Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
mil

1. Numeral cardinal que significa 'diez veces cien'. Puede funcionar como determinante, como adjetivo y como pronombre: El libro tiene mil páginas; Aún no me ha devuelto los mil euros que le presté; En el concierto éramos más de mil. Se pospone a los cardinales que expresan unidades, decenas y centenas para formar los numerales correspondientes a su serie: dos mil, cuarenta mil, doscientos mil, etc.; pero para expresar la primera unidad de millar basta con emplear mil: «Le ofrecí mil pesos para limar asperezas» (Ibargüengoitia Crímenes [Méx. 1979]); por tanto, aunque documentada desde antiguo en América, no es normal, y resulta desaconsejable, la expresión ⊗‍un mil, de la que aún quedan vestigios en algunos países, especialmente en el área centroamericana y caribeña: ⊗‍«Los 800 jurados fueron seleccionados de un listado inicial de un mil candidatos» (Prensa [Nic.] 3.2.1997). Al formar cardinales complejos, no debe combinarse mil con números expresados en cifras: ⊗‍45 mil personas (→ números, 3.3.c).

2. Sobre la concordancia de género del numeral uno cuando se antepone a mil en la formación de numerales complejos (treinta y un mil o treinta y una mil personas), → uno -na, 2.3.

3. Cuando mil no se emplea como cuantificador estricto, sino con un valor enfático y ponderativo impreciso equivalente a muchísimos(as), puede aparecer tanto antepuesto como pospuesto al sustantivo: «Mil perdones por venir a molestarte recién llegado, Manuel» (VLlosa Fiesta [Perú 2000]); «Otra vez, gracias mil por vuestra generosidad» (Gil Burlador [Esp. 2011]); En abril, aguas mil.

4. Como sustantivo, es siempre masculino y, en singular, designa el propio número: Después del 999 viene el (número) mil. En plural, significa 'millares' y va normalmente seguido de un complemento introducido por la preposición de: «Hay miles de campesinos humildes que madrugan para sembrar» (Mendoza Satanás [Col. 2002]); es incorrecto omitir la preposición: ⊗‍«Matorrales de hojas impúdicamente verdes y amarillas, de miles colores y variaciones» (Santos Pez [P. Rico 1996]); debió decirse de miles de colores, o bien de mil colores, usando el adjetivo numeral mil (→ 1). Cuando miles va precedido de artículo o de cualquier otro determinante, lo más adecuado es usar las formas masculinas de estos, como corresponde al género de este sustantivo: «Miró a los miles de personas que estaban allí» (Coscia Juan [Arg. 2011]).

5. Para expresar cantidades concretas, se desaconseja el uso del sustantivo miles, siendo mayoritario y preferible el empleo del adjetivo numeral mil; así, es mejor decir tres mil personas que tres miles de personas, mejor 3500 millones (tres mil quinientos millones), que 3,5 miles de millones, etc.

6. En la formación de numerales complejos, mil se escribe siempre como palabra independiente: dos mil, cuarenta mil, etc. (→ cardinales, 2). Sin embargo, en el lenguaje del montañismo se han formado los sustantivos dosmil, tresmil, cuatromil, cincomil, seismil, sietemil y ochomil para designar la montaña cuya cima se sitúa a una altura en metros comprendida entre la unidad de millar expresada y la siguiente; así, un ochomil es una montaña que mide entre ocho mil y ocho mil novecientos noventa y nueve metros: «Con oxígeno embotellado, un ochomil se transforma en un seismil» (Mundo [Esp.] 19.4.2010). Estas voces hacen el plural según las reglas generales (→ plural, 1.g), esto es, añadiendo -es: «Sin olvidarnos de nuestro Aneto y otros cuantos tresmiles del Pirineo» (Bueno Mountain bike [Esp. 1992]).

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/mil, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 23/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE