Real Academia Española

   

Carmen Iglesias, en las Jornadas de la Constitución Española de 1978

La académica Carmen Iglesias diserta sobre la Constitución española de 1978.

La académica Carmen Iglesias diserta sobre la Constitución española de 1978.

16.3.2019

Carmen Iglesias, en las Jornadas de la Constitución Española de 1978

La académica de la Real Academia Española (RAE) y directora de la Real Academia de la Historia (RAH), Carmen Iglesias, ha participado esta mañana en la sesión de clausura de las «Jornadas de Balance y Perspectivas de la Constitución Española», organizadas por la Fundación Sistema en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La mesa redonda, moderada por el político Rafael Simancas, ha contado a su vez con Félix Bolaños, secretario general de la presidencia del Gobierno de España; M.ª Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado; Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, y M. ª Emilia Casas, presidenta emérita del Tribunal Constitucional.

En su intervención, Carmen Iglesias ha afirmado que «todas las sociedades en todas las épocas piensan que lo que está pasando en su presente es lo peor». Sobre este pensamiento, la académica ha expresado su vertiente positiva: «Siempre hay un desencuentro generacional que es indispensable y que revive fuerzas y futuros en los que debemos entrar».

La directora de la RAH ha valorado, además, el trabajo llevado a cabo por los redactores de la Constitución Española, «las crisis son absolutamente continuas y nada es perfecto, creo que los padres constituyentes hicieron una labor gigantesca y magnífica».

«Hay siempre una tensión entre lo político y lo jurídico, eso es obvio, y la propia Constitución es diferente cuando habla de derechos individuales, que son intocables, y los derechos sociales, que son orientativos, son valores éticos que orientan hacia dónde se debe desarrollar el país», ha diferenciado la historiadora.

En cuestiones de acción política, Carmen Iglesias se ha referido a la marginación de la enseñanza durante estos últimos años. «La educación se ha dejado con una fragilidad tremenda, con una falta de valores y con una necesidad en enseñar el esfuerzo. Ha habido una dejación en ese factor importante y quería señalarlo como uno de los puntos en los que en el futuro habrá que acercarse».

Por último, la historiadora ha terminado dando su punto de vista como experta a la hora de impulsar una reforma del texto constitucional. «Me inclino como historiadora a apoyar el valor de la Constitución Española, en que se necesita una adaptación, pero una adaptación muy medida», ha concluido en el cierre de las jornadas.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda