Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

ninguno -na. 1. El indefinido ninguno, ninguna puede funcionar como adjetivo: No tengo ninguna amiga actriz; o como pronombre: No ha venido ninguno. Carece de uso en plural, salvo con sustantivos que se usan en plural con sentido singular: No tengo ningunas gafas con esa forma; en enunciados negativos de valor enfático: Ya no somos ningunos niños; o con plurales expresivos: No tengo ningunas ganas de ir al cine. Como adjetivo toma la forma ningún ante sustantivos masculinos, los preceda inmediatamente o no: ningún caso, ningún buen amigo. Su femenino ninguna se apocopa normalmente en ningún ante sustantivos que comienzan por /a/ tónica: ningún águila, ningún hacha (aunque también se admite, en estos casos, el uso de la forma plena ninguna: ninguna águila, ninguna hacha). Pero si entre el indefinido y el sustantivo se interpone otra palabra, no se produce la apócope: ninguna majestuosa águila, ninguna afilada hacha. También cuando el adjetivo va pospuesto debe concordar en femenino con el sustantivo: ningún águila majestuosa, ningún hacha afilada (no ningún águila majestuoso, ningún hacha afilado).

2. Si ninguno va seguido de un complemento plural introducido por de, la concordancia del verbo ha de hacerse con el indefinido, esto es, en singular, y no con el sustantivo plural: «Ninguno de los chicos se enojó por la derrota» (NProvincia [Arg.] 3.7.97), y no Ninguno de los chicos se enojaron.

3. Si ninguno va seguido de un complemento con nosotros, vosotros o ustedes, la concordancia del verbo vacila entre el singular (de acuerdo con el indefinido) y el plural (de acuerdo con el pronombre personal): «Ninguno de nosotros era supersticioso» (Allende Casa [Chile 1982]); «Ninguno de nosotros queremos eso» (País [Esp.] 5.8.77). Ambas concordancias son válidas, aunque en la lengua culta resulta preferible la primera. Pero si el complemento no está expreso, sino que va implícito, el verbo ha de ir necesariamente en plural: «Ninguno sabemos nada sobre esos asuntos tan cautivadores» (Marías Corazón [Esp. 1992]). En estos casos no debe usarse el indefinido nadie ( nadie): nadie de vosotros, nadie de ustedes.

4. Cuando el sustantivo al que modifica ninguno va pospuesto al verbo, este va necesariamente en forma negativa: se dice Ningún amigo me ha acompañado, pero No me ha acompañado ningún amigo. En este último caso, el indefinido ninguno puede ir pospuesto al sustantivo y es sustituible por alguno: No me ha acompañado amigo ninguno, de igual sentido que No me ha acompañado amigo alguno.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE