CAPÍTULO IV. El uso de las letras minúsculas y mayúsculas

4. Funciones y usos de la mayúscula

4.2. Para marcar los nombres propios y las expresiones denominativas

4.2.4. Uso de mayúsculas y minúsculas en nombres y denominaciones

4.2.4.5. Animales y plantas

4.2.4.5.1 Nombres propios de animales y plantas

Se escriben con mayúscula inicial los nombres propios designativos de animales y plantas: Chita, Dolly, Moby Dick, Bucéfalo, Pluto, Telperion (nombre de uno de los dos árboles que dan luz al reino de Valinor en la novela El Silmarillion, de J. R. R. Tolkien).

No es necesario marcar de manera especial estos nombres por el hecho de que no se refieran a seres humanos, de modo que no hay por qué escribirlos en cursiva o entre comillas.

4.2.4.5.2 Nombres científicos y taxones zoológicos y botánicos

En los nombres latinos que se emplean en la nomenclatura científica internacional para designar las distintas especies y subespecies de animales y plantas, se escribe con mayúscula inicial el primer componente (designativo del género), mientras que el segundo (específico de la especie) o el tercero (específico de la subespecie) se escriben con minúscula: Pinus pinaster (nombre científico del pino resinero o pino negral), Felis silvestris catus (nombre científico del gato común europeo). Los nombres científicos se escriben en cursiva, no así el artículo precedente, que debe escribirse con minúscula y en redonda: el Homo sapiens.

Información adicional

A diferencia de los términos que se emplean en la nomenclatura científica internacional para designar las distintas especies y subespecies de animales y plantas, las abreviaturas latinas que con frecuencia acompañan a estas denominaciones, como var. (lat. varietas ‘variedad’), sp. (lat. species ‘especie’), sp. pl. (lat. species plantarum ‘especie de plantas’) o subsp. (lat. subspecies ‘subespecie’) se escriben en redonda: Crotalus sp. (nombre científico del género al que pertenecen las serpientes de cascabel), Cupressus sempervirens var. horizontalis (nombre científico de una de las variedades del ciprés común).

No hay razón para escribir con mayúscula inicial los nombres españoles con los que se designan los taxones zoológicos y botánicos superiores al género, por lo que se recomienda su escritura con minúscula inicial, tanto cuando se usan en aposición (orden coleópteros, familia cactáceas, clase insectos) como cuando se usan como adjetivos o como nombres comunes (Los cardones son plantas cactáceas; El escarabajo pelotero es un coleóptero). En cambio, los nombres latinos que designan estos mismos niveles en la nomenclatura científica internacional se escriben siempre con mayúscula inicial: El orden Coleoptera agrupa el mayor número de especies de la clase Insecta; La familia (de las) Cyatheaceae consta de seis géneros.

4.2.4.5.3 Nombres vernáculos de animales y plantas

Los nombres con los que se designan en español las distintas especies de animales y plantas se escriben con minúscula inicial por su condición de nombres comunes: el águila real, el alcaudón chico, la ballena jorobada, el buitre leonado, la comadreja, el oso pardo, la encina, el espliego, la palma de coco. No hay razón lingüística alguna para escribirlos con mayúscula, aunque así se vean escritos a menudo en textos especializados.

4.2.4.5.4 Razas de animales

Los adjetivos o sustantivos que se usan para designar las distintas razas o variedades de animales se escriben con minúscula inicial: cerdo ibérico, gato siamés, gato persa, dogo, dálmata, pequinés, pastor alemán, vaca frisona. Del mismo modo, se escriben con minúscula las denominaciones de este tipo que proceden de otras lenguas, se hayan adaptado gráficamente o no al español: un dóberman, un collie, un bulldog, un rottweiler.

En aquellas denominaciones pluriverbales que contienen un topónimo o un nombre propio, este mantiene la mayúscula inicial: tigre de Bengala, gato de Angora, perro de Terranova. Solo cuando el nombre propio de esta especificación se independiza y pasa a utilizarse como nombre común designativo de la raza, se escribe con minúscula: un chihuahua, un terranova.

     

    Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
    Ortografía de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/ortografía/animales-y-plantas. [Consulta: 20/07/2024].

    cerrar

    Buscador general de la RAE

    cerrar

    Diccionarios

    Dudas rápidas