El libro se presentó en el salón de actos.

Dirigida por Santiago Muñoz Machado, secretario de la corporación

Presentación en la RAE de la «Historia de la abogacía española»

29 de Abril de 2015

Hoy se ha presentado en la Real Academia Española (RAE) la Historia de la abogacía española, obra colectiva en dos tomos dirigida por Santiago Muñoz Machado, secretario de la corporación, y publicada por la editorial Aranzadi.

En la sesión de esta tarde, celebrada en el salón de actos y presidida por el director de la RAE, Darío Villanueva, han participado también —y en este orden— Javier Moscoso, presidente del Consejo Editorial de AranzadiSantiago Muñoz Machado, catedrático de Derecho Administrativo y coordinador de la publicación; el ministro de Justicia, Rafael Catalá Polo, y el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer. En la mesa presidencial estaba asimismo José Manuel Romay Beccaría, presidente del Consejo de Estado, y, entre los asistentes, el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero.

El propósito de Santiago Muñoz Machado con este libro ha sido acercarse «al abogado como personaje en las diferentes épocas históricas [...]. Su influencia política, la presencia social del abogado, la idea y valoración que tienen de él las comunidades en las que se desarrolla su actividad, las visiones de la abogacía y sus practicantes reflejadas en la literatura de cada etapa, la forma en que los abogados se asocian y organizan en cofradías y corporaciones profesionales, la formación requerida para el ejercicio, la evolución de los planes de estudio y su orientación».

OBRA COLECTIVA

En la presentación, Javier Moscoso ha felicitado a los más de cuarenta autores que han trabajado para hacer posible esta «idea del Consejo General de la Abogacía Española». «Es un libro imprescindible —ha continuado el presidente del Consejo Editorial de Aranzadi tras explicar sus características— no solo para conocer la historia de la abogacía, sino también para conocer la historia política y social de España».

Muñoz Machado —quien en su intervención ha hecho un breve repaso del contenido del libro «para introducirlo y estimular [a los asistentes] a leerlo»— ha explicado que los dos volúmenes «recorren la historia de la abogacía desde Roma hasta la actualidad y analiza incluso los retos derivados de la europeización y globalización de la profesión». 

Una profesión en la que el buen uso de la lengua resulta esencial. Santiago Muñoz Machado subraya en el prólogo de la obra cómo «los abogados españoles convirtieron el buen decir en uno de sus deberes profesionales», hasta el punto de que «la crítica al lenguaje jurídico mal compuesto, y la preocupación de los propios abogados por atenerse a las pautas más recomendables del uso del español aplicado al foro, han sido siempre tenidas muy en cuenta por los miembros de la profesión. Por pura necesidad, porque la palabra es la herramienta principal de que nos valemos».

VEINTE SIGLOS 

Por su parte, Rafael Catalá ha elogiado «este verdadero manual de consulta que abarca más de veinte siglos». «Nos ofrece una mirada profunda a través de otros ámbitos, de la cultura y la sociedad española, como en los capítulos dedicados al abogado en la literatura y en el cine», ha manifestado el ministro de Justicia.

El presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, ha cerrado el acto destacando el reto que asumen ahora los abogados con las nuevas tecnologías y ha afirmado que «la abogacía marca el paso tecnológico por delante de otras profesiones, especialmente las jurídicas, en España y en Europa».

 

«Presentación del libro "Historia de la abogacía española"». Abogacía Española, 29 de abril de 2015.

Galería de fotos

Santiago Muñoz Machado durante su intervención.

Santiago Muñoz Machado durante su intervención.

Santiago Muñoz Machado, Darío Villanueva y Rafael Catalá.

Santiago Muñoz Machado, Darío Villanueva y Rafael Catalá.

El libro se presentó en el salón de actos.

El libro se presentó en el salón de actos.

cerrar

Buscador general de la RAE