Sintaxis

41 Oraciones activas, pasivas, impersonales y medias

41.12 La pasiva refleja (II). Semejanzas y diferencias entre pasivas reflejas e impersonales reflejas

41.12a Se explicó en las páginas precedentes que las pasivas reflejas y las impersonales con se coinciden en que en ambas estructuras se suele ocultar un argumento. En las pasivas reflejas se omite a menudo el agente (Se arreglaron todos los desperfectos). En las impersonales con se se sobrentiende un argumento que queda siempre tácito (Se podía haber insistido más). Existen, pares de construcciones relativamente cercanas en su forma y en su significado, a pesar de lo cual una es pasiva refleja (El problema se podía haber planteado mejor) y otra impersonal (Se podía haber trabajado más en el problema). También se explicó en las secciones precedentes que los adverbios agentivos se admiten en ambas, y que la información gramatical de persona que se expresa en las dos construcciones ha de quedar reflejada en el verbo. Las pasivas reflejas y las impersonales pueden llegar a construirse con los mismos verbos, siempre que los transitivos (Se disparaba incesantemente la munición: pasiva refleja) admitan usos intransitivos (Se disparaba incesantemente contra el enemigo: impersonal). Como se verá en esta sección, son también posibles las impersonales reflejas con verbos transitivos.

41.12b De la presentación de las estructuras pasivas e impersonales realizada en las secciones anteriores se deducen también algunas diferencias notables entre ellas. Así, las impersonales reflejas o impersonales con se se pueden formar con verbos intransitivos, frente a las pasivas reflejas, e incluso con pasivas perifrásticas, como en Cuando se es insultado impunemente y otras construcciones similares. Las oraciones de verbo transitivo permiten establecer una comparación estrecha entre ambas estructuras. En el § 41.10f se indicó que las impersonales reflejas pueden construirse con verbos transitivos, pero hay que hacer notar que los complementos directos de estos verbos en esta pauta son precisamente los grupos nominales que se suelen rechazar como sujetos pacientes de las pasivas reflejas. Así, el grupo nominal definido el maestro designa una persona. Con él se puede formar una impersonal refleja (Se recibió al maestro), pero no una pasiva refleja. No es, por tanto, pasiva, sino media (§ 41.13 y 41.14), la oración El maestro se recibió (también Se recibió de maestro), puesto que se forma con el verbo pronominal recibirse ‘graduarse, licenciarse’.

41.12c En España se percibe cierta tendencia a la distribución complementaria entre las pasivas reflejas y las impersonales con se, en el sentido de que se usa cada una de estas oraciones en estructuras sintácticas en las que se rechaza la otra. La distribución no es perfecta, sin embargo, como se explicará en los apartados que siguen. Se ha observado que en el español andino, chileno y rioplatense se solapan o traslapan con más claridad que en el de otras variedades los contextos sintácticos que permiten cada una de estas construcciones. Como consecuencia de esta coincidencia, la distribución de contextos obtenida en estas variantes dista aún más de ser complementaria. En los apartados siguientes de la presente sección se analizarán los factores gramaticales que intervienen en estos procesos.

41.12d Con el grupo nominal definido el Quijote, con el que se denota cierta obra, se puede construir el sujeto de una pasiva refleja (Se leyó el Quijote, en el sentido de ‘El Quijote fue leído’). En el español europeo tiende a evitarse este grupo nominal construido como complemento directo de una impersonal refleja (Se leyó el Quijote en todas las escuelas > *Se lo leyó), pero en las variantes mencionadas del español americano no se rechaza en esta opción los grupos nominales que designan cosas. La distribución complementaria de pasivas reflejas e impersonales con se a la que se alude es parcialmente correcta, en cuanto que hace algunas predicciones atinadas, pero es exagerada en cuanto que fuerza otras que no se ajustan a los datos. En efecto, los grupos nominales que pueden ser complementos directos del verbo sin necesidad de la preposición a pueden ser también sujetos pacientes en las oraciones pasivas reflejas. Así, la imposibilidad de obtener, en la lengua actual, la interpretación pasiva en Los enfermos se visitan es análoga a la de construir oraciones activas como *Visitó los enfermos (posible en la lengua antigua: § 34.8i). A la inversa, los complementos directos posibles de las impersonales reflejas designan personas de acuerdo con esta distribución. Se obtienen, por tanto, los siguientes contrastes:

Se atendieron las protestas (pasiva refleja) ~ Se atendió a los que protestaban (impersonal refleja); Se valora el trabajo (pasiva refleja) ~ Se valora a los trabajadores (impersonal refleja); Se convoca el concurso (pasiva refleja) ~ Se convoca a los concursantes (impersonal refleja); Se respetan las fiestas (pasiva refleja) ~ Se respeta a los festejantes (impersonal refleja).

La distribución complementaria predice, sin embargo, que solo debería obtenerse la primera de las dos variantes que alternan en Se {atendieron ~ atendió} las protestas o Se {respetan ~ respeta} las fiestas, frente a lo que resulta ser cierto. He aquí algunos ejemplos de esta alternancia:

Señaló que en su partido se respeta las libertades individuales de todos sus integrantes (Expreso [Perú] 22/4/1990); Exijo que se respeten las libertades políticas constitucionales de todos los ciudadanos (Proceso [Méx.] 14/7/1996); De los 13 bancos existentes se atendió once solicitudes (Tiempos 6/2/1997); Se atendieron 58939 solicitudes de 57173 productores de los 106 municipios (Diario Yucatán 4/9/1996).

41.12e Se aconseja evitar los cruces entre pasivas reflejas e impersonales que se producen en las oraciones construidas con complementos definidos de persona introducidos por la preposición a. Tales cruces dan lugar a oraciones como Se premiaron a los mejores alumnos; Se buscan a los culpables; Se agasajaron a los invitados; Se respetan a los valientes, que se recomienda no usar. Estas oraciones contrastan con las variantes correctas Se premió a los mejores alumnos; Se busca a los culpables; Se agasajó a los invitados; Se respeta a los valientes. Las oraciones que muestran el cruce de estructuras se encuentran ocasionalmente en los textos clásicos, y a veces también en los modernos, tanto en boca de personajes como en el texto que refleja la prosa del autor:

Fue recibido con grandes juegos e danzas, como se suelen recibir a los reyes que de alguna conquista vienen victoriosos (Crónica Juan II); A aquellos se premian con darles oficios, […] y a estos no se pueden premiar (Cervantes, Quijote I); Por los cristales se veían a los dos hombres en buzos haciéndose pases, disparando a la canasta (Vargas Llosa, Conversación); Aquí se reciben a varones de 10 a 17 años, que han huido de su casa o que no tienen hogar (Nuevo Día [P. Rico] 6/1/1998); El día de la clausura se premiaron a los mejores jinetes de cada país (Salvador Hoy 19/5/1997).

Se trata, como se ve, de estructuras híbridas: poseen complementos directos definidos que se refieren a personas, como las impersonales reflejas, pero muestran un verbo en plural al que no corresponde gramaticalmente un sujeto paciente. Este tipo de cruce se da a menudo en las construcciones que se forman con verbos de denominación y de juicio: Se llaman askenazis a los judíos que proceden del centro y el este de Europa; Se considerarán miembros de pleno derecho a todos los que…

41.12f También se confunde a veces la elipsis de sujeto paciente en las pasivas reflejas con la del grupo verbal en las impersonales reflejas. Así, además de adverbios como sí, no u otros similares, la pregunta ¿Se deben respetar las fiestas? admitiría como respuesta posible la expresión Se deben respetar, pero no admitiría *Se deben. Si la pregunta fuera, en cambio, ¿Se debe respetar a los padres?, sucedería lo contrario: Se debe sería en este caso una respuesta admisible. La diferencia entre estas dos formas de elipsis es la siguiente: la oración Se deben respetar las fiestas es pasiva refleja. El grupo las fiestas es el sujeto paciente de la perífrasis verbal se deben respetar. La respuesta Se deben respetar ilustra, por tanto, un caso de omisión del sujeto de un verbo en forma personal (§ 33.4, 33.5 y 41.5b). En cambio, la oración Se debe respetar a los padres no es pasiva refleja, sino impersonal refleja. No es posible suprimir a los padres en la respuesta porque esta expresión constituye el complemento directo, pero sí es posible suprimir el grupo verbal que forman el infinitivo y sus complementos (respetar a los padres), como sucede en las demás perífrasis verbales (Unos días podía leer el periódico, pero otros no podía).

41.12g En las oraciones activas se admiten complementos directos de persona construidos en plural y sin artículos, como en Contrataron excelentes jugadores; Habrá que enviar mensajeros; Es difícil encontrar personas así; Están buscando analistas de sistemas. Estos mismos grupos pueden ser sujetos pacientes de las pasivas reflejas, como se deduce de la generalización expuesta en el § 41.12l, ya que no está presente la preposición a en las variantes activas correspondientes. Resultan, pues, naturales oraciones como Se han contratado excelentes jugadores; Se enviarán mensajeros; Ya no se encuentran personas así, o Se buscan analistas de sistemas. He aquí otros ejemplos de pasivas reflejas con sujetos de persona análogos a estos:

En la prensa periódica se necesitan hombres expeditos, no refinados (Palacio Valdés, Novelista); Hoy en día se buscan mujeres rubias de rasgos acusados como Greta Garbo o Marlene Dietrich (Canto, Ronda); Se ven nativos que bailan en playas al amanecer, siempre alrededor de una hoguera (Vila-Matas, Suicidios); Otra cosa es cuando se tienen hijos (Delgado, Mirada); Además, se necesitarían testigos que le hubiesen visto pintar las falsificaciones y entregarlas a sus clientes (Prada, Tempestad); A los pueblos antedichos se enviaron religiosos dominicos en sustitución de los jesuitas (Mera, Cumandá).

41.12h No designan propiamente personas los sujetos pacientes de las pasivas reflejas que se refieren a cargos, puestos y otros atributos de quien los ejerce, como en Todavía se tiene que nombrar el nuevo embajador en el Perú o en Ahora se elegirán los representantes sindicales. Repárese en que resultaría forzado sustituir estos grupos nominales definidos por pronombres interrogativos o relativos de persona. La sintaxis tiende a descartar, por consiguiente, la interpretación pasiva (en favor de la reflexiva) en oraciones como Desconozco quién se nombró. Los grupos nominales formados con estos sustantivos pueden ser complementos directos en las oraciones activas sin que resulte imprescindible la preposición a, como en Tienen que nombrar {al ~ el} embajador en el Perú34.8-10), o en Los trabajadores están eligiendo (a) los nuevos representantes sindicales. Como en la variante sin a no se designan personas, sino cargos o puestos, puede incluso omitirse el artículo, como en Si el 15 de diciembre no se ha elegido nuevo responsable académico pasará a haber un rector en funciones (Adelanto 14/11/2002).

41.12i Otros grupos nominales definidos de persona que aparecen ocasionalmente como sujetos pacientes de las pasivas reflejas coinciden con los anteriores en designar tipos o clases de individuos, en lugar de personas en particular, como en Solo se admitirán los estudiantes que hayan aprobado el primer ciclo completo. Así pues, no es estrictamente la presencia o ausencia de artículo la que explica la admisión o el rechazo de los grupos nominales de persona en las pasivas reflejas. Por un lado, suelen rechazarse, como se ha explicado, los que designan individuos determinados, pero se aceptan los que se refieren a grupos de interpretación genérica. Por otro, las expresiones indefinidas que aluden a personas se rechazan cuando es imprescindible la preposición a en las variantes activas correspondientes. Así pues, la irregularidad de *Se asesinaron miles de inocentes (en la interpretación pasiva) está relacionada con la de *Asesinaron miles de inocentes, y la de *Una empresa en la que se ayudan recién licenciados lo está con la de *Ayudan recién licenciados.

41.12j Se ha explicado en los apartados anteriores la fuerte tendencia que existe a evitar en el español actual las pasivas reflejas que tengan como sujetos grupos nominales definidos de persona. Las oraciones así construidas se interpretan, pues, como reflexivas, como recíprocas o como medias. Como se ha visto, oraciones del tipo de Los jóvenes deben ayudarse no significan ‘Los jóvenes deben ser ayudados’. No admiten, pues, la interpretación pasiva que se reconoce en Los geranios deben regarse. La lengua antigua aceptaba la ausencia de preposición en las variantes activas (§ 34.8i), así como los grupos nominales definidos referidos a las personas en las pasivas reflejas:

[…] las mugeres non ay cosa por que se conoscan (Calila e Dimna); […] el libro de la ley porque se deven judgar los omnes (Cifar); Viendo la muchedumbre de cristianos que cada día se mataban, escribió al emperador Trajano una carta (Granada, Símbolo II); Era un follón y mal nacido caballero, pues de tal manera consentía que se tratasen los andantes caballeros (Cervantes, Quijote I).

Persisten en el español general de hoy algunos usos arcaizantes esporádicos que recuerdan esta pauta, como en No es así como se ganan los amigos, que pueden deberse a la interpretación de tipo o de clase analizada en los apartados precedentes. La ambigüedad entre la interpretación pasiva y la reflexiva con nombres de persona permanece en italiano.

41.12k La ausencia de la preposición a ante muchos complementos directos de persona en la lengua medieval y clásica no permite saber en todos los casos si se interpretaban como pasivas o impersonales las oraciones que no muestran la preposición en las pasivas reflejas: […] cómo se auía de ferir el enemigo, & en qué manera auian de ser ordenadas las batallas (Pulgar, Varones). Se ha debatido entre los especialistas si algunas pasivas reflejas con sujetos definidos de persona pueden reinterpretarse como oraciones de verbo pronominal. Así, ciertos autores entienden que el uso de se uencieron en textos como el siguiente corresponde al verbo pronominal vencerse (‘caer vencido’), pero otros entienden que se trata del verbo transitivo vencer, por lo que la oración es pasiva refleja, no media: […] que se uencieron los Normanos maguer que era yent aspera (Alfonso X, España II). En general, los límites entre unas construcciones y otras son escurridizos en la lengua antigua y —como se vio en los § 41.12e y ss.— también a veces en la contemporánea.

41.12l Se explicó en los apartados anteriores que la distribución entre pasivas reflejas e impersonales no es perfecta en el español contemporáneo. No puede decirse, por tanto, que las condiciones que imponen unas y otras estén exactamente en distribución complementaria, ya que, si bien los grupos nominales definidos que se refieren a personas se admiten como complementos directos de las impersonales en la lengua actual, y no como sujetos de las pasivas reflejas, los complementos directos que designan cosas no se rechazan siempre en las impersonales. Se admiten, pues, las dos opciones que se muestran en Se {firmarán ~ firmará} los acuerdos en los próximos días.

41.12m Los pronombres de acusativo referidos a cosas son especialmente frecuentes en las impersonales reflejas en el Río de la Plata, en Chile y en algunas partes del área andina, así como —con un grado algo menor de difusión— en otras zonas del español americano. La construcción es rara, pero no inusitada, en el español europeo. En las áreas a las que se hace referencia resulta natural decir, hablando de un electrodoméstico, si se lo usa mal (impersonal con se), además de si se usa mal (pasiva refleja). Si se retoma el ejemplo del apartado anterior, referido a la firma de ciertos acuerdos, se obtendrá Se los firmará en los próximos días (impersonal con se), pero también Se firmarán en los próximos días (pasiva refleja). Se admiten igualmente Cuando lleguen las propuestas del Gobierno, se las estudiará con atención (impersonal con se), además de Cuando lleguen las propuestas del Gobierno, se estudiarán con atención (pasiva refleja). He aquí otros ejemplos de pronombres de acusativo en impersonales reflejas:

Se planifican los escapes, se los tecnologiza, se los arma con el Modulor o con la Regia de Nylon (Cortázar, Rayuela); Las palabras en política son hechos… de manera que tienen fuerza […]. Fracasan solo cuando se las usa mal (Viñas, Lisandro); Podemos incluir entre las disposiciones de cuerpo entero las mencionadas anteriormente […] con las cuales, si se las aplica en forma metódica y regular […] podremos evitar eventuales desequilibrios (Crea, Curación); Algunos dichos, palabras y lugares funcionan con fuertes significaciones asociadas. Se los entiende sin que haya que explicarlos (Día [Arg.] 2/3/2009); En la década del 70 si surgía algo nuevo no se lo aceptaba, salvo que apareciera en los medios de prensa (Nueva Provincia 15/3/1997).

41.12n Aunque los pronombres de acusativo en las impersonales reflejas de cosa son mucho más frecuentes en el español hablado en las áreas mencionadas, se documenta también en otras zonas la alternancia, en los mismos contextos gramaticales, entre impersonales (Se los aborde como se los aborde, esos problemas tienen difícil solución) y pasivas reflejas (Se aborden como se aborden, esos problemas tienen difícil solución). Los pares siguientes ponen de manifiesto la misma alternancia sin los pronombres átonos mencionados. Como se comprueba, las oraciones de relativo y las perífrasis verbales están entre los contextos que favorecen la alternancia:

[Hablando de trampas] Se las usa para cazar pájaros ~ Se usan para cazar pájaros; Lo que sucede con los reglamentos es que {se los incumple ~ se incumplen} abiertamente; Errores como los que se {puede ~ pueden} encontrar fácilmente en un proceso tan complejo como ese; Se ha pedido refuerzos ~ Se han pedido refuerzos; En verano es cuando se {suele ~ suelen} recoger los tomates; Propuestas sin duda sugerentes, pero a las que se {podría ~ podrían} hacer algunas objeciones; Todavía se {ha ~ han} de estudiar una por una todas las solicitudes presentadas; Los martes se {come ~ comen} frijoles con arroz; las consignas contra el gobierno que se {coreaba ~ coreaban} en la manifestación; esas luces que se ve a lo lejos ~ esas luces que se ven a lo lejos.

Los textos literarios clásicos y modernos también muestran la presencia de complementos directos de cosa, nominales o pronominales, en las impersonales reflejas:

Así, en las semanas que duró el tratamiento, cometió muchas de aquellas acciones que, pereza mental que idiotiza a las gentes, se suele llamar maldades (Vargas Llosa, Tía); Se murmuraba ya y se encontraba inconvenientes graves en aquel “rasgo de inaudito atrevimiento” (Clarín, Regenta); Las cosas difíciles parecen posibles en cuanto se las piensa un poco, pero se hacen imposibles si se las piensa de más (Marías, J., Corazón); En las cuevas y paredes rocosas de las estrechas gargantas que se abrían a espaldas de las ruinas, existían, si se las buscaba con cuidado y se las libraba del polvo de milenios, infinidad de pinturas rupestres (Vázquez-Figueroa, Tuareg).

41.12ñ Algunos autores han hecho notar que entre los pares que ilustran estas alternancias existen diferencias de significado sutiles, pero perceptibles. Desde este punto de vista, la oración impersonal pone el énfasis en el sujeto tácito, por tanto en la persona que realiza la acción o experimenta el proceso (es decir, el que percibe algo en Esas luces que se ve a lo lejos), mientras que la pasiva refleja correspondiente focaliza el paciente (por tanto, lo visto en Esas luces que se ven a los lejos). Existe también diferencia sintáctica en el orden de los segmentos, puesto que la impersonal refleja con complemento directo de cosa no suele aceptar la anteposición de este: Se {alquilaban ~ alquilaba} habitaciones, frente a Varias habitaciones se {alquilaban ~ *alquilaba}. Se obtiene un contraste similar al comparar Se {suelen ~ suele} cosechar tomates en verano con Los tomates se {suelen ~ *suele} cosechar en verano.

41.12o En los casos de duda se recomienda la pasiva refleja en las construcciones formadas con grupos nominales referidos a cosas, ya que es la opción que está menos sujeta a variación sintáctica. Así, es habitual la impersonal con complemento de cosa en el lenguaje sincopado de los anuncios (Se alquila habitaciones; Se necesita urgentemente tres analistas de sistemas; Se vende helados; Se arregla muebles de caña), pero cuando se modifican los tiempos verbales y se sustituye el presente por otros tiempos, se hace necesaria la pasiva refleja. Solo en algunos países empieza a ser aceptada la impersonal en esos contextos: Se {alquiló ~ alquilaron} varias habitaciones durante un mes; Se {necesitaba ~ necesitaban} tres analistas de sistemas. El determinante influye asimismo en estas alternancias, puesto que incluso en la lengua de la prensa son relativamente raras las impersonales reflejas con complemento directo definido en estos casos (Se vende estos pisos), frente a lo que sucede en ausencia de artículo (Se vende pisos). La misma preferencia se observa al extraer esas construcciones del lenguaje de los anuncios e insertarlas en textos más amplios.

41.12p Se ha explicado que las pasivas reflejas pueden tener sujetos pacientes tácitos, como cualquier otra oración de verbo personal (Se buscan traductores > Se buscan) y también que las impersonales reflejas admiten complementos directos pronominales (Se los busca). Las estructuras con tópico inicial muestran muy claramente las diferencias entre ambas, ya que el tópico preoracional de las segundas se retoma mediante un pronombre: A los padres no siempre se les obedece40.3a y ss.). En las oraciones de relativo se produce un efecto semejante al de la topicalización: cuando la anteposición necesaria del relativo arrastra la preposición a del complemento directo, la estructura es impersonal (como en trabajadores a los que se contrata por muy poco dinero), pero si se elide dicha preposición ante el que relativo, este se interpreta como sujeto, como en trabajadores que se contratan por muy poco dinero.

Información adicional

En relación con este capítulo, la siguiente entrada del Glosario de términos gramaticales podría ser de su interés:
distribución complementaria

 

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Nueva gramática de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/gramática/sintaxis/la-pasiva-refleja-ii-semejanzas-y-diferencias-entre-pasivas-reflejas-e-impersonales-reflejas. [Consulta: 23/06/2024].

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas