Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

casi. 1. Adverbio que significa ‘no totalmente, pero faltando poco para ello’. Suele preceder al elemento oracional al que modifica: «Había un territorio casi despoblado» (Salvador Ecuador [Ec. 1994]); «Casi llegué a creer que me hallaba junto a Evelyne» (Cano Abismo [Col. 1991]). También, aunque raras veces, puede ir pospuesto: «Se sentía más bien importante, guerrillera casi» (Belli Mujer [Nic. 1992]). Se emplea asimismo para atenuar una exhortación o una afirmación, por cortesía o por inseguridad: Casi quédate a comer y así saludas a mi esposa; «¡Casi era mejor dejarla que hiciera lo que le diera la gana!» (Parrado 1905 [Cuba 1984]); «A la vista de los anteriores datos casi habría que pensar en una eficacia negativa» (Pinillos Psicología [Esp. 1975]).

2. Delante de adjetivos o sustantivos puede usarse también la forma cuasi, más cercana a la etimología (del lat. quasi): «Era un cacique legendario con poderes cuasi mágicos» (Arenales Arauco [Esp. 1992]); «La línea naviera se benefició de un cuasi monopolio en el transporte» (Tiempo [Col.] 1.6.90). Esta misma forma puede funcionar como prefijo y escribirse unida al término al que modifica: «Se va a pasar de un Estado centralista a un Estado cuasifederal» (FdzOrdóñez España [Esp. 1980]).

3. casi que. A veces se interpone la conjunción que entre casi y la parte de la oración a la que modifica. Este uso aparece ya en el español medieval y clásico, es bastante frecuente hoy en algunos países de América y se da también en España. En la mayoría de los casos el que es superfluo y aparece sobre todo en el habla coloquial, especialmente cuando casi tiene valor atenuativo: «La labor de informar se ha convertido casi que en un sinónimo de muerte, persecución y destierro» (DSur [Col.] 30.4.04); «Casi que estoy tentada de alquilarte para llamar a mi sereno» (SchzFerlosio Jarama [Esp. 1956]); «Fui yo quien te arrastró hasta aquí y ahora casi que lo lamento» (CInfante Tigres [Cuba 1964-67]). En el uso más culto y formal este que expletivo no suele aparecer.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE