Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

contra. 1. Esta preposición puede usarse como sustantivo femenino con los sentidos siguientes:

a) ‘Inconveniente o dificultad’: «Muertos y viejos no: son demasiadas contras» (Gambaro Envido [Arg. 1983]); «La de gente en el mundo que no habrá tenido ni tiene más que penas y contras y aburrimientos» (Quiñones Noches [Esp. 1979]).

b) En amplias zonas de América, ‘antídoto’: «Solo falta leer un poco sobre los Borgia y las lavativas y contras rarísimas que se hacían Gemetius y el emperador Claudio» (Obando Paraíso [C. Rica 2001]).

c) En boxeo, ‘golpe no directo’: «No logró más que una buena contra de izquierda al final del segundo “round”» (Abc [Esp.] 15.6.89).

d) En esgrima, ‘parada que consiste en un movimiento circular rapidísimo de la espada’: «¿No es peligroso ofrecerle dos veces al adversario esa apertura? [...] —En absoluto, señora mía. Siempre y cuando se domine la contra de tercia» (PzReverte Maestro [Esp. 1988]).

e) Expresa disposición o actitud contraria en distintas locuciones, como a la contra, hacer la contra, llevar la contra, etc.

2. Cuando, también como sustantivo, se usa contrapuesto a pro con el sentido de ‘desventaja’, es masculino: «Sopesé los pros y los contras de ambas líneas de acción» (Bolaño Detectives [Chile 1998] 61). Se desaconseja su uso como invariable en plural: los pro y los contra, los pro y contra.

3. Además, existen otros usos de contra como sustantivo femenino por acortamiento de compuestos formados con esta preposición:

a) Acortamiento de contratapa (‘carne de vaca que está entre la babilla y la tapa’): «Culata de contra: [...] resulta más jugosa que la contra pero su aspecto es peor por los tendones y nervios internos que posee» (Pozuelo/PzPérez Técnicas [Esp. 2001]).

b) Acortamiento de contraventana (‘puerta que cierra sobre la vidriera de una ventana’): «Cerró las contras del salón, que quedó totalmente a oscuras» (Casares Dios [Esp. 1996]).

c) Acortamiento de contrarrevolución, para designar a la guerrilla nicaragüense contrarrevolucionaria activa en la década de los ochenta: «Ni apoya a la contra ni defiende a los sandinistas» (Rovinski Herencia [C. Rica 1993]). Como adjetivo significa ‘de la contra’: «Hasta 1984 no hará pública su conexión con las organizaciones contras» (Pozas Revolución [Esp. 1988]). Referido a persona significa ‘integrante de ese movimiento guerrillero’ y, en ese caso, es común en cuanto al género ( género2, 1a): «Facilitar la reincorporación de los antiguos contras a la vida civil» (Prensa [Hond.] 20.6.96). Aunque, como otros acortamientos, se usa a veces como invariable, se recomienda el plural contras, tanto para el adjetivo como para el sustantivo: guerrilleros contras, los contras.

4. contra más, contra menos. más, 1.8a y menos, 7a.

5. en contra. Locución adverbial (o, también, adjetiva) que significa ‘en oposición o en sentido contrario’: «Dice que aquella beatificación no ha sido llevada con rigor y que él vota en contra» (Umbral Leyenda [Esp. 1991]). Lleva normalmente un complemento introducido por de: «No diré nada, va en contra de las reglas» (Serrano Corazón [Chile 2001]); «Si fuera posible, camine en contra del tránsito» (Granma [Cuba] 9.97). En esta locución contra es, en realidad, un sustantivo; por ello, cuando este complemento es un pronombre personal (en contra de mí, en contra de ellos, etc.), es posible sustituirlo por el posesivo correspondiente, tanto antepuesto (en mi contra, en su contra, etc.) como pospuesto (en contra mía, en contra suya, etc.), ya que los sustantivos sí se combinan con posesivos: «Pero la realidad está en tu contra» (Martínez Vuelo [Arg. 2002]); «Las palabras se vuelven en contra tuya» (ASantos Trampa [Esp. 1990]). Como se ve, el posesivo pospuesto debe ir en femenino (en contra mía, en contra tuya, en contra suya, etc.), concordando con el género del sustantivo contra ( 1); así pues, no es correcta su combinación con posesivos masculinos: en contra mío, en contra tuyo, en contra suyo, etc.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE