CAPÍTULO IV. El uso de las letras minúsculas y mayúsculas

4. Funciones y usos de la mayúscula

4.2. Para marcar los nombres propios y las expresiones denominativas

4.2.4. Uso de mayúsculas y minúsculas en nombres y denominaciones

4.2.4.4. Seres mitológicos o fabulosos

Los nombres que designan individualizadamente a seres mitológicos o fabulosos se escriben, por su condición de nombres propios, con mayúscula inicial: Polifemo, Clío, Pegaso, Terpsícore; no así los nombres comunes genéricos que designan las distintas clases de estos seres, que deben escribirse con minúscula inicial, tanto si se usan en singular como en plural: una ninfa, un fauno, una sirena, cíclopes, gracias, nereidas.

Algunos seres fabulosos se designan con el nombre que tienen en su lengua de origen, como ocurre con gólem (en la mitología judía, figura humana hecha de arcilla a la que se insufla vida) o kraken (monstruo marino de la mitología escandinava con apariencia de pulpo o calamar gigante). Estos nombres son comunes, como pone de manifiesto la necesidad de usarlos con artículo antepuesto, ya que en realidad designan una clase de seres: el gólem, un gólem, el kraken, un kraken. No hay razón para escribirlos con mayúscula inicial, aunque con frecuencia aparezcan así escritos en los textos.

     

    Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española:
    Ortografía de la lengua española [en línea], https://www.rae.es/ortografía/seres-mitológicos-o-fabulosos. [Consulta: 25/05/2024].

    cerrar

    Buscador general de la RAE

    cerrar

    Diccionarios

    Dudas rápidas