Abrigo (foto: Pixabay)

«La vida de las palabras»: cuando el frío aprieta, prendas de abrigo («montgomery» y «duffle»)

21 de Diciembre de 2020

¿Cuál es el origen de las palabras? ¿Cómo ha evolucionado su uso? ¿Cómo se llegó a su significado actual? En una nueva entrega de «La vida de las palabras», entramos en calor gracias a algunas prendas de abrigo como el montgomery y el duffle. ¿Conoce estos términos? Recuerde que el Nuevo diccionario histórico del español ofrece esta información pormenorizada sobre las palabras gracias a exhaustivos métodos en los que confluyen la lingüística, la filología y la informática. 

En un anuncio publicado en el diario ABC (Madrid) en 1960 se anuncian «Montgomerys con capucha desde 320 pesetas». Este sustantivo procede del inglés, idioma en el que parece haberse acuñado en referencia al militar británico Bernard Law Montgomery (1887-1976), célebre por su papel en la Segunda Guerra Mundial y cuya imagen fue utilizada por la marca inglesa Gloverall para comercializar el excedente de producción de la prenda tras esta contienda. Esta voz es hoy más conocida en el área del Río de la Plata y, así, en un artículo de El Litoral (Santa Fe), se afirma: «La más conocida y tradicional es la percha de madera: — Nadie puede negar lo lindas y elegantes que quedan, pero también es cierto que ocupan mucho lugar. — Son las elegidas para prendas pesadas, de abrigo, como camperas, tapados, blazers, montgomerys, chaquetas, cazadoras y sobretodos». La adaptación al español, mongómeri, menos frecuente, se explica en Palabras moribundas (obra recogida en el CORPES XXI) de P. García Mouton y Á. Grijelmo: «Hay quien defiende que trenka o trenca es un anglicismo que viene del inglés trench, que en su primera acepción quiere decir ‘trinchera, zanja’, pero que tiene otra acepción que significa ‘prenda de abrigo impermeable de estilo militar’. Sin embargo, las trincheras son más bien gabardinas de estilo militar y la trenca vendría a ser lo que en inglés llaman duffle coat, al menos es así como nombra las suyas la marca Burberry. En el País Vasco, el equivalente a la definición de trenca sería un mongómeri, también de origen militar, que debe su nombre al general Montgomery, que la puso de moda, y así se llama también a la prenda en Argentina, donde la influencia inglesa es grande».

En efecto, el anglicismo dufflecoat (con las variantes duffle coat y duffle-coat) se conoce en español al menos desde 1955, como muestra un anuncio de La Vanguardia, en que se anima a los potenciales clientes así: «Empiece bien el año... dé a su personalidad y a la de sus regalos el sello inconfundible de “la solución definitiva del problema del vestir masculino”, en nuestro extenso stock de prendas elegantes y de gran calidad, hallarán trajes arábigos, americanas de sport y de ante, pantalones, chalecos fantasía, trincheras, “duffle-coats”, lodens, etc., y todas ellas con la garantía de las prendas...». Y es que duffle o dufllecoat se emplea, al igual que montgomery, para designar una ‘prenda de abrigo con capucha que cubre el cuerpo y las piernas hasta las rodillas, con botones alargados y presillas en lugar de ojales’. M. Rivière, en su Historia informal de la moda, explica: «El duffle, que hoy ya es un clásico de la indumentaria para ambos sexos, fue una adaptación del ejército británico de una prenda popular antigua que tomó su nombre, en el siglo xviii, de la ciudad belga de Duffel». La voz inglesa, como indica el Oxford English Dictionary, remite al neerlandés duffel, un tipo de tela gruesa de lana con el que se fabricaron prendas de abrigo y que, a su vez, tiene su origen en el topónimo Duffel, nombre de la ciudad en la que se fabricaba aquel tejido desde el siglo xv.

cerrar

Buscador general de la RAE