tagaror

Diccionario histórico del español de Canarias

tagaror

 

tagaror. V. tagoror.

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

tagóror o tagoror, taboró, taboror, tagaror, tagoro, tahoror

 

tagóror o tagoror, taboró, taboror, tagaror, tagoro, tahoror. (De orig. prehispánico). m. Entre los aborígenes canarios: Lugar llano y circular, cercado de piedras que servían de asiento, donde se celebraban las asambleas de los antiguos habitantes de las islas, presididas por el guanarteme o el mencey. Tb. la asamblea misma.

                8-vi-1497 (1992) Datas de Tf i (testimonios) (p.149): [...] y ha por linderos las dichas tierras un barranco, junto del cual está una palma a mano esquierda, yendo arriba, y más arriba de ella está una sabina, donde está un tagoro, y las tierras es(tán del cabo del) barranco en cuentra de Daute [...].

                19-v-1503 (1978) Datas de Tf i-iv (926-40, p.185): 4 cahíces en las cabezadas de Guillén Castellano, no en el primer camino sino en el otro más arriba, y son entre dos tagoros. 9-iii-1505 (1978) Ibídem (576-43, p.126): Entiéndese que cae la dicha tierra des un tagoro de çafyz de Eneto de ahí para arriba. 1-v-1514 (1978) Ibídem (1178-7, p.221): [...] una fuente que coje agua cuando corre y junto con ella está un tagoro de guanches. 30-vii-1534 (2000) Protocolos de H.González i (749, p.230): Gonzalo Báez de Villarreal, vecino, vende a Juan Alonso Carrasco, regidor de La Palma, vecino de Tenerife, unas tierras en Geneto, en que puede haber 60 fanegas de tierra, con sus cuevas, barranco y fuentes, bajo los linderos siguientes: [...] por la parte de arriba, tierras que fueron de Diego de Ibaute y ahora son de Esteban de Moreras, y dentro de las cuales tierras hay un tagoro de guanches. 3-x-1534 (2000) Protocolos de H.González i (1046, p.321): En el pago y término de Geneto, en unas tierras que pueden tener unas 60 fanegas en sembradura, lindantes [...] por la parte de arriba, con tierras que fueron de Diego de Ibaute y ahora son de Esteban de Moreras, dentro de las cuales hay un altozano donde estaban juntas cierta cantidad de piedras que dicen tagoro, y por la cabezada de arriba viene a salir un girón de las dichas tierras al camino de Candelaria. h1590-1602 (1977) Abreu Galindo Historia (lib. 3º, cap. xiii, p.300): La manera y orden que tenían en juzgar era que el rey se ponía en un llano, donde estaba hecho un asiento, en que estaba puesta una piedra alta cuadrada, y luego a los lados otras piedras más bajas, puestas en orden, donde se sentaba el rey, el día que le parecía, y hacía audiencia; y a este lugar llamaban Tagoror, como «lugar de cabildo» o «audiencia» o «ayuntamiento»; y oía a todos los que venían. 1594 (1980) Espinosa Historia (lib. 1º, cap. 8º, p.41): Cuando alzaban por Rey a alguno, tenían esta costumbre, que cada reino tenía un hueso del más antiguo rey de su linaje envuelto en sus pellejuelos y guardado y convocados los más ancianos al Tagoror, lugar de junta y consulta, después de elegido el rey, dábanle aquel hueso a besar.

                1604 (1996) Viana Antigvedades (i, fol.17): Y juntos en el puesto de consulta,/ Que en su lengua llamauan el Tagoro,/ Sacauan la con suma reuerencia,/ Y luego el nueuo Rey que se juraua/ La besaua, y encima su cabeça./ Poniendola dezia estas razones [...]. Ibídem (i, fol.18): Era el mondado hueso çancarronico/ Del diestro braço, todo guarnecido,/ Y cubierto de pieles gamuçadas,/ Y al Rey se presentaua solamente,/ Quando en consulta en el Tagoro estaua. 2-viii-1614 Viña et ál. Documentación azucarera («Concierto para sacar agua en Punta del Hidalgo (Tenerife)», fol.411v): [...] hasta benir a dar a donde dissen el barranco sseco por donde a de passar la dicha agua hasta dar a la cima del tagoro [...]. 1676 Núñez de la Peña Conqvista (lib. i, cap. v, p.36): Para leuantar à vno por Rey, se juntauan los ancianos, y nobles en vn lugar cerca de el Palacio Real, adonde haziã las consultas y Consejo, à este lugar llamauan Tagoror. Ibídem (lib. i, cap. vi, pp.40-41): El Rey no con menos espanto de lo que oye, que deseò vèr lo que le contauan, y referian, manda juntar à los magnates de su Reyno, sale al Tagoror, que era el lugar donde hazia su consulta, y recibia los pareceres de los de su Concejo; este lugar estaua delante de la puerta de su casa, en alguna llanura, y en circuito de èl à la redonda, puestas à poco trecho vnas piedras en que se assentauan el Rey, y sus vassallos al Sol de Dios, y este Tagoror acostumbrauan todos tener delante de sus casas, mayor, ò menor, segun la calidad, la possibilidad de la persona, donde se juntauan à sus conuersaciones; y era costumbre, que quando algun huesped venia, no entraua en casa, sino sentauase en el Tagoror, sin hablar palabra, y quando alli le vian, salia el Señor de la posada, y entraualo en ella. 1694 (1993) Marín de Cubas Historia (lib. 2º, cap. 18, p.209): Juntábanse á consejo en el campo sentados en piedras puestas en torno sobre montes llanos ó cerros, donde había mucho concurso en pie; los consejeros comúnmente eran doce; otras veces se hacían dentro de una cueva y gente á la puerta, ó en una casa llamada Tagoro ó Cabildo, y á la entrada de su habitación ó patizuelo llaman Tagoro [...].

                primer cuarto s. xviii Relación histórica de las Islas Canarias (p.79): La coronazión era juntándose en un lugar (serca de donde auitaua el Rey) que llamauan el Tagoror [...]. 1724 Feuillée Histoire (fol.17): La ceremonie du Couronement des Roys étoit fort bizarre. Le jour assigné, les grands du Royaume avec tout le peuple s'assembloit dans un endroit tout proche le palais du Roy nommé Tagoror. [(p.556): El ceremonial de coronación de los reyes era muy raro. El día señalado, los grandes del reino con toda su gente se reunían en un lugar próximo al palacio del rey llamado tagoror]. h1770-84 (2007) Quesada Canaria Illustrada (p.299): Coronasion. La usavan los Guanches de Tenerife en sus Reies que en su idioma nombraban Mencei; vos que significa amparo y defensa; para lo que concurrieron todos los de aquel Reino a el Tagaror q[ue] es lo mismo q[ue] lugar publico de Asamblea tomaban los mas nobles una corona de Laurel y palma y flores y se la ponian en la caveza a el nuevo Rey, y dandole por cetro un hueso o caveza del mas antiguo Rey de aquella stirpe que custodiaban con mucho aprecio y decoro, lo tomaba en su mano besaba y ponia sobre su caveza, y en la misma sala de Consexo o Tagaror alzava la vos diciendo Juro por el dia de esta coronacion que sere custodia fiel del Rey y Reino; y besandola antes y despues la tornaban poner sobre la caveza del nuevo coronado. 1772 Viera y Clavijo Historia i (lib. ii, cap. xix, p.184): El Tagóror, o Tribunal de Justicia, donde los Reyes de Tenerife daban audiencia, y pronunciaban los soberanos Decretos contra los reos, era una especie de Plazuela redonda, contigua á sus Palacios, y toda rodeada de asientos de piedras muy lisas. Ibídem (lib. ii, cap. xxiii, p.218): Todos los Reyes, y personas mas distinguidas de Tenerife tenian à la entrada de sus habitaciones cierta plazuela, ò Tagóror, rodeada de grandes asientos de piedra, donde recibian las visitas, daban las audiencias, y celebraban los consejos [...]. 1778 Borda-Pingré-Verdun de la Crenne Voyage (i, cap.v, p.85): Pour le couronnement tous s'assembloient au Tagoror; ce mot signifie lieu d'assemblée publique.

                1803 Bory Essais (cap.ii, p.107): Les tribunaux suprêmes rendaient la justice avec toute la solennité convenable: à Ténériffe, c'était une espèce de cour plénière appelée Tagoror. [(p.70): Los tribunales supremos administraban la justicia con toda la solemnidad conveniente. En Tenerife era una especie de corte plenaria llamada tagoror]. 29-xii-1839 (2005) Álvarez Rixo Obra periodística [«Historia de Canarias. Tamaide», El Conservador, nº 78] (p.167): La subida à este sitio es algo incomoda y dificultosa para personas que ya carezcan de agilidad, pero quizá antiguamente no lo seria tanto; y el contorno produce la yerba singular llamada tabora ó tajora, de donde probablemente se originaría el nombre del Mensey de Taoro que se le diò a todo este valle: Aunque igualmente pudo provenir del Tagoror sitio en el cual se celebraba el consejo. 1842 Berthelot Ethnographie (p.189): De l'ancien langage des habitans de l'Archipel Canarien. Miscellanée. Sabor, le lieu du conseil. [Gran] C[anaria] [Abreu] Gal[indo] Taboror, id. T[enerife] V[ie]r[a] Tagoror. Tahoror. [(p.125): Del antiguo lenguaje de los habitantes del Archipiélago Canario. Miscelánea. Sabor, el lugar del Consejo. [Gran] C[anaria] [Abreu] Gal[indo] Taboror, id. T[enerife] V[ie]r[a] Tagoror. Tahoror]. Ibídem (pp.203-204): Il est, en outre, un certain nombre de mots qui ne varient que par l'orthographe ou la terminaison, et plusieurs autres aussi dont l'analogie est incontestable. [...] Taborno, Tahoro, noms de lieux, Tagoror, le conseil. T[enerife], et Sabor, le conseil. [Gran] C[anaria]. [(p.143): Hay además cierto número de palabras que no varían sino en la ortografía o en la terminación y varias otras cuya analogía es incontestable. [...] Taborno, Tahoro, nombres de lugares, Tagoror, el consejo. T[enerife] y Sabor, el consejo. [Gran] C[anaria]]. Ibídem (p.220): Des rapports entre les dialectes canariens et la langue berbère. [...] Tagoror, place du conseil. T[enerife] Tagarer, place du supplice, en berbère. [(p.152): De las analogías entre los dialectos canarios y la lengua bereber. [...] Tagoror, plaza del consejo. T[enerife]. Tagarer, plaza del suplicio (bereber)]. 1852 Dugour Tf en 1492 (p.183): El Tagóror preparado:/ Y que al momento comience/ El festejo popular. c1865 (1996) Álvarez Rixo Lenguaje antiguos canarios (tlec iii, p.2533): (Algunas dicciones de la lengua guanchinesca), tagoror, consejo o Ayuntamiento: ítem el lugar donde este se reunía. 1880 Pizarroso Vocabulario guanchinesco (p.161): Tagoror, tribunal y plaza del consejo. Equivalencia en árabe: «Mswr». 15-v-1883 Castañeyra Antigüedades (p.171): Así es que se ven, separados por claros, pequeños grupos de recintos circulares medio derruidos, y en el centro de estos grupos se distingue un espacioso Tagóror [...]. 1891 Verneau Cinq années de séjour aux Îles Canaries (p.168): Á une petite distance, dans l'endroit connu sous le nom de Hoya de Corralejo, se voit encore le tagoror, ou lieu de réunion de cette tribu; c'est une enceinte à peu prés circulaire, de 40 mètres de diamètre, entourée d'un petit mur en pierres sèches. Six cabanes, de 2m,50 à 4 mètres de diamètre, destinées, sans doute, aux animaux sacrés, étaient contiguës au tagoror. [(p.142): A una pequeña distancia, en el lugar conocido con el nombre de Hoya de Corralejo, se ve todavía el tagoror, o lugar de reunión de esta tribu. Es un recinto aproximadamente circular, de 40 metros de diámetro, rodeado de un pequeño muro de piedras secas. Seis cabañas, de 2,50 a cuatro metros de diámetro, destinadas sin duda a los animales sagrados, estaban al lado del tagoror]. 1900 (1993) Arribas A través de las Islas Canarias (p.151): [...] en una espaciosa cueva elegida al efecto, ó fuera de ella en el Tagoror, se sentaba el Mencey que se iba á elevar á tal categoría en una ancha y plana piedra cubierta con pieles de cabra, á cuyo alrededor formando anfiteatro y en asientos de lo mismo, iban tomando asiento toda la nobleza del Menceyato y los ancianos plebeyos.

                1901 (1985) Bethencourt Alfonso Respuestas (p.286): Tiene un tubito de ensayo, que coge entre las manos, sentado en su tagoror (así llama su corral) y con la vista fija nos dijo: «¿Cuál es el jerido?». 1912 (1991) Bethencourt Alfonso Historia i (p.253): Vocabulario guanche. Tagoro, Tagoror, Tenerife, Gran Canaria, «Edificio de piedra seca en forma de corral donde se reunía el concejo o Tagoro. Ibídem (p.271): Vocabulario guanche. Tagoro, Tenerife, «El área territorial adscrita al Concejo o Tagoro compuesto de varios auchones». 1929 (1988) Darias Noticias Hi (p.26): Administraban justicia en los tagoros, que es sabido adoptaban una forma circular en su construcción de piedra, tomando en ellos asiento el reyezuelo. 1931 Romero Guadafra (p.69): Señora:/ El pueblo espera,/ sentado en el Taboró. Ibídem (p.80): La escena representa el lugar donde los guanches hacían justicia que se llamaba Taboró. 1940 (1995) Álvarez Cruz Retablo isleño (p.171): «Alar» es lo mismo que corral o «tagoro» de piedra. O redil. a1942 (2001) Crosa Romancero guanche (p.84): Presidiendo su Tagoror/ se hallaba el Mencey Acaymo/ cuando dos guanches pastores/ a su trono se acercaron/ por describirle un suceso/ de lo más extraordinario [...]. 1944 Alonso Rincón (pp.57-58): Por otro lado, don Eugenio dice que el nombre de «tagoro», dado al llano de la señora Afonso, se conservaba hasta los días en que él escribe y aun hoy mismo, los punteros llaman «tagoro» a aquel lugar. El que los historiadores nieguen la existencia de «tagoror» a Zebensui, nos hace pensar en una acepción más amplia del vocablo. 1955 (1995) Álvarez Cruz Retablo isleño (p.230): Las asambleas públicas del pueblo guanche se celebraban en un recinto de forma circular llamado tagoror. [...] Ya estos círculos de piedra ni se llaman tagoror ni sirven para celebrar en ellos asambleas públicas. Son mucho más pequeños y más humildes. Tan humildes, que se han dejado una letra. Esparcidos por los campos [...] sirven para que en ellos se guarezcan los vaquerizos y pastores, que los llaman tagoros. El tagoro campesino es una especie de sombrajo y, más que sombrajo, una defensa contra el viento y la lluvia. Un tagoror venido a menos. Pero de todos modos es una supervivencia del primitivo tagoror. [...] En realidad, el tagoror ya no es tagoror, que es tagoro; pero continúa siendo círculo de piedra. 1958 Loynaz Verano en Tf (pp.280-281): En guerra se batía la isla junto al mar; redoble de tambores traía el viento del confín lejano y emisarios del tagoror caían sobre el valle y arrancaban a los hombres de sus terrones labrantíos, del calor de sus bestias, de los menudos sueños de sus vidas.

¨Esta palabra pertenece al grupo de voces que continúan ligadas a la cultura aborigen y se usan en el español canario para nombrar objetos, costumbres o instituciones propias de los guanches. Fue recogido como vocablo «provincial» por Gaspar y Roig ii (en el «Suplemento» fechado a1855), junto a otros que también compartirían ese carácter de términos históricos, como guaire, guanarteme, mencey o menceyato. No obstante, como se advierte en algunos de los ejemplos (vid. los de 1901 y 1955), tagoror se ha integrado en parte en el léxico canario al pasar a designar también el corral en forma de círculo, precisamente porque este rasgo de circularidad caracterizaba al lugar en donde se reunían los concejos guanches. El decan ii (s.v. tagoro) cita, así mismo, para Tenerife, la acepción actual de «Pared semicircular de piedra que sirve como resguardo, especialmente a los pastores». Sobre las diferencias de escritura de la palabra, Álvarez Delgado Miscelánea (p.37) cree que «La grafía tagóror es la usual entre los escritores, y como presenta lo que en Crítica textual se denomina "lectio difficilior" es mucho más segura que la de Tagoro, y hay que admitir aquella como la propiamente guanchinesa». Abercromby (p.45) clasifica tagoror en «El elemento beréber en canario». Vid. también el amplio comentario de Wölfel (pp.550-551).

 

Diccionario Histórico del Español de Canarias © Todos los derechos reservados

ISBN 978-84-88366-95-5 (o.c.)978-84-88366-93-1 (v.1) 978-84-88366-94-8 (v.2)

Tesoro de los diccionarios históricos de la lengua española 2021
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con el apoyo de Inditex

Sobre el TDHLE

Rueda de palabras

cerrar

Buscador general de la RAE

cerrar

Diccionarios

Dudas rápidas