Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
guarda

1. Este sustantivo es femenino cuando designa la 'acción de guardar', en el sentido de 'cuidar, custodiar o proteger'; equivale, por tanto, a cuidado, custodia o protección: «El proyecto que nos ocupa vendría a sacrificar valores importantes, como la guarda de especies botánicas y zoológicas autóctonas y raras» (DPrensa [Arg.] 28.4.1992); «La guarda de esta casa no puede seguir en manos de un hombre que se pasa la noche borracho» (Asenjo Días [Esp. 1982]); «En la sentencia de separación matrimonial me han concedido la guarda y custodia de mis hijos» (Pérez/Trallero Mujer [Esp. 1983]). De ahí que al ángel custodio de la religión católica, el que se supone que Dios asigna a cada persona para su protección, se le llame más comúnmente ángel de la guarda: «Si no ocurren más desgracias en ciclismo es porque tenemos un ángel de la guarda que nos protege» (Mundo [Esp.] 19.7.1995).

2. Es común en cuanto al género (el/la guarda; → género2, 1.a) cuando significa 'persona encargada de la custodia o protección de algo' y, en el Río de la Plata, 'persona que vende o controla los boletos en un transporte público, especialmente en un tren': «Solana y Loren estaban apoyados en el coche, hablando con el guarda del aparcamiento» (Madrid Flores [Esp. 1989]); «El guarda golpea la puerta del pasajero que está durmiendo o anuncia la estación próxima» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]). A menudo va seguido de adjetivos especificativos como forestal o jurado: «La presentadora habló del acoso sufrido por una guarda forestal en el Gran Cañón» (Vanity@ [Esp.] 2.3.2016); «Un guarda jurado de un coto de caza» (Mundo [Esp.] 30.9.1995); en este último caso, si el referente es una mujer, ha de usarse el adjetivo en su forma femenina: «Una guarda jurada, muerta tras un atraco a una caja de ahorros» (País [Esp.] 26.6.1981).

3. También significa, en masculino, 'hombre encargado del cuidado de una casa o de una finca': «Había un huerto de naranjos y limones y una choza de caña, donde vivía el guarda» (RRosa Sebastián [Guat. 1994]). Para referirse a una mujer, se utiliza en este caso el femenino guardesa (→ guardés -sa).

4. Aunque guarda procede de la misma raíz que guardia y sus significados están próximos, ambas palabras no son intercambiables (→ guardia).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/guarda, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 27/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE