Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

guarda. 1. Este sustantivo es femenino cuando designa la ‘acción de guardar’, en el sentido de ‘cuidar, custodiar o proteger’; equivale, por tanto, a cuidado, custodia o protección: «El proyecto que nos ocupa vendría a sacrificar valores importantes, como la guarda de especies botánicas y zoológicas autóctonas y raras» (DPrensa [Arg.] 28.4.92); «La guarda de esta casa no puede seguir en manos de un hombre que se pasa la noche borracho» (Asenjo Días [Esp. 1982]); «En la sentencia de separación matrimonial me han concedido la guarda y custodia de mis hijos» (Pérez/Trallero Mujer [Esp. 1983]). De ahí que al ángel custodio, el que se supone que Dios asigna a cada persona para su protección, se le llame más comúnmente ángel de la guarda: «Si no ocurren más desgracias en ciclismo es porque tenemos un ángel de la guarda que nos protege» (Mundo [Esp.] 19.7.95).

2. Es común en cuanto al género (el/la guarda; género2, 1a) cuando significa ‘persona encargada de la custodia o protección de algo’ y, en el Río de la Plata, ‘persona que vende o controla los boletos en un transporte público, especialmente en un tren’: «Solana y Loren estaban apoyados en el coche, hablando con el guarda del aparcamiento» (Madrid Flores [Esp. 1989]); «El guarda golpea la puerta del pasajero que está durmiendo o anuncia la estación próxima» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]). A menudo va seguido de adjetivos especificativos como forestal o jurado: «El helicóptero del Principado rescata el cadáver de una guarda forestal» (NEspaña@ [Esp.] 15.10.02); «Un guarda jurado de un coto de caza» (Mundo [Esp.] 30.9.95).

3. También significa, en masculino, ‘hombre encargado del cuidado de una casa o de una finca’: «Había un huerto de naranjos y limones y una choza de caña, donde vivía el guarda» (RRosa Sebastián [Guat. 1994]). Para referirse a una mujer, se utiliza en este caso el femenino guardesa ( guardés).

4. Aunque guarda procede de la misma raíz que guardia y sus significados están próximos, ambas palabras no son intercambiables ( guardia).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE