Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

queroseno. Como adaptaciones del francés kérosène o del inglés kerosene (‘fracción del petróleo usada para alumbrado y como combustible de los propulsores de chorro’) existen en español las formas querosene, querosén y queroseno; todas ellas cuentan con variantes que conservan la k- etimológica ( k): kerosene, kerosén y keroseno. La forma queroseno/keroseno es la única usada en España y no es inusual en el español americano: «Claramunda prendió un quinqué de queroseno» (SchzEspeso Alas [Esp. 1985]); «Al acercarse a la hornilla de queroseno descubrieron la fuente del olor» (Sepúlveda Viejo [Chile 1989]); pero en la mayor parte de América son más usuales las formas kerosene/querosene y querosén/kerosén: «Al lado, un lamparín de kerosene» (Bayly Días [Perú 1996]); «Respiran y entra el olor a querosén mal quemado de los motores» (Fogwill Cantos [Arg. 1998]). La forma querosín/kerosín, —adaptación de la variante kerosine (inglés) o kérosine (francés)— solo es normal en algunos países de Centroamérica, como Nicaragua o Panamá: «Huele a kerosín en esa tienda» (Ramírez Baile [Nic. 1995]).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE