ESPAÑOL AL DÍA

Si se usa la abreviatura «a. m.» para indicar las horas anteriores al mediodía y «p. m.» para las posteriores al mediodía, ¿cuál se emplea para indicar las 12 del mediodía?

El uso de las abreviaturas a. m. y p. m. permite distinguir la franja del día a la que corresponde una hora cuando se usa el sistema de doce horas y no el de veinticuatro. De no usar esas indicaciones, sería imposible saber si una expresión escueta como las 6 corresponde a la mañana o a la tarde.

El mediodía (en latín meridies) es el momento que se toma como referencia para dividir las horas del día en dos franjas; así, las horas anteriores a él se acompañan de la abreviatura a. m. (ante meridiem, esto es, ‘antes del mediodía’) y las posteriores se indican con la abreviatura p. m. (post meridiem, ‘después del mediodía’).

¿Qué sucede entonces con las doce de la mañana? Que, al ser estrictamente el mediodía, se produciría una contradicción si se empleasen las abreviaturas que indican anterioridad o posterioridad a ese punto de referencia. Por tanto, lo indicado en este caso es utilizar simplemente la abreviatura m. (de meridies ‘mediodía’): 12 m. [= doce del mediodía o de la mañana].

¿Y para las 12 de la noche? En este caso se recomienda usar la abreviatura a. m., considerando que a medianoche comienza un nuevo día y, por tanto, su indicación horaria es anterior al mediodía de este: 12 a. m. [= doce de la noche].

Aunque en algunos dispositivos electrónicos, como relojes o despertadores digitales, está extendida la representación de estas indicaciones como siglas (AM, PM), lo adecuado cuando se emplean en un texto es escribirlas como abreviaturas, esto es, con minúsculas y sin prescindir del punto abreviativo ni del espacio entre sus elementos: «Ya en el aeropuerto, solo pude salir en el vuelo de las 9 a. m. del sábado» (Mario Benedetti Primavera con una esquina rota [Uruguay 1982]).

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas