Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
fraccionarios

1. Los numerales fraccionarios, también llamados partitivos, designan una o varias de las fracciones o partes iguales en que se ha dividido la unidad. En las fracciones matemáticas, el numeral fraccionario es el que expresa el denominador, mientras que el numerador es un numeral cardinal: tres cuatros (3/4). Los numerales fraccionarios pueden ser adjetivos (la tercera parte de los presentes) o sustantivos (un tercio de los presentes). A continuación se ofrece una tabla con sus formas:

número numeral fraccionario
sustantivo adjetivo
1/2 mitad o medio medio, fem. media
1/3 tercio tercera (parte)
1/4 cuarto cuarta (parte)
1/5 quinto quinta (parte)
1/6 sexto sexta (parte)
1/7 séptimo séptima (parte)
1/8 octavo octava (parte)
1/9 noveno novena (parte)
1/10 décimo o décima décima (parte)
1/11 onceavo o undécimo onceava o undécima (parte)
1/12 doceavo o duodécimo doceava o duodécima (parte)
1/13 treceavo treceava (parte)
1/14 catorceavo catorceava (parte)
1/20 veinteavo o vigésimo veinteava o vigésima (parte)
1/30 treintavo o trigésimo treintava o trigésima (parte)
1/56 cincuentaiseisavo cincuentaiseisava (parte)
1/100 centésimo o centésima centésima (parte)
1/200 doscientosavo o doscientosava o ducentésimo o ducentésima doscientosava o ducentésima (parte)
1/300 trescientosavo o trescientosava o tricentésimo o tricentésima trescientosava o tricentésima (parte)
1/1000 milésimo o milésima milésima (parte)
1/2000 dosmilésimo o dosmilésima dosmilésima (parte)
1/3000 tresmilésimo o tresmilésima tresmilésima (parte)
1/10 000 diezmilésimo o diezmilésima diezmilésima (parte)
1/100 000 cienmilésimo o cienmilésima cienmilésima (parte)
1/1 000 000 millonésimo o millonésima millónesima (parte)
1/10 000 000 diezmillonésimo o diezmillonésima diezmillonésima (parte)
1/100 000 000 cienmillonésimo o cienmillonésima cienmillonésima (parte)
1/1 000 000 000 milmillonésimo o milmillonésima milmillonésima (parte)
1/10 000 000 000 diezmilmillonésimo o diezmilmillonésima diezmilmillonésima (parte)

2. Adjetivos fraccionarios. De los adjetivos, únicamente medio (→ medio -dia) puede modificar directamente al sustantivo que expresa la entidad dividida, con el que debe concordar en género y número: medio libro, media tortilla, dos medias naranjas. El resto de los adjetivos fraccionarios modifican exclusivamente al sustantivo parte ―de ahí que solo se empleen las formas femeninas― y requieren que el sustantivo que expresa la entidad dividida vaya precedido de la preposición de: dos quintas partes de la población, la milésima parte de un segundo. Los adjetivos fraccionarios que corresponden a los números tres a diez, así como los correspondientes a cien, a mil y sus múltiplos, y a millón y los suyos, coinciden en sus formas con los femeninos de los ordinales: tercera, cuarta, quinta, […] décima, centésima, milésima, diezmilésima, millonésima (→ ordinales). Los correspondientes a los números once y doce, así como los correspondientes a las decenas y los múltiplos de cien, admiten ambas formas (onceava y undécima; doceava y duodécima; veinteava y vigésima; treintava y trigésima; doscientosava y ducentésima, etc.), aunque hoy suelen preferirse las primeras: «El volumen sanguíneo corresponde a una doceava parte del peso corporal total» (Rosales/Reyes Enfermería [Méx. 1982]); «Unidad inglesa de medida que equivale a la duodécima parte del pie» (Ramírez Baile [Nic. 1995]); «Equivale apenas a la treintava parte del interés civil y comercial» (Suárez Sueños I [Col. 1911-25]); «Los votos observados eran una trigésima parte del total» (Brecha [Ur.] 10.1.1997); «A la agricultura destinamos solo un poco más de la doscientosava parte» (Castillo Metas [Méx. 1982] s. p.); «Solo una ducentésima parte de los habitantes de Colombia es acatólica» (Ospina Escritos [Col. 1951] 376). El resto se forma hoy añadiendo el sufijo -ava al numeral cardinal escrito en una sola palabra: treceava, catorceava, cientounava, doscientostreintaiunava, etc.

3. Sustantivos fraccionarios. Se usan precedidos de determinante (artículo o numeral cardinal) y van normalmente seguidos de un complemento con de, que especifica la entidad dividida: Repartió en vida la mitad de sus bienes; Dos tercios de los presentes votaron a favor. Cada adjetivo fraccionario tiene su correspondiente sustantivo:

a) Al adjetivo medio le corresponde el sustantivo mitad: la mitad de la tortilla. El uso de medio como sustantivo fraccionario solo es normal en contextos matemáticos: «La razón de dos segmentos homólogos en una semejanza es igual a: a) Un medio de la razón de semejanza» (VV. AA. Matemáticas [Esp. 1998]).

b) El sustantivo que designa la tercera parte de una cosa es tercio, que originalmente era también adjetivo (la tercia parte): «Para la votación se exigirá igualmente la mayoría de dos tercios» (Guinea Sindicatos [Esp. 1977]).

c) En el resto de los casos, la forma de los sustantivos fraccionarios coincide con la de los adjetivos, con la salvedad de que el sustantivo es normalmente masculino y para el adjetivo solo se emplea la forma femenina: cuarto, cuarta (parte); quinto, quinta (parte); sexto, sexta (parte); veintiunavo, veintiunava (parte), etc. Solo los sustantivos fraccionarios correspondientes a diez, cien, mil y millón, y sus múltiplos, pueden ser masculinos ―uso frecuente en América― o femeninos (décimo o décima, centésimo o centésima, milésimo o milésima, millonésimo o millonésima): «Una diferencia de un décimo de milímetro podía ocasionar el recalentamiento del arma» (García Mundo [Perú 1994]); «Ni siquiera varió una décima de pulgada la dirección de su órgano más sensible» (Panero Lugar [Esp. 1976]). Al igual que ocurre en el caso de los adjetivos (→ 2), para los correspondientes a las decenas y a los múltiplos de cien pueden admitirse las formas propiamente fraccionarias, que terminan en -avo, o las que coinciden con los ordinales, pero estas últimas son de raro uso hoy: «Casi un tercio del tamaño y casi un veinteavo de la masa de la Tierra» (Altschuler Hijos [Ur. 2002]); «El salario de los cilleros […] solí[a] variar del décimo al vigésimo de los frutos» (DmgzOrtiz Clases [Esp. 1973]); «El número 500 significa que su obturador se abre y se vuelve a cerrar en el espacio de un quinientosavo de segundo» (Extensión [C. Rica] 1956); «Esta cantidad de tuberculina no contiene más de un total de un quingentésimo de grano» (Agricultura [Cuba] 1932).

4. Todos los numerales fraccionarios se escriben en una sola palabra, ya sean adjetivos o sustantivos, con independencia de la longitud del compuesto resultante: onceavo, cincuentaiseisavo, cienmilmillonésimo. Son incorrectas las grafías con separación de sus componentes: ⊗‍diez milésimo, ⊗‍dos millonésimo.

5. En la escritura de los fraccionarios formados por adición del sufijo -avo a un cardinal terminado en -a, deben reducirse las dos vocales iguales a una sola: cincuentavo, y no ⊗‍cincuentaavo. En los formados por adición de este mismo sufijo a cardinales terminados en -e, debe mantenerse esta letra: onceavo, doceavo, veinteavo, etc.; las formas onzavo, dozavo, veintavo, etc., son anticuadas y no deben usarse hoy. Cuando el sufijo -avo se añade a numerales terminados en -o, se mantiene esta letra: dieciochoavo, veinticuatroavo, etc.; no obstante, en los compuestos de ocho, puede también elidirse: dieciochavo.

6. Salvo octavo y sus compuestos, que son también ordinales, los numerales formados con el sufijo -avo son exclusivamente fraccionarios; por tanto, es incorrecto su empleo con valor ordinal: ⊗‍el quinceavo cumpleaños, ⊗‍la diecinueveava planta; lo correcto es el decimoquinto cumpleaños, la decimonovena planta.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/fraccionarios, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 23/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE