Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
hora1

1. a buena hora o a buenas horas.

Ambas locuciones sirven para expresar irónicamente que algo se produce cuando ya ha pasado el momento oportuno. En España es más frecuente a buenas horas, a menudo con el incremento mangas verdes: «―Hemos encargado que consigan un reemplazo. ―A buena hora» (Ribeyro Santiago [Perú 1995]); «¡A buenas horas se acordaba de legalizar la situación!» (José Keaton [Esp. 1991]); «―Y mi reputación, ¿qué? ―A buenas horas, mangas verdes» (Mendizábal Cuponazo [Esp. 1992]). También sirven para expresar la negativa o el rechazo del hablante ante lo que se enuncia a continuación: «¡A buena hora dejo yo que todos sigan tu política!» (Rellán Crónica [Esp. 1985]); «A buenas horas le iba a avasallar nadie a él» (MtnGaite Fragmentos [Esp. 1976]). Con el sentido de 'en un momento adecuado u oportuno, con tiempo suficiente', se usa solo a buena hora: «Llegó [usted] a buena hora. Mi madre está por servir el almuerzo» (Montero Trenza [Cuba 1987]). No debe confundirse con en buena hora (→ 3).

2. de buena hora.

Esta locución adverbial, de poco uso en español, es traducción del francés de bonne heure y significa 'temprano': «Saliste conmigo esta mañana, de muy buena hora» (SchsSinisterra Aguirre [Esp. 1986]). Es preferible usar el adverbio español temprano.

3. en buena hora.

Expresa conformidad o aprobación ante lo que se enuncia a continuación: «Ya la propia avenida Eldorado, en buena hora adornada con grandes esculturas, tiene también su culto al desgreño» (Tiempo [Col.] 16.11.1994). No debe confundirse con a buena hora (→ 1).

4. en hora buena.enhorabuena, 2.

5. en mala hora.

Expresa desaprobación o disgusto ante lo que se enuncia a continuación: «En mala hora vinieron» (VqzMontalbán Galíndez [Esp. 1990]). No debe usarse la preposición a en lugar de en: ⊗‍A mala hora le dije aquello.

6. hacer hora.

Se emplea con el mismo sentido que la locución de uso más general hacer tiempo ('entretenerse esperando a que llegue el momento oportuno para algo'): «Estoy haciendo hora, el avión de Bob está atrasado» (Serrano Vida [Chile 1995]). No debe confundirse con hacer horas, que significa 'hacer horas extraordinarias': «Ganará menos. No podrá hacer horas» (Signes Ramos [Esp. 1977]).

7. hacer horas.6.

8. horas y horas u horas de horas.

Ambas locuciones significan 'durante horas, mucho tiempo seguido'. La primera es de uso más general, mientras que la segunda se emplea en algunos países de América, como el Perú, Chile, Venezuela, Colombia, Costa Rica y el Ecuador: «Lo ven sentado, columpiándose suavemente en la mecedora, mudo y pasmado, horas de horas» (VLlosa Tía [Perú 1977]).

9. hora extra.extra, 1.

10. hora pico o punta y hora valle.pico, 1; punta, 3; valle, 1.

hora2

1. Es la indicación del momento en que sucede o se hace una cosa en relación con cada una de las veinticuatro partes en que se divide el día.

2. Modelos horarios

Existen dos modelos diferentes para expresar la hora:

2.1. Modelo de doce horas. Es aquel en que, dividiendo el día en dos periodos de doce horas, se emplean solo los números del 1 al 12 (o los numerales cardinales correspondientes), añadiendo, si es necesario, la indicación del tramo del día al que corresponde la hora expresada: de la mañana (desde que sale el sol hasta el mediodía, o desde la medianoche hasta que amanece): A las nueve de la mañana hacía ya un calor insoportable; Me desperté a las cuatro de la mañana y ya no pude conciliar el sueño; de la tarde (desde el mediodía hasta que el sol se pone): Contraerán matrimonio mañana, a la una de la tarde; de la noche (desde que anochece hasta la medianoche): No llegaron hasta pasadas las nueve de la noche; de la madrugada (desde la medianoche hasta que amanece): A las tres de la madrugada el frío era insoportable. No es correcta la expresión ⊗‍doce de la tarde, usada en lugar de doce de la mañana, del día o del mediodía. Tampoco es adecuada la expresión ⊗‍doce meridiano (→ meridiano -na).

2.1.1. Fracciones horarias. Para indicar las principales fracciones horarias se utilizan las expresiones en punto, y cuarto, y media y menos cuarto; en el español americano, se emplea la fórmula un cuarto para en lugar de menos cuarto: «Era un cuarto para las diez» (VLlosa Conversación [Perú 1969]); «Al cuarto para la una cierra el templo» (Elizondo Setenta [Méx. 1987]); «El sol sale a un cuarto para las seis» (Morón Gallo [Ven. 1986]); «Uno dice un cuarto para las cinco, pero no las 4.45, como dicen ellos» (Contardo Siútico [Chile 2013] s. p.). No es correcto usar a en lugar de para: ⊗‍«Nosotros hemos venido como un cuarto a las siete para ver si podíamos votar más temprano» (Mundo@ [El Salv.] 1.3.2021); debió decirse un cuarto para las siete. Para las fracciones menores se emplean las siguientes pautas: hasta la media, se menciona la hora en punto pasada y a continuación los minutos, precedidos de la conjunción y (las dos y diez, las tres y veinticinco, etc.): «―¿Qué hora es? ―Las diez y diez» (Puig Beso [Arg. 1976]). A partir de la media, se indica la hora siguiente, seguida del adverbio menos y los minutos correspondientes (tres menos veinte, cuatro menos cinco, etc.): «―¿Qué hora tenemos, colega? ―La una menos veinte» (Marsé Rabos [Esp. 2000]); o, como se hace en gran parte de América, se expresan primero los minutos, seguidos de la preposición para y la indicación de la hora siguiente (veinte para las tres, cinco para las cuatro, etc.): «A las cuatro no puedo. Tendría que ser antes. Al diez para las cuatro» (Aguilar Error [Méx. 1995]); «El Turco fue el primero en partir, a diez para las seis» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]). En ciertas zonas de España y de América no es infrecuente el uso del artículo las ante la indicación de la fracción (Son las y cuarto, etc.): «La cita era a las dos y ya eran las y media» (Araújo Cuitas [Col. 2003]); «Ya son las y diez» (Criado Ruido [Esp. 2001]); pero en el español general lo normal es omitirlo (Son y cuarto, etc.).

2.1.2. Abreviaturas a. m., m. y p. m. Cuando el modelo de doce horas se expresa con cifras, para despejar posibles dudas en su interpretación, se emplean las abreviaturas a. m. (del lat. ante meridiem  'antes del mediodía') y p. m. (del lat. post meridiem  'después del mediodía'): 4.30 a. m. [= cuatro y media de la mañana o de la madrugada] y 4.30 p. m. [= cuatro y media de la tarde]. Para las doce de la mañana se recomienda el empleo de la abreviatura m. (del lat. meridies  'mediodía'): «Estudiantes con carné, gratis antes de las 12 m.» (Tiempo [Col.] 28.4.1997); mientras que a la medianoche le corresponde la expresión 12 a. m.: «En Boston se cerraba todo a las 12 a. m. y no podíamos salir hasta tarde» (Nación@ [Chile] 3.5.2010).

2.2. Modelo de veinticuatro horas. Es aquel en que se emplean los números del 0 (para las doce de la noche) al 23, o los numerales cardinales correspondientes. Presenta la ventaja de no requerir precisiones adicionales, ya que a cada hora del día le corresponde un número diferente; no obstante, según la norma ISO 8601, para la medianoche son válidas las expresiones 00:00 h (como comienzo del día siguiente) y 24:00 h (como final del día presente). Este modelo se expresa con preferencia en cifras, en lugar de palabras (→ 3) y es el sistema más adecuado para la expresión de intervalos horarios escritos con guion: Horario: 9:30-14:00.

3. Expresión de la hora en cifras o palabras:

a) Se recomienda escribir la hora bien con palabras, bien con cifras, sin mezclar ambas: las diez de la noche o las 22:00. Expresiones como las 10 de la noche, aunque no incorrectas, son menos recomendables.

b) La hora se escribe preferentemente con palabras, y no con cifras, en textos de carácter narrativo o discursivo, ya sean literarios, periodísticos o de otra índole, en los que la exactitud horaria no es un factor de especial relevancia: «A las siete menos cuarto aparecieron el maestro y Marilín» (Landero Juegos [Esp. 1989]); «La apertura del curso será el cinco de mayo, a las ocho y media de la mañana» (Universal [Ven.] 21.4.1993).

c) Se recomienda escribir toda la expresión horaria con palabras cuando, usando el modelo de doce horas, se añadan precisiones sobre el tramo del día al que corresponde la hora indicada (→ 2.1), así como cuando se exprese la hora de forma aproximada, con fórmulas atenuativas como alrededor de, a eso de, en torno a, y pico (→ pico, 2), pasadas, etc.: Apareció por allí alrededor de las cinco de la tarde; Vendré a eso de las ocho; Serían las dos y pico cuando salió; Eran las diez pasadas. Cuando se expresan horas exactas, pueden usarse palabras o cifras, teniendo en cuenta las preferencias señaladas en función del tipo de texto (→ 3.b y 3.d).

d) La hora se escribe con preferencia en cifras cuando se utiliza el modelo de veinticuatro horas, así como en todos aquellos contextos que requieren la máxima precisión y economía en este aspecto, como sucede en horarios, convocatorias, actas, informes técnicos o científicos y, en general, en todos los usos que deban respetar las directrices de los organismos de normalización: La reunión se celebrará a las 19:00 h en primera convocatoria y a las 19:15 h en segunda; El embarque del vuelo finalizará a las 17:35. Aunque es menos común expresar con palabras la hora cuando se usa el modelo de veinticuatro horas, no faltan ejemplos de ello en textos periodísticos y literarios: «Ingresó el 10 de octubre de 1930, a las diecinueve horas» (Baroja Vuelta [Esp. 1944-1949]).

4. Si la hora se escribe con cifras, debe tenerse en cuenta lo siguiente:

a) De acuerdo con la norma ISO 8601, deben emplearse los dos puntos para separar las horas de los minutos. Fuera de textos técnicos, es también válido el uso del punto (→ dos puntos, 4.1 y punto, 4.1): 13:30, 13.30. Con este fin nunca debe emplearse la coma, reservada para la expresión decimal de medidas temporales: Disponen de 1,5 horas para realizar el examen.

b) De acuerdo con el estándar internacional, en el modelo de veinticuatro horas se usan dos dígitos por cada elemento (horas, minutos y segundos): 22:17:03, si bien fuera de textos muy técnicos suele prescindirse de la indicación de estos últimos. En el uso común, los dos ceros que indican los minutos de las horas en punto (22:00) pueden omitirse si tras la indicación de la hora se escribe el símbolo h (→ 4.c): Su tren llega a las 22 h. Es también frecuente prescindir del primer dígito que indica la hora cuando este es un cero: El acto comenzó a las 9:07 (o a las 9:07 h ).

c) El uso del símbolo h ('hora') tras las cifras que expresan hora es opcional en el formato que incluye dos dígitos por elemento: 17:30 o 17.30 h; pero, si se prescinde de los dos ceros correspondientes a los minutos en la indicación de las horas en punto, conviene emplear el símbolo para clarificar que se trata de una indicación horaria: a las 7 h. Como todos los símbolos, debe escribirse sin punto (salvo que se trate del que marca el final del enunciado).

d) Cuando se usan las abreviaturas a. m., m. y p. m. (→ 2.1.2), no debe añadirse el símbolo h, por ser evidente que se trata de una referencia horaria: 5.30 p. m. o 17.30 h.

5. La concordancia en la indicación de la hora

5.1. Al preguntar. La pregunta que corresponde a la indicación de la hora se formula, en la lengua general culta, en singular: ¿Qué hora es? (en ella, la palabra hora tiene el sentido genérico de 'momento del día'). Su formulación en plural (¿Qué horas son?) es admisible, aunque menos recomendable, y se da con cierta frecuencia en algunos países de América, especialmente en el habla popular: «―¿Qué horas son, compa? ―Van a dar las cinco» (Campos Carne [Méx. 1982]). Solo es normal el plural en la frase hecha de intención reprobatoria ¿qué horas son estas?: «¿Cómo que qué horas son estas de llamar? ¡Pero si ha sido usted quien…!» (GaMay Operación [Esp. 1991]).

5.2. Al responder. En la respuesta y, en general, en las oraciones que expresan la hora, el verbo va en singular si se trata de la una o sus fracciones (Es la una y diez) y en plural en el resto de los casos (Son las diez y media; Son las dos menos cuarto; Son las cero horas del domingo); esto se corresponde con el hecho de que el número gramatical correspondiente a cada hora es el singular en el caso de la una y sus fracciones, y plural en el resto; de ahí que no sean correctas oraciones como ⊗‍Son las una o ⊗‍La clase empieza a las una y media.

5.3. dar + expresión de la hora. Cuando se usa el verbo dar seguido de la expresión de la hora, debe ir en singular si su sujeto es la una o sus fracciones (Dio la una y diez) y en plural en el resto de los casos (Dieron las tres): «Virginia no cogía el teléfono. Dieron las doce. Dio la una» (Pombo Metro [Esp. 1990]). Aunque se documenta ocasionalmente la construcción con el verbo dar inmovilizado en plural (dieron la una, dieron las tres), no resulta recomendable salvo en casos de coordinación o enumeración: Le dieron la una, las dos, las tres sin poder dormir; «Pasar toda esa noche de domingo solo en mi departamento, leyendo, oyendo música o escribiendo hasta que dieran la una o dos para dormirme» (Beltrán Habla [Méx. 2009]).

5.4. la una, ⊗‍la 1:00 horas. El uso del sustantivo horas o su símbolo h tras una indicación horaria es normal si esta es plural: El avión llegará a las 11:30 horas o a las 11:30 h (leído las once treinta horas); en cambio, suele evitarse esta fórmula para la una y sus fracciones, pues el artículo debe ir en singular (la una, la una y diez), lo que choca con la mención horas, siempre plural: ⊗‍El avión llegará a la 1:00 horas. Puede usarse en estos casos el símbolo h, al que se evita dar lectura por los motivos expuestos: El avión llegará a la 1:00 h (leído El avión llegará a la una).

6. No debe confundirse la expresión de la hora con la expresión de la duración de un hecho, caso en el que se indican mediante sus símbolos correspondientes las horas, los minutos y los segundos transcurridos: El tiempo de fusión fue de 2 h 40 min 13 s. No deben emplearse en este caso los símbolos de los minutos y segundos sexagesimales, que no son unidades de medida del tiempo, sino del ángulo sexagesimal; así pues, no es correcto escribir ⊗‍Tiene un récord personal de 2 h 10′ 30″.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/hora, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 23/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE