mustélidos.

    • 1988 Anónimo Récords latinoamericanos [1988] Pa (CDH )
      Se construye con un pedazo de árbol o un fruto apropiado, y cuero de vicuña.
    • 1990 Uslar Pietri, A. Visita tiempo [1993] Ve (CDH )
      Tendían sobre las tablas tejidos de plumas llenos de colores, pieles ocres de vicuñas y en numerosas jaulas los más increíbles pájaros.
    • 1992 Arenales, Y. Arauco [1992] Esp (CDH )
      También atrapamos una vicuña, con la que las mujeres prepararon un estofado en verdad sabroso, dada la carencia de ingredientes.
    • 1992 Arenales, Y. Arauco [1992] Esp (CDH )
      Las tribus de alrededor se habían percatado de nuestra carencia, y del acoso a que nos sometían, astutamente se las apañaron para que no quedara oveja, ni llama, vicuña, o cualquier otro animal de pelaje aprovechable, a muchas leguas de allí.
    • 1992 Arenales, Y. Arauco [1992] Esp (CDH )
      De un árbol pendía un rollito de piel de vicuña bien sujeto con unos cordajes.
    • 1992 Arenales, Y. Arauco [1992] 157 Esp (CDH )
      Nosotros nos habíamos acostumbrado a sobrevivir de cualquier cosa, pero para ellos era preciso obtener néctares de frutas, y leche de llama o de vicuña.
    • 1972-a1992 Atahualpa Yupanqui Payador [1996] Ar (CDH )
      De loma en loma has de ir / y mi huella buscarás, / el rastro de las vicuñas / eso sólo encontrarás, / pero a mí nunca jamás.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )

      Nos mostraron una colección de esmeraldas, que representan figuras de caciques o reyes e ídolos; también figuras de llamas y vicuñas hechas en oro, pero que tienen más valor por el material que por su belleza.

    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      Según me informaron, las alpacas y las vicuñas necesitan vivir en lugares más altos, donde crece un pasto muy duro del cual se alimentan, pues si no a manera de los castores, los dientes les crecen enormemente.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] Ar (CDH )
      A todas éstas ya estábamos en el altiplano, bastante parecido al de la zona pre-patagánica, es decir montañas que forman verdaderos circos romanos, rodean llanuras cubiertas de altos pastos naturales donde bajan a apacentar los rebaños de llamas, alpacas y vicuñas.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] 217 Ar (CDH )
      La montaña está cubierta por un musgo que adquiere una consistencia leñosa, y es utilizado como combustible por los pastores de llamas y vicuñas.
    • 1992 Che Guevara / Guevara, A. Viaje Sudamérica [1994] 66 Ar (CDH )
      Los cerros nevados nos miraban desde todos los puntos, y manadas de llamas y alpacas observaban indiferentes el paso del camión, mientras alguna incivilizada vicuña huía rápidamente de la presencia turbadora.
    • 1992 Fuentes, C. Espejo enterrado [1992] 219 Mx (CDH )
      Ahora, aparecieron encaramados en las alturas de los Andes: vicuñas y guanacos, mientras les sobrevolaban aves jamás vistas por ojos europeos: el cóndor, fuerte y ligero, y buitres de ala veloz y mirada certera, limpiando las ciudades y las calles, descendiendo en picada sobre toda clase de cadáveres.
    • 1992 Jodorowsky, A. Canta pájaro [1994] Ch (CDH )
      Un indio delgado, lampiño, tuerto, con larga cabellera ordenada en una trenza, vestido de tocuyo blanco, un sombrero de paja y un poncho de lana de vicuña, surgió de la sombra.
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] Ar (CDH )
      Las extensas planicies con pastos bajos permiten distinguir fácilmente los animales a gran distancia; por eso existen dos tipos de consumidores, como en la pradera: los corredores, representados por ñandúes, perdices, alpacas, vicuñas, llamas, guanacos, gatos monteses, pumas, roedores (ratón, chinchilla, vizcacha); y los cavadores, como los tucutucos (armadillos del altiplano), cuises y zorrinos.
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] 235 Ar (CDH )
      La atmósfera es muy seca y soplan fuertes vientos, lo que determina una gran adaptación en los organismos vivientes que habitan esta zona: disminución del follaje en las plantas para evitar la traspiración, período de sueño invernal en algunos animales (batracios, zorrinos, insectos), desarrollo de pelaje para evitar la pérdida de calor en otros (vizcacha, alpaca, llama, vicuña, guanaco) o migraciones hacia zonas más bajas y templadas.
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] Ar (CDH )
      Oso hormiguero (Myrmecophaga trydactyla) Tatú carreta (Priodontes giganteus) Lobo de crin o aguará-guazú (Chrysocyon brachyurus) Nutria gigante (Pteronura brasiliensis) Jaguar o yaguareté (Panthera onca) Ocelote o gato onza (Felis pardolis) Vicuña (Vicugna vicugna) Ciervo de las pampas (Ozotoceros bezcarticus celer) Yacaré overo (Caiman crocodilus yacaré) Halcón peregrino (Falco peregrinus) Chorlo esquimal (Numenius borealis) Tucán, tucano o tucá-guazú (Ramphastos toco)
    • 1992 Vattuone, L. F. Biología I [1992] Ar (CDH )
      El cóndor y la vicuña son los animales más representativos de la Puna (Fotos F. Erize).
    • 1992 Anónimo Programa impreso [1992] Pe (CDH )
      Tal es el caso de Edilberto Jiménez, nacido en Alcamenca, Ayacucho, de familia de retablistas, quien cuenta su historia de esta manera: "Yo nací cuando la pachamama se enfermaba y cuando los vientos soplaban el frío; ese día es desgracia, entonces uno tiene que caminar con sumo cuidado porque la tierra está enferma y los wamanis, los cerros, están con sus bocas abiertas, las illas a veces han salido, las vicuñas con sus carguitas caminan y el cóndor, espíritu mayor de los dioses sobrevuela y cuando cruza el pueblo de Alcamenca es para una muerte próxima de algún comunero. [...].
    • 1992 Anónimo Programa impreso [1992] Pe (CDH )
      En esa soledad, guiado por él, comenzó a hacer con navaja, figurillas de piedra suave donde representaba a la vicuña puquio, condor wasin, allpa qarqa, lukupa wachanan.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )

      En cuanto a las técnicas de manejo, especies como las aves acuáticas, la vicuña, el guanaco y los monos demandan del acondicionamiento del hábitat; los lobos marinos, las tortugas y los cocodrilos urgen del manejo de su reproducción; esas mismas especies y otras necesitan que se controlen a sus depredadores; las especies de caza requieren ser protegidas de la explotación irracional del hombre aplicando vedas estacionales o rígidas, tal es el caso de las aves guaneras, lobos marinos, el venado gris, palomas y perdices, la vicuña, las aves acuáticas, el oso de anteojos y los lagartos [...].

    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      En cuanto a las técnicas de manejo, especies como las aves acuáticas, la vicuña, el guanaco y los monos demandan del acondicionamiento del hábitat; los lobos marinos, las tortugas y los cocodrilos urgen del manejo de su reproducción; esas mismas especies y otras necesitan que se controlen a sus depredadores; las especies de caza requieren ser protegidas de la explotación irracional del hombre aplicando vedas estacionales o rígidas, tal es el caso de las aves guaneras, lobos marinos, el venado gris, palomas y perdices, la vicuña, las aves acuáticas, el oso de anteojos y los lagartos; estas mismas especies pueden ser cosechadas estableciendo las cuotas de saca, repoblamientos o traslados.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Para finalizar, resulta conveniente hacer mención a la racionalidad depredadora que caracteriza la explotación de estos recursos faunísticos, racionalidad que ha llevado a especies como la vicuña, la anchoveta, las aves guaneras y la chinchilla, entre las más notorias, y a muchas otras más, como figura en la reciente publicación de Pulido (1991), a reducciones catastróficas de sus poblaciones o a su extinción, lo cual debe servimos de alerta para cambiar hacia un modelo alternativo más racional, que propugne la utilización o cosecha sostenida de las especies más requeridas.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Ahora existe una atención especial por la conservación de la vicuña porque su población había sufrido una caída abrupta entre 1950 (250,000 ejemplares) y 1964 (5,000 ejemplares); a través de aplicación de varias medidas de control de comercialización, creación de unidades de conservación y otras se logra una recuperación importante.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Así, la vicuña y las aves guaneras vienen brindando beneficios de interés nacional, el valor agregado de la producción de la caza brinda beneficios de interés regional en la selva, y la importancia local de la fauna silvestre es obvia por su contribución a la alimentación rural.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Los casos más impactantes han sido los de la vicuña, las aves guaneras, la anchoveta, la chinchilla y los lobos de mar.
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Durante la Colonia, entre mediados de los siglos XVI y XX, la caza de camélidos se vuelve anárquica y depredatoria, siendo un factor para que esto ocurra el hecho que los tributos de los indios fuera pagado con lana y pieles de vicuñas; esta depredación se trata de controlar a través de una Real Ordenanza prohibiendo la caza (1768).
    • 1993 Velásquez, D. Recursos faunísticos Perú Recursos naturales Pe (CDH )
      Así también, se influencia al Gobierno para que cree instancias ministeriales y se promulguen leyes que controlen efectivamente la caza, y para que se implementen proyectos especiales de investigación y manejo de aquellas especies consideradas de importancia para la economía nacional (el caso más conocido es el Proyecto de Utilización Racional de la Vicuña, que fue impulsado por Antonio Brack).
    • 1995 Salazar, J. Comida criolla 53 Comida criolla Pe (CDH )
      Una parte de cada uno de esos soldados necesitaba el reconocimiento y la riqueza, otra parte de esos mismos seres llegó a identificarse tanto con nosotros, con esta tierra quiero decir, que a la chicha le llamaron vino y a las vicuñas gordas les decían cerdos.
    • 1996 Antúnez Mayolo, S. Dieta precolombina Cultura Perú Pe (CDH )
      La ropa de los inkas fue tejida con pelo de huanaco y de vicuña.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] Pe (CDH )
      Estas reservas son en total ocho en donde destacan las de Pampa Galeras por sus vicuñas y Pacaya Samiria por su extensión.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] Pe (CDH )
      LA IMPORTANCIA DE CONSERVAR ELEFANTES, rinocerontes, monos, jaguares, vicuñas, lobos marinos y otras especies de flora y fauna, amén de los bosques tropicales, no obedecen a causas basadas en un sentimiento bucólico o una simple moda para damas excéntricas o artistas de cine.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] Pe (CDH )
      Otros animales no corren la misma suerte y terminan con sus días convertidos en abrigos o mantas, como la nutria o la vicuña, o hechos adornos como el elefante a quien se caza sólo por el marfil de sus colmillos, o como el rinoceronte a cuyo cuerno se atribuyen propiedades afrodisiacas en el Oriente.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] 58 Pe (CDH )
      Sin embargo mucho se ha hecho para salvar a ciertas especies como en el caso de la Vicuña perseguida y apreciada por su finísima lana y que estaba pronta a desaparecer por acción de cazadores furtivos.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] 58 Pe (CDH )
      Gracias a la tesonera labor de Felipe Benavides, y de muchos que sin estar de acuerdo con él, han venido trabajando; la vicuña se ha salvado de la extinción y ahora su fibra es comercializada a nivel internacional con ganancias para las comunidades altoandinas que las cuidan.
    • 1996 Butteler H., Ó. A. Ecología civilización [1996] 58 Pe (CDH )
      La Sociedad Nacional de la Vicuña y el Consejo Nacional de Camélidos Sudamericanos (CONACS), tienen entre sus planes incrementar la población de vicuñas y convertir este bello animal casi extinguido en una forma de ganadería.
    • 1997 Figueras, J. Moda [1997] 154 Esp (CDH )
      Nunca llegué a realizar esta experiencia, pero no cabe duda de que el reto es bastante significativo... También encontramos especies típicas peruanas de alpacas, llamas y vicuñas, cuyas fibras alcanzan precios muy elevados.
    • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 11/02/1997 [1997] Ar (CDH )
      Entre aquellos desaparecidos especímenes estaba el milodonte, "especie de perezoso gigante que habitaba esta parte del continente americano y una de guanaco, similar a la vicuña, denominada Lamma gracilis".
    • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 01/03/1997 [1997] Ar (CDH )

      EN EL NOROESTEsanjuanino se extiende, con sus 860.000 hectáreas, la Reserva de la Biosfera de San Guillermo, donde medran dos exponentes típicos de la fauna en vías de extinción: la vicuña y el ñandú cordillerano.

    • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 01/03/1997 [1997] Ar (CDH )
      "ENTRE LOS beneficios que traerá la creación de un parque nacional figura la protección de la vicuña y el ñandú cordillerano o suri".
    • 1997 Prensa La Nueva Provincia, 15/09/1997 [1997] Ar (CDH )
      Apeló al humor cuando se lo vio con los brazos en alto enfundado en un sweater de lana de vicuña.
    • 1998 Fogwill, R. E. Cantos Pampa [1998] Ar (CDH )
      Ya en una de las primeras noches, ya a punto de dormirse, alguien hablaba de dar gracias al pasto porque si no ya habrían clavado guampa en la tierra, y cuando desde lo oscuro sonó una voz diciendo que a ese pasto lo regaba el rocío, y, aunque nadie había visto rocío y nunca un poncho amaneció mojado ni con ese olor a bicho que le vuelve al pelo de la vicuña con la humedad, se dijo que el hombre debía de tener razón.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Igualmente por lo antes expuesto, no cuenta con gran demanda, y lo ayuda también el relativo despoblamiento actual de las zonas que frecuenta, antaño recorridas por los arrieros que llevaban ganado a Chile y numerosos cazadores de vicuñas y "chinchilleros" que habrían ocasionado bajas importantes a las poblaciones de este gato nunca evaluadas.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Así sólo por dar un ejemplo documentado en la reserva provincial Olaroz Cauchari en 1986 en un solo día se hallaron cuatro vicuñas muertas y una herida, y lo peor del caso es que los causantes de los decesos eran miembros del escuadrón 22 de San Antonio de los Cobres de Gendarmería Nacional.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      En total en 1979 y 1980 se estima que unas 8000 a 10.000 vicuñas existían en el país en estado silvestre.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      En 1969 Bolivia y Perú firmaron un convenio para la conservación de la vicuña, —al que se adhirió la Argentina en 1971 y Chile en 1972—, que logró revertir bastante la realidad apuntada, a través de diversas medidas y la creación de no pocas reservas naturales.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      El único enemigo natural de la vicuña adulta es el puma que aprovecharía la noche para cazarla en sus dormideros.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Al llegar el invierno, las vicuñas se trasladan a zonas reparadas mas bajas y regresan tras los deshielos a las áreas cubiertas por las nevadas invernales.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Para diferenciarla del guanaco (Lama guanicoe), el otro camélido silvestre de Sudamérica con el que a veces convive, la vicuña es distinguible por su tamaño menor, la cara y el pelaje más pálido y la ausencia de callosidades en los lados internos de las patas delanteras.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Se conocen casos de colchas confeccionadas con las cabezas de 168 vicuñas o con cuellos de unos 60 cachorros.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Su hábitat principal son los llanos y quebradas donde pastorean asociados con las vicuñas (Vicugna vicugna) y guanacos (Lama guanicoe) tal como lo hacía en la llanura pampeana el ñandú común con el ciervo de las pampas (Ozotoceros bezoarticus).
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Así se destacan los casos de la vicuña y el lobo fino, hoy en una lenta recuperación, y la chinchilla de estatus actual incierto como los más conspicuos.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      En cuanto a reservas en nuestro país solo existiría en sectores muy localizados del Parque Nacional Calilegua (Jujuy) y del Parque Provincial de Yala en la misma provincia (Gpque. E. Mariani, in litt.) y no hay confirmación de su presencia en las numerosas reservas provinciales instauradas para la defensa de la vicuña seguramente por limitantes y diferencias de hábitat.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      La vicuña nos demuestra así, del mismo modo que el bisonte o búfalo americano (Bison bison) en Norteamérica, cómo, cuando confluyen los intereses conservacionistas de todos los sectores, la defensa de las especies no resulta una utopía.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Recientemente, en 1990, la W.WF. estimó en un número cercano a las 100.000 las vicuñas existentes en el mundo, con lo cual se han comenzado las campañas de conservación con cerca de 10.000.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      En cuanto a sus planteles en cautiverio en 1975 unas 70 vicuñas eran mantenidas en una veintena de jardines zoológicos en todo el mundo, 59 de ellas nacidas en cautividad.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Fuera del país estaría amparada por el Parque Nacional Lauca en Chile, un claro ejemplo donde la defensa de la vicuña (Vicugna vicugna) trajo beneficios para la taruca que contaría con unos 400 individuos, la Reserva Nacional Ulla-Ulla de Bolivia, los Parques Nacionales Huascarán, río Abiseo y Manu (zonas altas) y las Reservas Nacionales Pampa Galeras, Salinas y Aguada Blanca en Perú y otros sitios aún no protegidos conformando hacia 1975 una población en ese país de 10.000 a 15.000 animales.
    • 1999 Chebez, J. C. Especies peligro [1999] Ar (CDH )
      Así se destacan en el primer grupo los gatos manchados, los zorros, los zorrinos, los lobitos de río, la vicuña, el guanaco, los pecaríes, la nutria o coipo, las chinchillas, el carpincho, los suris o ñandúes, los yacarés, las boas, las iguanas o lagartos overos entre los más notables y presionados.
    • 2001 Morales Arnao, C. Cordilleras Perú Pe (CORPES)
      Mientras el cóndor vuela raudo en las alturas, por las quebradas retozan tarugos, vizcachas, pumas, osos, zorros, comadrejas, llamas, alpacas y vicuñas. A lo largo de la cordillera hay ruinas de pueblos, caminos incaicos, terrazas de cultivo y chulpas. El templo ceremonial de Chavín es el monumento más importante de la civilización preinca debido a su antigüedad y su adelanto cultural, pues eran sus habitantes los maestros en el tallado de figuras representativas de sus deidades: cóndor o arpía, jaguar y serpiente.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Mamífero rumiante del tamaño del macho cabrío, al cual se asemeja en la configuración general, pero con cuello más largo y erguido, cabeza más redonda y sin cuernos, orejas puntiagudas y derechas y piernas muy largas. Cubre su cuerpo un pelo largo y finísimo de color amarillento rojizo, capaz de admitir todo género de tintes. Vive salvaje en manadas en los Andes del Perú y de Bolivia, y se caza para aprovechar su vellón, que es muy apreciado.
    • 2004 Ponce, V. A. De amor y de guerra Pe (CORPES)
      Violeta mía, antes de continuar déjame hacer una digresión, si hubieras visto cómo cazábamos a los tucos, ¿recuerdas el chaco de las alturas?, tanta gente había para los chacos que formábamos un círculo gigantesco, el círculo iba reduciendo su radio de a poquitos, y los guanacos y vicuñas corrían asustados en cualquier dirección sin escapar de ese abrazo hasta que eran atrapados.
    • 2007 Marín, J. C. "Sistemática, taxonomía y domesticación de alpacas y llamas" Revista Chilena de Historia Natural Ch (CORPES)
      Los camélidos están actualmente representados en Asia y África, así como en Sudamérica. Esta dicotomía biogeográfica es concordante con la taxonomía del grupo, pues los representantes de ambas regiones se clasifican en las tribus y, respectivamente. Cuatro especies de camélidos habitan hoy en Sudamérica, dos de ellas silvestres: el guanaco y la vicuña, mientras que las formas domésticas corresponden a la llama y la alpaca.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      vicuña [...] f. Co, Ec, Pe, Bo, Ch. Mamífero rumiante de hasta 80 cm de longitud que se asemeja al macho cabrío pero con el cuello más largo y erguido y la cabeza más redonda y sin cuernos, orejas puntiagudas y piernas muy largas; tiene un pelo largo y finísimo de color amarillento rojizo en el lomo y blanco en el vientre y las patas. (Camelidae; Vicugna vicugna). (wicuña).
    • 2011 Balmaceda, D. Historia de las palabras Ar (CORPES)
      Por su gran influencia en la región, el quechua esparció sus voces en todo el territorio de Sudamérica. Choclo (choccllo), humita (humint'a) y vicuña (vicunna) son términos oriundos del Perú precolombino. Fueron sus habitantes quienes llamaron carpa a la vivienda hecha con pieles y tejidos, pampa a la llanura y cancha al recinto cercado, aislado. El terreno cultivado era la chacra. Como se ve, la ch figura entre sus letras favoritas. También les pertenecen las palabras chala, chasqui y chaucha. Utilizaban china para referirse a la mujer que les servía.
    • 2013 Malacalza, L. "Los recursos naturales" Ecología y ambiente Ar (CORPES)
      Las vicuñas son territoriales y su organización social se basa en grupos familiares estables y grupos de solteros, variables en composición y distribución, con estructuras laxas. La composición de los grupos familiares es bastante fija, y la familia “media” está compuesta por un macho, tres a cuatro hembras y dos crías [...]. Los machos mantienen el número de animales en su familia y evitan que sus hembras se puedan cruzar con otros machos.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Mamífero camélido del tamaño del macho cabrío, al cual se asemeja en la configuración general, pero con cuello más largo y erguido, cabeza más redonda y sin cuernos, orejas puntiagudas y derechas y piernas muy largas, que tiene un pelaje largo y finísimo de color amarillento rojizo, y vive salvaje en manadas en los Andes del Perú y de Bolivia.
    • 2015 Anónimo (La Redacción) "Sarna en vicuñas" [16-07-2015] La República (Lima) Pe (HD)
      Esa lana es la que corre peligro en la actualidad. La sarna, una enfermedad que afecta directamente a la piel de este camélido y que puede llegar a causarles la muerte, está afectando a una gran cantidad de vicuñas y, para los campesinos, esto representa una amenaza en su productividad y en la especie misma.
    • 2016 Heide Choque, M. "Calentamiento amenaza" La Razón (La Paz) Bo (CORPES)
      Una de las develaciones lanzadas por esta entidad internacional es que al menos 31 animales de cinco géneros de vertebrados pueden ser afectados por el calentamiento global en el área altoandina boliviana, según un estudio realizado en nueve reservas naturales de esa región. Entre los mamíferos están el quirquincho, la taruka, el mono lanudo, el gato andino, el oso andino, la vizcacha y la vicuña; entre las aves, los flamencos andino y de James, la yacu pisq', la soca gigante, el cachudito pechicenizo, el suri, la palkachupa, las paraba frente roja y militar, y la remolinera real.
    • 2018 Gechter, C. "La puna jujeña también tiene su chaku" [06-02-2018] La Nación (Buenos Aires) Ar (HD)
      De los corrales se las saca de a una. Cada cual tiene su función: hay transportadores, pesadores, sujetadores, esquiladores, chimpiadores. Cuidando el cuello que es largo y frágil, y hay que sostener en todo momento, se las lleva de la balanza al playón de esquila. [...] Para evitarles más estrés, la vicuña en cuestión va encapuchada, pero igual se queja cuando para esquilarla la tumban y le sostienen la cabeza y cuello con sus propias piernas delanteras para inmovilizarla, y emiten un sonido en señal de protesta que da un poco de lástima.
    1. s. En ocasiones, en aposición.
      docs. (1817-1996) 4 ejemplos:
      • 1817 Anónimo "Manifiesto del bergantín holandés Telémaco" [29-04-1817] Crónica Científica y Literaria (Madrid) Esp (HD)
        Manifiesto de! bergantin holandes Telémaco, procedente de Ostende, llegado á Cádiz: 3 fardos lanerías; 113 fardos lienzos; 7 barricas hilo; 7 cajas sederías. — Sobordo de la fragata mercante española Carlota, procedente de Lima, llegada á Cádiz el 10 del corriente: 8165 cargas y 44 libras cacao Guayaquil; 1 zurrón; id. 723 barras cobre; 28 sacas algodón; 1 tercio botones de hilo; 5 sacas lana vicuña; 131 cajas; 72 cajones y 9 petacas cascarilla; 51 tercio raiz ratania; 124.504 ps. fs. plata y oro.
      • 1913 Dávalos, J. C. "Carta a Manuel Gálvez" [1983] Cartas de J. C. Dávalos a M. Gálvez (BAAL, 48, 1983) Ar (BD)
        Salta, marzo 28 de 1913. Señor Dr. Manuel Gálvez [...] Si viera Ud. esos perros, vivos engendros de la altura, color vicuña, flacos, humildes, silenciosos, espectrales, graves como los incas sus patrones. El perro vicuñero no ladra. Va con la cabeza gacha cerro arriba, metido entre las patas de la mula, paso a paso, con aire enfermizo, enqlenque [sic], miserable. Pero de pronto el perrito se transforma.
      • 1996 Kessel, J. "Aymaras de Chile" p. 58 Etnografía Ch (BD)
        Los hombres visten pantalones oscuros de bayeta, amarrados con una faja ancha que refuerza también la cintura y que sirve para guardar pequeños objetos de valor y dinero. Llevan la cabeza doblemente cubierta, con chullo y combrero, y un poncho monocromo en los colores naturales de la lana, ya sea gris, café o color vicuña, adornado con unas franjas mínimas verticales de colores.
      • 1996 Kessel, J. "Aymaras de Chile" p. 58 Etnografía Ch (BD)
        Si el hombre cumple un cargo de autoridad, lleva un chal de color vicuña, en lo posible de lana genuina de vicuña que es muy escasa y preciosa. El bastón de mando, llamado "santo rey", es otra señal de autoridad superior.
  2. 1⟶metonimia
    s. f. Tejido de lana de vicuña.
    docs. (1609-2018) 84 ejemplos:
    • 1609 Anónimo Inventario de bienes López de Miranda fol. 1415 Bo (CorLexIn)
      Una camiseta con pasamanos de oro. Vn fieltro blanco, con faldones. Un asco de razo, negro. Otro asco de razo, morado, guarnecido con franja de oro. Una liclla de vicuña. Vna caxa con treze vidros. Un pedaço de paño blanco.
    • 2018 Sirouyan, C. "Las mejores postales de Alta Gracia" [10-06-2018] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
      Antes de ser seducido por Alta Gracia, [Manuel de] Falla fue invitado por el Teatro Colón de Buenos Aires para dirigir cuatro conciertos de música de su país. La Guerra Civil española había golpeado sin piedad al más afamado compositor y director de orquesta gaditano, que encontró algo de reparo hasta su muerte -en 1946- en su nueva casa y en los jardines y salones del Sierras Hotel. Ataviado con su poncho de vicuña y una chalina de alpaca, hasta ese elegante bastión de la aristocracia se acercaba todas las tardes para asistir a la ceremonia del té de las 5 en punto.
    • 1609 Anónimo Inventario de bienes López de Miranda fol. 1415 Bo (CorLexIn)
      Una camiseta con pasamanos de oro. Vn fieltro blanco, con faldones. Un asco de razo, negro. Otro asco de razo, morado, guarnecido con franja de oro. Una liclla de vicuña. Vna caxa con treze vidros. Un pedaço de paño blanco.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Sus ordinarias ocupaciones y ejercicios era esmerarse en el servicio y culto de los templos; hilaban y tejían ropa de lana, de algodón y de Vicuñas, muy fina y delicada, con labores muy primas y de colores varios y muy vivos, para vestir á sus ídolos y ofrecer en los sacrificios, y también para los vestidos del Inca.
    • 1691 Anónimo Memoria de mercancías fol. 442v Co (CorLexIn)
      Más vn cajón de gague. Más vnas valanzas. Más vn estuche. Más vnas mangas de razo. Más vna libra y dos onzas de listón podrido. Más vnas medias de pita. Más vn sombrero viejo de vicuña. Más treze paños y medio de agujas. Más siete onzas de hilera.
    • 1695 Anónimo Inventario de bienes Ponte y Castillo fol. 11 Esp (CorLexIn)
      Yten vna pieza de olandilla cauellada. Yten veinte libras de lino fino. Yten vn caxón que sirue de sombrerera, firme. Y en él se allaron tres sombreros de castor, doz redondoz y uno a la española. Un sombrero aforrado y otro de vicunia, que dixeron zer del maestro de campo, don Nicolozo de Ponte. Yten tres bastones, los dos con puños de plata. Y otro con su óculo.
    • 1701 Anónimo Inventario de bienes Guerra y Tapia fol. 646v Bo (CorLexIn)
      Más, vna vngarina de paño de Londres aforrado en escarlatilla que disen estar enpeñado en quatro pesos. Más, tres sombreros y el vno de castor blanco ya biejo y el otro blanco de vicuña del Cusco y el otro negro biejo. Vna armador de rasillo azul biejo.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 487 Pe (CDH )
      Con esto decayeron enteramente los sombreros negros de Europa y tomaron estimación los fabricados en Lima, la cual se extendió en las demás provincias, de suerte que, dentro de muy corto tiempo, se hizo corriente el no gastarse otra calidad de sombreros negros más que los de Lima, y habiéndose llevado siempre a vender a Lima, para el uso de la gente ordinaria, los sombreros de vicuña que se fabricaban en Quito, repentinamente se cambió este comercio, y se llevaban a vender a Quito los de Lima, sin mutación en los precios, porque lo mismo había valido en Lima uno de los que se hacían en Quito, siendo ordinarios, que en Quito los fabricados en Lima, siendo finos.
    • 1760 Anónimo "Quinquilleria y otras mercaderías" [19-04-1760] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Hilo blanco de todos generos, hilo de Bretaña de todos colores, calcetas de medio pié para hombres, y mugeres, tabaco de España, fabricado en Sevilla, polvo azul para el lienzo blanco de España, especias de todos generos, incienso, y benjui, cuchillos de Holanda, con cabos de asta, sombreros de Vicuña, sombreros redondos blancos, y negros; encaxes de Flandes, nevados, y con flores pequeñas [...].
    • 1762 Cárdenas, S. Sistema navegar aires [1878] 7 Pe (CDH )
      Con la circunstancia de que el mejor paño en finura no llega a la delicadeza de mis obras, consiguiendo hacer de vicuña lo que el abad de Nolet imposibilita en su Arte del sombrerero.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bo (CDH )
      Por 24.000 varas de tocuyo, cuatro lisos, a 2 reales 6.000 / Por 5 juegos de manteles y servilletas, a 5 pesos 25 / Por 500 varas de trencillas, puntas y encajes, a 4 reales 250 / Por 50 pares de medias de lana de la banda, a 12 reales 75 / Por 2.000 fresadillas de lana, a peso 2.000 / Por 200 pellones ordinarios, a 3 pesos 600 / Por 100 sombreros de vicuña ordinarios, a 3 pesos 300 / Por 400 hachas, a 3 pesos 1.200 / Por 100 azadones, a 3 pesos 300 / 10.750
    • 1821 Lobo, J. B. et alii Arancel general interino México p. 27 Mx (BD)
      Paños de primera, segunda y tercera hasta de una y tres cuartas varas de ancho. vara 40. = Y medios paños, pañetes, royales y droguetes apañados hasta de una vara. 16. = De medio castor y vicuña hasta una y tres cuartas varas. 64. = Pañetes id. id. hasta una vara. 32.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 84 Pe (CDH )
      Las gradas de San Lorenzo estaban desiertas, y sólo se paseaba en ellas un viejecito enclenque, envuelto en una capa, vieja como él, pero sin manchas ni remiendos, y cubierta la cabeza con el tradicional sombrero de vicuña.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      — ¡Así ha de ser! —repuso en voz breve, lívido y descompuesto el del rosillo, envolviéndose con giro rápido en el brazo izquierdo una especie de chal de vicuña que había traído a modo de banda sobre el cojinillo de su montura.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      El dedo meñique de la mano derecha se le torció siendo mozo, al dar un bofetón a su amigo, y desde entonces usa un medio guante de vicuña, aunque maneja con gracia peculiar aquella mano.
    • 1900 Anónimo "Almacenes de artículos" (Anuncio) [09-05-1900] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Almacenes de Artículos para Caballeros y Niños. Sastrería á Medida. SOMBRERERIA. CORBATERÍA. CAMISERÍA. ZAPATERÍA. [...] TEMPORADA PRIMAVERA. Sección de confección. Trajes completos para Caballero de vicuñas negro ó azul.... de Ptas. 38 á 83.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 215 Bo (CDH )
      Venía suelto de talle, con el poncho de vicuña doblado sobre el hombro, un pañuelo de seda blanca cuidadosamente anudado al cuello, sombrero alón echado un poco hacia atrás y la falda levantada por delante.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      Llevaba poncho de vicuña, espuelas de plata y grande chambergo.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Una bufanda de vicuña colgaba de su cuello; los botones de su camisa eran morados.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      Sí, era su sirvienta, un triple motivo de regocijo para los cajamarquinos decía el senador, no aquí sino en la casa-hacienda que ella tendría en Cajamarca, por el honor que significa que visite nuestra tierra decía el senador, una casa-hacienda llena de viejos muebles y largos corredores y cuartos con mullidas alfombras de vicuña donde ella se aburriría mientras el marido atendía la senaduría en la capital, y porque va a inaugurar el nuevo puente y el primer tramo de la carretera decía el senador, una casa llena de cuadros y sirvientes pero la sirvienta que ella preferiría sería Quetita, su Quetita.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 12/01/1996 [1996] Esp (CDH )
      Rafael Alberti visitó a ese último Falla en el retiro argentino y se refiere a él como "el frailecico" o como "el viejo ángel ermitaño", y lo describe así: "El gran músico, pequeño y encorvado, fino y reverencioso, cubierto hasta los pies de un poncho de vicuña cuya severidad y color pardo hacían pensar en la monástica estameña"
    • 2001 Pedraza Pz Castillo, P. Mujer escorpión Bo (CORPES)
      Aparentemente, se trataba del lugar preferido por los del sindicato de transportistas. Las "chicas" eran de vestido y polleras, muy limpias y elegantes, en especial las de pollera que lucían sus blusas bordadas y sus polleras festivas de brocados estampados con mantas de vicuña, aretes de perlas netas engarzadas en oro y plata, además de los broches y accesorios típicos del lugar.
    • 2011 Franco Ortega, M. "Juanita Taillansier" [31-12-2011] La Razón (La Paz) Bo (HD)
      De la Riva, que nació en 1958, atrajo la ternura de la tía. “La recuerdo claramente como parte de los años felices de mi niñez”. Y “me parece verla acostada, por las noches, apoyada en sus almohadas, una larga y otra cuadrada, una sobre la otra...” [...]. Antes había tendido “su colcha de vicuña, y envuelto su camisón con una botella de agua caliente; apagaba las luces de la casa y, acompañada de su perrito que la seguía a todas partes, se venía a acostar a mi lado”.
    • 2018 Sirouyan, C. "Las mejores postales de Alta Gracia" [10-06-2018] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
      Antes de ser seducido por Alta Gracia, [Manuel de] Falla fue invitado por el Teatro Colón de Buenos Aires para dirigir cuatro conciertos de música de su país. La Guerra Civil española había golpeado sin piedad al más afamado compositor y director de orquesta gaditano, que encontró algo de reparo hasta su muerte -en 1946- en su nueva casa y en los jardines y salones del Sierras Hotel. Ataviado con su poncho de vicuña y una chalina de alpaca, hasta ese elegante bastión de la aristocracia se acercaba todas las tardes para asistir a la ceremonia del té de las 5 en punto.
    • 1609 Anónimo Inventario de bienes López de Miranda fol. 1415 Bo (CorLexIn)
      Una camiseta con pasamanos de oro. Vn fieltro blanco, con faldones. Un asco de razo, negro. Otro asco de razo, morado, guarnecido con franja de oro. Una liclla de vicuña. Vna caxa con treze vidros. Un pedaço de paño blanco.
    • 1653 Cobo, B. HNuevo Mundo [1890-1893] Esp (CDH )
      Sus ordinarias ocupaciones y ejercicios era esmerarse en el servicio y culto de los templos; hilaban y tejían ropa de lana, de algodón y de Vicuñas, muy fina y delicada, con labores muy primas y de colores varios y muy vivos, para vestir á sus ídolos y ofrecer en los sacrificios, y también para los vestidos del Inca.
    • 1691 Anónimo Memoria de mercancías fol. 442v Co (CorLexIn)
      Más vn cajón de gague. Más vnas valanzas. Más vn estuche. Más vnas mangas de razo. Más vna libra y dos onzas de listón podrido. Más vnas medias de pita. Más vn sombrero viejo de vicuña. Más treze paños y medio de agujas. Más siete onzas de hilera.
    • 1695 Anónimo Inventario de bienes Ponte y Castillo fol. 11 Esp (CorLexIn)
      Yten vna pieza de olandilla cauellada. Yten veinte libras de lino fino. Yten vn caxón que sirue de sombrerera, firme. Y en él se allaron tres sombreros de castor, doz redondoz y uno a la española. Un sombrero aforrado y otro de vicunia, que dixeron zer del maestro de campo, don Nicolozo de Ponte. Yten tres bastones, los dos con puños de plata. Y otro con su óculo.
    • 1701 Anónimo Inventario de bienes Guerra y Tapia fol. 646v Bo (CorLexIn)
      Más, vna vngarina de paño de Londres aforrado en escarlatilla que disen estar enpeñado en quatro pesos. Más, tres sombreros y el vno de castor blanco ya biejo y el otro blanco de vicuña del Cusco y el otro negro biejo. Vna armador de rasillo azul biejo.
    • 1703 Anónimo Inventario de bienes Tapia fol. 876v Bo (CorLexIn)
      Un freno mular ya vsado. Dos sombreros negros de bicuña, ya usados. Una sotana de tafetán doble muy usada con sus mangas de la mesma suerte. Un manteo de pelo de camello sensillo con bueltas de felpa corta, vsado. Un gabán de paño de olanda aforrado en raso morado con botonadura del Cusco entorchado
    • 1704 Anónimo Inventario de bienes Tapia Sandoval fol. 1032v Bo (CorLexIn)
      Más, me hago cargo de cinco pesos en que se bendió por horden del Padre de menores y tasaçión, vn sombrero negro de bicuña traído. Yten, más me hago cargo de setenta y sinco pesos en que se bendió vna sotana y manteo, y lo conpró don Alonso de Sandoval primo del difunto y fue según la tasaçión y horden que me dio la justiçia.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] 487 Pe (CDH )
      Con esto decayeron enteramente los sombreros negros de Europa y tomaron estimación los fabricados en Lima, la cual se extendió en las demás provincias, de suerte que, dentro de muy corto tiempo, se hizo corriente el no gastarse otra calidad de sombreros negros más que los de Lima, y habiéndose llevado siempre a vender a Lima, para el uso de la gente ordinaria, los sombreros de vicuña que se fabricaban en Quito, repentinamente se cambió este comercio, y se llevaban a vender a Quito los de Lima, sin mutación en los precios, porque lo mismo había valido en Lima uno de los que se hacían en Quito, siendo ordinarios, que en Quito los fabricados en Lima, siendo finos.
    • 1747 Juan, J. / Ulloa, A. Noticias América [1985] Pe (CDH )
      Tenían los sombreros de vicuña contra sí el defecto de que el sol y el agua los ablandaba tanto, o les quitaba el brío de tal suerte, que se les caían las alas y perdían toda su consistencia.
    • 1760 Anónimo "Quinquilleria y otras mercaderías" [19-04-1760] Diario Noticioso, Curioso, Erudito y Comercial. Público y Económico (Madrid) Esp (HD)
      Hilo blanco de todos generos, hilo de Bretaña de todos colores, calcetas de medio pié para hombres, y mugeres, tabaco de España, fabricado en Sevilla, polvo azul para el lienzo blanco de España, especias de todos generos, incienso, y benjui, cuchillos de Holanda, con cabos de asta, sombreros de Vicuña, sombreros redondos blancos, y negros; encaxes de Flandes, nevados, y con flores pequeñas [...].
    • 1762 Cárdenas, S. Sistema navegar aires [1878] 7 Pe (CDH )
      Con la circunstancia de que el mejor paño en finura no llega a la delicadeza de mis obras, consiguiendo hacer de vicuña lo que el abad de Nolet imposibilita en su Arte del sombrerero.
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bo (CDH )
      Por 24.000 varas de tocuyo, cuatro lisos, a 2 reales 6.000 / Por 5 juegos de manteles y servilletas, a 5 pesos 25 / Por 500 varas de trencillas, puntas y encajes, a 4 reales 250 / Por 50 pares de medias de lana de la banda, a 12 reales 75 / Por 2.000 fresadillas de lana, a peso 2.000 / Por 200 pellones ordinarios, a 3 pesos 600 / Por 100 sombreros de vicuña ordinarios, a 3 pesos 300 / Por 400 hachas, a 3 pesos 1.200 / Por 100 azadones, a 3 pesos 300 / 10.750
    • 1788 Viedma Narváez, F. Descripción StaCruz Sierra [2002] Bo (CDH )

      382. A las provincias de Potosí y la Plata.

      Por 200 sombreros de vicuña, a 28 reales 700 / Por el ramo de diezmos perteneciente a la mesa capitular del arzobispado 28.000 / Por la trigésima al colegio seminario 1.458 1 /
    • 1821 Lobo, J. B. et alii Arancel general interino México p. 27 Mx (BD)
      Paños de primera, segunda y tercera hasta de una y tres cuartas varas de ancho. vara 40. = Y medios paños, pañetes, royales y droguetes apañados hasta de una vara. 16. = De medio castor y vicuña hasta una y tres cuartas varas. 64. = Pañetes id. id. hasta una vara. 32.
    • 1830 Anónimo "Fábricas y manufacturas en Rusia" [06-03-1830] pp. 42-43 Semanario Instructivo (Cádiz) Esp (HD)
      3º Cuatrocientas fábricas de paño, en que se tejen cinco millones de archines, de los cuales tres millones se emplean en vestir la tropa, dos se gastan en el comercio interior del país. En dichas fábricas se trabajan también 4 millones de archines de paño fino, casimiros, vicuñas, franela etc. 4º Setecientas fábricas de sebo y de jabón, que anualmente dan al comercio hasta dos millones de libras de estas dos sustancias.
    • 1843 Gil Zárate, A. "El empleado" p. 79 Españoles pintados, I Esp (BD)
      Pero una vez nombrado escribiente de número, y adquirida de este modo la investidura de verdadero Empleado, ya era preciso presentarse con los requisitos de tal [...]; este equipage, sin embargo, no llegaba á su complemento, sino cuando ya era oficial; y andando el tiempo, tomada posesion de los grados altos, se usaba la vicuña, el terciopelo rizado, el encaje en vuelos y chorrera, y la ancha bolsa en el peluquin muy empolvado.
    • 1862 Gutiérrez, R. Lázaro [1862] 13 Ar (CDH )
      / La manta de vicuña recogida / bajo aquel aro de cambiante brillo, / del chiripá en los pliegues compartida / se envuelve en el cribado calzoncillo: / el poncho leve que arrolló y descuida / cuelga en la empuñadura del cuchillo, / y los caireles de su fleco baja, / de la lujosa espuela á la rodaja.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] II, 84 Pe (CDH )
      Las gradas de San Lorenzo estaban desiertas, y sólo se paseaba en ellas un viejecito enclenque, envuelto en una capa, vieja como él, pero sin manchas ni remiendos, y cubierta la cabeza con el tradicional sombrero de vicuña.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Al fin, y por consecuencia del cataclismo de 1746, en que se fué a pique la nave en que él servía, tuvo que establecerse en Lima, donde se ocupó en oficios mecánicos, en los que, según él mismo cuenta, era muy hábil; pues llegó a hacer de una pieza guantes, botones de clérigo y escarpines de vicuña, con la circunstancia de que el paño más fino no alcanza la delicadeza de mis obras, que en varias artes entro y salgo con la misma destreza que si las hubiera aprendido por reglas; pero, desgraciadamente, las medras las he gastado sin medrar.
    • 1881 Anónimo "Levitas rectas y cruzadas" (Anuncio) [11-10-1881] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Levitas rectas y cruzadas en castor y edredon; Pardesús (sobretodos) en diagonales, jergas, vicuñas y chinchillas. Chaqués y americanas en paten, tricot y jerga. Gran surtido de trages de todas clases y precios desde lo regular á lo mejor y más rico; todo construido con elegancia y esmero.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Vicuña [...] Paño que se hace de esta lana.
    • 1888 Acevedo Díaz, E. Ismael [1991] Ur (CDH )
      — ¡Así ha de ser! —repuso en voz breve, lívido y descompuesto el del rosillo, envolviéndose con giro rápido en el brazo izquierdo una especie de chal de vicuña que había traído a modo de banda sobre el cojinillo de su montura.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      El dedo meñique de la mano derecha se le torció siendo mozo, al dar un bofetón a su amigo, y desde entonces usa un medio guante de vicuña, aunque maneja con gracia peculiar aquella mano.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Cuando Pancorbo entró en casa de Estéfano Benites, éste se encontraba en una sala-tenducho, sentado alrededor de una pequeña mesa cubierta con un poncho de vicuña, jugando a la brisca en compañía de los mismos sujetos que conocimos trincando el morito en casa del gobernador.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Un alcalde, vestido de gala con su sombrero de vicuña, sol de plata en el pecho, manto negro, vara alta con canutillos de plata y la trenza de sus cabellos cuajada de hilos de vicuña, se presentó trayendo de las riendas un brioso alazán en que cabalgó el coronel don Bruno de Paredes.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      yo tomaré blanquito no más —pidió don Sebastián, que había cambiado la capa por un poncho de vicuña con fajas de seda color aroma.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Mientras tanto los pasajeros de primera recorrían las mercaderías colocadas a izquierda y derecha de la línea, cuyas vendedoras indias ofrecían guantes de vicuña, duraznos en conserva, mantequillas, quesos y chicharrones de las acreditadas ganaderías del interior o sierra del Perú.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      pero aquí, ¿de dónde diantres sacamos naipes? —contestó uno de los paisanos que estaba envuelto con una bufanda de vicuña.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      francamente, yo no me opongo a que marche Manuel, y dale mi reloj de oro y mi poncho de vicuña con fajas azules —contestó don Sebastián, dirigiéndose a doña Petronila, que se aproximaba con un vaso conteniendo un líquido mixto y curioso con el fondo amarillo y la superficie roja.
    • 1892 Obligado, R. Poesías Ar (CDH )
      Iba un anciano trepando / En ágil mula la sierra, / Desde el sombrero a la barba / Suelto el barbijo de seda; / Poncho de agreste vicuña / Con franjas, flecos y hojuelas, / Ha medio siglo bordado / Por su finada la prenda; / Llevaba usutas (sandalias / No he de decir en mi tierra), / Que así le guardan los pies / Como le sirven de espuelas; / Un guardamonte de cuero / Con que se cubre las piernas, / A cuyo empuje se inclinan / Arbustos, cardos, malezas; / Y huyen guanacos y cabras / Cuando, al trotar de la bestia, / Con resonantes crujidos / Sobre sus flancos golpea.
    • 1892 Obligado, R. Poesías 207 Ar (CDH )
      / Se enamoró de un soldado / De la santa independencia, / Que con Dávila fué a Chile / A luchar por su bandera; / Y como era tejedora / De las pocas y las buenas, / Le hizo un poncho de vicuña / Más liviano que hoja seca.
    • 1900 Anónimo "Almacenes de artículos" (Anuncio) [09-05-1900] La Vanguardia (Barcelona) Esp (HD)
      Almacenes de Artículos para Caballeros y Niños. Sastrería á Medida. SOMBRERERIA. CORBATERÍA. CAMISERÍA. ZAPATERÍA. [...] TEMPORADA PRIMAVERA. Sección de confección. Trajes completos para Caballero de vicuñas negro ó azul.... de Ptas. 38 á 83.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 335 Pe (CDH )
      Su arco y su aljaba / eran de oro, y cetro, diadema, escudo, cuanto lucía; / y el manto, de vicuña, piedras preciosas y orfebrería.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] 215 Bo (CDH )
      Venía suelto de talle, con el poncho de vicuña doblado sobre el hombro, un pañuelo de seda blanca cuidadosamente anudado al cuello, sombrero alón echado un poco hacia atrás y la falda levantada por delante.
    • 1919 Arguedas, A. Raza [1988] Bo (CDH )
      Iban metidos en sus abrigos y el cuello envuelto en calientes chales de vicuña.
    • 1922 Vallejo, C. Trilce [1993] Pe (CDH )
      / Nosotros reiremos a hurtadillas de esto, / mordiendo el canto de las tibias colchas / de vicuña ¡y no me vayas a hacer cosas! / Los humos de los bohíos ¡ah golfillos / en rama! madrugarían a jugar / a las cometas azulinas, azulantes, / y, apañuscando alfarjes y piedras, nos darían / su estímulo fragante de boñiga, / para sacarnos / al aire nene que no conoce aún las letras, / a pelearles los hilos.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA [...] Tejido que se hace de esta lana.
    • 1931 Jardiel Poncela, E. Once mil vírgenes [1996] Esp (CDH )
      Vestía una túnica gris-hielo de vicuña; no llevaba medias, y en sus piernas prodigiosas unos coraquenques, finamente tatuados en colores, desplegaban triunfalmente las alas.
    • 1931 Jardiel Poncela, E. Once mil vírgenes [1996] Esp (CDH )
      (Y la arrancó la túnica de vicuña.)
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      Llevaba poncho de vicuña, espuelas de plata y grande chambergo.
    • 1932 Reyles, C. Gaucho Florido [1969] Ur (CDH )
      Llevaba los calzoncillos arremangados y el cuerpo desnudo bajo el poncho de vicuña.
    • 1934 Bombal, M. L. Última niebla [1997] Ch (CDH )
      Mientras lo sigo, arrebujada en la vieja manta de vicuña, que me echara compasivamente sobre los hombros la buena mujer que nos sirviera una comida improvisada, compruebo con sorpresa que sus sarcasmos no hacen sino revolverse contra él mismo.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      El apero rutilaba de piezas de plata y el hombre prolongaba hacia él la negrura lustrosa de su caballo con un gran poncho de vicuña que flotaba pesadamente al viento.
    • 1941 Alegría, C. Mundo [1978] Pe (CDH )
      Encargaba los ponchos de vicuña a los departamentos del centro o del sur porque en el norte no abundaban.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] 535 Ar (CDH )
      Lo que solicitó en seguida mi atención fue cierto personaje sentado frente al hemiciclo y sobre un pedestal: era un hombre rústico, de facciones tostadas y expresión atónita, que vestía bombachas de campo y un poncho de vicuña muy raído;
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Miraba como abriendo grandes horizontes, vestía un poncho de vicuña y un chiripá sombrío; y Adán Buenosayres, temblando como una hoja, reconoció la efigie auténtica del abuelo Sebastián.
    • 1948 Marechal, L. Adán Buenosayres [1999] Ar (CDH )
      Te han dejado calzar las botas negras que, con el poncho de vicuña y el facón de cabo de plata, constituyen la sola herencia que recibiste del abuelo Sebastián; y el uso de aquellas botas es, a tus ojos, un comienzo de la hombría.
    • 1951 Chueca Goitia, F. Semblante Madrid [1951] Esp (CDH )
      En estas calles aledañas de la Plaza Mayor se fijó el comercio clásico de Madrid, y allí iban los elegantes a buscar sedanes, chinchillas y vicuñas para sus trajes y paños de Béjar para sus capas, y las mozas de estampa, pañolería chinesca para realzar el palmito.
    • 1951 Pz Bustamante, C. HImperio español [1951] Esp (CDH )
      Desde el puerto de Santa, a 9º de latitud Sur, regresaron a Panamá (1527), llevando algunos objetos de oro y plata, mantas de vicuña y algunos indios.
    • 1951 Rojas, M. Hijo ladrón [2001] Ch (CDH )
      »Días después bajó de un tren un señor de pera y ponchito de vicuña y habló con el inspector.
    • 1953 Draghi Lucero, J. Noches argentinas [1953] 118 Ar (CDH )
      Montones de ponchos de vicuña hacían las mejores camas.
    • 1953 Draghi Lucero, J. Noches argentinas [1953] Ar (CDH )
      Todavía se dejó estar al calor de los ponchos de vicuña y luego se levantó y fué en busca de leña para el fueguito, pero a su vuelta, cargado con ramas y tronquitos, encontró en su real un fuego prendido y ya servido el té de flores con miel silvestre y tortilla al rescoldo.
