Sintaxis

28 El verbo (VI). Las perífrasis verbales

28.12 Perífrasis de gerundio (I). El auxiliar estar

28.12a Todas las perífrasis de gerundio muestran una acción, un proceso o un estado de cosas en su curso. Puede decirse, por tanto, que son todas aspectuales. Aun así, existen diferencias importantes en los significados que expresan y en las restricciones a las que están sometidas, como se explicará en esta sección y en las siguientes. Con la excepción de estar y de vivir28.15k), casi todos los auxiliares de las perífrasis de gerundio tienen usos independientes como verbos de movimiento: andar, ir, llevar, pasar, seguir, venir, etc.: ir entrando, llevar estudiando un rato, pasar durmiendo la tarde, seguir trabajando.

28.12b Las perífrasis de gerundio se caracterizan por ser incompatibles entre sí, a diferencia de las de infinitivo, que pueden acumularse o encadenarse, como se explicó en las secciones precedentes. Contrasta, por tanto, Volvió a empezar a cantar o Puede tener que dejar de trabajar aquí con *Acabó estando cantando o *Está siguiendo leyendo. Este hecho es indicio de que las perífrasis de gerundio forman un subsistema de términos mutuamente excluyentes. Las perífrasis en cuestión pueden aparecer en gerundio, siempre y cuando no estén supeditadas a un esquema perifrástico. Así, el segmento subrayado en Estando trabajando en este asunto, me enteré de muchas cosas constituye una perífrasis verbal, pero el primero de estos dos gerundios no es un verbo auxiliado. Estas secuencias, que son gramaticales aunque no se consideren demasiado elegantes en la lengua actual, aparecen con más frecuencia en los textos antiguos:

[…] pero estando faziendo su oraçion e rogando a Dios que le ouiese merced (Zifar); Al caballero le pareció muy bien, y andando buscando quién de todos los de la galera sería suficiente para ello, no hallaron otro que a mí (Alemán, Guzmán II); Y estando hablando con él a una ventana, hice que me llamaban de la calle (Quevedo, Buscón); Dice la divina Escritura que infundió Dios sueño en Adán y que, estando durmiendo, le sacó una costilla del lado siniestro (Cervantes, Quijote I); Quise tomar el apellido de mi madre andando sirviendo al rey como muchacho, y cuando caí en el error que había hecho no lo pude remediar (Contreras, Discurso).

Existe una incompatibilidad similar en el caso de las perífrasis de participio, como se explica en el § 28.16. También coinciden las perífrasis de gerundio y las de participio en que la negación de la forma no personal tiende a presentarse mediante «sin + infinitivo». Contrastan así Estuvo hablando durante horas y Estuvo sin hablar durante horas; Seguía hablando y Seguía sin hablar. Para alternancias como no sabiendo ~ sin saber o no preguntando ~ sin preguntar, véanse los § 48.10c y ss.

28.12c Entre las perífrasis de gerundio destaca especialmente por su presencia en español «estar + gerundio». Esta perífrasis tiene en la lengua actual una frecuencia de aparición comparable a la de «ir a + infinitivo» y es de dos a cuatro veces más frecuente que la perífrasis de gerundio que la sigue proporcionalmente en el uso: «ir + gerundio» (§ 28.13). «Estar + gerundio» se caracteriza por un contorno aspectual particular. Adquiere un gran número de efectos contextuales, que dependen por un lado del tiempo verbal en el que aparece y, por otro, del tipo de situación denotada por el verbo en forma no personal y sus complementos. En general, el llamado aspecto progresivo23.2l) que caracteriza esta perífrasis permite visualizar únicamente los sectores temporales internos de algún estado de cosas, con lo que la situación se presenta como ya comenzada, pero no concluida.

28.12d Se explica en los § 23.2p y 23.9e, f que el presente, el imperfecto y el futuro y condicional simples pueden tener usos ingresivos, en los que denotan el momento inicial de una situación, como en Ahora habla el presidente; Cuando ella llegaba del trabajo, él calentaba la cena; Cuando el reloj dé las dos, llamaré por teléfono, etc. El adverbio de tiempo o la subordinada temporal especifican en estas secuencias el momento en que comienza o ha de comenzar la acción de hablar, de calentar la cena o de llamar por teléfono. Frente a esos usos, la acción expresada por «estar + gerundio» en contextos similares es siempre posterior al comienzo de dicha acción, ya que la perífrasis presenta esta en su curso. Así pues, de Ahora está hablando el presidente se deduce que el presidente ya ha comenzado a hablar; Cuando ella llegaba del trabajo, él estaba calentando la cena implica que empezó a calentarla antes de la llegada, y Cuando el reloj dé las dos, estaré llamando por teléfono da a entender que la acción de llamar precederá al sonido del reloj.

28.12e De forma análoga, el pretérito perfecto simple o los tiempos compuestos aplicados a un proceso télico expresan la idea de que el estado de cosas del que se habla ha llegado a su término natural: Hace unos años escribió una telenovela implica que la novela se terminó; Han reparado la instalación del gas conlleva que está reparada; Habían pintado la fachada da a entender que la fachada ha sido pintada. En cambio, con «estar + gerundio» el término natural del proceso queda oculto, y se sugiere —o bien se pone expresamente de manifiesto— que no ha sido alcanzado, como en Estuvo escribiendo una telenovela, pero nunca la terminó; Han estado reparando la instalación del gas, pero no sé si por fin funciona; Habían estado pintando la fachada, pero la habían dejado a medias.

28.12f Se extiende la situación descrita en el apartado anterior a otros contextos, como las prótasis de las oraciones condicionales, en las que las formas canto y cantara introducen la condición de que la acción llegue a su término: Si {escribes ~ escribieras} una telenovela, te {harás ~ harías} rico. Por el contrario, «estar + gerundio» solo expresa la idea de que el proceso está en curso, como en Si estuvieras escribiendo una telenovela, no tendrías tiempo para otra cosa. Cuando los predicados télicos o delimitados aparecen en contextos imperfectivos, se sugiere un efecto similar, por lo que la implicación de que no se concluye la acción de la que se habla se percibe en Leí el diario durante un rato. Se obtiene una implicación parecida, aunque menos marcada, con «estar + gerundio», de forma que Estuve leyendo el diario no implica ‘Terminé de leerlo’, pero tampoco es incompatible con esta interpretación. En relación con estas inferencias puede verse el § 23.3.

28.12g La perífrasis «estar + gerundio» aparece con frecuencia acompañada por adverbios aspectuales (§ 30.8) como ya, todavía o aún: Ya estaba hablando el presidente; Todavía estaba escribiendo su tesis. El primero de los adverbios enumerados subraya que el comienzo de la acción ha sido superado, mientras que los otros dos dan a entender que esta no ha llegado a su término. Como la perífrasis de gerundio solo permite visualizar sectores temporales internos de un estado de cosas, se combina preferentemente con verbos que expresan procesos durativos. Los textos muestran que «estar + gerundio» se usa de forma preferente con verbos que denotan actividades, es decir, eventos sin límite natural, como en estuvo {esperando ~ lloviendo ~ manejando ~ mirando ~ pensando ~ trabajando ~ viviendo}. De hecho, en la lengua hablada «estar + gerundio» es la forma usual para expresar que una acción durativa está en curso en el momento del habla (en presente) o en un momento anterior (en imperfecto). Así, mientras resulta natural decir No me molestes, que estoy trabajando, o Cuando llegué, se estaba vistiendo, las formas simples correspondientes (trabajo, se vestía) tienden a adquirir en estos contextos valores habituales o prospectivos.

28.12h Aunque la perífrasis «estar + gerundio» focaliza el curso de una situación, admite complementos que se refieren a su inicio (desde…), su final (hasta…) o su transcurso (durante…). Los tiempos imperfectivos tienden a rechazarse en los dos últimos casos como consecuencia del aspecto progresivo característico de la perífrasis:

Además Julio estaba bebiendo desde por la tarde (Garmendia, Pies); Dicen que van a echarme; pero como lo están diciendo desde hace tanto tiempo, […] (Trigo, Médico); Estuvo trabajando durante tres meses en una panadería de Mezcala (Ibargüengoitia, Muertas); Cartago estuvo ardiendo durante diecisiete días (Eslava Galán, Aníbal); Habían estado tomando cerveza hasta tarde (Vargas Llosa, Conversación).

28.12i La perífrasis «estar + gerundio» suele tener una interpretación iterativa cuando el verbo en gerundio es télico y el auxiliar está conjugado en un tiempo perfectivo (pretérito perfecto simple o un tiempo compuesto). Así, las oraciones Se estuvo despertando toda la noche y Habían estado viéndose a escondidas implican necesariamente varios despertares y varios encuentros.

28.12j En los § 28.10ñ y ss. se comprobó que la extrañeza de la primera opción en {Eva ~ La gente} empezó a llegar a la estación se debe a que solo pueden dar comienzo los eventos de carácter durativo. Es posible conseguir con recursos sintácticos esta interpretación, ya que el sustantivo no contable posee la capacidad de multiplicar lo que denota el evento expresado por el predicado verbal. Repárese ahora en que en La gente está llegando para la celebración (Morales, A., Verdad) no se predica ‘el estar llegando’ de cada uno de los miembros del conjunto designado por la gente. Se obtiene, en cambio, una interpretación dinámica como resultado de predicar la acción de llegar (no la de estar llegando) de cada uno de los miembros de ese conjunto, y también como resultado de concatenar los eventos así dispuestos (‘Llega uno, luego llega otro, etc.’). Esta interpretación es característica de «ir + gerundio», como se verá en el § 28.13.

28.12k Cuando el verbo en gerundio designa un estado y el auxiliar está conjugado en un tiempo no perfectivo, la perífrasis puede referirse a una fase previa, inmediatamente anterior, que tiene como culminación determinado cambio de estado. Adquiere entonces valores próximos a los de las perífrasis de fase preparatoria, como «estar por + infinitivo» (§ 28.10a, f):

Quería ser actriz, y lo estaba consiguiendo [‘estaba a punto de conseguirlo’]; El paciente se estaba despertando [‘estaba por despertarse’].

Con los tiempos compuestos, la perífrasis da lugar a interpretaciones de anterioridad inmediata, en las que la acción ha comenzado antes del momento de referencia y se prolonga hasta ese momento, o incluso más allá, como en Le arrojó con furia el libro que había estado hojeando; Parece que ha estado bebiendo.

28.12l La perífrasis «estar + gerundio» puede indicar que una situación tiene lugar de manera regular, sean cuales sean los participantes en ella, por tanto un estado de cosas que ha comenzado a darse en algún momento y que puede o no alterarse, como en Se estaban pagando alquileres muy elevados o en Últimamente estás fumando demasiado. Los textos muestran la presencia habitual del adverbio últimamente en estos contextos. Como se explica en los § 30.6w y ss., este adverbio se usa de forma característica con predicados que expresan situaciones mantenidas durante un intervalo, generalmente computado de manera retrospectiva desde el momento del habla:

Lo que le preocupaba era atender todo lo relacionado con Andrés y con el amigo abogado que la estaba asesorando últimamente (Martínez, I., Jueves); La vida sedentaria que estaba llevando últimamente empezaba a pasarme factura (Asensi, Catón); La sequía continuaba —prácticamente llevaba un año sin llover— y últimamente estaban quemando las casas más afectadas (Delibes, Hereje); Últimamente estoy perdiendo mucho la memoria (Martín Gaite, Cuarto).

28.12m Los estados pueden ser permanentes, como ser calvo, venir de una familia tradicional, o no permanentes, como ser feliz, ser amable, tener mala suerte13.4n y 23.3f). Los estados permanentes rechazan la perífrasis «estar + gerundio» (*estar siendo calvo), o bien se reinterpretan como no permanentes si aparecen en ella. Estos últimos constituyen estadios episódicos o accidentales compatibles con el sentido dinámico de «estar + gerundio», como en Estoy teniendo mala suerte o en Mientras hablaba, noté que mi rendimiento estaba siendo mediocre (Silva, L., Alquimista). Los adjetivos que pueden designar formas de comportamiento acentúan en la perífrasis la naturaleza intencional que se asocia con su significado, y pasan a interpretarse como predicados de actividad: Está siendo {descortés ~ ruidoso ~ amable}. He aquí otros ejemplos de esta pauta:

Tu conducta en este momento está siendo más vil que la de tu vil amigo (Pereda, Bocetos); Trató de persuadirse de que estaba siendo tonto (Quesada, Banana); ¿Estaba siendo justo con la madre Felicidad? (Dou, Luna); No señor, yo me quise entregar al magisterio porque así te das, así sientes que estás siendo útil y necesario (Martín Campo, Carreteras); Creo que estás siendo injusta con él (Contreras, G., Nadador); No sabe si está siendo bondadoso o la está criticando (Santiago, Sueño).

En general, cuando los predicados de estado se asimilan a los que expresan eventos, reciben la interpretación iterativa, como en Estuvo faltando a clase durante dos meses. Los predicados de estado que no pueden reinterpretarse como los eventos que se mencionan tienden a rechazarse en la perífrasis «estar + gerundio». Se prefiere, pues, la primera opción en El letrero lo {dice ~ está diciendo} bien claro, pero resultan naturales las dos en El maestro lo {dice ~ está diciendo} bien claro. Recuérdese, en relación con esta diferencia, el § 23.5f.

28.12n El significado dinámico de la perífrasis «estar + gerundio» puede tener asimismo como efecto el sugerir un cambio gradual en los procesos. Contrasta así Este chico se parece mucho a su padre con Este chico se está pareciendo mucho a su padre (aproximadamente, ‘cada vez se parece más a él’). Tampoco equivale estaba pareciendo a parecía en el texto siguiente, ya que la primera opción sugiere, a diferencia de la segunda, que cierto estado de cosas se da poco a poco o de manera progresiva: Volvió atrás y comenzó de nuevo lo que estaba pareciendo un proyecto (Halley, Cita). Se obtienen contrastes similares al comparar Gruesos nubarrones ocultaban el sol con Gruesos nubarrones estaban ocultando el sol (es decir, ‘lo ocultaban progresiva o gradualmente’), o Me pesaba haber venido con Me estaba pesando atrozmente el haber venido (Palacio Valdés, Alegría). En esta última oración se expresa el incremento gradual de cierto pesar, o bien de la percepción de su misma existencia en quien lo experimenta.

28.12ñ La perífrasis «estar + gerundio» puede ir precedida de perífrasis modales. En estas combinaciones predomina el sentido epistémico del verbo modal (§ 28.6a y ss.), como en Debe de estar tramando una fechoría; Pueden estar negociando en secreto, o en los fragmentos siguientes:

Qué banquete se deben estar dando (Vargas Llosa, Ciudad); Alguien puede estar haciéndose pasar por Humberto Delgado (Martínez Mediero, Vacaciones); Los perros no salen ni a recibirlos. Deben estar vagando por la isla (Saer, Limonero); Lo mismo podían estar tomando apuntes que jugando a hundir barcos (Vázquez-Figueroa, Ordalía); Después, con los años, calculé que ella debía estar usando una faja (Cabrera Infante, Habana).

También se admite, no obstante, el sentido radical o personal de estos verbos (§ 28.6a y ss.), como en estos otros:

Que un artista como yo tenga que estar limpiando mesas… (Jardiel, Exceso); Mi hijo […] no puede estar hablando conmigo más de cinco minutos cuando me llama por teléfono por miedo a la factura (Muñoz Molina, Sefarad); A Dios no se le puede estar regateando con cuentas de vidrio, cascabeles y espejuelos (Roa Bastos, Vigilia); Piedita tiene que estar tomando el tren desde hoy mismo; tiene que tomar el billete, tiene que decirle a la famosa señora Smith que no desiste (Chacel, Barrio); Sabes que no puedo estar inventando tonterías todo el tiempo y algo hay que decirle a quienes me preguntan por ti (Moreno-Durán, Diana).

Fuera de contexto existen, como en otros usos de los verbos modales, casos de ambigüedad entre una u otra interpretación (como en Ahora debe estar trabajando), pero el contexto y la situación ayudan casi siempre a elegir entre ellas.

28.12o La perífrasis «estar + gerundio» es admitida asimismo por el auxiliar soler28.9b y ss.), como en A esa hora suele estar fregando los platos, o en estos ejemplos:

Y suele estar predicando el fraile en un desierto, en un lugar donde se viste hoy como se vestía en tiempo de Maricastaña (Gallardo, Diccionario); De ese fatal amor, ¿hay medio acaso/de huirle acción, cuando impensadamente/la voz de una mujer que suena al paso/se suele estar oyendo eternamente? (Campoamor, Poemas).

También puede ir precedida de la perífrasis prospectiva «ir a + infinitivo», como en A las tres, va a estar fregando los platos, o en los textos que se citan a continuación:

Bah, no seas tonto, le había dicho el Pancras, quién se va a estar acordando de ese camión, llévale tus papeles nomás (Vargas Llosa, Conversación); Creyó que iba a estar bebiendo una hora, pero la sed pronto se le acaba (Cela, Colmena); —Nada, hija, no sé. No te voy a estar rogando (Martín Gaite, Visillos); Quiere volver a verla y ella le dice que a la tarde siguiente va a estar dibujando ahí otra vez (Puig, Beso); Tampoco vamos a estar gastando el dinero a lo tonto (Mastretta, Mal).

28.12p La perífrasis «estar + gerundio» no se usa en la actualidad como complemento predicativo (con el auxiliar en infinitivo), a diferencia de lo que permitía la lengua antigua, sobre todo con los verbos de percepción. Se trata de un uso que llega hasta el siglo xix; aunque se documenta de manera ocasional en el xx, no forma parte ya de la lengua común contemporánea:

De cómo el arcipreste fue enamorado de una dueña que vido estar faziendo oraçión (Arcipreste Hita, Buen Amor); Allí se vio la vida estar dudando / por qué puerta de súbito saldría (Ercilla, Araucana I); Y a Dios oración haciendo / Viólos estar reluciendo / So la tierra do quedaron (Castillejo, Devoción); ¿No avéis visto estar hablando dos y passar otro? (Gracián, Criticón III); Hubiera dado este todos los días que le quedaban de vida por que no le hubiese oído ni visto estar hablando con el halconero (Espronceda, Sancho Saldaña); En otra ocasión, en un día de ayuno, por la mañana le vieron estar almorzando (Medina, Chile).

Véanse también, en relación con esta pauta, los § 26.10n y ss. Para la diferencia que existe entre expresiones como resultar averiado y resultar estar averiado, véanse los § 38.3g y ss.

28.12q La perífrasis «estar + gerundio» es frecuente en los complementos del nombre que denotan situaciones o estados, como los de sustantivos temporales: después de muchos años de estar trabajando allí o a los seis meses de estar viviendo en su nueva casa. Es asimismo característica de los complementos de los sustantivos que expresan valoración, convencimiento, reserva y otras formas de actitud proposicional (§ 43.5):

Tampoco ella podía comer un bocado más por el remordimiento de estar propiciando la muerte del adversario (García Márquez, Cien años); Tenía conciencia de estar violando mis promesas (Ribeyro, Fumadores); […] su aspecto cansado, que parecía proceder del convencimiento de estar viviendo una forma de humillación (Millás, Orden); Me había asaltado una difusa preocupación de estar faltando a un elemental deber (Delibes, Sombra),

así como de los que denotan percepción o impresión percibida:

Hablando con él, tenía uno la sensación de estar diciendo siempre cosas extraordinarias (Güiraldes, Segundo); De haberlo alcanzado y destruido habría tenido la impresión de estar deshojando una flor de plomo (García Márquez, Ojos); —¿Valía la pena, papá? ¿Era por la ilusión de estar disfrutando del poder? A veces pienso que no (Vargas Llosa, Fiesta); Le entra la aprensión de estar esposando a José Antonio (Umbral, Leyenda); Convencido de que Gregorio, con peón a B5, realizaba una jugada obligatoria y defensiva, y sin ninguna sospecha de estar cayendo en un precipicio (Chavarría, Pica); Me metí un buen soplo abandonándome a la sugestión de estar sorbiendo una panacea (Tusset, Cruasán).

Cabe agregar los sustantivos que aluden a ciertos rasgos externos que condicionan esta percepción (aspecto, cara, pinta, etc.): Palermo había parpadeado, con cara de estar esperando otra cosa (Pérez-Reverte, Carta).

28.12r La perífrasis «estar + gerundio» puede adquirir, en combinación con determinados tiempos y adverbios, valores próximos a los que estos expresan. Así, con predicados que denotan cambios graduales y en tiempos no perfectivos, solo se perciben diferencias estilísticas entre «ir + gerundio» y «estar + gerundio», como en Se {estaba ~ iba} haciendo cada vez más difícil. Con los tiempos compuestos, «estar + gerundio» se acerca más frecuentemente al valor de «venir + gerundio» (§ 28.14i y ss.): Las actividades que habían {estado ~ venido} desarrollando. Cuando la oración contiene indicaciones temporales referidas al comienzo de la acción, se acerca en cambio a «llevar + gerundio» (§ 28.15a y ss.), como en {Estaba ~ Llevaba} trabajando en ello desde hacía meses; con los adverbios todavía y aún, se aproxima al significado de «{seguir ~ continuar} + gerundio» (§ 28.15l y ss.): Una hora después, todavía {estaba ~ seguía} escribiendo; con el adverbio siempre se acerca al valor de «vivir + gerundio» (§ 28.15k), perífrasis característica del español de América: Siempre me está preguntando por ti ~ Me vive preguntando por ti (en México se prefiere Se la vive preguntando por ti). En la sección siguiente se analizarán por separado todas estas perífrasis.

28.12s Existen otros usos particulares de la perífrasis «estar + gerundio». Así, la expresión Nos estamos viendo se emplea en muchos países americanos como fórmula de despedida: Es hora de dejarlo Santillán, sabio y querido amigo. Adiós. Ya volveremos a encontrarnos. Nos estamos viendo (Orgambide, Edmund Ziller). Algunos usos de la perífrasis «estar + gerundio» ponen de manifiesto ciertos calcos del inglés en construcciones en las que se prefiere en español el presente de indicativo sin perífrasis verbal, ya que aluden a eventos terminados:

Le estamos abonando en su cuenta la cantidad de dos mil pesos (por Le abonamos en su cuenta…); Le estaremos enviando su pedido a más tardar en media hora (por Le enviaremos su pedido en media hora); Le estamos entregando el último libro de… (por Le entregamos el último libro de…); En este paquete te estoy mandando (por … te mando) los libros que me pediste.

 

Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
Nueva gramática de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/gramática/sintaxis/perífrasis-de-gerundio-i-el-auxiliar-estar. [Consulta: 20/07/2024].

Sobre la NGLE

Índice general

Sintaxis

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas