Pazos de Ulloa

Emilia Pardo Bazán

Los Pazos de Ulloa

El volumen incluye la edición anotada del texto de la profesora Ermita Penas, junto a un amplio aparato crítico y un ensayo preliminar de Darío Villanueva, director de la RAE.

Considerada por muchos como una de las mayores novelas españolas del siglo xix, y sin duda la referencia principal dentro de la amplísima bibliografía de Emilia Pardo Bazán, Los Pazos de Ulloa habla tanto de la vida rural en Galicia como de la nobleza venida a menos. Julián Álvarez, un apocado sacerdote, llega a los Pazos de Ulloa para ponerse al servicio del marqués Pedro Moscoso. Lo que encuentra es una caricatura de lo que había imaginado: la finca está en un estado ruinoso y gobernada por sus rústicos empleados, con el temible Primitivo a la cabeza. El marqués, en tanto, sigue con su vida aparentando una posición que ya no tiene, pues su bancarrota es tal que ha vendido hasta el título nobiliario. Para el joven Julián, la mejor opción es llevárselo a casa de su tío en Santiago de Compostela, en donde podrá contraer matrimonio con una de sus primas y tal vez librarse así de aquellos demonios que lo acosaban en su propia casa.

Fiel representante del naturalismo en las letras nacionales, Los Pazos de Ulloa retrata a la perfección la vida rural y el caciquismo del interior (Pardo Bazán incluso creó para los personajes un habla propia, a medio camino entre el castellano y el gallego, para que pudiera ser entendida por todos los públicos sin perder el sabor local), así como las luces y sombras de la España aristocrática de la que ella misma formaba parte.

Leer biografía completa Ocultar biografía

Autor

Emilia Pardo Bazán

Editor

Ermita Penas

Publicación

Real Academia Española-Espasa-Círculo de Lectores

Edición

2017

Colección

BCRAE

Lugar

Madrid-Barcelona

Emilia Pardo Bazán, Los Pazos de Ulloa, edición, estudio y notas de Ermita Penas, con un ensayo de Darío Villanueva. Madrid, Real Academia Española – Barcelona, Espasa-Círculo de Lectores, 2017.

cerrar

Buscador general de la RAE