    • 1953 Draghi Lucero, J. Noches argentinas [1953] 300 Ar (CDH )
      Se tapó con los ponchos de vicuña, y mientras se apagaba el fuego, se fué quedando dormido...
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Una bufanda de vicuña colgaba de su cuello; los botones de su camisa eran morados.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Allí estaba ese viajero; su bufanda de vicuña, su sombrero de hechura india, sus polainas con hebillas amarillas, los botones morados de su camisa; sus cabellos largos, apelmazados por el sudor; sus ojos verdes, pero como diluidos por el frío.
    • 1958 Arguedas, J. M. Ríos Profundos [1986] Pe (CDH )
      Caminan de diario con polainas viejas, vestidos de diablo fuerte o casinete, y una bufanda de vicuña o de alpaca en el cuello.
    • 1958 Delibes, M. Diario emigrante [1958] Esp (CDH )
      La chavala, que no es tonta, echó el ojo a un chal de vicuña, pero buen precio tiene el condenado.
    • 1958 Delibes, M. Diario emigrante [1958] Esp (CDH )
      ¡A presumir se ha dicho! Anduvimos mirando chales de vicuña, pero pedían la luna y finalmente la chavala compró uno de pelo de vicuña que exactamente valen la décima parte y son más abrigados.
    • 1962 Carpentier, A. Siglo luces [1979] Cu (CDH )
      Pero aun envuelto, arrebujado, metido en frazadas de lana, en ponchos de vicuña, seguía temblando.
    • a1969 Arguedas, J. M. Zorro arriba [1990] 219 Pe (CDH )
      De pie o sentado, siempre con su bufanda de vicuña, cuando tocaba parecía que alcanzaba con sus piernas y la voz de su instrumento la torre de Eiffel y la Estatua de la Libertad, y se comía ambos monumentos.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 330 Pe (CDH )
      Ahí la vería, alta, blanca, elegante, seria, entraría navegando sobre la alfombra de vicuña y la oiría qué cansada estoy y llamaría a su Quetita.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 331 Pe (CDH )
      Incluso no hacía falta que fueran los escolares ni los empleados públicos, no iba a caber tanta gente en la Plaza, señor Bermúdez: que se quedaran estudiando y trabajando, nomás— Quetita se desnudaría y ella rápido, rápido, y la vería alta, oscura, dura, elástica, vulgar, encogiéndose para sacarse la blusa y moviendo los pies, rápido, rápido, y sus zapatos caerían sin ruido a la alfombra de vicuña.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] 330 Pe (CDH )
      También se había calculado que asistirían empleados de las reparticiones públicas, aunque eso no significaría mucha gente, y él ahí, inmóvil, oculto, a oscuras, esperaría mirando las alfombras de vicuña y los cuadros y la ancha cama con dosel y tules.
    • 1969 Vargas Llosa, M. Conversación [1996] Pe (CDH )
      Sí, era su sirvienta, un triple motivo de regocijo para los cajamarquinos decía el senador, no aquí sino en la casa-hacienda que ella tendría en Cajamarca, por el honor que significa que visite nuestra tierra decía el senador, una casa-hacienda llena de viejos muebles y largos corredores y cuartos con mullidas alfombras de vicuña donde ella se aburriría mientras el marido atendía la senaduría en la capital, y porque va a inaugurar el nuevo puente y el primer tramo de la carretera decía el senador, una casa llena de cuadros y sirvientes pero la sirvienta que ella preferiría sería Quetita, su Quetita.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] Ch (CDH )
      Cubrí sus pies con un poncho de vicuña y los míos con otro.
    • 1970 Donoso, J. Obsceno pájaro [1990] 276 Ch (CDH )
      Yo he visto a don Jerónimo alzar el brazo y con él los pliegos de su poncho de vicuña como el del cacique, para indicar que aquí no ha pasado nada, que éste es territorio vedado, que la voluntad de su gesto es eliminar, desgajar del volumen entero el trozo que está dispuesto a mostrar.
    • 1983 Cortázar, J. Reunión [1983] 38 Ar (CDH )
      Y así el tiempo, los bailes, dos o tres bailes, las radiografías de Nico, después el auto del petiso Ramos, la noche de la farra en casa de la Beba, las copas; el paseo en auto hasta el puente del arroyo, una luna, esa luna como una ventana de hotel allá arriba, y Laura en el auto negándose, un poco bebida, las manos hábiles, los besos, los gritos ahogados, la manta de vicuña, la vuelta en silencio, la sonrisa de perdón.
    • 1987 Azúa, F. Hombre humillado [1991] Esp (CDH )
      En pleno delirio de Calisay —por cierto, algo más negro y pastoso de lo habitual— entra un hombre maduro vestido con una impecable chaqueta de vicuña y un sombrerito tirolés.
    • 1987 Edwards, J. Anfitrión [1987] Ch (CDH )
      Barajaba y me acordaba de un hermano de mi abuelo que solía contar estas cosas en el corredor del primer patio, meciéndose en su sillón de paja, y que tenía una barba frondosa y una chalina de vicuña encima de los hombros, una chalina de color tabaco, medio deshilachada.
    • 1988 Prensa El País, 01/06/1988 [1988] Esp (CDH )
      Después de cantar el himno peronista, "¡Perón, qué grande sos!" y "Sos el primer trabajador", llegó Menem con cazadora de cuero marrón oscuro, poncho de vicuña al cuello y gesto torero.
    • 1989 Reina, M. M. Alta seducción [1990] Esp (CDH )
      ¿Y el cuello? Fíjate en el cuello: vicuña andina.
    • 1991 Alfaya, J. Traidor melancólico [1991] Esp (CDH )
      Se arrebujó en su poncho de vicuña.
    • 1991 Najenson, J. L. Memorias erotómano [1991] Ar (CDH )
      Usaban manta de vicuña, color pampa, que apenas les protegía la espalda y ocasionalmente el brazo, de alguna embestida, en las noches bravas del Sur.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 19/01/1996 [1996] Esp (CDH )
      Al iniciarse el último lustro del milenio, cuando asoma a la memoria su santa imagen ascendida a la gloria en Alta Gracia, escuchar la música de Falla es ver envueltos en el largo poncho de vicuña sus frágiles huesos, hechos de viento mágico como las flautas sagradas de los incas.
    • 1996 Prensa ABC Cultural, 12/01/1996 [1996] Esp (CDH )
      Rafael Alberti visitó a ese último Falla en el retiro argentino y se refiere a él como "el frailecico" o como "el viejo ángel ermitaño", y lo describe así: "El gran músico, pequeño y encorvado, fino y reverencioso, cubierto hasta los pies de un poncho de vicuña cuya severidad y color pardo hacían pensar en la monástica estameña"
    • 2001 Pedraza Pz Castillo, P. Mujer escorpión Bo (CORPES)
      Aparentemente, se trataba del lugar preferido por los del sindicato de transportistas. Las "chicas" eran de vestido y polleras, muy limpias y elegantes, en especial las de pollera que lucían sus blusas bordadas y sus polleras festivas de brocados estampados con mantas de vicuña, aretes de perlas netas engarzadas en oro y plata, además de los broches y accesorios típicos del lugar.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Tejido que se hace de esta lana.
    • 2003 Figueras, M. Kamchatka Ar (CORPES)
      Apenas el Citroën anunció la llegada con su batifondo los abuelos salieron a recibirnos. El abuelo estaba gordo como siempre; recuerdo el poncho de vicuña que llevaba echado sobre los hombros. Alta y flaca, la abuela poseía una elegancia natural. Parecía un número 1 al lado del 0 rechoncho que era el abuelo; juntos conformaban el sistema binario sobre el que se fundaba ese universo.
    • 2007 Santis, P. El enigma de París Ar (CORPES)
      Salí vestido con un traje que estrenaba, un chambergo y un poncho de vicuña que mi madre me había insistido en que llevara. Usar el chambergo era una gran felicidad: lo tenía desde hacía ya un tiempo, pero en Buenos Aires no podía usarlo, porque bastaba que llevara sobre la cabeza un sombrero así para que a uno lo tornaran por hombre de avería y lo retaran a duelo criollo.
    • 2011 Franco Ortega, M. "Juanita Taillansier" [31-12-2011] La Razón (La Paz) Bo (HD)
      De la Riva, que nació en 1958, atrajo la ternura de la tía. “La recuerdo claramente como parte de los años felices de mi niñez”. Y “me parece verla acostada, por las noches, apoyada en sus almohadas, una larga y otra cuadrada, una sobre la otra...” [...]. Antes había tendido “su colcha de vicuña, y envuelto su camisón con una botella de agua caliente; apagaba las luces de la casa y, acompañada de su perrito que la seguía a todas partes, se venía a acostar a mi lado”.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Tejido que se hace de la lana de la vicuña.
    • 2015 Anónimo (Redacción) "El placer de tocar un jersey de vicuña" [06-09-2015] El Ideal Gallego (La Coruña) Esp (HD)
      La gran calidad de las prendas se comprueba con el tacto. Castellanos asegura que pasar la mano por encima de un jersey de vicuña es como tocar algo líquido, una sensación sin parangón que solo se produce cuando la materia prima se concentra sin alteraciones. Con cuatro colecciones al año desde 2014, dos de hombre y dos de mujer, la ropa que tiene su casa en la ciudad ya ha desfilado en Tranoi (París) y Pitti Uomo (Florencia).
    • 2016 Agencia Efe "Líderes de APEC" [20-11-2016] La República (Guayaquil) Ec (HD)
      Los líderes de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) recibieron hoy de regalo en Lima una manta de vicuña, el más fino pelo de camélido suramericano, y una caja de madera con pisco, aceite de oliva, café, cacao y bocadillos de los llamados “súper alimentos”. El mandatario peruano, Pedro Pablo Kuczynski, entregó a sus colegas del Asia Pacífico las mantas de color marrón con las que posaron en la foto de familia de la cumbre APEC.
    • 2018 Sirouyan, C. "Las mejores postales de Alta Gracia" [10-06-2018] Clarín (Buenos Aires) Ar (HD)
      Antes de ser seducido por Alta Gracia, [Manuel de] Falla fue invitado por el Teatro Colón de Buenos Aires para dirigir cuatro conciertos de música de su país. La Guerra Civil española había golpeado sin piedad al más afamado compositor y director de orquesta gaditano, que encontró algo de reparo hasta su muerte -en 1946- en su nueva casa y en los jardines y salones del Sierras Hotel. Ataviado con su poncho de vicuña y una chalina de alpaca, hasta ese elegante bastión de la aristocracia se acercaba todas las tardes para asistir a la ceremonia del té de las 5 en punto.
  3. 1⟶sinécdoque
    s. f. Lana de vicuña.
    docs. (1627-2014) 12 ejemplos:
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] II, 387 Ve (CDH )
      Poníase un balandrán largo de paño fino, cerrado por delante, todo ribeteado de raso, con cuatro mangas, las dos de la estatura del cuerpo, que era bien crecida, y la otra en que metía los brazos; un sombrero del mismo color, cubierto con tela de vicuña peluda, a modo de felpa, aunque no tan fina, de muy grande copa y falda, que con el gran cuerpo que tenía (el cabello crespo y algo largo, moreno y no muy bien agestado, y a caballo siempre en un frisón, también de gran cuerpo) admiraba a la gente.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Lana de la vicuña.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] II, 387 Ve (CDH )
      Poníase un balandrán largo de paño fino, cerrado por delante, todo ribeteado de raso, con cuatro mangas, las dos de la estatura del cuerpo, que era bien crecida, y la otra en que metía los brazos; un sombrero del mismo color, cubierto con tela de vicuña peluda, a modo de felpa, aunque no tan fina, de muy grande copa y falda, que con el gran cuerpo que tenía (el cabello crespo y algo largo, moreno y no muy bien agestado, y a caballo siempre en un frisón, también de gran cuerpo) admiraba a la gente.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Las Mugeres visten faldellin; pero muchas usan de Anacos , así en los Pueblos como en las Estancias; donde pasan no pocas su vida guardando ganados é hilando por el campo lana para las fabricas de Xerga, Pañetes, Alfombras, Ponchos, Pañuelos y otras telas de su uso: también hilan algodón para Tocuyo y diferentes telas de mezcla con vicuña, algodón, seda y lanas de carneros de Castilla, de la tierra, ó Llamas, y Huanácos; representando en ellas figuras de animales, aves, & a.
    • 1802 Anónimo "Se vende una capa nueva" [24-12-1802] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      En una de las 4 esquinas de la calle de la Abada y Olivo alto, fabrica de espíritus aromáticos, darán razón de un perro lebrel que se vende, de 5 meses, cachorro, muy fino. Se vende una capa nueva de paño de Vicuña, color de abellana, con cuellos y embozos de chinchilla, hecha al estilo del dia, la que se dará con equidad: darán razon en la calle del Barco, casa n. 4 qto. tercero interior.
    • 1814 Anónimo "Entrada y salida de buques" [17-08-1814] Mercurio Español (Madrid) Esp (HD)
      Cádiz = [...] Del Callao de Lima, la fragata española la Primorosa Mariana, con cacao, vicuña, carneros, cobre, madera: 80 piezas de plata y 3 de oro á la real Hacienda, 768321 ps. fs. en plata y oro 1256 marcos de plata 3157 castellanos y 6 tomines de oro. De Terranova el bergantín ingles Roberto con bacalao. De Stockolmo el queche sueco Dorotea con tablas, yerro y piedras de amolar.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Un alcalde, vestido de gala con su sombrero de vicuña, sol de plata en el pecho, manto negro, vara alta con canutillos de plata y la trenza de sus cabellos cuajada de hilos de vicuña, se presentó trayendo de las riendas un brioso alazán en que cabalgó el coronel don Bruno de Paredes.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 14 Pe (CDH )
      / En la otra, venía Jimena haciendo viaje / de regreso: en sus plantas el carcaj de un salvaje, / en su espalda el adorno de vicuña más rico / y en su diestra las plumas del más raro abanico... / Y se hablaron.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA [...] Lana de este animal.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Lana de este animal.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      vicuña [...] Pe, Bo, Ch. Lana de vicuña y tejido hecho con ella.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Lana de la vicuña.
    • 1627 Simón, P. Noticias historiales Indias I [1992] II, 387 Ve (CDH )
      Poníase un balandrán largo de paño fino, cerrado por delante, todo ribeteado de raso, con cuatro mangas, las dos de la estatura del cuerpo, que era bien crecida, y la otra en que metía los brazos; un sombrero del mismo color, cubierto con tela de vicuña peluda, a modo de felpa, aunque no tan fina, de muy grande copa y falda, que con el gran cuerpo que tenía (el cabello crespo y algo largo, moreno y no muy bien agestado, y a caballo siempre en un frisón, también de gran cuerpo) admiraba a la gente.
    • c1793-p1801 Ruiz, H. Rel viaje Perú y Chile [1952] Esp (CDH )
      Las Mugeres visten faldellin; pero muchas usan de Anacos , así en los Pueblos como en las Estancias; donde pasan no pocas su vida guardando ganados é hilando por el campo lana para las fabricas de Xerga, Pañetes, Alfombras, Ponchos, Pañuelos y otras telas de su uso: también hilan algodón para Tocuyo y diferentes telas de mezcla con vicuña, algodón, seda y lanas de carneros de Castilla, de la tierra, ó Llamas, y Huanácos; representando en ellas figuras de animales, aves, & a.
    • 1802 Anónimo "Se vende una capa nueva" [24-12-1802] Diario de Madrid (Madrid) Esp (HD)
      En una de las 4 esquinas de la calle de la Abada y Olivo alto, fabrica de espíritus aromáticos, darán razón de un perro lebrel que se vende, de 5 meses, cachorro, muy fino. Se vende una capa nueva de paño de Vicuña, color de abellana, con cuellos y embozos de chinchilla, hecha al estilo del dia, la que se dará con equidad: darán razon en la calle del Barco, casa n. 4 qto. tercero interior.
    • 1814 Anónimo "Entrada y salida de buques" [17-08-1814] Mercurio Español (Madrid) Esp (HD)
      Cádiz = [...] Del Callao de Lima, la fragata española la Primorosa Mariana, con cacao, vicuña, carneros, cobre, madera: 80 piezas de plata y 3 de oro á la real Hacienda, 768321 ps. fs. en plata y oro 1256 marcos de plata 3157 castellanos y 6 tomines de oro. De Terranova el bergantín ingles Roberto con bacalao. De Stockolmo el queche sueco Dorotea con tablas, yerro y piedras de amolar.
    • 1884 RAE DRAE 12.ª ed. (NTLLE)
      Vicuña [...] Lana de este animal.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Un alcalde, vestido de gala con su sombrero de vicuña, sol de plata en el pecho, manto negro, vara alta con canutillos de plata y la trenza de sus cabellos cuajada de hilos de vicuña, se presentó trayendo de las riendas un brioso alazán en que cabalgó el coronel don Bruno de Paredes.
    • 1889 Matto Turner, C. Aves [2000] Pe (CDH )
      Su larga y espesa cabellera caía sobre la espalda sujeta en una trenza cuyo remate estaba hecho de cintilla tejida de hilo de vicuña, y su cabeza cubierta por la graciosa monterilla andaluza traída por los conquistadores y conservada en uso por la afición que existe entre los indios a los vestidos de fantasía y de colores vivos.
    • 1906 Chocano, J. S. Alma América [1906] 14 Pe (CDH )
      / En la otra, venía Jimena haciendo viaje / de regreso: en sus plantas el carcaj de un salvaje, / en su espalda el adorno de vicuña más rico / y en su diestra las plumas del más raro abanico... / Y se hablaron.
    • 1925 RAE DRAE 15.ª ed. (NTLLE)
      VICUÑA [...] Lana de este animal.
    • 2001 RAE DRAE 22.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Lana de este animal.
    • 2010 ASALE DiccAmericanismos (NTLLE)
      vicuña [...] Pe, Bo, Ch. Lana de vicuña y tejido hecho con ella.
    • 2014 RAE DLE 23.ª ed. (NTLLE)
      vicuña. [...] f. Lana de la vicuña.
  4. 2⟶metonimia
    s. m. Miembro de la facción, compuesta inicialmente por andaluces, castellanos, extremeños y manchegos, enfrentada a los vascos por el control de las minas de plata de Potosí entre 1622 y 1625.
    docs. (1736-2015) 27 ejemplos:
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 4 Pe (CDH )
      Pues aunque la de D. Antonio se imprimió en Lisboa, es su Historia harto limitada; donde sólo se refieren algunos casos particulares, con las tres destrucciones desta Villa: cuales fueron, el derramamiento de sangre en aquellas memorables guerras de los Vicuñas; la inundación de la laguna de Cari-cari; y la rebaja de la moneda, que hizo el presidente Don Francisco de Nestares Marín.
    • 2015 Mercado, I. "Entrevista José Mari Esparza Zabalegui" [23-08-2015] Página Siete (La Paz) Bo (HD)
      ― ¿Cuál es el fallo de la historiografía boliviana? ― En Bolivia yo me encontré desde el principio con una premisa falsa que dice que la guerra entre los vascongados y los vicuñas (los castellanos) supone la primera expresión de criollismo porque de alguna manera los criollos se empiezan a sublevar contra la Corona y que por eso llevaban los sombreros de vicuña, que los caracterizaban como criollos. Esto es absolutamente falso porque todos llegaron aquí al mismo tiempo, posiblemente llegaron incluso antes muchos de los vascongados; si se revisan los apellidos, eran todos venidos en las mismas flotas, incluso algunos de ellos ya nacidos en Potosí. La disputa se daba por poder y por dinero, y por las mismas razones que se daba el enfrentamiento dentro de España. El criollismo era de unos y de otros en el siglo XVIII cuando se dan estas guerras; más bien es el poder vascongado el que permanece y se pone a participar en el proceso de independencia y de eso los acusan también. Puedes analizar el acta de independencia de Bolivia (que la he estado leyendo estos días) y aparece un Olañeta, aparece un Urcullo, aparece un Mendizábal, la mayoría son vascos. compuesta por andaluces, criollos y mestizos, que entre 1622 y 1625 competía por el poder en Potosí, Bolivia. Frecuentemente, en plural en alusión a "la guerra de los vicuñas".
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 4 Pe (CDH )
      Pues aunque la de D. Antonio se imprimió en Lisboa, es su Historia harto limitada; donde sólo se refieren algunos casos particulares, con las tres destrucciones desta Villa: cuales fueron, el derramamiento de sangre en aquellas memorables guerras de los Vicuñas; la inundación de la laguna de Cari-cari; y la rebaja de la moneda, que hizo el presidente Don Francisco de Nestares Marín.
    • 1819 Anónimo "Continuacion" [10-05-1819] Continuación del Almacén de Frutos Literarios o Semanario de Obras Inéditas (Madrid) Esp (HD)
      Estaban en el Potosí los vizcainos ostigados, y los manchegos y extremeños temerosos de que el nuevo gobernador don Felipe Manrique no los castigase, así porque queria hacerse respetar, como porque mostraba aficion á los vizcainos por su casamiento con la viuda de Berastegui. Este recelo hizo ponerse en salvo á unos cuantos, que por haberse retirado á los montes fueron llamados los Vicuñas; pero irritados del castigo que el gobernador habia hecho en la persona de Felipe Pastor, y de algunos otros de sus amigos, asaltaron una noche la casa del gobernador, le dejaron por muerto y se retiraron.
    • 1865 Quesada, V. G. "Los Vicuñas. Vida colonial siglo XVII" [01-01-1865] pp. 359-360 La Revista de Buenos Aires (Buenos Aires) Ar (HD)
      La plebe se habia alzado y unido á los vicuñas al cebo del pillaje y al incentivo del robo, apesar de que, la Real Audiencia habia mandado que el que asilase á un vicuña incurria en la pena capital. Innecesario es recordar que uno de los mas ardientes vicuñas era el malhadado amante, quien pretendia asaltar el convento de monjas, y arrebatar á su amada de los sagrados cláustros [...].
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      La eficacia de sus medidas extirpó en Potosí el bando de los Vicuñas que durante algunos años había traído revuelto y ensangrentado el mineral; y sólo el genio y el valor del marqués pudieron impedir que se apoderase de Lima el pirata Jacobo L'Heremite, que por cinco meses bloqueó el Callao con una escuadra de trescientos cañones y mil setecientos hombres de desembarco.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      El bando de los vicuñas, llamado así por el sombrero que usaban sus afiliados, llevaba la peor parte en la guerra civil de Potosí. Los vascongados dominaban por el momento, porque el corregidor de la imperial villa, don Rafael Ortiz de Sotomayor, les era completamente adicto. Los vascongados se habían adueñado de Potosí, pues ejercían los principales cargos públicos. De los veinticuatro regidores del Cabildo, la mitad eran vascongados, y aun los dos alcaldes ordinarios pertenecían a esa nacionalidad, no embargante expresa prohibición de una real pragmática.

    • 1912 Bayo, C. Chuquisaca p. 6 Bo (BD)
      Los andaluces, extremeños y demás españoles procedentes de otras provincias se conjuraron contra los vascongados, usando como distintivo sombrero de lana de vicuña, por lo cual se les llamó los vicuñas.
    • 1935 Alarcón, A. Era una vez [1940] pp. 66-67 Bo (FG)
      Una noche, don Gonzalo hizo recaer la charla sobre el desabrimiento que existía aún en las relaciones de vascongados y vicuñas [...] dijéronme, ese jaque vino de Sevilla y con su venida cachaporral (?) alenté a los que, poco más tarde, debían llamarse los vicuñas y púsose a la cabeza dellos [...]
    • 1946-1952 Ballesteros Gaibrois, M. HAmérica [1952] Esp (CDH )
      Los conflictos interiores, sin embargo, no dejaban tranquilos tampoco a los gobernantes, como sucedió en tiempos del conde de Lemos (1667-72), en que las rivalidades de los montañeses (vascongados y montañeses) contra los «vicuñas» (andaluces y criollos), ya manifestadas en tiempos del marqués de Guadalcázar y del de Mancera, adquieren enorme virulencia, llegándose a dar la batalla de Laycanota, en la que el jefe de los revoltosos, Salcedo, es derrotado.
    • 2002 Lorandi, A. M. Guerra y sociedad en el virreinato del Perú Pe (CORPES)
      Uno de los casos más conocidos fueron los combates entre "vicuñas y vascongados" que ensangrentaron Potosí a comienzos del siglo XVII. Esas rivalidades reflejan la competencia entre vizcaínos ricos por un lado y por el otro castellanos, andaluces, criollos y mestizos (los "vicuñas") que pretendían acceder a las ricas vetas del cerro. No se puede olvidar tampoco la cantidad de población flotante que rondaba por Potosí, atraída por la esperanza de las riquezas fáciles, que habían hecho tan famoso su cerro.
    • 2005 Hausberger, B. "Paisanos" p. 284 Poder y resistencia (BD)
      La guerra de los vicuñas contra los vascongados empezó en 1622, y después de haber cobrado docenas de vidas, menguaría lentamente a partir de 1625. No fue un evento singular, sino un episodio más de una cadena de incidentes sangrientos que caracterizan la historia andina colonial. La brutalidad entre vicuñas y vascos fue producto y parte de una cultura de violencia que se había desarrollado en el virreinato del Perú durante la conquista y las sangrientas guerras civiles del siglo XVI, cuando los españoles emprendieron una encarnizada lucha por el control sobre el territorio andino, extremamente rico en metales preciosos.
    • 2015 Mercado, I. "Entrevista José Mari Esparza Zabalegui" [23-08-2015] Página Siete (La Paz) Bo (HD)
      ― ¿Cuál es el fallo de la historiografía boliviana? ― En Bolivia yo me encontré desde el principio con una premisa falsa que dice que la guerra entre los vascongados y los vicuñas (los castellanos) supone la primera expresión de criollismo porque de alguna manera los criollos se empiezan a sublevar contra la Corona y que por eso llevaban los sombreros de vicuña, que los caracterizaban como criollos. Esto es absolutamente falso porque todos llegaron aquí al mismo tiempo, posiblemente llegaron incluso antes muchos de los vascongados; si se revisan los apellidos, eran todos venidos en las mismas flotas, incluso algunos de ellos ya nacidos en Potosí. La disputa se daba por poder y por dinero, y por las mismas razones que se daba el enfrentamiento dentro de España. El criollismo era de unos y de otros en el siglo XVIII cuando se dan estas guerras; más bien es el poder vascongado el que permanece y se pone a participar en el proceso de independencia y de eso los acusan también. Puedes analizar el acta de independencia de Bolivia (que la he estado leyendo estos días) y aparece un Olañeta, aparece un Urcullo, aparece un Mendizábal, la mayoría son vascos. compuesta por andaluces, criollos y mestizos, que entre 1622 y 1625 competía por el poder en Potosí, Bolivia. Frecuentemente, en plural en alusión a "la guerra de los vicuñas".
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] 4 Pe (CDH )
      Pues aunque la de D. Antonio se imprimió en Lisboa, es su Historia harto limitada; donde sólo se refieren algunos casos particulares, con las tres destrucciones desta Villa: cuales fueron, el derramamiento de sangre en aquellas memorables guerras de los Vicuñas; la inundación de la laguna de Cari-cari; y la rebaja de la moneda, que hizo el presidente Don Francisco de Nestares Marín.
    • 1702-1736 Arzans Orsúa Vela, B. HPotosí [1945] Pe (CDH )
      Quedó esta Plaza tan grande (aunque más prolongada que ancha) y de mucha capacidad sus portales, y cuando las guerras de los Vicuñas, con su infantería y caballería se daban crueles batallas en esta plaza sin embarazo alguno, y cuando se hacían fiestas reales y otras que no lo fuesen no se embarazaban en ella tanta muchedumbre de caballos, carros triunfales y otras máquinas de invenciones.
    • 1819 Anónimo "Continuacion" [10-05-1819] Continuación del Almacén de Frutos Literarios o Semanario de Obras Inéditas (Madrid) Esp (HD)
      Estaban en el Potosí los vizcainos ostigados, y los manchegos y extremeños temerosos de que el nuevo gobernador don Felipe Manrique no los castigase, así porque queria hacerse respetar, como porque mostraba aficion á los vizcainos por su casamiento con la viuda de Berastegui. Este recelo hizo ponerse en salvo á unos cuantos, que por haberse retirado á los montes fueron llamados los Vicuñas; pero irritados del castigo que el gobernador habia hecho en la persona de Felipe Pastor, y de algunos otros de sus amigos, asaltaron una noche la casa del gobernador, le dejaron por muerto y se retiraron.
    • 1819 Anónimo "Continuacion" [10-05-1819] Continuación del Almacén de Frutos Literarios o Semanario de Obras Inéditas (Madrid) Esp (HD)
      Este año se castigó á los Vicuñas, quedando en quietud el Potosí con la muerte de unos pocos, destierro de otros y un perdón general que concedió el virey del Perú, marques de Guadalcazar, que á la sazón se hallaba con el cuidado de esperar á los holandeses, que con 11 navíos estaban en la costa de Chile.
    • 1865 Quesada, V. G. "Los Vicuñas. Vida colonial siglo XVII" [01-01-1865] pp. 359-360 La Revista de Buenos Aires (Buenos Aires) Ar (HD)
      La plebe se habia alzado y unido á los vicuñas al cebo del pillaje y al incentivo del robo, apesar de que, la Real Audiencia habia mandado que el que asilase á un vicuña incurria en la pena capital. Innecesario es recordar que uno de los mas ardientes vicuñas era el malhadado amante, quien pretendia asaltar el convento de monjas, y arrebatar á su amada de los sagrados cláustros [...].
    • 1865 Quesada, V. G. "Los Vicuñas. Vida colonial siglo XVII" [01-01-1865] p. 364 La Revista de Buenos Aires (Buenos Aires) Ar (HD)
      La ciudad dormida aun no daba síntomas de despertar. El vicuña entró pensativo en su casa y se acostó: desde aquel día su frente se nubló, no con los colores sombríos de la venganza, sinó con la melancolía de la incertidumbre y los sinsabores de la duda, aun no le alcanzaba la fé. El amoroso trovador no pulsó mas su laúd: cuando se sentia angustiado, oraba.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      La eficacia de sus medidas extirpó en Potosí el bando de los Vicuñas que durante algunos años había traído revuelto y ensangrentado el mineral; y sólo el genio y el valor del marqués pudieron impedir que se apoderase de Lima el pirata Jacobo L'Heremite, que por cinco meses bloqueó el Callao con una escuadra de trescientos cañones y mil setecientos hombres de desembarco.
    • 1874 Palma, R. Tradiciones peruanas II [2003] Pe (CDH )
      Era esta una de las épocas de auge para el mineral pues el bando de los vicuñas había celebrado una especie de armisticio con la parcialidad contraria y la gente no pensaba sino en desentrañar plata para gastarla sin medida.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Un mes después doña Leonor y los vicuñas volvían a tomar el camino de Potosí; pero la misma noche en que abandonaron Lima, una ronda encontró en una calleja el cuerpo de Ortiz de Sotomayor con un puñal clavado en el pecho.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      Por fortuna, la casa de la aventura sólo distaba una cuadra del palacio; y pocos minutos después el capitán de la escolta con un piquete de alabarderos sorprendía a seis de los vicuñasconjurados para matar al virrey o para arrancarle por la fuerza alguna concesión en daño de los vascongados.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Un hombre tan avisado como el de Esquilache no necesitaba de más para comprender que se le había tendido una celada, y que estaba en una casa que probablemente era por esa noche el cuartel general de los vicuñas, de cuya animosidad contra su persona tenía ya algunos barruntos.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      Mas recelando la justa venganza de sus enemigos, montó a caballo y vínose a Lima, propalando antes que no había hecho sino cumplir al pie de la letra instrucciones del virrey, lo que, como hemos visto, no era verdad, pues su excelencia no lo autorizaba en su carta para decapitar a nadie sin sentencia previa.

      Tras de Ortiz de Sotomayor viniéronse a Lima muchos de los vicuñas.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Cuando al amanecer se encontraron los vicuñas con este horrible espectáculo, la emprendieron a cuchilladas con las gentes del corregidor, quien tuvo que tomar asilo en una iglesia.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Partidario de los vascongados, creyó que la carta del virrey lo autorizaba para cometer una barrabasada; y una noche hizo apresar, secreta y traidoramente, a don Alfonso Yáñez y a ocho o diez de los principales vicuñas, mandándoles dar muerte y poner sus cabezas en el rollo.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      — Pues de buen grado no quieren ser nuestras las vicuñitas, hombres somos para conquistarlas con la punta de la espada.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      Los vicuñasse habían juramentado a no permitir que sus hijas o hermanas casasen con vascongados; y uno de éstos, a cuya noticia llegó el formal compromiso del bando enemigo, dijo en plena plaza de Potosí:

      — Pues de buen grado no quieren ser nuestras las vicuñitas, hombres somos para conquistarlas con la punta de la espada.

    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )
      Los criollos, castellanos y andaluces formaron alianza para destruir, o equilibrar por lo menos, el predominio de aquéllos, y tal fué el origen de la lucha que durante muchos años ensangrentara esa región, y a la que el general de los vicuñas, don Francisco Castillo, puso término en 1624, casando a su hija doña Eugenia con don Pedro de Oyanume, uno de los principales vascongados.
    • 1875 Palma, R. Tradiciones peruanas III [1967] Pe (CDH )

      El bando de los vicuñas, llamado así por el sombrero que usaban sus afiliados, llevaba la peor parte en la guerra civil de Potosí. Los vascongados dominaban por el momento, porque el corregidor de la imperial villa, don Rafael Ortiz de Sotomayor, les era completamente adicto. Los vascongados se habían adueñado de Potosí, pues ejercían los principales cargos públicos. De los veinticuatro regidores del Cabildo, la mitad eran vascongados, y aun los dos alcaldes ordinarios pertenecían a esa nacionalidad, no embargante expresa prohibición de una real pragmática.

    • 1912 Bayo, C. Chuquisaca p. 6 Bo (BD)
      Los andaluces, extremeños y demás españoles procedentes de otras provincias se conjuraron contra los vascongados, usando como distintivo sombrero de lana de vicuña, por lo cual se les llamó los vicuñas.
    • 1935 Alarcón, A. Era una vez [1940] pp. 66-67 Bo (FG)
      Una noche, don Gonzalo hizo recaer la charla sobre el desabrimiento que existía aún en las relaciones de vascongados y vicuñas [...] dijéronme, ese jaque vino de Sevilla y con su venida cachaporral (?) alenté a los que, poco más tarde, debían llamarse los vicuñas y púsose a la cabeza dellos [...]
    • 1935 Alarcón, A. Era una vez [1940] p. 139 Bo (FG)
      [...] consistía en vincular con diligencia, que es la madre de la buena ventura, a los mejores de los vascongados y vicuñas [...]
    • 1942 F.J. Santamaría. DiccGralAmericanismos (NTLLE)
      VICUÑA [...] Apodo que en la época colonial (mediados del siglo XVI) dieron los llamados vascongados, en Bolivia, a sus enemigos del bando contrario, en la guerra de castas que entonces hubo, que se llamó guerra de las vicuñas, en la cual se aplicó a éstos el sobrenombre porque llevaban sombreros de pelo de vicuña.
    • 1946-1952 Ballesteros Gaibrois, M. HAmérica [1952] Esp (CDH )
      Los conflictos interiores, sin embargo, no dejaban tranquilos tampoco a los gobernantes, como sucedió en tiempos del conde de Lemos (1667-72), en que las rivalidades de los montañeses (vascongados y montañeses) contra los «vicuñas» (andaluces y criollos), ya manifestadas en tiempos del marqués de Guadalcázar y del de Mancera, adquieren enorme virulencia, llegándose a dar la batalla de Laycanota, en la que el jefe de los revoltosos, Salcedo, es derrotado.
    • 2002 Lorandi, A. M. Guerra y sociedad en el virreinato del Perú Pe (CORPES)
      Uno de los casos más conocidos fueron los combates entre "vicuñas y vascongados" que ensangrentaron Potosí a comienzos del siglo XVII. Esas rivalidades reflejan la competencia entre vizcaínos ricos por un lado y por el otro castellanos, andaluces, criollos y mestizos (los "vicuñas") que pretendían acceder a las ricas vetas del cerro. No se puede olvidar tampoco la cantidad de población flotante que rondaba por Potosí, atraída por la esperanza de las riquezas fáciles, que habían hecho tan famoso su cerro.
    • 2005 Hausberger, B. "Paisanos" p. 284 Poder y resistencia (BD)
      La guerra de los vicuñas contra los vascongados empezó en 1622, y después de haber cobrado docenas de vidas, menguaría lentamente a partir de 1625. No fue un evento singular, sino un episodio más de una cadena de incidentes sangrientos que caracterizan la historia andina colonial. La brutalidad entre vicuñas y vascos fue producto y parte de una cultura de violencia que se había desarrollado en el virreinato del Perú durante la conquista y las sangrientas guerras civiles del siglo XVI, cuando los españoles emprendieron una encarnizada lucha por el control sobre el territorio andino, extremamente rico en metales preciosos.
    • 2005 Hausberger, B. "Paisanos" p. 289 Poder y resistencia (BD)
      Ha sido costumbre considerar el conflicto entre vascongados y vicuñas como una contienda étnica. Se relata cómo en Potosí los vascos habían llegado a apropiarse del control político y económico, y cómo un grupo contrario se planteó poner fin a este predominio. Los enemigos de los vascongados no se pueden definir tan fácilmente por categorías étnicas, si no es por una negación, como se podría llamar al rechazo y al odio compartido contra un grupo étnico específico. Inicialmente solían ser señalados como castellanos, otros los identificaban con los extremeños [...] y, finalmente, los más decididos formaron la pandilla de los vicuñas, que fueron descritos como un conglomerado tanto de criollos que se vanagloriaban de su origen castellano aunque fueran mestizos, como de españoles de las diferentes partes de la Corona de Castilla. En su interior había facciones de andaluces, extremeños y manchegos, y se encontraban también portugueses y extranjeros
    • 2015 Mercado, I. "Entrevista José Mari Esparza Zabalegui" [23-08-2015] Página Siete (La Paz) Bo (HD)
      ― ¿Cuál es el fallo de la historiografía boliviana? ― En Bolivia yo me encontré desde el principio con una premisa falsa que dice que la guerra entre los vascongados y los vicuñas (los castellanos) supone la primera expresión de criollismo porque de alguna manera los criollos se empiezan a sublevar contra la Corona y que por eso llevaban los sombreros de vicuña, que los caracterizaban como criollos. Esto es absolutamente falso porque todos llegaron aquí al mismo tiempo, posiblemente llegaron incluso antes muchos de los vascongados; si se revisan los apellidos, eran todos venidos en las mismas flotas, incluso algunos de ellos ya nacidos en Potosí. La disputa se daba por poder y por dinero, y por las mismas razones que se daba el enfrentamiento dentro de España. El criollismo era de unos y de otros en el siglo XVIII cuando se dan estas guerras; más bien es el poder vascongado el que permanece y se pone a participar en el proceso de independencia y de eso los acusan también. Puedes analizar el acta de independencia de Bolivia (que la he estado leyendo estos días) y aparece un Olañeta, aparece un Urcullo, aparece un Mendizábal, la mayoría son vascos. compuesta por andaluces, criollos y mestizos, que entre 1622 y 1625 competía por el poder en Potosí, Bolivia. Frecuentemente, en plural en alusión a "la guerra de los vicuñas".
  5. s. f. Ch Saco de arpillera empleado como colchón o como ropa de cama.
    docs. (1923-1984) 4 ejemplos:
    • 1923 Silva, V. D. Palomilla p. 105 Ch (BD)
      Sus compañeros de pieza, que eran dos pampinos, se hallaban, en cuanto a mobiliario, en condiciones aún peores. No tenían ni un mal cajón que hiciera las veces de velador, y sólo poseían cada uno un saco de arpillera, al que llamaban pomposamente “la vicuña”, y que les servía de colchón y de ropero.
    • 1929 Echeverría Reyes, A. Voces industr sal Ch (FG)
      VICUÑAS. — Sacos salitreros vacíos, que se emplean como ropa de cama.
    • 1944 Sabella, A. Norte grande [1959] p. 101 Ch (BD)
      La adusta pampa que, únicamente los “18” detenía las faenas embrutecedoras; […] la pampa que denigraba al hombre por su ausencia de todo respeto humano y que los reducía en zahurdas de “calaminas”, verdaderos infiernos en el día y que en la noche transminaban y “traspiraban”; la pampa de los “catres de elefantes”: una “calamina” sobre cuatro tarros parafineros; la pampa de las “vicuñas”: un saco salitrero que cubría los huesos doloridos; la pampa de las “casas de latas”, con su alumbrado a carburo, sus naipes de maula y su guía de fiichas”; la pampa de los muertos por un cartucho de dinamita!
    • 1984 Morales Pettorino, F. / Quiroz Mejías, Ó. / Peña Álvz, J. J. DiccChilenismos, I Ch (NTLLE)
      vicuña/ [f] [...] fig. sal. Saco de arpillera que usa el pampino como colchón o frazada, y aun para guardar sus efectos personales.
  6. Acepción lexicográfica
  7. s. f. Ni "Sombreros que se usaron hace muchos años en Nicaragua, hechos de piel de vicuña o de una imitación de la misma piel"(Valle, DiccNicaragüense-1948).
    Sinónimo: vicuño
    docs. (1948) Ejemplo:
    • 1948 Valle, A. DiccNicaragüense Ni (NTLLE)
      Vicuña. Sombreros que se usaron hace muchos años en Nicaragua, hechos de piel de vicuña o de una imitación de la misma piel.
  8. Acepción lexicográfica
  9. s. f. "Tela antigua que hacían tejiendo lana y estambre" (Calero Lpz Ayala, LéxAlcarreñoConquense-1987).
    docs. (1987) Ejemplo:
    • 1987 Calero Lpz Ayala, J. L. LéxAlcarreñoConquense Esp (NTLLE)
      VICUÑA. (Barj.). Tela antigua que hacían tejiendo lana y estambre. Era el género ideal con que en tiempos pasados se confeccionaba la capa española. Es palabra quechua, quizá porque inicialmente este tejido se hiciera con lana de la vicuña, animal mamífero andino.

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex
cerrar

Buscador general de la RAE