Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

aguafuerte. 1. Cuando significa ‘disolución concentrada de ácido nítrico en agua’ y ‘técnica de grabado en metal que utiliza esta sustancia’, se emplea como sustantivo masculino: «Utilizó aguafuerte diluido en aguatinta para algunos de sus mejores grabados» (Abc [Esp.] 1.3.96); «En 1965 aprendió el aguafuerte con el pintor Joan Vilacasas» (Vanguardia [Esp.] 8.4.94). Procede de la locución nominal femenina agua fuerte, que se usaba con la forma el del artículo, al ser agua una palabra con /a/ tónica inicial ( el, 2.1): «¡Hay que tocar el aro con el agua fuerte y calibrar la piedra!» (VInclán Tirano [Esp. 1927]). Con el tiempo, ambas palabras han acabado fundiéndose en una sola de género masculino. Hoy es rara y desaconsejable su escritura en dos palabras.

2. Cuando significa ‘lámina obtenida por el grabado al aguafuerte’ y ‘estampa hecha con esta lámina’, se escribe siempre en una sola palabra y se usa en ambos géneros, con predominio claro del masculino: «Qué escena, santo Dios, para un aguafuerte goyesco» (Laín Descargo [Esp. 1976]); «El pobre Roberto Arlt publicaba en las columnas del diario El Mundo sus Aguafuertes porteñas» (Barnatán Frente [Arg. 1989]).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE