Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
q

1. Decimoctava letra del abecedario español. Su nombre es femenino: la cu. Su plural es cus, aunque en algunos países americanos no es infrecuente el plural cúes.

2. En las palabras españolas esta letra se escribe siempre seguida de una u, formando el dígrafo qu, con el que se representa el fonema velar oclusivo sordo /k/ ante las vocales e, i; la u del dígrafo no se pronuncia: queso [késo], esquina [eskína]. En cambio, sí se pronuncia la u que sigue a la q en las locuciones latinas, pues estas conservan la pronunciación que tenía el grupo qu en latín: ad quem [ad-kuém], quid pro quo [kuíd-pro-kuó], statu quo [estátu-kuó].

3. Además del dígrafo qu, el fonema /k/ lo representan también en español las letras c (→ c, 2.1) y k (→ k).

4. El empleo autónomo de la q en representación del fonema /k/ es ajeno a la ortografía del español. Por ello, todos los préstamos de otras lenguas cuya grafía etimológica incluya la secuencia qu con sonido /ku/ se adaptan al español bien adecuando su pronunciación a nuestro sistema (qu = /k/) ―así ha ocurrido en algunos casos, como en quid [kíd], quídam [kídam] o réquiem [rrékiem]―, bien sustituyendo la q etimológica por una c, que es la grafía propiamente española para representar el fonema /k/ en esa posición (→ c, 2.1); esta última ha sido la solución más frecuente en las voces incorporadas a nuestro idioma a lo largo de la historia (acuarela, del it. acquarella; cuaderno, del lat. quaterni; ecualizar, del ingl. equalize; frecuencia, del lat. frequentĭa; inicuo, del lat. iniqŭus; rorcual, del fr. rorqual). Así, voces como las inglesas quark y quasar, o las latinas quorum y exequatur, deben escribirse en español cuark, cuásar, cuórum, execuátur. Si se mantienen las grafías etimológicas con q, estas voces deben escribirse en cursiva y sin sometimiento a las reglas de acentuación gráfica del español, como corresponde a los extranjerismos crudos o no adaptados. En consecuencia, no se consideran correctas las grafías semiadaptadas ⊗‍quórum, ⊗‍quásar o ⊗‍exequátur, que mantienen la q y se acentúan gráficamente a la española.

5. La q puede aparecer por sí sola en representación del fonema /k/ en transcripciones de nombres propios árabes o hebreos, ya que con ella se translitera una de las letras de los respectivos alfabetos, de ahí grafías como Iraq o Qatar. No obstante, para los topónimos mayores (nombres de países y capitales) es preferible usar grafías adaptadas al español, de forma que en los casos antes citados se recomienda escribir Irak y Catar.

6. En las transcripciones de nombres propios chinos al alfabeto latino según el sistema pinyin, oficialmente adoptado por China para la transcripción del mandarín, es frecuente que aparezca la q como letra independiente, con un sonido parecido al que corresponde a nuestro fonema /ch/: Qiang, pron. [chiáng].

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/q, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 14/04/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE