ESPAÑOL AL DÍA

¿Es correcto decir «yo y Santiago» o debemos decir «Santiago y yo»?

El burro delante para que no se espante. Con este dicho u otros similares se suele censurar a quien, en una enumeración, se nombra a sí mismo en primer lugar, gesto que ya parecía descortés en tiempos de Gonzalo Correas: «Los arrieros siempre echan los asnos delante» (Vocabulario de refranes y frases proverbiales [España 1627]). Pero, modestia aparte, ¿es incorrecto, desde el punto de vista lingüístico, decir yo y Santiago en vez de Santiago y yo?

No, no es incorrecto ni lo ha sido nunca, aunque las normas de urbanidad aconsejen mencionar primero al otro. De hecho, no es nada difícil encontrar, en prestigiosos autores de todas las épocas, ejemplos en los que el pronombre que designa al hablante es el primero de una serie, larga o corta, de elementos coordinados.

Hay ocasiones, incluso, donde el orden adecuado viene determinado por el contexto y puede ser relevante no citarse en último lugar. Si alguien nos dice Las primeras en llegar a la meta fuimos yo, Eva y Ana, interpretaremos que nuestra interlocutora ha ganado la carrera; si se cita en segundo lugar, lo lógico es pensar que ha llegado en segunda posición. Con los pronombres del plural parece que la libertad es mayor: resulta más natural decir nosotros y ellos que a la inversa, en lo que quizá influyan razones rítmicas o prosódicas. Por otra parte, si entre los elementos coordinados aparecen entes no animados, la norma de cortesía se deshace y lo normal es que la persona figure en primer lugar: es mucho más frecuente decir yo y mis libros que mis libros y yo. Y, por último, hay casos donde los elementos de la sucesión parten de un yo que claramente encabeza el grupo: Yo y los que me siguen creemos...

Por tanto, ni las reglas lingüísticas ni las de urbanidad se conculcan en ejemplos como los siguientes, en los que sería raro que el pronombre de primera persona apareciera en un lugar distinto al que ocupa: «¡Oh, mal haya yo y todo mi linaje» (Lope de Rueda Comedia llamada Medora [España 1545]); «Yo soy yo y mi circunstancia» (José Ortega y Gasset Meditaciones del Quijote [España 1914]); «Yo y mi sombra, ángulo recto. / Yo y mi sombra, libro abierto» (Manuel Altolaguirre Poesías [España 1923-a. 1959]).

cerrar

Buscador general de la RAE