Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

guardia. 1. Este sustantivo es femenino en los siguientes casos:

a) Cuando significa ‘acción de guardar’, en el sentido de ‘vigilar o defender’; equivale, por tanto, a vigilancia o defensa. Se utiliza frecuentemente en construcciones como mantener la guardia, montar la guardia, bajar la guardia, poner o estar en guardia, etc.: «Por eso no abandoné la guardia, y siempre que pude lo vigilé» (Mujica Escarabajo [Arg. 1982]); «Ignacio montó la guardia para que no se colasen extraños» (Gironella Hombres [Esp. 1986]); «Conmovido, Manuel bajó la guardia y le habló con tono conciliador» (Rovinski Herencia [C. Rica 1993]).

b) Cuando significa ‘cuerpo de seguridad encargado de labores de vigilancia o defensa’. Si forma parte del nombre oficial del cuerpo, se escribe con mayúscula inicial y suele ir seguido de un adjetivo o complemento especificativo: «Era oficial principal de la Guardia de Infantería» (Clarín [Arg.] 9.5.97); «La Guardia Civil rescató a la niña secuestrada» (Abc [Esp.] 6.3.85).

c) Cuando significa ‘servicio de vigilancia que prestan, por turnos, los miembros de una unidad militar o policial’ y ‘servicio que, en determinadas profesiones, se presta fuera del horario habitual’: «Se redoblaron las guardias porque la oscuridad total creaba dificultades» (Valladares Esperanza [Cuba 1985]); «En el hospital, lo recibió una médica de la guardia» (Ramos/Lejbowicz Corazones [Arg. 1991]).

2. Es común en cuanto al género ( género2, 1a) cuando significa ‘persona que forma parte de un cuerpo o institución de guardia’: «La vieron con un guardia nacional» (Darío Dama [Ven. 1989]); «Fuerza [la película] la peripecia romántica de una guardia de prisiones y el recluso más peligroso al que vigila» (NCastilla [Esp.] 24.5.99).

3. Aunque guardia procede de la misma raíz que guarda y sus significados están próximos, ambas palabras no son intercambiables ( guarda). Son, por tanto, incorrectas expresiones como la guardia y custodia, el ángel de la guardia, guardia forestal, guardia jurado.

4. Guardia Civil. ‘Cuerpo de seguridad encargado, principalmente, de mantener el orden público en las zonas rurales’. Con este sentido, es de género femenino y se escribe siempre en dos palabras y con mayúsculas iniciales: «La Guardia Civil detuvo ayer a otras tres personas en Vizcaya por presunta vinculación con ETA» (Vanguardia [Esp.] 2.3.95). Cuando se refiere a uno de sus miembros, funciona como común en cuanto al género ( género2, 1a) y puede escribirse, en este caso con minúsculas, en una o en dos palabras: un/una guardiacivil, un/una guardia civil. Todavía es mayoritaria en el uso la grafía en dos palabras, cuyo plural es guardias civiles: «Andalucía [...] no solo ha aportado políticos, sino también guardias civiles, jueces, maestros, funcionarios» (Tiempo [Esp.] 26.2.90). No obstante, resulta preferible la grafía simple guardiacivil, cuyo plural es guardiaciviles, ya que el primer elemento de este tipo de compuestos suele hacerse átono, dando lugar a que las dos palabras originarias se pronuncien como si fueran una sola: «En esto se ve también que Rueda, cuna de obispos, bachilleres, regidores y guardiaciviles, es villa de nombradía y muy principal» (Berlanga Gaznápira [Esp. 1984]).

5. guardia marina. guardiamarina.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE