Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

pijama. 1. La voz inglesa pyjamas (‘prenda para dormir, compuesta en general de dos piezas’) se ha adaptado al español con dos grafías: pijama y piyama. La más frecuente en el uso de todo el ámbito hispánico es pijama, que en España se pronuncia [pijáma] y en América [piyáma]: «Se quita el pijama y se pone un camisón malva» (Melgares Anselmo [Esp. 1985]); «Se levantó, se quitó el pijama y se bañó en la regadera» (María Fábrica [Méx. 1980]). La grafía piyama, que refleja la pronunciación inglesa etimológica, solo se documenta en el español de América: «Me dijo que no usaba piyama, que siempre dormía desnudo» (Puig Beso [Arg. 1976]). Ambas grafías son válidas, pero cada una debe pronunciarse según la correspondencia entre grafías y sonidos propia del español; así, a pijama le corresponde la pronunciación [pijáma] y a piyama, la pronunciación [piyáma]. En español no deben usarse las formas con -s para el singular: el pijamas.

2. En España y en el Cono Sur americano, esta palabra se usa siempre en masculino, mientras que en el resto de América se usa mayoritaria o exclusivamente en femenino: «Voy a ponerles la piyama» (Mastretta Vida [Méx. 1990]).

3. No deben usarse otras formas, como pajama o payama, adaptaciones de la variante del inglés americano pajamas.

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE