Real Academia Española

   

La tradición y la creatividad: lecciones cervantinas

Los reyes de España antes del inicio de la sesión plenaria.

Los reyes de España antes del inicio de la sesión plenaria.

Jean-Marie Le Clézio durante su intervención

Jean-Marie Le Clézio durante su intervención

La académica Aurora Egido en el VII CILE.

La académica Aurora Egido en el VII CILE.

15.3.2016
VII Congreso Internacional de la Lengua Española

La tradición y la creatividad: lecciones cervantinas

A pocas horas de la inauguración oficial del VII Congreso Internacional de la Lengua Española comenzaba, con la presencia de los reyes de España, la primera sesión plenaria dedicada a «La tradición y creatividad: lecciones cervantinas». El premio nobel de literatura Jean-Marie Le Clézio ha sido el encargado de la ponencia general.

 



El director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, José Luis Vega, ha presentado la sesión, en la que han intervenido Aurora Egido, académica de la RAE y moderadora de la mesa; Juan Antonio Frago, catedrático emérito de Historia de la Lengua Española de la Universidad de Zaragoza; James Iffland, profesor de Lengua Española de la Universidad de Boston; Lía Schwartz, hispanista argentina, y Antonio Skármeta, escritor chileno.

Don Felipe y doña Letizia, acompañados del ministro de Educación en funciones, Íñigo Mendéz de Vigo, han asistido a esta mesa redonda.


EL QUIJOTE BAJO EL TRÓPICO

«El Quijote bajo El trópico» ha sido el título de la conferencia dictada por el premio nobel de literatura Jean-Marie Le Clézio, quien ha contado cómo se produjo su primer contacto con la obra de Cervantes: «Fue gracias a la biblioteca de mi bisabuelo paterno, quien fue juez de la Corte Suprema de la Isla Mauricio. Este libro era una traducción al francés de Louis Viardot (1845), un solo tomo magnifico de 884 páginas, […] que desde el principio me gustó por el olor ácido del papel y los dibujos a la pluma, muy finos».

Según Jean-Marie Le Clézio, cuando era niño imaginaba que el Quijote «había sido compuesto para mí solo, en mi idioma y que trataba de una realidad inmediata, actual, sin distancia histórica». «Era un libro total, abarcaba la totalidad de la vida y me hacía buscar la confirmación de la realidad», ha recordado a la vez que mencionaba también al Lazarillo de Tormes.

En busca de similitudes entre su isla tropical de la infancia, bajo el régimen británico y la Castilla del siglo xvii, Le Clézio ha señalado que «quizá nos encontrábamos con el mismo amontonamiento popular, los mismos tipos humanos, las mismas astucias de la gente común y la fatuidad de los “hijos de algo”, a veces sin dinero y dispuestos a enardecerse por cualquier causa perdida; siempre en busca de una aventura amorosa para olvidar su propia mediocridad y la vergüenza de la derrota militar de sus padres vencidos por la Marina británica».


LA ACTUALIDAD DEL QUIJOTE

En opinión de Jean-Marie Le Clézio, «pocos libros tienen el poder de ser abiertos y leídos a cada instante, en cada lugar». «Política, filosofía y lenguaje son semejantes entre épocas —continuó el premio nobel—, el tiempo donde nace el Quijote es una época dolorida por guerras, pobreza e injusticias». «Estamos embarcados en el mismo mundo que hace cuatrocientos años. Como Cervantes, podemos reírnos de las declaraciones solemnes y de los discursos hipócritas de los políticos y de la vanidad de nuestros pretenciosos pensadores».

Para Le Clézio, «la juventud del Quijote nos la transmitió Cervantes en su idioma y durará más allá de nuestra edad difícil».


LA FUERZA DEL INGENIO 

A continuación, la académica y catedrática de Literatura Aurora Egido ha hablado sobre «La fuerza del ingenio y las lecciones cervantinas»«El Quijote supuso la culminación que el ingenio había experimentado en los tratados y las preceptivas del Siglo de Oro […] en la pragmática narrativa que asumía el ejercicio del ingenio por parte de su protagonista en el diario vivir». Según la profesora Egido, «don Quijote representaba en carne viva aquel ingenium excellens cum mania del que hablaba Platón».

A juicio de Aurora Egido, «Cervantes mostró que la literatura, en sus distintos géneros, debía caracterizarse por la mezcla de asuntos y estilos, siguiendo el principio de variedad que también afectaba a la de los ingenios». «Asentó la primacía del ingenio, haciendo que su personaje se convirtiera en su mayor exponente, pero también mostrando los riesgos que conllevaba».

Aurora Egido subrayó en su intervención que Cervantes «fue un maestro sin púlpito ni aula, que enseñó desenseñando, creó nuevos personajes y situaciones, mezcló discretamente asuntos, géneros y estilos, rompió sin violencia las estrecheces del decoro y abrió caminos con la invención de la novela moderna».

Más información


«El Quijote bajo el Trópico» [PDF]. Ponencia de Jean-Marie Le Clézio, 15 de marzo de 2016.

«La fuerza del ingenio y las lecciones cervantinas» [PDF]. Ponencia de Aurora Egido, 15 de marzo de 2016.

«Las "lecciones cervantinas" de un Nobel francés». Instituto Cervantes, 15 de marzo de 2016.

___

«Cervantes es la estrella»El País, 16 de marzo de 2016.

«Le Clézio y el "Quijote": La Mancha llega hasta el mar»El Mundo, 16 de marzo de 2016.

«Le Clézio reivindica la literatura como una alarma para "despertarnos"». Agencia EFE, 15 de marzo de 2016.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda