Real Academia Española

Diccionario panhispánico de dudas

Debe tenerse en cuenta que esta versión electrónica da acceso al texto de la primera y hasta ahora única edición del Diccionario panhispánico de dudas, publicada en 2005. Por ello, algunos de sus contenidos pueden no estar actualizados conforme a lo expuesto en obras académicas publicadas posteriormente, como la Nueva gramática de la lengua española (2009) y la Ortografía de la lengua española (2010). Si su consulta es ortográfica, acceda aquí al resumen de las principales novedades que incorporó la Ortografía de 2010.

tiempo. 1. Para las expresiones inglesas full-time (‘con jornada completa o con dedicación exclusiva’), half-time (‘con media jornada’) y part-time (‘con dedicación parcial o no exclusiva’), existen los equivalentes españoles a o de tiempo completo, a o de medio tiempo y a o de tiempo parcial, respectivamente: «Manuel estudiaba y trabajaba a tiempo completo como diseñador gráfico» (Barrios Familia [Ven. 1993]); «Estos artistas podían [...] trabajar de tiempo completo» (Aguilera Arte [Méx. 1977]); «Trabaja ahora, a medio tiempo, en una empresa familiar» (Fuller Dilemas [Perú 1993]); «En muchas familias, el trabajador de tiempo parcial es la madre» (DAméricas [EE. UU.] 10.4.97). Las locuciones encabezadas por la preposición a son las más usadas en el conjunto del ámbito hispánico, aunque en amplias zonas de América, especialmente en México, se prefieren las que van encabezadas por de. Menos recomendable es el empleo de estas locuciones sin preposición, práctica frecuente en algunas zonas de América, probablemente por influjo del inglés, lengua en la que las expresiones equivalentes no llevan preposición: «Estamos trabajando tiempo completo» (Nación [C. Rica] 8.12.96); «¿Necesitás completar tus horas sociales? ¿Un trabajo medio tiempo?» (Planeta [El Salv.] 20.3.03). La existencia de estas locuciones hace innecesario el empleo en español de los anglicismos full-time, half-time y part-time.

2. dar o tener tiempo. Ambas construcciones se emplean para expresar la noción de ‘ser suficiente el tiempo de que se dispone, para hacer algo’ y van siempre seguidas de un infinitivo o un nombre de acción precedidos de preposición. La primera, dar tiempo, se construye siempre en tercera persona del singular y el complemento que la sigue va introducido por las preposiciones a o de: «Doña Fina retrocede aprisa hasta el otro extremo de la habitación, pero no le da tiempo a salir» (BVallejo Lázaro [Esp. 1986]); «Ni siquiera le dio tiempo de quitarse la camisa de dormir» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); la segunda, tener tiempo, lleva sujeto personal, de manera que se conjuga en todas las personas y su complemento va introducido por las preposiciones de o para: «Aún no habían tenido tiempo de cambiarse de ropa» (GaMárquez Amor [Col. 1985]); «Ahora tendría tiempo para meditar a solas sobre los recientes sucesos» (PzReverte Maestro [Esp. 1988]).

Diccionario panhispánico de dudas 2005
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el patrocinio de

Diccionario panhispánico de dudas

Esta versión electrónica permite acceder al contenido de la primera edición impresa (2005), actualmente en proceso de adaptación a la Nueva gramática de la lengua española (2009) y a la Ortografía de la lengua española (2010).

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.

Consultas lingüísticas

El Departamento de «Español al día» resuelve aquí las dudas de los hablantes sobre el uso correcto del español.

Con el patrocinio de

Formulario de búsqueda