Real Academia Española

   

La RAE recibe la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León

Entrega de la Medalla de Oro al director de la RAE.

Entrega de la Medalla de Oro al director de la RAE.

Los representantes parlamentarios con el director de la RAE.

Los representantes parlamentarios con el director de la RAE.

El director de la RAE durante su intervención en las Cortes de Castilla y León.

El director de la RAE durante su intervención en las Cortes de Castilla y León.

25.2.2016

La RAE recibe la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León

«Por la defensa de la lengua española y por la contribución a su esplendor, velando porque los cambios que se producen conserven el genio propio de la lengua castellana», la Real Academia Española (RAE) ha recibido hoy la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León. Esta es la máxima distinción que concede el Parlamento autonómico, presidido en la actualidad por Silvia Clemente, a personas o instituciones que han prestado un servicio a la comunidad o cuyo trabajo sea merecedor del reconocimiento de los castellanos y leoneses.

El director de la Academia, Darío Villanueva, ha recogido el galardón en nombre de la corporación, en una sesión a la que han asistido otros dos académicos: Francisco Rodríguez Adrados y José Antonio Pascual, ambos nacidos en Salamanca.

La entrega de la medalla, que se ha celebrado en el Hemiciclo de las Cortes, en la ciudad de Valladolid, ha formado parte del acto conmemorativo del 33.º aniversario del estatuto de autonomía de Castilla y León.


LENGUA COMÚN

«El significado que tiene esta medalla —ha señalado Darío Villanueva tras recibir la distinción— está lleno de trascendencia, especialmente porque desde la RAE entendemos que, por provenir de los legítimos representantes de la ciudadanía, es un homenaje que todo el pueblo de Castilla y León le confiere a una institución que nació hace trescientos tres años con el objetivo de dedicarse a favorecer la unidad, el prestigio y el buen uso de la lengua que compartimos con quinientos millones de personas».

A continuación, el director de la RAE ha destacado la importancia de «dos momentos fundamentales» en la historia de esa lengua que hoy denominamos, indistintamente, castellano y español. «El primero es el nacimiento del propio idioma», como resultado de la fragmentación lingüística tras el desgaje del Imperio romano. «El segundo momento trascendental en la historia de nuestra lengua lo encontramos en el siglo xix con los procesos de independencia de las nuevas repúblicas americanas: el español es hoy una lengua universal no por la colonia, sino por la independencia [...]; cuando las repúblicas nacientes deciden que para fortalecer su nacionalidad es indispensable un vehículo de comunicación y cohesión, y deciden que sea el castellano», ha señalado Villanueva.

El director de la RAE ha mencionado que este idioma, segundo ya por número de hablantes nativos en el mundo y tercero en Internet, es también el segundo en cifras de estudiantes procedentes de otros lugares, «un terreno en el que Castilla y León ocupa un merecido liderazgo a través de su poderosa estructura universitaria».

La colaboración entre la RAE y la comunidad castellanoleonesa, ha recordado el profesor Villanueva, se ha plasmado, entre muchas otras manifestaciones, «en una colaboración efectiva a través del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, que nos ha permitido aprovechar espacios singulares de sus distintas ciudades para reunir a la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE)».


UNIDAD EN LA DIVERSIDAD

El director de la Academia ha rememorado después un «segundo momento trascendental en la historia de nuestra lengua», relacionado con los nombramientos de los primeros académicos correspondientes y la fundación de las academias americanas a partir de 1871, año de creación de la corporación colombiana. 

El 24 de noviembre de 1870, la RAE —dirigida entonces por el marqués de Molins, Mariano Roca de Togores— «acordó autorizar el establecimiento de Academias correspondientes suyas en las repúblicas americanas españolas, hoy independientes, pero siempre hermanas nuestras en el idioma». Hoy, Darío Villanueva ha leído un párrafo del reglamento que regula la creación de estas academias, texto «que por su contenido político, en una cámara representativa como esta, resulta ideal para recordar el espíritu de un idioma que se ha extendido y ha configurado un clima de comprensión entre gentes muy diversas y de diversos pensamientos: 

"Los lazos políticos se han roto para siempre; de la tradición histórica puede en rigor prescindirse; ha cabido, por desdicha, la hostilidad, hasta el odio entre España y la América que fue española; pero una misma lengua hablamos, de la cual, si en tiempos aciagos que ya pasaron usamos hasta para maldecirnos, hoy hemos de emplearla para nuestra común inteligencia, aprovechamiento y recreo"».

A continuación, ha tomado la palabra Silvia Clemente, presidenta de las Cortes de Castilla y León, quien ha remarcado que «la lengua es el instrumento más poderoso de comunicación que posee el ser humano. Permite crear espacios de libertad y de inclusión, ámbitos de creación y de encuentro que facilitan el intercambio de ideas y el mestizaje de culturas. Y un excelente ejemplo es el español», una lengua que este año rinde homenaje a dos de sus máximos exponentes, Miguel de Cervantes y Rubén Darío, ha indicado Clemente.

En homenaje a ambos autores, ha continuado la presidenta, «participa activamente la RAE, ya que forma parte de la Comisión Nacional para la Conmemoración del Cuarto Centenario de la muerte de Cervantes, y también colabora intensamente con la ASALE en los diferentes actos organizados en Nicaragua para rendir homenaje al autor de Azul...».

Silvia Clemente ha ensalzado la misión «de la RAE, que, desde su creación, ha contribuido a proteger y conservar la unidad de la lengua española, y este compromiso se ha plasmado en su quehacer diario a través del Diccionario, en el impulso de estudios, en la divulgación de la obra y en el reconocimiento a la figura de los grandes creadores que han situado la lengua española en su más alto nivel. Este importante caudal de conocimiento tiene un extraordinario valor para Castilla y León, que tiene en la lengua castellana su principal seña de identidad histórica y cultural, por cuanto representa la base sobre la que se sustenta una tradición milenaria, que nos vincula con el origen de esta lengua y nos convierte en depositarios ante la historia de un legado patrimonial compartido con más de quinientos millones de hispanohablantes».


OTROS RECONOCIMIENTOS

Esta Medalla de Oro se suma a otras distinciones autonómicas concedidas a la RAE en los últimos años.

El 15 de mayo de 2015 la corporación recibió la Medalla de Madrid, en su categoría de oro, en reconocimiento «a su admirable labor académica, institucional, educativa y social, que mantiene, preserva y enriquece la unidad del idioma español», una lengua que es patrimonio «de quinientos millones de hablantes». 

Quince días más tarde, el 31 de ese mismo mes, la RAE fue distinguida con la Medalla de Oro del Gobierno de Castilla-La Mancha por «su excelente labor de fomento y protección en la unidad idiomática de la lengua castellana dentro y fuera de España; por ser referencia y reflejo de la cultura de todos los hispanohablantes, y por sus trescientos años de historia sabiendo adaptarse a los cambios sociales».

Más información


«El director de la RAE apela al español como un "instrumento de entendimiento"»ABC, 26 de febrero de 2016.

«Medalla de oro». Artículo de Gonzalo Santonja en El Norte de Castilla, 25 de febrero de 2016.

«Castilla y León rinde homenaje a su seña de identidad». RTVCIL.es, 25 de febrero de 2016.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda