Diccionario panhispánico de dudas

2.ª edición (versión provisional)
w

1. Vigesimocuarta letra del abecedario español. Su nombre es femenino: la uve doble (menos frecuente, doble uve). En América existen otras denominaciones, como ve doble, doble ve y, en México y algunos países del área centroamericana y caribeña, doble u (calco del inglés double u). Su plural es, según los casos, uves dobles, dobles uves, ves dobles, dobles ves o dobles úes. Se prefiere la denominación uve doble por ser uve el nombre recomendado para la v (→ v).

2. Aparece en palabras de origen germánico, principalmente inglesas y alemanas, y en transcripciones de palabras procedentes de lenguas que utilizan otros alfabetos o sistemas de escritura. Representa dos fonemas diferentes, según los casos:

a) el fonema bilabial sonoro /b/ (→ b). La w se pronuncia como /b/ en nombres propios de origen visigodo: Wamba [bámba],Witiza [bitísa, bitíza]; y en voces de origen alemán o derivadas de nombres propios alemanes: wolframio [bolfrámio], wagneriano [bagneriáno], weimarés [beimarés]. En los nombres propios alemanes puede pronunciarse, como en alemán, con articulación labiodental, pero lo normal es hacerlo con articulación bilabial, ya que el fonema labiodental no forma parte del sistema fonológico del español: Wagner [bágner], Weimar [béimar]. También se articula corrientemente como /b/ en topónimos y antropónimos de otras lenguas europeas, como el polaco o el neerlandés: Kowalski [kobálski] (apellido polaco), Van der Weyden [banderbéiden] (apellido neerlandés).

b) el fonema /u/ (→ u1). La w se pronuncia como /u/ ―o como /gu/, cuando forma diptongo con la vocal siguiente (→ u1, 2)― en la mayoría de las palabras de origen inglés que conservan esta letra en su paso al español: sándwich [sánduich o sánguich], waterpolo [guaterpólo], web [guéb], así como en transcripciones al alfabeto latino de voces procedentes de lengua orientales, semíticas o indígenas, introducidas muchas de ellas a través del inglés: kiwi [kígui], taekwondo [taekuóndo], wau [guáu]. También en nombres propios de esos mismos orígenes y en sus derivados: Hawái, hawaiano, Taiwán, taiwanés. No obstante, cuando la w va en contacto con letras que ya representan el fonema /u/, suele pronunciarse como /b/ para diferenciar su articulación de la de las letras contiguas: Kuwait [kubáit], Hollywood(i)ense [jolibud(i)énse]. El hecho de que la w seguida de vocal se pronuncie como /gu/ (con refuerzo consonántico) a principio de palabra o de sílaba explica que algunas voces en cuyo étimo aparece una w en esa posición se hayan adaptado al español con la secuencia gu: guachimán (del ingl. watchman), güelfo (del al. Welf) o güisqui (del ingl. whisk(e)y; → wiski).

3. En muchas palabras incorporadas desde hace tiempo al español, la w etimológica ha sido reemplazada por v: vagón, vals, vatio; en otras, alternan las dos grafías, como en wolframio/volframio, o existen dos variantes, una más próxima a la palabra de origen y otra adaptada, como wellingtonia/velintonia.

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Diccionario panhispánico de dudas (DPD) [en línea], https://www.rae.es/dpd/w, 2.ª edición (versión provisional). [Consulta: 03/03/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE