5.ª Entrega (enero de 2018)
Versión del 31/01/2018
Familia Ver familia de palabras
violoncillo s. (1611-)
violoncillo
Etim. Del diminutivo de violón (formado con el sufijo -illo, a), con influencia del italiano violoncello.

Los primeros testimonios de la voz violoncillo, procedentes del Tesoro de Covarrubias, en 1611 (al hilo de la voz cinfonia) y de la Vida, virtudes y milagros del apóstol del Perú P. Fray Francisco Solano, de D. Córdova Salinas, en 1643, parecen aludir de manera genérica a un instrumento de cuerda frotada de pequeño tamaño. Así, Covarrubias afirma que "Algunos pobres franceses suelen traer un instrumento, a modo de violoncillo", es decir, un instrumento pequeño cuyo cuerpo o caja tiene la forma del violón pequeño; cabe mencionar, además, que Covarrubias empleará la voz violones para designar a toda la familia de cordófonos frotados sin trastes de diversos tamaños. En la Vida, virtudes y milagros del Apóstol del Perú P. Fray Francisco Solano, de D. Córdova Salinas, en 1643, y en el panegírico dedicado al mismo santo, Sol y Año Feliz del Perú San Francisco Solano, de P. Rodríguez Guillén, en 1735, el violoncillo de dos cuerdas que tañía el santo es otras veces denominado rabel y rabelillo, un instrumento similar al violín de faltriquera o incluso a una pequeña fídula o rabelillo rústico, lo que redundaría en el hecho ya señalado de que en estos primeros testimonios de violoncillo solo se pretende aludir a un instrumento de cuerda frotada de pequeño tamaño, quedando violón, desde esta perspectiva, como voz genérica y ocasional para cualquier cordófono de arco. El hecho de que el violoncillo de San Francisco Solano tuviera dos cuerdas solamente puede responder al carácter mitificador del panegírico; así, las dos cuerdas se relacionan, por un lado, místicamente con los dos preceptos de "Amor de Dios" y al "Próximo", con lo milagroso y sobrenatural, al hacer posible tocar armoniosamente un instrumento de solo dos cuerdas ("contra todas las reglas de la música"), al tiempo que eleva al santo a un estado superior al mismo rey David: "Para consuelo de los enfermos usaba el Santo de un Rabelillo, que solia traer en la manga. Componiase de dos solas cuerdas, que segun arte, no podian formar consonancia; pero el Santo, sin saber tañer, ni cantar, para que todo fuese sobrenatural, tocaba, y cantaba en él Canciones Divinas, con tal melodia, que como Divino Orfeo supendia á sus oyentes, y el mismo quedaba muchas vezes suspenso á su harmonia. Sin duda, que en estas dos cuerdas pulsaba el Santo los dos Preceptos de el Amor de Dios, y del Proximo, en que se comprehende toda la Ley de Gracia: In his duobus universa Lex pendet" (Sol y Año Feliz del Perú San Francisco Solano, 1735, p. 329). 

En 1739, el Diccionario de Autoridades de la Academia incluye esta voz como lema independiente y la definía como "violón pequeño", aunque no recurría a autoridad alguna que avalara el uso, y consignaba también una segunda acepción, 'mal tocador de violón', para la que aportaba el testimonio de El maestro de danzar, comedia de P. Calderón de la Barca (publicada en 1664), si bien el valor de tal acepción no es del todo claro, pues podría tratarse del mismo modo del diminutivo de violón, como una referencia inespecífica a cualquier instrumento de la familia de los violones, como de la 'persona que toca el violón', y que puede estar empleado aquí tanto con intención afectiva como despectiva. Dado el contexto confuso de este testimonio, parece preferible no incluirlo en la acepción metonímica, ya que se trata de un valor claramente marcado, que, por otra parte, solo se ha recogido en los repertorios lexicográficos. Esta acepción fantasma se mantendrá en los diccionarios hasta 1931, cuando la consigna Pagés por última vez en su Gran diccionario de la lengua castellana, si bien en esta obra se define, probablemente por error, como "Mal tocador de violín" y no de violón, como se afirma en el resto de los diccionarios, definición que, por otra parte, quizás tuviera su origen en una remisión interna de Terreros (1788), quien tras definir "el que toca mal el violon" añade "V. Mal violinista"; sin embargo, lo que Terreros hace es remitir a 'Mal violinista', no porque conceda tal significado al lema violoncillo (pues ha quedado definido como "el que toca mal el violón"), sino porque es precisamente en la entrada de violinista donde cobra significado la expresión: "mal violinista, guitarrista, &c. el que toca mal algun instrumento de cuerdas".

Con la acepción de 'instrumento musical de cuerda y arco perteneciente a la familia del violín y la viola, afinado una octava más grave que esta, que se coloca entre las piernas del ejecutante, quien lo toca sentado', se atestigua en 1758, en la Oración fúnebre en las exequias de nuestro santíssimo padre Benedicto XIV, escrito por M. Barrera Narváez y Cárcamo, en homenaje al Pontífice fallecido, quien había reformado algunas cuestiones relativas a la música en el culto religioso, contexto en el que se citan los violoncillos, junto a violas y violones; no constan testimonios posteriores claros hasta 1825, concretamente en el Diario de Avisos de Madrid (Madrid), en septiembre y octubre de 1825, en sendos anuncios de ventas. En la prensa española surge una interesante polémica acerca del nombre adecuado que correspondería a este instrumento, como alternativa castiza a las voces italianizantes violonchelo y violoncello. Aunque es cierto que esta voz se presenta como la traducción castellana del italiano violoncello (como se advierte en el ejemplo de enero de 1916 de la Revista Musical Hispano-Americana (Madrid): "O traduzcamos violoncillo, o dejemos las cosas como estaban") algún autor descarta su empleo por no estar admitida en los diccionarios (como se apunta en otro artículo al respecto publicado en agosto del mismo año en la misma revista).

Notas filológicas

A partir de 1780, la Academia reduce su primera acepción a "d[iminutivo] de violon", definición que se mantiene hasta 1843. En esta misma edición del Diccionario de la Academia se consigna por última vez el lema violoncillo (aunque los diccionarios de Salvá y Domínguez lo registran aún, con sus dos acepciones, en 1846 y 1847, respectivamente, mientras que Alemany y Bolufer, en 1917, y Pagés, en 1931, lo consignan solo en la segunda acepción). Sin embargo, y a pesar de que violoncello (o violonchelo) se define en el DRAE (desde que esta voz se recoge por primera vez en la edición de 1837 hasta después de 1843) como "violón más pequeño que el común", no parece plausible que el Diccionario de Autoridades se refiriera al instrumento denominado violoncello o violonchelo, pues estas voces se documentan en español medio siglo más.

    Acepción en desuso
  1. s. m. Instrumento musical de cuerda y arco de pequeño tamaño.
    docs. (1611-1735) 5 ejemplos:
    • 1611 Covarrubias, S. Tesoro Cast f. 191v Es (NTLLE)
      [...] Algunos pobres franceses suelen traer un instrumento, a modo de violoncillo, y en el vientre d'él cierta orden de cuerdas, que con unas teclas que salen por defuera las arrima a una rueda, que trayéndola a la redonda con la mano derecha, tocando las teclas con la mano izquierda, la haze sonar suavemente. [...]
    • 1643 Córdova Salinas, D. Fray Francisco Solano [1643] p. 91 Es (BD)
      Tomava un violoncillo, y con el se iba a cantar delante del Santisimo Sacramento, y de la Imagen de nuestra Señora, y se quedava elevado en oracion.
    • 1643 Córdova Salinas, D. Fray Francisco Solano [1643] p. 91 Es (BD)
      [...] á ratos reia con señales de tanta gloria, que tocava el violoncillo, diziendo mil ternuras al Niño Iesus, dando bueltas, y saltos de regozijo, y alegria.
    • 1664 Calderón Barca, P. Maestro de danzar [1664] f. 44r Tercera parte comedias, Calderón Es (BD)
      Toco el violin y soy maestro / de los demas violoncillos, / y a las bodas desta casa / traeré todos mis ministros.
    • 1735 Rdz Guillén, P. Sol y Año p. 357 Es (BD)
      Mucha harmonía cuasaba, que el Santo Solano tañesse tan dulcemente un Violoncillo con solo dos cuerdas contra todas las reglas de la Musica; pues mucha mas harmonía debe hacer, que tan dulcemente suene á los oídos de los fieles una sola cuerda Serafica, quando á sus puertas se toca, pidiendo en sonora voz el Limosnero: Para nuestro Padre San Francisco.
  2. s. m. Mús. Instrumento musical de cuerda y arco perteneciente a la familia del violín y la viola, afinado una octava más grave que esta, que se coloca entre las piernas del ejecutante, quien lo toca sentado.
    docs. (1758-2016) 14 ejemplos:
    • 1758 Barrera Narváez Cárcamo, M. Oración fúnebre Benedicto XIV [1758] p. 31 Es (BD)
      [...] y aun confessaba que aquel su Tratado de la Musica de los Templos, le dió el ultimo impulso, para la Reforma, que hizo dentro de su Estado: por lo que citandolo varias vezes en aquella su doctissima Carta Encyclica, que embió por las Iglesias, recomienda el Canto llano, ó Gregoriano, reforma el Figurado, o de Organo, y condena el Theatral. En quanto a instrumentos, permite que se agreguen al Organo Violas, Violones, Violoncillos, y Baxones, que sirven para reforzar los pechos: Pero al mismo tiempo prohibe los Tympanos, Obues, Cuernos de Caza, Trompas, Vandurrias, y Flautas, que solo sirven de interrumpir á los Fieles la devocion, y hacer un Canto Theatral.
    • 2016 Siemens Hnz, L. Maestros Catedral Las Palmas [2016] p. 36 Es (BD)
      Complemento inseparable del arpa para la conformación del bajo continuo español es el violón o, en ocasiones, el bajón. Durante el siglo XVII, el violón observa dos versiones en España: un instrumento tipo 8’ (equivalente al violoncello, esto es, violoncillo) y otro tipo 16’, es decir, con sonido real que opera una octava más grave que lo notado (equivalente al contrabajo), versión esta que es, a nuestro entender, la más representativa y, desde luego, también la más adecuada para acompañar a los grandes coros actuales.
    • 1758 Barrera Narváez Cárcamo, M. Oración fúnebre Benedicto XIV [1758] p. 31 Es (BD)
      [...] y aun confessaba que aquel su Tratado de la Musica de los Templos, le dió el ultimo impulso, para la Reforma, que hizo dentro de su Estado: por lo que citandolo varias vezes en aquella su doctissima Carta Encyclica, que embió por las Iglesias, recomienda el Canto llano, ó Gregoriano, reforma el Figurado, o de Organo, y condena el Theatral. En quanto a instrumentos, permite que se agreguen al Organo Violas, Violones, Violoncillos, y Baxones, que sirven para reforzar los pechos: Pero al mismo tiempo prohibe los Tympanos, Obues, Cuernos de Caza, Trompas, Vandurrias, y Flautas, que solo sirven de interrumpir á los Fieles la devocion, y hacer un Canto Theatral.
    • 1825 Anónimo "VENTAS. Violoncillo" [14-09-1825] p. 3 Diario de Avisos de Madrid (Madrid) Es (HD)
      Se vende un violoncillo bien tratado de excelentes vocesy de uno de los mejores autores, que se dará á precio muy comodo. El que quiera verlo acudirá al almacen de papel de música frente á la soledad.
    • 1843 Anónimo "Correspondencia Viena" [02-07-1843] p. 7 El Anfión Matritense (Madrid) Es (HD)
      Ultimamente, el viernes santo, se cantó en la capilla imperial un Miserere del mismo maestro compuesto para dos tiples, contralto, dos tenores, dos bajos y coro con acompañamiento de violin, violoncillo y bajo.
    • 1848 Anónimo "Miscelánea [...] Teatro Cruz" [08-09-1848] p. 3 Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Es (HD)
      El lunes próximo se presentará en el teatro de la Cruz el célebre profesor de violoncillo Casella, que tantos elogios y obsequios ha recibido en las primeras capitales de Europa y últimamente en la Granja, donde ha tocado en presencia de SS. MM.
    • 1882 Anónimo "VENDE piano vertical " (Anuncio) [01-03-1882] p. 4 La Iberia (Madrid) Es (HD)
      Se vende Un piano vertical precio arreglado; y un violoncillo muy bueno de [...] Mirencourt.
    • 1916 Zubialde, I. "Tecnicismo musical" [01-01-1916] p. 5 Revista Musical Hispano-Americana (Madrid) Es (HD)
      Violonchelo-Violoncello. Otra novedad reciente es la de haber adoptado la ortografía fonética española para esta y alguna otra voz italiana, como varticella. Precisamente lo que encuentro más criticable en tal modificación es que no se haya extendido a todas las palabras que se hallan en el mismo caso. Aqui continúa imperando el silogismo, y en los mismos programas, y hasta en el mismo renglón donde figuraba el violonchelo, hemos visto escrito allegro y scherzo. Digo lo de antes; al vado o a la puente. O traduzcamos violoncillo, o dejemos las cosas como estaban.
    • 1916 Di Gonsa "Encuesta Zubialde" [31-08-1916] p. 13 Revista Musical Hispano-Americana (Madrid) Es (HD)
      ¿Violoncillo, violoncelo o violonchelo? La primera de estas palabras no está admitida, al menos no la encuentro en ninguno de los diccionarios que tengo a mano; en todos aparecen las dos últimas. Reducida a ellas la elección, porque no creo que estemos en el caso de inventar, sino de elegir, sin titubeos me decido por violonchelo, tal como está escrita.
    • 1929 Anónimo "Nochebuena guardia" [24-12-1929] p. 2 La Correspondencia Militar (Madrid) Es (HD)
      Y ya que no sea posible centralizar en la peñola de un poetilla el anhelo que me impulsa, invito a los niños españoles, ricos o pobres, a que de su propio númen saquen la canción, y cuando tañan el violoncillo pristino de sonar áspero, y cuando hieran el cuero terso de los tambores ante el Nacimiento, se acuerden de los otros niños que ahora lloran. Para ellos no existe la Nochebuena.
    • 1931 Avecilla, C. R. "Castedo, pintura y rebeldía" [22-02-1931] p. 25 La Unión Ilustrada (Málaga) Es (HD)
      Una noche y otra noche y otra noche, mientras Abelardo Corvio y Barrio, el pianista, y Cole, el del violoncillo, nos regalan con las caricias de Mozart o con los zarpazos de Boris, Castedo permanece con los brazos cruzados y la cabeza baja.
    • 2006 Parejas, Mª J. "Historia con partituras" [01-06-2006] nº 20, p. 131 T`inkazos. Revista Boliviana de Ciencias Sociales (La Paz) Bo (HD)
      En 1996, el párroco del pueblo, Walter Newrith, invitóa Rubén Darío Suárez Arana, un joven de una comunidad cercana que estaba terminando sus estudios de dirección orquestal, para iniciar un proceso de rescate de la tradición musical, tanto en lo que se refiere a la interpretación como a la fabricación de instrumentos de cuerdas (violines y violoncillos). El joven director convocó a 60 niños y jóvenes guarayos de ambos sexos y con ellos nació el Coro y Orquesta de Urubichá y, por tanto, el Instituto de Formación Integral de Urubichá.
    • 2009 Elena Hurtado, M. Acario mágico [2009] cap. 4, p. 115 Ch (BD)
      De L'Appel de la Terre, que quedó inconclusa, se conservan en la Biblioteca Nacional once manuscritos escritos entre 1923 y 1925. Estos incluyen versiones para violín y piano de 15 páginas; otra [...] escrita en octubre de 1923 para flauta, fagot, tres violines, dos violas, dos violoncillos, arpa, voz y piano, y otra partitura incompleta de 14 páginas para tres flautas, tres oboes, tres clarinetes, clarinete bajo, dos fagots, contrafagot, cuatro cornos, dos trompetas, tres trombones, tuba, arpa, tambour de basque, cymbal antique, celesta y cuerdas.
    • 2016 Siemens Hnz, L. Maestros Catedral Las Palmas [2016] p. 36 Es (BD)
      Complemento inseparable del arpa para la conformación del bajo continuo español es el violón o, en ocasiones, el bajón. Durante el siglo XVII, el violón observa dos versiones en España: un instrumento tipo 8’ (equivalente al violoncello, esto es, violoncillo) y otro tipo 16’, es decir, con sonido real que opera una octava más grave que lo notado (equivalente al contrabajo), versión esta que es, a nuestro entender, la más representativa y, desde luego, también la más adecuada para acompañar a los grandes coros actuales.
    • 1758 Barrera Narváez Cárcamo, M. Oración fúnebre Benedicto XIV [1758] p. 31 Es (BD)
      [...] y aun confessaba que aquel su Tratado de la Musica de los Templos, le dió el ultimo impulso, para la Reforma, que hizo dentro de su Estado: por lo que citandolo varias vezes en aquella su doctissima Carta Encyclica, que embió por las Iglesias, recomienda el Canto llano, ó Gregoriano, reforma el Figurado, o de Organo, y condena el Theatral. En quanto a instrumentos, permite que se agreguen al Organo Violas, Violones, Violoncillos, y Baxones, que sirven para reforzar los pechos: Pero al mismo tiempo prohibe los Tympanos, Obues, Cuernos de Caza, Trompas, Vandurrias, y Flautas, que solo sirven de interrumpir á los Fieles la devocion, y hacer un Canto Theatral.
    • 1825 Anónimo "VENTAS. Violoncillo" [14-09-1825] p. 3 Diario de Avisos de Madrid (Madrid) Es (HD)
      Se vende un violoncillo bien tratado de excelentes vocesy de uno de los mejores autores, que se dará á precio muy comodo. El que quiera verlo acudirá al almacen de papel de música frente á la soledad.
    • 1825 Anónimo "Guitarrería Manuel González" [20-10-1825] p. 4 Diario de Avisos de Madrid (Madrid) Es (HD)
      En la guitarreria de D. Manuel Gonzalez, calle de Majaderitos, se vende un violin, una viola con caja para los dos y un violoncillo, todo con equidad.
    • 1843 Anónimo "Correspondencia Viena" [02-07-1843] p. 7 El Anfión Matritense (Madrid) Es (HD)
      Ultimamente, el viernes santo, se cantó en la capilla imperial un Miserere del mismo maestro compuesto para dos tiples, contralto, dos tenores, dos bajos y coro con acompañamiento de violin, violoncillo y bajo.
    • 1848 Anónimo "Miscelánea [...] Teatro Cruz" [08-09-1848] p. 3 Diario Oficial de Avisos de Madrid (Madrid) Es (HD)
      El lunes próximo se presentará en el teatro de la Cruz el célebre profesor de violoncillo Casella, que tantos elogios y obsequios ha recibido en las primeras capitales de Europa y últimamente en la Granja, donde ha tocado en presencia de SS. MM.
    • 1882 Anónimo "VENDE piano vertical " (Anuncio) [01-03-1882] p. 4 La Iberia (Madrid) Es (HD)
      Se vende Un piano vertical precio arreglado; y un violoncillo muy bueno de [...] Mirencourt.
    • 1888 Anónimo (Allegro) "Algo sobre Wagner" [19-01-1888] p. 3 El País. Diario Republicano-Progresista (Madrid) Es (HD)
      -¿Pues, y esta fuga? ¿Y este canon? ¿Y este acorde de sexta y este motivo que toma el violoncillo, y de instrumento en instrumento cual mariposa que revolotea de flor en flor, va á parar á la soprano?
    • 1916 Zubialde, I. "Tecnicismo musical" [01-01-1916] p. 5 Revista Musical Hispano-Americana (Madrid) Es (HD)
      Violonchelo-Violoncello. Otra novedad reciente es la de haber adoptado la ortografía fonética española para esta y alguna otra voz italiana, como varticella. Precisamente lo que encuentro más criticable en tal modificación es que no se haya extendido a todas las palabras que se hallan en el mismo caso. Aqui continúa imperando el silogismo, y en los mismos programas, y hasta en el mismo renglón donde figuraba el violonchelo, hemos visto escrito allegro y scherzo. Digo lo de antes; al vado o a la puente. O traduzcamos violoncillo, o dejemos las cosas como estaban.
    • 1916 Di Gonsa "Encuesta Zubialde" [31-08-1916] p. 13 Revista Musical Hispano-Americana (Madrid) Es (HD)
      ¿Violoncillo, violoncelo o violonchelo? La primera de estas palabras no está admitida, al menos no la encuentro en ninguno de los diccionarios que tengo a mano; en todos aparecen las dos últimas. Reducida a ellas la elección, porque no creo que estemos en el caso de inventar, sino de elegir, sin titubeos me decido por violonchelo, tal como está escrita.
    • 1929 Anónimo "Nochebuena guardia" [24-12-1929] p. 2 La Correspondencia Militar (Madrid) Es (HD)
      Y ya que no sea posible centralizar en la peñola de un poetilla el anhelo que me impulsa, invito a los niños españoles, ricos o pobres, a que de su propio númen saquen la canción, y cuando tañan el violoncillo pristino de sonar áspero, y cuando hieran el cuero terso de los tambores ante el Nacimiento, se acuerden de los otros niños que ahora lloran. Para ellos no existe la Nochebuena.
    • 1931 Avecilla, C. R. "Castedo, pintura y rebeldía" [22-02-1931] p. 25 La Unión Ilustrada (Málaga) Es (HD)
      Una noche y otra noche y otra noche, mientras Abelardo Corvio y Barrio, el pianista, y Cole, el del violoncillo, nos regalan con las caricias de Mozart o con los zarpazos de Boris, Castedo permanece con los brazos cruzados y la cabeza baja.
    • 2006 Parejas, Mª J. "Historia con partituras" [01-06-2006] nº 20, p. 131 T`inkazos. Revista Boliviana de Ciencias Sociales (La Paz) Bo (HD)
      En 1996, el párroco del pueblo, Walter Newrith, invitóa Rubén Darío Suárez Arana, un joven de una comunidad cercana que estaba terminando sus estudios de dirección orquestal, para iniciar un proceso de rescate de la tradición musical, tanto en lo que se refiere a la interpretación como a la fabricación de instrumentos de cuerdas (violines y violoncillos). El joven director convocó a 60 niños y jóvenes guarayos de ambos sexos y con ellos nació el Coro y Orquesta de Urubichá y, por tanto, el Instituto de Formación Integral de Urubichá.
    • 2009 Elena Hurtado, M. Acario mágico [2009] cap. 4, p. 115 Ch (BD)
      De L'Appel de la Terre, que quedó inconclusa, se conservan en la Biblioteca Nacional once manuscritos escritos entre 1923 y 1925. Estos incluyen versiones para violín y piano de 15 páginas; otra [...] escrita en octubre de 1923 para flauta, fagot, tres violines, dos violas, dos violoncillos, arpa, voz y piano, y otra partitura incompleta de 14 páginas para tres flautas, tres oboes, tres clarinetes, clarinete bajo, dos fagots, contrafagot, cuatro cornos, dos trompetas, tres trombones, tuba, arpa, tambour de basque, cymbal antique, celesta y cuerdas.
    • 2016 Siemens Hnz, L. Maestros Catedral Las Palmas [2016] p. 36 Es (BD)
      Complemento inseparable del arpa para la conformación del bajo continuo español es el violón o, en ocasiones, el bajón. Durante el siglo XVII, el violón observa dos versiones en España: un instrumento tipo 8’ (equivalente al violoncello, esto es, violoncillo) y otro tipo 16’, es decir, con sonido real que opera una octava más grave que lo notado (equivalente al contrabajo), versión esta que es, a nuestro entender, la más representativa y, desde luego, también la más adecuada para acompañar a los grandes coros actuales.
  3. Acepción lexicográfica
  4. s. m. y f. desp. "Mal tocador de violón" (Alemany Bolufer, DiccLengEsp-1917).
    docs. (1739-1917) 5 ejemplos:
    • 1739 RAE DiccAutoridades (NTLLE)
      VIOLONCILLO. s. m. [...] Tómase tambien por el sugeto, que le toca [el violón] con poca destreza.
    • 1788 Terreros Pando, E. DiccCastVocesCienciasArtes (NTLLE)
      VIOLONCILLO, el que toca mal el violon. V. Mal violinista [sic].
    • 1843 RAE DRAE 9.ª ed. (NTLLE)
      VIOLONCILLO [...] El sugeto que toca el violon con poca destreza.
    • 1846 Salvá, V. NDiccLengCast (NTLLE)
      VIOLONCILLO. [...] || El sugeto que toca el violon con poca destreza. Rudis pulsator barbiti.
    • 1917 Alemany Bolufer, J. DiccLengEsp (NTLLE)
      VIOLONCILLO: m. Mal tocador de violón.
  5. Acepción lexicográfica
  6. s. m. y f. desp. "Mal tocador de violín." (Pagés, GDiccLengCastellana-1931)
    docs. (1931) Ejemplo:
    • 1931 Pagés, A. GDiccLengCastellana (NTLLE)
      VIOLONCILLO: m. Mal tocador de violín [sic].

Diccionario histórico de la lengua española
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE