Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
alguno -na

1. El indefinido alguno(s), alguna(s) puede funcionar como determinante: Vinieron algunas personas; o como pronombre: Alguno lo sabrá. Como determinante, toma la forma algún ante sustantivos masculinos, los preceda inmediatamente o no: algún problema, algún buen amigo. Su femenino alguna se apocopa normalmente en algún ante sustantivos que comienzan por /a/ tónica: algún águila, algún hacha (aunque no se considera incorrecto, hoy es infrecuente en estos casos el uso de la forma plena alguna: alguna águila, alguna hacha); pero, si entre el indefinido y el sustantivo se interpone otra palabra, no se produce la apócope: alguna majestuosa águila, alguna afilada hacha. También cuando el adjetivo va pospuesto debe concordar en femenino con el sustantivo: algún águila majestuosa, algún hacha afilada (no ⊗‍algún águila majestuoso, ⊗‍algún hacha afilado).

2. alguno que otro.

Locución determinativa (también usada como pronominal) que expresa cantidad escasa pero imprecisa: «Intercambiaron alguna que otra cortesía» (Siale Ternura [Guin. 2011]); «Arriba del nogal oigo el canto de los jilgueros, y alguno que otro persigue a un tábano y se lo come» (DzCortez Comandante [Chile 2011]). Ante sustantivos masculinos es opcional la apócope del indefinido (alguno/algún que otro amigo), aunque la opción apocopada se documenta cada vez con más frecuencia y es claramente mayoritaria en algunas zonas como España y el área rioplatense: «Leía el Granma de pe a pa y alguno que otro libro edificante» (Celorio Cubanas [Méx. 2006]); «Se ha sentido capaz de controlar alguno que otro dolor o rigidez en la espalda» (Belli Calor [Nic. 2014]); «Se oía a veces algún que otro quejido» (JmnzLozano Grano [Esp. 1988]); «Le gustaba comprarles algún que otro regalo a sus hijas» (Neuman Vez [Arg. 2003]).

3. Si alguno va seguido de un complemento plural introducido por de, aunque la concordancia del verbo vacila a veces entre el singular (de acuerdo con el indefinido) y el plural (de acuerdo con el núcleo del complemento), en la lengua culta debe preferirse la concordancia del verbo con el indefinido, esto es, en singular: «Alguno de los invitados rehusó el convite» (Teitelboim País [Chile 1988]), y no ⊗‍alguno de los invitados rehusaron.

4. Si alguno va seguido de un complemento con nosotros, vosotros o ustedes, la concordancia del verbo vacila entre el singular (de acuerdo con el indefinido) y el plural (de acuerdo con el pronombre personal): «Tal vez alguno de vosotros tenga dudas» (Loureiro Veinte [Esp. 2017]); «Gregorio llamó ayer por la tarde preguntando si alguno de vosotros podéis ir a buscarle» (FdzCastro Novia [Esp. 1987]). Ambas concordancias son válidas, aunque en la lengua culta resulta preferible la primera. Pero, si el complemento no está expreso, sino que va implícito, el verbo ha de ir necesariamente en plural para hacer patente la implicación del hablante o del oyente: «¿Alguna traéis dinero?» (Chacón Voz [Esp. 2002]). Sobre el uso del indefinido alguien en estos contextos, → alguien, 2.

5. Cuando el indefinido alguno va pospuesto al sustantivo, tiene sentido negativo y equivale a ninguno: No hay impedimento alguno por mi parte, equivalente a No hay ningún impedimento por mi parte. Esto ocurre también en locuciones adverbiales del tipo en modo alguno, de modo alguno, en parte alguna, etc. [= en ningún modo, de ningún modo, en ninguna parte, etc.]. Cuando estas locuciones van pospuestas al verbo, exigen que este vaya en forma negativa: «El Gobierno de la isla no puede aceptar de modo alguno esa política» (Proceso [Méx.] 1.12.1996); «La palabra hamburguesa no aparece en parte alguna» (Vanguardia [Esp.] 30.5.1995); por el contrario, cuando se anteponen al verbo, este va en forma afirmativa: En parte alguna aparece la palabra hamburguesa.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/alguno, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 15/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE