Real Academia Española

   

José Antonio Pascual: «El "Quijote" es un canto a la libertad»

Pascual ha hablado sobre «El Quijote o la libertad del lector». Foto: Henar Sastre, «El Norte de Castilla».

José Antonio Pascual en el Museo Casa de Cervantes de Valladolid.

Pascual junto al periodista y escritor Agustín García Simón. Foto: Henar Sastre, «El Norte de Castilla».

Pascual junto al periodista y escritor Agustín García Simón. Foto: Henar Sastre.

10.2.2016

José Antonio Pascual: «El "Quijote" es un canto a la libertad»

• Conferencia en Valladolid sobre las distintas lecturas de la obra cervantina

El académico José Antonio Pascual, director del Nuevo diccionario histórico del español, ha hablado hoy, 9 de febrero, sobre «El Quijote o la libertad del lector» en el Museo Casa de Cervantes de Valladolid.

La conferencia, celebrada en la biblioteca del museo, ha cerrado el ciclo Cervantes, el océano de la literatura, una de las actividades con las que esta entidad conmemora el 400.º aniversario de la muerte del escritor.


DISTINTAS LECTURAS

El profesor Pascual ha comenzado revisando algunas lecturas clásicas de la obra: «De las diferentes maneras como se ha leído el Quijote en estos tres siglos que nos separan de su publicación —ha señalado—, parece haberse abandonado en la actualidad la surgida en el Romanticismo alemán, que convertía a los españoles en unos seres cuyo modo de ser correspondía al que se aprecia en los personajes quijotescos».

«Hoy, —ha continuado el profesor Pascual— los españoles somos más conscientes de que nuestra manera de insertarnos en la historia o, por decirlo de una forma más simple, de vivir, no está fundada en poseer una especie de genes históricos que Miguel de Cervantes hubiera descubierto mientras escribía un breviario filosófico presentado en forma de novela, sino que responde, precisamente, a una idea claramente expresada en el Quijote, cuando el caballero le dice a Sancho, al salir de Barcelona, que "cada uno es artífice de su ventura", apropiándose de algo que mucho tiempo antes la Bella Agnés le había expuesto a Tirante el Blanco: "La ventura cada uno se la procura". De nuestra ventura somos nosotros mismos, en gran medida, los artífices, como lo somos igualmente de nuestras desventuras». 

A juicio de José Antonio Pascual, aun «a sabiendas de que una obra no tiene una única lectura, una de las posibilidades de interpretarla es como una muestra de la dificultad» existente para entender «un mundo cambiante, inseguro, en el que la que parece una búsqueda de la verdad es muchas veces un mero disfraz del mantenimiento del dogma. La ironía es uno de los caminos que sigue el escritor para que no nos fiemos de aquello que se nos trata de imponer ni nos echemos en manos de cualquier tipo de conformismo. Lo que importa es nuestro derecho a ver las cosas de otro modo, a distanciarnos de ellas para construir una realidad inventada en un mundo en que existe esa felicidad clandestina de la literatura; ese mundo que algunos absurdamente piensan que ha de competir con el de la ciencia, sin darse cuenta de que es complementario con ella», ha señalado el académico.


REFERENTE CULTURAL

En su disertación, José Antonio Pascual ha recordado que «incluso quienes no han leído el Quijote cuentan con él como referente cultural. Condición que comparte con unas cuantas obras de la literatura, como es el caso de aquellas que han dado lugar a expresiones como "un espectáculo dantesco" o una "situación kafkiana", que muchas personas entienden, aunque no conozcan más que de oídas la existencia de la Divina Commedia o de El Castillo, como saben dar igualmente con el sentido que tiene una barrabasada, aunque no hayan oído hablar del Nuevo Testamento. El Quijote se ha colado, hace ya tiempo, por esa realidad particular que emana de lo literario». «¿No es esta una buena razón para dejar de conocerlo de oídas y disfrutar, al menos, con la lectura de sus más conocidas aventuras?», se ha preguntado.

«Que Cervantes nos abrió unos cuantos caminos en este universo de la libertad resulta evidente», ha subrayado en las conclusiones de su conferencia José Antonio Pascual. «Algo se debe a Miguel de Cervantes cuando hoy nadie en su sano juicio puede plantearse la oportunidad de desterrar la ficción de las novelas ni prescindir de ellas para formar a las personas. Hoy, en la seducción que sobre nuestro mundo ejerce lo audiovisual, máxime cuando ha de responder a unos patrones marcados por el mercado de los intereses económicos de un universo que excede con mucho los límites del que consideramos nuestro, un libro como El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha tiene la mejor condición que podamos atribuir a cualquier libro: ser un canto a la libertad», ha señalado para terminar.

Más información


«Los españoles no somos como don Quijote ni como Sancho»El Norte de Castilla, 11 de febrero de 2016.

Con el patrocinio de

Diccionarios

UNIDRAE
Envíe las propuestas relacionadas con el Diccionario de la lengua española a la Unidad Interactiva.
Con el patrocinio de

Tuits de @RAEinforma

Formulario de búsqueda