Real Academia Española

   

Discurso íntegro del director de la RAE y presidente del jurado de los premios Cavia, Luca de Tena y Mingote de 2020

Santiago Muñoz Machado (foto: Jaime García, <em>ABC</em>)

Santiago Muñoz Machado (foto: Jaime García, ABC)

14.7.2020

Discurso íntegro del director de la RAE y presidente del jurado de los premios Cavia, Luca de Tena y Mingote de 2020

Majestades, Excma. Sra. presidenta del Congreso de los Diputados, Excma. Sra. presidenta del Senado, vicepresidenta primera del Gobierno, presidenta de la Comunidad de Madrid, autoridades, señoras y señores.

Mariano de Cavia fue un periodista versátil, muy independiente y crítico con los políticos activos, creador, denunciante arriesgado (en un controvertido artículo informó falsamente que el Museo del Prado había quedado reducido a pavesas por un incendio, con el propósito de criticar su mal estado de conservación), amante de nuestra lengua y de las tradiciones españolas (escribió comentarios taurinos con el seudónimo de Sobaquillo).

Mañana, 14 de julio, hará cien años que murió, y al día siguiente Torcuato Luca de Tena creó los premios Mariano de Cavia.

La familia fundadora de ABC quiso instituir el segundo de los premios que celebramos como reconocimiento a las vocaciones periodísticas persistentes, a la constancia profesional, a los defensores de la libertad de información como vocación y de la prensa como servicio.

Y el premio Mingote, en fin, está vinculado al arte de editorializar sobre la sociedad, la cultura y la política españolas, con una simple viñeta, es decir, ensalza al periodismo de las imágenes.

El jurado que ha decidido los premiados de este año está seguro de haber elegido a personas muy acordes con el sentido fundacional de los premios.

El Mariano de Cavia se otorga a un artículo periodístico y hemos elegido el de Arturo Pérez-Reverte titulado «La Posada de Dickens». Es un establecimiento del siglo xviii situado en el muelle de St. Katherine en el río Támesis. Sentado en su galería exterior, habla Pérez-Reverte de ciudades y de libros, pero sobre todo de barcos y de mar, de la manera de pensar de Joseph Conrad y de su criatura el capitán Marlow. Están muy marcados los ideales de Pérez-Reverte en el artículo. Refleja también su admiración por el novelista polaco. Cada mañana se sienta a trabajar aguantando la mirada de Conrad, que lo observa desde un anaquel de su biblioteca. Trata de aprender de él, pero solo el mar conradiano se le hace irresistible, el mar que dejó descrito, por antonomasia, en El espejo del mar.

¿Habrá hoy escritor más leído, díscolo, inconformista, versátil, protestón, creador, traducido, querido, admirado, amante de su patria y de la lengua española que Arturo Pérez-Reverte? Está muy bien en sus manos el Cavia del Centenario.

Maruja Torres ha ganado el premio Luca de Tena, que fue creado para reconocer sus esfuerzos a los corredores de fondo del periodismo. Ella representa muy bien, a juicio del jurado, esa condición. Maruja Torres se califica de autodidacta, para subrayar que lo suyo fue siempre una vocación llevada a pulso que le ha hecho recorrer géneros, redacciones, geografías y experiencias casi incontables a las que añade su condición de escritora de éxito, que ha ganado todos los premios más prestigiosos de España. Es dueña de un lenguaje innovador muy caracterizado y no ha dudado en lanzarse al ciberespacio, a la comunicación en la red entrando, dice ella, en la blogosfera y haciéndose feisbukera. Entrañable, sentimental y admirada Maruja Torres.

El premio Mingote otorgado a Dani Duch ha sido por una fotografía de Isabel Díaz Ayuso, tomada el día que fue elegida presidenta de la Comunidad de Madrid. Es una composición muy viva, llena de gente, de movimiento y de color, que detiene inevitablemente a quien la contemple porque, como las obras de arte, no se acaba con un golpe de vista. La protagonista sonríe levemente, mira fija a la cámara más lejana entre las muchas que la rodean, y deja suponer al observador lo que está pensando. Dani Duch ha declarado que no lo miraba a él, aunque lo parece.

Agradezco a la presidenta de Prensa Española, Catalina Luca de Tena, y al director de ABC, Bieito Rubido, que me hayan encomendado la presidencia del jurado de sus premios. Ha sido un honor y un placer deliberar con los ilustres periodistas que han compartido conmigo la responsabilidad de elegir.

La deferencia de mi designación está vinculada, desde luego, a mi condición de director de la Real Academia Española, y refleja la relación cordial y de admiración mutua mantenida siempre entre el periódico y nuestra corporación. Hace cien años presidió el primer jurado del premio Mariano de Cavia don Antonio Maura, entonces director de la RAE, político de lustre y jurista notable. Muchas gracias por esta lealtad sostenida con firmeza.

Enhorabuena a los premiados y buena noche de premios a todos.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda