Real Academia Española

   

Pedro Álvarez de Miranda: «La lengua es el territorio de la libertad»

Pedro Álvarez de Miranda (izquierda) con el profesor Mario Crespo.

Pedro Álvarez de Miranda (izquierda) con el profesor Mario Crespo.

17.8.2016

Pedro Álvarez de Miranda: «La lengua es el territorio de la libertad»

• Conferencia del académico en la Universidad de Cantabria

«La lengua es una institución profundamente democrática, seguramente una de las más democráticas que existen. La lengua no es el territorio de la imposición: es el territorio de la libertad», ha manifestado hoy el académico Pedro Álvarez de Miranda en los cursos de verano organizados por la Universidad de Cantabria (UC), celebrados en su sede de Laredo. El profesor Álvarez de Miranda, presentado por el historiador y profesor de la UC Mario Crespo, ha impartido la conferencia «La lengua española y sus hablantes: actitudes ante el idioma».

CONTRA EL DOGMATISMO

Pedro Álvarez de Miranda ha comenzado su intervención con una serie de observaciones y advertencias en torno a determinados prejuicios y lugares comunes: «Se detectan en los hablantes una serie de actitudes recurrentes ante su lengua: la obsesión por distinguir entre usos correctos y usos incorrectos, la demanda de prescripciones normativas, el purismo (nunca reconocido como tal), el misoneísmo (es decir, el rechazo de lo nuevo), la descalificación no razonada de usos lingüísticos (eso “me suena mal”, tal palabra es “fea”, “horrible”, etc., o “no me gusta”), el alarmismo y aun el catastrofismo ante un presunto deterioro y empobrecimiento del lenguaje, la nostalgia de un pasado en el que supuestamente se hablaba y se escribía mejor. Esta conferencia aspira a desmontar tales tópicos».

A juicio del académico y catedrático de Lengua Española de la Universidad Autónoma de Madrid, «es preciso sustituir una visión dogmática, rígida, simplista y ordenancista de los hechos lingüísticos por una visión tolerante, reflexiva, razonadora, matizada, atenta al uso como fundamento de la norma y consciente de la inevitable complejidad de esos hechos y de su mutabilidad histórica».

¿QUIÉN MANDA EN LA LENGUA?

«¿Quién manda en la lengua?», se ha preguntado el académico en un momento de su intervención. En opinión de Álvarez de Miranda, «los hablantes suelen creer que en la lengua manda la Academia. Nosotros optamos por una respuesta distinta: la Academia manda con claridad (en el caso, bastante particular, del español) solo en un aspecto de la lengua, en un terreno que es puramente convencional: el de la ortografía. En los demás ámbitos del idioma (fundamentalmente la gramática y el léxico) “mandan” los hablantes, decide la colectividad de los usuarios, porque la norma emana del uso. La norma es el conjunto de los usos normales en un determinado nivel de lengua, en un determinado momento histórico y en un determinado territorio. Y téngase en cuenta que en un dominio geográficamente tan vasto como el del español es perfectamente natural que exista una pluralidad de normas».

«La Academia —según ha precisado el conferenciante— es notaria del uso, más que aduanera. Igual que los ciudadanos son depositarios de la soberanía política, los hablantes lo son de la soberanía lingüística. La lengua es una institución profundamente democrática, seguramente una de las más democráticas que existen. La lengua no es el territorio de la imposición: es el territorio de la libertad».

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda