Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

seguir(se). 1. ‘Ir detrás o después [de algo o alguien]’, ‘continuar haciendo algo’ y, como intransitivo pronominal, ‘inferirse’. Verbo irregular: se conjuga como pedir ( apéndice 1, n.º 45).

2. Cuando significa ‘ir detrás o después’, es transitivo y su complemento directo, tanto si es de persona como si es de cosa, va introducido por a ( a2, 1.1l): «Amado sigue a la díscola santa [...] por las calles de la ciudad» (Abc [Esp.] 5.5.89); «La tristeza bárbara que siempre sigue a la alegría bárbara hizo su aparición» (Atxaga Tiempo [Esp. 1995]). Si el complemento directo es un pronombre átono de tercera persona, deben usarse las formas lo(s), la(s): «Su mismo coraje le impidió ver que Lauro lo seguía a prudente distancia» (Olivera Enfermera [Méx. 1991]). No obstante, la presencia obligada de la preposición a ante este complemento favorece que también se emplee el pronombre le(s), incluso en zonas no leístas: «Teresa le siguió y se acomodó en un taburete» (VqzRial Isla [Arg. 1991]).

3. Como pronominal, su significado más habitual es el de ‘inferirse’ y se construye con de: «La conclusión que se sigue de todo ello no es, por supuesto, que tales investigaciones carecen de interés» (Gomila Evolución [Esp. 1995]). Más restringido es el uso de seguirse con el significado de ‘seguir o proseguir’: «¡Quién podrá encarecer la desolación, la amargura, [...] que por otros más largos y más desventurados años se siguieron!» (SchzFerlosio Años [Esp. 1993]); «El maestro escribe en la madrugada [...]. Se sienta durante el amanecer y se sigue de largo hasta la mañana» (Proceso [Méx.] 27.10.96).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

cerrar

Buscador general de la RAE