Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
paréntesis

1. Signo de puntuación doble con la forma ( ) que se usa normalmente para insertar en un enunciado una información complementaria o aclaratoria. Los paréntesis se escriben pegados a la primera y la última palabra del periodo que enmarcan, y separados por un espacio de las palabras que los preceden o los siguen (hay algunas excepciones; → 2.d y 2.e); pero, si lo que sigue al signo de cierre de paréntesis es un signo de puntuación, no se deja espacio entre ambos.

2. Usos

a) Cuando se interrumpe el enunciado con un inciso aclaratorio o accesorio: Las asambleas (la última duró casi cuatro horas sin ningún descanso) se celebran en el salón de actos. Aunque también las comas (→ coma2, 2.1) y las rayas (→ raya, 2.1) se utilizan para enmarcar incisos, el uso de los paréntesis implica un mayor grado de aislamiento de la información que encierran con respecto al texto en el que se inserta. Por ello, los incisos entre paréntesis suelen ser oraciones con sentido pleno y poca o nula vinculación sintáctica con los elementos del texto principal.

b) Para intercalar algún dato o precisión, como fechas, lugares, el desarrollo de una sigla, el nombre de un autor o de una obra citados, etc.: El año de su nacimiento (1616) es el mismo en que murió Cervantes; Toda su familia nació en Guadalajara (México); La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) ha decidido aumentar la producción de crudo; «Más obran quintaesencias que fárragos» (Gracián).

c) Para encerrar, en las obras teatrales, las acotaciones del autor o los apartes de los personajes: «Bernarda. (Golpeando con el bastón en el suelo). ¡No os hagáis ilusiones de que vais a poder conmigo!» (GaLorca Bernarda [Esp. 1936]).

«Inés. ¡Ay, Jesús!
Brígida.             ¿Qué es lo que os da?
Inés. Nada, Brígida, no es nada.
Brígida. No, no; si estáis inmutada.
(Ya presa en la red está).
¿Se os pasa?»
(Zorrilla Tenorio [Esp. 1844-1852])

Si las acotaciones del autor son exentas, no insertas en la réplica de un personaje, no es necesario escribirlas entre paréntesis. Como se ve en los ejemplos, los apartes de los personajes mantienen el estilo de letra del resto de la intervención ―cursiva en este caso―, mientras que las acotaciones del autor presentan un resalte inverso al del contexto en el que aparecen.

d) Para introducir opciones en un texto. En estos casos se encierra entre paréntesis el elemento que constituye la alternativa, sea este una palabra completa, sea uno de sus segmentos: En el documento se indicará(n) el (los) día(s) en que haya tenido lugar la baja; Se necesita chico(a) para repartir pedidos. Como se ve en los ejemplos, los paréntesis que añaden segmentos van pegados a la palabra a la que se refieren. En este uso, el paréntesis puede alternar con la barra (→ barra, 1.b).

e) Para desarrollar las abreviaturas o reconstruir las palabras incompletas del texto original cuando se reproducen o transcriben textos, códices o inscripciones. Los elementos que se añaden van entre paréntesis y sin espacios de separación: Imp(eratori) Caes(ari). En estos casos se recomienda utilizar con preferencia los corchetes (→ corchete, 2.c). Es también usual prescindir de paréntesis o corchetes y escribir el segmento reconstruido en cursiva, si el texto está en redonda, o en redonda, si se trata de un texto en cursiva: Imperatori Caesari.

f) En la reproducción de citas textuales, se usan tres puntos entre paréntesis para indicar que se omite un fragmento del original: «Pensé que él no pudo ver mi sonrisa (…) por lo negra que estaba la noche» (Rulfo Páramo [Méx. 1955]). En estos casos es más frecuente y recomendable el uso de los corchetes (→ corchete, 2.e). Cuando la reproducción de la cita queda incompleta por su parte inicial o final, se prescinde de los paréntesis o los corchetes para encerrar los puntos (→ puntos suspensivos, 2.2.e).

g) Para delimitar algunas abreviaturas que no se cierran con punto ni con barra: (a) por alias, (e) por encargado (→ abreviatura, 8.a).

h) Las letras o números que introducen elementos de una clasificación o enumeración pueden escribirse entre paréntesis o, más frecuentemente, seguidas solo del paréntesis de cierre:

Los libros podrán encontrarse en los lugares siguientes:
(a) en los estantes superiores de la sala de juntas;
(b) en los armarios de la biblioteca principal
.

O bien:

Los libros podrán encontrarse en los lugares siguientes:
a) en los estantes superiores de la sala de juntas;
b) en los armarios de la biblioteca principal
.

i) En las fórmulas matemáticas o químicas, los paréntesis sirven para aislar operaciones que forman parte de una serie; para enmarcar operaciones que contienen otras ya encerradas entre paréntesis, se utilizan los corchetes (→ corchete, 2.a): [(4 + 2) × (5 + 3)] − (6 − 2).

3. Combinación con otros signos

a) El punto, la coma, el punto y coma y los dos puntos se escriben siempre después del paréntesis de cierre:

Llevaban casados mucho tiempo (el año pasado cumplieron sus bodas de oro), pero nunca lograron entenderse.

Se llama Elvira Muñoz (si no recuerdo mal).

También se ha de colocar el punto tras el paréntesis de cierre cuando el texto entre paréntesis abarca todo el enunciado: La escuela ha convocado una nueva edición de su concurso literario. (Consulta las bases en nuestra página web).

b) No debe colocarse ningún signo de puntuación que no fuera necesario si se suprimieran los paréntesis; por ello, si el texto entre paréntesis está situado entre el sujeto y el verbo de la oración, nunca debe escribirse coma después del paréntesis de cierre, pues es incorrecto que sujeto y verbo vayan separados por coma (→ coma2, 3.1): ⊗‍Las asambleas (la última duró casi cuatro horas sin ningún descanso), se celebran en el salón de actos.

c) Cuando los paréntesis se combinan con otro signo doble, se cerrará primero el que se haya abierto en último lugar:

«No estoy seguro de esto (¿por qué habría de estarlo?)», señaló.

¿Cuántos países integran la ONU (Organización de las Naciones Unidas)?

d) El texto contenido dentro de los paréntesis tiene una puntuación independiente. Por eso, si se omite o se sobrentiende cierta información del texto escrito entre paréntesis, los puntos suspensivos preceden al paréntesis de cierre: La manía de Ernesto por el coleccionismo (lo colecciona todo: sellos, monedas, relojes, plumas, llaveros…) ha convertido su casa en un almacén. En cambio, si el texto elidido o sobrentendido corresponde al discurso principal, los puntos suspensivos se escriben tras el paréntesis de cierre: Visitamos el museo de la ciudad, las calles del centro histórico, las montañas cercanas (una maravilla)… Acabamos agotados.

e) Cuando la secuencia parentética aparece al final del enunciado, debe colocarse punto detrás del paréntesis de cierre incluso si este va precedido de puntos suspensivos o de un signo de cierre de interrogación o exclamación:

Está encantado con su nuevo Picasso (yo diría que es falso, pero…).

Se puso a gritar como un loco (¡vaya genio que tiene el amigo!).

f) Sobre la colocación de las llamadas de nota cuando concurren con signos de puntuación, → llamada de nota, 3.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/paréntesis, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 23/02/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE