Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
acento

Hay que distinguir entre el acento prosódico, que es el mayor relieve con que se pronuncia una determinada sílaba dentro de una palabra, y el acento gráfico u ortográfico ―también llamado tilde―, que es el signo con el cual, en determinados casos, se representa en la escritura el acento prosódico.

1. Acento prosódico

A lo largo de la cadena hablada no todas las sílabas se pronuncian con igual relieve. El realce con que se pronuncia una sílaba con respecto a las de su entorno se denomina acento prosódico, también llamado acento de intensidad, léxico, tónico o fonético. Así, en la palabra gato, el acento prosódico recae sobre la primera sílaba: [gáto]; y en la oración Dame mi libro el acento prosódico recae en la primera sílaba del verbo y del sustantivo: [dáme | milíbro] (el posesivo mi, que carece de acento propio, se une al sustantivo libro, con el que forma un grupo acentual). La sílaba sobre la que recae el acento prosódico se denomina sílaba tónica o acentuada, y la que carece de él, átona o inacentuada.

1.1. Palabras tónicas y átonas. Todas las palabras pronunciadas de manera aislada tienen acento prosódico. Sin embargo, dentro de la cadena hablada, no todas las palabras se pronuncian con acento. Así, dependiendo de si en el discurso se pronuncian normalmente con acento o sin él, se distinguen dos clases de palabras: acentuadas o tónicas e inacentuadas o átonas.

a) Palabras tónicas. En español son tónicas las siguientes clases de palabras: los sustantivos (salvo los usados como fórmulas de tratamiento antepuestos a un nombre propio; → 1.1.b); los adjetivos (salvo cuando, antepuestos a un sustantivo, forman parte de una expresión vocativa; → 1.1.b); los verbos, incluidos los auxiliares; casi todos los adverbios; los pronombres personales yo, tú, él, ella, ello, nosotros/as, vosotros/as, nos (en su uso mayestático, referido a la persona que habla, como sujeto o como término de preposición), vos (en el voseo, referido al interlocutor), ellos/as, usted/es, mí, ti, sí, conmigo, contigo y consigo; los demostrativos; los posesivos mío, tuyo, suyo, nuestro, vuestro, y sus femeninos y plurales cuando no aparecen antepuestos al sustantivo; los indefinidos; los numerales; los interrogativos y exclamativos; el relativo cual/es cuando va precedido de artículo y en ciertas locuciones, así como otros relativos en algunos de sus usos (→ tilde2, 3.2.3.a); las interjecciones; algunas conjunciones (normalmente las derivadas de adverbios, como la concesiva así o la temporal apenas), y algunos usos de la conjunción y en oraciones interrogativas (¿Y Pedro?  '¿dónde está Pedro?'; ¿Y si lo encuentran?  '¿qué pasa si lo encuentran?'); y las preposiciones según y vía. Los adverbios en -mente son las únicas palabras que se pronuncian, de manera natural y no enfática, con dos sílabas tónicas: la que corresponde al adjetivo del que derivan y la del segmento -mente, cuya primera sílaba es tónica: dicamente (frente a medicamento), alegremente (sobre la acentuación gráfica de estas palabras, → tilde2, 5.2).

b) Palabras inacentuadas o átonas. Son aquellas que carecen de sílaba tónica, por lo que se pronuncian apoyadas en la palabra tónica que las sigue o las precede, formando con ella un grupo acentual. Estas voces que carecen de independencia fónica se denominan palabras clíticas o clíticos. Si se agrupan con la palabra tónica siguiente, se llaman proclíticos: en mi casa  [enmikása] (la preposición y el posesivo, que son átonos, son aquí palabras proclíticas); y, si lo hacen con la palabra tónica precedente, se llaman enclíticos: dímelo  [dímelo] (los pronombres personales átonos me y lo son, en este caso, palabras enclíticas; los pronombres enclíticos se escriben siempre unidos al verbo). En español son átonas las siguientes clases de palabras: los artículos el, la/s, lo/s, los posesivos antepuestos al nombre (mi, tu, su, nuestro, vuestro, y sus femeninos y plurales); los adverbios tan y medio (tan triste, medio llena), así como aun en ciertos casos (→ tilde2, 4.2); algunos sustantivos usados como fórmulas de tratamiento antepuestos a nombres propios, como don, doña, fray, sor o san(to)/ta/tos/tas; los pronombres personales me, te, se, lo/s, la/s, le/s, nos (salvo en su uso mayestático; → 1.1.a), os; los relativos en la mayoría de sus usos, salvo cual/es, que, precedido de artículo, es tónico (→ 1.1.a); las conjunciones, con algunas excepciones (→ 1.1.a); y las preposiciones, excepto según y vía. También suele ser átono el primer elemento de los nombres de pila compuestos (José Luis  [joseluís], María Luisa  [marialuísa]) o de ciertos topónimos pluriverbales (Buenos Aires  [buenosáires], Nueva York  [nuebayórk]), así como el de otras expresiones complejas como los numerales (tres mil  [tresmíl], veintidós mil  [beintidosmíl]) y algunas locuciones (boca abajo  [bokabájo], cuesta arriba  [kuestarríba]). Son asimismo átonos algunos adjetivos o sustantivos antepuestos a otros sustantivos cuando toda la expresión nominal funciona como vocativo (Dígame, buen hombre [buenómbre]; ¿Podría atenderme, doctora Flores? [doktoraflóres]). Sobre la acentuación gráfica de las expresiones complejas formadas por varias palabras, → tilde2, 5.5.

1.2. Palabras agudas, llanas o graves, esdrújulas y sobresdrújulas. Según el lugar que ocupa en ellas la sílaba tónica, las palabras polisílabas se clasifican en agudas, llanas o graves, esdrújulas y sobresdrújulas.

a) Las palabras agudas son aquellas cuya última sílaba es tónica: reloj, avión, iglú. No se incluyen aquí los monosílabos porque las palabras agudas han de tener, por definición, más de una sílaba.

b) Las palabras llanas o graves son aquellas cuya penúltima sílaba es tónica: piz, blanco, cartera.

c) Las palabras esdrújulas son aquellas cuya antepenúltima sílaba es tónica: jaro, esdrújulo, bado.

d) Las palabras sobresdrújulas son aquellas en las que es tónica alguna de las sílabas anteriores a la antepenúltima: metelo, habiéndosenos, llévesemela. En español solo son sobresdrújulas las palabras compuestas de una forma verbal y dos o tres pronombres enclíticos.

2. Acento gráfico u ortográfico.tilde2.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/acento, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 13/07/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas