malpays

Diccionario histórico del español de Canarias

malpaís, maipés, mal país, malmaís, malpaisejo, malpaiz, malpays, malpayz, malpeis o malpeís, malpés

 

malpaís, maipés, mal país, malmaís, malpaisejo, malpaiz, malpays, malpayz, malpeis o malpeís, malpés. m. Terreno de lava. Tb. la lava misma que lo forma.

                c1420 (2003) Le Canarien (ms. g, fol. 17v): Mais Gadifer ne les autres ne sauoient riens de tout ce fait, mais bien se doubtoit que en vn fort pays qui estoit la deuant en la plaine auoit des gens, si ordonna de ce pou de gens quil auoit comprendre tout ce mauuait pays, et se rengerent asses loing lun de lautre, car ilz nestoient demourez derriere que xj. [(p.142): Pero tanto Gadifer como los demás desconocían por completo lo sucedido, aunque sospechaban que en un terreno escarpado, situado más adelante en la llanura, podría haber gente, por lo que ordenó a los pocos hombres que tenía que dieran una batida por todo ese malpaís; se colocaron a bastante distancia unos de otros, porque detrás sólo habían quedado once]. c1494 (2003) Le Canarien (ms. b, fol.27r): Mais Gadiffer ne les autres ne sauoient de tout ce fait si non que il se doubtoit bien que en vng fort pays qui estoit la deuant en la plaine auoit des gens Sy ordonna gadiffer de si pou de gens quil auoit a comprendre tout ce mauues pais et se rengerent asses loing lun de lautre Car ilz nestoient demoures derriere que onze. [(p.252): Pero tanto Gadifer como los demás desconocían por completo lo sucedido, aunque sospechaban que en un terreno escarpado, situado más adelante en la llanura, podría haber gente, por lo que Gadifer ordenó a los pocos hombres que tenía que dieran una batida por todo ese malpaís; se colocaron a bastante distancia unos de otros, porque detrás sólo habían quedado once]. 15-xii-1500 (1992) Datas de Tf i (testimonios) (p.20): Doy a vos Ruy Blas, abad de Daute, para un vuestro sobrino, en repartición y como a vecino, unas tierras que son en el río e barranco de Ycode, arriba en las fayanas de encima del dicho barranco una faya que de la parte de encima parte como un barranco más alto y de la parte de abaxo con otro barranco luego primero y de la parte del malpaís con unas matas de breço aguas vertientes, la cual dicha fayana tiene de la parte de encima una combada [...]. 19-xii-1500 (1992) Ibídem (p.23): Alonso González, portugués, Desde la albarrada del Ginovés hasta el malpaís de Ycode, en que haya 2 y 1/2 fanegas de tierra que los guanches aprovechaban y más que no aprovechaban los guanches [...].

                2-xii-1507 (1988) Datas de Tf v (51, p.54): [...] y alinda con el horno de fue del sordo y alinda con otro de Benavente que está en el malpays [...]. c1510 (1978) Crónica Ovetense (p.128): [...] ordenó de echarles vna selada de dusientos onbres que estubiesen escondidos detrás de un mal país que tiene aquella costa y puerto que es gran multitud de piedra poma negra quemada de vn bolcán, que antiguamente allí vuo [...], los nuestros los enbistieron antes que se pudiesen poner en orden y por las espaldas les salieron los que estaban en la selada detrás del malpaís hasiendo en ellos grande matança [...]. 28-vii-1514 (1965) Acuerdos del Cabildo de Tf iii (30, p.34): Que en el malpaís de Icoden hay quien pide licencia para cortar tablazones dando la mitad a la isla y pudiendo sacar la otra mitad sin derechos. 25-viii-1520 (1979) Protocolos de A.Gutiérrez i (405, p.167): Y las tierras del Malpaís de Icod con toda su agua desde la peña gorda hasta el Malpaís, desde el 1 de septiembre. 24-x-1524 (2005) Acuerdos del Cabildo de LP (p.303): A las nueve preguntas dixo que sabe este testigo que en La dicha Breña es más natural y más provechoso para viñas y ortaliza e arboledos que no para trigo ni çevada, por ser como es la tierra trabajosa e fragosa para pan, por razón de las muchas piedras y malpays que en ellas ay [...]. 12-ix-1527 (1990) Protocolos de B.Justiniano ii (1933, p.717): Benito Hernández, vecino de Taoro, arrienda a Blas Afonso, vecino presente, 2,5 fanegas de tierras de pan llevar sitas en Icode de los trigos, lindantes con tierras de unos Canarios y con el malpaís que tiene arrendadas de Hernando de León. 26-vii-1529 (1992) Protocolos de Los Realejos (99, p.79): La parte que cupo a Agustín de León de los 2 pedazos grandes comienza desde los cercadillos junto a un barranquillo de arboleda y unos mojones que pusieron, de allí arriba todo hasta la montaña, lindante por los dichos cercados con tierra de María de Moya, con tierra de los herederos de Martín Cosme y con un Malpaís que está allí. [...] Se da a Agustín de León un pedazo que comienza desde el barranco del Malpaís hasta unos 3 troncones secos de sabina y de allí a dar al cabo de una montañeta a otro tronco de sabina, linde con el malpaís y con tierra de María de Moya. 1531 (1974) Ordenanzas de GC (p.140): Otrosy que en el camino del puerto que va desta cibdad a las ysletas dende la falda de la sierra ni en el barranco del Pozo del Guanarteme ny en el malpais de las Ysletas no se haga fuego ni ceniza para quemar los salados que es cosa para mantenimiento de los camellos so pena de seyscientos maravedís a la persona que en el dicho término hiziere fuego por cada vez syn licencia. 12-vi-1536 (1998) Repartimientos GC (379, p.543): [...] y de otro cabo unos cardones que caen aguas vertientes hazia un valle que sale al malpayz de la Cruz Pequeña [...]. 17-vii-1536 (1992) Protocolos de Los Realejos (365, p.160): Antonio Afonso, morador en el Malpaís, se obliga a pagar a Juan de las Cumbres, vecino del lugar, 1.000 maravedís de la moneda de Tenerife por ropa. 9-v-1541 (1998) Acuerdos del Cabildo de Tf vi (249, pp.261-262): E luego Antonio Joben, rreg[idor], dixo que a su noticia es venido que en el Malpays de Ycode, donde cortan la leña, an cortado mucha cantidad de vigas e xiburones y otros palos de exes y ruedas [...]. 6-xi-1542 (1998) Repartimientos GC (66, p.122): [...] y a por linderos de la una parte el camino que va a al yngenio de Diego Diaz y de la otra parte malpays [...]. 14-vi-1546 (1999) Protocolos de D.Pérez i (23, p.65): Pedro de Lugo, natural y vecino, vende a Diego de Monteverde, vecino y regidor [...] 6 cahíces de tierra monte en la comarca de los llanos de Tazacorte, que lindan por una parte con el Malpaís, por otra parte con la cerca del Malpaís y camino que va del ingenio de Tazacorte a Los Llanos, por arriba con la montaña de Las Carretas... 9-iii-1551 (1998) Repartimientos GC (143, p.213): [...] le suplico me hagan merçed de un pedaço de tierras que son malpayses y peñascos. c1554 (1933) Crónica Lacunense (p.16): Mando el genl Don Juo Rejon q[ue] fuessen algunos a reconoscer lo q[ue] era, y conosciendo por los pendones, y estandartes q[ue] era armada de Portugal, ordeno de echarles una celada de docientos hombres q[ue] estuuieron escondidos detras de vnos malpaises q[ue] tiene aquella costa, y puerto, q[ue] es gran multitud de piedra poma negra quemada de vn volcan q[ue] antiguamente alli vbo [...], y auiendo saltado en tierra hasta docientos hombres los n[uest]ros antes q[ue] se pudiessen poner en orden les embistieron y tambien por las espaldas les salieron los q[ue] estaban en la celada detras los mal paises haciendo en ellos gran matança [...]. c1555 (1978) Crónica Matritense (p.237): [...] echáronles una çelada de dozientos hombres sobre el puerto, tras unos malpaíses, quedando los demás apercebidos para dar en ellos. 4-xii-1558 (2002) Protocolos de D.Pérez iii (1697, p.453): Juan Díaz del Paso y Luisa Hernández, su mujer, con su licencia, v[ecino]s, dicen que puede haber 18 años que vendieron a Juan Camacho, v[ecino], presente, 3 cahíces de tierra, poco más o menos, que tenían en el término del Paso en la hoya que dicen de los Caballos, lindante por abajo con tierras de los de Machín de Alcalá, por otra el Malpaís quemado y por arriba el camino que viene de los Corralejos, por precio de 70 doblas que declaran haber recibido [...]. 12-iv-1585 (1990) Protocolos de Fv (39, p.64): [...] linde con la roza grande de Blasina Perdomo y el malpaís [...]. 1590 (1964) Frutuoso As Ilhas Canárias (p.27): [...] tem à entrada do pôrto por muro um rochedo mui alto de pedra viva com uma grande cruz em cima, o qual sendo de altura de uma tôrre de boa altura, viram já os moradores coberto de mar; porque o ano de mil e quinhentos cinqüenta e nove foi esta vila quási alagada do mar, e entrou por ela, saindo da madre, pela banda de Malpais mais de dois tiros de besta, e foram as casas e ruas tôdas alagadas com uma grande maresia de levadia repentina, que durou cinco horas sem perigar pessoa]. [(p.107): [...] la entrada al puerto tiene por defensa un roque muy alto, desnudo, con una gran cruz en la cima; el cual, aun siendo de altura de una buena torre, una vez vieron los moradores cubierto por el mar, ya que en el año 1559 esta villa estuvo casi anegada por la mar que entró por ella salida de madre, por la banda de Mal País, más de dos tiros de ballesta, y las casas y calles todas anegadas por una gran marejada de leva repentina, que duró cinco horas sin peligro de personas]. 1590 (1959) Torriani Descrittione (p.176): [...] perch'è cinta di pietre abrugiate d'antichi volcani (che qui chiamano mal pais). [(cap. lvi, p.194): [...] está rodeada por piedras quemadas de los antiguos volcanes (que aquí llaman malpaís)]. h1590-1602 (1977) Abreu Galindo Historia (lib. 2º, cap. v, p.162): Y, si no había cuevas, procuraban hacer sus sepulturas en lugares pedregosos que llaman malpaíses, y apartaban las piedras movedizas y hacían llano el suelo, tan cumplido como el difunto, y lo tendían allí, siempre la cabeza al Norte [...]. Ibídem (lib. 3º, cap. ii, p.265): [...] así quedó esta montaña alta por los lados y en medio honda, y quebrada por aquella parte por donde corre la piedra quemada, que dicen malpaís; el cual es tan estéril y sin substancia, que ni árbol ni yerba se da entre él en todo cuanto corrió, que es más de media legua. Y dicen los antiguos palmeros que aquella montaña de Tacande, cuando se derritió y corrió por aquel valle, era la más viciosa de árboles y fuentes que había en esta isla, y que en este valle vivían muchos palmeros, los cuales perecieron. Bien es verdad que en derecho de aquel malpaís derretido, dentro en la mar, se ve una mancha de agua dulce turbada, que parece que sale por debajo del malpaís de aquel valle, que se cegó; por donde parece lleva color la relación que dan los antiguos. 26-x-1591 (1990) Protocolos de Fv (83, p.72): [...] la una que le cupo por herencia y la otra la compró [...], linde con el malpaís de Tiguitare [...]. 1594 (1980) Espinosa Historia (lib. 2º, cap. 14, p.80): Nuestra Señora de Guía está en el mal país de Isora, entre Santiago y Adeje, que es imagen de mucha devoción y de quien se refieren milagros. 11-x-1599 (1990) Ibídem (133, p.84): Concierto [...] por el cual Mateos da a Rodríguez todas las tierras que tiene en el malpaisejo que llaman el Llano Verde [...].

                s. xvii (1978) Gómez Escudero Conquista de Canaria (p.396): Mandó poner docientos castellanos escondidos en los malmaises o piedras pomes, en la falda de la Isleta [...]. princ. s.xvii (1935) Relación (p.73): Ysla de la Palma. [...] Dize[n] ansí que en tiempos antiguos se crió allí vna montaña, y que se rrebentó, y fue derritiendo piedra y tierra quemada dos leguas, y llegó asta çerca de la mar, dexando rrastro de vna banda de tierra que se dize del Malpaís, puesto de más de 400 pasos de ancho. 1604 (1996) Viana Antigvedades (ii, fol.35v): Y viendo Iuan Rejon, que tantas velas/ Venian, receloso, y admirado,/ Puso emboscada tras los Malpayses,/ Do llaman las Isletas, de manera,/ Que cogerlos pudiessen en el medio,/ Quando desembarcassen en la tierra. Ibídem (v, fol.102v): Tratose, que a sus Reynos se boluiessen/ Hasta ver la intencion de los Christianos/ Y que Tinguaro, hermano de Bencomo/ Con tres o quatro mil hombres de guerra/ Esperasse en el passo de Asentejo,/ En emboscada, ques entre altos montes,/ Fragosos de espesisima arboleda/ Vn mal pais de guijarrales asperos,/ Que necessariamente ha de passarse,/ Para poder entrar la tierra adentro [...]. 2-viii-1625 (1997) Arquitectura de Lz (p.80): [...] el camino que sale de la ermita para Chimanfaya y por la otra parte con tierras que posee de Salvador Perdomo de Unpiérrez, que fueron de la yglesia, y por la otra parte a la vanda de santa Catalina con el malpays y término que oy gosamos [...]. 18-xii-1646 (1934) Inclán Volcán de lp (p.84): [...] de donde salieron seis ríos de fuego [...], y desde el primero al último río coge una grande legua, sin que en este medio quede otra cosa que mal-país que assí llaman la tierra inhabitable por estar cubierta de piedra quemada [...]. 1646 (1978) López de Ulloa Historia (p.279): [...] ordenó de echarles una celada de ducientos hombres que estubiesen ocultos detrás de un mal país que tiene aquella costa y puerto, ques gran multitud de piedra poma negra quemada de un bolcán que antiguamente allí hubo [...]. Ibídem (p.327): [...] y sus faldas y cumbre es toda de una piedra ojoza que se llama malpaís, media quemada, y todo el año está la cumbre cubierta de nieve. 1676 Núñez de la Peña Conqvista (lib. iii, cap. x, p.505): En el mal Paìs de Hissora, entre Santiago, y Adexe, nuestra Señora de Guia, imagen de muchos milagros. 17-i-1677 (1967) Acuerdos del Cabildo de Fv ii (154, p.104): El lunes 25 se hará apañada en el corral de la Oliva desde el barranco de Río Cabras a Sotavento; y por la parte de Barlovento desde el Malpaís allá. El martes se hará desde el Malpaís acá, al corral del Viaje Blanco. 1678 (1994) Sosa Topografía (p.136): [...] determinaron hacer una celada de dosientos hombres los quales se ocultaron en las faldas de las Isletas tras unos parapetos [paredones] o trincheras de malpais y arena que es un género de piedra negra muy libiana y ojosa quemada de un volcan que antiguamente rebento en dichas Isletas, alli detras estubieron encubiertos. 1694 (1993) Marín de Cubas Historia (lib. 1º, cap. 13, p.74): Al Nordeste tiene una Isleta [...], y ella es casi triangular de más de una legua en partes de travesía, falta de agua, llena de malpaíses, piedra de volcán y montes.

                1712 (1960) Sotomayor Testimonio (pp.338-339): El domingo, 9 de dicho mes, a horas de la una del día, reventaron dos bocas, una en el lomito que estaba sobre dicha fuente, y la otra luego inmediato debajo; ambas arrojaron gran cantidad de fuego y piedras y alguna ceniza; y la de abajo, al amanecer del día siguiente [10 de octubre], comenzó a vomitar «malpaís», que vino corriendo muy...; [luego] varió, [yendo] a dar a las casas del «malpaís» viejo. [...] Y pegado a las casas de dicha mi tía María Antonia, a un tiro de escopeta, abrió la última boca, arrojando todas ellas malpaís líquido, que de noche parecía cobre derretido [...]. 2-xi-1717 (1967) Acuerdos del Cabildo de Fv ii (438, p.226): Los de Tiscamanita convienen en que llegue la raya a la orilla del Malpaís arriba, hasta la Rosa de Francisco Díaz, y por la orilla de Malpaís adelante hasta la Boca de las Lagunas [...]. 1730 (1997) Crónicas documentales (p.55): [...] el terreno que está libre y antes se cultivaba, y lo mismo el que esta incapaz de cultivarse por causa del malpaizes, y tierra inútil [...]. 1732 (1997) Ibídem (p.39): El fuego de los volcanes ha quemado en la jurisdiccion de la Iglesia matriz el lugar de Chimanfaya, la Vega de Rodeo, la de Manchablanca la grande, la de Santa Catalina, con su yglesia, Buenlugar, las Jarretas, el malpais de Santa Cathalina, y el término de Diama, todo con casas y edificios, fabricas, paxeros, tierras labradias, algibes y maretas sin que haya quedado uno. 1737 Castillo Descripcion historica (fol.235v): Para entrar en la Cueva de los Verdes segun relacion de personas de Credito que an estado en ella, digo para entrarla se pasa por un Caldera de malpayzes con mucha dificultad y por una portiñuela de doze pies, y siempre se a de caminar gateando, arrimada al risco una persona tras de otra, por que de la otra parte del risco quasi no percibe su fin [...]. 1744-48 (1983) Viera y Clavijo Noticioso Sargo (p.145): ¡Lo que es el mundo! A nadie de mi pueblo conocía, y ninguno sabía quién era yo; todo hallé trocado: los muchachos, hombres; los hombres, viejos; los viejos, muertos; y los muertos, olvidados; las plazas, calles; los malpaíses edificados, y los malos pasos, reparados. a1754 (2008) Sánchez Semi-historia (p.159): Que en Lagunas grandes cause la horrura con algunas piedras livianas, como el q[ue] llaman en Canarias malpais (y es una especie de betun que arrojan los Volcanes, y a poco se convierte en piedra muy liviana, y apta para tabiques y otras obras ligeras) que cause, digo, algun pequeño Islote. h1770-84 (2007) Quesada Canaria Illustrada (pp.135-136): [...] en Varias partes se ve vestigios de erudicciones o Bolcanes de fuego, que an reventado, y salido de la tierra, de que no ai tradicion de en que tiempo, solo si, de haberlos hallado los conquistadores; el uno en el Puerto de la Luz, de que se origino la Isleta dicha, que lo manifiesta ser toda de Malpais o piedra Calcinada; otra montaña en el termino, y Distrito de Arucas con una hoya o Caldera en medio de su vertice, formada de la misma piedra, y arenas calcinadas, q[ue] su fuego corrio al mar por los Bañaderos; y el tercero cerca de el Monte Lentiscal en el Distrito de Telde, donde nombran la Caldera de Vandama, predio que toco en repartim.to a uno deste nombre, donde se ve una hoia mui honda, y larga, en forma de caldera redonda, su Diametro, en mas de 4000 pies ques (sic) un quarto de legua Española, y su longitud ô anchura, en mas de 1300 pies, y su hondura en mas de 50. Todo su piso de Arena calzinada, y todo lo que arroxo de si, formo a su lado un promontorio de piedra calcinada, y corrio su fuego a la Mar, por entre Telde, y la Ciudad, que lo manifiesta todo su camino especialmente desde Ginamar a Telde lleno de malpais, y arena dicha, de la que estan llenos los valles circunvezinos, que producen Vinos, olivos, y otros Arboles, y lo mismo las paredes de la caldera, a la que entran en el I[n]vierno las aguas que vierten las sieras que las sobresalen, e introducen tierra, que misturada con esta arena an hecho fructifero tal calderatico valle que poceen varios dueños; pero en donde esta el Malpaís nada produce, por ser la parte por donde camino el fuego; lo que es causa de que no fructifique mas esta Isla. 1772 Viera y Clavijo Historia i (lib. ii, cap. xvii, p. 180): [...] en los lugares pedregosos, que llamamos Mal-paises, abrian algunas bóbedas, que aforraban con tablones de tea, en cuyos Mausoleos daban sepultura al cadaver con la cabeza al Norte, y luego le cubrian con piedras grandes y entrelazadas de manera, que se levantaban en forma de Piramides. 16-vii-1774 (2003) Fuentes para la historia de Lz («Fundación y dotación de la ermita de San Miguel Arcángel», pp.194-195): [...] se compone de quatro fanegadas y media de tierra plantada de viña y árboles y sercada la maior parte y su asiento de cassas, que nuevamente se han fabricado, con lagar y sisterna, que está lindando con el Malpaís del Volcán, con viña de Josef Perdomo de Barrios, de Josef Lopes Botello, de herederos de Antonio Perdomo Lusardo, que a común estimasión vale actualmente sesenta mill reales. 1776 (1991) Compendio brebe (p.24): [...] y quedaron por libres de sus petrificadas erupciones y malpayses [...]. 1776 Viera y Clavijo Historia iii (lib. xv, cap. lxxxix, p.515): Tanque. Este lugar, que padeció mucho daño por el volcan de 1705, es una tierra infeliz de mal pais y ladera. 1778 Borda-Pingré-Verdun de la Crenne Voyage (i, cap.v, p.92): Vers la moitié de cette convexité, la pierre ponce finit, & fait place à un Malpais (C'est le nom qu'ils donnent à une espèce de pierre ou de morceaux de rochers brûlés), noir, dur au marcher, il est vrai, mais plus stable que la pierre ponce, & par cela même plus facile à gravir. En entrant dans ce malpais, on revoit le sommet du pic, & on le découvre d'autant mieux qu'on monte plus haut. 1793 (1998) Martínez de Fuentes Usos (p.72): Todo lo más del terreno del lugar de Agaete es fructifero, sin embargo de ser de volcán de arena de malpaís y calizo. 1799-1812 (1982) Viera y Clavijo Diccionario (p.227): Isleta (Insula parva). [...] Toda esta tierra fue sin duda, obra de la tremenda erupción de un volcán, que hizo del fondo del mar su explosión; así no es más que un conjunto tumultuario de materias tostadas y de lavas porosas y ligeras que llamamos malpaís, excelentes para la construcción de techos y embovedados. Ibídem (p.242): Lavas [...]. Lava escoria de volcán, fofa, esponjosa, acribillada y muy ligera, pero al mismo tiempo bastante firme: llamámosla malpaís, y sus fragmentos cascajo.

                1828-73 (1994) Álvarez Rixo Anales del Puerto de la Cruz (p.52): [...] cuya fábrica luego puso por obra dando nuevo aspecto a aquel malpaís que yacía cubierto de cardones, tabaibas y otros matos silvestres. 1839 Berthelot Miscellánees (12ª, p.157): les guides nous firent traverser le torrent de lave que nous avions à la droite, et nous entrâmes ensuite dans un autre que nous laissâmes bientôt pour en passer en troisième. On apelle mal pais, mauvais pays, tous ces espaces envahis par le volcan. [(p.113): Los guías nos hicieron atravesar la faja de lava que teníamos a la derecha y, a continuación, entramos en otra que pronto dejamos atrás para pasar a una tercera. Esos campos de lava son conocidos con el nombre de malpaís]. 1840 Webb/Berthelot Géographie botanique (p.13): On trouve toutefois dans les vallées et sur quelques parties du littoral des terrains qui par leur nature ont pu garantir la végétation primitive des envahissemens agricoles. Tels sont, vers la côte, ces espaces stériles compris entre les grèves et les cultures, ou ces champs de lave qui entourent les cônes d'éruption. La première espèce de terrain prend le nom de Toscales, lorsque les tufs volcaniques en forment la base; les seconds sont appelés Malpaís. 1848 Prunedo Viage (p.97): Caminábamos con bastante trabajo por un terreno volcánico y en estremo agreste, que llaman el mal pais. 1862 (1990) Carballo Wangüemert Las Afortunadas (p.69): Subimos al través de trozos de basalto, que dispuestos alrededor del Pico, representan la circunferencia del cráter; atravesamos un mal país, y luego piedra pómez, desde la cual hasta el pie del Pico encontramos la hermosa violeta de flores amarillas, último esfuerzo del reino vegetal. Ibídem (p.77): Atravesamos pues todo este territorio y llegamos al fin a Garachico, término de nuestra expedición, dejando a la derecha un mal país volcánico e improductivo. c1887 (1991) Castañeyra Memoria (p.91): Malpéis. Terreno volcánico. 1887 Stone Tenerife and its six satellites i (p.88): Descending a steep lane out of the town, we walked towards the sea, until we came to broken ground, bare and uncultivated, covered with rocks and stones, a malpais, in fact, in the midst of which we found a hut, belonging to an old man. [(p.110): Descendiendo por una cuesta empinada hasta las afueras del pueblo, caminamos hacia el mar hasta que llegamos a un terreno abrupto, desnudo y sin cultivar y cubierto de rocas y piedras, de hecho, un malpaís, en cuyo centro descubrimos una cabaña que pertenecía a un viejo]. 1891 Verneau Cinq années de séjour aux Îles Canaries (pp.173-174): J'ai passé un certain nombre de journées dans ce malpais, et je n'ai pas eu à regretter ma peine. [(p.146): Pasé varios días en este malpaís, pero no tuve que lamentar mi esfuerzo]. 1900 (1993) Arribas A través de las Islas Canarias (p.128): Villa del valle de Santiago. Pueblo de 1401 almas á 40 kilómetros de la Orotava, 11 de Buenavista y otros 11 de Guía de Tenerife, situado en un terreno quebrado de lajas y malos paises ó lavas volcánicas.

                1901 (1985) Bethencourt Alfonso Respuestas (p.275): En uno de los islotes de Jimar, en un malpaís del pueblo de Yaiza, llamado Pedro Perico [...]. 2-vi-1907 (2002) Hernández Pacheco Campos de lava (p.74): A uno y otro lado se extiende el malpaís, como denominan en Canarias a los campos de lava. 1911 Du Cane The Canary Islands (p.41): Scaling the mountain on the north-eastern side, in two hours the party reached Alta Vista, following the same course as travellers of to-day, passing over the mal pays (a region devoid of vegetable mould and covered with fragments of lava) and visiting the ice caves. [(p.52): Habían seguido el mismo camino que los viajeros de ahora, pasando por el malpaís (región de restos vegetales, y cubierta de lava) y visitando las cuevas de hielo]. 1911 Ponte Volcán (p.90): [...] por estar basados los cálculos en la poca velocidad de la lava y en las dificultades opuestas por el Mal País por donde corría [...]. 1918 Reyes Serie de barbarismos (p.150): (No digáis) Malpéis. (Decid) Mal país. 1930 Curiá Regocijo (p.32): A la salida del pueblo, comienza una región desolada; lecho de grandes corrientes de lava, de antiguas erupciones, que, después de arrasar y calcinar toda la vegetación que encontraron a su paso devastador, se detuvieron, sin duda espantadas al ver que el mar les salía al encuentro. Se enfriaron, solidificaron y dejaron uno de los terrenos llamados Malpais, que, a pesar de su desolación, acogió en su seno el amor de algunos arbustos y pinos, heraldos y avanzadas de los que se columbran allá en las alturas, y va cediendo su suelo a nuevos plantíos y sembrados. 1933 Valenzuela Vocabulario etimológico (p.63): Malpaís. Curioso canarismo de respetable antigüedad, que no aparece incluido en ninguno de los diccionarios que he consultado, pero del que he tenido la fortuna de hallar los siguientes interesantísimos detalles, que constan en la obra del P. Fray José de Sosa [...]. He oído con frecuencia llamar a esta piedra malpés y maipés; que supongo corrupciones de la primitiva voz, que convertida primero en malpéis, y de esta, por pérdida de la i y obedeciendo a la misma ley fonética que trocó a leigo en lego y a cantei en canté, se transformó en dicho malpés. a1937 (2005) Hernández de las Casas Voces de LP (p.135): Malpaís. Terreno volcánico. /Malpéis/. 1937 (2004) Jiménez Viaje (p.59): Camino de Lajares seguimos nuestro recorrido por entre una planicie inhóspita e inmensa, salpicada de «malpaíses» en casi toda su plenitud [...]. Ibídem (p.81): Se llega a estas cuevas por un camino vecinal que atraviesa la extensísima zona cubierta de lava que constituye un encrespado mar de «malpaíses» [...]. a1938 Pestana Vocabulario palmero (p.25): Malpéis. Mal país, terreno quemado por los volcanes. «Y asimismo compramos la mitad del cercado que dicen del Negro y de la Portada en dicho lugar /Tajuya/ que el todo de ello linda por arriba camino real que va a Las Manchas el malpeis que dicen de Gaspar González por abajo y un lado tierra de María Hernández...» (Testamento del Alférez Bartolomé Martín Corral y su mujer Ana Hernández, vecinos de Los Llanos. Falta la fecha). 1946-49 (1973) Arozarena Mararía (p.30): [...] unos pies descalzos, arenosos y llenos de arrugas como las tierras de un malpaís. Ibídem (p.43): [...] llegamos hasta Uga, que es un pueblo pequeño, con las casas bajitas y metidas entre muros de piedras, de piedras negras, de viejas lavas sacadas a los malpaíses. 1948 (2003) Diego Cuscoy Tenerife (p.52): Aún más arriba, en la misma carne dura y ardiente del Teide, se halla otro vegetal, la violeta del Teide (Viola Cheiranthifolia). Es un extraño ejemplar que sólo se halla en el Teide: crece en las montañas de piedra pómez, a la sombra de los malpaíses o parajes cubiertos de lava. 1952 Gálvez Dos mundos (p.311): El paseo cruza un calvero de lava quebradiza y estéril. Un poco más allá, se alza la construcción exótica de la iglesia protestante. A unos metros, la casa del pastor. Esto le llaman «malpaís». 1958 Loynaz Verano en Tf (p.211): Llamaban los antiguos a este suelo, con nombre muy sugerente, malpaís. Así escrito, como lo he puesto yo, en una sola palabra. De esta manera lo encontramos impreso muchas veces en las viejas crónicas de la Conquista, y es evidente que con él señalaban los recién llegados labradores de Extremadura o Castilla la Vieja aquella parte de Nivaria que aún era mala para ellos, hechos a las llanuras casi baldías, al cuarteado erial, al escampado polvoriento. Ibídem (p.296). Sigamos, pues, por nuestro Teide con ese sabio y ese príncipe delante de nosotros, unas veces escalándolo a lomo de mulos, y otras a rastras casi por este mar petrificado que llaman en la isla Mal País. (Esta palabra es muy bonita. Cuando se leen documentos antiguos se la encuentra escrita con minúsculas, y luego unida ya como un solo vocablo: malpaís. Dice ella mucho de aridez de la tierra, de desesperanza en el hombre de la tierra que ha venido de lejos y la tropieza vanamente aferrada al rejo de su arado...).

¨Como hemos explicado en Corrales/Corbella Malpaís, este compuesto léxico se creó en Canarias sobre una palabra de origen francés, pays, apenas usada en el español medieval, y presenta una frecuencia de uso bastante significativa desde finales del siglo xv en textos castellanos escritos en Canarias y en América. Su documentación es muy temprana, precisamente en uno de los relatos primigenios, el más extenso y pormenorizado de la expansión atlántica, el conocido como Le Canarien, redactado originariamente en francés entre los años 1402 y 1406. Se conservan dos copias, la más antigua es la conocida como versión g (por uno de los conquistadores, Gadifer de la Salle, cuyos méritos tardaron siglos en ser reconocidos por la historiografía posterior), de fecha c1420 y conservada actualmente en la British Library, y la más moderna de c1494, manuscrito b (por el otro conquistador, Jean de Béthencourt), conservado en la Bibliotèque Municipale de Rouen. Como se advertirá, la palabra se incorporó de inmediato al español isleño, manteniéndose durante todos los siglos en el uso general. Pruebas de su vitalidad las tenemos en el aleican ii (771 «Roca volcánica»), que recoge también diversas variantes fonéticas, y en lo fácil que resulta reunir ejemplos de su uso a lo largo del siglo xx y en el actual siglo xxi (vid. el decan ii). También es importante la información lexicográfica recopilada en el tlec ii, a la que hay que añadir la que ofrecían en 1918 Rodríguez Navas/Carrasco, al incorporar la voz como topónimo: «Geogr. L[ugar] en la prov[incia] de Canarias, p[artido] j[udicial] de Santa Cruz de la Palma, con 1.100 h.». Malpaís es actualmente, en la lengua general, un tecnicismo propio de la Geomorfología, tal como recoge el Salvat Universal: «Nombre que recibe en los países de lengua española el caos de lava escoriácea. Conocido internacionalmente por el nombre de aa». El drae-01 remite a «karst», es decir: «Paisaje de relieve accidentado, con grietas y crestas agudas, originado por la erosión química en terrenos calcáreos». Más apropiada parece la definición que ofrece el Vocabulario científico, que confirma su vigencia de uso en esta parcela terminológica: «Terreno desprovisto de vegetación sobre el que resulta difícil transitar por estar profundamente acarcavado o por tratarse de la superficie de una colada volcánica escoriácea reciente». El dgile es uno de los pocos diccionarios no enciclopédicos que la incluye, y además sin ninguna marca restrictiva, ya que el gdlel, que también la incorpora a su repertorio, la sitúa en el campo de la Geología. El dgile le da dos acepciones: «Terreno muy acarcavado en el que suele faltar agua, por lo que no es apropiado para cultivar» y «Suelo de lava volcánica moderna». En América aparece también muy pronto, concretamente en México: «En 1580, hablándose del río de Almoloncan, de Veracruz: "el qual rio corre como media legua y luego se consume en vn mal pais" (Papeles de Nueva España, V. 118)» (Becerra, p.404). El tlca también la anota en El Salvador y Nicaragua. El damer solo recoge malpaisal y malpaisera, ambas en El Salvador, con la acepción «Terreno volcánico». Boyd-Bowman ofrece testimonios americanos desde c1568 hasta 1852. En ocasiones, es posible detectar en algunos ejemplos un desplazamiento del centro semántico de la palabra hacia lo 'improductivo' del terreno, con lo que se podría considerar una nueva acepción marcada por ese rasgo. Dada la antigüedad de la documentación canaria y su ausencia en otros ámbitos, parece evidente que estamos ante una creación léxica llevada a cabo en las islas, trasladada en seguida a América y empleada luego como tecnicismo restringido. El dea ii la registra como voz regional, con dos acepciones: «Lava moderna» y «Terreno cubierto de malpaís», ambas naturalmente con ejemplos de uso canario.

2. Piedra volcánica que se usaba en construcción.

                11-vii-1531 (1981) Lobo Aspectos artísticos de GC (7, p.47): [...] e an de ser cerrado el casco de la bobeda de piedra de malpaís e de ladrillo a mi voluntad e paresçer e como en que bien visto fuere. 18-viii-1591 (1981) Ibídem (51, p.130): [...] y asimesmo e de poner la piedra de malpaís que fuere menester para hazer bóbeda en la dicha capilla y cubrilla asimesmo a mi costa dandome asi para el arco como para la bóbeda de demás que fuere menester.

                1629 (1978) Contrato de carpintería iii (pp.315-316): [...] y el tabique que hubiere menester el dicho aposento para asentar el malpais todo ello me obligo a hazer en la forma dicha [...]. Y assimismo me obligo a hazer en la sala principal un tabique desde las tablas de la dicha sala hasta el techo della de madera para asentar el malpais y en el he de hazer una puerta con su marco [...]. Y assimismo me obligo a hazer en el dicho corredor todos los tabiques de madera que ay desde las madres bajas hasta las mesetas y en los claros de arriba los tabiques que fueren menester de madera a eleçion del dicho señor doctor Oñate todos ellos labrados y asentados de manera que en ellos se siente el malpais que an de llebar. 13-ix-1635 Construcción de capilla (p.257): Yten que habemos de cubrir esta dicha capilla de lasos, conforme a la del señor Deán que se está acavando, poniendo todo el material necesario como es canteria del Lugarejo, cal, malpaís y el hormigón y azeite [...]. 3-xii-1697 (1978) Obras en la casa Mendoza (p.329): Sepan quantos esta carta bieren como yo Christoval Gonsales maestro de los oficios de albañileria y canteria vecino del lugar de Arucas desta isla de Canaria otorgo y conosco por esta dicha carta que me obligo a fabricar y haser al señor don Jacinto de Mendosa y Betancurt, rasionero en esta santa iglesia cathedral, un quarto alto principal en las casas que tiene en esta ciudad [...]; y ademas de lo referido por la parte de dentro del quarto que mira a los corredores he de hacer un burgao de canteria que a de comensar el pie debajo del andar del corredor para que la entrada y juella de la puerta quede al andar del solladio el qual a de tener su chapitel y escalones de canteria como el que esta en las casas del mayorasgo de Telde que tiene esta ciudad salvo a lo que tocare de madera cal y malpais que a de ser de quenta del dicho rasionero y por todo lo qual hecho y fabricado segun y en la forma que ba dicho y espresado me a de dar y pagar el dicho señor Don Jasinto de Mendosa y Betancurt dies mill reales de la moneda usual y corriente en estas yslas [...].

                27-x-1805 (1932) Zuaznávar Diario (p.635a): Por la tarde hubo «mogiganga» al regreso de más de doscientos burros que bolbían de la «Isleta» con «malpeís» para la Iglesia nueva que se está construyendo en los «Llanos», barrio de «Telde» [...].

¨Esta acepción deriva directamente de la primera, al ponerse el interés en el material que es posible extraer del terreno cubierto de lava, para emplearlo en la construcción. No se tiene constancia de que hoy se mantenga en el habla isleña, sin duda porque tampoco tiene ya uso en la edificación.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

malpays

 

malpays. V. malpaís.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

Tesoro de los diccionarios históricos de la lengua española 2021
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex

Sobre el TDHLE

Rueda de palabras

cerrar

Buscador general de la RAE