Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

cualquiera. 1. Adjetivo indefinido que denota que la persona o cosa a la que se refiere es indeterminada. Cuando va antepuesto al sustantivo, tanto si este es masculino como femenino, adopta la forma apocopada cualquier, aunque entre ambos se interponga otra palabra: «Daría cualquier cosa por saber con qué cara ha leído la carta» (MtnGaite Nubosidad [Esp. 1992]); «Cualquier buen leninista sabe cómo adaptarse a los cambios» (DAméricas [EE. UU.] 2.5.97). Ocasionalmente puede aparecer la forma plena cualquiera ante sustantivos femeninos, algo frecuente en el español de Chile: «Cualquiera palabra que dijera en clase el profesor la relacionaba rápidamente con mi sombrero» (Araya Luna [Chile 1982]).

2. Puede funcionar como pronombre, designando, siempre en singular, a una persona indeterminada: «Cualquiera pudo matarlo» (Cebrián Rusa [Esp. 1986]). Frecuentemente adquiere el sentido generalizador de ‘todo el mundo’: «Cualquiera se daría cuenta y se asustaría» (VLlosa Tía [Perú 1977]). También se emplea para expresar la imposibilidad de realizar la acción designada por el verbo: «¡Qué nochecita! Cualquiera pega ojo» (ASantos Estanquera [Esp. 1981]). Puede denotar asimismo ‘cosa indeterminada e indistinta’, pero en ese caso lleva siempre un complemento partitivo, sea explícito o implícito: «La famosa basílica era más pobre que cualquiera de las mezquitas andaluzas» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]). Puede ir seguido del relativo que y un verbo en subjuntivo: «Cualquiera que os oiga se va a creer que tenéis un lirón entre las piernas» (MtzMediero Vacaciones [Esp. 1991]). Cuando va seguido del verbo ser, adquiere valor concesivo equivalente a sea cual sea, sea cual fuere: «Un hacha es de inestimable valor, cualquiera que sea su tamaño» (Artigas Sobrevivencia [Chile 1991]); en este caso no debe suprimirse el que: cualquiera sea su tamaño. Con este mismo sentido, cualquiera puede ir también pospuesto al verbo ser, construcción culta y poco frecuente: «Siempre termino mis ensayos, sea cualquiera su extensión» (Laín Descargo [Esp. 1976]).

3. El plural del adjetivo y del pronombre cualquiera es cualesquiera (no cualesquieras): «Eran ya dos los ciudadanos cualesquiera que [...] hallábanse dispuestos a aguardar el cadáver de su enemigo» (Grande Fábula [Esp. 1991]); «Abjuro todas las herejías contenidas en cartas, comunicados [...] y cualesquiera otros documentos que yo firmé» (Leñero Martirio [Méx. 1981]). Aunque no es frecuente hoy, cuando el plural cualesquiera va antepuesto, inmediatamente o no, al sustantivo, puede adoptar la forma apocopada cualesquier: «Inaudible para cualesquier otros oídos que no fuesen los de Regina» (Velasco Regina [Méx. 1987]). A menudo se utiliza erróneamente la forma del singular para el plural: «No se debe, cualquiera que sean las circunstancias, admitir que se denigre el nivel del debate» (DYucatán [Méx.] 12.9.96). Aún más inadmisible resulta el empleo de la forma del plural para el singular: «En nuestro país la tortura o cualesquiera otro acto vejatorio están prohibidos» (Dedom [R. Dom.] 19.12.96).

4. Si cualquiera va seguido de un complemento con nosotros, vosotros o ustedes, la concordancia del verbo vacila entre el singular (de acuerdo con el indefinido) y el plural (de acuerdo con el pronombre personal): «La denuncia es cierta, cualquiera de nosotros puede verificarla» (Caparrós Crisis [Esp. 1977]); «Si cualquiera de nosotros creamos una opinión no acorde con la verdad, tarde o temprano acabaremos pagándolo» (Cambio 16 [Esp.] 8.1.90). Ambas concordancias son válidas, aunque en la lengua culta se prefiere claramente la primera.

5. Precedido siempre del indefinido un, cualquiera funciona como sustantivo con el sentido de ‘persona de poca importancia o indigna de consideración’. Es común en cuanto al género ( género2, 1a): «Prada no era un cualquiera. Había sido embajador» (Madrid Flores [Esp. 1989]); «Eso de que Misia Eumelia [...] estuviese haciendo dulces para vender como una cualquiera era como para no creerlo» (Herrera Casa [Ven. 1985]). Se usa con más frecuencia en masculino, pues el femenino una cualquiera tiene habitualmente el sentido de ‘mujer de moral sexual relajada’: «Que se busque una cualquiera como tú para sus cochinadas» (Esquivel Agua [Méx. 1989]). El plural del sustantivo cualquiera es cualquieras (no cualesquieras): «Cómo iba a dejar que te corrompieras con unas cualquieras» (Terán Eulalia [Col. 1982]).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE